15 de marzo de 1907: muere asesinado en la Ciudad de México el ex-presidente Manuel Lisandro Barillas

 

Palacio_de_la_Capitania_General_de_Guatemala[1]
Palacio de los Capitanes Generales en 1890, tras su restauración parcial ordenada por Barillas. Imagen tomada de Wikimedia Commons.
El general Manuel Lisandro Barillas Bercián, quien gobernó a Guatemala entre 1885 y 1892, es uno de los presidentes menos recordados en Guatemala.  La principal razón para ello fue su enemistad y rivalidad con el licenciado Manuel Estrada Cabrera, quien gobernó al país entre 1898 y 1920 y cuyos colaboradores se encargaron de borrar a Barillas de los libros de historia.

El gobierno de Barillas fue de un liberalismo radical, al punto que expulsó al arzobispo de Guatemala, Ricardo Casanova y Estrada, cuando tradujo bulas papales y las distribuyó en el país.  En cuanto a insfraestructura, ordenó la remodelació del “Teatro Nacional” (antiguamente “Teatro Carrera”) y la reconstrucción del Palacio de los Capitanes Generales de la Antigua Guatemala.

Durante su gobierno recibió personalmente al poeta nicaragüense Rubén Darío, quien llegó como exiliado desde El Salvador, tras la revolución de los Ezeta en ese país.  Y también declaró la guerra al gobierno salvadoreño tras dicho golpe de Estado, aunque esta nunca se materializó y fue llamada en broma como “la Guerra del Totoposte”.

Fue el único presidente liberal que entregó el poder a un sucesor electo por los ciudadanos;  todos los otros murieron, fueron asesinados o fueron derrocados por revoluciones o golpes de estado.

Cuando Estrada Cabrera llegó al poder, Barillas le fue leal al principio, pero luego salió al exilio e intentó dirigir revoluciones contra el presidente guatemalteco desde México y El Salvador, pero sin éxito.  Cansado de esas escaramuzas, Estrada Cabrera envoi a dos sicarios a la ciudad de México, quienes asesinaron a Barillas el 15 de marzo de 1907.

Desde entonces, la calle en donde ocurrió el crimen se llama “calle Guatemala”.

BIBLIOGRAFIA