19 de abril de 1904: más de 20 años después de la renuncia a Soconusco por el gobierno de J. Rufino Barrios, se inicia la construcción del Mapa en Relieve de Guatemala

Construcción del Mapa en Relieve de la República de Guatemala.  Imagen de la colección del Ing. Claudio Urrutia, tomada de Wikimedia Commons.

El tratado Herrera-Mariscal, que firmara el gobierno de Guatemala con el de México en 1882, inició el largo proceso por el que Guatemala y México definieron su frontera.  La Comisión de Límites con México estuvo a cargo en su fase final del ingeniero Claudio Urrutia, quien estuvo a cargo del cuerpo de ingenieros, agrimensores y campesinos que realizaron el trabajo de demarcar dicha frontera.

En el proceso murieron muchos de los trabajadores, debido a lo inhóspito de la region, en especial en el área selvática de Ixcán, al norte del departamento de Quiché y, dada la intención de Barrios de unificar a Centroamérica manteniendo relaciones cordials con México, Guatemala perdió buena parte de su territorio no solamente por renunciar al reclamo del Soconusco, sino que por el desconocimiento de la localización real del río Chixoy.

Por su parte, las fronteras con Honduras fueron obra, entre otros, del teniente coronel e ingeniero Francisco Vela, quien en un arranque de patriotismo le presentó al entonces presidente, licenciado Manuel Estrada Cabrera un proyecto de construir un mapa en Relieve de la Repúbica, aprovechando para ello todos los datos que las Comisiones de Límites habían recabado.  Estrada Cabrera quedó muy entusiasmado con la idea, y le dijo a Vela que él iba a colocar la primera piedra de la obra; a esto le repuso Vela que, con todo respeto, no iba a ser así, por el presidente iba a colocar la última piedra, cuando estuviera concluida la obra.

El mapa fue concluido el 29 de octubre de 1905, y es de tal calidad que hasta el afamado pionero de la aviación estadounidense Charles Lindbergh lo calificó como algo que todos los países deberían tener.

BIBLIOGRAFIA: