15 de octubre de 1927: Chacón renegocia la Deuda Inglesa

El presidente general Lázaro Chacón renegocia la Deuda Inglesa de Guatemala

15octubre1927
El general presidente Lázaro Chacón condecorando a un oficial del ejército.  Imagen tomada de Wikimedia Commons.

En medio de la bonanza económica sin precedentes que se vivió en Guatemala durante el gobierno del general José María Reina Barrios gracias al incremento del precio internacional del café, el gobierno de Guatemala emprendió una serie de obras faraónicas destinadas a mejorar la infraestructura comercial e industrial del país. El principal proyecto fue, sin lugar a dudas, la construcción del Ferrocarril del Norte, el cual de haberse concluido, le hubiera permitido al gobierno guatemalteco ofrecer una vía interoceánica para el transporte de carga.1

Desafortunadamente para el gobierno de Reina Barrios, el precio del café colapsó en 1897 cuando el gobierno del presidente Prudente de Morais en Brasil logró pacificar el Brasil luego de casi diez anos de guerras civiles tras la instauración de la República por el golpe de estado al emperador Pedro II en 1889, resultando en un una producción masiva de café en ese vasto territorio sudamericano.2

La caída de la economía nacional obligó al gobierno de Reina Barrios a incrementar sus préstamos con bancos ingleses, que ya había iniciado en 1895, y la Asamblea Nacional le autorizó a solicitar un préstamo por dos millones de libras esterlinas en medio de una grave destabilización derivada de las drásticas medidas de austeridad impuestas por su gobierno y el autogolpe de estado perpetrado en 1897 para extender su gobierno hasta 1902.3 Tras dos revoluciones que tuvo que apaciguar el ejército, el presidente fue asesinado el 8 de febrero de 1898, dejando a su sucesor, el licenciado Manuel Estrada Cabrera a cargo de un gobierno económicamente hundido y con una Deuda Inglesa de casi dos millones de libras esterlinas, a pesar de que afortunadamente nunca se ratificó el préstamo de dos millones adicionales que la Asamblea había aprobado en 1897.4

Para evitar que los ingleses invadieran Guatemala para cobrar la Deuda Inglesa, como ya se le llamaba, Estrada Cabrera se alió con los Estados Unidos y dió grandes concesiones a las empresas de esa país, principalmente a la United Fruit Company (UFCO) y sus subsidiarias, la International Railways of Central America (IRCA) y la Great White Fleet.5

En 1913, el gobierno de Estrada Cabrera estableció una nueva negociación de la Deuda Inglesia el 1 de julio de 1931, y a partir de esa fecha el gobierno cumplió con pagar los intereses anticipados puntualmente hasta el 30 de junio de 1922, así como también amortizó los bonos de 1919 al 31 de diciembre de 1921, por un total de 415,420 libras, quedando por lo tanto la deuda reducida a 1,940,643 tras más de viente años de pagos. De acuerdo a la renegociación indicada, el pago de 15 mil libras de amortización anuales se suspendía por cuatro años a partir del 1 de julio de 1913, con la condición de que pasado ese tiempo, se convendría en la forma más favorable para el gobierno para pagar su deuda.6

Durante el gobierno del general presidente Lázaro Chacón se realizó una nueva renegociación el 15 de octubre de 1927, en el marco de las negociaciones periódicas que tenían lugar desde 1913. En esa fecha, el gobierno guatemalteco llegó a un acuerdo con el representante del Consejo de Tenedores de Bonos, Jack Proby Armstrong, para suscribir un nuevo Contrato, el cual fue aprobado por el Presidente de la República en la misma fecha, y por medio del cual se hicieron tres cosas:

  1. Se mantuvo intactos los bonos de la deuda externa del 4% emitidos en 1895;
  2. Se emitieron nuevos bonos en 1928 básicamente para documentar la nueva deuda originada por los intereses no pagados y caídos en mora, lo que en la legislación actual se conoce como «capitalización de intereses»;
  3. Se convino que las amortizaciones y garantías de pago fueran las mismas para las tres series de bonos.

Por esta razón, en el texto de los bonos de 1928 se hace referencia a los tres convenios: el de 1895 por originalmente 1,600,000, el de 1913 por 29,660 y el de 1927 por 844,600 libras esterlinas. Con base en este acuerdo, dDel 1 de julio de 1930 al 31 de diciembre de 1933 se amortizaron bonos por valor nominal de 176,783 libras esterlinas, quedando así reducida la Deuda Externa de Guatemala del 4% a la cantidad de 1,490,620 libras esterlinas. Pero en pago de los intereses vencidos y no pagados, el Consejo de Tenedores de Bonos aceptó una nueva emisión de bonos, que se hizo efectiva en 1928, y cuyo monto era por las misas 844,603 libras esterlinas a que se refería el Convenio de 1913. Se convino que ambas emisiones, la nueva y la antigua, serían tratadas como una sola y estarían reguladas en cuanto a garantía, amortización y título por las condiciones estipuladas en la de 1927. Con esta nueva emisión la deuda inglesa ascendió a 1,737,803 libras esterlinas tan solo un año antes de que la economía mundial se derrumbara con la Gran Depresión que siguió a la quiebra de la Bolsa de Valores de Nueva York en 1929.6

La situación económica de Guatemala entró en una profunda crisis durante la Depresión, al punto que el general Chacón sufrió un derrame cerebral el 12 de diciembre de 1930 derivado de los problemas financieros que afrontaba el gobierno.7 Tras una serie de cambios presidenciales por golpes de estado o por intervención directa de los Estados Unidos, la presidencia recayó en el general Jorge Ubico el 14 de febrero de 1931, quien emprendió agresivas medidas económicas y austeridad en el gasto público, que le permitieron pagar la Deuda Inglesa el día que renunció a la presidencia, el 1 de julio de 1944.6,7


BIBLIOGRAFIA:

  1. La Ilustración Guatemalteca (15 de julio 1897). «Puerto de Iztapa»La Ilustración Guatemalteca (Guatemala) I (24)
  2. — (15 de mayo de 1897). «Resumen quincenal»La Ilustración Guatemaleca (Guatemala: Siguere, Guirola y Cía) I(20).
  3. Estrada Paniagua, Felipe (1908). Recopilaciónde Las Leyes de la República de Guatemala, 1897-1898 XVI. Guatemala: Tipografía Nacional. pp. 742-743
  4. Luján Muñoz, J. (2003). Las Revoluciones de 1897, La Muerte de J. M. Reina Barrios y la Elección de M. Estrada Cabrera. Guatemala: Artemis y Edinter. ISBN 9788489766990.
  5. Buchenau, J. (1986). In the Shadow of the Giant, the Making of Mexico’s Central America Policy (1876-1930) (en inglés). Univ of Alabama Pr; Edición: Vintage Intl. ISBN 0-8173-0829-6.
  6. Molina Calderón, José (2014) La Deuda Inglesa con Lázaro Chacón Guatemala: Prensa Libre.
  7. Department of State(1930) Guatemala. Revolution in Guatemala. (en inglés) En Foreign Relations III. Estados Unidos: Department of State. pp. 172-190.

17 de diciembre de 1930: golpe de estado contra Baudilio Palma

Tras solo cinco días en el poder, el licenciado Baudilio Palma es derrocado por un golpe de estado dirigido por Manuel María Orellana

17diciembre1930
La Plaza Central de Guatemala en la época en que ocurrió el golpe de estado contra el licenciado Palma.  Nótese que no existía el Palacio Nacional, que la Catedral no tenía cúpulas ni campanarios (por los terremotos de 1917-18) y que tras el Portal del Comercio todavía esta la Mansión Aycinena.    En el recuadro: licenciado Baudilio Palma.  Imágenes tomadas de Wikimedia Commons.

El licenciado Baudilio Palma se desempeñaba como Secretario de Hacienda y Segundo Designado a la Presidencia del presidente general Lázaro Chacón González​ cuando éste sufrió un derrame cerebral que ya no le permitió seguir al frente del gobierno.1,2 Entonces Palma, en acuerdo con todo el gabinete que se logró reunir , fue designado para desempeñar las funciones de presidente de forma interina, a pesar de ser el segundo designado en la Presidencia de la República.  El problema con esta situación fue que el Primer Designado, general Mauro de León no estaba presente en la reunión, y había tenido que renunciar al cargo cuando Chacón lo nombró Ministro de la Guerra el 30 de octubre.3

El 16 de diciembre 1930 a las 4 de la tarde, el cuartel de Matamoros, comandado por el general Manuel María Orellana, se alzó en armas contra  el nombramiento de Palma, alarmando al encargado de la embajada de los Estados Unidos, quien telegrafió al Departamento de Estado de su país diciendo que probablemente era necesario que enviaran buques de guerra a San José y a Puerto Barrios.  Sin embargo, tras varias horas de los tiroteos iniciales, la situación se calmó un tanto y los rebeldes tomaron el control de la ciudad.  Los combates habían dejado cerca de cincuenta muertos, entre ellos el Ministro de la Guerra, Mauro de León.  El encargado de la embajada fue llamado a la Embajada de Alemania, en donde se había refugiado Palma y los miembros de su Gabinete, y en donde por razones humanitarias los embajadores allí reunidos tuvieron que mediar para que el Gabinete de Palma y un delegado de los militares rebeldes llegaran a un acuerdo de cese al fuego que se extendería hasta el 17 de diciembre al medio día.  Aquella reunión terminó a las 4:30 del día siguiente, y también se acordó que tres médicos iban a evaluar nuevamente al general Chacón para ser si podía asumir nuevamente la presidencia, o si era necesario llegar a un acuerdo entre las partes sobre que había que hacer. Acordaron reunierse en la embajada de México al día siguiente.4

El encargo de la embajada estadounidense, McCafferty, envió un informe al Departamento de Estado en el que detalla lo que ocurrió a continuación:

«A eso de la medianoche un emisario del general Orellana me pidió que lo llamara.  Cuando llegué le informé que había llegado solamente a nombre personal y que estaba profundamente preocupado por la protección de las vidas de los ciudadanos estadounidenses y sus propiedades, y por más derramamiento de sangre.  Él aseguró que haría todo lo posible por asegurar protección absoluta y me dijo que su deseo era solamente que la situación se normalizara de acuerdo con la Constitución. Yo sugerí que sus delegados deberían tratar con los delegados del Gobierno con un espíritu conciliador y acordamos en girar las instrucciones en ese sentido.  Nos reunimos en la embajada mexicana y todos los jefes de las legaciones diplomáticas estaban presentes, exceptuando el Encargado de Negocios de Francia, pero luego el Ministro Británico se retiró argumentando que su gobierno no aprobaría aquello incluso si solamente se estaba haciendo por razones humanitarias. Los médicos presentaron su informe de que Chacón no estaba en condiciones de retomar la presidencia. Los delegados de ambos bandos empezaron las negociaciones con el fin de poner fin a aquella situación anormal.5

Los delegados del Gobierno indicaron que las fuerzas rebeldes estaban en control, que no se podía oponer más resistencia y preguntaron cuáles eran los términos de los rebeldes. Éstos exigieron la renuncia de Palma y dijeron que la Asamblea sería convocada para elegir a un Presidente Provisional.  Los delegados del Gobierno estuvieron de acuerdo, el Gabinete renunció de inmediato y Palma envió su renuncia al Congreso.5

Esta tarde la Asamblea Legislativa confirmó al general Orellana como presidente interino,6 pero lo que McCafferty puso en su informe para el Departamento de Estado al respecto, selló el futuro del general Orellana como tal:7

«El nombramiento del líder del movimiento armado en contra del gobierno constituido es indudablemente una violación a los artículos 65 y 69 de la Constitución y a los pactos de 1923 y presumo que bajo estas circunstancias, el Departamento no querrá reconocer a un gobierno que se ha hecho del poder por la fuerza.  Es casi seguro que los militares estaban descontentos durante el gobierno de Chacón debido a pérdida gradual de poder, y que tenían intenciones de rebelarse pero que con el giro de los acontecimientos usaron el pretexto de la ilegalidad de la selección de Palma como Presidente Interino y su lealtad a Chacón y la Constitución para llevar a cabo su plan original.  Este mal ejemplo del Ejército de Guatemala puede afectar seriamente la situación política actual en El Salvador».

Ub nuevo encargado de la embajada, Edwin C. Wilson arribó al país el 17 por la noche, y en su primer informe al Departamento de Estado concuerda con McCafferty y deja en claro que los Estados Unidos iban a tomar cartas en el asunto:7

«Estoy totalmente de acuerdo con McCafferty en que las cosas se han tranquilizado por el momento y que no hay peligro inmediato para los intereses estadounidenses.  Sin embargo, la situación es muy seria.  Independientemente de que Palma hubiera llegado al poder legalmente (y pienso que hay suficientes argumentos razonables de que así fue) no hay duda de que el golpe de estado de Orellana fue inconstitucional y que no debería ser apoyado por el tratado con Washington.  Reconocer a Orellana sería equivalente a descartar el tratado en mención e invitar a que haya movimientos revolucionarios en otros países centroamericanos.

[Opinión personal] Debe establecerse un plan para que Orellana renuncie, dejando así libre al Congreso para que nombre a un presidente interino que no esté relacionado con las revueltas recientes y quien pueda convocar a una elección para un presidente constitucional.  Chacón, quien aparentemente está completamente incapacitado, podría renunciar por su propia cuenta o el Congreso lo podría declarar incapacitado.

El gobierno actual no tiene fundos y no se puede mantener por sí solo por mucho tiempo sin reconocimiento [de los EEUU].  Comprendiendo esto, ellos enviaron una delegación a esta Legación para pedir apoyo.  En mi opinión, ellos mismos podrían concebir un plan que funcione como lo que he indicado arriba, si se les informa que no serán reconocidos por el tratado de 1923.[Fin de opinión personal].

Ustedes, por supuesto, van a querer esperar a la llegada de Sheldon Whiteouse el domingo, y sus recomendaciones, antes de indicar a la Legación a tomar cualquier acción, pero creo que se debería dar alguna indicación de nuestra perspectiva lo antes posible en un esfuerzo por ayudar en la situación actual.«7

A los dos días se publicó la noticia en los periódicos, que indicaban que los Partidos Liberales de Guatemala no estaban de acuerdo con el nombramiento de Palma, argumentando que era el general De León el primer designado a la Presidencia y que esto no fue respetado por quienes nombraron a Palma encargado de la Presidencia.


BIBLIOGRAFIA:

  1. Díaz Romeu, Guillermo (1996). «Del régimen de Carlos Herrera a la elección de Jorge Ubico». Historia general de Guatemala. 1993-1999 (Guatemala: Asociación de Amigos del País, Fundación para la Cultura y el Desarrollo) 5: 37-42. Archivado desde el original el 9 de agosto de 2014.
  2. Department of State(1930) Guatemala. Revolution in Guatemala. (en inglés) En Foreign Relations III. Estados Unidos: Department of State. pp. 172-175.
  3. Vela, David (1 de noviembre de 1930). “El general de León habla de su llegada al Ministerio. Era Primer Designado a Presidente”. Guatemala: El Imparcial, Unión Tipográfica.
  4. Department of State. Guatemala, Revolution in Guatemala, pp. 178-179.
  5. Ibid., p. 179.
  6. Nuestro Diario (17 de diciembre de 1930). «Manuel María Orellana, presidente de la República». Guatemala: Nuestro Diario.
  7. Department of State. Guatemala, Revolution in Guatemala, p. 180.

Subir

31 de diciembre de 1930: licenciado Reina Andrade es electo presidente interino

Presionado por el gobierno de los Estados Unidos, el presidente de facto Manuel María Orellana Contreras aceptar retornar a la constitucionalidad y permitir elecciones para primer designado.

31diciembre1930
Catedral de la Ciudad de Guatemala en la década de 1930. En primer plano se observa una gasolinera de la Union Oil, una de las compañas estadounidenses que operaba en el país. En el recuadro el licenciado José María Reina Andrade, presidente interino del 31 de diciembre de 1930 al 14 de febrero de 1931. Imágenes tomadas de Wikimedia Commons.

Desde el gobierno del licenciado Manuel Estrada Cabrera la influencia del gobierno de los Estados Unidos en la política interna de Guatemala ha sido determinante.  Mediante contratos onerosos a favor de la United Fruit Company y de sus subsidiarias la International Railways of Central America (IRCA) y Great White Fleet, dirigían al gobierno guatemalteco de turno, durante la mayor parte del siglo XX.1

Cuando el Partido Unionista derrocó a Estrada Cabera en 1920, la UFCO patrocinó el golpe de estado de 1921 que colocó al general José María Orellana en la presidencia y al general Jorge Ubico como Ministro de la Guerra y jefe de la Policía.  Luego, en septiembre de 1926, el general Orellana murió en circunstancias sospechosas durante una visita a la Antigua Guatemala y el general Ubico y el general Lázaro Chacón se presentaron a las elecciones.2,3

Chacón era el presidente interino y ganó las elecciones, mientras que Ubico se retiró temporalmente de la política.  Pero todo cambió radiclamente el 12 de diciembre de 1930 cuando el general Chacón quedó imposibilitado tras sufrir un derrame cerebral.  Luego de esto el licenciado Baudilio Palma fue nombrado presidente interino, pero fue derrocado por un golpe de estado dirigido por el comandante del cuartel de Matamoros, general Manuel María Orellana Contreras, el 17 de diciembre.4,5

Una vez en el poder, el general Orellana Contreras -quien era primo del difunto general José María Orellana- obligó al licenciado Palma a renunciar y se hizo con el poder dictatorial absoluto aduciendo que solamente sería por el tiempo que el general Chacón siguiera incapacitado.6 Orellana Contreras reformó el gabinete presidencial y se enfocó en reorganizar cuarteles militares, pero la embajada de los Estados Undios dirigida por el Ministro Plenipotenciario Sheldon Whitehouse, le comunicó que el país norteamericano no trataría con él, amparándose en el Tratado de Paz y Amistad firmado por los países centroamericanos en Washington, D.C. en 1923.7

Whitehouse presionó a Orellana para que consiguiera que el presidente Chacón renunciara, y con ello, retornara el poder a la Asamblea para que ésta convocara a la elección de un presidente interino.8  Aunque Chacón presentó su renuncia el 29 de diciembre, el embajador de los Estados Unidos recomendó que enviaran un buque de guerra al puerto de San José como medida preventiva debido a la inestabilidad imperante. 9 He aquí las comunicaciones entre el embajador Whitehouse y el Departamento de Estado con respecto a lo que ocurrió en los días siguientes:10

Washinton, 30 de diciembre, 1930 3:00 pm.

En ausencia de peligro inminente para vidas y propiedades de estadounidenses y de otros motivos importantes, el Departamento considera que no es recomendable enviar un buque de guerra a Guatemala en este momento. El Departamento está siguiendo la situación con la mayor preocupación y desea recibir reportes completos y actualizados de todo lo que acontezca, junto con recomendaciones adicionales que Ud. juzgue convenientes.

Además, el Departamento desea que usted envíe un telegrama sobre los interes estadounidenses que puedan verse afectados en caso de que ocurran disturbios.

      • Stimson10

La respuesta del embajador Whitehouse da una idea de la magnitud de las inversiones estadounidenses en Guatemala, las cuales habían proliferado considerablemente desde el gobierno del licenciado Manuel Estrada Cabrera; además, demuestra el interés del gobierno estadounidense por que el general Jorge Ubico fue electo presidente:10

Guatemala, 30 de diciembre de 1930, 5:00 pm

El número estimado de ciudadanos estadounidenses en Guatemala es de 968, de los cuales 324 viven en la capital.  Los principales interes estadounidenses son International Railways of Central America [IRCA], Electric Light Company, United Fruit Company, W. R. Grace and Company y sus subsidiarias, National Aviation Company, Rosenthal bankers, Pacific Bank and Trust Company, Standard Oil Company, Union Oil, Pan American Airways, Retalhuleu Electric Company, Amsinck Sanne and Company, British American Tobacco Company y otras doce compañías menores.

[Opinión personal] Cuando recomendé que se enviara un buque de guerra a San José no quise decir que era necesario enviar fuerzas a la capital, sino que la sola presencia del buque tendría un efecto calmante.  Si hay problemas, ocurrirán súbitamente.

La dificultad es que la Asamblea actual fue electa bajo la presidencia de Chacón, y muchos diputados están trabajando para beneficiarse con nuestras acciones ya sea para recuperar el poder perdido por su grupo o para poner obstáculos en el camino de sus enemigos sin la menor preocupación por el bien del país.  Admiten que si las elecciones se realizan pronto no podrán derrotar a Ubico porque no tienen candidato; pero tienen la esperanza de encontrar alguno si las elecciones pueden posponerse durante seis meses . [ Fin de opinión personal]

      • Whitehouse10

Finalmente, el 31 de diciembre el licenciado José María Reina Andrade fue electo Primer Designado a la Presidencia y, por ende, presidente interino.  He aquí el reporte de Whitehouse:11

Guatemala, 31 de diciembre de 1930, 6:00 pm.

La Asamblea se reunió a las 4:00 pm, aceptó las renuncias de Palma y de Luis Chacón, y luego eligió a Reina Andrade como Primer Designado por 50 votos contra 11 del general Arisa y 3 del Presidente de la Corte Suprema Medrano.  El General Reyes fue electo Segundo Designado y el general Solórzano, Tercero.  Se leyó en primera lectura la renuncia del presidente Chacón y también la ley de Amnistía. Las segundas lecturas será mañana y la tercera el viernes, cuando Andrade asumirá la presidente interina. La sesión de la Asamblea fue ordenada y hasta ahora todo ha ido bien.

      • Whitehouse11

Reina Andrade ha sido el único ciudadano guatemalteco con la distición de haber sido presidente de los tres oganismos del Estado: Ejecutivo, Legislativo y Judicial, y su papel fue simplemente convocar a elecciones, en las que resultó unánimamente electo el general Jorge Ubico, ungido por la embajada de los Estados Unidos, quien tomó posesión del cargo el 14 de febrero de 1931.


BIBLIOGRAFIA:

  1. Bucheli, Marcelo; Jones, Geoffrey (2005). «The Octopus and the Generals: the United Fruit Company in Guatemala». Harvard Business School Case (en inglés) (9–805–146). Archivado desde el original el 10 de diciembre de 2012.
  2. Rodríguez Cerna, José (26 de septiembre de 1926): “Ha muerto el jefe de la Nación general don José María Orellana”. Guatemala: Diario de Centro América.
  3. Diario de Centro América (26 de septiembre de 1926): “Consejo de Ministros llama al primer designado. El general L. Chacón asume el P. Ejecutivo”. Guatemala: Diario de Centro América.
  4. Nuestro Diario (13 de diciembre de 1930). «Presidente Lázaro Chacón obligado a renunciar a la presidencia por enfermedad». Nuestro Diario (Guatemala).
  5. — (17 de diciembre de 1930). «Alzados deponen al presidente Palma». Nuestro Diario (Guatemala).
  6. — (18 de diciembre de 1930). «El general Manuel María Orellana presidente de la República». Nuestro Diario (Guatemala).
  7. Department of State(1930) Guatemala. Revolution in Guatemala. (en inglés) En Foreign Relations III. Estados Unidos: Department of State. pp. 172-175.
  8. Asamblea Nacional de la República de Nicaragua (3 de marzo de 1923). Las Convenciones de Washington – Tratado de Paz y Amistad. Nicaragua.
  9. Department of State, Guatemala. Revolution in Guatemala, pp. 180-190.
  10. Ibid., p. 192.
  11. Ibid., p. 193.

Subir

12 de diciembre de 1930: presidente Chacón sufre derrame cerebral

El presidente general Lázaro Chacón sufre un derrame cerebral que lo imposibilita para ejercer su cargo; el Lic. Baudilio Palma asume la presidencia interina

12diciembre1930
Plana Mayor del presidente Chacón durante los primeros años de su gobierno.  Cuando la crisis económica se acentuó en 1930, hubo numerosos cambios tanto en su gabinete como en la Plana Mayor.  Imagen tomada de Wikimedia Commons.

Tras una presidencia marcada por una grave crisis económica derivada la Gran Depresión de la economía mundial iniciada por la quiebra de la Bolsa de Valores de Nueva York en 1929,1 el general presidente Lázaro Chacón sufrió un derrame cerebral el 12 de diciembre de 1930, que lo dejó imposibilitado para seguir al frente del país.2 A partir de su enfermedad, se sucedieron una serie de presidentes interinos y golpes de estado que no fueron avalados por el gobierno del presidente Hoover de los Estados Unidos, hasta que, finalmente, fue investido como presidente el general Jorge Ubico, acérrimo enemigo del general Chacón.3

El general Chacón padecía desde hacía tiempo de presión alta  y solamente gracias a las atenciones de sus familiares y de la intervención médica, había prolongado el descenlace terribe que resultó en un derrame cerebral que lo dejó imposibilitado de continuar el ejercicio de la presidencia.4

Reproducimos a continuación los decretos y notificaciones que se publicaron en los principales diarios del país con motivo de la grave enfermedad del presidente:2

«El consejo de Ministros

Por cuanto encontrándose inhabilitado para el ejecicio de sus funciones el general don Lázaro Chacón, presidente constitucional de la república según dictamen facultativo que consta en el acta fecha de ayer, suscrita por los doctores Ernesto Alarcón, Mario J. Wunderlich, Federico Mora, Lizardo Estrada y Máximo Santacruz.

Decreta en cumpimiento del artículo 69 de la constitución y en defecto del primer desginado, llamar al segundo designado, licenciado Baudilio Palma, para que asuma el cargo de presidente de la República; y da cuenta de forma inmediata con este decreto a la Asamblea Legislativa.

Dado en la casa de gobierno,en la ciudad de Guatemala, a los doce días del mes de diciembre de 1930.

      • A. Skinner Klee, ministro de Relaciones Exteriores
      • Federico Aguilar V., ministro de Fomento
      • R. A. Ramírez, ministro de Agricultura
      • Samuel E. Franco, ministro de Hacienda y Crédito Público
      • R. A. Mendoza, ministro de Educación Pública
      • F. Castillo Monterroso, Ministro de Gobernación y Justicia
      • Mauro de León, ministro de la Guerra4

(Nota de HoyHistoriaGT: varios de estos ministros llevaban apenas un mes en el despacho debido a las constantes renuncias derivadas de la crisis que estaba atravezando el país.  El general Mauro de León había sido hasta el 30 de octubre el primer designado a la presidencia, pero tuvo que renunciar al cargo cuando fue nombrado Ministro de la Guerra.5)

Ya en el ejercicio de la presidencia interina, el licenciado Baudilio Palma emitió el siguiente decreto:

Baudilio Palma, segundo designado a la presidencia de la República.

Por cuanto: encontrándose inhabilitado para el ejercicio de la presidencia de la República el señor general don Lázaro Chacón, conforme dictamen facultativo que consta en el acta fecha 11 del corriente, suscrita por los médicos que lo asisten, doctores don Ernesto Alarcón, Mario J. Wunderlich, Carlos Federico Mora, Lizardo Estrada y Máximo Santacruz.

Por tanto: en cumplimiento del artículo 69 de la constitución, en defecto del primer designado, y por decreto de esta misma fecha dictado por el consejo de ministros.

Decreta:

      1. Asumir el cargo de presidente de la República
      2. Dar inmediata cuenta con este decreto a la asamblea legislativa

Casa del gobierno, Guatemala, a los doce días del mes de diciembre de 1930.

      • Baudilio Palma
      • F. Castillo Monterroso, ministro de Gobernación y Justicia

Y ahora reproducimos el Acta de las autoridades de Medicina con respecto al estado de salud del general Chacón:6

En la ciudad de Guatemala, a once de diciembre de mil novecientos treinta, siendo las once de la noche, nos constituimos los infrascritos, médicos y cirujanos de la facultad de Guatmala, en la residencia del general don Lázaro Chacón, presidente de la república, situada en la sexta avenida norte, número 1, por convocatoria del médico de cabecera, doctor don Ernesto Alarcón, con el fin de examinar al señor presidente y dar nuestra opinión acerca de la enfermedad de que adolece.  Procedimos al examen, después de haber oído la historia clínica que nos refirió el doctor Alarcó, comprobando que el general Chacón sufre de hemiplegía completa del lado derecho, de parálisis facial del lado izquierdo y de afasia motriz,originada por una hemorragia cerebral que sufrió el 10 del corriente a las 5:10 am. como consecuencia de la hipertensión arterial por nefritis crónica, de que ha estado afectado desde hace varios años. 

En nuestro concepto esta enfermedad es de pronóstico reservado en cuanto a la vida del enfermo. Opinamos también que el señor presidente general Chacón se encuentra actualmente incapacitado para realizar cualquier trabajo intelectual por las circunstancias patológicas expresadas. No nos es posible determinar si la incapacidad será definitiva o en caso de ser solamente temporal, cuanto tiempo durará.
En fe de lo cual firmamos la presente acta en el lugar y fecha indicados.

        • M.J. Wunderlich
        • M. Santa Cruz
        • L. Estrada G.
        • F. Mora
        • Estoy conforme, Ernesto Alarcón6

El papel que jugó el gobierno del presidente Herbert Hoover en la sucesión presidencial en Guatemala en favor del general Jorge Ubico se evidencia en los siguientes telegramas que se cruzaron en esos días entre el encargado de la embajada, McCafferty, y el Secretario de Estado:

Guatemala, 12 de diciembre, 1930 – 3:00 pm. [Recibido a las 8:55 pm]

El Ministro de Relaciones Exteriores me acaba de llamar a la Casa Presidencial en donde me informaron que el presidente Lázaro Chacón ha sufrido una hemorragia cerebral, que su condición actual es seria, y que ocho médicos han firmado un documento en que lo declaran incapacitado.  Esta mañana, el Gabinete se reunió y decidió nombrar al Segundo Designado, Baudilio Palma, para ser el presidente interino durante la incapacidad de Chacón. El Ministro de Relaciones Exteriores me aseguro que todo sería realizado con legalidad, que las garantías constitucionales no serían suspendidas, y que la decisión del Gabinete sería presentada a la Asamblea Legislativa para su aprobación hoy a las 5 p.m.

Ya se ha indicado por varios diputados al Congreso que van a insistir en que se convoquen elecciones dentro del plazo estipulado por la Constitución, ya que ellos creen que la decisión de nombrar a Baudilio Palma para cubrir a Chacón durante su incapacidad es un intento de mantenerlo en el poder ilegalmente por tiempo indefinido.  Hay mucha incertidumbre y la situación política es extremadamente seria.

      • McCafferty7

Guatemala, 12 de diciembre de 1930 – 5 pm. [Recibido 10:30 pm]

Esta tarde, cuando el general Jorge Ubico llegó de su plantación cafetalera, se encontró con que su casa estaba rodeada por cerca de ochenta soldados y policía, por lo que vino a la Embajada Americana y pidió protección y asilo.  Por esto me presenté personalmente ante Baudilio Palma y el Ministro de Relaciones Exteriores y les recordé la promesa que me habían hecho de que las personas que se condujeran con propiedad no serían molestadas. Tras mi visita todos los soldados y policía fueron retirados, con excepción de dos.  Se me aseguró que el general Ubico tendría total protección, pero tomando en cuenta que Herlindo Solórzano, su enemigo acérrimo, está en control dudo seriamente si esta promesa puede materializarse o no.  Estoy convencido de que la vida del general Ubico está en grave peligro.  Muchos americanos distinguidos con quienes he hablado del asunto concuerdan conmigo.  Es más, si el general Ubico fuera asesinado, es seguro que estallaría una revolución.  Por lo tanto, con el fin de evitar derramamiento de sangre y desórdenes he permitido que el general Ubico quede asilado en la Embajada Americana mientras persista el peligro, a menos que se me instruya lo contrario.

      • McCafferty8


BIBLIOGRAFIA:

  1. Bierman, Harold (11 de agosto de 2004). “The 1929 Stock Market Crash“. (en inglés) EH.Net Encyclopedia 
  2. Vela, David (12 de diciembre de 1930). «El general Chacón dejó la presidencia«. Guatemala: El Imparcial, Unión Tipográfica.
  3. Díaz Romeu, Guillermo (1996). «Del régimen de Carlos Herrera a la elección de Jorge Ubico». Historia general de Guatemala. 1993-1999 (Guatemala: Asociación de Amigos del País, Fundación para la Cultura y el Desarrollo) 5: 37-42. Archivado desde el original el 12 de enero de 2015.
  4. Nuestro Diario (14 de diciembre de 1930). «Informe de las autoridades de Medicina». Nuestro Diario (Guatemala).
  5. Vela, David (30 de octubre de 1930). «El general De León habla de su llegada al ministerio«. Guatemala: El Imparcial, Unión Tipográfica.
  6. Mora, Carlos F. et. al. (12 de diciembre de 1930) «Acta de los médicos en que se declara la imposibilidad del general Chacón para seguir en la presidencia de la República«. Guatemala: El Imparcial, Unión Tipográfica.
  7. Secretary of State(1930) Guatemala. Revolution in Guatemala. (en inglés) En Foreign Relations III. p. 172
  8. Ibid., p. 173