Menú Cerrar

5 de octubre de 1892: acuerdan cambiar nombre del municipio de «Chingo» por el de «Jerez»

5octubre1892
Mapa de Guatemala de 1887.  Obsérvese los volcanes y cadenas montañosas.  Jerez está localizada en la frontera con El Salvador (que en el mapa aparece como «San Salvador») y al pie del volcán Chingo ( que en el mapa aparece como «V. Chonco») en Jutiapa.  Mapa publicado en «Guatemala: Land of Quetzalen 1887.

El municipio de Chingo, localizado en Jutiapa en la región fronteriza entre Guatemala y El Salvador, fue muy importante durante el gobierno liberal de J. Rufino Barrios.

Inicialmente, el municipio se estableció formalmente poco después de la Independencia de Centroamérica en 1821, cuando la constitución del Estado de Guatemala promulgada el 11 de octubre de 1825 estableció los circuitos para la administración de justicia en el territorio del Estado y menciona que Chingo era parte del Circuito de Mita en el Distrito N.º 3 del mismo nombre en el departamento de Chiquimula, junto con Asunción, Achuapa, Agua Blanca, Quequesque, San Antonio, Anguiatú, Las Cañas, Limones, Mongoy, Espinal, Hermita, Jutiapa, Santa Catarina, Atescatempa, Yupiltepeque, Zapotitlán, Papaturro y San Diego.1

Tras la rebleción católico-campesina que derrocó al gobierno liberal del Dr. Mariano Gálvez en 1838, la anarquía imperó en el país hasta el establecimiento definitivo del gobierno conservador de Rafael Carrera en 1844, quien fundó la República de Guatemala el 21 de marzo de 1847 para que el hasta entonces Estado de Guatemala pudiera realizar intercambios comerciales libremente con naciones extranjeras.2  Poco después, el 25 de febrero de 1848 la región de Mita fue segregada de Chiquimula, convertida en departamento y dividida en tres distritos: Jutiapa, Santa Rosa y Jalapa.​ Específicamente, el distrito de Jutiapa incluyó a Jutiapa como cabecera, Yupiltepeque, Asunción y Santa Catarina Mita y los valles aledaños que eran Suchitán, San Antonio, Achuapa, Atescatempa, Zapotitlán, Contepeque, Chingo, Quequesque, Limones y Tempisque; además, incluía a Comapa, Jalpatagua, Asulco, Conguaco y Moyuta.3

La región siguió en anarquía por la injerencia del gobierno de Doroteo Vasconcelos, presidente de El Salvador, quien había estado patrocinando a los grupos rebeldes de Guatemala e incluso ayudó al Estado de Los Altos a independizarse nuevamente, aprovechando que la inestabilidad había forzado a renunciar al presidente Carrera en agosto de 1848.  Carrera salió al exilio y durante esa breve ausencia asesinaron a tres de los corregidores nombrados para el departamento de Mita, entre ellos el ex-jefe de Estado Mariano Rivera Paz y el general Vicente Cruz, hermanao del mariscal Serapio Cruz (Tata Lapo).4

Carrera retornó al país en 1849 a hacerse cargo de la situación y finalmente alcanzó la paz cuando venció categóricamente a los liberales en la batalla de La Arada en 1851, parte de cuyas acciones militares ocurrieron en Chingo.5  Por cierto que en 1850 el departamento de Mita fue suprimido por no haber alcanzado los objetivos previstos.6

Tras la muerte de Carrera los conservadores perdieron el poder con el triunfo de la revolución liberal en 1871, y en 1873 llegó a la presidencia el general J. Rufino Barrios, quien desde un principio empezó a entrometerse en la política de sus vecinos del oriente.7  En 1876 el gobierno conservador de José María Medina en Honduras se estaba desmoronando, principalmente con el escándalo de los empréstitos para la construcción del Ferrocarril Nacional de Honduras y el desaparecimiento de representantes de Honduras en el extranjero. Los liberales hondureños solicitaban cambios en la administración pública del Estado y el presidente guatemalteco, general J. Rufino Barrios aprovechó la oportunidad para establecer un régimen liberal en Honduras que fuera afín a sus intereses de Unión Centroamericana. Así pues, tras las elecciones en El Salvador en que resultó electo Andrés Valle, Barrios se reunió con éste en Chingo donde acordaron apoyar la invasión de Honduras para instalar al licenciado Marco Aurelio Soto como presidente de Honduras, quien hasta entonces había fungido como Ministro de Relaciones Exteriores y de Instrucción Pública en Guatemala.8

Barrios y Valle se comprometieron a poner mil hombres para dicha causa, pero los hechos políticos se precipitaron en contra Valle, especialmente luego de que Barrios se diera cuenta de que su vice-presidente, el general Santiago Gonzalez, estaba dando asilo a los emigrantes guatemaltecos, enemigos de su gobierno. Tras la Junta de Santa Ana, en donde se reunieron alrededor de doscientos incipientes cafetaleros, terratenientes, comerciantes, políticos, militares y juristas salvadoreños, se acordó junto con el presidente guatemalteco elegir como presidente de El Salvador al doctor Rafael Zaldívar, quien apoyó el nombramiento de Soto como presidente hondureño.​8

Algunos años después, cuando ya Barrios había derrocado a Soto en Honduras y estaba en pleno apogeo la campaña unionista en 1885, Zaldívar le dió la espalda y se unió al pacto de amista con Costa Rica y Nicaragua el 22 de marzo, por lo que Barrios le declaró la guerra a El Salvador para empezar su proyecto de Unión Centroamericana.9 En la primeras batallas de aquella campaña luchó en primera línea el cadete Adolfo V. Hall por lo que Barrios, necesitado de jefes y oficiales decididos que comandaran las tropas guatemaltecas, lo llamó y le dijo «¡Cadete: los galones que lleva en el brazo, páseselos a la manga!«, ascendiendo así a Hall al grado de Teniente Coronel del Ejército en Campaña.  El nuevo coronel redobló su coraje para el avance, pero fue alcanzado por una bala de cañón, que lo dejó horriblemente mutilado y confundido con los restos de sus compañeros de batallón.​ Las acciones posteriores, incluyendo la muerte del propio general Barrios, impidieron recuperar el cadáver del joven coronel de 19 años quien fue sepultado en alguna fosa común de la población de Chingo.10

En 1892, la municipalidad de Chingo solicitó al gobierno del general José María Reina Barrios que se cambiara el nombre de la localidad por el de «Jerez«; Reina Barrios —quien, por cierto, había organizado la retirada de las fuerzas guatemaltecas tras la muerte del general J. Rufino Barrios en 1885— y su Ministro de Gobernación, licenciado Manuel Estrada Cabrera, autorizaron el cambio solicitado por medio del siguiente decreto:

Palacio del Poder Ejecutivo: Guatemala, 5 de octubre de 1892

Con presencia de la solicitud de la Municipalidad de Chingo, relative a que se cambie el nombre de «Chingo Abajo» por el de «Jerez», y el de «Chingo Arriba» por el de «Emeralda», y el de «Hueviapa» por el «Miramar»; el presidente Constitucional de la República tiene a bien acordar de conformidad.

Comuníquese.

        • Reina Barrios
        • El Secretario de Estado en el Depacho de Gobernación y Justicia: Manuel Estrada C.11

BIBLIOGRAFIA:

  1. Pineda Mont, Manuel (1859). Recopilación de las leyes de Guatemala, compuesta y arreglada a virtud de orden especial del Gobierno Supremo de la RepúblicaI. Guatemala: Imprenta de la Paz. pp. 465.
  2. Ibid, pp. 73-76.
  3. Ibid, p. 475.
  4. Woodward, Ralph Lee, Jr.  (1993). Rafael Carrera and the Emergence of the Republic of Guatemala, 1821-1871  (en inglés). Athens, Georgia EE.UU.: University of Georgia Press. pp. 230-240.
  5. Coronado Aguilar, Manuel (1975). Apuntamientos para la Historia de Guatemala. Guatemala: Editorial del Ejército. pp. 270 y siguientes.
  6. Pineda de Mont, Recopilación de las leyes de Guatemala, p. 476.
  7. Gobierno de Guatemala (1881). Recopilación de las Leyes emitidas por el Gobierno Democrático de la República de Guatemala, desde el 3 de junio de 1871, hasta el 30 de junio de 1881 I. Guatemala: El Progreso. p. 196.
  8. Lainfiesta, Francisco (1975). Apuntamientos para la Historia de Guatemala.  Período de 20 años corridos del 14 de abril de 1865 al 6 de abril de 1885. Guatemala: Pineda e Ibarra. pp. 170-176.
  9. Selva, Buenaventura; Durán, José; Zaldívar, Rafael (Septiembre 1938) Tratado de alianza: entre Nicaragua, El Salvador y Costa Rica, oponerse al general Justo Rufino Barrios que amenazaba la soberanía e independencia de aquellas repúblicas en 1885. Revista de la Academia de Geografía e Historia de Nicaragua. 2, (4), 425-428 Managua: Academia de Geografía e Historia de Nicaragua.
  10. García Aguilar, Adolfo (2 de abril de 1899). «Adolfo V. Hall». Revista Militar (Guatemala) I (9).
  11. Gobierno de Guatemala (1894). Recopilación: Las Leyes de la República de Guatemala, 1892-93 XI. Guatemala: Tipografía Nacional. p. 256.