6 de marzo de 1837: en San Juan Ostuncalco se produce la primera sublevación indígena contra los Códigos de Livingston que impuso el gobierno liberal de Mariano Gálvez

6marzo1837
Iglesia Parroquail de San Juan Ostuncalco, Quetzaltenango en 2010.  Los curas párrocos fueron instrumentales en la rebelión campesina contra las leyes laicas impuestas por los Códigos de Livinston impulsados por José Francisco Barrundia (en el recuadro). Imágenes tomadas de Wikimedia Commons.

El gobierno del Dr. Mariano Gálvez habría sido mejor si no hubiera tenido la influencia nefasta de José Francisco Barrundia, quien era un liberal radical que intentó introducir al país novedosos sistemas de justica y educación que no se adaptaron en lo absoluto a la realidad nacional.  El caso más específico fue el de los Códigos de Livingston, que Barrundia tradujera, y que prácticamente forzó a Gálvez a imponer desde la presidencia de la Asamblea Legislativa el 1 de enero de 1837.

Y es que el problema de los mencionados cógidos era que imponía modificaciones al sistema de vida que eran incompatibles con las costumbres ancestrales y coloniales de los indígenas guatemaltecos;  el matrimonio civil, el divorcio, y los juicios de jurados eran ideas muy novedosas para esa época en que apenas 15 años antes se había declarado la independencia del Imperio Español. Así como estaban las cosas en ese momento, a los indígenas no les pareció en lo absoluto que se restringiera la actividad de los curas párrocos (que no habían sido expulsado del territorio como los frailes regulares) ni que se pusiera a la autoridad de la Iglesia Católica bajo la autoridad civil, cuando estaban acostumbrados a que fuera todo lo contrario.

Otra de las cosas que se impusieron en los códigos fue la construcción de cárceles públicas en los poblados.  Y aquí fue donde la situación estalló, pues los curas párrocos se encargaron de divulgar toda clase de historias falsas sobre las nuevas instalaciones carcelarias entre los indígenas a su cargo.  Así pues, el 6 de marzo de 1837, apenas dos meses después de implementados los códigos, los indígenas de San Juan Ostuncalco se alzaron contra los que estaban construyendo la cárcel pública de la localidad.  Armados de hondas y piedras, hicieron huir al juez y al magistrado de la corte que estaban supervisando las obras, quienes al verse a salvo pidieron ayuda a una escolta.  Los soldados llegaron a dispersas a los alzados a balazos, y así terminó aquel primer tumulto contra los códigos.

Pero aquel primer alboroto fue solamente un aviso, pues la labor de los curas párrocos apenas empezaba a dar frutos.  Tan solo un año después, debido a los alzamientos indigenas en todo el Estado, el régimen liberal se había resquebrajado y Mariano Gálvez había abandonado la presidencia.


BIBLIOGRAFIA:

  • Hernández de León, Federico (6 de marzo de 1926) El Capítulo de las Efemérides, 6 de marzo de 1837, Levantamiento en San Juan Ostuncalco. Guatemala: Nuestro Diario, Talleres SELCA.
  • Solís, Ignacio (1906) Memorias de Carrera, 1837 a 1840. Tip. de Sánchez y de Guise. Guatemala.