Menú Cerrar

17 de febrero de 1865: muere Juan José de Aycinena y Piñol

17febrero1865
Catedral de la Ciudad de Guatemala en la época en que falleció el obispo de Aycinena. En el recuadro: retrato de Juan José de Aycinena y Piñol que se conserva en el Museo Nacional de Historia de Guatemala. Imágenes tomadas de Wikimedia Commons.

En Guatemala el marquesado de Aycinena fue el único título nobiliario que se extendió por el Rey de España. Este título fue otorgado a Juan Fermín de Aycinena e Irigoyen, un ciudadano español que había llegado al Nuevo Mundo a buscar fortuna y había logrado hacer un imperio comercial gracias al transporte de carga en mulas desde los puertos del Atlántico hasta las principales ciudades de la Capitanía General. Gracias a su imperio comercial y a su origen español, Aycinena y su familia lograron conseguir las mejores posiciones en el gobierno colonial a finales del siglo XVIII y principios del siglo XIX, al punto que tuvieron puesto que hasta entonces habían estado a cargo únicamente de ciudadanos españoles. Por otra parte, varios de sus miembros ingresaron al clero, tanto regular como secular y gracias a todo esto, la familia alcanzó importantes posiciones gubernamentales que incluyeron el rectorado de la Real y Pontificia Universidad de San Carlos de Borromeo y diputados ante las Cortes de Cádiz.1

En la década de 1810, los Aycinena pelearon junto con los españoles para sofocar cualquier intento independentista en América Central y estuvieron en contra de cualquier movimiento de esa índole ya que implicaba perder el poder que habían conseguido. Pero la debidlidad de la corona española tras la invasion Napoleónica y el fracaso de las Cortes de Cádiz tras el retorno al poder del rey Fernando VII en 1814,2 llevaron a la Independencia en 1821.3

Tras la fracasada anexión a México4 y la subsecuente creación de las Provincias Unidas del Centro de América,5 los Aycinena y sus familiares aristócratas se aglutinaron en el partido conservador, el cual buscaba que no se cambiara absolutamente nada en la estructura política y social del nuevo país, mientras que el resto de criollos no-aristócratas se aglutinaron en el partido liberal y pelearon por un cambio radical en la política, específicamente la separaciónde Iglesia y Estado y la eliminación de los títulos nobiliarios.6

En medio de esta vorágine de acontecimientos vivió el obispo Juan José de Aycinena y Piñol, quien nació en la Ciudad de Guatemala, el 29 de agosto de 1792 y quien heredó el título de Marqués de Aycinena a la muerte de su padre. En 1825 fue nombrado rector de la Nacional y Pontificia Universidad de San Carlos Borromeo7 y estuvo en el cargo durante el gobierno estatal de Mariano de Aycinena que siguió al golpe de estado contra Juan Barrundia en septiembre de 18268, y permaneció en él hasta que fue expulsado de Centroamérica junto con el resto de su familia en 1829, luego de la invasion liberal liderada por el general Francisco Morazán.9

Vivió un tiempo en el exilio, y tras el colapso del gobierno liberal de Mariano Gálvez luego del triunfo de la revolución católico-campesina dirigida por Rafael Carrera,10 se convirtió en el líder del partido conservador ya que Mariano de Aycinena se retiró de la política. Como su posición era mucho más débil que cuando estaban en el poder en 1829, tuvo que empezar pactando con el general campesino Rafael Carrera, quien se había convertido en el hombre fuerte de Guatemala.7,10

Entre 1840 y 1844, ya siendo nombrado nuevamente rector de la Pontifica Universidad y miembro del gobierno, Aycinena tuvo una relación tirante con el general Carrera, al punto que tuvo que renunciar al Consejo de Estado tras el convenio de Guadalupe en 1844 luego de que Carrera le mostrara quien era el que realmente mandaba en el país al mover al ejército para exigir que los eclesiásticos no se mezclaran en política.11 Cuando Carrera se hizo con la Jefatura de Estado a finales de 1844 su gobierno se vió afectado por las constantes invasiones de forajidos y exiliados liberales guatemaltecos desde El Salvador, quienes contaban con la ayuda del presidente de ese país, Doroteo Vasconcelos.12 Cuando Aycinena y sus familiares vieron que parecía que Carrera iba a perder el control de la situación en 1847, no dudaron en pedirle la renuncia y enviarlo al exilio. Carrera midió sus opciones perfectamente y salió del país hacia México sin oponer resistencia, desde donde estuvo esperando que la crisis interna de Guatemala obligara que lo llamaran de vuelta al poder.13

Carrera regresó a Guatemala en 1849, con el apoyo del presidente, general Mariano Paredes, y tras haber pactado con los líderes indígenas de occidente y cuando se estaba desarrollando una sangrienta Guerra civil en Yucatán, en donde los indígenas estaban masacrando a criollos y europeos.6,14 A su retorno, los criollos liberales huyeron hacia El Salvador, pero Aycinena y los criollos conservadores no podían huir porque no eran aceptados en otros país por su tendencia pro-católica, como estaban aterrados de que una guerra civil como la de Yucatán se desatara en Guatemala, tuvieron que pactar con Carrera.6

Aycinena y sus familiares se convirtieron en el Consejo de Estado del general Carrera y gobernaron junto con él hasta 1865; Aycinena falleció el 17 de febrero y Carrera el 14 de abril de ese año y puede decirse que fue en ese momento que verdaderamente terminó el gobierno conservador en Guatemala.6


BIBLIOGRAFIA:

  1. Chandler, David L. (1978). «La casa de Aycinena». Revista de la Universidad de Costa Rica (San José, Costa Rica).
  2. Peña González, José (2006). Historia política del constitucionalismo español. Madrid: Dykinson. ISBN 978-84-9772-906-2. OCLC 212905232.
  3. Pineda de Mont, Manuel (1869). Recopilación de las leyes de Guatemala, compuesta y arreglada por virtud de orden especial del Gobierno Supremo de la República I. Guatemala: Imprenta de la Paz en el Palacio. pp. 11-14.
  4. Herrera-Mena, Sajid Alfredo (2018). Espacios y opinión pública durante la anexión del Reino de Guatemala a México: San Salvador, 1821 En: LiminaR, XVII, (1) México: Universidad de Ciencias y Artes de Chiapas, Centro de Estudios Superiores de México y Centroamérica. ORCID: 0000-0002-5998-9541
  5. Pineda de Mont, Recopilación de las Leyes de Guatemala, pp. 24-27.
  6. Woodward, Ralph Lee, Jr. (1993). Rafael Carrera and the Emergence of the Republic of Guatemala, 1821-1871 (en inglés). Athens, Georgia EE.UU.: University of Georgia Press.
  7. Belaubre, Christopher (2009). «Juan José de Aycinena» (edición en línea). Asociación para el Fomento de los Estudios Históricos en Centroamérica (Guatemala).
  8. Mencos Franco, Agustín (1893). Rasgos biográficos de Francisco Morazán: apuntes para la historia de Centro América. Guatemala: Tipografía El Comercio. pp. 32-35.
  9. La Antorcha Centro-Americana (11 de septiembre de 1829). Guatemala, septiembre 10. En: La Antorcha Centro-Americana. (7) Guatemala: Imprenta Nueva. p. 28.
  10. Solís, Ignacio (1906) Memorias del General Carrera, 1837 a 1840. En: Documentos Históricos y Biográficos. 1. Guatemala: Tipografía Sánchez y de Guise. pp. 15-50.
  11. Hernández de León, Federico (7 de marzo de 1926) El Capítulo de las Efemérides. 7 de marzo de 1844: Renuncia del Ministro, Señor Marqués de Aycinena. Guatemala: Nuestro Diario.
  12. – (1963) [1926] El libro de las Efemérides: capítulos de la Historia de la América Central. V. Guatemala: Tipografía Nacional. p. 160.
  13. Carranza, J.E. et. al. (1897) Un pueblo de Los Altos. Apuntamientos para su Historia (Totonicapán). Quetzaltenango: Popular. pp. 112-115.
  14. Paredes, Mariano; Guzman, Agustin (1849). Convenio. Antigua Guatemala.

Subir