Cuando Empezó La Primera Guerra Mundial - [] 2024: HoyHistoriaGT Hoy en la Historia de Guatemala

Cuando Empezó La Primera Guerra Mundial

Cuando Empezó La Primera Guerra Mundial
Mensen zoeken ook naar Tweede Wereldoorlog 1 september 1939 Koude Oorlog 12 maart 1947 Aanval op Pearl Harbor 7 december 1941

¿Cuando empezo y cuándo acabó la 1 guerra mundial?

HNG Vídeo: La historia real detrás de ‘Sin novedad en el frente’ ganadora al Óscar mejor película extranjera 2023 Conocida también como la Gran Guerra, la Primera Guerra Mundial fue uno de los conflictos más letales de la historia, un enfrentamiento que se extendió por tierra, mar y aire y que abarcó prácticamente la totalidad del Viejo Continente.

  1. De hecho, sus efectos fueron devastadores.
  2. En tan solo cuatro años, desde el 28 de julio de 1914 al 11 de noviembre de 1918, la guerra dejó tras de sí más de 10 millones de militares muertos y más de 6 millones de víctimas civiles,
  3. En aquella contienda perdería la vida el 60% de los combatientes, pero a esta tremenda cifra hay que añadir también un gran número de desaparecidos y aquellos que resultaron heridos o mutilados.

En aquel devastador conflicto se vieron involucradas un gran número de potencias militares e industriales, que se dividieron en dos grandes alianzas. Por un lado estaba la llamada Triple Alianza, formada por el Imperio alemán y el Imperio austrohúngaro y el reino de Italia, que no obstante se acabaría uniendo al bando contrario tras el inicio de las hostilidades.

Por otro lado se encontraba la conocida como Triple Entente, que estaba compuesta por el Reino Unido, Francia y el Imperio ruso. Ambas alianzas sufrirían cambios sustanciales, y no fueron pocas las naciones que se acabarían uniendo a las filas de uno u otro bando según avanzaba la guerra: por ejemplo, Japón y Estados Unidos se unieron a la Triple Entente, mientras que Imperio Otomano y Bulgaria lo hicieron a la Triple Alianza.

España, por su parte, mantuvo su posición de neutralidad durante toda la Primera Guerra Mundial,

¿Cuándo y porque se inició la Primera Guerra Mundial?

La Primera Guerra Mundial, también conocida como La Gran Guerra, comenzó el 28 de junio de 1914 y finalizó el 11 de noviembre de 1918 Desde 1870, la tensión política entre las principales potencias europeas era manifiesta. Francia y Alemania se hallaban enfrentadas desde que, tras la guerra franco-prusiana, Francia había perdido los territorios de Alsacia y Lorena, y la situación se había agravado con la cuestión colonial en el norte de África.

Por otro lado, los intereses económicos habían acrecentado la rivalidad entre el Reino Unido y Alemania, y Rusia y Austria competían por los territorios balcánicos. En este ambiente funcionaba un sistema de alianzas entre los países europeos. Desde 1887, Italia se hallaba unida a Alemania y al imperio austrohúngaro por la Triple Alianza.

Por su parte, Rusia, Francia y Reino Unido habían aliado sus intereses por la Triple Entente de 1907. El deseo de Austria-Hungría de acabar con Serbia, poderoso foco de agitación eslava, la creencia rusa de que una guerra exterior le permitiría soslayar sus problemas internos y acabar con los elementos revolucionarios, y la amenaza económica que representaba Alemania para Francia e Inglaterra fueron las causas remotas de la Primera Guerra Mundial.

Pero la causa inmediata del estallido de la guerra fue el asesinato (junio 1914) en Sarajevo del archiduque Francisco Fernando, heredero de la corona austrohúngara. El gobierno austrohúngaro declaró la guerra a Serbia, la cual fue apoyada por Rusia. El funcionamiento del mecanismo de la Triple Entente, firmado en 1907 por Gran Bretaña, Francia y Rusia, motivó que Alemania declarara la guerra a Rusia y Francia (agosto 1914).

La violación de la neutralidad belga por los alemanes acabó de decidir a Gran Bretaña, que les declaró la guerra. En noviembre de 1914, el Imperio Otomano entró en la guerra, lo que significó la apertura de distintos frentes en el Caúcaso, Mesopotamia y el Sinaí.

Italia y Bulgaria se unieron a la guerra en 1915, Rumania en 1916 y Estados Unidos en 1917. Tras años de relativo estancamiento, la guerra empezó su desenlace en marzo de 1917 con la caída del gobierno ruso tras la Revolución de Febrero y a la firma de un acuerdo de paz entre la Rusia revolucionaria y las Potencias Centrales tras la Revolución de Octubre en marzo de 1918.

Alemania, solicitó un armisticio el 11 de noviembre de 1918, poniendo fin a la guerra con la victoria aliada.

¿Cuánto tiempo duró la Primera Guerra Mundial?

Índice – La, un conflicto por tierra, aire y mar, fue tan terrible que dejó más de ocho millones de víctimas militares y 6,6 millones de víctimas civiles. Murieron casi el 60 por ciento de las personas que lucharon. Muchas más desaparecieron o resultaron heridas. En solo cuatro años, entre 1914 y 1918, la Primera Guerra Mundial cambió los conflictos bélicos modernos, convirtiéndose en uno de los más letales en la historia mundial. En aquel momento, la situación social y política en la que se encontraba España llevó al rey Alfonso XIII a tomar la decisión de quedarse al margen de la Gran Guerra. “Es una neutralidad un poco forzosa. España no está dentro de las alianzas ni de los bloques que llevan a desencadenar la Primera Guerra Mundial, pero indirectamente sí forma parte de ella”, explica a National Geographic, doctor en historia y profesor de la Universidad Complutense. Durante los 100 años previos al conflicto, España había sufrido una invasión, pronunciamientos militares, el cambio de dinastía, el asesinato de un primer ministro y una corta República. En este contexto, la pérdida de las últimas posesiones de ultramar en 1898, Sin embargo, nuestra posición fue también protagonista a través de espionajes y exportación de armas. La Primera Guerra Mundial tuvo diversas causas, pero sus raíces se encuentran en una compleja red de alianzas entre las potencias europeas. En esencia, fue la desconfianza entre —y la militarización de— la informal «Triple Entente» (Gran Bretaña, Francia y Rusia) y la secreta «Triple Alianza» (Alemania, el Imperio austrohúngaro e Italia). Los actores más poderosos, Gran Bretaña, Rusia y Alemania, gobernaban imperios coloniales mundiales que querían expandir y proteger. A lo largo del siglo XIX, consolidaron su poder y se protegieron forjando alianzas con otras potencias europeas. (Relacionado: ) 28 de julio de 1914: Comienza la Primera Guerra Mundial Mujeres y niños cuelgan pósteres que instan a los estadounidenses a alistarse en el ejército. Fotografía de Western Newspaper Union, En julio de 1914, las tensiones entre la Triple Entente (también conocida como los Aliados) y la Triple Alianza (también denominada Potencias Centrales) escalaron tras el asesinato del archiduque Francisco Fernando, heredero al trono de Austria-Hungría, por parte de un nacionalista serbio-bosnio durante su visita a Sarajevo. Austria-Hungría culpó a Serbia por el ataque. Rusia respaldó a su aliado, Serbia. Cuando Austria-Hungría declaró la guerra a Serbia un mes después, sus aliados intervinieron y el continente entró en guerra. El archiduque Francisco Fernando (1863-1914) fue asesinado en Sarajevo por un nacionalista serbio. El incidente provocó la Primera Guerra Mundial. Fotografía de NONE << The NONE Print Collector, Print Collector, Getty Un soldado y un perro intentan encontrar a los heridos en zonas en guerra. Fotografía de Underwood and Underwood, A medida que se desarrollaba la contienda otros países y potencias se fueron sumando a uno y otro bando. El, aunque dudó se sumó al bando de las Potencias Centrales, mientras que más decisiva fue la entrada de Estados Unidos en la guerra. Así, conflicto pronto se expandió al resto del mundo y afectó a las colonias y a los países aliados de África, Asia, Oriente Medio y Australia. En 1917, los Estados Unidos entraron en la guerra tras un largo periodo de no intervención. Entonces, el escenario principal de la guerra —el Frente Occidental en Luxemburgo, Países Bajos, Bélgica y Francia— fue el emplazamiento de un bloqueo letal. El coronel estadounidense Christopher Miller contempla el paisaje lleno de baches en Fort de Vaux. Estas colinas aparentemente apacibles son testimonios duraderos de los intensos bombardeos durante la batalla de Verdún. Fotografía de Kris Davidson, Con la ayuda de Estados Unidos, los aliados se abrieron paso con la Ofensiva de los 100 Días, que provocó la derrota militar de Alemania. Oficialmente, la guerra llegó a su fin a las 11:11 de la mañana del 11 de noviembre de 1918. Para entonces, el mundo estaba en manos de una pandemia de gripe que afectaría a un tercio de la población mundial. Se habían desatado revoluciones en Alemania, Rusia y otros países. Gran parte de Europa estaba en ruinas. La «neurosis de guerra» y las secuelas de la intoxicación por gas se cobrarían miles de vidas más., "Aparentemente se vendió como un punto positivo porque España queda fuera de un conflicto de estas dimensiones, en realidad es una debilidad. Desde las crisis marroquíes, o antes de la Guerra de Cuba, España pasó a ser segunda o tercera potencia. La dimensión colonial que tiene España prácticamente queda reducida a la Guerra de Marruecos", explica Gómez Bravo. Aunque el mundo se comprometió a no permitir que ocurriera otra guerra como esa, se sembraron las semillas del siguiente conflicto con el Tratado de Versalles, que fue humillante y punitivo para los alemanes y contribuyó a preparar el terreno para el y la Segunda Guerra Mundial. La tecnología que había generado la guerra se emplearía en la siguiente guerra mundial solo dos décadas después. Aunque entonces se describió como «la guerra para poner fin a todas las guerras», las cicatrices que dejó la Primera Guerra Mundial en el mundo no acabaron de curar. Este artículo se publicó originalmente en inglés en, : ¿Cuáles fueron las causas y consecuencias de la Primera Guerra Mundial?

¿Quién ganó la Primera Guerra Mundial?

Mapa – Alemania perdió la Primera Guerra Mundial, y en el Tratado de Versalles de 1919, las potencias vencedoras (Estados Unidos, Gran Bretaña, Francia y los otros estados aliados) impusieron a la derrotada Alemania disposiciones punitivas para su territorio, milicia y economía.

En el oeste, Alemania devolvió Alsacia-Lorena a Francia, de la que se había apoderado hacía más de 40 años. Además, Bélgica recibió Eupen y Malmedy; la región industrial de Saar quedó bajo la administración de la Liga de Naciones durante 15 años; y Dinamarca recibió la región del norte de Schleswig. Finalmente, se desmilitarizó la región del Rin, es decir, no se permitían ni fuerzas militares ni fortificaciones alemanas.

En el este, Polonia recibió de parte de Alemania regiones de Prusia Occidental y Silesia. Además de esto, Checoslovaquia recibió de Alemania el distrito de Hultschin; la gran ciudad alemana de Danzig se convirtió en una ciudad libre protegida por la Liga de Naciones, y Memel, una pequeña franja territorial de Prusia oriental ubicada a lo largo del Mar Báltico quedó finalmente bajo el control de Lituania.

¿Por qué perdió Alemania en la Primera Guerra Mundial?

Perdieron la guerra por agotamiento, por un problema de suministros de armamento y alimentos que generó el hundimiento del sistema político y social alemán. La fácil victoria de los primeros años se convirtió en una derrota amarga y desgraciada que Alemania nunca perdonaría.

¿Quién lucho en la Primera Guerra Mundial?

La Primera Guerra Mundial marcó el primer gran conflicto internacional del siglo XX. El asesinato del archiduque Francisco Fernando, heredero de la corona austro-húngara, y de su esposa, la archiduquesa Sofía, en Sarajevo el 28 de junio de 1914, dio inicio a las hostilidades, que comenzaron en agosto de 1914, y continuaron en varios frentes durante los cuatro años siguientes. Durante la Primera Guerra Mundial, las Potencias de la Entente – Gran Bretaña, Francia, Serbia y la Rusia Imperial (a las que más tarde se unieron Italia, Grecia, Portugal, Rumania y Estados Unidos) – lucharon contra las Potencias Centrales: Alemania y Austria-Hungría (a las que más tarde se incorporaron la Turquía Otomana y Bulgaria ).

El entusiasmo inicial de todas las partes respecto a una victoria rápida y decisiva se desvaneció cuando la guerra se empantanó en un punto muerto de costosas batallas y guerra de trincheras, particularmente en el frente occidental. El sistema de trincheras y fortificaciones en el oeste se extendió en su punto máximo a 475 millas (764 km), aproximadamente desde el Mar del Norte hasta la frontera suiza, y definieron la guerra para la mayoría de los combatientes norteamericanos y de Europa Occidental.

La vasta extensión del frente oriental impedía una guerra de trincheras a gran escala, pero la escala del conflicto era equivalente a la del frente occidental. También hubo intensos combates en el norte de Italia, en los Balcanes y en la Turquía otomana.

Los combates tuvieron lugar en el mar y, por primera vez, en el aire. En abril de 1917, se produjo un cambio decisivo en las hostilidades cuando la política de guerra submarina irrestricta de Alemania sacó a Estados Unidos del aislacionismo y lo llevó al centro del conflicto. Las nuevas tropas y el nuevo material de la Fuerza Expedicionaria Estadounidense (American Expeditionary Force, AEF) bajo el mando del General John J.

Pershing, junto con el bloqueo en constante aumento de los puertos alemanes, a la larga ayudaron a cambiar el equilibrio del esfuerzo bélico a favor de la Entente. Apenas conseguida, esta ventaja para las fuerzas de la Entente fue compensada por los sucesos que tuvieron lugar en el teatro de operaciones oriental de la guerra.

  1. Desde comienzos de 1917, Rusia, una de las potencias principales de la Entente, había sufrido una gran agitación.
  2. En febrero de ese año, el mal manejo de la guerra por parte del gobierno zarista había contribuido a inspirar un levantamiento popular: la Revolución de Febrero.
  3. La revolución forzó la abdicación del zar Nicolás II y puso en el poder un Gobierno Provisional de facciones liberales y socialistas, que a fin de cuentas estaba bajo el mando del miembro del partido Socialista Revolucionario, Alexander Kerensky.

Este breve experimento con la democracia pluralista fue caótico y, en los meses del verano, el continuo deterioro del esfuerzo bélico y una situación económica cada vez más calamitosa provocó disturbios por parte de los trabajadores, los soldados y los marinos rusos (“Los días de julio”). El 24 y 25 de octubre de 1917, las fuerzas bolcheviques (izquierda socialista) al mando de Vladimir Lenin tomaron los principales edificios del Gobierno y asaltaron el Palacio de Invierno y luego la sede del nuevo Gobierno en la capital de Rusia, Petrogrado (actual San Petersburgo).

  • La “Gran Revolución Socialista de Octubre”, el primer golpe marxista exitoso de la historia, desalojó al ineficaz Gobierno Provisional y finalmente estableció una República Socialista Soviética bajo la dirección de Lenin.
  • Las radicales reformas sociales, políticas, económicas y agrarias del nuevo Estado soviético en los años de la posguerra inquietarían a los gobiernos democráticos occidentales que, temían tanto la expansión del comunismo por toda Europa, que estuvieron dispuestos a transigir o sosegar a regímenes de derecha (incluyendo a la Alemania nazi de Adolf Hitler ) en las décadas de 1920 y 1930.

Pero el efecto inmediato de la Revolución Rusa en el escenario europeo fue una brutal y prolongada guerra civil en tierras rusas (1917-1922) y la decisión de los líderes bolcheviques de hacer las paces por separado con la Alemania del Kaiser. Cuando las negociaciones fracasaron totalmente debido a las exigencias alemanas, el ejército alemán lanzó una ofensiva general en el frente oriental, que produjo el Tratado de Paz de Brest-Litovsk el 6 de marzo de 1918.

  • Pese a los éxitos alemanes (sacar a la Rusia bolchevique de la guerra a fines del invierno de 1918 y llegar a las puertas de París durante el verano), los ejércitos de la Entente repelieron al ejército alemán en el río Marne.
  • En los meses del verano y el otoño de 1918, avanzaron sostenidamente contra las líneas alemanas en el frente occidental (“Ofensiva de los cien días”).

Las Potencias Centrales comenzaron a rendirse, comenzando con Bulgaria y el Imperio Otomano, en septiembre y octubre, respectivamente. El 3 de noviembre, las fuerzas austrohúngaras firmaron una tregua cerca de Padua, Italia. En Alemania, el amotinamiento de marinos de la armada en Kiel desencadenó una amplia revuelta en las ciudades costeras alemanas, y en las principales áreas municipales de Hannover, Frankfurt del Meno y Munich. El 9 de noviembre de 1918, en medio del descontento generalizado y tras haber sido abandonado por los comandantes del ejército alemán, el emperador (káiser) Guillermo II abdicó el trono alemán. Ese mismo día, el delegado del SPD Philipp Scheidemann proclamó la República de Alemania, con un gobierno provisional dirigido por Friedrich Ebert.

Dos días más tarde, representantes alemanes, dirigidos por Matthias Erzberger del partido Centro Católico (Zentrum), se reunieron en un vagón en el Bosque de Compiègne con una delegación de las potencias victoriosas de la Entente al mando del Mariscal de Campo francés Ferdinand Foch, comandante general de las fuerzas de la Entente, y aceptaron los términos del armisticio,

A las 11 de la mañana del 11 de noviembre (11/11) de 1918 cesaron los combates en el frente occidental. La “Gran Guerra”, como la llamaron sus contemporáneos, había llegado a su fin, pero la enorme repercusión del conflicto en las esferas política, económica, social e internacional resonaría durante las décadas siguientes.

  • La Primera Guerra Mundial representó una de las guerras más destructivas de la historia moderna.
  • Como consecuencia de las hostilidades murieron casi diez millones de soldados, cifra que supera ampliamente la suma de las muertes de militares de todas las guerras de los cien años anteriores.
  • Si bien es difícil determinar con precisión las estadísticas de las bajas, se calcula que 21 millones de hombres fueron heridos en combate.

Las enormes pérdidas a ambos lados del conflicto, en parte, fueron el resultado de la introducción de nuevas armas, como la ametralladora y el gas, así como el hecho de que los jefes militares no adaptaron sus tácticas a la naturaleza crecientemente mecanizada de la guerra.

  1. La política de desgaste, particularmente en el frente occidental, les costó la vida a cientos de miles de soldados.
  2. El 1 de julio de 1916, la fecha en que se produjo la mayor pérdida de vidas en un solo día, en Somme sólo el ejército británico sufrió más de 57.000 bajas.
  3. Alemania y Rusia registraron la mayor cantidad de muertes de militares: aproximadamente 1.773.700 y 1.700.000, respectivamente.

Francia perdió el 16% de sus fuerzas movilizadas, la tasa de mortalidad más alta en relación con las tropas desplegadas. Ningún organismo oficial llevó una cuenta minuciosa de las pérdidas de civiles durante los años de la guerra, pero los estudiosos afirman que 13 millones de no combatientes murieron como consecuencia directa o indirecta de las hostilidades. La mortalidad de las poblaciones de militares y civiles llegó al punto máximo al final de la guerra con el brote de la “gripe española”, la más mortífera epidemia de influenza de toda la historia.

You might be interested:  Cuando Juega Colombia 2022

¿Por qué Italia se cambió de bando en la Primera Guerra Mundial?

La Triple Entente – El Archiduque Francisco Fernando fue asesinado por un nacionalista de Serbia (un territorio que quería independizarse del Imperio Austro-Húngaro). Por eso, Austria-Hungría declaró la guerra a Serbia, Rusia enseguida ofreció apoyo a Serbia, aunque lo hizo por sus propios intereses,

Los rusos querían imponer su dominio en los territorios de Prusia Oriental y Galitzia, que formaban parte del Imperio Austro-Húngaro. Así, el Zar de Rusia se involucró en la Gran Guerra desde el principio. Pero la falta de preparación provocó la muerte de millones de soldados rusos, la escasez de recursos y la pobreza entre la población.

La crisis interna del país desembocó en la Revolución de 1917. Francia también entró en la guerra desde el principio. Su objetivo era demostrar que todavía era una de las principales potencias europeas y recuperar los territorios de Alsacia y Lorena, en manos de los alemanes desde la Guerra Franco-Prusiana.

  1. El Reino Unido era la principal potencia marítima del mundo en aquella época.
  2. Sin embargo, se mantuvo neutral hasta que sus intereses se vieron comprometidos con la invasión de Bélgica por parte de los alemanes.
  3. Francia y el Reino Unido colaboraron para detener a Alemania en el Frente Occidental, en las fronteras entre Francia, Bélgica y Alemania.

El apoyo de Estados Unidos permitió desbloquear la situación y ganar a los alemanes. Antes de comenzar la guerra, el rey Víctor Manuel III de Italia decidió apoyar a la Triple Alianza. A mediados de 1915, con el objetivo de conquistar los territorios italianos bajo el dominio austro-húngaro, Italia pasó al bando de los Aliados y declaró la guerra al Imperio Austrohúngaro. Infórmate de todo en Junior Report | Castellano | Català | English Relacionadas

¿Cuáles son los países que participaron en la Primera Guerra Mundial?

Primera Guerra Mundial: regiones en conflicto Los países enfrentados bélicamente durante la Primera Guerra Mundial fueron: Alemania, Austria-Hungría y Turquía (Potencias Centrales) Francia, Gran Bretaña, Rusia, Italia, Japón y Estados Unidos (Potencias Aliadas)

¿Cómo se puso fin a la Primera Guerra Mundial?

La paz que trajo otra guerra – Fue en ese momento cuando ingleses y franceses presionaron al presidente estadounidense para que imponer unos términos más duros para el armisticio. La firma del Tratado de Versalles firmado el 28 de junio de 1919 y que se puso en vigor el 10 de enero de 1920 supuso por fin la paz, pero una paz por la que Alemania se veía obligada a entregar territorios, armas y a pagar una elevada cantidad en concepto de indemnización por la destrucción que causó.

¿Cuál fue el motivo de la guerra?

«Bélico» redirige aquí. Para otras acepciones, véase ficción bélica, Paths of glory, cuadro de Christopher Nevinson de la exposición en Leicester Galleries en 1918; dio nombre a la película homónima de Stanley Kubrick, inspirándose en una cita del poeta del siglo XVIII Thomas Gray : “Los senderos de la gloria no conducen sino a la tumba”. Estatua del dios romano de la guerra, Marte, hallada en el foro de Nerva de Roma y que se conserva en el Museo del Capitolio de esa ciudad. Numerosas religiones politeístas antiguas adoraban a un dios o diosa que representaba las virtudes bélicas: Ares, Netón, Badb, Huitzilopochtli, Sejmet etc. Los desastres de la guerra, n.º 33: «¿Qué hay que hacer más?». Francisco de Goya refleja en su obra gráfica la brutalidad y barbarie a que se llegó en la Guerra de la Independencia Española, Reproducción del Guernica, famoso cuadro que Pablo Picasso pintó para reflejar el bombardeo de la ciudad homónima con bombas incendiarias de fósforo durante la guerra civil española con el fin de condenar toda forma de guerra. La guerra, estrictamente hablando, es aquel conflicto social en el que dos o más grupos humanos relativamente masivos —principalmente tribus, sociedades o naciones— se enfrentan de manera violenta, generalmente mediante el uso de armas de toda índole, a menudo con resultado de muerte —individual o colectiva— y daños materiales de una entidad considerable.

​ ​ La guerra es la forma de conflicto sociopolítico más grave entre dos o más grupos humanos. Se da tanto en sociedades tribales como en civilizadas, pero es más grave entre estas últimas ya que son más complejas, masificadas y tecnificadas. Es quizás la más antigua de las relaciones internacionales y ya en el comienzo de las civilizaciones se constata el enfrentamiento organizado de grupos humanos armados con el propósito de controlar recursos naturales o humanos (conflictos entre cazadores nómadas y recolectores sedentarios que sí desarrollaron el concepto de propiedad ), ​ exigir un desarme o imponer algún tipo de tributo, ideología, nacionalidad o religión, sometiendo, despojando y, en su caso, destruyendo al enemigo.

Es más, este tipo de conducta gregaria es extensible a la mayor parte de los homínidos ​ y se encuentra estrechamente relacionado con el concepto etológico de territorialidad, Las guerras tienen como origen múltiples causas, entre las que suelen estar el mantenimiento o el cambio de relaciones de poder, dirimir disputas económicas, ideológicas, territoriales (por cuestiones históricas y estratégicas), religiosas, etc.

  1. Muchas veces una combinación de causas).
  2. En ciencia política y relaciones internacionales, la guerra es un instrumento político, al servicio de un Estado u otra organización con fines eminentemente políticos, ya que en caso contrario constituiría una forma más desorganizada aunque igualmente violenta: el bandolerismo por tierra o la piratería por mar.

En las sociedades primitivas tribales su origen aparece más claro; deriva de dos elementos: la presión demográfica y la escasez de recursos. Según Richard Holmes, la guerra es una experiencia universal que comparten todos los países y todas las culturas.

  • ​ Según Sun Tzu, «La guerra es el mayor conflicto de Estado, la base de la vida y la muerte, el Tao de la supervivencia y la extinción.
  • Por lo tanto, es imperativo estudiarla profundamente».
  • ​ Por demás, la forma más astuta de ejercerla sería soslayarla de manera que no hubiera necesidad de llegar a ella.

Según Karl von Clausewitz, la guerra es «la continuación de la política por otros medios». ​ Las reglas de la guerra, y la existencia misma de reglas, han variado mucho a lo largo de la historia. El concepto de quiénes son los combatientes también varía con el grado de organización de las sociedades enfrentadas.

Las dos posibilidades más frecuentes son civiles sacados de la población general, generalmente varones jóvenes, en caso de conflicto, o soldados profesionales formando ejércitos permanentes. También puede haber voluntarios y mercenarios. Las combinaciones de varios o de todos estos tipos de militares son asimismo frecuentes.

Las formas de hacer una guerra dependen de los propósitos de los combatientes. Por ejemplo, en las guerras romanas, cuyo objetivo era expandir el imperio, el objetivo militar principal era, una vez sometido, incorporar al pueblo ajeno al imperio y a las leyes y costumbres de Roma. Batalla de Normandía, Entre el final de la Segunda Guerra Mundial y el año 2010 hubo 246 enfrentamientos armados en 151 lugares del mundo.

¿Qué motivo a Estados Unidos a participar en la Primera Guerra Mundial?

La Primera Guerra Mundial y el despertar internacional de los Estados Unidos –

Autores: José Antonio Montero Jiménez Localización: Temas para el debate, ISSN 1134-6574, Nº.237-238 (ag.-sept.), 2014 (Ejemplar dedicado a: Consecuencias de la Primera Guerra Mundial), págs.39-41 Idioma: español Texto completo no disponible (Saber más,) Resumen

La participación de Estados Unidos en la Primera Guerra Mundial puso fin a su aislacionismo internacional y le situó como pieza clave del sistema internacional. Al estallar la Primera Guerra Mundial los Estados Unidos se presentaron como una nación neutral, que comerciaba libremente con ambos bandos. Pero comenzó a tener crecientes enfrentamientos con Alemania y lazos comerciales y financieros cada vez más estrechos con los aliados. El temor a que una Alemania victoriosa pudiera continuar con sus planes expansionistas en el Nuevo Continente llevaron al Presidente Wilson a decidir en 1917 la intervención de los Estados Unidos en la guerra.

¿Cómo se llamaba Alemania antes de la Primera Guerra Mundial?

Imperio alemán Deutsches Kaiserreich
Estado desaparecido
1871-1918
Bandera Escudo

/td> Otros nombres : Kaiserreich Lema : Gott mit uns «Dios con Nosotros» Himno : Heil dir im Siegerkranz (Imperial) 2:54 Deutschlandlied (Popular) 1:21 Die Wacht am Rhein (Patriótico) 0:37 Situación del Imperio alemán en Europa hacia 1914 Colonias y protectorados alemanes en 1914 Coordenadas 52°31′07″N 13°22′34″E  /  52.518611111111, 13.376111111111 Capital Berlín • Población 1 578 794 hab. (1890) Entidad Estado desaparecido Subdivisiones Estados Provincias Idioma oficial Alemán • Otros idiomas Polaco, francés, danés, lituano, sorabo, alto alemán regional, bajo alemán regional Superficie • Total 2 658 161 km² Población (1 de diciembre de 1871) • Total 41 058 792 hab. • Densidad 3,5 hab/km² Superficie hist. • 1871 540 766 km² • 1890 540 766 km² • 1914 2 658 161 km² Población hist. • 1871 est. 41 058 792 hab. • 1890 est. 49 428 470 hab. • 1914 est. 67 180 000 hab. Gentilicio Alemán Religión Protestante (62.6%) Católica (35.9%) judía (1,24%) y otros cristianos (0,17%) Moneda Marco-oro (hasta 1914) Marco-papel (1914-1923) Período histórico Nuevo Imperialismo Primera Guerra Mundial • 18 de enero de 1871 Unificación y Proclamación • 10 de mayo de 1871 Tratado de Fráncfort • 20 de marzo de 1890 Renuncia de Bismarck • 28 de julio de 1914 Primera Guerra Mundial • 9 de noviembre de 1918 Disolución Forma de gobierno Monarquía semiconstitucional parlamentaria federal

bajo una dictadura militar (1916-1918)

Emperador • 1871-1888 • 1888 • 1888-1918 Guillermo I Federico III Guillermo II Canciller • 1871-1890 • 1890-1894 • 1894-1900 • 1900-1909 • 1909-1917 • 1917 • 1917-1918 • 1918 Otto von Bismarck Leo von Caprivi Chlodwig von Hohenlohe-Schillingsfürst Bernhard von Bülow Theobald von Bethmann-Hollweg Georg Michaelis Georg von Hertling Maximilian von Baden Legislatura Reichstag Correspondencia actual Alemania, Polonia, Francia, Dinamarca, Bélgica, Rusia y Lituania Miembro de Potencias Centrales Fronteras Norte : Dinamarca Oeste : Francia, Países Bajos, Bélgica, Luxemburgo Sur : Suiza, Austria-Hungría Este : Rusia
Precedido por Sucedido por

/td>

/td>

/td>

  1. ↑ Ninguno oficial
  2. ↑ Véase también: Imperio colonial alemán

El Imperio alemán (en alemán : Deutsches Kaiserreich o, en el sentido más genérico, Deutsches Reich ) fue la forma de Estado que existió en Alemania desde su unificación y la proclamación de Guillermo I como emperador, el 18 de enero de 1871, hasta 1918, cuando se convirtió en una república después de la derrota en la Primera Guerra Mundial y la abdicación de Guillermo II el 9 de noviembre de ese año, como resultado de la Revolución de Noviembre,

  • ​ El Reich alemán surge como resultado de la «revolución desde arriba» del canciller prusiano Otto von Bismarck, mediante la cual logró zanjar la « cuestión alemana » en los años 1860.
  • ​ Subsiguientemente, resolvió la cuestión del poder interno mediante el conflicto constitucional prusiano (1862-1866) contra el Parlamento y en favor del ejecutivo.

Posteriormente la cuestión del poder político externo se resolvió por la guerra de los Ducados (1864) y por la guerra austro-prusiana (1866) en el sentido de la ” pequeña Alemania ” —con exclusión de Austria— y en la guerra franco-prusiana (1870-1871).

  1. ​ La victoria de Prusia y sus aliados en este último conflicto condujo a la fundación del Imperio alemán.
  2. ​ Los reyes de Sajonia y Baviera, los príncipes, duques y electores de Brunswick, Baden, Hanóver, Mecklemburgo, Wurtemberg y Oldemburgo juraron lealtad al rey de Prusia, que se convirtió en Káiser de los 39 Estados independientes que así se unieron.

​ Bismarck preparó un amplio esquema, la Constitución alemana del norte, de 1866, que se convirtió en la Constitución alemana de 1871, con algunos ajustes. Alemania adquirió algunos rasgos democráticos y en el nuevo Imperio había un parlamento con dos cámaras.

  1. La Cámara baja, o Reichstag, era elegida por sufragio universal masculino.
  2. ​ Sin embargo, las circunscripciones originales elaboradas en 1871 nunca se volvieron a rediseñar para reflejar el crecimiento de las zonas urbanas.
  3. Como resultado, en el momento de la gran expansión de las ciudades alemanas entre los años 1890 y 1900, las zonas rurales estaban excesivamente representadas.

Una de las características del gobierno fue la retención de una parte muy importante del poder político por parte de la élite terrateniente, los junkers, ​ La legislación también requería la aprobación del Bundesrat, el Consejo federal de diputados de los Estados del Reich.

El poder ejecutivo residía en el emperador, o Káiser (por el caudillo romano César ). Al emperador se le dieron amplios poderes por la Constitución. El canciller era el comandante en jefe supremo de las fuerzas armadas y el árbitro final de las relaciones internacionales. Oficialmente, el canciller era un gabinete de un solo hombre y era responsable de la marcha de prácticamente todos los asuntos del Estado, como la burocracia de altos funcionarios a cargo de las finanzas, la guerra, las relaciones internacionales, etc.; se parecía al Presidente del Consejo de Ministros,

El Reichstag tenía el poder de aprobar, modificar o rechazar proyectos de ley y de iniciar una legislación. ​ Aunque de iure todos los Estados tenían el mismo poder ejecutivo, prácticamente el Imperio estaba dominado por el Reino de Prusia, su Estado más grande y poderoso.

Se extendía por el norte y poseía las dos terceras partes de la superficie del Reich y las tres quintas partes de su población. La corona imperial era hereditaria de la Dinastía de los Hohenzollern, la casa reinante de Prusia. Con la excepción de los años 1872-1873 y 1892-1894, el canciller fue siempre al mismo tiempo el ministro-presidente de Prusia.

Con 17 votos de los 58 en el Bundesrat, Berlín solo necesitaba unos cuantos votos de los Estados pequeños para ejercer un control efectivo. ​ Los otros Estados conservaron sus propios gobiernos, pero se limitaron solo a los aspectos de la soberanía. Por ejemplo, los sellos postales eran emitidos por el Imperio en su conjunto, al igual que la moneda.

  1. Algunas piezas eran emitidas por los Estados, pero eran prácticamente monedas conmemorativas y tenían una circulación limitada.
  2. De esta forma, sin una armonización monetaria y la presencia de un banco central, el Imperio representó la más larga experiencia de un sistema de banca libre durante el siglo XIX en los países industrializados del continente.

​ Además, mientras que los Estados tenían sus propias condecoraciones, y algunos tenían sus propios ejércitos, las fuerzas militares de los más pequeños fueron puestas bajo control prusiano, Los ejércitos de los Estados más grandes, como los reinos de Baviera y Sajonia, se coordinaron con los ejércitos principales de Prusia y en tiempo de guerra eran controlados por el gobierno federal.

​ Aunque autoritario en muchos aspectos, el Imperio permitió el desarrollo de partidos políticos, libertad de reunión y ciertas cotas de libertad de expresión y asociación, Bismarck tuvo la intención de crear una fachada constitucional de máscara para la continuación de políticas autoritarias, En el proceso, creó un sistema en el que había una disparidad significativa entre los sistemas electorales de Prusia y el resto de Alemania.

Prusia utilizaba un sistema de votación muy restrictivo de tres clases, en el que la tercera parte más rica de la población podía elegir el 85% de la legislatura, lo que aseguraba una mayoría conservadora, ​ En 1871, el Imperio alemán contaba con 41 millones de ciudadanos.

  1. A partir de entonces, centenares de miles de personas se dirigieron a las principales ciudades alemanas en busca de trabajo en las fábricas.
  2. ​ En 1913 había casi 66 millones, ​ un aumento de más de la mitad.
  3. Y más de la mitad de ellos vivían en pueblos y ciudades.
  4. Pero no se trataba solo de una expansión de la población.

Los cimientos de la fortaleza económica en el cambio de siglo eran de acero y carbón, y Alemania hizo grandes progresos con ambos. En 30 años, la participación de Alemania en el comercio mundial aumentó en un tercio. En 1914, Alemania era la nación industrial más poderosa de Europa,

  • El epítome de su industria podría estar en la firma Krupp, cuya primera fábrica fue construida en Essen,
  • Con la unidad se produjo un período extraordinario de expansión económica.
  • ​ Además, los trabajadores alemanes disfrutaban de beneficios por enfermedad, accidentes y maternidad, comedores y vestuarios y un plan nacional de pensiones.

​ En noviembre de 1918, con la revolución interna, una guerra estancada, Austria-Hungría cayendo a pedazos desde múltiples tensiones étnicas, y la presión del alto mando alemán, el emperador Guillermo II, quien era por entonces una ” sombra “, abdicó, junto con el jefe del alto mando alemán, dejando la situación desastrosa para el nuevo gobierno liderado por los socialdemócratas alemanes, quienes pidieron y se les concedió un armisticio el 11 de noviembre de 1918 y marcó el final de la Primera Guerra Mundial y del Imperio alemán, con grandes pérdidas territoriales para este último, como la mayor parte de la Provincia de Prusia Occidental, el Territorio Imperial de Alsacia y Lorena o la Ciudad libre de Dánzig,

El Imperio fue seguido por la democrática e inestabilizada República de Weimar, ​ Durante sus 47 años de vigencia, este Imperio se convirtió en una de las economías industriales más poderosas del mundo, así como una gran potencia. ​ La evolución del Imperio alemán va en consonancia con los desarrollos paralelos en el reino de Italia, que se convirtió en una nación unificada diez años antes que el Imperio alemán.

​ Algunos elementos clave de la estructura política autoritaria del Imperio alemán también fueron la base para la modernización conservadora en el Japón imperial de Meiji y para la conservación de una estructura política autoritaria bajo los zares del Imperio ruso,

¿Dónde se llevó a cabo la Primera Guerra Mundial?

Alba Fernández 05/11/2018 00:05 Actualizado a 07/11/2019 09:47 La Primera Guerra Mundial (1914-1918) fue el primer gran conflicto bélico que implicó a potencias de todo el mundo, Los combates tuvieron lugar sobre todo en Europa, pero participaron países de los cinco continentes como los Estados Unidos, Australia, Brasil y China. Europa se dividió en dos bandos durante la Gran Guerra. Wikipedia A medida que la guerra se alargaba, cada vez más países se involucraron en el conflicto. En 1915, un submarino alemán hundió el RMS Lusitania, un transatlántico británico que cubría la ruta entre el Reino Unido y Estados Unidos.

¿Que sucedió antes de la Primera Guerra Mundial?

Una Europa en relativa paz: la Paz Armada – Aunque desde hacía décadas todas las naciones europeas habían comenzado un gran proceso de desarrollo militar que les hacía unas potencias mucho más peligrosas que las de siglos anteriores, Europa se encontraban en una relativa paz.

El periodo de tiempo anterior a la Primera Guerra Mundial es conocida como la Paz Armada en la que no existían conflictos entre los distintos países. La tensión entre las potencias era cada vez mayor, pero existía una especie de acuerdo no escrito para no entrar en ningún tipo de guerra entre las naciones.

Para que la paz fuera más duradera los países europeos se unieron en grandes alianzas como la Triple Entente o la Triple Alianza, para con ello ser grandes poderes y que la entrada en una guerra atrajera a muchos países al mismo tiempo, siendo una especie de método para que nadie se atreviera a comenzar una guerra a gran escala.

¿Quién fue el que comenzó la Segunda Guerra Mundial?

Alemania inició la Segunda Guerra Mundial al invadir Polonia el 1° de septiembre de 1939. En años posteriores, Alemania invadió 11 países.

¿Quién fue el Tratado de Versalles?

El Tratado de Versalles Fecha transmisión: 2 de Marzo de 2022 Valoración de la comunidad: Última Actualización: 2 de Agosto de 2022 a las 14:59 Aprendizaje esperado: reconoce el Tratado de Versalles como consecuencia del triunfo de los Aliados y como factor de la Segunda Guerra Mundial.

  1. Énfasis: analizar el fin de la Primera Guerra Mundial con el Tratado de Versalles como factor de la Segunda Guerra Mundial.
  2. ¿Qué vamos a aprender? Después de haber revisado el desarrollo de la Primera Guerra Mundial con el uso de las nuevas armas de combate, la participación de Rusia en la Gran Guerra, y las causas y consecuencias de una de las revoluciones sociales más importantes del siglo XX, como fue la Revolución Rusa en 1917.

El día de hoy analizarás el fin de la Primera Guerra Mundial con el Tratado de Versalles como factor de la Segunda Guerra Mundial. ¿Qué hacemos? Como sabes, entre 1914 y 1918, el mundo vivió uno de los conflictos más importantes de principios del siglo XX; la Primera Guerra Mundial y, a finales de ésta, una revolución social de gran trascendencia: la Revolución rusa en 1917.

  • Con el propósito de destacar la participación de las mujeres en estos conflictos bélicos, y recordar sobre lo que has revisado en las sesiones anteriores, realizarás una lectura sobre María Bochkariova, una mujer excepcional que participó tanto en la Gran Guerra como en la Revolución Rusa.
  • En el transcurso de la lectura, trata de identificar los aspectos más importantes de la vida de la protagonista, ¿Qué batallón creó? y ¿En qué procesos históricos se vio involucrada? Inicia la lectura.

“La mujer que creó el Batallón de la Muerte” María nació en 1889, en el seno de una familia de campesinos, en una pequeña aldea de Novgorod, en el Imperio Ruso. El apellido Bochkariov, lo obtendría de su primer esposo, a quien abandonó debido a sus repetidos abusos, y lo mismo sucedería con su segundo esposo.

  1. En 1914, con el inicio de la Primera Guerra Mundial, y luego de una vida de dificultades, María pensó que un lugar disciplinado como el ejército sería ideal para ella.
  2. Era una idea extrañísima: las mujeres sólo servían en el ejército como enfermeras o auxiliares, pero María no quería ser enfermera, estaba dispuesta a pelear y a disparar un arma, quería avanzar sobre las líneas enemigas,

Armada sólo con su voluntad, se presentó a las entrevistas para ser reclutada en el ejército, donde los oficiales se burlaron de ella y le negaron la admisión. Pero decidida a no renunciar, envió una carta al zar de Rusia Nicolás II. Para la sorpresa de todos, el zar respondió con un telegrama dando su autorización, María se unió entonces al 25° Batallón de Reserva del Ejército Imperial Ruso.

El resto de los soldados constantemente se burlaban de ella y la maltrataban, pero eso se acabó cuando la vieron pelear. María, que toda su vida había huido, no escapaba del humo, los gritos, las balas o el pánico. Durante la guerra, fue herida dos veces, y condecorada tres por demostrar valentía en el campo de batalla, ganándose el sobrenombre de Yashka, y el grado de suboficial superior.

En 1917, la Revolución de febrero terminó con el gobierno del Zar Nicolás II quien abdicó. Para mayo de ese año, durante la administración del gobierno provisional el entonces ministro de guerra, Alexandr Kerensky, la autorizó para crear un batallón compuesto íntegramente por mujeres.

María creó entonces el Batallón de la Muerte. Dos mil mujeres, de los más variados orígenes, con profesión y sin ella, jóvenes y mayores, acudieron al llamado para enlistarse. Al final, debido a la férrea disciplina de María, el batallón quedaría conformado por 300 mujeres “de acero”. En las mangas de sus uniformes llevaban el símbolo de una calavera con los huesos cruzados, que significaba un desafío a la muerte.

El 8 de julio de 1917, mientras los hombres vacilaban, las trescientas mujeres comandadas por María entraron en batalla, en lo que sería la última ofensiva rusa de la Primera Guerra Mundial. El batallón de la muerte terminó cuando los bolcheviques tomaron el poder en la Revolución de Octubre.

  • María sería detenida por cargos de contrarrevolucionaria, por lo que huiría una vez más, pero no podría huir de la muerte que la alcanzaría finalmente en 1920 cuando regresó a Rusia cansada de escapar y nostálgica de su hogar.
  • ¿Qué te pareció la lectura? Es interesante conocer la historia de una mujer valiente y combativa que, con su batallón de la muerte, participó no sólo en uno, sino en dos importantes conflictos, poco se habla de la participación de las mujeres durante estos conflictos, sin embargo, hay muchas historias interesantes sobre las acciones que llevaron a cabo, no solo en batalla, sino también como enfermeras y manteniendo en funcionamiento la industria de sus países.

Tal y como sucede en la actualidad. Así es, la Primera Guerra Mundial es un proceso lleno de historias de hombres y mujeres que vivieron situaciones excepcionales en medio de la muerte y la destrucción. Ahora, para entrar en materia y analizar el tema del día de hoy, presta mucha atención a las siguientes preguntas clave:

  • ¿Qué factores propiciaron el fin de la Primera Guerra Mundial?
  • ¿Por qué fue importante la Conferencia de París?
  • ¿En qué consistió el Tratado de Versalles y cómo se relaciona con la Segunda Guerra Mundial?

Se sugiere que las anotes en tu cuaderno para que las vayas respondiendo a medida que se vaya avanzando en el desarrollo de la sesión. Analiza primero los acontecimientos que detonaron lo que algunos historiadores llaman “La crisis de 1917” para referir el inicio del fin de la Primera Guerra Mundial.

  • Después de casi tres años de combates y enfrentamientos, los países involucrados en la guerra comenzaron a sentir sus efectos.
  • En Francia, por ejemplo, hubo huelgas en fábricas metalúrgicas y amotinamientos en diversos pueblos, debido a la escasez de alimentos y a las familias que protestaban por el agotamiento de los soldados en la guerra de trincheras.

En Alemania se dio una división entre los partidarios de continuar la guerra y los que deseaban ponerle fin a las hostilidades. Los partidarios de la guerra se impusieron, y Alemania lanzó una ofensiva submarina irrestricta, es decir que disparaban a cualquier barco en la zona cercana a Inglaterra, sin importar su bandera o si era neutral.

  • Esto fue visto como una amenaza por los norteamericanos ante la destrucción de sus buques cargueros.
  • Por su parte, el Imperio Austrohúngaro también enfrentó conflictos internos: el ejército se vio involucrado en revueltas de rechazo a la guerra y conflictos separatistas, que exigían independencia por parte de húngaros, checos y polacos.

Como ya viste en la sesión pasada, en 1917 Rusia se ve envuelta en una serie de manifestaciones y huelgas que hacen abdicar al zar Nicolás II. Sin embargo, el gobierno provisional siguió enviando soldados al frente, volviéndose impopular, y ocasionando nuevamente levantamientos que llevaron a un nuevo gobierno, el cual firmó el tratado de paz de Brest Litovsky, saliendo así definitivamente de la guerra.

El tratado Brest Litovsky lo firmaron Rusia y los países de la Entente, con él Rusia concluyó su participación en la guerra a cambio, tuvo que renunciar a Finlandia, Polonia, Estonia, Livonia, Lituania, y Ucrania, entre otros territorios que pasaron a ser propiedad de Alemania, Austro Hungría y el Imperio Otomano.

A cambio, el pueblo ruso logró que sus manifestaciones en favor de abandonar la guerra fueran escuchadas. Sin duda uno de los factores decisivos que propició el inicio del fin de la guerra en ese mismo año de 1917, fue la entrada de uno de los países que, hasta entonces, se había mantenido neutral: Los Estados Unidos de América.

Los principales hechos que contribuyeron a tomar esta decisión fueron; el hundimiento de buques cargueros norteamericanos por los submarinos alemanes y el telegrama Zimmermann. Enviado por el ministro alemán Arthur Zimmermann al gobierno mexicano, con el fin de establecer una alianza y obtener su apoyo, a cambio de ayudar a México a recuperar los territorios que había perdido producto de la invasión norteamericana en 1857, pero este mensaje fue interceptado por los servicios de inteligencia británicos, lo que ocasionó la declaración de guerra de los Estados Unidos de América en contra de las potencias centrales.

Con la participación de los Estados Unidos, el curso de la guerra se inclinó en favor de las naciones de la Entente, al recibir casi dos millones de soldados norteamericanos en apoyo a las exhaustas tropas inglesas y francesas. En contraste, el ejército alemán padecía hambre y la moral de sus soldados era muy baja después de la suma de derrotas sufridas por las tropas aliadas en el campo de batalla.

Para 1918, la situación de las potencias centrales era muy complicada, Austria Hungría sufrió una derrota en Italia y las revueltas internas obligaron al emperador Carlos I a abdicar al trono y marcharse al exilio. Por su parte, Alemania también enfrentó disturbios internos que obligaron al káiser Guillermo II a abdicar.

Fue así como, en noviembre de 1918, el gobierno provisional viajó a París para firmar un armisticio con la Triple Entente y poner fin a las hostilidades. Luego de la firma del armisticio, los Estados Unidos de América, el Reino Unido, Francia e Italia, iniciaron un periodo de negociaciones para sentar las bases de un tratado de paz, que culminó seis meses después con la firma del Tratado de Versalles en junio de 1919.

  • ¿Qué propuso el presidente norteamericano Woodrow Wilson en sus 14 Puntos?
  • ¿Quiénes negociaron el Tratado de Versalles y cuándo se firmó?
  • ¿Qué sucedió con Alemania a la firma del Tratado de Versalles?

¿Qué fue el Tratado de Versalles?

https://youtu.be/wdQb2rc0vZ0 Revisa del tiempo 0:24 al 5:15. Como pudiste observar en el video, en sus Catorce Puntos, el presidente Wilson propuso entre otras cosas:

  • El fin de los acuerdos o tratados secretos entre las naciones.
  • Libertad de negociación en la paz y en la guerra.
  • Reducción de los armamentos nacionales.
  • Garantizar la independencia política y la integridad territorial mediante la creación de una Liga de Naciones.

En las negociaciones que dieron lugar al Tratado de Versalles, participaron: Woodrow Wilson de Estados Unidos, David Lloyd de Reino Unido, Georges Clemenceau de Francia y Vittorio Orlando de Italia. Quienes decidieron dejar fuera de las negociaciones y de la firma del Tratado de Versalles, en junio de 1919, nada más y nada menos que a ¡Alemania! Cada uno de los países vencedores llegaron a las negociaciones con intereses muy claros en contra de Alemania.

Gran Bretaña, por ejemplo, pretendía tener ganancias territoriales en las colonias alemanas de África y Asia. Estados Unidos de América, por su parte, solicitaba el pago de indemnizaciones y la creación de un organismo para preservar la paz mundial. Francia también buscaba el pago de indemnizaciones, la ocupación militar de territorios alemanes y la desmilitarización definitiva de Alemania.

Finalmente, Italia también pretendía ganancias en Medio Oriente y África. Ahora que ya conoces las posturas de los países vencedores, revisa qué sucedió con Alemania a la firma del Tratado de Versalles. Si recuerdas en el video, pudiste observar que Alemania tuvo una situación muy difícil porque el Tratado de Versalles le obligó a ceder una parte de su territorio, fue desmilitarizada, y su economía se vio severamente afectada por estar obligada a pagar numerosas indemnizaciones a los países vencedores de la guerra por los daños causados.

Con este tratado Alemania se llevó la peor parte, debido a las sanciones económicas que le fueron impuestas. De hecho, la mayoría de los historiadores coinciden en que dichas sanciones propiciaron la llegada al poder del nazismo en Alemania y, con ello, el inicio de un nuevo conflicto bélico: La Segunda Guerra Mundial.

Otras consecuencias que se pueden mencionar de esta Primera Guerra Mundial y que derivaron en un nuevo orden internacional fueron: el derrumbe de los imperios y el surgimiento de nuevos países. Esto cambió de forma significativa la geografía mundial. Observa con atención, y encuentra las diferencias entre la Europa de antes de la guerra en 1914 y la Europa de 1919, una vez terminada la guerra. Como puedes ver en los mapas que aparecen arriba, del territorio de los imperios alemán y Austrohúngaro surgieron nuevas naciones como Yugoslavia, Checoslovaquia, Estonia, Letonia, Lituania, Finlandia, Austria, Hungría, Polonia, Serbia, Rumania. Mientras que, el Imperio Otomano, se dividió entre, Italia, Grecia, Gran Bretaña y Francia surgiendo nuevas naciones como Arabia, Armenia, Kurdistán Turco, Irak, Siria y Turquía.

Al finalizar la guerra hubo pérdidas humanas que se calculan en aproximadamente 18 millones de personas, entre civiles y militares y, alrededor de 20 millones de soldados heridos. Pérdidas económicas que contribuyeron al desplome de Inglaterra como potencia mundial y al surgimiento de los Estados Unidos de América como nueva potencia económica global.

La fundación de la Liga o Sociedad de las Naciones, con la finalidad de resolver por la vía pacífica todo conflicto internacional y de vigilar el cumplimiento de los tratados de paz. Es importante resaltar que la Liga de las Naciones fue el antecedente de la actual Organización de las Naciones Unidas y quedó conformada por casi todos los países del mundo, a excepción de Alemania, Turquía y la Unión Soviética; aspecto que también contribuyó al estallido de un nuevo conflicto mundial en 1939.

  • El ingreso de los Estados Unidos de América a la guerra en 1917 y la salida de Rusia en ese mismo año.
  • Las revueltas e inconformidades causadas por la guerra en casi todos los países europeos y particularmente en Alemania.

¿Por qué fue importante la Conferencia de París? Respuesta: Porque en ella, se reunieron los países vencedores de la guerra para acordar las condiciones del tratado de paz, mejor conocido como Tratado de Versalles. ¿En qué consistió el Tratado de Versalles y cómo se relaciona con la Segunda Guerra Mundial? Respuesta: El Tratado de Versalles contiene cláusulas de carácter militar, que apuntaron a la desmilitarización de Alemania; cláusulas territoriales para la creación de nuevas naciones y llevar a cabo un nuevo reparto territorial.

También, advierte cuestiones financieras y económicas sobre la navegación aérea y marítima y el reconocimiento de los nuevos límites territoriales con las naciones vencidas; pero, sin duda, la parte más fuerte consistió en el pago que debía hacer Alemania a los países ganadores por concepto de reparaciones de guerra; lo cual afectó gravemente su economía.

Para Alemania, el Tratado de Versalles constituyó una profunda humillación y generó una inconformidad que, años más tarde, alentaría el surgimiento de movimientos fascistas como el nazismo con el ascenso al poder de Adolfo Hitler y con ello, la semilla para el estallido de una nueva guerra mundial.

Has concluido el tema del día de hoy. No olvides que este tema lo podrás encontrar en tu libro de texto, para que lo puedas consultar y así aprender más. Comparte con tu familia lo que has aprendido el día de hoy, porque al dialogar y reflexionar juntos, aprendes más y mejor. El reto de hoy: Retoma elementos del tema del día de hoy, para la construcción de tu carta que estas trabajando en el reto de esta semana.

Si recuerdas el reto consiste en escribir una carta como si fueras un soldado o soldadera de la Primera Guerra Mundial, retomando aspectos relevantes de los temas que vayas revisando en el transcurso de esta semana. ¡Buen trabajo! Gracias por tu esfuerzo.

¿Que le prohibió a Alemania en la Primera Guerra Mundial?

Primera Guerra Mundial: tratados y compensaciones Después de la devastación de la Primera Guerra Mundial, las Potencias Occidentales victoriosas impusieron una serie de duros tratados a los países derrotados. Estos tratados despojaron a las Potencias Centrales (Alemania, Austria-Hungría, junto con la Turquía otomana y Bulgaria) de importantes territorios y les impusieron significativos pagos de compensaciones. Cuando Empezó La Primera Guerra Mundial Casi nunca antes el mapa de Europa se había visto alterado tan fundamentalmente. Como consecuencia directa de la guerra, los Imperios alemán, austro-húngaro, ruso y otomano dejaron de existir. El Tratado de Saint-Germain-en-Laye del 10 de septiembre de 1919 estableció la República de Austria, formada por la mayoría de las regiones de habla alemana quitadas al Estado de los Habsburgo.

  • El Imperio Austríaco cedió tierras de la corona a Estados sucesores recientemente establecidos como Checoslovaquia, Polonia y el Reino de los eslovenos, croatas y serbios al que se llamó Yugoslavia en 1929.
  • También cedió el Tirol del Sur, Trieste, Trentino e Istria a Italia, y Bucovina a Rumania.
  • Un importante punto del tratado impedía que Austria comprometiera su reciente independencia.

Esta restricción le prohibía efectivamente que se unificara con Alemania, un objetivo largamente deseado por los “pangermanistas” y una atractiva meta para el austríaco Adolf Hitler y su Partido Nacionalsocialista (Nazi). La otra parte de la Monarquía austrohúngara, Hungría, también se convirtió en un Estado independiente: en virtud de los términos del Tratado de Trianon (noviembre de 1920), Hungría le cedió Transilvania a Rumania; Eslovaquia y Rutenia Transcarpática a la recientemente formada Checoslovaquia; y otras tierras de la corona húngara a la futura Yugoslavia.

  • El Imperio Otomano firmó el Tratado de Sèvres el 10 de agosto de 1920, que puso fin a las hostilidades con las Potencias Aliadas; pero poco después comenzó la Guerra de la Independencia Turca.
  • La nueva República de Turquía, establecida como consecuencia, firmó el Tratado de Lausana en 1923, que invalidó al de Sèvres y dividió efectivamente al antiguo Imperio Otomano.

En enero de 1918, unos diez meses antes del final de la Primera Guerra Mundial, el presidente estadounidense Woodrow Wilson había escrito una lista de objetivos propuestos para la guerra a los que llamó los “Catorce puntos”. Ocho de estos puntos trataban específicamente sobre acuerdos territoriales y políticos relacionados con la victoria de las Potencias de la Entente, incluyendo la idea de la autodeterminación nacional de las poblaciones étnicas de Europa.

El resto de estos principios se concentraba en evitar la guerra en el futuro, y en el último proponía que una Liga de Naciones arbitrara futuras contiendas internacionales. Wilson esperaba que su propuesta diera lugar a una paz justa y duradera, una “paz sin victoria” a fin de terminar la “guerra para poner fin a todas las guerras”.

Cuando los líderes alemanes firmaron el armisticio, muchos de ellos creían que los Catorce Puntos formarían la base del futuro tratado de paz, pero cuando los jefes de gobierno de Estados Unidos, Gran Bretaña, Francia e Italia se reunieron en París para discutir los términos del tratado, el contingente europeo de los “Cuatro Grandes” tenía otros planes. El Tratado de Versalles, presentado a los líderes alemanes para que lo firmaran el 7 de mayo de 1919, forzaba a Alemania a ceder territorios a Bélgica (Cantones del Este), Checoslovaquia (distrito de Hultschin) y Polonia (Poznan, Prusia Occidental y Alta Silesia).

Alsacia y Lorena, anexadas en 1871 después de la Guerra Franco-Prusiana, volvieron a Francia. Todas las colonias alemanas de ultramar se convirtieron en Mandatos de la Liga de Naciones, y la ciudad de Danzig, con mayoría étnica alemana, se convirtió en una ciudad libre. El tratado exigía la desmilitarización y la ocupación de la región del Rin, y un estatus especial para el Saarland bajo control francés.

El futuro de las áreas del norte de Schleswig en la frontera entre Dinamarca y Alemania y partes de Alta Silesia se determinaría mediante plebiscitos. Quizás la parte más humillante del tratado para la derrotada Alemania era el Artículo 231, comúnmente conocido como “Cláusula de Culpabilidad de la Guerra”, que obligaba a Alemania a aceptar la responsabilidad absoluta del inicio de la Primera Guerra Mundial.

  • Como tal, Alemania era responsable de todos los daños materiales, y el primer ministro de Francia, Georges Clemenceau, insistió particularmente en imponer enormes pagos de compensación.
  • Conscientes de que Alemania probablemente no podría pagar una deuda tan elevada, Clemenceau y los franceses de todos modos temían enormemente que Alemania se recuperara con rapidez y emprendiera una nueva guerra contra Francia.

Por lo tanto, en el sistema de tratados de la posguerra, los franceses intentaron ponerle trabas a los esfuerzos alemanes por recuperar su superioridad económica y rearmarse. Cuando Empezó La Primera Guerra Mundial El ejército alemán se limitaría a 100 mil hombres y se prohibiría el servicio militar obligatorio. El tratado restringía la Armada a buques de menos de 100 mil toneladas y contenía una prohibición de adquirir o tener una flota de submarinos. Además, Alemania tenía prohibido tener fuerza aérea.

  • Alemania estaba obligada a llevar adelante juicios por crímenes de guerra contra el káiser y otros líderes por emprender una guerra de agresión.
  • El Juicio de Leipzig, sin el káiser ni otros líderes nacionales importantes en el banquillo de los acusados, tuvo como consecuencia principalmente absoluciones y fue ampliamente percibido como una farsa, incluso en Alemania.

El recientemente formado gobierno democrático alemán vio al Tratado de Versalles como una “paz impuesta” (Diktat). Sin bien Francia, que había sufrido más en el plano material que los demás miembros del grupo de los “Cuatro Grandes”, había insistido en la dureza de los términos, el tratado de paz en última instancia no ayudó a resolver las disputas internacionales que habían dado origen a la Primera Guerra Mundial.

  1. Por el contrario, tendía a impedir la cooperación intereuropea y complicaba más los problemas subyacentes que habían causado la guerra en primer lugar.
  2. Los horribles sacrificios de guerra y las tremendas pérdidas de vidas, sufridas por todas las partes, pesaron enormemente no solo sobre los perdedores del conflicto, sino también sobre los combatientes del lado ganador, como Italia, cuyos botines de posguerra parecían no guardar relación con el precio que su nación había tenido que pagar en sangre y bienes materiales.

Para las poblaciones de las potencias derrotadas – Alemania, Austria, Hungría y Bulgaria – los respectivos tratados de paz parecían un injusto castigo. Sus gobiernos, ya fuera democráticos como los de Alemania o Austria, o autoritarios, como el caso de Hungría e, intermitentes, en Bulgaria, rápidamente recurrieron a la violación de los términos militares y financieros de los acuerdos.

  • Los esfuerzos por revisar y desafiar las disposiciones más pesadas de la paz se convirtieron en elementos clave en sus respectivas políticas exteriores y resultaron ser elementos desestabilizadores para la política internacional.
  • Por ejemplo, la cláusula de culpabilidad de la guerra, los pagos de compensación que conllevaba y las limitaciones militares alemanas eran particularmente pesados para la mentalidad de la mayoría de los alemanes.

La revisión del Tratado de Versalles representaba una de las plataformas que le dio a los partidos de extrema derecha de Alemania, incluso el Partido Nazi de Hitler, una enorme credibilidad ante la mayoría de los votantes a comienzos de la década de 1920 y 1930. Cuando Empezó La Primera Guerra Mundial Las promesas de rearme, el reclamo del territorio alemán, particularmente en el este, la remilitarización de la región del Rin y la recuperación de la prominencia entre las potencias europeas y mundiales después de una derrota y una paz tan humillantes alimentaron el sentimiento ultranacionalista y contribuyeron a que el promedio de los votantes a menudo pasara por alto los principios más radicales de la ideología nazi.

¿Que le prohibieron a Alemania en la Primera Guerra Mundial?

Las principales fueron: Se le prohibió el servicio militar obligatorio. Su ejército quedó reducido a 100.000 hombres, sin artillería ni aviación. Quedó suprimida la fabricación y uso de armamento pesado. Se desmilitarizó una franja de 50 Km en torno al sector derecho del Rhin.

¿Que tuvo que pagar Alemania en la Primera Guerra Mundial?

La Primera Guerra Mundial acabó el 3 de octubre de 2010. Ese día, coincidiendo con el vigésimo aniversario de la reunificación alemana, la canciller Angela Merkel abonó el último plazo que restaba de las indemnizaciones acordadas por las potencias aliadas en el Tratado de Versalles (1919).

Había pasado casi un siglo. Noventa y un años de pagos, impagos, renegociaciones, condonaciones y cancelaciones, que alargaron las consecuencias económicas de la Gran Guerra hasta casi nuestros días. ¿Cuánto debía pagar Alemania? “El asunto de las reparaciones causó más problemas, discusiones, rencores y retrasos que cualquier otro punto del tratado”.

Esta frase del banquero Thomas Lamont, que participó en la Conferencia de Paz de París como representante del departamento del Tesoro de Estados Unidos, refleja las dificultades que tuvieron los aliados para poner precio a la guerra. El dilema era el siguiente. Tren transportando material de las reparaciones de guerra Bundesarchiv, Bild 183-R02190 / CC-BY-SA 3.0 Si, por el contrario, la cantidad era demasiado baja, Alemania, que apenas había sufrido daños materiales en su territorio y mantenía su industria prácticamente intacta, podría recuperarse rápidamente y convertirse en una nueva amenaza para los países de su entorno, sobre todo para las devastadas Bélgica y Francia, muy perjudicadas por la política de “tierra quemada” perpetrada por las tropas alemanas durante su retirada.

Finalmente, tras dos años de negociaciones, en mayo de 1921 se alcanzó un acuerdo: Alemania debía pagar 132.000 millones de marcos de oro, unos 33 millones de dólares. ¿Cómo fue recibida esta noticia? Una parte de los aliados, sobre todo desde el ámbito angloamericano, consideró que era una suma excesiva,

En su influyente ensayo Las consecuencias económicas de la paz (1919), John Maynard Keynes, representante del Tesoro británico, calificó la paz como “cartaginesa”, un acto de “codicia estúpida” que “reducía a Alemania a la servidumbre” y “completaba la destrucción económica que la guerra había causado a Europa”.

¿Cuáles son los países que participaron en la Primera Guerra Mundial?

La Primera Guerra Mundial marcó el primer gran conflicto internacional del siglo XX. El asesinato del archiduque Francisco Fernando, heredero de la corona austro-húngara, y de su esposa, la archiduquesa Sofía, en Sarajevo el 28 de junio de 1914, dio inicio a las hostilidades, que comenzaron en agosto de 1914, y continuaron en varios frentes durante los cuatro años siguientes. Durante la Primera Guerra Mundial, las Potencias de la Entente – Gran Bretaña, Francia, Serbia y la Rusia Imperial (a las que más tarde se unieron Italia, Grecia, Portugal, Rumania y Estados Unidos) – lucharon contra las Potencias Centrales: Alemania y Austria-Hungría (a las que más tarde se incorporaron la Turquía Otomana y Bulgaria ).

El entusiasmo inicial de todas las partes respecto a una victoria rápida y decisiva se desvaneció cuando la guerra se empantanó en un punto muerto de costosas batallas y guerra de trincheras, particularmente en el frente occidental. El sistema de trincheras y fortificaciones en el oeste se extendió en su punto máximo a 475 millas (764 km), aproximadamente desde el Mar del Norte hasta la frontera suiza, y definieron la guerra para la mayoría de los combatientes norteamericanos y de Europa Occidental.

La vasta extensión del frente oriental impedía una guerra de trincheras a gran escala, pero la escala del conflicto era equivalente a la del frente occidental. También hubo intensos combates en el norte de Italia, en los Balcanes y en la Turquía otomana.

  • Los combates tuvieron lugar en el mar y, por primera vez, en el aire.
  • En abril de 1917, se produjo un cambio decisivo en las hostilidades cuando la política de guerra submarina irrestricta de Alemania sacó a Estados Unidos del aislacionismo y lo llevó al centro del conflicto.
  • Las nuevas tropas y el nuevo material de la Fuerza Expedicionaria Estadounidense (American Expeditionary Force, AEF) bajo el mando del General John J.

Pershing, junto con el bloqueo en constante aumento de los puertos alemanes, a la larga ayudaron a cambiar el equilibrio del esfuerzo bélico a favor de la Entente. Apenas conseguida, esta ventaja para las fuerzas de la Entente fue compensada por los sucesos que tuvieron lugar en el teatro de operaciones oriental de la guerra.

Desde comienzos de 1917, Rusia, una de las potencias principales de la Entente, había sufrido una gran agitación. En febrero de ese año, el mal manejo de la guerra por parte del gobierno zarista había contribuido a inspirar un levantamiento popular: la Revolución de Febrero. La revolución forzó la abdicación del zar Nicolás II y puso en el poder un Gobierno Provisional de facciones liberales y socialistas, que a fin de cuentas estaba bajo el mando del miembro del partido Socialista Revolucionario, Alexander Kerensky.

Este breve experimento con la democracia pluralista fue caótico y, en los meses del verano, el continuo deterioro del esfuerzo bélico y una situación económica cada vez más calamitosa provocó disturbios por parte de los trabajadores, los soldados y los marinos rusos (“Los días de julio”). El 24 y 25 de octubre de 1917, las fuerzas bolcheviques (izquierda socialista) al mando de Vladimir Lenin tomaron los principales edificios del Gobierno y asaltaron el Palacio de Invierno y luego la sede del nuevo Gobierno en la capital de Rusia, Petrogrado (actual San Petersburgo).

  1. La “Gran Revolución Socialista de Octubre”, el primer golpe marxista exitoso de la historia, desalojó al ineficaz Gobierno Provisional y finalmente estableció una República Socialista Soviética bajo la dirección de Lenin.
  2. Las radicales reformas sociales, políticas, económicas y agrarias del nuevo Estado soviético en los años de la posguerra inquietarían a los gobiernos democráticos occidentales que, temían tanto la expansión del comunismo por toda Europa, que estuvieron dispuestos a transigir o sosegar a regímenes de derecha (incluyendo a la Alemania nazi de Adolf Hitler ) en las décadas de 1920 y 1930.

Pero el efecto inmediato de la Revolución Rusa en el escenario europeo fue una brutal y prolongada guerra civil en tierras rusas (1917-1922) y la decisión de los líderes bolcheviques de hacer las paces por separado con la Alemania del Kaiser. Cuando las negociaciones fracasaron totalmente debido a las exigencias alemanas, el ejército alemán lanzó una ofensiva general en el frente oriental, que produjo el Tratado de Paz de Brest-Litovsk el 6 de marzo de 1918.

Pese a los éxitos alemanes (sacar a la Rusia bolchevique de la guerra a fines del invierno de 1918 y llegar a las puertas de París durante el verano), los ejércitos de la Entente repelieron al ejército alemán en el río Marne. En los meses del verano y el otoño de 1918, avanzaron sostenidamente contra las líneas alemanas en el frente occidental (“Ofensiva de los cien días”).

Las Potencias Centrales comenzaron a rendirse, comenzando con Bulgaria y el Imperio Otomano, en septiembre y octubre, respectivamente. El 3 de noviembre, las fuerzas austrohúngaras firmaron una tregua cerca de Padua, Italia. En Alemania, el amotinamiento de marinos de la armada en Kiel desencadenó una amplia revuelta en las ciudades costeras alemanas, y en las principales áreas municipales de Hannover, Frankfurt del Meno y Munich. El 9 de noviembre de 1918, en medio del descontento generalizado y tras haber sido abandonado por los comandantes del ejército alemán, el emperador (káiser) Guillermo II abdicó el trono alemán. Ese mismo día, el delegado del SPD Philipp Scheidemann proclamó la República de Alemania, con un gobierno provisional dirigido por Friedrich Ebert.

Dos días más tarde, representantes alemanes, dirigidos por Matthias Erzberger del partido Centro Católico (Zentrum), se reunieron en un vagón en el Bosque de Compiègne con una delegación de las potencias victoriosas de la Entente al mando del Mariscal de Campo francés Ferdinand Foch, comandante general de las fuerzas de la Entente, y aceptaron los términos del armisticio,

A las 11 de la mañana del 11 de noviembre (11/11) de 1918 cesaron los combates en el frente occidental. La “Gran Guerra”, como la llamaron sus contemporáneos, había llegado a su fin, pero la enorme repercusión del conflicto en las esferas política, económica, social e internacional resonaría durante las décadas siguientes.

  1. La Primera Guerra Mundial representó una de las guerras más destructivas de la historia moderna.
  2. Como consecuencia de las hostilidades murieron casi diez millones de soldados, cifra que supera ampliamente la suma de las muertes de militares de todas las guerras de los cien años anteriores.
  3. Si bien es difícil determinar con precisión las estadísticas de las bajas, se calcula que 21 millones de hombres fueron heridos en combate.

Las enormes pérdidas a ambos lados del conflicto, en parte, fueron el resultado de la introducción de nuevas armas, como la ametralladora y el gas, así como el hecho de que los jefes militares no adaptaron sus tácticas a la naturaleza crecientemente mecanizada de la guerra.

  1. La política de desgaste, particularmente en el frente occidental, les costó la vida a cientos de miles de soldados.
  2. El 1 de julio de 1916, la fecha en que se produjo la mayor pérdida de vidas en un solo día, en Somme sólo el ejército británico sufrió más de 57.000 bajas.
  3. Alemania y Rusia registraron la mayor cantidad de muertes de militares: aproximadamente 1.773.700 y 1.700.000, respectivamente.

Francia perdió el 16% de sus fuerzas movilizadas, la tasa de mortalidad más alta en relación con las tropas desplegadas. Ningún organismo oficial llevó una cuenta minuciosa de las pérdidas de civiles durante los años de la guerra, pero los estudiosos afirman que 13 millones de no combatientes murieron como consecuencia directa o indirecta de las hostilidades. La mortalidad de las poblaciones de militares y civiles llegó al punto máximo al final de la guerra con el brote de la “gripe española”, la más mortífera epidemia de influenza de toda la historia.

¿Qué motivo a Estados Unidos a participar en la Primera Guerra Mundial?

La Primera Guerra Mundial y el despertar internacional de los Estados Unidos –

Autores: José Antonio Montero Jiménez Localización: Temas para el debate, ISSN 1134-6574, Nº.237-238 (ag.-sept.), 2014 (Ejemplar dedicado a: Consecuencias de la Primera Guerra Mundial), págs.39-41 Idioma: español Texto completo no disponible (Saber más,) Resumen

La participación de Estados Unidos en la Primera Guerra Mundial puso fin a su aislacionismo internacional y le situó como pieza clave del sistema internacional. Al estallar la Primera Guerra Mundial los Estados Unidos se presentaron como una nación neutral, que comerciaba libremente con ambos bandos. Pero comenzó a tener crecientes enfrentamientos con Alemania y lazos comerciales y financieros cada vez más estrechos con los aliados. El temor a que una Alemania victoriosa pudiera continuar con sus planes expansionistas en el Nuevo Continente llevaron al Presidente Wilson a decidir en 1917 la intervención de los Estados Unidos en la guerra.

¿Cuándo se inició la Segunda Guerra Mundial?

Como consecuencia de la Segunda Guerra Mundial murieron 55 millones de personas en todo el mundo. Fue el conflicto más grande y destructivo de toda la historia. Alemania invadió Polonia el 1 de septiembre de 1939 y así dio inicio a la Segunda Guerra Mundial.

Como respuesta, Gran Bretaña y Francia le declararon la guerra a Alemania. Las fuerzas alemanas invadieron Europa occidental en la primavera de 1940. Alentada por los alemanes, la Unión Soviética ocupó los estados bálticos en junio de 1940. Italia, miembro del Eje (países aliados con Alemania), se sumó a la guerra el 10 de junio de 1940.

Del 10 de julio al 31 de octubre de 1940, los nazis libraron, y finalmente perdieron, una batalla aérea contra Inglaterra, conocida como la Batalla de Gran Bretaña. Después de tomar la región balcánica al invadir Yugoslavia y Grecia el 6 de abril de 1941, los alemanes y sus aliados invadieron la Unión Soviética el 22 de junio de 1941, en absoluta violación del Pacto Alemán-Soviético, En junio y julio de 1941, los alemanes también ocuparon los estados bálticos.

El líder soviético Joseph Stalin pasó a ser un líder principal de las naciones aliadas en tiempos de guerra que se oponía a la Alemania nazi y a sus aliados del Eje. Durante el verano y el otoño de 1941, las tropas alemanas se adentraron profundamente en la Unión Soviética. El 6 de diciembre de 1941, las tropas soviéticas lanzaron una importante contraofensiva.

Un día después, el 7 de diciembre de 1941, Japón (una de las potencias del Eje) bombardeó Pearl Harbor, Hawái; como consecuencia, Estados Unidos ingresó a la guerra en alianza con Gran Bretaña y la Unión Soviética. En mayo de 1942, la Real Fuerza Aérea Británica llevó adelante un asalto a la ciudad alemana de Colonia con mil bombarderos, y esta fue la primera batalla en territorio alemán.

Durante los tres años siguientes, las fuerzas aéreas aliadas bombardearon sistemáticamente ciudades y plantas industriales de todo el Reich, con lo que en 1945 habían reducido a escombros a buena parte de las zonas urbanas de Alemania. En el frente oriental, durante el verano de 1942, los alemanes y sus aliados del Eje reanudaron su ofensiva en la Unión Soviética con el fin de capturar Estalingrado sobre el río Volga, así como la ciudad de Bakú y los yacimientos petrolíferos del Cáucaso.

A fines del verano de 1942, la ofensiva alemana se detuvo en ambos frentes. En noviembre, las tropas soviéticas lanzaron una contraofensiva en Estalingrado y, el 2 de febrero de 1943, el sexto ejército alemán se rindió ante los soviéticos. Los alemanes organizaron una ofensiva más en Kursk en julio de 1943, la mayor batalla con tanques de la historia, pero las tropas soviéticas debilitaron el ataque y ganaron una supremacía militar que no volverían a abandonar mientras dure la guerra.

  • En julio de 1943, los aliados desembarcaron en Sicilia y, en septiembre, lo hicieron en la Italia continental.
  • Después de que el Gran Consejo del Partido Fascista Italiano depuso al primer ministro italiano Benito Mussolini (un aliado de Hitler), el ejército italiano tomó el poder y negoció la rendición de las fuerzas anglo-estadounidenses el 8 de septiembre.

Las tropas alemanas apostadas en Italia tomaron el control de la mitad norte de la península y continuaron resistiendo. Mussolini, que había sido arrestado por las autoridades militares italianas, fue rescatado por comandos alemanes de las SS en septiembre y estableció (bajo supervisión alemana) un régimen títere neofascista en el norte de Italia. El 6 de junio de 1944 (el día D ), como parte de una operación militar masiva, más de 150 mil soldados aliados desembarcaron en Francia, que fue liberada a fines de agosto. El 11 de septiembre de 1944, las primeras tropas estadounidenses cruzaron hacia Alemania, un mes después de que las tropas soviéticas cruzaron la frontera este.

  1. A mediados de diciembre, los alemanes lanzaron un infructuoso contraataque en Bélgica y en el norte de Francia, conocido como la Batalla de las Ardenas.
  2. Las fuerzas aéreas aliadas atacaron las plantas industriales nazis, como la que se encontraba en el campo de Auschwitz (pero los ataques nunca se dirigían a las cámaras de gas ).

El 12 de enero de 1945, los soviéticos iniciaron una ofensiva liberando Polonia occidental y obligando a Hungría (aliada del Eje) a rendirse. A mediados de febrero de 1945, los Aliados bombardearon la ciudad alemana de Dresde y asesinaron a unos 35 mil civiles.

  • Las tropas estadounidenses cruzaron el río Rin el 7 de marzo de 1945.
  • El 16 de abril de 1945, una ofensiva final soviética permitió que las fuerzas soviéticas cercaran Berlín, capital de Alemania.
  • El 30 de abril de 1945, mientras las tropas soviéticas avanzaban hacia la Cancillería del Reich, Hitler se suicidó.

El 7 de mayo de 1945, Alemania se rindió incondicionalmente ante los Aliados occidentales en Reims y el 9 de mayo ante los soviéticos en Berlín. La guerra en el Pacífico terminó en agosto, inmediatamente después de que Estados Unidos lanzó bombas atómicas en las ciudades japonesas de Hiroshima y Nagasaki; bombardeo que ocasionó la muerte de 120 mil civiles.

Adblock
detector