Menú Cerrar

19 de agosto de 1919: Estados Unidos retira apoyo a Estrada Cabrera

19agosto1919
Cuadro alegórico al derrocamiento del licenciado Manuel Estrada Cabrea que se conserva en el Museo Nacional de Historia de Guatemala. Imagen tomada de Wikimedia Commons.

La caída del gobierno de 22 años del gobierno liberal del licenciado Manuel Estrada Cabrera está documentado en la segunda parte del libro «¡Ecce Pericles»!» del escritor Rafael Arévalo Martinez —llamada «Cantar de Gesta«—.1 Sin embargo, Arévalo Martínez omitió mencionar algunos detalles muy importantes, a pesar de que puso una nota al principio de su obra indicando que fue lo más imparcial posible; en realidad, el libro es un documento sesgado hacia los miembros del partido conservador, en especial a la familia Aycinena.

Los detalles que omite Arévalo Martínez son:

    1. El Obispo Piñol y Batres era descendiente directo de la familia Aycinena. El lector debe recordar que los principales colaboradores del gobierno conservador de Rafael Carrera fueron: Manuel Francisco Pavón, Juan José de Aycinena y Piñol —Obispo de Trajanópolis, marqués de Aycinena, rector de la Pontificia Universidad de San Carlos y Ministro de Asuntos Eclesiásticos— Pedro de Aycinena y Piñol —Ministro de Relaciones Exteriores— y Luis Batres Juarros —Consejero de Estado y un importante legislador.2
    2. Entre quienes colaboraron para proteger al Obispo de Faselli de la persecusión de Estrada Cabrera estaba la familia de Manuel Cobos Batres, descendiente de Luis Batres Juarros.
    3. Batres Juarros estaba casado con Adela García-Granados y Zavala, quien era hermana del líder liberal Miguel García-Granados.3
    4. Tanto los Batres Juarros como los Pavón, los Aycinena y los García-Granados eran las familias aristocráticas más acaudaladas durante la época colonial; para que el lector se de una idea, he aquí las fortunas documentadas de estas familias al momento de la Independencia de Centro América, las cuales están expresadas en pesos, con una conversión de $16 pesos por cada onza de oro español:

        • Pavón: $1,250,000
        • Aycinena: $750,000
        • Batres Juarros: $500,000
        • García-Granados: $650,0004

Una vez aclarados estos puntos, veamos qué dice Arévalo Martínez.

El presbítero y doctor José Piñol y Batres fue electo obispo de Granada en 1913, pero renunció a esa prelatura y entonces obtuvo el título de obispo de Faselli. ​ En nueve conferencias pronunciadas en las ruinas el templo de San Francisco durante el mes de mayo de 1919​—redactadas por su primo Manuel Cobos Batres—, realizó la primera parte del programa que le había encomendado los conservadores, ahora aglutinados en el llamado «Partido Unionista«, y cuyo principal fin era terminar con el gobierno de más de veinte años del licenciado Manuel Estrada Cabrera.​ Cobos Batres, por su parte, era un líder conservador, que acababa de retornar a Guatemala luego de concluir sus estudios en el extranjero y vió en el servilismo y sometimiento social guatemalteco imperante la situación adecuada para que su partido recuperara el poder, que había perdido en 1871.1

Estrada Cabrera estuvo muy molesto con las primeras críticas abiertas que recibía en mucho tiempo y quiso sancionar al obispo.​ Ya otros políticos y presidentes liberales como Francisco Morazán,12 J. Rufino Barrios13 y Manuel Lisandro Barillas​14 habían expulsado al arzobispo de turno en Guatemala y a los miembros de las órdenes regulares de la Iglesia católica por desavenencias políticas, y con esos precedentes se decidió a enviarlo a prisión.1

El obispo fue llevado a la cárcel de Escuintla, pero, cuando los guardias del penal se arrodillaron ante él, las autoridades se dieron cuenta de que no podrían retenerlo en prisión por su alta posición en la jerarquía eclesiástica. Entonces Estrada Cabrera recurrió al arzobispo metropolitano, Julio Ramón Riveiro y Jacinto, O.P. —quien había sido nombrado a la mitra guatemalteca tras la muerte de Ricardo Casanova y Estrada en 1913 gracias a las influencias del presidente— y este confinó al obispo conservador en prisión domiciliaria en el Palacio Arzobispal.​ Además, Estrada Cabrera dió orden de que quienes se atrevieran a visitarlo en dicho palacio, quedarían en prisión.​ Al cumplirse tales órdenes, varias damas y niños de las familias conservadoras fueron hechos prisioneros, haciendo que los hombres no se animaran a visitar al obispo. De acuerdo a Arévalo Martínez, los conservadores habrían logrado que autoridades eclesiásticas de varias partes del mundo solicitaran al presidente de Estados Unidos, Woodrow Wilson, que sancionara al Gobierno de Estrada Cabrera por la prisión del obispo,1 aunque fueron los cardenales estadounidenses los que consiguieron una reunión entre el secretario privado de Wilson y Piñol y Batres luego de que éste llegara al exilio a Nueva Orleans.15

Ahora bien, ya los Estados Unidos estaban buscando una excusa para no permitir una nueva reelección de Estrada Cabrera, pues éste no había logrado formar la Rep?blica Suroriental en México, aprovechando la contrarevolución que hubo contra el gobierno del general Victoriano Huerta, y con la cual los Estados Unidos hubieran tomada el control del importante Istmo de Tehuantepec. Así pues, la prisión del obispo Pinol y Batres fue el pretexto perfecto para que el secretario privado del presidente Wilson, Joseph Patrick Tumulty —quien gobernaba de hecho en Estados Unidos porque Wilson ya sufría de parálisis para entonces— emitiera un comunicado el 19 de agosto de 1919 en que aseguraba que el Gobierno de los Estados Unidos no permitiría una nueva reelección del presidente guatemalteco.16,17

Esta prohibición no preocupó demasiado al presidente guatemalteco, ya que su período constitucional finalizaba en 1923, mientras que el de Wilson lo hacía en 1921 y le bastaba con hacer lo que siempre hacía: contribuir con un millón de dólares a la campaña del candidato republicano y con un monto igual a la del demócrata para que el nuevo gobernante estadounidesne lo dejara en paz. Eso sí, el 21 de agosto dejó en libertad al obispo para evitar polémicas mayores, y éste salió de su prisión domiciliaria en el Palacio Arzobispal directamente hacia el exilio a los Estados Unidos.1

Estrada Cabrera no contaba con que Tumulty iba a fortalecer el movimiento unionista en su contra en los próximos meses, y a pesar del apoyo con que contaba gracias a las concesiones que había otorgado a la poderosoa transnacional estadounidense United Fruit Company —principal soporte de su régimen— su gobierno caería el 15 de abril de 1920.


BIBLIOGRAFIA:

  1. Arévalo Martínez, Rafael (1945). ¡Ecce Pericles!. Guatemala: Tipografía Nacional.
  2. Chandler, David L. (1978). «La casa de Aycinena». Revista de la Universidad de Costa Rica (San José, Costa Rica).
  3. Zavala Urtecho, Joaquín (1970). «Huellas de una familia vasca-centroamericana en cinco siglos de historia». Revista conservadora del pensamiento centroamericano (Managua, Nicaragua) XXIII (111). p. 145-147.
  4. Batres Jáuregui, Antonio (1949). La América Central ante la Historia. Memorias de un Siglo 1821-1921. Guatemala: Tipografía Nacional. pp. 238-239.
  5. Gobierno de Guatemala (1899). Álbum de Minerva 1899 I. Guatemala: Tipografía Nacional.
  6. — (1900). Álbum de Minerva 1900 II. Guatemala: Tipografía Nacional.
  7. — (1902). Álbum de Minerva 1902 IV. Guatemala: Tipografía Nacional.
  8. — (1907). Álbum de Minerva 1907 VII. Guatemala: Tipografía Nacional.
  9. Spinden, Herbert J. (1919). «Shattered capitals of Central America». National Geographic Magazine (Estados Unidos) XXXV (3).
  10. Saville, Marshal H. (1 de junio de 1918). «The Guatemala earthquake of December, 1917 and January, 1918». Graphical Review 5: 459-469. JSTOR 207805.
  11. Prins Wilhelm (1922). Between two continents, notes from a journey in Central America, 1920 (en inglés). Londres, Inglaterra: E. Nash and Grayson, Ltd. pp. 148-209.
  12. Marure, Alejandro (1844). Efemérides de los hechos notables acaecidos en la república de Centro América, desde el año de 1821 hasta el de 1842. Guatemala: Imprenta La Paz.
  13. Gobierno de Guatemala (1881). Recopilación: Las Leyes emitidas por el Gobierno democrático de la República de Guatemala, 1871-1876 I. Guatemala: Tipografía El Progreso. pp. 105-120.
  14. Barrera Elías, Modesto Francisco (2013). La reorganización de la Iglesia Católica en la República de Guatemala, durante el gobierno eclesiástico del Arzobispo Ricardo Casanova y Estrada de 1885 a 1913. Guatemala: Universidad de San Carlos, Escuela de Historia. pp. 80-81.
  15. Montúfar, Rafael (1923). Caída de una tiranía: páginas de las Historia de Centro América. Guatemala: Tipografía de Sánchez y de Guise. pp. 8-11.
  16. Buchenau, J. (1996). In the Shadow of the Giant, the Making of Mexico’s Central America Policy (1876-1930) (en inglés). Univ of Alabama Pr; Edición: Vintage Intl. ISBN 0-8173-0829-6.
  17. Pérez Verdía, Luis (19 de abril de 1914). «Revolución y Régimen Constitucionalista. Documento 521. Informe del Sr. Luis Pérez Verdía rendido al Canciller Huertista». Archivado desde el original el 19 de julio de 2014.

Subir