5 de abril de 1700: el Visitador Tequeli se refugia en el Colegio de los Jesuitas

El Visitador Francisco Gómez de la Madriz anuncia su presencia en Santiago de los Caballeros de Guatemala con un toque de entredicho en la Iglesia de la Compañía de Jesús

5abril1700
Interior del Templo Jesuita en 1880, mostrando los daños ocasionados por el terremoto del 3 de septiembre de 1874. Fotografía de Agostino Someliani.

La presencia del visitador Francisco Gómez de la Madriz, —o licenciado Tequeli, como era llamado también según explica Domingo Juarros en su obra «Compendio de la Historia de la Ciudad de Guatemala«1— profundizó la gran división que ya existía entre los oidores de la Real Audencia de Guatemala, además de muchas tribulaciones al capitán general Gabriel Sánchez de Berrospe2 quien gobernaba el Reino de Guatemala desde el 27 de marzo de 1696.3

Las fuerzas de Berrospe habían logrado conquistar la región de Petén en abril de 1697,4 la cual se había mantenido independiente del dominio español desde 1524,5 pero esto no impidió que los enemigos que tenía en la Real Audiencia, encabezados por el oidor José de Scals y el recién nombrado Gregorio Castillo y Escudero, aprovecharan la llegada del Visitador para sus fines, y que se formaran dos bandos: los Berrospistas y los Tequelíes que llegaron incluso a la violencia.6

El Visitador llegó a la ciudad de Santiago de los Caballeros a principios de 1700, pero desde el principio su prepotencia y arrogancia causó conflictos con las autoridades locales.7  Su primer acto oficial fue destituir a Sánchez de Berrospe y sustituilo por el oidor Amézquita — principal aliado de Scals— como presidente provisorio.  Luego, destituyó a dos oidores, entre ellos Gregorio Carrillo —quien había usurpado el puesto de oidor decano cuando llegó a Guatemala—, y Juan Jerónimo Duardo, pero éstos rápidamente afirmaron que su destitución era ilegal y en retorno ordenaron que redujeran a prisión al Visitador.8

Ya para la Semana Santa, la situación era muy difícil, y el domingo de Ramos, los oidores Gregorio Carrillo y Pedro de Eguaras fueron a la casa del Visitador y le exigieron que no inquietase ni perturbase más a la ciudad y que se diera por prisionero.  El Visitador se refugió ese mismo domingo juntos con su séquito en el Colegio de la Compañía de Jesús, en donde los sacerdotes de la ciudad llegaron a reunirse con él para estar de guardia toda la noche para proteger a Tequeli, pues los aliados de Carrillo habían rodeado el Colegio.8

Al día siguiente, Lunes Santo 5 de abril, a las 9 de la mañana, los jesuitas tocaron a entredicho provocando un gran alboroto en la ciudad, ya que este toque era utilizado únicamente bajo circunstancias muy graves.  Para calmar la situación, el capitán general Berrospe ordenó que la guardia protegiera el Real Palacio y la Plaza Mayor.7  Por fin, el obispo Andrés de las Navas vino en su ayuda y consiguió que el Visitador saliera de la ciudad y se fuera a Soconusco.8

Pero el Visitador se mantuvo en pie de lucha.  En Soconusco trató de incitar a la población a que se levantara en armas en contra de los berropistas,8 mientras que sus seguidores en Santiago de los Caballeros continuaron haciendo «papeles satíricos» contra el gobierno de Berrospe.7 Además, el obispo era un fuerte aliado suyo y publicó manifiestos exhortando a todas las personas a obedecer al Visitador y a desconocer a la Audiencia «fraudulenta»; es más, llegó a amenazar con la excomunión a quienes osaran poner sus manos sobre el licenciado Tequeli.8

Berrospe tuvo que enviar al oidor Pedro de Ezguaras al frente de un batallón de soldados para derrotar a Tequeli en Soconusco, y aunque fue derrotado inicialmente, al final logró derrotar al Visitador y pacificar la región.  Tequeli intentó invadir Guatemala una vez más en 1701, al mando de un pequeño ejército proveniente de Oaxaca, pero fue derrotado en un combate contra los berropistas.8

La situación tuvo un final trágico.  El obispo Navas fue reprendido por el arzobispo de México, quien le ordenó que retirara la amenaza de excomunión contra los berropistas, pero éste se negó y finalmente murió el 2 de noviembre de 1701 a las nueve y media de la mañana, con fuertes sospechas de que había sido envenenado.9,10  Por su parte, Berrospe desapareció de la escena política en 1702, y Tequeli fue sustituido por José Osorio como Visitador el 2 de marzo de mismo año por el virrey de México, doctor Juan de Ortega y Montañés.10  Finalmente capturaron a Tequeli en Campeche y lo enviaron a México como prisionero, acusado de ser el autor de todo el caos en Guatemala.9 


BIBLIOGRAFIA:

  1. Juarros, Domingo (1818). Compendio de la historia de la Ciudad de Guatemala II. Guatemala: Ignacio Beteta. p. VIII
  2. —(1808). Compendio de la historia de la Ciudad de Guatemala. I. Guatemala: Ignacio Beteta. p. 355
  3. Pardo, J. Joaquín (1944). Efemérides de la Antigua Guatemala,. 1541-1779. Guatemala: Unión Tipográfica. p. 93
  4. Ibid. p. 94
  5. Juarros, Compendio de la historia de la Ciudad de Guatemala, I. p. 267
  6. Ibid. p. 268
  7. Juarros, Compendio de la historia de la Ciudad de Guatemala, II. p. IX
  8. Bancroft, Hubert Howe (1883) Central America: 1530-1800. (en inglés) En: The Pacific States of North America. II. San Francisco, California: Bancroft Publishers. p. 662
  9. Ibid., p. 663
  10. Pardo, Efemérides de la Antigua Guatemala, 1541-1779, p. 101.