29 de octubre de 1824: Asamblea prohibe publicación de edictos eclesiásticos sin aprobación del gobierno

La Asamblea Constituyente de las Provincias Unidas del Centro de América prohibe la publicación de edictos eclesiásticos sin permiso de la autoridad civil.

El desaparecido Calvario de la Nueva Guatemala de La Asunción. Era una de las numerosas parroquias que había en la ciudad dada la influencia de la Iglesia Católica.
El desaparecido Calvario de la Nueva Guatemala de La Asunción. Era una de las numerosas parroquias que había en la ciudad dada la influencia de la Iglesia Católica. Imagen tomada de Wikimedia Commons.

Ataque a los privilegios del clero:

Véase también: clero regular (frailes); clero secular (curas párrocos)

Al igual que como estaba ocurriendo en España con el régimen de Fernando VII y en el resto de las naciones americanas, los criollos liberales centroamericanos estaban tratando por todos los medios de restringir los privilegios políticos y económicos del clero católico, que hasta ese momento era el ente más poderoso de la sociedad y principal aliado de sus rivales, los criollos aristócratas.1-3 Tras la Independencia en 1821 y la separación de Centroamérica del efímero Primer Imperio Mexicano, la fuerza de los criollos liberales centroamericanos se hizo sentir en la Asamblea Constituyente que convocó Vicente Filísola antes de regresar a México en 1823.

Decreto contra edictos ecleasiásticos en Centroamérica:

Véase también: Provincias Unidas del Centro de América

La Asamblea llamó a la región Provincias Unidas del Centro de América en lo que se promulgaba la constitución con el nombre definitivo, y emitió varios decretos intentando limitar el poder del clero, entre ellos el siguiente:4

DECRETO DEL CONGRESO CONSTITUYENTE DE 29 DE OCTUBRE DE 1824

Prohibiendo la publicación de pastorales o edictos, sin el pase del gobierno civil

    1. No podrán expedirse ni circularse las pastorales, edictos y cualesquiera otras circulares del gobierno eclesiástico, sin que hayan obtenido el pase del jefe del estado; que deberá darlo ó negarlo en los mismos casos en que por las leyes vigentes debia darse dicho pase, ó mandarse retener, las bulas pontificias.
    2. Para dar ó negar el pase procederá el jefe con consulta del consejo representativo; y mientras éste no se halle instalado, con la del congreso.4

Guerra Civil y expulsión del clero:

Véase también: Guerra Civil Centroamericana, Francisco Morazán

Los criollos aristócratas y los religiosos fueron pacientes con estas medidas, hasta que llegó el momento en que sus intereses económicos fueron afectados cuando se restringió la edad para ingresar a los conventos y monasterios. En ese momento, se aliaron con el presidente Federal Manuel Arce y Fagoaga, y el jefe de Estado de Guatemala, el liberal Juan Barrundia, intentó perpetrar un golpe de estado contra Arce, por lo que éste lo hizo prisionero en septiembre de 1826. Arce convocó a una congreso extraordinario y a elecciones en Guatemala, y resultó electo el líder aristócrata Mariano de Aycinena, lo que desencadenó la Guerra Civil Centroamericana.

Tras ser derrotados por las fuerzas del general liberal hondureño Francisco Morazán el 14 de abril de 1829, los aristócratas que incluían numerosos líderes del clero secular, y la mayoría de los frailes regulares fueron expulsados de Centroamérica.

Rafael Carrera y el clero:

Véase también: Rafael Carrera

A partir de ese momento, los liberales establecieron la República Federal como quisieron, es decir, tras apropiarse de todos los bienes de los aristócratas y del clero, establecieron negocios con los británicos de Belice, leyes laicas anticlericales e impuestos abusivos contra los campesinos en indígenas, pero no contaban con que iba a surgir un caudillo católico y campesino en Guatemala: el general Rafael Carrera. Inicialmente un criador de cerdos al por mayor en Mataquescuintla, Carrera se convirtió en el comandante de la guerrilla católico-campesina que derrocó al gobierno liberal del jefe de Estado Mariano Gálvez, y eventualmente llegó al poder, desde donde protegió los intereses políticos y económicos del clero hasta su muerte en 1865.5-7

Pero tras la muerte de Carrera, los liberales retomaron el poder en Guatemala en 1871 y desde un principio atacaron los intereses del clero8. El gobierno liberal nuevamente expulsó al arzobispo y a los frailes regulares y se apropió de sus bienes, con los que formó un banco nacional. Y cuando recién iniciaban su labor al frente de la mitra guatemalteca, también fueron expulsados los arzobispos Ricardo Casanova y Estrada en 18879-10 y el jesuita Luis Javier Muñoz y Capurón en 1922.11

Iglesia recupera privilegios a medias en 1954:

Véase también: Jacobo Árbenz Guzmán, Constitución de 1956

La Iglesia recuperó parte de su antigua prosperidad y privilegios en Guatemala a cambio de la ayuda que el arzobispo Mariano Rossell y Arellano proporcionó a la United Fruit Company y al Departamento de Estado de los Estados Unidos para derrocar al gobierno del coronel Jacobo Árbenz Guzmán en 1954.12-13 Pero poco después, ocurrió un cisma entre los religiosos y las élites económicas cuando el Concilio Vaticano II y la Conferencia de Medellín de 1968 promulgaron la «Teología de la Liberación» que considera que el Evangelio exige la opción preferencial por los pobres y recurre a las ciencias humanas y sociales lograrlo. Esta nueva orientación social de la Iglesia no fue bien vista por sus antiguos aliados, que abrazaron los cultos protestantes o los movimientos más radicales de la Iglesia Católica, específicamente el Opus Dei.


Bibliografía:

  1. Payne, Stanley G. (1977). Ejército y sociedad en la España liberal (1808-1936). Madrid: Akal. ISBN 84-7339-215-9. OCLC 637325133.
  2. Sánchez Mantero, Rafael (2001). Fernando VII. Borbones, 6. Madrid: Arlanza. ISBN 84-95503-23-9.
  3. La Parra López, Emilio (2018). Fernando VII. Un rey deseado y detestado. XXX Premio Comillas de Historia, Biografía y Memorias. Barcelona: Tusquets. ISBN 978-84-9066-512-1.
  4. Pineda de Mont, Manuel (1869). Recopilación de las leyes de Guatemala, compuesta y arreglada en virtud de orden especial del Gobierno Supremo de la República I. Guatemala: Imprenta de la Paz en el Palacio.
  5. Hernández de León, Federico (1926). El Libro de las Efemérides: capítulos de la Historia de la América Central. I Guatemala: Tipografía Sánchez y de Guise.
  6. — (1929). El Libro de las Efemérides: capítulos de la Historia de la América Central. II Guatemala: Tipografía Sánchez y de Guise.
  7. — (1930). El Libro de las Efemérides: capítulos de la Historia de la América Central. III Guatemala: Tipografía Sánchez y de Guise.
  8. Lainfiesta, Francisco (1975). Apuntamientos para la Historia de Guatemala: Período de veinte años corridos del 14 de abril de 1865 al 5 de abril de 1885. Guatemala: Pineda e Ibarra.
  9. Macías del Real, A. (1897). «El Arzobispo Ricardo Casanova y Estrada». La Ilustración Guatemalteca (Guatemala: Síguere, Guirola y Cía) I (17).
  10. Barillas, Manuel Lisandro. Mensaje presentado a la Asamblea Nacional Constituyente por el ciudadano Manuel Lisandro Barillas, general de división y presidente de la República de Guatemala, el día 1 de octubre de 1887. Guatemala: La Unión.
  11. Méndez, Rosendo P. (1927). Recopilación de las Leyes de la República de Guatemala, 1922-1923. XLI. Guatemala: Tipografía Nacional. pp. 497-498.
  12. Rossell y Arellano, Mariano (1954). Declaración contra la demagogia comunista y liberal. La Iglesia no busca privilegios. Guatemala: Arzobispado de Guatemala.
  13. Azurdia Alfaro, Roberto (1960). Recopilación de las Leyes de la República de Guatemala, 1955-1956. LXXIV . Guatemala: Asamblea Nacional Constituyente. pp. 17-39

Subir