Menú Cerrar

11 de julio de 1733: llega el Capitán General Pedro de Rivera y Villalón

Asume la presidencia de la Capitanía General de Guatemala el Mariscal de Campo de los Reales Ejércitos Pedro de Rivera y Villalón.

Ruinas del templo de San Francisco en Antigua Guatemala en 1887. El Capitán General Rivera y Villalón apoyó el restablecimiento del colegio franciscano de San Buenaventura. En el recuadro: mapa del norte de México en 1725, que incluye Texas, región que ampliamente por Rivera y Villalón
Ruinas del templo de San Francisco en Antigua Guatemala en 1887. El Capitán General Rivera y Villalón apoyó el restablecimiento del colegio franciscano de San Buenaventura. En el recuadro: mapa del norte de México en 1725, que incluye Texas, región que ampliamente por Rivera y Villalón antes de ser nombrado Capitán General de Guatemala. Imágenes tomadas de Wikimedia Commons.

Reseña biográfica de Rivera y Villalón:

Nacido en Málaga en 1664, Pedro Rivera y Villalón fue nombrado como gobernador del presidio de Veracruz en 1711, un puesto de mucho prestigio ya que dicho puerto que era entonces la cabecera de los navíos que partían del Virreinato de Nueva España hacia España. Siempre en Veracruz, en 1713 fue nombrado además general de la Armada de Barlovento, ya qu al puerto también llegaban las flotas españolas y debía controlar todos los mecanismos defensivos del enclave.1

En 1724, ya como brigadier había llegado a ser gobernador de la provincia de Tlaxcala y luego fue a la capital del virreinato a hacerse cargo de su principal proyecto: la visita a la frontera norte. Esta era una misión larga y difícil y de riesgo, pero las autoridades virreinales necesitaban una visión amplia del estado político y militar de su larga frontera norte y lo eligieron por su excelente hoja de servicios. El cometido era visitar e inspeccionar todos los presidios españoles en dicha frontera para así reestructurar los mismos acorde a los medios físicos y económicos de que se disponían.1

Rivera inició su viaje el 21 de noviembre de 1724, y recorrió grandes extensiones del virreinato. En junio de 1727 partió hacia la entonces peligrosa provincia de Texas y la frontera francesa con Luisiana. Finalmente regresó a la Ciudad de México el 21 de junio de 1728, después casi trece mil kilómetros de tránsito e innumerables ataques de indígenas. Con los datos recabados, Rivera fue el primero en elaborar planos de las defensas del virreinato de la Nueva España en la Frontera Norte, y gracias a la enorme cantidad de información militar y económica que pudo recabar, publicó el primer reglamento para los presidios de la frontera norte del virreinato en 1729. De hecho, el diario que escribió del viaje, las noticias sobre las poblaciones y misiones que encontró, así como la información descrita en su derrotero, se convirtieron en un manual de conocimiento indispensable de la frontera norte.1

Nombramiento como capitán general de Guatemala:

Véase también: Reino de Guatemala

El 26 de octubre de 1728, como recompensa por sus servicios, y ya con el grado de Mariscal de Campo de los Reales Ejércitos, fue emitida la Real Cédula en que es nombrado gobernador y capitán general del Reino de Guatemala.2 Al enterarse, Rivera y Villalón envió una carta al Ayuntamiento criollo donde les anuncia que ha recibido tal nombramiento; aquella carta se recibió en Santiago de los Caballeros de Guatemala el 28 de julio de 1730.3

Aunque no había llegado todavía a tomar posesión, el Ayuntamiento criollo lo mantuvo informado de lo que ocurría en el Reino. Por ejemplo, el 19 de mayo de 1732 acusó recibo de la carta en que le informaron que el rey había aprobado la fundación de la Casa de La Moneda.4

Lllegada a Santiago de Guatemala:

Véase también: Santiago de los Caballeros de Guatemala

Finalmente llegó a la ciudad de Santiago de los Caballeros de Guatemala el 11 de julio de 17335, tomando posesión oficialmente al día siguiente de manos de Antonio Pedro de Echevers y Subiza.6 En su nuevo cargo, Rivera y Villalón tuvo una vida muy tranquila en comparación con sus puestos anteriores, aunque sí se presentaron algunos conflictos; el principal fue el de la propia presidencia de la Capitanía General, la cual disputó Tomás de Rivera y Santa Cruz. El 23 de julio de 1733 se había emitido la real cédula designado a Tomás de Rivera y Santa Cruz como sucesor de Rivera y Villalón cuando éste cumpliera con el tiempo para el que fue designado como presidente del Reino de Guatemala, pero Rivera y Santa Cruz exigió que le dieran esa posesión por lo que la Real Audiencia decidió no otorgársela sino hasta que le correspondiera en 1741.7 Finalmente el asunto se saldó el 28 de febrero de 1742, cuando el rey decidió que Rivera y Santa Cruz tomara posesión, subrogando a Rivera y Villalón.8

Otro problema que tuvo Rivera y Villalón fueron las agrias disputas con el obispo Pedro Pardo de Figueroa por las competencias entre el Cabildo Eclesiástico y de la Real Audiencia.1 Pero aparte de estos conflictos, fue muy apreciado en Guatemala porque siempre se preocupó porque los fondos reales fueran manejados con probidad, se preocupó por enviar alimentos a los jesuitas de California y facilitó el restablecimiento del colegio de San Buenaventura, que era de los frailes franciscanos.9

El 16 de octubre de 1742 fue sustituido por Tomás de Rivera y Santa Cruz y regresó a la Ciudad de México el 16 de abril de 1743,5 no sin antes testar ante el escribano Hipólito Ordóñez el 26 de marzo de ese año.9


Bibliografía:

  1. Real Academia de la Historia (s.f.). Pedro de Rivera y Villalón. Sitio de la Real Academia de la Historia. España.
  2. Pardo, J. Joaquín (1944). Efemérides de la Antigua Guatemala, 1541-1779. Guatemala: Unión Tipográfica. p. 133.
  3. Ibid., p. 137.
  4. Ibid., p. 139.
  5. Juarros, Domingo (1808) Compendio de la Historia de la Ciudad de Guatemala. I. Guatemala: Ignacio Beteta. p. 269.
  6. Pardo, Efemérides de la Antigua Guatemala, p. 142.
  7. Ibid., p. 144.
  8. Ibid., p. 156.
  9. Ibid., p. 157.

Subir