11 de noviembre de 1827: la Batalla de la Trinidad

El general Francisco Morazán triunfa en la Batalla de la Trinidad y se convierte en el principal caudillo de la República Federal de Centro América

11noviembre1827
Plaza de Armas de la Ciudad de Guatemala en la década de 1830.  Así lucía la ciudad cuando Francisco Morazán era el presidente de la República Federal de Centro América. Imagen tomada de Colonisation du district de Santo-Thomas de Guatemala par la Communauté de l’Union.En el recuadro: retrato del general Francisco Morazán.

Luego del golpe de Estado en Guatemala en contra de Juan Barrundia, se iniciaron las revueltas contra el presidente de la Federación Centroamericana, el general salvadoreño Manuel José de Arce y Fagoaga, quien era liberal pero fue acusado por su antiguos correligionarios de haberse aliado a los conservadores guatemaltecos luego de haber permitido que eligieran al líder aristócrata Mariano de Aycinena como Jefe de Estado de Guatemala.  También se radicalizaron las posiciones de los criollos liberales y los criollos conservadores en los diferentes estados degenerando finalmente en la Guerra Civil Centroamericana.

En abril de 1827, a petición del Vicario Capitular y Provisor de la Iglesia Católica de Honduras, el presbítero Nicolás Irías Midence, el presidente Arce ordenó al teniente coronel José Justo Milla Pineda, que impusiera orden en el gobierno hondureño.  Lo que ocurría era que a Irías Midence no le parecía  que el Jefe de Estado liberal Dionisio de Herrera gobernara como dictador, pues la Asamblea se había disuelta y la Corte de Justicia no había tomado posesión, y estaba pidiéndole a los fieles católicos que desobedecieran a Herrera por sus políticas «herejes» y masónicas«.  El 19 de enero de 1827, Milla marchó al mando del Segundo Batallón Federal, traspasó las fronteras hondureñas y, como era Milla aristócrata, se alió con Irías Midence y tras varias victorias instaló su cuartel en San Esteban, al suroeste de la capital hondureña iniciando el sitio de Tegucigalpa el 4 de abril de 1827.1

El 10 de mayo Herrera fue capturado y enviado a Guatemala, mientras que sus colaboradores fueron enviados a prisión en Honduras. El secretario de Herrera era Francisco Morazán, quien logró escapar y se unió al ejército opositor a Milla.1  Luego de varias batallas, se produjo el combate definitivo en el Valle de la Trinidad el 11 de noviembre de 1827, en donde las tropas federales de Milla fueron aplastadas por los hombres al mando del ya general Francisco Morazán. De hecho, Milla y algunos de sus oficiales que sobrevivieron huyeron del campo de batalla, dejando abandonados documentos, baúles y otros pertrechos.  Luego de la victoria, Morazán marchó para tomar Tegucigalpa el 12 de noviembre y el 26 de ese mismo mes llegó a la capital Comayagua donde hizo su entrada triunfal y ocupó la jefatura del Estado de Honduras, la cual presidía interinamente Miguel Eusebio Bustamante.2

A partir de ese momento, todo fue en ascenso para el ambicioso y hábil general liberal quien, sin lugar a dudas, se convirtió en el principal caudillo centroamericano entre 1827 y 1840.  Tras su triunfo en la Batalla de la Trinidad impuso su genio militar y su habilidad política invadiendo o gobernando todos y cada uno de los Estados que conformaban la Repúbica Federal de Centro América, y llegó a presidente de la misma.  Junto con él, el partido anticlerical de los criollos liberales dominó a la region, en detrimento de los hasta entonces poderosos criollos conservadores y miembros del clero, tanto secular como regular.

Como dato adicional, es importante mencionar que el teniente coronel José Justo Milla, fue el padre del escritor guatemalteco José Milla y Vidaurre y fue hecho prisionero junto con las autoridades federales y estatales en la Nueva Guatemala de la Asunción el 14 de abril de de 1829, luego del sitio de la ciudad y la victoria de Morazán sobre las fuerzas federales.  Al igual que muchos de los capturados, los bienes de Milla fueron confiscados y él fue eventualmente exiliado de la República Federal de Centroamérica de por vida, por lo que tuvo que salir a México.3


BIBLIOGRAFIA:

  1. Hernández de León, Federico (1963) [1924]. El libro de las Efemérides: Capítulos de la Historia de la América Central. VI. Guatemala: Tipografía Nacional. pp. 39-42.
  2. Rivera, Pedro (1927) “Monografía histórica de la batalla de La Trinidad”, Tegucigalpa, Honduras.
  3. Hernández de León, Federico (1929). El libro de las efemérides: Capítulos de la Historia de la América CentralII. Guatemala: Tipografía Sánchez y de Guise. p. 361-366.