Marzo de 1904: la profesora guatemalteca Natalia Górriz de Morales publica en Tegucigalpa su obra “Compendio de Geografía Descriptiva”

marzo1904
Puente colonial que comunica a Tegucigalpa con Comayagüela en Honduras; en esta ciudad fue donde Górriz de Morales publicó su obra corregida y aumentada en 1904.  En el recuadro: la profesora Górriz de Morales en 1896. Imágenes tomadas de Wikimedia Commons.

Una de las personalidades de la educación guatemalteca de finales del siglo XIX y la primera mitad del siglo XX fue, indudablemente, la profesora Natalia Górriz de Morales, quien naciera en 1868 había tenido una brillante traductora como docente y ya para 1904 ya era presentada como Ex-Directora del Instituto Nacional Central de Señoritas, Ex-Inspectora General de Educación Primaria y Ex-Presidenta de la Academia Central de Maestros de Guatemala.  Y es que la Sra. Górriz de Morales había abandonado la carrera docente cuando contrajo matrimono con el licenciado Próspero Morales, ministro de la Guerra y de Educación del presidente José María Reina Barrios, y quien muriera tras intentar derrocar por medio de las armas al presidente Reina Barrios en 1897 y al presidente Manuel Estrada Cabrera en 1898.

Tras el fallecimiento de su esposa, la Sra. Górriz de Morales vivió momentos difíciles en Guatemala, al punto que cuando publicó su obra “Compendio de Geografía Descriptiva“, lo tuvo que hacer en Honduras.  Esta es una obra muy meticulosa que describe la geografía mundial y la que la autora dedicó a la memoria de su fallecido esposo.  He aquí en qué términos se refirieron a ella los editores de la Tipografía Nacional de Honduras en el prólogo de su obra:

“A una feliz casualidad debemos que haya llegado a nuestras manos el presente Compendio de Geografía Descriptiva, escrito en Guatemala por la notable educadora centroamericana señora doña Natalia Górriz, viudad de Morales, quién a sus reconocidas dotes como tal educadora une condiciones muy apreciables de pensadora y un nombre favorablemente conocido en el campo de las letras y de las artes.

Leímos con detenimiento la obra y notames en ella método expositivo claro, concisión en el lenguaje y datos muy interesantes que sin hacerla recargada y fatigosa para las inteligencias juveniles a quienes está dedicada, les ofrece, por el contrario, facilidad grande para el aprendizaje de una ciencia importante, y cuyo conocimiento es indispensable en todas las relaciones sociales.

Claro es que en Geografía, como en Historia, nada puede ser inventado por el escritor de una obra ni ser de efectiva originalidad; pero sí el plan de exposición, el método seguido en ella; condiciones que ereune, en grado altamente apreciable, la obra de la señora de Morales, para hacerla verdaderamente didáctica y muy apropiada para la enseñanza en escuelas superiores, institutos y liceos.

Por otra parte, sin que falte en ella dato alguno importante o que deba ser conocido, no peca de árida como la generalidad de las de su clase, con detalles innecesarios y que la memoria inquieta de los niños y de los jóvenes rara vez retiene por mucho tiempo; sino que la sencillez del lenguaje, sin car en la vulgaridad y las Notas Históricas de que está salpicada, le prestan variedad y hacen amena e interesante su lectura.

Han sido todas estas consideraciones, así como también la de que ha de reportar verdadera utilidad, sin duda alguna, a profesores y alumnos, las que nos han movido, con el beneplácito de la autora, a dar a la estampa su obra, corregida por ella y adicionada con las útimas variaciones que ha sufrido el mapa político de América y Africa, como consecuencia de la guerra hispano-americana y de la anglo-boer, con lo cual ninguna otra resulta más al día.”

Por la calidad del trabajo, Górriz de Morales fue aceptada por unanimidad en la Real Sociedad Geográfica de Madrid.


BIBLIOGRAFIA: