20 de abril: la lluvia de anoche… ¡mi mejor aliada!

Alex

Historia de Guatemala… para niños

madremt21_400x400
La madre Aycinena… ¡otra vez!

¡Creo que mis oraciones y candelitas nos ayudaron!!  ¡Ayer en la noche cayeron unos aguaceros que dejaron la cancha hecha un charco de lodo, de esos que no se vé el lodo, pero cuando ponés el pié tenes que ir equilibrando cada músculo de tu cuerpo para no caerte! ¡Así que hubo partido resbaloso! Esos son los mejores partidos, porque allí es cuando se mira quién es realmente bueno. La directora ya lo quería cambiar de fecha, pero como ya estabamos todos listos para el pitazo, la convencimos de dejarnos jugar. Claro que despues se arrepintió porque dejamos todo el colegio inundado de lodo.   ¡Lo importante es que ganamos 2-1! ¿Te imaginas la alegría de la Isabel? Es que si yo te explicara… ¡ella no es una niña normal! Pues, deja que te explique. Es que todas las niñas siempre le huyen a la suciedad, pero a la Isabel no le importa el lodo! Ella cuando tiene que expresar su felicidad, hasta más bonitas le salen las paradillas. Y como ella contagia su felicidad, ¡las demás porristas parecía que tenían guantes de chocolate con grama, claro! Digo sólo las demás, porque a la Isabel no le importaba resbalarse; entonces su uniforme quedó casi igual de sucio que el de nosotros.

¡Hubieras visto a mi mama cuando vió mi uniforme! ¿Vos conocés a Pikachu? (Si no lo conoces dejame que te explique, él es asi bien «cute» cuando está feliz, pero cuando tiene que pelear contra sus enemigos saca toda su fuerza interna de bravura incontrolada) ¡Pues mi mamá era todo un Pikachu peleando contra otro Pokemón, al ver como había quedado el uniforme…!

  • Mi mama: ¡Alex…!! ¿Vos creés que regalan el uniforme? ¿O que regalan el jabón? ¡Yo no entiendo por qué se tienen que tirar todos por la pelota!
  • Yo (bien quedito): ahorita me voy a bañar…
  • Mi mama: ¡El baño es lo de menos! ¿Quién le va a quitar ese lodo al uniforme????
  • Yo (más quedito): ¿lo dejo en remojo?
  • Mi mama: ¡Nada de remojo…! ¡Bien lavado lo quiero!!!!
  • Yo: Muy bien mamá…. (En esos momentos ya ni alegar es bueno, ya suficiente lodo tenía en todo el cuerpo!)

Y allí me tenías, ¡lavando mi uniforme!  No sabía si bañarme primero o lavar el uniforme primero, asi que lo más facil fué agarrar el guacal de la pila y bañarme y lavar el uniforme. Aunque no estoy seguro si a mi mamá le pareció la idea, pero yo solo la miraba que cambiaba de colores y mi papá le decía «dejaaalo… Recordate de tu respiración conciente…» Yo estaba en calidad de Quick pero entre regaños y reclamos de mi mamá ya dejé el uniforme secándose en el jardín.  Después ya bien bañadito mi mamá dijo que tenía que ir a darle las gracias a la beata Aycinena por haber ganado el partido. En el camino le pregunté a mi papá qué había pasado con la monjita:

  • Yo:  Papá… ¿qué pasó con la beata María Teresa? ¿por qué todavía no es Santa?
  • Mi papá: es que a ella y a su familia los desterraron de Guate cabal el 20 de abril de 1829… O sea que les…
  • Yo: ¿ah, sí??????  ¡Pero si ella era una monja…! ¡Y bien santa, encima!
  • Mi papá: pues sí, pero don Francisco Morazán los sacó más corriendo que andando.
  • Yo (poniéndome bravo con don Morazán):  ¿y con qué derecho los sacó ese señor?
  • Mi papá: con el derecho de que acababa de ganarle la guerra a don Mariano de Aycinena, que era hermano de la madre María Teresa, y era el gobernador de Guatemala…

Después de la rezada de ley y de su buen número de candelitas para la monjita, me puse a pensar que qué mala onda eso de que le ganen a uno y que encima le quiten todo lo que tiene…

¡Hasta la próxima!