25 de mayo 1794: a los 95 años de edad toma posesión de su cargo como Capitán General José Domás y Valle

Iglesia de San Francisco en la Ciudad de Guatemala a principios del siglo XX.  Aquí fue sepultado el capitán general Domás  y Valle en 1802.  Imagen tomada de Wikimedia Commons.

José Domás y Valle era Jefe de Escuadra de la Real Armada y había sido gobernador de Panamá.  Ingresó a la Ciudad de Guatemala por la garita de Buena Vista (hoy Teatro Nacional) procedente de su antiguo puesto escoltado por dragones y en un carruaje que puso a su servicio el capitán general Bernardo Troncoso Martínez, quien era teniente general de los Reales Ejércitos.  Por su avanzada edad los vecinos decían “¡Otra cáscara para la silla de la gobernación!”.

Domás y Valle había nacido durante el gobierno del rey Felipe V, primer rey de la familia borbón en España, y procedía de una familia de marinos.  Desde los dieciocho años participó en los combates navales de la Armada Española, llegando a estar en un total de veinticho acciones; así como pasó de ser un simple grumete a ser jefe de escuadra de la Real Armada.

En 1786, contando ya con 87 años de edad, el Rey lo envió a hacerse cargo de la gobernación de Panamá, en donde estuvo ocho años antes de ser nombrado a la gobernatura de Guatemala. Al enterarse los vecinos de la avanzada edad del nuevo gobernador, pensaron que no iba a tardar ni un año en el puesto, pero se equivocaron:  Domás y Valle ejerció su período con gran energía hasta que lo entregó el 28 de julio de 1801 a Antonio González Mollinedo y Saravia a sustituirlo. Por cierto que González Mollinedo también era de edad avanzada contando más de setenta años cuando tomó posesión.

Domás y Valle ya no quiso regresar a su tierra natal y prefirió terminar sus días en Guatemala en donde falleció tranquilamente muy poco tiempo después de haber entregado el poder.  Sus restos fueron sepultados en el templo de San Francisco en la Ciudad de Guatemala.

BIBLIOGRAFIA: