Menú Cerrar

25 de junio de 2016: Día del Maestro

Alex

Hoy en la Historia de Guatemala… para niños

¡Feliz día del maestro a todos y todas las maestras, en especial a mi tía Paola (la mamá de la Agnes), a mis maestras, a las amigas de mi mamá que son maestras (que si no después dicen que no me acuerdo de ellas y ya me dijeron que cuando haga un libro no me vaya a olvidar que son como mis tías)!!!  ¡Ah! Pero a lo que iba… Mi mamá también se dió cuenta que era el día del Maestro porque en el Facebook todos se estaban felicitando y como cosa muuuy rara le preguntó a mi papá:

  • Mi mamá (a mi papá): corazón, tu que todo lo sabés, ¿por qué es que celebran hoy el «Día del Maestro»?
  • Mi papá: ¿ y esos milagros preguntando de historia?
  • Mi mamá: ¡Curiosidad! Si todos en el Facebook estan deseando «Feliz día del maestro» por lo menos asi sé de dónde lo sacaron…

Así es mi mamá; hay veces que no se entera que es historia. Y como yo no soy shute, sólo me gusta estar informado también, le fui a preguntar a mi papá:

  • Yo: Papá, de verdad, nunca me has contado nada de la celebración del «Día del Maestro».
  • Mi papá: es que es una historia bien triste.
  • Yo: No importa.  ¡Ahora ya me dejaste con la curiosidad!
  • Mi papá: Bueno.  Mirá.  Resulta que en 1944, la gente ya estaba que no aguantaba al presidente…
  • Yo: ¿también? ¡Si aquí en Guatemala parece que siempre estamos que ya no aguantamos al presidente!
  • Mi papá: algo hay de eso… Pero en ese entonces a los maestros les estaban pagando una tortilla con sal… Bueno, yo creo que en eso no hemos cambiado mucho.
  • Yo (asombrado): ¿a los maestros les pagaban con tortillas con sal????
  • Mi papá (suspirando): No…   ¡Es un decir!
  • Yo:  ¡Ahhhh, bueeeeno!  ¿Y qué quiere decir eso?
  • Mi papá (armándose de paciencia): Eso quiere decir que les pagaban bien poquito.  Apenas para poder comer.
  • Yo:  ¡Ahhhh!  Ahora sí ya entendí.  ¿Y qué hicieron?
  • Mi papá: Ganaban bien poquito, y querían ganar más porque sentían que ya no les alcanzaba para nada.
  • Yo: aja…
  • Mi papá: y a los estudiantes universitarios, que en ese tiempo eran bien poquitos, no como ahora que hay cientos de miles, no les gustó los directores que les nombraron.
  • Yo: ajá…
  • Mi papá: entonces empezaron a protestar.  ¡Pero no vayás a creer que antes era como ahora que cualquiera hace su protesta , bloqueando calles y quemando llantas!  ¡Nooooo!  En tiempos de Ubico hacías algo así y te llevaban derechito a la Penitenciaría Central.
  • Yo: Ajá…
  • Mi mamá (interrumpiendo a mi papá): ¡Ya dejá de estarle metiendo miedo al Alex!!!  ¡Después no duerme por tu culpa!
  • Mi papá: bueno, está bien.  Total que en la protesta del 25 de junio de 1944 la policía atacó a la gente, y en una de esas, mataron a la profesora María Chinchilla de un balazo.  Por eso se celebra el 25 de junio el «Día del Maestro» acá en Guatemala.

Mi mamá tuvo razón de interrumpir a mi papá esta vez… (Bueno… Ella siempre tiene razón, ¡es algo difícil de negar!)  ¡Es una historia muy triste! Y de imaginármela, me dió miedo… Y como pienso en voz alta, mi mamá se dió cuenta y le dijo a mi papá que ahora le tocaba dormirse conmigo.

  • Mi papá: ¡No sé qué es peor, que el Alex se duerma solo y con miedo o que se despierte cada cinco minutos porque diz que mis ronquidos lo despiertan del susto!  ¡Me despierta y me dice que me calle!!!
  • Mi mamá (riéndose):  ¡Y como es imposible que no ronqués, termina durmiendo conmigo y vos tenés que pasar la noche en su camita!
  • Mi papá: ¡cabal! Y al otro día me levanto adolorido, desvelado y torcido porque esa su cama es muy chiquita!

Air France