Menú Cerrar

30 de marzo de 1963: golpe de estado contra Ydígoras

El presidente de Guatemala, general Miguel Ydígoras Fuentes es derrocado por su ministro de la Defensa, coronel Enrique Peralta Azurdia.

Palacio Nacional de Guatemala en la década de 1960, visto desde el tradicional peladero del Parque Centenario. En el recuadro: el presidente de Guatemala, general e ingeniero Miguel Ydígoras Fuentes.
Palacio Nacional de Guatemala en la década de 1960, visto desde el tradicional «peladero» del Parque Centenario. En el recuadro: el presidente de Guatemala, general e ingeniero Miguel Ydígoras Fuentes. Imágenes tomadas de Wikimedia Commons.

Protestas estudiantiles de 1962 y elecciones de 1963:

Véase también: Miguel Ydígoras Fuentes, Juan José Arévalo

Estando el gobierno del general Miguel Ydígoras Fuentes en la cuerda floja tras la fuertes protestas civiles y estudiantiles de 1962, el presidente autorizó que el expresidente socialista Juan José Arévalo, líder alrededor de quien se unificaba toda la izquierda, regresara al país y fuera candidato para las elecciones de 1963. La cúpula del Ejército de Guatemala y las élites de la sociedad se opusieron rotundamente, temiendo la posibilidad de que se hubiera un resurgimiento de los gobiernos socialistas de la década de 1944-54, pero a finales de marzo, los rumores de que Arévalo ingresaría al país arreciaron y el 29 de ese mes todos los periódicos del país dieron la noticia en sus portadas de que el ex-presidente estaba en Guatemala.1

El Golpe de Estado:

Véase también: Enrique Peralta Azurdia

Desde hacía un tiempo, el presidente guatemalteco había dejado la Casa Presidencial que se encuentra a un lado del Palacio Nacional, y se había mudado a la Casa Crema, en la Avenida de La Reforma, muy cerca de las instalaciones de la Escuela Politécnica, que entonces funcionaba en el Antiguo Cuartel de Artillería. Así, Ydígoras Fuentes citó para la tarde del sábado 30 de marzo al pleno del gabinete de gobierno en la Casa Crema para una reunión de emergencia, a la cual invitó también al presidente del Congreso, Manuel Orellana Portilla, y a tres de los candidatos a la presidencia: Roberto Alejos, del partido Redención, el coronel José Luis Cruz Salazar del MDN y el coronel Luis Urrutia, del Movimiento de Liberación Nacional (MLN). En la junta trataron el problema que planteaba la presencia de Arévalo en el país, pero Ydígoras estaban en clara desventaja pues todos sus ministro, exceptuando al de Relaciones Exteriores, eran militares de alta graduación más allegados al coronel Enrique Peralta Azurdia, ministro de la Defensa, que al propio presidente de la República. Aquella reunión sería el último acto oficial de Ydígoras Fuentes, ya que la misma terminó sin llegar una solución a las 6:30 de la tarde, y apenas unas horas después se iniciaron los movimientos militares para derrocarlo. Aparentemente, Ydígoras Fuentes sabía que un golpe se preparaba, pues tres días antes había enviado a México a sus hijos y sus familias.2

Esa misma noche, el golpe militar se inició con los siguientes hechos que se realizaron en forma simultánea:

  1. Capturaron inmeditamente a varios dirigentes y partidarios del Dr. Arévalo.
  2. Atacaron con granadas de mano y tiros de grueso calibre la sede del partido que iba a apoyara la candidatura arevalista.
  3. Tomaron las oficinas y estudios de la Radio Nuevo Mundo, también arevalista.
  4. Tomaron las instalaciones del Congreso de la República.
  5. Allanaron la casa del candidato oficial, Roberto Alejos, en donde habrían encontrado un fuerte arsenal.
  6. Tropas de la Brigada Mariscal Zavala tomaron las instalaciones de la Guardia de Hacienda en la zona 6 de la Ciudad de Guatemala, del Palacio Nacional y las instalaciones de la Guardia Presidencia, ubicadas en el Palacio.3

A eso de las 10:30 de la noche tres coroneles se presentaron a la Casa Crema a informarle al presidente que el Ejército había tomado el poder y a pedirle que renunciara y que se asilara en alguna embajada; aquellos oficiales tenían un plazo de 15 minutos para cumplir su comisión, pues ya la residencia estaba rodeada de tropas de la Guardia de Honor y varias tanquetas se acercaban ya a la puerta. Los oficiales acusaron a Ydígoras de no haberles ordenado capturar a Arévalo cuando éste ingresó al país y pusieron esa excusa para pedirle la renuncia.3

Ydígoras no quiso renunciar inicialmente e incluso amenazó con suicidarse y hasta llamó a varios cuarteles para averiguar bien que estaba pasando, pero al final cedió cuando las tropas que rodeaban la casa ya solamente le dieron dos minutos para tomar una decisión. El resto de la ciudad al parecer no se enteró de los hechos, pues había toque de queda a partir de la 8 de la noche desde hacía un tiempo, y lo único que se escuchó fue el ametrallamiento de una vitrina cerca del Palacio Nacional, que era la señal convenida para avisar que todo había terminado.4

Exilio de Ydígoras Fuentes y de Arévalo:

Ydígoras se dirigió a las instalaciones de la Fuerza Aérea, mientras el nuevo gobierno militar encontraba una embajada que le quisiera dar asilo. El hermano del Ministro de la Defensa, el abogado Arturo Peralta, quien era informante de la Embajada de los Estados Unidos, quiso saber si ese país aceptaría al ahora ex-presidente, pero el embajador les dió largas dada la difícil y teatral personalidad de Ydígoras Fuentes.5 Al final, Ydígoras Fuentes y su esposa fueron llevados al Gran Hotel de Managua, en Nicaragua en donde dió una conferencia de prensa el 3 de abril en la que pidió que todos los países reconocieran lo más pronto posible el nuevo gobierno de Guatemala para evitar un «contragolpe comunista«, y que «el desasosiego en Guatemala tenía dos motivos fundamentales: el déficit fiscal y la noticia de la llegada del profesor Juan José Arévalo, ex presidente de Guatemala e introductor del comunismo en nuestro país y puede decirse que en Centroamérica«.6

Por su parte, Arévalo salió de Guatemala cruzando con México el 31 de marzo y llegó a Tapachula en donde declaró que «estaba comprobado el masivo apoyo popular del que gozaba, pero que al mismo tiempo, las minorías reaccionarios disponían de enormes recursos para anular esa popularidad y que el calificativo de comunista era utilizado por las élites para descalificar a las fuerzas progresistas y que si él continuaba dirigiendo dichas fuerzas, el pueblo jamás alcanzaría a llegar al poder«.7

Comunicado de las Fuerzas Armadas:

El coronel Peralta Azurdia y el Ejército de Guatemala emitieron el siguiente comunicado:8

Constitúyese el nuevo gobierno de la República a cargo del Ejército Nacional

El Ejército de Guatemala,

Considerando: que la República se halla al borde de un conflicto interno, como resultado de la subversión permanente que han propiciado sectores procomunistas; y que la infiltración comunista se ha venido acentuando en forma alarmante cada día más mediante la tolerancia y complacencia del Gobierno para con sus líderes y máximos dirigentes, a quienes se apronta ya a entregar el mando de la Nación, retornándose así regímenes antidemocráticos, que fueron expulsados mediante cruentos sacrificios del pueblo de Guatemala;Nota a

Que las soluciones de tipo democrático a los problemas del país han sido obstaculizados por elementos interesados en propiciar un cambio del actual sistema político que garantiza las libertades básicas de los ciudadanos;Nota b

Que las Fuerzas Armadas están instituidas precisamente para garantizar a todos los habitantes de la República el mantenimiento del orden y de la tranquilitad y el libre ejercicio de sus derechos; por lo cual no pueden permanecer inactivas en circunstancias en que peligra la estabilidad social y política del país, por lo que deben tomar las medidas preventivas que conduzcan al restablecimiento de la seguridad y la libertad como valores fundamentales de nuestro sistema institucional;

Que por la situación caótica a que ha llegado el país, es imposible resolver sus graves problemas dentro del margen constitucional, ya que los comunistas, aprovechándose de la amplia libertad que concede la Constitución vigente, se han infiltrado en el Gobierno y en los diferentes partidos políticos, propiciando el fraccionamiento de las fuerzas democráticas al mismo tiempo que unifican sus propios recursos, lo que daría por lógico resultado que ellos se apoderen del Gobierno dentro de una aparente legalidad, para luego implantar un régimen comunista, tal como lo enseña la práctica que han usado en otras países y han intentado en el nuestro,

Por tanto, resuelve:

    1. El Ejército, conservando su jerarquía militar, asume el Gobierno de la República.
    2. El Ministro de la Defensa Nacional, coronel Enrique Peralta Azurdia, como el más alto Jefe del Ejército, ejercerá las funciones ejecutivas y legislativas.
    3. Se suspende la vigencia de la Constitución de la República por el tiempo que sea necesario y hasta que se logre restablecer el orden y la tranquilidad en el país.Nota c
    4. Oportunamente se emitirá una Carta Provisional de Gobierno, para garantizar los derechos esenciales de los ciudadanos.
    5. El Jefe del Ejército gobernará por medio de Decretos-Leyes, quedando disuelto el Congreso Nacional.
    6. Los funcionarios y empleados de la Administración Pública y los tribunales y juzgados de la República actuarán de acuerdo con la legislación ordinaria del país.
    7. El nuevo gobierno respetará los compromisos internacionales vigentes y queda comprometido solemnemente a evitar el establecimiento de un régimen comunista en el país.
    8. Para facilitar la vuelta a la normalidad, se suspenden las actividades de los partidos políticos.
    9. Se hace un llamamiento a todos los guatemaltecos, para que presten su decidida colaboración para lograr el establecimiento de un sistema de Gobierno basado en los principios verdaderamente democráticos y la erradicación del comunismo en Guatemala.

Dado en el Cuartel General del Ejército, a los 31 días del mes de marzo de 1963.

(f.) El Coronel de Infantería, Ministro de la Defensa Nacional, Enrique Peralta Azurdia

(f.) El Coronel de F.A.P.A. Jefe del Estado Mayor del Ejército, Miguel Angel Ponciano Samayoa

(f.) El Coronel de Infantería, subsecretario de la Defensa Nacional, Ernesto Molina Arreaga

(f.) El Coronel de Infantería, Comandante del Cuartel General de la Zona Militar «General J. Rufino Barrios«, Rafael Arreaga Bosque

(f.) El Coronel de Artillería, DEM, Comandante de la Zona Militar «General Luis García de León», Enrique Sosa Avila

(f.) El Coronel de Artillería, DEM, Comandante de la Zona Militar «Capitán General Rafael Carrera«, Salomón Villegas

(f.) El Coronel de Infantería, Comandante de la Zona Militar «General Aguilar Santa María», Augusto Conde

(f.) El Coronel de Artillería, Comandante de la Zona Militar «General Manuel Lisandro Barillas«, Armando Azurdia Pérez

(f.) El Coronel de Infantería, Comandante de la Zona Militar «Mariscal Gregorio Solares» Alfredo Lemus Amador

(f.) El Coronel de Artillería, Comandante de la Marina de la Defensa Nacional, Manuel Francisco Sosa Avila

(f.) El Coronel de Artillería, DEM, Comandante de la Base Militar de Puerto Barrios, Manuel de J. Pérez

(f.) El Coronel de Infantería, Comandante de la Base Militar del Puerto de San José, Roberto García Villanueva

(f.) El Coronel de Artillería, DEM, Comandante de la Brigada «Guardia de Honor», Oliverio Cahueque M.

(f.) El Coronel de Infantería, Comandante de la Brigada Mariscal Zavala, Miguel Mariano Nájera

(f.) El Coronel de F.A.P.A., Comandante de la Fuerza Aérea de Guatemala, Manuel Octavio Zea Carrascosa

(f.) El Coronel de Infantería, Comandante del Agrupamiento Táctico de la F.A.G., Francisco ReyesNota d

Publíquese y cúmplase.

(f.) Enrique Peralta Azurdia, Jefe del Gobierno de la República

(f.) El Secretario General del Gobierno, Carlos Rodil Machado.8

Se inician los regímenes militares apoyados por EEUU:

Véase también:  Gobiernos militares

Así pues, se implementó una férrea dictadura militar que se enfocó en el combate directo contra la guerrilla que se había establecido en el oriente del país y las organizaciones izquierdistas que se habían formado. Tampoco permitió las manifestaciones, militarizó los institutos de segunda enseñanza e incluso prohibió que se realizara el tradicional desfile bufo de la Huelga de Dolores el cual volvió a salir hasta el gobierno del licenciado Julio César Méndez Montenegro en 1966.


Notas:

  • a: se refieren aquí a los gobiernos del Dr. Juan José Arévalo y del coronel Jacobo Arbenz. Los «cruentos sacrificios» no fueron tales, ya que el gobierno de Arbenz fue depuesto por el Departamento de Estado del gobierno de Dwight Eisenhower, con la ayuda de la Operación PBSUCCESS de la CIA estadounidense que utilizó al Movimiento de Liberación Nacional como pantalla.9
  • b. El sistema político guatemalteco solamente ha garantizado las libertades básicas de las élites nacionales.
  • c. La Constitución de 1956 nunca más fue restablecida. Fue sustuida por la de 1966.
  • d. Nótese que todos los militares que estaban en los altos mandos del Ejército eran coroneles. La figura del general se había eliminado tras la Revolución de Octubre de 1944.

Bibliografía:

  1. Palmieri, Jorge (2007). «Autobiografía fotográfica». Blog de Jorge Palmieri.
  2. Aguilera Peralta, et. al. (2013) Guatemala: Historia Reciente (1954-1966) I. Proceso Político y Antagonismo Social. Guatemala: FLACSO, Editorial de Ciencias Sociales. p. 132.
  3. Ibid., 133.
  4. Ibid., 134.
  5. Ibid., 135.
  6. Ibid., 136.
  7. Ibid., 137.
  8. Azurdia Alfaro, Roberto (1966) Recopilación de las Leyes de Guatemala, 1963-1964. LXXXII Guatemala: Tipografía Nacional. pp. 14-15.
  9. Cullater, Nick (1994). The United States and Guatemala. 1952-1954. (en ingles). Washington, D.C.: Central Intelligence Agency.

Subir