25 de noviembre de 1894: el gobierno del general José María Reina Barrios expande el presupuesto anual de Instrucción Pública en $66,270

25noviembre1894
Ciudad de Guatemala vista desde el Cerrito del Carmen en 1895 en una fotografía de Fernández Valdeavellano. Se aprecia la Iglesia de la Mercer y al fondo el Teatro Colón. En el recuadro: el general presidente José María Reina Barrios. Imágenes tomadas de Wikimedia Commons.

El 25 de noviembre de 1894 el gobierno del general presidente José María Reina Barrios tuvo que expander el presupuesto del Ministerio de Instrucción Pública, que entonces ascendía a un millón ciento veinte mil pesos debido al aumento de los precios de los muebles y útiles escolares.1

Reproducimos a continuación el decreto en mención,1 que debe compararse con la partida de 18 milllardos de quetzales que se tienen presupuestados para los profesores el presupuesto de 2021.2

Decreto Número 507

José María Reina Barrios, General de División y Presidente de la República de Guatemala

Considerando: Que la cantidad de un millón ciento veinte mil pesos en que fijó la Asamblea Nacional Legislativa el Presupuesto de Instrucción Pública para el año económico de 1 de julio de 1894 a 30 de junio de 1895, no fué ni es en manera alguna suficiente para atender, como se debe, a los gastos que tan importante ramo ocasiona, ya que por las circunstancias económicas del país no pueden reducirse inconsideradamente los sueldos de los profesores, y que por el alto precio que han alcanzado los muebles y los útiles de enseñanza, no es posible, sin que medien grandes sacrificios, mantener los establecimientos de Instrucción Pública a la altura que su importancia y el buen nombre de la Nación reclaman;

Que el Gobierno, para concretar sus gastos á la cantidad votada por la Asamblea, se vio en la necesidad extraordinaria, contra sus principios y acatando únicamente los mandatos de una voluntad superior, de hacer modificaciones y alteraciones en el presupuesto establecido por la experiencia y fundado en los justos reclamos de la Nación;

Que el actual orden de cosas, en lo que respecta al ramo de que se trata, no corresponde a lo que el país tiene derecho a esperar y a lo que el Gobierno está obligado a hacer, y que, sólo por una anormal circunstancia, pudo entorpecerse en parte;

POR TANTO,

De acuerdo con el parecer del Consejo de Ministros, en uso de las facultades que me concede la Constitución, aplicando como se debe los principios de mi programa político, y teniendo en cuenta que por insignificante que sea un lugar, la escuela primaria ejerce en él decisiva influencia, por cuanto civiliza y eleva el sentimiento moral del individuo, he tenido á bien decretar y decreto:

    • Artículo 1°. Desde el día 1 de enero de 1895, quedan establecidas las plazas y escuelas de que se hará mérito en los lugares que expresa la lista que se acompaña.
    • Artículo 2°. Las cantidades necesarias para su sostenimiento durante el primer semestre de 1895, se tomarán de la suma que aparece como superávit en el presupuesto vigente.
    • Artículo 3°. El Secretario de Estado en el Despacho de Instrucción Pública, queda encargado de la ejecución de este decreto y de dar cuenta de él a la Asamblea Legislativa en sus próximas sesiones.

Dado en Guatemala, en el Palacio del Poder Ejecutivo, á los veinticinco días del mes de noviembre de mil ochocientos noventa y cuatro.

    • José María Reina Barrios
    • El Secretario de Estado en el Despacho de Instrucción Pública, Manuel Cabral1

Sigue una tabla con todos los poblados en los que se crearon nuevas plazas de maestros. He aquí un ejemplo tomado de dicha tabla con los sueldos que se le pagaban a los maestros en 1894:3

Plantel Puesto/Costo Cantidad Sueldo
Escuela elemental de varones Director 1 $45.00
Profesor de grado 1 $30.00
Alquiler de casa $20.00

BIBLIOGRAFIA:

  1. Gobierno de Guatemala (1896). Recopilación: Las Leyes de la República de Guatemala, 1894-95 XIII. Guatemala: Tipografía Nacional. pp. 142-143
  2. Ministerio de finanzas Públicas (2021). Proyecto de Presupuesto General de Ingresos y Egresos del Estado, Ejercicio Fiscal 2021. Guatemala: Ministerio de Finanzas.
  3. Gobierno de Guatemala, Recopilación de Leyes, p. 145

 

9 de diciembre de 1897: el general presidente José María Reina Barrios modifica el inicio del ciclo escolar de 1898 moviéndolo hasta mayo

9diciembre1897
La Escuela de Medicina y Farmacia, cuando estaba en el convento confiscado a los monjes Paulinos por J. Rufino Barrios. Allí funcionó hasta los terremotos de 1917-18. En el recuadro: el general presidente José María Reina Barrios. Imágenes tomadas de Wikimedia Commons.

En diciembre de 1897 el gobierno del general presidente José María Reina Barrios estaba en una situación estable, pero muy delicada.  Acababa de terminar con dos violentas revoluciones en su contra que estallaron en septiembre1 luego de que se erigiera en dictador y prolongara su período presidencial hasta 19022, y se enfrentaba con la aguda crisis económica producto del desplome del precio internacional del café, único producto de exportación del país en ese momento.

De hecho, a principios de diciembre tuvo que solicitar un aumento de la deuda pública, había decretado un aumento de la carga impositiva y había establecido medidas de austeridad, porque el costo de repeler las revoluciones de Occidente y de Oriente había aumentado considerablemente los gastos de la Administración Pública y provocado una baja considerablemente en la recaudación tributaria.3

Continuado con las medidas de austeridad, el 9 de diciembre, Reina Barrios emitió el decreto 546, por medio del cual corría el inicio del ciclo escolar de 1898 de enero al 1 de mayo, y despedía a todos los maestros y catedráticos universitarios a partir del 31 de diciembre, a fin de ahorrarse los sueldos de cuatro meses.  Este decreto dice así:4

Decreto N.° 546

José María Reina Barrios

General de División y Presidente de la República de Guatemala

Considerando: que entre los preceptos de la higiene pedagógica está el de escogitar como período de vacaciones aquella época del año que conforme el clima de cada país sea la más adecuada para dar tregua a los trabajos intelectuales y favorecer al mismo tiempo el organismo físico de los educandos, y que los meses de marzo y abril son entre nosotros los más calurosos del año;

Considerando: Que por otra parte ha sido costumbre dar feriado a los empleados en los últimos días de diciembre y primero de enero;

Por tanto, en uso de las facultades que me confiere el Decreto número 4, emitido por la Asamblea Nacional Constituyente el 30 de agosto último, 

Decreto:

    • Artículo 1°. El año escolar en los establecimientos de Instrucción Pública principiará el 1 de mayo y terminará el 14 de marzo del año siguiente, siendo en consecuencia las vacaciones del 15 de marzo al último de abril.
    • Artículo 2°. Serán también días feriados en los mismos establecimientos los comprendidos desde el 22 de diciembre al 6 de enero inclusive.
    • Artículo 3°. Las inscripciones deberán efectuarse en los primeros diez días del año escolar.
    • Artículo 4°. Quedan derogadas todas las disposiciones que se opongan a la presente ley.

Dado en el Palacio del Poder Ejecutivo: en Guatemala, a nueve de diciembre de mil ochocientos noventa y siete.

      • José María Reina Barrios
      • El Secretario de Estado en el Despacho de Instrucción Pública, Mariano Cruz4

Aunado a este decreto, Reina Barrios también emitió la nueva organización de la Instrucción Pública, a fin de ahorrarse los sueltos de enero a abril. Dicha organización quedó así:5

Deseando organizar la instrucción pública de la manera más conveniente en el próximo año escolar, el Presidente de la República acuerda:

    1. Todos los nombramientos del personal de las Juntas Directivas de las Facultades, de profesores y empleados de los establecimientos de enseñanza, sea primera, secundaria, normal o profesional, y de sus dependencias, quedarán sin efecto alguno, el día último del corriente mes.
    2. De conformidad con el decreto número 288 y el que se ha dictado con fecha de hoy, se procederá por quien corresopnda, del 15 al 30 de abril de 1898, a la organización del personal de los establecimientos de enseñanza de la República, nombrándose los empleados para llenar las vacantes provenientes de la disposición anterior.5

Esta última adenda del decreto 546 fue la que en la práctica cerró todas las escuelas e institutos públicos, y las Escuelas Facultativas de Medicina, Farmacia y de Derecho y Notariado.  El decreto fue derogado el 11 de febrero de 1898, por el presidente interino, licenciado Manuel Estrada Cabrera,6 tan sólo tres días después del asesinato del general Reina Barrios no tanto porque ya se hubiera resuelto la situación económica, sino porque así empezaba su propaganda para las elecciones presidencial del 1 de agosto de 1898 que él mismo había convocado un día antes.7


BIBLIOGRAFIA:

  1. Nuestro Diario (12 de enero de 1926).  Retazos de nuestra historia: el movimiento revolucionario de Castillo.  Guatemala: Nuestro Diario. p. 1.
  2. Luján Muñoz, J. (2003). Las Revoluciones de 1897, La Muerte de J. M. Reina Barrios y la Elección de M. Estrada Cabrera. Guatemala: Artemis y Edinter. ISBN 9788489766990.
  3. Estrada Paniagua, Felipe (1908). Recopilación: Las Leyes de la República de Guatemala, 1897-1898 XVI. Guatemala: Tipografía Nacional. p. 609.
  4. Ibid., p. 623.
  5. Ibid., p. 624.
  6. Ibid., p. 705.
  7. Ibid., p. 704.

15 de noviembre de 1879: la administración de los cementerios pasa a la autoridad municipal

15noviembre1879
Pórtico del entonces majestuoso Cementerio General de la Ciudad de Guatemala en 1896. En el recuadro, la tumba casi abandonada del ex-presidente mariscal Vicente Cerna en 2014, y que se encuentra en la misma calle principal del Cementerio General. Imágenes tomadas de Wikimedia Commons.

La secularización de las instituciones guatemaltecas se inició en 1829 con la invasión de Francisco Morazán, pero no se pudo establecer completamente por la revolución católico-campesina de 1837-38.  No fue sino hasta durante el gobierno del general J. Rufino Barrios (1873-1885) que se completó definitivamente la separación de Iglesia y Estado en el país; por supuesto, aquella separación no fue instantánea, y más bien tardó varios lustros en completarse, ya que se fue haciendo paso a paso debido a la arraigada fé católica de los guatemaltecos.

Aunque la expulsión de las órdenes regulares y del arzobispo Bernardo Piñol y Aycinena fue prácticamente instantánea tras el triunfo de la reforma liberal en 1871, el clero secular se mantuvo en el país y todavía tenía a su cargo muchos aspectos administrativos, como el registro de recién nacidos en las actas de bautismo, matrimonios religiosos y defunciones.

Con la expulsión de las órdenes regulares terinó la costumbre de enterrar a los criollos en las catacumbas y columnas de los principales templos de los poblados y ciudades, y el 15 de noviembre de 1879, el gobierno del general Barrios retiró los cementerios a los curas párrocos, mediante el siguiente decreto:

DECRETO NÚM. 248
J. Rufino Barrios, General de División y Presidente de la República de Guatemala,

Considerando: 

    • Que por no haber estado los lugares públicos de enterramientos sujetos a la inmediata inspección y administracíon de la autoridad civil, carecen los cementerios de las condiciones indispensables para conservar la salubridad pública, no se observan en las inhumaciones y exhumaciones las reglas de la higiene, y se encuentran en su mayor parte abandonados.

DECRETO:

    • Art. 1.° La construcción, admistración é inspección de los cementerios de la  República, quedan a car go exclusivo de la autoridad municipal.
    • Art. 2.° Las Municipalidades ejercerán su intervención en los cementerios
      por medio de las comisioness de policía é higiene que establece el artículo 92 de su ley reglamentaria.
    • Art. 3.° Los derechos de sepultura serán exclusivamente destinados á los gastos de conservación y mejora de los cementerios.
    • Art. 4. Un reglamento especial determinará las bases de la administración, régimen y buen servicio de los cementerios.

Dado en el Palacio Nacional de Guatemala, a quince de noviembre de mil ochocientos setenta y nueve.

    • J. Rufino Barrios
    • Secretario de Estado en el Despacho de Gobernación y Justicia, A. Ubico Urruela1

Ese mismo día se emitió el Reglamento respectivo, del cual se reproducen aquí algunos artículos importantes:2

    • Art. 1.° Todo cadáver deberá ser enterrado en cementerio público establecido con autorización previa, siendo prohibidas las inhumaciones dentro de poblado.
    • Art. 2.° En lo sucesivo, para la situación de los cementerios, se elijirán lugares secos, ventilados, a una distancia conveniente de las poblaciones en rumbos apartados de los vientos domiuantes, y que en lo posible
      reúnan las mejores condiciones higiénicas. No podrá determinarse el lugar sin oír la opinión de expertos.
    • Art. 10.° Habrá en el cementerio cinco clases de enterramientos: el primero es el de capillas: el segundo en mausoleos; el tercero en nichos; el cuarto de fábrica media; y el quinto de fábrica común en el suelo; a cuyo efecto el terreno estará dividido en otras tantas secciones proporcionadas .
    • Art. 11.° Las capillas se construirán por cuenta de los interesados, en una área cuya extensión no podrá exceder de 61 varas cuadradas, cubriéndose el valor de éstas con arreglo al adjunto arancel.2
    • Artículo 12.° en los laterales destinados a este objeto: en los cementerios se delineará y numerará el orden de los mausoleos, teniendo cada uno tres varas de largo y vara y media de ancho, formando calles de Oriente a Poniente y de Norte a Sur.
    • Art. 13.° Cada lugar de mausoleo se venderá con su cimiento de piedra, ladrillo y mezcla, puesto al nivel del terreno, por el precio del arancel y como sepultura perpetua.
    • Art. 14.° El que haya comprado un lugar de mausoleo puede edificar o permitir que se edifiquen para sus parientes ó amigos tres sepulcros á mas del primero, uno sobre otro; y cada uno de ellos que se vaya fabricando se pagará una tercera parte de lo que se pagó por el anterior.
    • Art. 15.° Los nichos se seguirán fabricando en las paredes de los cementerios y en la forma que ahora se ha adoptado sin perjuicio de las reformas que la experiencia y el buen gusto vayan indicando.
    • Art. 16.° Los entierros que se hagan en ellos, deben comenzar por una línea de abajo á arriba ocupando primero el de más abajo, y sucesivamente el que le sigue sin pasar a otra línea sin que esté cubierto el ultimo sepulcro de la anterior. 
    • Art. 18. La sepultura en nichos no se vende a perpetuidad para un cadáver, porque a los seis años siendo adulto, puede exhumarse para conducir los restos a los osarios, pero los parientes o amigos del sepultado pueden evitar esta exhumación pagando una tercera parte menos de lo que se ha pagado los seis años anteriores; y cada vez que se cumpla este término, pueden hacer igual rescate. Siendo un párvulo el cadáver, el período será de cinco años.
    • Art. 20. Para los enterramientos de fábrica media é ínfima, el cementerio se dividirá en cuatro cuadros pequeños que corresponden a los cuatro ángulos del cuadrado grande, dejando dos calles, que los dividan ó se crucen en el centro, la una de Oriente á Poniente y la otra de Norte a Sur, prohibiéndose hacer entierros en ellas.
    • Art. 21. Para delinear mejor estas calles, se demarcarán, fabricando dos paredes de nichos para párvulos, cuya altura no excederá de dos varas, dejándose encima un canal para llenarlo de tierra bien preparada y cultivar un jardín que sirva de adorno del cementerio.3

No es casualidad que el cementerio de la Ciudad de Guatemala haya sido construido en 1881, dos años después de la emisión de este decreto.  El cementerio original de la ciudad estaba al este de la Catedral Metropolitana, en donde después se construyó el Mercado Central.  Luego, se trasladó a la par del Hospital San Juan de Dios, y allí estuvo hasta que fue trasladado al nuevo local, entonces totalmente alejado de la población en 1881.  Fotografías antiguas del local muestran que antes de los terremotos de 1917-18, el cementerio general cumplía con lo estipulado con el reglamento de 1879.  Desfortunadamente, luego de esos terremotos el cementerio general entró en un declive permanete al punto que en el siglo XXI se encuentra a la par del colector de basura más grande de la Ciudad de Guatemala (aparte de los ríos que le sirven desagüe a la metrópoli), y ha caído en completo abandono.3


  1. BIBLIOGRAFIA:
  2. Gobierno de Guatemala (1881). Recopilación: Las Leyes emitidas por el Gobierno democrático de la República de Guatemala, 1877-1881 II. Guatemala: Tipografía El Progreso. p. 315.
  3. Ibid., p. 317.
  4. Ibid., p. 318.

9 de noviembre de 1878: tras gobernar de facto desde 1873, el general J. Rufino Barrios convoca a una Asamblea Constituyente

9noviembre1878
Monumento al general J. Rufino Barrios en su ubicación original, al final del Paseo de la Reforma, en 1915. En el recuadro, retrato del presidente guatemalteco, con la mano en la Constitución de 1879. Imágenes tomadas de Wikimedia Commons.

Luego de la Revolución Liberal que triunfó el 30 de junio de 1871, el presidente provisorio, general Miguel García-Granados y Zavala, y su sucesor, el general J. Rufino Barrios, gobernaron de facto, ya que no había una constitución vigente en el país.  Para poder justificar sus actos, se ampararon en el Acta de Patzicía, documento en el que ellos mismos y sus correligionarios habían desconocido la autoridad del presidente constitucional, mariscal Vicente Cerna y Cerna.

El hecho de gobernar de facto le confirió a Barrios amplios poderes, pudiendo gobernar a su capricho.  Sin embargo, convencido de que una constitución hecha a su medida le permitiría extenderse en el poder, convocó a una Asamblea Constituyente el 9 de noviembre de 1878, por medio del siguiente decreto:1

Decreto No. 225

Considerando:

    • Que la República está en plena paz, sin que por ninguna parte apa rezca amenazado el orden;
    • Que no obstante que la Asamblea Constituyente, en su decreto de 23 de octubre de 1876 declaró que por las circunstancias difíciles en que entonces se hallaba el país, no convenía emitir la ley fundamental, invistiéndome con facultades omnímodas para ejercer el Poder Ejecutivo, durante el período de cuatro años, también me autorizó para convocar la Legislatura antes, si lo estimaba conveniente;
    • Que la dictadura no está de acuerdo con los principios republicanos, y si la acepté fué por las circunstancias difíciles en que se encontraba el país, pero con la intención de no hacer uso de ella, sino para mantener la paz y tranquilidad publicas, mientras que el Estado pudiera darse por medio de sus legítimos representantes la ley fundamental que asegura los derechos y garantías de los ciudadanos:
    • Que consecuente con los principios democráticos que declaré desde que fui elevado al poder, considero que ha llegado la época feliz de restablecer el orden constitucional, renunciando las facultades omnímodas y el tiempo que me fué concedido para ejercerlas;
    • Que la Asamblea convocada en 21 de octubre de 1876, tuvo en mira el mantenimiento del orden público, confiriéndome los amplios poderes de que se ha hecho mérito, por ser el sentimiento general de los pueblos que representaban entonces; pero las circunstancias de paz y bienestar que ahora se disfrutan, exigen el que se decrete la Constitución de la República, que tanto se desea;
    • Que debiendo esta ley ser la expresión genuina de los pueblos, conviene que éstos estén representados por mayor número de delegados para que las difíciles cuestiones que pueda comprender la ley fundamental, sean mejor debatidas.

DECRETO:

    • Art. 1. Se convoca una Asamblea Nacional Constituyente, compuesta de sesenta y un representantes de los pueblos de la República, que se elegirán cu la proporción que establece la adjunta tabla.
    • Art. 2. Las elecciones se harán de completa conformidad con lo establecido en decreto de 21 de octubre de 75, comenzándose a verificar el 10 de enero del 79.
    • Art. 3. La Asamblea Constituyente se instalará el día l5 de marzo del año próximo de 1879 con la solemnidad que prescribe su reglamento.
    • Art. 4. Este alto cuerpo ocupará esclusivamente de dar á la Nación la ley fundamental y de resolver todos los asuntos que el Gobierno presente á su deliberación.
    • Art. 5. Cualquier ciudadano podrá ser electo diputado, con excepción de los Jefes políticos, Administradores de rentas, Administradores y contadores de aguardientes, Jueces de 1ra. instancia y comandantes de armas, por el departamento ó distrito electoral en que ejercen sus funciones. Tampoco podrán serlo, los párrocos ni coadjutores por el distrito en que estén situadas sus parroquias; entendiéndose modificado en estos términos el artículo respectivo de la ley citada de 21 de octubre de 1875.

Dado en el Palacio Nacional de Guatemala, el nueve de noviembre de mil ochocientos setenta y ocho.

    • J. Rufino Barrios.
    • El Ministro de Gobernación, Justicia y Asuntos Eclesiásticos, J. Barberena.1

TABLA1

De los distritos electorales en que se divide la República para la elección de diputados a la Asamblea Constituyente, convocada por decreto de 9 de noviembre del año de 1878, con expresión de las cabeceras de círculos; en donde deberán ser calificados los electores comprendidos en ellas y en sus anexiones filiales; de las ciudades, villas y pueblos que forman los distritos; del número de diputados señalado a cada uno de ellos, con advertencia de que la primera población de las designadas a cada distrito, es la cabecera del mismo, en donde deben practicarse las elecciones.

Departamento No. de
Diputados
Guatemala 9
Sacatepéquez 5
Chimaltenango 3
Sololá 3
Quiché 2
Totonicapán 3
Huehuetenango 4
San Marcos 3
Quetzaltenango 4
Suchitepéquez 1
Retalhuleu 1
Escuintla 2
Amatitlán 2
Santa Rosa 2
Jutiapa 1
Jalapa 2
Chiquimula 5
Zacapa 3
Izabal 1
Alta Verapaz 3
Baja Verapaz 3
Petén 1
TOTAL 61

BIBLIOGRAFIA:

  1. Gobierno de Guatemala (1881). Recopilación: Las Leyes emitidas por el Gobierno democrático de la República de Guatemala, 1877-1881 II. Guatemala: Tipografía El Progreso. pp. 209-216.

 

3 de noviembre de 1998: el poderoso huracán Mitch, ya debilitado, afecta gravemente a Guatemala tras azotar a Honduras y Nicaragua

3noviembre1998
La trayectoria completa del huracán Mitch desde su formación como tormenta tropical hasta que se disipó al norte de las Islas Británicas. En el recuadro: fotografía satelital del huracán cuando alcanzó la categoría 5. Imágenes tomadas de Wikimedia Commons.

El huracán Mitch en su apogeo alcanzó una velocidad de entre 290 y 320 km/h, y pasando América Central del 22 de octubre al 5 de noviembre en la temporada de huracanes en el Océano Atlántico de 1998. La tormenta se formó en el oeste del mar Caribe el 22 de octubre,​ y gracias a las condiciones extremadamente favorables, alcanzó la categoría 5 en la escala de huracanes de Saffir-Simpson el 26 de ese mismo mes.1  Se registró que la presión de este huracán bajó hasta los 905hPa (26.73 inHg), una de las presiones más bajas registradas en un huracán del Atlántico.​ A partir de ese momento, el ojo del huracán se movió muy lentamente de forma paralela a la costa de Nicaragua y Honduras.1

Después de desplazarse hacia el suroeste al mismo tiempo que se debilitaba, el huracán golpeó Honduras como un huracán de categoría 4; pero debido a su lento movimiento (quedando prácticamente estacionario entre el 29 de octubre y el 3 de noviembre), el huracán Mitch dejó cantidades históricas de precipitaciones en Honduras y Nicaragua, con informes no oficiales de hasta 1900 mm, y provocó fuertes lluvias que causaron deslizamientos de tierra y graves inundaciones en Guatemala, las cuales destruyeron cerca de seis mil casas y dañaron otras varias decenas de miles, obligando a más de cien mil personas a evacuar sus hogares. Además, destruyeron veintisiete escuelas y dañaron otras doscientas noventa. Las inundaciones también causaron severos daños a los cultivos y los deslizamientos destruyeron tierra cultivable en todo el país; los cultivos domésticos más severamente dañados fueron los de tomate, plátano, maíz, frijoles y café.2

Desde su toma de posesión en 1996, el gobierno del presidente Alvaro Arzú Yrigoyen se había propuesto mejorar la infraestructura de carreteras en todo el país (las cuales habían mejorado considerablemente gracias a los Q30 millardos otorgados a Sigma Constructores para la construcción de las mismas durante ese gobierno3) pero las inundaciones provocadas por el huracán Mitch la dañaron provocando la pérdida de treinta y siete puentes y la destrucción de total o parcial de mil trescientos kilómetros de carreteras, de los que seiscientos fueron secciones de autopistas importantes que habían sido remodeladas poco antes.2

En total, el huracán Mitch causó directamente doscientas sesenta y ocho muertes en Guatemala y once muertes indirectas cuando un avión se estrelló durante la tormenta, así miles de muertes en el resto de los países del Istmo, ocasionadas por las catastróficas inundaciones (aproximadamente veinte mil personas fallecieron y alrededor de ocho mil se reportaron como desaparecidas).4

Después del desastre causado por el Huracán Mitch, muchos países hicieron significativas donaciones, totalizando US$6.3 mil millones; pero también se perdieron puestos de trabajo en la agricultura (que los gobiernos de Honduras y El Salvador paliaron con el TPS otorgado por el gobierno de los Estados Unidos, algo a lo que se opuso el presidente de Guatemala, Alvaro Arzú argumentando que el país no necesitaba ese tipo de ayuda3) y se produjeron brotes de enfermedades en toda la región, incluyendo cólera, leptospirosis y dengue. Guatemala fue la más afectada por el cólera, donde la mayoría de las muertes se produjeron debido al consumo de alimentos contaminados. También hubo muchos casos de dengue reportados, aunque no se informó de muertes por esta enfermedad5.


BIBLIOGRAFIA:

  1. National Hurricane Center (1998). «Hurricane Mitch Tropical Cyclone Report». (en inglés) Archivado desde NHC Mitch Report el original el 23 de noviembre de 2015
  2. Inter-American Development Bank (2004). «Central America After Hurricane Mitch- Guatemala». (en inglés) Archivado desde el original el 19 de diciembre de 2005
  3. Zamora, José Rubén (23 de octubre de 2017). Arzú, a la distancia.  Guatemala: El Periódico.
  4. BBC (1998) Mitch: A path of destruction. Inglaterra: BBC.
  5. Pan-American Health Organization (s.f.). «Disease Threat following Hurricane Mitch»

 

8 de octubre de 1992: se firma acuerdo entre las Comisiones Permanentes de refugiados guatemaltecos en México y el gobierno de Guatemala

8octubre1992
Mapa que muestra la Franja Transversal del Norte y el departamento de Petén, región de donde procedían los refugiados guatemaltecos en Chiapas. Nótese que la región es selvática y que se encuentra al norte de los Cuchumatanes. En el recuadro: el logo del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, quien medió en el acuerdo de 1992. Imágenes tomadas de Wikimedia Commons.

 

Debido a los cruentos combates entre el Ejército y el Ejército Guerrillero de los Pobres y las Fuerzas Armadas Rebeldes en las regiones petroleras de la Franja Transversal del Norte y de La Libertad en el Petén, así como la política de tierra arrasada que implementaron los gobiernos de Fernando Romeo Lucas García y Efraín Ríos Mont entre 1980 y 1982 para hacerse con las regiones petroleras, muchos campesinos guatemaltecos tuvieron que salir huyendo de las comunidades que habitaban y se refugiaron en Chiapas, México.1-3

Los campesinos guatemaltecos estuvieron en calidad de refugiados hasta que finalmente se firmó un acuerdo entre las Comisiones Permanentes de los representantes de los Refugiados y el gobierno de Guatemala, cuyos princiaples puntos fueron:4

  1. El retorno de los refugiados tiene que ser una decisión voluntaria, expresada individualmente, llevado a cabo en forma colectiva y organizada, en condiciones de seguridad y dignidad.
  2. Reconocimiento del derecho de libre asociación y organización de los retornados.
  3. Acompañamiento del retorno. Este consistiría en la persencia física del Procurador de los Derechos Humanos, la Iglesia, el Alto Comisionado de las Nacionales Unidas para los Refugiados (ACNUR) y el Grupo de Apoyo Internacional para el Retorno de Regugiados Guatemaltecos (GRICAR) conforme a sus respectivos mandatos, y organizaciones internacionales, gubernamentales y no gubernamentales.
  4. Libre locomoción dentro del país, salida y entrada del mismo, de los retornados y miembros de las Comisiones Permanentes.
  5. Derecho a la vida e integridad personal y comunitaria.
  6. Acceso a la tierra. A los retornados se les conferiría títulos provisionales o definitivos extendidos por el Instituto Nacional de Transformación Agraria (INTA) u otra depdnencia del Estado. En caso de que a un retornado le fuera muy difícil reivindicar su derecho de propiedad, renunciaría a su derecho y el gobierno de Guatemala le suministraría otra tierra financiada a través del Fondo Nacional para la Paz (FONAPAZ) o el Fondo Nacional para la Tierra (FONATIERRA).
  7. Mediación, seguimiento y verificación: el gobierno de Guatemala manifestó su voluntad de mantenerse abierto a la solución de los problemas que se produjeran durante el retorno, mediante la Comisión Especial para la Atención de Refugiados y Desplazados (CEAR) y las Comisiones Permanentes.4

Aquel convenio fue el primer paso para llevar a cabo el retorno que se efectuó en 1995, y fue firmado por las siguientes personas:4

Institución Representantes
Gobierno de Guatemala
  • Presidente Jorge Serrano Elías
  • Sergio Mollinedo Buckely, Director Ejecutivo de CEAR
Comisiones Permanentes
  • Nicolás Rafael Cardona
  • Ricardo Curtz M. Francisco
  • Miguel Ordóñez Felip
  • Santos Juan Pedro
  • Herminio Cardona Díaz
  • Juan Coc Tut
  • Hermitaneo Monzón de León
  • José Sales Ramírez
  • Antonio Mosquera Aguilar, Asesor Jurídico
  • Alfonso Bauer Paiz, Asesor Jurídico
Instancia Mediadora
  • Ramiro de León Carpio, Procudador de los Derechos Humanos de Guatemala
  • Michel Gabuadan, Encargado de la Misión del Alto comisionado de Naciones Unidas para Refugiados
  • Toribio Pineda, Comisión de Derechos Humanos de Guatemala
  • Jorge Mario Avila del Aguila, Presidente de la Instancia Mediadora
GRICAR
  • Patricia Fuller, Segundo Secretario, Embajada de Canadá en Guatemala
  • Gilbert Faulques, Asuntos Humanitarios, Embajada de Francia en Guatemala
  • Michael Fruhlinh, Primer Secretario, Embajada de Suecia en Guatemala
  • Cecilia Olmos, Representante de ICVA

BIBLIOGRAFIA:

  1. Citation Resources (2013). «Guatemalan Oil Production and Exploration»Oil Council (en inglés) (Perth, Washington, Estados Unidos). Archivado desde el original el 18 de febrero de 2015.
  2. Collectif (2011). «PERENCO: explotar petróleo, cueste lo que cueste»Collectif Guatemala (Guatemala). Archivado desde el original el 18 de febrero de 2015.
  3. Solano, Luis (2012). Contextualización histórica de la Franja Transversal del Norte (FTN). Centro de Estudios y Documentación de la Frontera Occidental de Guatemala, CEDFOG. Archivado desde el original el 31 de noviembre de 2014.
  4. Acuerdos de Paz (1992). Acuerdo suscrito entre las Comisiones Permanentes de Representantes de los Refugiados Guatemaltecos en México y el Gobierno de Guatemala. Colección IDIES.

6 de octubre de 1926: sale una comisión del ministerio de Agricultura para acabar con los criaderos de langostas o chapulines en las márgenes del Usumacinta

6octubre1926
Una langosta migratoria femenina sentada en una rama con un menor de edad a un lado. En Guatemala a este insecto se le conoce también como “chapulín”. Imagen tomada de Wikimedia Commons.

En 1926 Guatemala se vió azotada por una plaga de langosta (o chapulín) la cual afectó considerablemente la cosecha de maíz, obligando al gobierno a importar ese grano básico desde el extranjero, y causando indirectamente una merma en la exportación de café dada la sequía que se produjo.  El gobierno del general José María Orellana en vez de enfrentar directamente el problema, se enfocó en distanciarse de la opinión pública y en promocionar su reelección, además de mantener a los miembros de su gabinete, en los que ya no confiaba la población y, para evitar toda crítica, en suspender las garantías constitucionales decretando estado de sitio el 25 de mayo de ese año.1

Cuando la muerte sorprendió al general Orellana el 26 de septiembre de ese año, su sucesor, el general Lázaro Chacón, restituyó las garantías mediante el decreto número 929 y de inmediato la prensa empezó a publicar sobre el problema de la plaga de langosta.  De esta forma, se informó que el 6 de octubre de ese año salió una expedición del Ministerio de Agricultura hacia los departamentos de Alta Verapaz, Quiché y Petén en busca de los criaderos de la langosta, la cual estaba presidida por Gustavo S. Muñoz (antiguo miembro de la comisión mexicana que se encargo de buscar y eliminar los criaderos de langosta), e integrada por Ignacio Aponte y José María Méndez.  La comisión estaba debidamente documentada y autorizada para recibir apoyo logístico en la gira que emprendieron para hacer las revisiones y mediciones de madera en los departamentos mencionados.2

El objetivo principal de la comisión era descrubir todos los criaderos de langosta que hubiera en las márgenes de los ríos Usumacinta, Negro o Salinas, y Pasión, entre otros, ya que se suponía que era allí en donde más abundaban.  Para el efecto, siguieron la siguiente ruta: de la Ciudad de Guatemala a Salamá, en donde se les unió el inspecto de agricultura Arturo Flores Chavarría, y allí se dividieron en dos: un grupo tomó por las riberas de río Negro o Chixoy hasta la confluencia de éste con el río La Pasión; el otro grupo siguió hacia Cobán, y de allí hasta el río La Pasión, para recorrer las márgenes del río buscando criaderos.  Para finalizar, ambas grupos se iban a reunir en la confluencia de La Pasión con el río Chixoy, y de allí iban a seguir por las riberas del río Usumacinta hasta llegar al territorio de los Lacandones.  En todo el trayecto se adentraron a ambos lados de los ríos para buscar más criaderos con la ayuda de los indígenas que habitaban aquellas inhóspitas regiones del país.2


BIBLIOGRAFIA:

  1. Padilla, Faustino (5 de junio de 1926). El licenciado Fuastino Padilla juzga la situación recién pasada). Guatemala: El Imparcial, Unión Tipográfica.
  2. Vela, David (7 de octubre de 1926). Sale otra expedición a El Petén. Guatemala: El Imparcial, Unión Tipográfica.

26 de agosto de 1889: nace en Alta Verapaz el general Federico Ponce Vaides, presidente de Guatemala del 1 de julio al 20 de octubre de 1944

26agosto1889
El Calvario y antiguo cementerio de Cobán, Alta Verapaz. Allí estuvo la tumba del general Ponce Vaides hasta que el cementerio fue clausurado. En el recuadro: el presidente Ponce en el primer día de su gobierno interino. Imágenes tomadas de Wikimedia Commons.

El general Federico Ponce Vaides nació en Cobán, Alta Verapaz, el 26 de agosto de 1889. Siendo adolescente, se trasladó a la Ciudad de Guatemala en donde realizó sus estudios medios en el entonces prestigioso y exclusivo Instituto Nacional Central para Varones, en la Escuela Normal y en la Escuela Politécnica, cuando esta última era una institución de nivel medio que preparaba no solamente militares sino que también ingenieros civiles y topógrafos.1

Ponce ingresó a la Escuela Politécnica el 2 de julio de 1903 y obtuvo sus despachos de teniente de infantería tras el triunfo fortuito de la fuerzas guatemaltecas durante la Guerra del Totoposte el 12 de julio de 1906.  Tras graduarse, fue incorporado en el Estado Mayor presidencial del licenciado Manuel Estrada Cabrera el 2 de enero de 1907.1

Poco a poco fue ascendiendo en la carrera militar, en la ocupó varios puestos: inspector de milicias, instructor militar, jefe de escolta ambulante, jefe político y comandante de armas.  También tuvo cargos en la administración pública, siendo administrator de rentas, alcalde primero municipal y juez de paz.  Incluso fue docente, ya que impartió clases de matemáticas, deportes y ejercicios militares en el Instituto del Norte.2

Se casó en 1922 y tuvo ocho hijos, llegando a ser coronel y comandante de armas del departamento de Petén en 1940.  Allí donde se encontraba cuando fue asecendido a general de brigada el 15 de abril de 1940, ya durante el gobierno del general Jorge Ubico.1 Luego, en 1943 fue incorporado al Estado Mayor General, y allí se encontraba cuando renunció el presidente Ubico el 1 de julio de 1944.2

El periódico oficial “El Liberal Progresista“, dirigido por Ricardo Peralta, dijo lo siguiente tras la renuncia de Ubico: “Estos acontecimientos acaban de culminar con la renuncia del general Ubico, que, con la más noble y majestuosa dignidad, ha resignado su alto cargo en un triunvirato militar, con la sola idea -que fue siempre suya- de que en Guatemala no se desaten disturbios ni se derrame sangre.  Jamás en lo mucho que tenemos de vida política, había visto una resignación del mando de un gobernante tan patriota y noble, como la que nos tocó presenciar casi inesperadamente… Abrigamos la certeza de que la Historia no tendrá que esperar mucho tiempo para que dicte su justiciero veredicto y de en sus páginas la altura que corresponde al más honrado y patriota gobernante que hemos tenido…”3

El triunvirato militar estaba formado por los generales Buenaventura Pineda, Eduardo Villagrán Ariza y Federico Ponco Vaides, y entró en funcionaes inmediatamente.  Y aunque el boletín oficial al respecto dice que fueron designados por el Estado Mayor y que tenían el respaldo absoluto del ejército,4 existen varias versiones sobre cómo fue que se formó el triunvirato que sucedió al general Ubico en la presidencia, ya que los tres generales mencionados eran reconocidos por su incompetencia y adicción al consumo de alcohol.  Una teoría sugiere que fue Roderico Anzueto el que escogió a los militares más incompetentes del Ejército de Guatemala a fin de poderlos manejar a su antojo.5; Pero existen otras versiones que sugieren que los generales estaban ansiosos por saber quién iba a suceder al presidente cuando éste renunciara, y decidieron enviar una comisión formada por los más ineptos para que le preguntaran.6 Es la respuesta del general Ubico la que varía dependiendo de la versión:  unos dicen que cuando le preguntaron quién podía sucederlo, el presidente contestó sin siquiera levantar la vista de los papeles que estaba revisando: “¡ustedes tres!”; otros relatan que cuando entraron los generales a preguntar, Ubico ya había firmado la carta de renuncia y llorando de rabia se las tiró en la cara diciendo: “¡Aquí está esta su m#!@#!”6

Ponce Vaides logró quedarse en el poder como presidente interino, pero fue finalmente derrocado por la Revolución de Octubre, el 20 de octubre de 1944.


BIBLIOGRAFIA:

  1. Torón España, José (1978) Partidos Políticos y Régimen provisorio de Federico Ponce. Guatemala: Universidad de San Carlos, Escuela de Historia. p. 24.
  2. Ibid., p. 25.
  3. Ibid., p. 20.
  4. Ibid., p. 21.
  5. Sabino, Carlos (2007). Guatemala, la historia silenciada (1944-1989) Tomo I: Revolución y Liberación. Guatemala: Fondo de Cultura Económica. ISBN 9789992248522. p. 18.
  6. Herrera, Víctor Manuel (10 de abril de 1984). Entrevista con un miembro de las juventudes universitarias de 1944. Guatemala: inédita.

 

17 de agosto de 1981: el general Benedicto Lucas García asume como Jefe del Estado Mayor del Ejército, durante el gobierno de su hermana, general Romeo Lucas García

 

17agosto1981
Fotografía del Washington Post en la que se muestra al general Benedicto Lucas García cuando ya era Jefe del Estado Mayor General, frente a un pelotón del ejército en Santa Cruz del Quiché.  Imagen tomada de Prensa Comunitaria.

El general Benedicto Lucas García fue Jefe del Estado Mayor del Ejército del 17 de agosto de 1981 al 23 de marzo de 1982, fecha en la que su hermano, el presidente general Romeo Lucas García, fue despuesto por un golpe de estado dirigido por oficiales jóvenes del Ejército, quienes eventualmente le dieron el poder al general Efraín Ríos Mont, quien había sido el director de la Escuela Politécnica cuando ellos estudiaban allí.1

La familia Lucas García era propietaria de grandes extensiones de tierra en el departamento de Alta Verapaz, la cual era una región dedicada exclusivamente al cultivo del café, en especial por las familias alemanas que se establecieron allí durante el gobierno del general J. Rufino Barrios.2  Romeo Lucas García fue diputado durante el gobierno del general Miguel Ydígoras Fuentes, y consiguió que éste estableciera un parcelamiento en Sebol, que se convirtió en el centro de operaciones de los Lucas García en Alta Verapaz; de hecho, los primeros habitantes del parcelamiento fueron Fernando y Benedicto Lucas García.3  (Eventualmente, este parcelamiento se convirtió en el municipio de Fray Bartolomé de Las Casas en 1980 ya cuando Romeo Lucas era presidente).4

Tras vivir con la familia de Leopoldo Sierra Ruano, propietario de las fincas “Sacampat” e “Ylomán” en San Juan Chamelco y de la finca “Sacabrinhá” en Cobán, Benedicto Lucas viajó a la Ciudad de Guatemala a los 16 años de edad, para inscribirse en la Escuela Politécnica, en donde estudiaba su hermano Romeo.  Pero debido a su baja estatura no pudo ingresar, y tuvo que esperar hasta cumplir los 18 años para hacerlo, ingresando así a la academia militar guatemalteca el 9 de abril de 1950.3

En 1954, durante el gobierno del coronel Jacobo Arbenz Guzmán, el cadete Lucas García fue nombrado por la dirección de la Escuela Politécnica para entrenar a varios integrantes del Paritdo Guatemalteco del Trabajo (PGT) en tácticas militares, dado que ya se temía la inminente invasión de la Operación PBSUCCESS de la CIA, patrocinada por la United Fruit Company.5  Tras el triunfo de la operación de la Inteligencia estadounidense, los cadetes fueron agraviados por miembros del ejército invasor del Movimiento de Liberación Nacional y por ello, atacaron a dicho ejército acantonado en el recién construido Hospital Roosevelt el 2 de agosto de 1954, y lo derrotaron, obligándolo a abordar un tren con destino a Zacapa.6

Sin embargo, como la situación era controlada por la Inteligencia estadounidense, Benedicto Lucas y el resto de los cadetes fueron apresados durantes tres meses y luego expulsados de la Escuela Politécnica.6  Debido a esto, regresó a trabajar a las tierras de su familia en Alta Verapaz, y estando allí fue informado de que había sido designado para irse becado a Francia a la Escuela de Saint-Cyr, para estudios militares especializados.3  Lucas García fue uno de los pocos afortunados de su promoción de la escuela Politécnica que logró continuar en la carrera militar.6

Benedicto Lucas García partió para Francia el 3 de mayo de 1955, y allí se casó con Renné Simonne Pinnel Levilain, con quien tuvo dos hijas.  Se especializó en la construcción de puentes, cararetas y manejo de explosivos, y cuando terminó sus estudios, el gobierno francés le otorgó dos nuevas becas para estudiar paracaidismo.  Luego de cinco años se graduó como Monitor Paracaidista y retornó a Guatemala, en donde fue designado para entrenar a los pelotones modelo en tácticas y ejercicios de guerrilla y de combate a guerrillas, que fueron la especialidad que aprendió en Francia y cuando estuvo con la Legión Extranjera en Argel.3

Junto con su hermano Fernando Romeo, Lucas García fue ascendiendo posiciones en el ejército guatemalteco.  Finalmente, ya siendo ambos generales, Fernando fue electo presidente mediante el sistema que existía en Guatemala en la década de 1970, por medio del cual el Ministro de la Defensa Nacional era candidato presidencial del partido oficial y el nuevo presidente, fuera como fuera.  Así, tras haber sido director Ministro de la Defensa y Director de la Franja Transversal del Norte, Romeo Lucas llegó a la presidencia el 1 de julio de 1978.7  El 15 de agosto de 1981, le informó a su hermano Benedicto que los altos mandos del ejército habían decidido nombrarlo Jefe del Estado Mayor General del Ejército, siendo juramentado el 17 de agosto de ese año.3

En su nuevo puesto en el ejército, Benedicto Lucas aprendió a pilotar helicóptero y recorrió todas las zonas militares para mantenarlas vigiladas y enterarse de cómo estaba la situación en cada una de ellas.  Creó los “Grupos de Colaboradores” que eran personas que se encargaban de la seguridad de cada uno de los poblados del interior de la República, pero que no tenían armas.  De acuerdo a Lucas García, el gobierno de facto de Ríos Mont utilizó esta idea para crear las Patrullas de Auto-defensa Civil, las cuales tenían la misma función pero contaban con armas.3

Cuando se produjo el golpe de estado del 23 de marzo de 1982, Benedicto Lucas estaba dispuesto a combatir las tropas que se habían alzado en la capital, pero su hermano le dijo que se vió obligado a rendirse porque la madre de ambos había sido secuestrada y llevada al Palacio Nacional, en donde la tenían amenazada a punta de fusil y le dijeron que la matarían si no renunciaba a la presidencia.  El gobierno de Ríos Mont le pidió que siguiera al frente del Estado Mayor General del Ejército, pero Benedicto Lucas lo rechazó.1

Puede considerarse que las tácticas empleados por Benedicto Lucas fueron las que resultaron en la derrota militar de la guerrilla guatemalteca, la cual no se pudo reponer luego de que sus reductos en la ciudad de Guatemala fueron desmantelados en cruentas batallas a finales de 1981.

Luego de muchos años, y siguiendo la política que se ha aplicado en toda América Latina de perseguir a los miembros y colaboradores de los gobiernos militares que el gobierno de los Estados Unidos patrocinaba durante las década de 1970 y 1980, Benedicto Lucas fue detenido y hecho prisionero en la cárcel de la unidad militar “Mariscal José Víctor Zavala” en 2016, acusado de delitos de Lesa Humanidad, específicamente por el asesinato de más de quinientas personas durante la guerra civil contra las fuerzas guerrilleras en la zona militar No. 21 “Coronel Antonio José de Irisarri” en Cobán, Alta Verapaz.  En agosto de ese mismo año fue acusado junto con otros militares de violación agravada contra Emma Guadalupe Molina Theissen en la zona militar “General Manuel Lisandro Barillas” en Quetzaltenago, y el secuestro y asesinato de su hermano Marco Antonio Molina Thiessen, de 14 años, quien habría sido secuestrado como represalia por el escape de su hermana de la zona militar.3  Irónicamente, uno de los militares retirados que fue apresado junto con Benedicto Lucas por este caso es el coronel Francisco Luis Gordillo, quien fuera miembro del triunvirato militar que tomó el poder tras el derrocamiento de Romeo Lucas García el 23 de marzo de 1982.1


BIBLIOGRAFIA:

  1. El País (24 de marzo de 1982). «Golpe de Estado militar en Guatemala»El País (Madrid).
  2. Wagner, Regina (2001). The History of Coffee in Guatemala. Guatemala: ANACAFE, Villegas Editores. p.125.
  3. Rivera González, Nelton (3 de octubre de 2016).  Benedicto Lucas, el estratega contra la guerrilla, parte I.  Guatemala: Prensa Comunitaria.
  4. Solano, Luis (2012). Contextualización histórica de la Franja Transversal del Norte (FTN). Centro de Estudios y Documentación de la Frontera Occidental de Guatemala, CEDFOG. Archivado desde el original el 31 de noviembre de 2014.
  5. Raymont, Henry (2007) “Vecinos en conflicto: la historia de las relaciones entre Estados Unidos y Latinoamérica desde Franklin Delano Roosevelt hasta nuestros días.” Padilla, Luciano, Trad. México: Siglo Veintiuno.
  6. Wer, Carlos Enrique (1999). En Guatemala los héroes tienen 15 años.  Guatemala: Editorial del Ejército.
  7. McClintock, Michael (1985). «The American Connection: State terror and popular resistance in Guatemala». Third World Books (en inglés) Texas: Zed Books, Universidad de Texas 2ISBN 9780862322595.

27 de mayo de 2006: fallece en Puerto de la Cruz, Venezuela, el general Fernando Romeo Lucas García, expresidente de Guatemala de 1978 a 1982

27mayo2006
El Hospital General San Juan de Dios en el Centro Histórico de la Ciudad de Guatemala, construido durante el gobierno del general Fernando Romeo Lucas García.  En el recuadro: retrato del ex-presidente guatemalteco. Imágenes tomadas de Wikimedia Commons.

El gobierno del general Fernando Romeo Lucas García ocurrió en la época más violenta de la guerra civil que sacudió a Guatemala entre 1960 y 1996, y que es ahora llamada “Conflicto Armado Interno” por cuestiones legales tras la aprobación de los Acuerdos de Paz Firme y Durarera firmada en diciembre 1996.

Lucas García nació en el seno de una de las familias de la élite guatemalteca en San Juan Chamelco, Alta Verapaz.1​ Se graduó de oficial en la Escuela Politécnica en 1949 y en 1960, siendo ya capitán del Ejército de Guatemala, heredó las fincas Saquixquib y Punta de Boloncó al nororiente de Sebol en el departamento de Alta Verapaz, con una extensión de 15 caballerías cada una. En 1963 compró la finca “San Fernando El Palmar” de Sejux con una extensión de 8 caballerías, y finalmente compró la finca “Sepur”, cercana a “San Fernando”, con una extensión de dieciocho caballerías.2​ Durante esos años era diputado en el congreso y cabildeó activamente para impulsar inversión en esa zona del país.2

En 1975 alcanzó la jefatura de Estado Mayor del Ejército de Guatemala,3​ y luego llegó a ser general, siendo nombrado ministro de la Defensa durante el Gobierno del general Kjell Eugenio Laugerud García. Como parte del gabinete de gobierno de Laugerud, Lucas García presidió el Comité de Emergencia tras el terremoto del 4 de febrero de 1976.4​ Fue Ministro hasta pocos meses antes de la campaña electoral de 1977, puesto que, le dio la oportunidad de colocar en las más altas jerarquías del Ejército a oficiales de su más absoluta confianza, haciendo a la institución armada más cohesiva.1​ Cuando dejó el ministerio para dedicarse a su campaña presidencial, también pasó a desempeñar el cargo de coordinador del megaproyecto de la Franja Transversal del Norte (FTN), cuyo objetivo principal era incorporar a la producción de Guatemala las tierras de esa zona (que comprendía el norte de Huehutenango, Quiché y Alta Verapaz, y todo el departamento de Izabal) y la creación de una importante red vial para facilitar las explotaciones petroleras que había en la región de Ixcán y Chisec. Gracias a esto, Lucas García estableció relaciones económicas comerciales la compañía Shennadoah Oil, que exploraba el petróleo en la región.1

En 1977 la municipalidad de San Mateo Ixtatán, en Huehuetenango, había firmado un contrato con la empresa Cuchumaderas para aprovechar y mantener los recursos naturales; sin embargo, al enterarse del trato entre la municipalidad y la empresa, los pobladores de la localidad obligaron a las autoridades a realizar un cabildo abierto y explicar las características del compromiso, lo que condujo a que en esa misma sesión renunciara el alcalde. Pese a las amenazas que recibieron algunos vecinos de San Mateo, estos organizaron un comité local para defender el bosque, iniciando una demanda legal contra la empresa. Como consecuencia, el proceso de extracción del bosque quedó detenido.5​ De acuerdo a Ronald Hennessey, párroco de San Mateo Ixtatán, los principales socios de Cuchumaderas eran el general Lucas García (quien todavía era director de la FTN cuando Cuchumaderas se fundó), el general Otto Spiegler Noriega (quien era el jefe del Estado Mayor del Ejército y luego sería ministro de la Defensa de Romeo Lucas-García), Jorge Spiegler Noriega (gerente del Instituto Nacional Forestal -INAFOR), y el entonces coronel Rodolfo Lobos Zamora (comandante de la Zona Militar de Quiché y quien luego daría el golpe de estado de 1983 al general Efraín Ríos Mont junto con el general Oscar Humberto Mejía Víctores); sin embargo, investigaciones posteriores en el Registro Mercantil, mostraron que quien aparecía como propietario de la empresa era el ingeniero Fernando Valle Arizpe, quien había sido esposo de la periodista Irma Flaquer hasta 1965y quien había desarrollado relaciones estrechas con altos funcionarios o allegados al Gobierno de Romeo Lucas-García, especialmente Donaldo Álvarez Ruiz, el ministro de Gobernación.6

Por su alta jerarquía, tanto en el ejército como en las élites guatemaltecas, así como por el hecho de que hablaba a la perfección k’ekchí, que es la lengua indígena que se habla en Alta Verapaz, Lucas García fue el candidato oficial ideal para las elecciones de 1978. Y para mejorar su imagen frente a la población, se incluyó al doctor en derecho Francisco Villagrán Kramer como el candidato a la vicepresidencia. Villagrán Kramer era un hombre de reconocida trayectoria democrática, habiendo participado en la Revolución de 1944 y siendo correligionario de Manuel Colom Argueta en algún momento, y que en ese momento era uno de los principales asesores de las gremiales agropecuarias, industriales y financieras de Guatemala.1​ Sin embargo, a pesar de la inclusión de Villagrán Kramer, Lucas García venció a los generales Enrique Peralta Azurdia y Peralta Mendez mediante un fraude electoral el 7 de marzo de 1978, cuando fue electo en la segunda vuelta por el Congreso de la República, provocando un mayor desprestigio en el sistema electoral,1​ que ya se había resentido con el fraude que impuso al general Laugerud García en las elecciones de 1974 por encima del general Efraín Ríos Mont, ex Jefe del Estado Mayor del Ejército, que había sido postulado por la izquierda guatemalteca.

El 29 de mayo de 1978 (en las postrimerías del Gobierno del general Laugerud García) en la plaza central del puerto fluvial de Panzós, Alta Verapaz, elementos de la Zona Militar en Zacapa atacaron una manifestación pacífica, matando a una gran cantidad de personas. Los fallecidos, campesinos indígenas que habían sido citados en el lugar, estaban luchando por la legalización de las tierras baldías que habían ocupado desde años atrás. Aquel reclamo los enfrentó directamente con los inversionistas que querían explotar la riqueza mineral del área, en particular las reservas de petróleo (explorada por Basic Resources y Shenandoah Oil) y de níquel (explotado por EXMIBAL).7,8

En julio, Lucas García asumió la Presidencia y de inmediato liberó los precios de la canasta básica, y luego un aumento a la tarifa del transporte urbano y la huelga de los pilotos del servicio urbano de la Ciudad de Guatemala colmó la paciencia de los ciudadanos y el rechazo al Presidente llegó al máximo. Los conductores decidieron llevar sus unidades a la Universidad de San Carlos, que era el único lugar fuera de la jurisdicción del Estado en el que podían estar, quedando la Universidad identificada con la oposición al Gobierno.9​ El 4 de agosto se realizó una gran manifestación, pero a pesar de ello, a finales de septiembre de 1978 el Consejo Municipal de la ciudad aprobó una alza en la tarifa del transporte urbano de cinco a diez centavos, para motivar a las empresas a aumentar el salario de sus empleados y así solucionar el conflicto laboral. El viernes 30 de septiembre, día que la nueva tarifa entró en vigencia, jóvenes de diversos barrios populares reanudaron su protesta y el fin de semana siguiente se declaró una huelga general. Finalmente, los empleados estatales paralizaron sus labores y ocuparon sus lugares de trabajo, mientras que los institutos de nivel medio y sus alrededores fueron controlados por estudiantes que se enfrentaron a la policía.10​ Las protestas finalizaron hasta que el viernes 7 de octubre el Consejo Municipal restauró la tarifa de cinco centavos; los manifestantes habían logrado vencer al Gobierno militar a través de la movilización popular, aunque a costa de cerca de decenas de muertes.10

El 12 de octubre de 1978, Lucas García, contrajo matrimonio en secreto en la casa presidencial con la venezolana Elsa Asunción Cirigliano, a quien conoció en 1956, y quien procedía de una familia acomodada de la ciudad de Lechería, al noreste del estado de Anzoátegui en Venezuela.11 Ambos decidieron mantener su matrimonio en secreto porque el gobierno de Lucas García estaba en crisis, y para colmo, en Nicaragua el movimiento urbano estaba uniéndose con el Frente Sandinista de Liberación Nacional, contra el gobierno de Anastasio Somoza y el gobierno guatemalteco podía ver la inminente posibilidad que los rebeldes guatemaltecos también aprovecharan la movilización popular en la ciudad y entonces decidió utilizar el terror estatal contra ellos.12​ Pocos días después empezaron los ataques contra profesionales universitarios, y el 18 de octubre el Ejército Secreto Anticomunista (ESA) publicó una lista negra en la cual amenazó de muerte a treinta y ocho personajes, incluyendo al rector y varios decanos de la Universidad de San Carlos, así como al secretario general de la Asociación de Estudiantes Universitarios (AEU), Oliverio Castañeda de León.13​ El 20 de octubre de 1978, luego de la marcha conmemorativa de la Revolución de octubre de 1944 Oliverio Castañeda de León fue asesinado; los perpetradores huyeron de la escena del crimen sin la intervención de los policías que estaban en los alrededores.​ Esta operación, al mediodía y en pleno centro de la ciudad, demostró la impunidad de los asesinos y el abierto desafío lanzado contra el movimiento popular.​ Aquel fue uno de los primeros golpes de una campaña de terror estatal diseñada para desarticular al movimiento popular por los Escuadrones de la Muerte.14

El 25 de enero de 1979 fue asesinado Alberto Fuentes Mohr, diputado del Congreso, dirigente del Partido Socialista Democrático (PSD) y exministro de Finanzas y Relaciones Exteriores del Gobierno del licenciado Julio César Méndez Montenegro, y el 14 de febrero fue asesinado Manuel Lisandro Andrade Roca, secretario general de la Universidad.10 Los asesinatos políticos continuaron, y el 22 de marzo fue muerto el exalcalde de la capital Manuel Colom Argueta, quien había sido director del Centro de Estudios Urbanos y Regionales (CEUR) de la Universidad de San Carlos de Guatemala y era el máximo dirigente político del Frente Unido de la Revolución (FUR). Junto a Fuentes Mohr fueron los más destacados miembros de la oposición política legal y con su muerte se cerró aun más el espacio político guatemalteco.14

La guerra civil se recrudeció de forma exponencial, y hubo hechos terribles de violencia como la Quema de la Embajada de España en Guatemala el 31 de enero de 1980, combates contra reductos guerrillos en pleno centro de la ciudad, y ataques contra poblaciones de civiles en las áreas rurales, muchas de ellas realizadas por las recién establecidas Patrullas de Autodefensa Civil. Muchos de los pobladores de la región de Ixcán tuvo que salir al exlio a México, ya que fueron atacados inmisericordamente acusados de subersivos, debido al fuerte interés que existía por el petróleo en la región.16

La inestabilidad política tanto en el país como en el resto de Centro América, con guerras civiles den El Salvador y Nicaragua, ahuyentó las inversiones nacionales y motivó la fuga de capitales que se estima alcanzó entre 800 millones a 1500 millones de dólares durante los primeros años de la década de los ochenta.17​ Pero, a pesar de esto, el Congreso autorizó la emisión de Bonos del Tesoro que adquirió el Banco de Guatemala, y los créditos con Agencia de Desarrollo Estadonunidense (AID), Fondo de Inversiones de Venezuela, (FIV), Banco Centroamericamente de Integración Económica (BCIE), BIRF, y Banco Intearmericano de Desarrollo (BID), los cuales se utilizaron para:

  • GUATEL: Empresa Guatemalteca de Telecomunicación
  • Complejo Portuario en el Litoral del Pacífico: esto incluyó la construcción de Puerto Quetzal y de la autopista de Escuintla a dicho puerto.
  • Fomentar la caficultura, industria y turismo
  • Construir la carretera doble de Mixco-San Lucas Sacatepéquez
  • Línea de transmisión eléctrica Guatemala sur y Guatemala norte
  • Mantenimiento de carreteras
  • Programas hidroeléctricos de Chixoy, Aguacapa, Xulac y Santa María II; Pueblo Viejo, y Quixal, Chixoy: el plan de Chixoy fue financiado por el Banco Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y contemplaba la inundación de 50 kilómetros a lo largo del río, para lo cual el Instituto Nacional de Electrificación (INDE) se comprometió reubicar a los 3500 pobladores afectados por dicha inundación. Todas las comunidades aceptaron el traslado, exceptuando la de Río Negro, la que no se quiso trasladar, y que incluso recibió asesoría de las facciones guerrilleras en la región para openerse al desalojo. Río Negro fue finalmente evacuada por la fuerza por el Ejército y las Patrullas de Autodefensa Civil, con un costo de 177 personas muertas, el 13 de febrero de 1982.18
  • Mejorar la salud pública: se construyó el nuevo Hospital Genral San Juan de Dios y el Hospital de Quetzaltenango, aparte de centros de saludos en diferentes poblaciones.
    pequeños productores
  • Interconexión eléctrica entre El Salvador y Guatemala.17

A pesar del recrudecimiento de la violencia, Lucas García siguió la promoción de la región de Sebol en Alta Verapaz, en el corazón de la Franja Transversal del Norte, logrando que los principales proyectos estuvieran en los alrededores.  Fue tal el apoyo a la región, que el 23 de abril de 1980 su gobierno creó el municipio de Bartolomé de Las Casas en la región de Sebol.6

Lucas García fue derrocado por el golpe de estado del 23 de marzo de 1982, el cual fue dirigido por los oficiales jóvenes del Ejército de Guatemala, quienes le entregaron el poder al general Efraín Ríos Mont, quien era el director de la Escuela Politécnica cuando muchos de ellos estudiaron en esa institución.19,20 Tras el golpe de estado, Lucas García y su esposa salieron de Guatemala y se radicaron en Venezuela, y en 1985 le fue diagnosticado Alzheimer, luego de que su esposa notara que se le olvidaban algunos hechos de manera frecuente, al punto de desconocer a familiares cercanos.1 En 1988 falleció su madre, Concepción García, suceso que lo deprimió y profundizó su padecimiento; de hecho, fue por salvar la vida de su madre que Lucas García renunció al poder en 1982, pues su hermano, Benedicto Lucas García, jefe del Estado Mayor le había ofrecido enviar armas y tropas para contrarrestar el golpe militar, pero los golpistas tenían como rehen a la señora García.19 Tras la muerte de su madre, Lucas García perdió la memoria por completo.11

Hacia el final de sus días, Lucas García permaneció postrado en cama, mientras su esposa se encargaba de los negocios familiares,11 hasta que el expresidente falleció el 27 de mayo de 2006 en Puerto La Cruz, Venezuela, y fue enterrado en el cementerio de la localidad, por lo que no recibió ningun tipo de honra fúnebre en Guatemala.21


BIBLIOGRAFIA:

  1. IEPALA (1980). Instituto de Estudios Políticos para América Latina y Africa, ed. Guatemala, un futuro próximo. Madrid: Artigrafía. p. 147.
  2. Solano, Luis (2012). Contextualización histórica de la Franja Transversal del Norte (FTN). Centro de Estudios y Documentación de la Frontera Occidental de Guatemala, CEDFOG. Archivado desde el original el 13 de noviembre de 2014. p. 10.
  3. El País.«Fernando Romeo Lucas García, expresidente de Guatemala»El País. Madrid. 29 de mayo de 2006.
  4. «Biografía de Romeo Lucas García»Aquí Guatemala.
  5. Solano, Contextualización Histórica de la Franja Transversal del Norte, p. 26. 
  6. Ibid, p. 27.
  7. Ibid, pp. 3-10.
  8. Rakosy, Betsy (2002). «Victimization – the EXMIBAL Story»MAC: Mines and communities (en inglés). Archivado desde el original el 6 de octubre de 2014.
  9. Levenson-Estrada, Deborah (1994). Trade Unionists Against Terror: Guatemala City, 1954-1985 (en inglés) (1.a edición). ISBN 978-0807844403. p. 146.
  10. Ibid, pp. 148-151.
  11. Villalobos Vialto, Roberto (23 de agosto de 2015) Amor Secreto. Guatemala: Prensa Libre.
  12. Levenson-Estrada, Trade Unionists Against Terror. pp. 152-153.
  13. McClintock, Michael (1985). «The American Connection: State terror and popular resistance in Guatemala»Third World Books (en inglés) (1.aedición) (Zed Books, Universidad de Texas) 2ISBN 9780862322595. p. 141.
  14. Aguilera Peralta, Gabriel; Romero Imery, Jorge, et al. (1981). Dialéctica del terror en Guatemala. San José: EDUCA. p. 137.
  15. CEUR (2009). «En pie de lucha: Organización y represión en la Universidad de San Carlos, Guatemala 1944 a 1996»Centro de Estudios Urbanos y Regionales, Universidad de San Carlos. Archivado desde el original el 11 de marzo de 2009.
  16. Collectif (2011). Perenco: explotar petróleo cueste lo que cueste. Guatemala: Une seule planète.
  17. Comisión para el Esclarecimiento Histórico: Agudización (1999). «Agudización de la Violencia y Militarización del Estado (1979-1985)»(edición en línea). Guatemala: memoria del silencio (Programa de Ciencia y Derechos Humanos, Asociación Americana del Avance de la Ciencia). Archivado desde el original el 6 de mayo de 2013.
  18. Comisión para el Esclarecimiento Histórico (1999). Guatemala, Memoria del Silencio. VI. Caso Ilustrativo No. 10. Masacre y eliminación de la comunidad de Río Negro. pp. 47-48.
  19. Defense Intelligence Agency (1983). «Section 3»Possible Coup in Guatemala. National Security Archive Electronic. Briefing Book No. 32. George Washington University: National Security Archive.
  20. El País (24 de marzo de 1982). «Golpe de Estado militar en Guatemala»El País (Madrid).
  21. Hurtado, Paola (2006). «Lo que solo Romeo Lucas García pudo olvidar»elPeriódico (Guatemala). Archivado desde el original el 21 de enero de 2015.