5 de marzo de 1936: suprimen varias municipalidades de San Marcos

Debido a la Gran Depresión el gobierno del general Jorge Ubico suprimió las municipalides de San Cristóbal Cucho, Sipacapa, San José Ojetenán, San Lorenzo, Esquipulas Palo Gordo y El Quetzal en el departamento de San Marcos.

5marzo1936
Portada del Album Gráfico de San Marcos, construido por la administración del general Jorge Ubico en el municipio de San Marcos La Unión, que se formó con la unión de los municipios de San Marcos y San Pedro Sacatepéquez. Imagen tomada de Wikimedia Commons.

Después de la Independencia de Centroamérica, se aprovechó la división territorial que existía en base a los curatos a cargo de las órdenes religiosas y del clero secular, al punto que la constitución del Estado de Guatemala promulgada el 11 de octubre de 1825 creó los distritos y sus circuitos correspondientes para la administración de justicia con esta base.  En esa constitución, ya aparecen San Marcos, San Pedro Sacatepéquez y San Cristóbal Cucho – como -«San Cristóbal Chuz» – adscritos al distrito de San Marcos.1 Posteriormente, cuando se hiceron las divisiones para la implementación de juicios de jurados por el gobierno del Dr. Mariano Gálvez, esos municipios aparecieron adscritos al cirtuito Del Barrio que pertenecía al Distrito N.°10 (Quezaltenango), junto con los municipios de Tejutla, San Antonio, Maclén, Izlamá, Coatepeque, San Lorenzo, San Pablo, Tajumulco, Santa Lucía Malacatán, San Miguel Ixtahuacán, Zipacapa y Comitancillo.

En el siglo XIX, como ahora en el siglo XXI, las diferencias entre los criollos eran irreconciliables, y cuando los criollos liberales se dieron cuenta de que habían perdido el poder en el Estado de Guatemala tras la anarquía que siguió a la caída del régimen del Dr. Mariano Gálvez el 2 de febrero de 1838,3 decidieron formar su propio estado aglutinando a los departamentos del Occidente.4 Fue así como el 3 de abril de 1838, San Marcos, junto con el resto del occidente de Guatemala, pasó a formar parte de la región que se independizó y constituyó el efímero Estado de Los Altos. Aquella secesión forzó a que el Estado de Guatemala se reorganizara en siete departamentos y dos distritos independientes el 12 de septiembre de 1839, quedando reducida únicamente a los departamentos de Chimaltenango, Chiquimula, Escuintla, Guatemala, Mita, Sacatepéquez, y Verapaz, además de los distritos de Izabal y Petén.

Pero el Estado de los Altos tenía graves problemas sociales pues eran solamente los criollos liberales de la región quienes habían mostrado intenciones de obtener mayor autonomía con respecto a las autoridades de la ciudad de Guatemala desde la época colonial, pues consideraban que los criollos capitalinos que tenían el monopolio comercial con España no les daban un trato justo; por su parte, los indígenas no simpatizaban en lo absoluto con el pensamiento liberal anticlerical ni con la idea de juicios de jurados, el matrimonio civil y el divorcio que eran las principales armas propagandísticas de los liberales y que habían sido la causa de la caída del régimen de Gálvez.5

Este intento de secesión fue aplastado por el general Rafael Carrera, quien reintegró al Estado de Los Altos al Estado de Guatemala a sangre y fuego el 29 de enero de 1840 ya que Guatemala no podía permitirse perder a la región altense pues esta representaba el 75% de la capacidad productiva del estado.5 Cuando el ex-presidente de la República Federal de Centro América y Jefe de Estado de El Salvador, el general liberal Francisco Morazán, se enteró de la derrota de los Altos, invadión Guatemala, pero fue derrotado categóricamente por Carrera el 19 de marzo ese mismo año  en la Ciudad de Guatemala.  Esa derrota de Morazán significó la consolidación territorial del Estado de Guatemala, y el fin de la Carrera política de Morazán y del Estado de Los Altos.6

La región de San Marcos pasó a ser el distrito Del Barrio de Quetzaltenango, hasta que, posteriormente, el 8 de mayo de 1866 el gobierno del mariscal Vicente Cerna y Cerna estableció el departamento de San Marcos, nombrando al municipio homónimo como cabecera a solicitud de su municipalidad.7

Esta situación se mantuvo hasta la década de 1930.  Durante los primeros años del gobierno del general Jorge Ubico, Guatemala estaba inmersa en una profunda crisis económica derivaba de la estrepitosa caída del precio del café causada por la Gran Depresión.  Ubico era un hábil administrador y tomó fuertes medidas de austeridad, que incluyeron la simplificación de la división política de la República para reducir los costos de operación. Así pues, suprimió varios departamentos y municipios, los cuales fueron integrados a sus vecinos. San Marcos fue uno de los departamentos afectados, mediante el siguiente decreto del 5 de marzo de 1936:8

Casa del Gobierno: Guatemala, 5 de marzo de 1936.

Examinada la solicitud de la Jefatura Política de San Marcos, relativa a que se supriman algunos municipios para agregarlos a otros de más vitalidad, con el objeto de impulsar de manera efectiva el progreso en todo el departamento; y, 

Considerando: que es atentible la solicitud, por tanto, el presidente de la República, con vista del dictamen emitido por la Dirección General de Estadística, acuerda:

    1. Anexar el municipio de Sipacapa al de Tejutla; el de San José Ojetenán a Ixchiguán; el de Río Blanco al de San Antonio Sacatepéquez. Los de San Lorenzo y Esquipulas Palo Gordo al de San Marcos; el de San Cristóbal Cucho al de San pedro Sacatepéquez; el del Quetzal a La Reforma;
    2. Segregar del munipio de Ixchiguán la aldea Tuiquilá y anexarla al municipio de Tajumulco;
    3. Segregar del municipio de Nuevo Progreso las aldeas La Independencia y San José Ixtal y anexarlas al munipio de La Reforma.

La Jefatura Política Departamental queda encargada del cumplimiento de esta disposición, dando cuenta oportunamente.

Comuníquese.

    • Ubico
    • El Secretario de Estado en el Despacho de Gobernación y Justicia, Guillermo S. de Tejada8

BIBLIOGRAFIA:

  1. Pineda de Mont, Manuel (1869). Recopilación de las leyes de Guatemala, compuesta y arreglada en virtud de orden especial del Gobierno Supremo de la República I. Guatemala: Imprenta de la Paz en el Palacio. p. 133.
  2. Ibid., p. 467.
  3. Solís, Ignacio (1906) Memorias del General Carrera, 1837 a 1840. En: Colección de Documentos Históricos y Biográficos. 1. Guatemala: Tipografía Sánchez y de Guise.  pp. 15-19.
  4. García Elgueta, Manuel (1897). Un pueblo de los Altos: apuntes para su historia. Exposición Centroamericana. Quetzaltenango, Guatemala: Popular. pp. 91-93
  5. Hernández de León, Federico (1963) [1926]. El libro de las efemérides: Capítulos de la Historia de la América Central. V. Guatemala: Tipografía Nacional. pp. 165-168.
  6. Solís, Memorias del General Carrera, 1837 a 1840, p. 80-90.
  7. González, Byron Ronaldo (2003). Amatitlán, ayer y hoy. El proceso histórico del rescate del lago. Monografía. Guatemala: Universidad de San Carlos de Guatemala. pp. 16-17.
  8. Méndez, Rosendo P. (1938) Recopilación de las Leyes de la República de Guatemala, 1935-1936. LIV. Guatemala. Tipografía Nacional. pp. 1230-1231.