16 de noviembre de 1854: arzobispo solicita que se restablezca cobro del diezmo a la cochinilla

El arzobispo de Guatemala, amparándose en las leyes coloniales de Indias, solicita al gobierno del general Rafael Carrera que se restablezca el cobro del diezmo a la cochinilla

16noviembre1854
Catedral y Palacio Arzobispal en 1890.  En el recuardo: retrato oficial del Arzobispo Francisco de Paulo Garcia y Peláez, quien fuera quizá el ultimo arzobispo guatemalteco que verdaderamente tuvo poder económico y politico en el país.   Fotografía de Juan José de Jesús Yas.

El gobierno conservador del capitán general Rafael Carrera se caracterizó por la fuerte influencia que tuvo la Iglesia Católica en Guatemala.1  No solamente se permitió el retorno de los frailes de las otrora poderosas órdenes regulares —incluyendo a los jesuitas que habían sido expulsados por los propios españoles en 17672—, sino que también por el apoyo económico al clero secular, dirigido por el Arzobispo.1

Un ejemplo es la restitución del diezmo a la cochinilla —tinte que entonces era el principal producto de exportación de Guatemala— que fue solicitado a Carrera por el arzobispo Francisco de Paula Garcia y Peláez el 16 de noviembre de 1854; este gravamen había sido eliminado por el gobierno liberal el 21 de abril de 1831, pero el arzobispo argumentó que «se debía entender la obligación general de pagar el diezmo, que segun la ley 4a., título 16, libro 1o. de la Recopilación de Indias —es decir, leyes coloniales—, se satisfice por todos los frutos de la tierra.»3

El gobierno de Carrera accedió a entregar el diezmo solicitado, pero solamente 4 reales sobre cada tercio de ciento cincuenta libras y no doce como estaba antes de la derogación de 1831, debido a que en ese momento el precio del producto estaba pasando una crisis considerable; he aquí el decreto:4

Habiendo tomado en consideración el acuerdo del venerable cabildo eclesiástico relativo al diezmo que debe pagar la cochinilla, y que comunicó el muy  reverendo arzobispo en oficio de 16 de noviembre ultimo; y teniendo presente haber cesado el privilegio concedido en decreto de 21 de abril de 1831, en favor de dicho fruto, y que eu este concepto debe comprenderse la obligación general de pagar el diezmo, que segun la ley 4a., título 16, libro 1o. de la Recopilación de Indias, se satisface por todos los frutos de la tierra ; y atendiendo al estado de decadencia en que se halla aquel ramo de agricultura y las demás razones de interés público que se han tenido presentes; de conformidad con la consulta del consejo de estado, el presidente acuerda:

1°. — Se manifieste al venerable cabildo eclesiástico, por medio del muy reverendo arzobispo, que a juicio del gobierno será conveniente y equitativo que por ahora, la asignación de doce reales acordada por el mismo venerable cabildo, se reduzca a cuatro reales sobre cada tercio de ciento cincuenta libras, a reserva de aumentarla más adelante si mejoraren los precios del fruto.
2°. — Que tal imposición comience a tener efecto desde el 1°. de enero próximo, para lo cual se harán las prevenciones convenientes.
3°. — Que no pueda arrendarse el diezmo respectivo a la cochinilla; y que para facilitar su percepción, y auxiliar en ella a la autoridad eclesiástica, según lo dispuesto en el artículo 5°. del concordato celebrado con la Santa Sede, se autorizará á las administraciones de rentas, a efecto de que al extender las guías, cobren la cuota señalada, entendiéndose para todo esto con los comisionados del venerable cabildo.4

La imposición tomó vigencia a partir del 1 de enero de 1855 y para facilitar su recaudación y ayudar al clero secular a cobrarla, se autorizó a las administraciones de rentas para cobrar el diezmo indicado con comisiones del cabildo.  Todo esto, amparado en el Concordato que se había establecido con la Santa Sede en 1852 y ratificado en 1854.5

Este tributo se mantuvo hasta la Revolución Liberal de 1871, cuando se empezaron a hacer críticas a las grandes riquezas que poseía la Iglesia Católica y eventualmente todos sus privilegios le fueron retirados.6


BIBLIOGRAFIA:

  1. Salazar, Ramón A. (1896). El tiempo viejo: recuerdos de mi juventud. Guatemala: Tipografía Nacional.
  2. Carlos III de España (1767). Colección del Real Decreto de 27 de febrero de 1767, para la ejecución del Extrañamiento de los Regulares de la Compañía, cometido por S. M. al Excmo. Señor Conde de Aranda, como Presidente del Consejo. Madrid: Imprenta Real de la Gazeta. pp. 3-4.
  3. Woodward, Ralph Lee, Jr. (1993). Rafael Carrera and the Emergence of the Republic of Guatemala, 1821-1871 (Edición en línea) (en inglés). Athens, Georgia EE.UU.: University of Georgia Press.
  4. Pineda de Mont, Manuel (1872). Recopilación de las leyes de Guatemala, compuesta y arreglada en virtud de orden especial del Gobierno Supremo de la República III. Guatemala: Imprenta de la Paz en el Palacio. p. 299.
  5. Aycinena, Pedro de (1854). Concordato entre la Santa Sede y el presidente de la República de Guatemala (en latín y Español). Guatemala: Imprenta La Paz.
  6. Ciudadanos Libertadores (3 de julio de 1871), Colección de Hojas Sueltas 1871-1873  6. Guatemala.