Menú Cerrar

9 de marzo de 1821: Gaínza asume como Capitán General Interino del Reino

9marzo1821
Los criollos guatemaltecos saliendo del Real Palacio luego de reunirse con Gabino Gaínza para pactar la Independencia de Centro América el 15 de septiembre de 1821.  Grabado de Agustión Iriarte tomada de Wikimedia Commons.  En el recuadro: retrato que se cree corresponde al Capitán General Gabino Gaínza.  Imagen tomada de Gabino de Gaínza y otros Estudios.

El 18 de mayo de 1816 se emitió la Real Cédula por medio de la cual Gabino Gaínza había sido nombrado como Sub-Inspector General de las Tropas Veteranas y Milicias de Infantería y Caballería del Reino de Guatemala.  Gaínza era Brigadier de los Reales Ejércitos, con amplia experiencia militar obtenida en batallas en la Plaza Orán, Gibraltar, Plaza de Mobila, Isla de Cuba, Trujillo, y muchos otros lugares; además había ascendido rápidamente gracias a su dedicación a los estudios, su inteligencia y su subordinación a la ordenza.  Si bien en Chile sufrió su primera derrota desastrosa a manos de las tropas independentistas del general Juan MacKenna en 1814, para entonces Gaínza contaba con una carrera militar de cuarenta y cinco años, era el comandante general de las tropas españolas y había reconquistado toda la Provincia de Concepción en Chile y recuperado la comunicación terrestre con Lima.1

En 1818 el implacable Capitán General José de Bustamante y Guerra dejó el poder en el Reino de Guatemala porque la corona española lo necesitaba en las filas de los Reales Ejércitos y fue sustituido por Carlos de Urrutia y Montoya, un hombre de avanzada edad y en cuyo gobierno los independentistas ganaron terreno.2  Ahora bien, no fue solamente la debilidad de Urrutia y Montoya la que ayudó a los independensitas centroamericanos, sino la situación en general del Imperio Español, ya que en 1820 el rey de España Fernando VII se vio forzado a restablecer la constitución de Cádiz de 1812 por el golpe de estado liberal liderado por Rafael del Riego, y a consecuencia de ello se implementó en todo el Imperio libertad de prensa,3 lo que fue aprovechado por el doctor Pedro Molina Mazariegos, líder los criollos liberales, quien comenzó a publicar «El Editor Constitucional», periódico en el que se criticó al gobierno de la colonia, se defendieron los derechos de los centroamericanos y se promovió la independencia.4  Por otra parte, en México, la revolución que había iniciado en 1810 había sido sofocada por las autoridades española, pero con el nuevo rompimiento del orden constitucional en España, se alzaron nuevamente las fuerzas criollas, estaba vez de la mano del conde Agustín de Iturbide, quien junto a otros alzados declaró su independencia total de España a través del Plan de Iguala el 24 de febrero de 1821 e incluso llegó a ofrecer el trono de la Nueva España al rey Fernando VII, dada su débil posición en el gobierno español en ese momento.5

Gaínza estaba en Madrid cuando recibió el nombramiento de sub-inspector general y allí seguía cuando el capitán general Carlos de Urrutia y Montoya sufrió una hemiplejía, según se deduce de los siguientes mensajes: 

Capitanía General de Guatemala

El Excmo. Señor Secretario de Estado y del Despacho Universal de la Guerra  me ha dirigido dos Reales Ordenes que una en pos de otra son como siguen:

Ministerio de la Guerra:

Excmo. Sr. Al Alcalde Secretario de Despacho de Gracia y Justicia digo con esta fecha lo siguiente: Considerando el Rey Nuestro Señor la necesidad que hay en el Reino de Guatemala, de jefes de superior graduación, ha tenido a bien mandar se establezca allí un segundo cabo que desempeñe la Capitanía General y Presidencia, en ausencia y enfermedades del propietario.  Nombrando S. M. desde luego para este destino al Mariscal de Campo D. Alexandro de Horo, Comandante General del Istmo de Panamá, quien deberá marchar inmediatamente a ocupar su nuevo empleo.  Igualmente ha resuelto el Rey que en lo sucesivo el Comandante General de Istmo de Panamá sea para la clase de Coroneles graduados, o efectivos, cuyo empleo resumirá la Sub-Inspección Particular de aquel punto, como lo tiene Horo. Y, por último, es la voluntad de S.M. que el Brigadier Gabino Gaínza, Sub-Inspector nombrado para Guatemala, que se halla en esta plaza, se ponga en marcha sin pérdida de tiempo para su destino pues hace en él suma falta.

De Real Orden traslado a V.E. para su inteligencia y gobierno. Dios Guarde a V.E. muchos años.  Madrid, 13 de enero de 1820.

Sr. Capitán General de Guatemala.6

Dada la orden real, Gaínza se puso en camino, y cuando llegó a Guatemala el capitán general Urrutia y Montoya le entregó el poder interinamente por medio del siguiente comunidado:

Palacio de Guatemala a las cinco de la tarde del día nueve de marzo de mil ochocientos veinte y uno.

Hallándome enfermo desde el mes de agosto último, y considerando los Facultativos que me han sistido, Doctores don pedro Molina y don Vicente Carranza, que es de urgente necesidad para lograr el restablecimiento de mi salud la absoluta separación por algún tiempo del mando, cuyos cuidados han detenido la convalecencia y en concepto de los mismo me pueden ocasionar una repetición del ataque de hemiplejía que me acometió. En esta virtud, y en la de hallarse ya en esta capital el Señor Brigadier don Gabino Gaínza, Sub-Inspector General de las Tropas de estas Provincias, que por su carácter y antigüedad es el Jefe llamado al mando en los casos en que yo no pueda desempeñarlos, conforme a la Real Orden de Sucesión de Mandos, y habiendo manifestado todo lo referido en la Excma. Diputación Provincial con su acuerdo y conformidad, he venido en delegar, como delego el mando en todos sus conceptos de Militar, Político y de Hacienda en el referido Señor Gaínza por el tiempo de uno o dos meses, o el que necesita para reparar mi salud hasta hallarme en disposición de resumir los empleos que por dicho tiempo le cedo de Capitán General, Jefe Político Superior, y Superintenden General, sub-delegado de Hacienda Pública.  Comuníquese esta providencia a la misma Excma. Diputación Provincial, al Tribunal Superior de la Audiencia Territorial, a los Ilmos. Prelados Diocesianos, y a los demás Cuerpos y Autoridades de esta provincia que corresponda y dése cuenta a su Majestad de esta misma delegación que tengo anuncia por los Ministerior respetivos. 

        • Carlos Urrutia
        • José Ramón Zelaya7

Aunque Gaínza inicialmente hizo del conocimiento público que no iba a tolerar movimientos independentistas,8 Centroamérica experimentó una agitación social de niveles intolerables durante su breve gobierno, lo que obligó a la diputación provincial, a los criollos aristócratas y a las autoridades eclesiásticas a solicitar a Gainza una reunión para discutir el difícil tema de la independencia el 15 de septiembre de 1821.2


BIBLIOGRAFIA:

  1. Del Cid, Fernández, Enrique (1959). Don Gabino de Gaínza y otros Estudios. En: Colección de autores guatemalenses «Carlos Wyld Ospina». Guatemala: Universidad de San Carlos de Guatemala. p. 23-24.
  2. Gómez Carrillo, Agustín (1887). Elementos de la historia de Centro-América. Guatemala: Tipografía de Arenales.
  3. Burgos, Carmen de (1931). “Gloriosa vida y desdichada muerte de don Rafael del Riego” Madrid: Renacimiento.
  4. Del Cid, Don Gabino de Gaínza y otros Estudios, p. 29.
  5. Zárate, Julio (1880). La Guerra de Independencia. Vicente Riva Palacio, ed. México a través de los siglos. III volumen. México: Ballescá y compañía.
  6. Del Cid, Don Gabino de Gaínzsa y otros Estudios, p. 25-26.
  7. Ibid, p. 26-27.
  8. Gaínza, Gabino (10 de abril de 1821) “Proclama a los habitantes de la provincia de Guatemala“. Provincia de Guatemala.