14 de noviembre de 1925: muere Manuel Herrera Moreno

El licenciado Manuel Herrera fue quien firmó por Guatemala el nefasto tratado Herrera-Mariscal por el que Guatemala renunció definitivamente al Soconusco en 1882.

14noviembre1925
Frontera entre Guatemala y México vista de norte a sur. En el recuadro: croquis de la frontera luego de la finalización del trabajo de la Comisión de Límites en 1896. Imágenes tomadas de Wikimedia Commons.

Manuel Herrera Moreno se graduó de la Facultad de Derecho y Notariado en 1873 en donde fue compañero del Arturo Ubico Urruela, padre del general Jorge Ubicoy hermano de Ernestina Ubico, esposa de Herrera Moreno.

Herrera Moreno era hijo de Manuel María José Herrera,2 quien fue un poderoso personaje del gobierno liberal del general J. Rufino Barrios, y artífice de varias políticas económicas del mismo. Manuel María José Herrera, era un acaudalado empresario fue el primer ministro de Fomento del general Barrios y se preocupó por el desarrollo agrícola y la obra pública, pero que a pesar de ello fue víctima de ataques del general Barrios por sus negocios de molinos de trigo y murió de una afección cardíaca en 1883.Herrera también fue el artífice de la Reforma Agraria impulsada por el gobierno del general J. Rufino Barrios que resultó en la creación de las grandes fincas cafetaleras producto del despojo de las tierras comunales indígenas y de las tierras confiscadas a las órdenes religiosas y, junto con los otros Ministros de Estado, fue también uno de los diputados constituyentes que redactó la Constitución de 1879, con la que Barrios pudo extender su gobierno hasta 1886.4

Por su parte, Manuel Herrera Moreno nació el 25 de marzo de 1847 quien en 1881 fue descrito así por el licenciado Francisco Lainfiesta: “era un joven bastante instruido, de caráter un tanto caprichoso, vivo y naturalmente inquieto había sido despachado a México, sustitución de Ramón Uriarte en 1878 o 1879. [El presidente] Barrios  aseguraba que al nombrar a Herrerita para ese puesto, sólo quiso obsequiar los deseos de su padre, que le solicitó aquella separación, para evitarse de las molestias que le ocasionaba el hijo con ciertas reclamaciones de bienes hereditarios.”5

Ya en México, Herrera Moreno se hizo cargo activamente de la gestión del tratado de límites entre Guatemala y ese país, mientras el general Barrios promovía las intromisiones de guatemaltecos al territorio en disputa en Soconusco, promoviendo la ira del senado mexicano que amenazó con ir a la guerra en 1881.  La gestión de Herrera Moreno en México y la de los licenciados Arturo Ubico Urruela, primero, y Lorenzo Montúfar, después, en Washington buscando la mediación del gobierno de los Estados Unidos, se veía entorpecida porque tenían que consultar con el presidente guatemalteco a cada paso.  Aquel era un plan preconcebido del presidente Barrios, quien amparándose en la supuesta ineptitud de sus embajadores, emprendió un viaje a los Estados Unidos para resolver el asunto de límites personalmente y aprovechó para comprar bienes en Nueva York, a donde ya había emigrado su familia temiendo por su vida por los múltiples enemigos que Barrios tenía en Guatemala.6

Cuando Barrios llegó a Estados Unidos hizo llegar a Herrera Moreno, Montúfar y Ubico a Nueva Orleands, y cuando llegaron, los trató con frialdad e insolencia, como sirvientes que no habían complido con su deber.  Barrios llegó a tratarlos de traidores, y quizá en el caso de Herrera Moreno tuvo razón.  De acuerdo con el licenciado Lainfiesta, un oficial español residente en México le relató en Nueva York cuatro años después que Herrera Moreno originalmente debía haber recibido del gobierno mexicano del general Porfirio Díaz la suma de 50,000 pesos por conseguir que el tratado de límites favoreciera a México, pero solamente obtuvo 30,000 porque su relación con el general Díaz se resquebrajó irremediablemente.  Lainfiesta también refiere que en una cena que hubo en México, el ministro de relaciones de ese país, Mariscal, había relatado que Herrera Moreno había sido su principal colaborador en favor de los intereses de México.7

Por su parte, el ingeniero Claudio Urrutia, jefe de la Comisión de Límites de Guatemala con México, en su informe final en 1900, dice: “No debieron nunca fundarse para formar el tratado, como consta hicieron, en los defectuosísimos mapas que taato México como Guatemala han tenido de sus territorios hasta hace pocos años.”8 “Herrera e Irungaray cedieron todo ese extenso y rico territorio y se preocuparon de que debían hacerse por otras partes insignificantes modificaciones que ampliaran el territorio de guatemala, en lugares de poco o de ningun valor, modificaciones que en último resultado fueron desechadas, por lo menos las de alguna impotancia”.9 “Para concluir este punto falta solamente agregar que Guatemala perdió con la cuarta línea unas 2700 millas cuadradas de terreno que incuestionablemente le pertenecían y del que estaba en quieta y pacífica posesión“.10   (Nota de HoyHistoriaGT: cabe mencionar que este informe final de la Comisión de Límites describía a cabalidad las desastrosa gestión del general Barrios en este asunto, que fue confiscada por el gobierno del licenciado Manuel Estrada Cabrera cuando fue publicada en 1900 y luego también en 1966 cuando fue reimpresa durante el gobierno del licenciado Julio César Méndez Montenegro en la editorial del Ejército.  Actualmente el documento se encuentra en Google Books.)

Herrera firmó por Guatemala el nefasto tratado Herrera-Mariscal el 27 de septiembre de 1882, por el cual Guatemala renunció para siempre a su reclamación del territorio del Soconusco.  Tras la muerte de su padre de una dolencia cardíaca en 1883, Herrera Moreno perdió el favor de Barrios y fue perseguido por su gobierno.  Finalmente, murió el 14 de noviembre de 1925.2

Como nota final, mencionamos que Herrera Moreno tambien era medio hermano de Carlos Herrera, enmpresario cafetalero y diputado por Santa Lucía Cotzumaltguapa, quien sucedió al derrocado presidente el 15 de abril de 1920.2


BIBLIOGRAFIA:

  1. Facultad de Derecho y Notariado de Guatemala (31 de enero de 1902). La Escuela de Derecho. Guatemala: Facultad de Derecho y notariado de Guatemala. 12 (1) p. 4.
  2. Geni (2020) Manuel María Herrera y Moreno. Geni.com
  3. Lainfiesta, Francisco (1885) Apuntamientos para la historia de Guatemala. eríodo de 20 años corridos del 14 de abril de 1865 al 6 de abril de 1885. Guatemala: Tipografía Nacional. pp. 191-192.
  4. Ibid., p. 250.
  5. Ibid., p. 265.
  6. Ibid., p. 268.
  7. Ibid., p. 270.
  8. Comisión Guatemalteca de Límites con México (1900). Memoria sobre la cuestión de límites entre Guatemala y México. Guatemala: Tipografía Nacional. p. 171.
  9. Ibid, p. 173.
  10. Ibid, p. 174.
  11. Gobierno de Guatemala (1881). Recopilación: Las Leyes emitidas por el Gobierno democrático de la República de Guatemala, 1877-1881 II. Guatemala: Tipografía El Progreso. p. 345.

26 de abril de 1902: aprueban el Reglamento de la profesión de Farmacia

La Asamblea Legislativa de Guatemala aprueba el Reglamento del Ejercicio de la profesión de Farmacia en el país.

26abril1902
Unión Farmacéutica de Lanquetin, Castaing & Co. que funcionaba en la Ciudad de Guatemala. Era propiedad de los franceses Julio Lanquetin, Víctor Castaing y del guatemalteco Felipe Solares.  Imagen tomada de El Libro Azul de Guatemala.

El 20 de febrero de 1902, el gobierno del licenciado Manuel Estrada Cabrera reguló la profesión de Farmacia en Guatemala, por medio del decreto 621 el cual estaba basado en las modificaciones formuladas por una Comisión Mixta de médicos y abogados y por la Facultad de Medicina y Farmacia del Centro. Se reproducen a continuación algunos de los aspectos más importantes de dicho decreto:1

Decreto Número 621:Capítulo IClasificaciones de las sustancias medicionales y personas a quienes compete la venta

Artículo 1°. Para los efectos de este reglamento, se dividen las sustancias medicinales como a continuación se expresa:

  1. Medicamentos, que son las sustancias simples o compuestas ya preparadas y dispuestas para su uso medicinal inmediato.
  2. Drogas, objetos naturales y productos químicos empleados como primeras materias en la preparación de los medicamentos.
  3. Plantas medicinales indígenas.

Artículo 2°. La preparación oficinal y magistral, y el expendio por menor de toda sustancia medicamentosa, así como de cualquier medicina de patente, aguas minerales, etc., corresponde exclusivamente a los Farmacéuticos titulados.

Artículo 3°. El derecho exclulsivo profesional de los Farmacéuticos, y libertad de comercio e industria de los drogueros y herbolarios, se sujetará, no obstante, a las prescripciones del presente reglamento.

Capítulo II

Del ejercicio de la Farmacia

Artículo 4°. La profesión de farmacia se ejerce regenteando una botica, ya en concepto de propietario, o como responsable de la que se le encargue. […]1

Artículo 6°. Si en una población no hubiere farmacia servida por un profesor, podrá la Junta Directiva de la FAcultad conceder licencia a una o más personas para establecer puntos de venta, debiendo quitarlos cuando llegue a establecerse un farmacéutico y siempre que llene las condiciones siguientes:

  1. Sujetarse a un examen práctico sobre reconocimiento, usos principales y dosis a que pueden administrarse las sustancias que podrán expender y que serán las de uso más comun y menos peligroso, si el capital que empleen en un surtido de drogas y medicinas fuere mayor de quinientos pesos.
  2. Presentar una información de vida y costumbres.
  3. Pagar los derechos de xamen, si lo hubiere, y el valor de la matrícula

Artículo 7°. Autorizada la apertura de una botica, pondrá el farmacéutico, en la parte exterior del establecimiento un rótulo que diga: Botica de N.N, y un farol, en la parte superior de la puerta, que por la noche indique el lugar del establecimiento.[…]

Capítulo IV

De los envases

Artículo 9°. Todos los medicamentos estarán en sus frascos esmerilados y de color correspondiente para las sustancias alterables por la luz, así mismo, los frascos propios para los jarabes, aceites, aguas gaseosas, etc., vasos de loza fina y de porcelana con sus tapaderas, y el demás envase relativo a las sustancias que deben contener; todo rotulado uniformemente, sujetándose a una misma nomenclatura que será la de la Farmacopea guatemalteca, cuyos nombres deberán estar en castellano y en latín sin abreviaturas.[…]2

Capítulo V

De las obligaciones de los farmacéuticos

Artículo 11.- Los farmacéuticos están obligados a habitar en sus establecimientos; a dirigir las operaciones de laboratorio; a despachar, por si o bajo su propia responsabilidad, los medicamentos o las recetas.

Artículo 12.- Los farmacéuticos con botica abierta, no podrán ausentarse por más de un mes de la población en donde se hallen establecidos, sin dejar un regente farmacéutico que los sustituta.[…]

Artículo 15.- Es absolutamente prohibido al farmacéutico recetar o suministrar medicamentos sin orden de algún médico con título legal.[…]3

Capítulo VI

Despacho de boticas

Artículo 25. Las boticas estarán abiertas desde las seis de la mañana hasta las nueve de la noche, sin perjuicio de quedar los farmacéuticos obligados a despachar los medicamentos que se soliciten a cualquier hora de la noche; pero en la población donde hubiere varias boticas, la Junta Directiva, o la autoridad local en su defecto, señalará las de turno, que serán las obligadas al despacho durante la noche.[…]

Artículo 28.- Aún con receta, los farmacéuticos no despacharán medicamento alguno heróico o venenoso en dosis extraordinaria, sin consultar antes con el médico que suscriba la receta y exigir la ratificación de ésta.  La misma precaución tendrán con las sustancias incompatibles.[…]4

Artículo 31.- Para la venta de los medicamentos, lo mismo que para el despacho de recetas y prepración de medicamentos oficinales, los farmacéuticos se ceñirán en lo posible al Codex francés, mientras tanto se forma la Farmacopea del país.[…]

Capítulo VII

Obras necesarias al farmacéutico

Artículo 42. – En toda botica deberá tenerse el Codex francés, entre tanto se emite la Farmacopea guatemalteca: una colección de formularios más usados para satisfacer las exigencias de los médicos; un tratado de farmacia; otro de química; otro de historia de drogas y otro de falsiciaciones y alteraciones de los medicamentos.[…]5

Capítulo XIII

Droguería

Artículo 55.- Toda droguería que se establezca en la República estará bajo la inmediata inspección de la Junta Directiva de la Facultad de Medicina y Farmacia.[…]6

Del presente Decreto se dará cuenta a la Asamblea Nacional Legislativa en sus próxima sesiones.

Dado en el Palacio del Poder Ejecutivo. En Guatemala, a veinte de febrero de mil novecientos dos.

  • Manuel Estrada C.
  • El Secertario de Gobernación y Justicia, Juan J. Argueta7

El 26 de abril de ese año, la Asamblea Legislativa aprobó este reglamento, por medio de este escueto decreto:

DECRETO NUMERO 522

La Asamblea Nacional Legislativa de la República de Guatemala

Decreta:

Artículo único.- Apruébase el Decreto número 621, emitido por el Ejecutivo el 20 de febrero de 1902, que reglamenta el ejercicio de la profesión de Farmacia.

Pase al Ejecutivo para su publicación y cumplimiento.

Dado en el Palacio del Poder Legislativo: en Guatemala, a los veinticuatro días del mes de abril de mil novecientos dos.

      • Arturo Ubico, presidente
      • Vicente Sáenz, secretario
      • J. Eduardo Girón, secretario8

BIBLIOGRAFIA:

  1. Estrada Paniagua, Felipe (1908). Recopilación: Las Leyes de la República de Guatemala, 1901-1902 XX. Guatemala: Tipografía Nacional. p. 331
  2. Ibid, p. 332
  3. Ibid, p. 333
  4. Ibid, p. 334
  5. Ibid, p. 335
  6. Ibid, p. 338
  7. Ibid, p. 340
  8. Estrada Paniagua, Felipe (1908). Recopilación: Las Leyes de la República de Guatemala, 1902-1903 XXI. Guatemala: Tipografía Nacional. p. 328