17 de enero de 1845: nace en Quetzaltenango el general Manuel Lisandro Barillas, quien gobernaría a Guatemala de 1885 a 1892

17enero1845
El general Manuel Lisandro Barillas junto a su padre, José Onofre Varillas y su hermano Isidoro Varillas durante la Revolución Liberal de 1871.  Imagen tomada de Wikimedia Commons.

El general Manuel Lisandro Barillas Bercián nació en Quetzaltenango el 17 de enero de 1845.  Era hijo de José Onofre Varillas y de Ponciana Bercián.  En su juventud era carpintero y luego se unió a la fuerzas liberales junto a su padre y hermano para combatir al gobierno conservador del Mariscal Vicente Cerna y Cerna.  Tras el triunfo liberal poco a poco fue hacienda carrera en el ejército y en la política hasta que llegó a ser nombrado como el Segundo Designado a la Presidencia en 1885; al ser nombrado como tal, decidió cambiar la inicial de su apellido y pasó a firmarse “Barillas”, ya que consideraba que esto era más distinguido.

Tras la muerte del general J. Rufino Barrios en Chalchuapa el 2 de abril de 1885, éste fue sucedido por el licenciado Alejandro M. Sinibaldi, un hombre muy inteligente pero con poco carácter, lo cual fue aprovechado por el Ministro de la Guerra del general Barrios, el general Juan Martín Barrundia quien empezó a mover sus piezas para quedarse con el poder.  Los miembros de la Asamblea Legislativa estaban aterrorizados con la posibilidad de que Barrundia fuera presidente, pues a él se le atribuían las persecusiones políticas y las atrocidades que ocurrían en las instalaciones de la Penitenciaría Central.

Los diputados más influyentes viajaron a Quetzaltenango en donde le hicieron saber a Barillas que contaba con el apoyo de la Asamblea para hacerse cargo de la presidencia, por lo que montó a caballo y viajó sin parar hasta la Ciudad de Guatemala, a donde llegó cuando se estaba realizando el sepelio del general Barrios.  Mediante un hábil ardid, engaño a Barrundia y se hizo cargo de la presidencia interina en sustitución de Sinibaldi.

Barillas fue presidente interino del 6 de abril de 1885 hasta el 15 de marzo de 1886 y luego fue electo Presidente de la República de Guatemala el 16 de marzo de 1886.   En 1887 dió un autogolpe de estado para eliminar las restricciones que se habían impuesto a la figura presidencial tras la muerte del general Barrios y aprovechó sus poderes dictatoriales para expulsar al arzobispo Ricardo Casanova y Estrada.

Fue el único presidente liberal que entregó el poder a su sucesor y no pretendió reeligerse.  Así pues, tras entregar el mando al general José María Reina Barrios en 1892, se desempeñó como Alcalde Municipal de Quetzaltenango, puesto en el cual promovió la adquisición de terrenos, tales como el del Barrio «la Democracia» —zona 3 de la moderna ciudad de Quetzaltenango— y las fincas “Concepción” y “Morazán“, distribuyéndolos en su totalidad a familias de escasos recursos.

Tambien se dedicó a sus negocios, pero tuvo que partir para el exilio a México durante el gobierno del licenciado Manuel Estrada Cabrera tras enemistarse con él. Desde México, Barillas dirigió una revuelta contra Estrada Cabrera en 1906, en la que despilfarró todos sus bienes y ya en la miseria fue asesinado por órdenes del presidente guatemalteco en la ciudad de México en 1907.  Por su enemistad con Estrada Cabrera, su memoria fue prácticamente borrada en los libros de historia guatemalteca oficial escritos por los gobiernos liberales.


BIBLIOGRAFIA: