21 de agosto de 1985: Ixcán-Playa Grande es elevado a la categoría de municipio del departamento de Quiché

21agosto1985
Mapa orográfico mostrando la ubicación de Ixcán Playa Grande en Guatemala. Nótese que está al norte de la Sierra de los Cuchumatanes, la cual le sirve como barrera natural. En el recuadro: mapa político del departamento de Quiché mostrando el municipio de Ixcán-Playa Grande. Imágenes tomadas de Wikimedia Commons.

La región de Ixcán–Playa Grande fue elevada a municipio del departamento de Quiché el 21 de agosto de 1985, a por el gobierno de facto del general Oscar Humberto Mejía Víctores, a través del Acuerdo Gubernativo No. 722-85. Hasta entonces la inhóspita región pertenecía en parte al municipio de Santa Cruz
Barillas, del departamento de Huehuetenango y en parte a los municipios de Chajul y Uspantán, en Quiché.1

Tras la creación de la República Federal de Centro América en 1825, la Asamblea del Estado de Guatemala dividió los territorios del país y asignó a Ishcán —como se le llamaba entonces— al departamento de Totonicapán/Huehuetenango. Posteriormente, cuando entraron en vigor los Códigos de Livingston en 1837, Ishcán fue asignado al circuito de Jacaltenango en el Distrito N.º 9 (Totonicapán) para la impartición de justicia por juicio de jurados. A partir del 3 de abril de 1838, junto con el resto del occidente de Guatemala, fue parte de la región que los criollos liberales establecieron como el Estado de Los Altos, hasta que este fue reintegrado a la fuerza a Guatemala por el general conservador mestizo Rafael Carrera en marzo 1840.​2,3 Para 1871, cuando triunfó la revolución liberal, el área todavía era mayormente tierras baldías y nacionales, considerada por los pueblos ixiles como zonas de reserva y cacería, donde había muy pocos poblados. Durante el gobierno de J. Rufino Barrios (1873-1885) se entregaron tierras a milicianos de los municipios de Chiantla y Malacatancito de Huehuetenango, pero por el difícil acceso, las tierras no fueron ocupadas sino hasta en 1964. De hecho, las primeras exploraciones en el área se realizaron cuando México y Guatemala decidieron trazar sus fronteras.

La frontera se trazó con mucho esfuerzo, luego del Tratado Herrera-Mariscal que suscribiera el gobierno del presidente J. Rufino Barrios en 1882 con el gobierno de México, por medio de uno de sus protegidos, Manuel Herrera, hijo.2 La participación de Herrera en dicho tratado fue nefasta para Guatemala, ya que debido a la forma en que lo negoció, el gobierno guatemalteco renunció definitivamente a sus reclamos sobre el territorio de Soconusco y el territorio de Guatemala perdió cerca de 10,300 km2, catorce pueblos, diecinueve aldeas y cincuenta y cuatro rancherías, mientras que México perdió solamente un pueblo y veintiocho rancherías.3 (Nota de HoyHistoriaGT: fue tan nefasto el convenio para Guatemala, que el informe del director de la Comisión de Límites, el ingeniero Claudio Urrutia, tuvo que ser confiscado por el gobierno del presidente Manuel Estrada Cabrera cuando se hizo público en 1900, y luego por el gobierno del licenciado Julio César Méndez Montenegro cuando se reimprimió en 1968.4)

En noviembre de 1883, se dio principio al trazado de la frontera y al levantamiento del plano topográfico de sus inmediaciones, siendo jefe de la comisión guatemalteca el astrónomo Miles Rock, y sus colaboradores Edwin Rockstroh, Felipe Rodríguez, Manuel Barrera y Claudio Urrutia. En el primer año de trabajo se llegó únicamente al cerro Ixbul, y en el siguiente se buscó llegar al río Usumacinta o al río Chixoy, pero fue en extremo difícil debido a que no había caminos en el área. Lo más difícil de sobrellevar fue lo inhóspito de la región de Ixcán en donde en seis meses murieron cerca de trescientos ayudantes.5

Tras la contrarrevolución de 1954, el gobierno guatemalteco creó el Consejo de Planificación Económica (CNPE) y empezó a utilizar estrategias de libre mercado, asesorado por el Banco Mundial y la Administración de Cooperación Internacional (ICA) del gobierno de los Estados Unidos.​ El CNPE y la ICA creó la Dirección General de Asuntos Agrarios (DGAA) la cual se encargó de desmantelar y anular los efectos del Decreto 900 de Reforma Agraria del gobierno de Jacobo Árbenz Guzmán. La DGAA se encargó de la faja geográfica que colindaba con el límite departamental de Petén y las fronteras de Belice, Honduras y México.6

En 1962, la DGAA se convirtió en el Instituto Nacional de Transformación Agraria (INTA), por el decreto 1551 que creó la ley de Transformación Agraria. En 1964, el INTA inició la colonización de la parte norte de los departamentos de Huehuetenango, Quiché, Alta Verapaz e Izabal y ese mismo año sacerdotes de la orden Maryknoll y de la Orden del Sagrado Corazón iniciaron el primer proceso de colonización, junto con el INTA, llevando a pobladores de Huehuetenango al sector de Ixcán en Quiché. Cuatro años después, ya se habían conformado seis parcelamientos: Mayalán, Xalbal, La Resurrección, La Unión, Selva Reina y Los Ángeles.6 El INTA siguió colonizando, y en 1970 el gobierno del general Carlos Arana Osorio declaró la zona como zona de desarrollo agrario por el decreto No. 60-70, que oficialmente creó la Franja Transversal del Norte (FTN), en la que estaban incluidos los municipios siguientes: San Ana Huista, San Antonio Huista, Nentón, Jacaltenango, San Mateo Ixcatán, y Santa Cruz Barillas en Huehuetenango; Chajul y San Miguel Uspantán en el Quiché; Cobán, Chisec, San Pedro Carchá, Lanquín, Senahú, Cahabón y Chahal, en Alta Verapaz y la totalidad del departamento de Izabal.7

En 1976, cuando el presidente general Kjell Eugenio Laugerud García llegó a visitar la cooperativa Mayalán en el sector de Ixcán, Quiché, el cual se había formado apenas diez 12 años antes, dijo: “Mayalán está asentada en la cima del oro“, dejando entrever que la Franja Transversal del Norte ya no sería dedicada a la agricultura ni al movimiento cooperativista, sino que sería utilizada por objetivos estratégicos de explotación de recursos naturales, especialmente petróleo y minerales. Para entonces, militares, empresarios y políticos empezaron a obtener tierras en la región de la FTN. Tras esa visita presidencial, las petroleras Basic Resources y Shenandoah Oil realizaron exploraciones en tierras de Xalbal, muy cerca de Mayalán, donde perforaron el pozo “San Lucas” pero sin resultados satisfactorios.8

Como se puede apreciar en el mapa topográfico de Guatemala, la región de Ixcán es selvática y está separada de resto de Quiché por la barrera natural de Los Cuchumatanes. Por esta razón,el Ejército Guerrillero de los Pobres pudo proliferar en la región, combatiendo las exploraciones petroleras del gobierno. La región de Ixcán se convirtió así en uno de las regiones en donde ocurrieron los combates más intensos, e incluso se llevó a cabo una política de tierra arrasada por parte de la Fuerzas Armadas de Guatemala entre 1980 y 1983; muchos de los habitantes próximos a la frontera con México se refugiaron en campamentos en Chiapas y no regresaron a Guatemala sino hasta en 1993, durante el gobierno del ingeniero Jorge Serrano Elías. Otros se agruparon en las llamadas “Comunidades de Población en Resistencia”, las cuales fueron reguladas en 1994.9


BIBLIOGRAFIA:

  1. Vallejo Real, Ivette (2000). Ixcán: configuraciónes de una región multiétnica. CIRMA. p. 8.
  2. La Ilustración Guatemalteca (1896). «Nuestras fronteras»La Ilustración Guatemalteca (Guatemala: Síguere, Guirola y Cía.) I (13).
  3. Comisión Guatemalteca de Límites con México (1900). Memoria sobre la cuestión de límites entre Guatemala y México. Guatemala: Tipografía Nacional. p. 325.
  4. Solís Castañeda, Sara (2013). «La cuestión limítrofe territorial guatemalteca en el siglo XIX: casos de Chiapas, Soconusco y Belice»Instituto de Relaciones Internacionales e Investigaciones para la Paz. Archivado desde el original el 23 de noviembre de 2014.
  5. La Ilustración Guatemalteca, Nuestra fronteras, p. 282.
  6. Solano, Luis (2012). Contextualización histórica de la Franja Transversal del Norte (FTN). Centro de Estudios y Documentación de la Frontera Occidental de Guatemala, CEDFOG. Archivado desde el original el 31 de noviembre de 2014. p. 13.
  7. Ibid., p. 15.
  8. Ibid., p. 18.
  9. Falla, Ricardo (1995). Historia de un gran amor: recuperación autobiográfica de la experiencia con las Comunidades de Población en Resistencia. Ixcán, Guatemala. Guatemala: Universitaria de la Universidad de San Carlos.