2 de diciembre de 1833: a fin de combatir la amenaza del cólera morbus, el gobierno liberal decreta cuarentena para los buques y pone a los presos a disposición del servicio público

Real Palacio de la Nueva Guatemala de la Asunción en 1915, aproximadamente.  En este edificio estaban tanto la sede de las autoridades del Estado de Guatemala, como la cárcel de la ciudad.  Imagen tomada de Wikimedia Commons.

En 1833 se estaba extendiendo una epidemia de cólera en los estado de la República Mexicana, lo que puso sobre aviso a la jefatura del Estado de Guatemala.  La Asamblea Legislativa emitió entonces un decreto el 2 de diciembre de 1833 en el que explicaba las medidas que iba a tomar el gobierno del estado guatemalteco ante la amenaza de esta epidemia.

En primer lugar, el decreto explicaba que los focos de contaminación eran dos principalmente:

  1. La epidemia que se estaba extendiendo en México
  2. El hacinamiento de presos en las cárceles del Estado.

Luego facultaba al jefe del Estado para que empleara todos los recursos a su disposición y le recomendaba incrementar el presupuesto a los departamentos fronterizos para que evitara la propagación de la epidemia y tambien a que colocara en cuarentena a todos los buques que llegaran a Guatemala procedentes de lugares en donde ya existiera la epidemia. Además, autorizada a que se impusieran arbitrios adicionales para beneficio de la población.

Finalmente, indicaba que  para evitar el hacinamiento de presos se iban a implementar las siguientes acciones:

  1. Colocar a los presos existentes al servicio público para evitar también los focos de corrupción que había en los presidios.
  2. Dejar de imponer penas de cárcel, exceptuando los casos de peligrosos bandoleros.

La epidemia de 1833 se evitó con cierto éxtio pero, irónicamente, sería otra epidemia en 1838 la que provocaría la caída del gobierno liberal.

BIBLIOGRAFIA:

 

 

25 de noviembre de 1839: la Asamblea Constituyente del gobierno conservador decreta un indulto para los que atacaron a la guarnición de la Antigua Guatemala el 3 de septiembre, el cual no aplicaba a los cabecillas del ataque

Antigua Guatemala en 1840, segun el grabado de Frederick Catherwood.  Nótese el Palacio de los Capitanes Generales únicamente con los arcos centrales y la Parroquia de San José Catedral aún con los campanarios que se cayeron en 1874.  La arcada del palacio fue reconstruida hasta en 1890.  Imagen tomada de Incidents of travel in Central America, Chiapas, and Yucatán

En 1838, la República Federal de Centro América estaba en los estertores de su agonía.  El gobierno liberal de Francisco Morazán había ido perdiendo estado tras estado y sus últimos bastiones eran Los Altos, Guatemala y El Salvador.  Incluso su natal Honduras se había vuelto en su contra por lo que su posición era muy precaria.

Pero en 1839 triunfó la revolución campesina católica en contra del gobierno liberal del doctor Mariano Galvez que se inició con la excusa de la epidemia del cólera.  Gálvez, intent mantenerse en el poder implementando una estrategia militar de tierra arrasada en contra de los alzados, lo que horrorizó a sus propios partidarios quienes buscaron pactar con los campesinos liderados por Rafael Carrera para evitar la carnicería.  El líder liberal que promovió dicho pacto fue nada menos que José Francisco Barrundia, quien luego se arrepentiría agriamente de haberlo propuesto siquiera.

Los campesinos católicos triunfaron sobre los criollos liberales anticlericales y el general Rafael Carrera inició un acercamiento con los criollos conservadores que habían sido expulsados del país por Morazán en 1829.  El gobierno conservador de los 30 años se iniciaba, pero los liberales no se iban a quedar de brazos cruzados.

Con fuertes aliados en el Estado de Los Altos y en El Salvador, las invasiones fueron frecuentes y una de ellas ocurrió el 3 de septiembre de 1839, cuando atacaron la guarnición de La Antigua Guatemala. El ataque falló, y la Asamblea Constituyente del Estado emitió un decreto de amnistía el 25 de noviembre para quienes participaron en dicho alzamiento exceptuando, claro está, a los cabecillas y promotores.

Las hostilidades siguieron durante diez años más, pero cada vez con menos vigor por las constantes derrotas sufridas a manos del genio militar del general Rafael Carrera quien derrotó a Morazán en la ciudad de Guatemala en 1840 y luego mantuvo a raya a sus rivales internos y externos hasta que finalmente los aplastó en la Batalla de La Arada en 1851.  A partir de allí es cuando verdaderamente inició el desarrollo en Guatemala.

BIBLIOGRAFIA:

22 de noviembre de 1825: se crea la República Federal de Centro América

Mapa histórico de México y la República Federal de Centro América de 1829.  Mapa tomado de HISTORISCH-GENEALOGISCH-GEOGRAPHISCHER ATLAS von Le Sage Graf Las Cases. Karlsruhe. Bei Creuzbauer und Nöldeke.

La República Federal de Centro América se formó el 22 de noviembre de 1824, con el mismo territorio que antes ocupara la Capitanía General de Guatemala —exceptuando a Chiapas que se quedó en México tras la efímera Anexión de Centroamérica a México— y quedó compuesta por cinco estados: Costa Rica, Honduras, Nicaragua, El Salvador y Guatemala.

El Estado de Guatemala específicamente fue definido de la siguiente forma por la Asamblea Constituyente de dicho estado que emitió la constitución del mismo el 11 de octubre de 1825: “el estado conservará la denominación de Estado de Guatemala y los forman los pueblos de Guatemala, reunidos en un solo cuerpo. El estado de Guatemala es soberano, independiente y libre en su gobierno y administración interior.”

La misma constitución de 1825 indicó cual era el territorio del estado, y la primera división administrativa del mismo se hizo oficial el 4 de noviembre de 1825. La Asamblea Constituyente dividió al territorio en siete departamentos de esta forma: ​

Artículo 1. El territorio del estado será dividido en los siete departamentos que siguen:

    • Verapaz, que comprenderá el antiguo partido de este nombre y todo el distrito del Petén.
    • Chiquimula, comprende todos los pueblos y valles del antiguo corregimiento de Chiquimula y Zacapa.
    • Guatemala y Escuintla: le forman todos los pueblos del partido de Escuintla y Guasacapán, la capital de Guatemala, las villas de Guadalupe y Nueva de Petapa, los pueblos de Mixco, Chinautla, Jocotenango, Pinula, San Pedro Las Huertas, Ciudad Vieja en la capital, San Miguel y Santa Inés Petapa, San Juan y San Cristóbal Amatitlán y la población de Palencia.
    • Sacatepéquez y Chimaltenango: le corresponden todos los pueblos de Sacatepéquez no comprendidos en el departamento de Guatemala y todos los del extinguido corregimiento de Chimaltenango.
    • Suchitepéquez y Sololá: forman este departamento los territorios pueblos de las alcaldías mayores de ambos partidos.
    • Quetzaltenango y Soconusco: son comprendidos en este departamento todos los pueblos del extinguido corregimiento de Quetzaltenango, y los del antiguo gobierno de Soconusco.
    • Totonicapán y Huehuetenango: los pueblos de este departamento serán los mismos que formaban antes los partidos de ambos nombres.

Las cabeceras y distritos de los departamentos fueron establecidas de esta forma:

Departamento Cabecera Distritos
Verapaz Cobán
  • Petén
  • Cahabón
  • Cobán
  • Tactic
  • Salamá
  • Rabinal
Chiquimula Chiquimula
  • Zacapa
  • Acasaguastlán
  • Sansaria
  • Esquipulas
  • Chiquimula
  • Jalapa
  • Mita
Guatemala/
Escuintla
Ciudad de Guatemala
  • Guatemala
  • Amatitlán
  • Escuintla
  • Mixtán
  • Jalpatagua
  • Guazacapán
  • Cuajiniquilapa
Sacatepéquez/
Chimaltenango
Antigua Guatemala
  • San Pedro Sacatepéquez
  • San Lucas Tejar
  • Chimaltenango
  • Jilotepeque
  • San Juan Sacatepéquez
  • Patzún
Sololá/
Suchitepéquez
Sololá
  • Joyabaj
  • Quiché
  • Sololá
  • Atitlán
  • Suchitepéquez
  • Cuyotenango
Totonicapán/
Huehuetenango
San Miguel Totonicapán
  • Totonicapán
  • Momostenango
  • Nebaj
  • Huehuetenango
  • Malacatán
  • Soloma
  • Jacaltenango
  • Cuilco
Quetzaltenango/
Soconusco
Quetzaltenango

BIBLIOGRAFIA:

11 de noviembre de 1827: el general Francisco Morazán triunfa en la Batalla de la Trinidad y se convierte en el principal caudillo de la República Federal de Centro América

Plaza de Armas de la Ciudad de Guatemala en la década de 1830.  ASí lucía la ciudad cuando Francisco Morazán era el presidente de la República Federal de Centro América. Imagen tomada de Colonisation du district de Santo-Thomas de Guatemala par la Communauté de l’Union, fondée par la Compagnie Belge de Colonisation. Collection de renseignements publiés ou recueillis par la Compagnie …

Francisco Morazán fue sin lugar a dudas el principal caudillo centroamericano de la década de 1820 y 1830.  Tras su triunfo en la Batalla de la Trinidad impuso su genio militar y su habilidad política invadiendo o gobernando todos y cada uno de los Estados que conformaban la Repúbica Federal de Centro América, y llegó a presidente de la misma.  Junto con él, el partido anticlerical de los criollos liberales domino a la region, en detrimento de los hasta entonces poderosos criollos conservadores y miembros del clero, tanto secular como regular.

Siendo Presidente de la Federación Centroamericana el general salvadoreño Manuel José de Arce y Fagoaga, ordenó al Teniente general José Justo Milla Pineda, ex vicejefe de Estado de Honduras, que derrocara el gobierno hondureño que presidía el Licenciado Dionisio de Herrera y el 19 de enero de 1827, Milla marchó al mando del Segundo Batallón Federal, traspasó las fronteras hondureñas y tras varias victorias instaló su cuartel en San Esteban, al suroeste de la capital hondureña.

Pero luego de varias batallas, se produjo el combate definitivo en el Valle de la Trinidad en donde las tropas federales de Milla fueron aplastadas por los hombres al mando del general Francisco Morazán. Vencido, el general Milla y algunos de sus oficiales que sobrevivieron huyeron del campo de batalla, dejando documentos, baúles y otros pertrechos.

Tras esta victoria, Morazán marchó a Tegucigalpa a tomarla el 12 de noviembre y el 26 de ese mismo mes llega a la capital Comayagua donde hizo su entrada triunfal y ocupó la jefatura del Estado de Honduras la cual presidía interinamente el señor Miguel Eusebio Bustamante.  A partir de ese momento, todo fue en ascenso para el ambicioso y hábil general liberal. .

El ocaso de Morazán llegaría de la mano de un personaje que reunía todas las características que el caudillo liberal despreciaba: el general campesino y mestizo Rafael Carrera, quien era un guatemalteco analfabeta que había sido educado por los miembros del clero secular con una profundal fé católica y quien había alcanzado el poder combatiendo al frente de las hordas de campesinos indígenas.   Carrera derrotó categoricamente a Morazán en la Ciudad de Guatemala en 1840, dando por terminada la carrera del caudillo liberal e iniciando la suya propia, que se extendió hasta 1865.

Como dato adicional, es importante mencionar que el General José Justo Milla, fue el padre del escritor guatemalteco José Milla y Vidaurre y fue hecho prisionero en mayo de 1829, enjuiciado fue sentenciado al destierro de la República Federal de Centroamérica de por vida, por lo que fijó su última residencia en México.

BIBLIOGRAFIA:

 

7 de noviembre de 1840: la Asamblea Constituyente del Estado de Guatemala establece la Facultad de Medicina de la Pontificia Universidad de San Carlos de Borromeo

Laboratorio de Anatomía en la Escuela Facultativa de Medicina y Farmacia en 1896.  Para entonces, la facultad contaba con casi 75 estudiantes en total, muchos de ellos del resto de Centroamérica y del sur de México.  Fotografía publica por “La Ilustración Guatemalteca“.

Tras la violenta revolución entre campesinos católicos y el ejército de los liberales, el gobierno del Estado de Guatemala pasó de nombre a Mariano Rivera Paz y de hecho al caudillo campesino Rafael Carrera.  A pesar de que en ese momento todavía era analfabeto, Carrera era ya un hábil militar y manejaba muy bien la política, al punto que supo aliarse con los criollos conservadores católicos y restableció las instituciones que existían durante la época colonial, entre ellas, la Pontificia Universidad.

Los liberales habían clausurado la casa de estudios superiores por ser de orientación católica y la habían sustituido por la institución laica que llamaron Academia de Ciencias y Estudios.  Originalmente su rector fue el doctor Pedro Molina, pero la guerra civil que se extendió de 1838 a 1840 hizo que la Academia quedara en el olvido.

Los conservadores restituyerón la antigua Pontificia Universidad tal y como estaba establecida originalmente, aunque ahora solamente con jurisdicción en el Estado de Guatemala y el 7 de noviembre de 1840 la Asamblea Constituyente estableció la Facultad de Medicina.  Hasta entonces, si bien había habido estudios de las Ciencias Médicas, Química y Farmacia en el Estado, estos habían estado a cargo del Protomedicato y de los muy escasos médicos que había en el país.

Fue hasta ese momento que se estableció formalmente la Facultad, la cual estaba directamente reglamentada por el gobierno conservador, aunque la Universidad quedaba encargada de los estudios teóricos y los exámenes de grado.

El decreto de creación de la facultad se transcribe a continuación:

“DECRETO DE LA ASAMBLEA CONSTITUYENTE DE 7 DE NOVIEMBRE DE 1840, ESTABLECIENDO LA FACULTAD DE MEDICINA

  1. Se establecerá en el estado una sociedad compuesta de los doctores y licenciados médicos, cirujanos y farmaceutas, que se denominará Faculta de Medicina de Guatemala.
  2. Su objeto será el arreglo del ejercicio de la medicina, cirugía y farmacia, y el progreso y perfección de estos ramos.
  3. El gobierno informado por los doctores médicos, reglamentará la facultad médica, bajo las bases que expresan los proyectos presentados por la junta de doctores médicos en 19 de agosto ultimo; pero sin separar de la Universidad el estudio teórico de esta ciencia, ni privarla de la intervención que le da su estatuto en los exámenes de grados de bachilleres, licenciados y doctores.”

BIBLIOGRAFIA:

 

 

 

31 de octubre de 1831: el gobierno del Estado de Guatemala crea y organiza la “Guardia de la Constitución”, el primer cuerpo policial de la vida independiente

Desfile military frente al Palacio del Poder Ejecuitvo de la Ciudad de Guatemala en 1905.  El Palacio, destruido por los terremotos de 1917-18, fue originalmente el Real Palacio y en una de sus secciones funcionaba la cárcel de varones de la ciudad.  Imagen tomada de Wikimedia Commons.

En su obra “Memorias de un Abogado“, el eminente escritor e historiador guatemalteco José Milla y Vidaurre describe la vida en la cárcel de la Nueva Guatemala de la Asunción de principios del siglo XIX, poco antes de la Independencia.  Relata como dicha prisión estaba en el mismo edificio que ocupaba el Palacio de los Capitanes Generales y cómo se comportaban los presos dentro del recinto.  Tambien habla del cuerpo de policía colonial, cuyos miembros eran conocidos como “corchetes”.

Tras la Independencia de Centroamérica en 1821, los “corchetes” siguieron por poco tiempo hasta que fueron sustituidos por uno de los primeros cuerpos de policía que hubo en el Estado de Guatemala: la “Guardia de la Constitución”, la cual se estableció el 31 de octubre de 1831 y estuvo conformada por todos los ciudadanos entre 18 y 46 años de edad.  De hecho, todos aquellos ciudadanos que no fueran ya parte activa de la milicia o del ejército permanente, o que no fueran ni eclesiásticos, médicos o profesores quedaban obligados a enlistarse en la Guardia.

El propósito fundamental del nuevo cuerpo era la conservación del orden público y la ejecución de las leyes y estaba dividida en dos grupos,  movible y sedentaria.  La división movible estaba compuesta por los milicianos comprendidos entre los 18 y los 34 años de edad, y la sedentaria por aquellos comprendidos entre los 34 y 46.  Las obligaciones de la guardia movible eran:

  • Apresar a desertores y delincuentes
  • Escoltar presos
  • Acudir al llamado del Jefe Departamental cuando se requiriera resguardar el orden

Por su parte, la obligación de la guardia sedentaria era la de ayudar o suplir a la movible cuando esta última no se diera abasto.

Los oficiales eran: comandante, capitán primero, teniente, subteniente, sargento y cabo y cada poblado tenia su destacamento de la Guardia, cuyo número dependía de la cantidad de habitantes que hubiera.

Este cuerpo fue modificado durante el gobierno conservador y finalmente sustituido por la Policía Nacional durante el gobierno de J. Rufino Barrios.

BIBLIOGRAFIA:

 

 

28 de octubre de 1840: tras recuperar el poder en Guatemala, los conservadores restablecen la antigua Universidad de San Carlos, que había sido clausurada por los liberales en 1831

escudousac1750
Escudo de la Real y Pontificia Universidad de San Carlos de Borromeo en el siglo XVIII.  Publicado en la revista “La Locomotora” en 1907.

Alrededor de la Universidad de San Carlos de Guatemala existen varios mitos que con el paso de los años se han convertido en dogmas para los estudiantes universitarios.  Muchos creen que la Universidad, fundada originalmente en 1676 es en efecto tricentenaria, que siempre ha estado comprometida con las clases populares y que ha sido siempre autónoma.  Por otra parte, existe también la creencia que la Huelga de Dolores que celebrant los estudiantes durante la cuaresma es una tradición que tiene ciento veinte años ininterrumpidos de existencia.

En realidad, tanto la Universidad como la Huelga de Dolores han sido clausuradas por ciertos períodos de tiempos tras los cuales han vuelto a emerger con profundas transformaciones.

Originalmente, la Real y Pontifica Universidad de San Carlos de Borromeo era una institución totalmente dedicada a la enseñanza de teología católica, estando dirigida por los jesuitas o por los más altos cargos del clero secular.  Su facultad de Derecho era especializada en el derecho canónico mientras que su facultad de Medicina se inició hasta en el siglo XVIII, y durante sus primeros dosciendos años de existencia, apenas graduó a un puñado de estudiantes.  En esa época, únicamente aquellos que pertenecían a las más altas capas sociales podían acceder a los estudios universitarios y sus graduaciones eran celebradas con grandes ceremonias que incluían un Te Deum en la Catedral Primada de Santiago.

La primera transformación de la Universidad ocurrió durante las reformas borbónicas en el siglo XVIII:  en ese momento se transformó la educación religiosa y empezó a introducirse poco a poco el pensamiento de la Ilustración que se iba adentrando en Europa.  Además, los jesuitas fueron expulsados de todos los territorios del monarca epañol en 1767, lo que dejó a la Universidad en manos del clero secular y con una educación menos tradicional.  A pesar de todo, estos cambios no fueron tan radicales como lo serían los ocurridos luego de la Independencia de Centroamérica en 1821.

Aquel 15 de septiembre de 1821, la Universidad dejó de ser real y pasó a ser únicamente la “Pontificia Universidad de San Carlos“, quedando de esta forma hasta la invasión de Francisco Morazán en 1829.  El triunfo del general liberal significó la expulsion de los frailes de las órdenes regulares y de los altos jerarcas del clero secular, seguido del cierre de la Universidad.   Los liberales confiscaron todos los volúmenes que se almacenaban en las bibliotecas de los conventos y crearon su propia institución de estudios superiores: La Academia de Ciencias y Estudios.  Esta nueva Academia estuvo dirigida por el doctor Pedro Molina, y desechó por completo la educación religiosa de las aulas universitarias.

Las guerras en el Estado de Guatemala continuaron y tras el triunfo del general Rafael Carrera en 1838, la Academia de Ciencias quedó prácticamente abandonada.  Finalmente, los conservadores restablecieron la Pontifica Universidad de San Carlos el 28 de octubre de 1840, con unos nuevos estatuos que le otorgaban los privilegios y prerrogativas con que fue creada originalmente durante el Imperio Español.  Pero ahora la situación era diferente:  los conservadores gobernaban únicamente en el Estado de Guatemala, y por esta razón, la Universidad ya no tenía jurisdicción en todo el antiguo territorio de la Capitanía General.  De hecho, cada Estado fundó su propia Universidad.

La Pontificia Universidad se mantuvo como tal hasta la caída del regimen conservador en 1871.  Entonces, fue definitivamente clausurada y sustituidas por varias Escuelas Facultativas que eran totalmente dependientes del Ministerio de Instrucción Púbica.  Inicialmente estaban solamente en la Ciudad de Guatemala, pero luego tuvieron sedes en Quetzaltenango.  Estas facultades totalmente laicas fueron:

  • Medicina y Farmacia del Centro
  • Derecho y Notariado del Centro
  • Ingeniería
  • Derecho y Notariado de Occidente

Las facultades seguían siendo exclusivamente para la élite de la Sociedad guatemalteca.  En un artículo sobre el número de estudiantes matriculados a principios del siglo XX el total reportado no llega ni a doscientos alumnus.

Estas fueron las facultades que se organizaron contra los gobiernos de Manuel Estrada Cabrera y de Jorge Ubico.  En 1898 la Facultad de Derecho estableció su Huelga de Dolores, la cual fue cancelada en 1903 luego del asesinato de un estudiante por la policía durante las celebraciones y no se restituyó sino hasta después de la caída del licenciado Estrada Cabrera en 1920.  Al subir el general Ubico al poder en 1931, se volvió a cancelar la Huelga y no reapareció sino hasta en 1945.

La autónoma Universidad de San Carlos de Guatemala se formó hasta en 1944, luego del derrocamiento del general Ponce Vaides el 20 de octubre.  Y fue en ese momento cuando empezó a albergar a estudiantes de clase media y algunos obreros.  Para 1961, cuando la constitución de 1956 permitió nuevamente el retorno de las órdenes de frailes y la educación religiosa, se fundó la Universidad Rafael Landívar y las élites empezaron a abandoner la Universidad Nacional.

BIBLIOGRAFIA: