29 de febrero de 1868: se establece el Reglamento de la Comisión de Inmigración de Guatemala

El gobierno del Mariscal Vicente Cerna regular la Inmigración en Guatemala.

29febrero1868.jpg
Salón principal de la Exposición Centroamericana de 1896 en donde se exhibieron los productos internacionales que tenían representantes en Gutaemala, muchos de ellos inmigrantes.  Fotografía tomada de «La Ilustración Guatemalteca«.

El 29 de febrero es una fecha poco común que solamente se presenta cada cuatro años.  En muy raras ocasiones esta fecha es mencionada en los libros de historia, aunque en 1868 ocurrió un hecho relevante:  durante el gobierno del mariscal Vicente Cerna se estableció la Comisión de Inmigración de la República de Guatemala.

El decreto por el cual se creó dicha Comisión es el siguiente:

Por cuanto: La cámara de representantes de la República de Guatemala, habiendo tomado en consideración la necesidad de dictar las reglas convenientes para que la emigración de extranjeros que llegan a nuestras costas con motivo de las conmociones que han tenido lugar en algunos puntos de América y Europa, ó bien por las condiciones locales ó por cualesquiera otras causas produzca útiles resultados en favor de los intereses, independencia y prosperidad del país; ha tenido a bien establecer por ley lo siguiente:

Artículo 1°.— El gobierno cuidará de que los emigrantes que lleguen a la república se derramen y distribuyan en ella, para procurar por este medio el conveniente desarrollo del comercio, de la agricultura y de las artes.
Art. 2°.— Si se reunieren en algún punto de la república varias familias inmigrantes, de manera que formen una población, el gobierno procurará que en ella se establezcan hijos del país otorgándoles al efecto, los mismos derechos y exenciones que á aquellos se conceden en la presente ley.
Art. 3°.— El gobierno podrá nombrar un comisario en cada puerto principal de la república y proveerlo de las instrucciones y medios necesarios para que proporcione a los emigrantes los auxilios que necesiten al llegar, a efecto de facilitarles su establecimiento en el país.
Art. 4°.— Los comisarios remitirán al ministerio de gobernación, el día en que se verifique el desembarco, una lista nominal de los inmigrantes, con expresión de su sexo, edad, procedencia y profesión u oficio, a fin de que publicándose en la gaceta oficial, puedan ocuparlos los comerciantes, hacendados, agricultores, ó cualquiera otra persona.
Art. 5°.— Para que se obtenga mas fácilmente el objeto propuesto en la presente ley, el gobierno nombrará é instituirá una comisión con el título de inmigración, compuesta de un consejero de estado, del director de la sociedad económica, del prior del consulado y de seis vocales más que ellos propongan, todos los cuales ejercerán gratis sus funciones. Esta comisión se dará su reglamento, fijando en él sus deberes y atribuciones, y lo someterá a la aprobación del gobierno.
Art. 6°.— Los inmigrantes deberán someterse a la constitución y leyes de la república; obtendrán la naturalización sin las formalidades que aquellas exigen, acreditando ejercer alguna profesión, oficio ó industria, y no haber sido condenados por algún crimen; y quedan exentos de contribuciones directas y del servicio militar, asi como también de los cargos concejibles, por espacio de diez años, contados desde su ingreso al país. Sólo en el caso de invasión extranjera estarán obligados a tomar las armas, si su servicio se estimare conveniente o necesario.1
Art. 7°.— A los inmigrantes que contrajeren matrimonio con hija del país se les prorrogarán estas exenciones por cinco años más.
Art. 8°.— No se cobrarán derechos fiscales por los equipajes, máquinas, simientes, víveres é instrumentos que los inmigrantes trajeren consigo a su ingreso al país, para el ejercicio de su profesión, oficio ó industria y su establecimiento en él.
Art. 9°.— El gobierno concederá a cada iudividuo ó familia inmigrante que lo solicite, un lote de terreno baldío,  proporcionado al número de que ésta se componga y a su posibilidad y circunstancias; procurando que tal terreno reúna las condiciones de situación, fertilidad y salubridad más aparentes. Dichos lotes serán medidos y valorados: su precio se pagará por quintas parles en las cinco cosechas subsiguientes a las dos primeras, pudiendo prorrogarse estos plazos por causas que el gobierno estime atendibles. En la misma proporción  y términos se pagarán los auxilios que el gobierno preste a los inmigrantes para su establecimiento en el país.
Art 10.— Los terrenos que por lotes conceda el gobierno, volverán a la propiedad del estado, si dentro de los primeros cinco años de su concesión no hubieren sido cultivados. Antes de vencido este plazo no podrán ser enajenados ni hipotecados sin consentimiento del gobierno, salvo que su valor hubiere sido satisfecho.
Art. 11.— El gobiemo cuidará especialmente de que los inmigrantes que se establezcan dentro de las diez leguas limítrofes con cualesquiera de los puertos, reúnan las mejores disposiciones de moralidad y laboriosidad.
Art 12.— El gobiemo expedirá los reglamentos necesarios para la ejecución de la presente ley.2

Entre sus atribuciones, la comisión tenía las siguientes:

    1. Promover y facilitar el establecimiento de inmigrantes, según su sexo y condición, dándoles los auxilios pecuniarios que para ello necesitaran en relación con el fondo que la Cámara de Representantes destinó en el presupuesto general y a la necesidad del solicitante.
    2. Procurar agentes corresponsales en Europa y demás puntos convenientes para que cooperaran con las funciones de la comisión.
    3. Procurar colocación, empleo o trabajo a los inmigrantes hondrados e industriosos que lo solicitaran.
    4. Promover las ventajas de Guatemala como destino para los inmigrantes.
    5. Llevar un registro exacto de los emigrados que ingresaran al país, con expresión de su nacionalidad, profesión, industria u oficio y día de ingreso; y si hubiese obtenido lotes de terreno, la extension de estos, fecha de la concesión y cultivo que se les haya hecho.3

Sería solamente por tres años que esta comisión rigió, pues fue disuelta en 1871, tras la revolución liberal de ese año, dado que la intención del reglamento era presentar a Guatemala como un destino ideal para aquellas familias de ascendencia católica.


BIBLIOGRAFIA:

  1. Pineda de Mont, Manuel (1869). Recopilación de las leyes de Guatemala, compuesta y arreglada a virtud de orden especial del Gobierno Gobierno de la República I. Guatemala: Imprenta de la Paz en el Palacio. p. 841.
  2. Ibid., p. 842.
  3. Ibid., p. 843.

Subir