Dolor De Cabeza En Niños Cuando Preocuparse - []

Dolor De Cabeza En Niños Cuando Preocuparse

Dolor De Cabeza En Niños Cuando Preocuparse
Cuándo consultar al médico – La mayoría de los dolores de cabeza no son graves, pero busca atención médica de inmediato si los dolores de cabeza de tu hijo:

Despiertan a tu hijo del sueño Empeoran o se vuelven más frecuentes Cambian la personalidad de tu hijo Siguen a una lesión, como un golpe en la cabeza Presentan vómitos persistentes o cambios visuales Están acompañados de fiebre y dolor o rigidez en el cuello

Habla con el médico de tu hijo si estás preocupado o tienes preguntas sobre los dolores de cabeza de tu hijo. Distintos factores pueden causar que tu hijo sufra de dolores de cabeza. Los factores incluyen:

Enfermedad e infección. Las enfermedades comunes como resfriados, gripe e infecciones en los oídos y los senos paranasales son algunas de las causas más frecuentes de los dolores de cabeza en los niños. En muy raras ocasiones, la meningitis o la encefalitis pueden causar dolores de cabeza. Traumatismo craneal. Las protuberancias y los moretones pueden causar dolores de cabeza. Aunque la mayoría de los traumatismos craneales son menores, busca atención médica inmediata si tu hijo se cae con fuerza de cabeza o recibe un golpe fuerte en esta. Además, comunícate con un médico si el dolor de cabeza de tu hijo empeora constantemente después de una lesión en la cabeza. Factores emocionales. El estrés y la ansiedad, quizás provocados por problemas con los compañeros, los maestros o los padres, pueden desempeñar un papel importante en los dolores de cabeza de los niños. Es posible que los niños con depresión se quejen de dolores de cabeza, particularmente si tienen dificultad para reconocer los sentimientos de tristeza y de soledad. Predisposición genética. Los dolores de cabeza, particularmente las migrañas, tienden a ser hereditarios. Ciertos alimentos y bebidas. Los nitratos (un conservante alimenticio que se encuentra en las carnes curadas, como el tocino, la mortadela y los perritos calientes) pueden desencadenar dolores de cabeza, al igual que el glutamato monosódico, un aditivo alimenticio. Además, demasiada cafeína (presente en las gaseosas, los chocolates y las bebidas isotónicas) puede causar dolores de cabeza. Problemas en el cerebro. En raras ocasiones, un tumor cerebral o un absceso o sangrado en el cerebro pueden ejercer presión sobre áreas de este y causar un dolor de cabeza crónico que empeora. Sin embargo, en estos casos generalmente hay otros síntomas, como problemas visuales, mareos y falta de coordinación.

Cualquier niño puede tener dolores de cabeza, pero son más comunes en estos grupos:

Niñas después de llegar a la pubertad Niños que tienen antecedentes familiares de dolores de cabeza o migrañas Adolescentes más grandes

Lo siguiente puede ayudarte a prevenir los dolores de cabeza o a reducir la intensidad de los dolores de cabeza en los niños:

Practica comportamientos saludables. Los comportamientos que promueven la buena salud general también pueden ayudar a prevenir los dolores de cabeza de tu hijo. Estas medidas de estilo de vida incluyen dormir lo suficiente, hacer actividad física, comer comidas y refrigerios saludables, beber hasta ocho vasos de agua al día y limitar la cafeína. Reduce el estrés. El estrés y los horarios ocupados pueden aumentar la frecuencia de los dolores de cabeza. Mantente alerta ante las cosas que puedan causar estrés en la vida de tu hijo, tales como la dificultad para hacer las tareas escolares o las relaciones tensas con sus compañeros. Si los dolores de cabeza de tu hijo están relacionados con la ansiedad o la depresión, considera hablar con un consejero. Mantén un diario sobre los dolores de cabeza. Un diario puede ayudarte a determinar qué causa los dolores de cabeza de tu hijo. Anota cuándo comienzan los dolores de cabeza, cuánto duran y qué proporciona alivio, en tal caso. Registra la respuesta de tu hijo al tomar cualquier medicamento para aliviar el dolor de cabeza. Con el tiempo, los elementos que anotes en el diario sobre los dolores de cabeza deben ayudarte a entender los síntomas de tu hijo para que puedas tomar medidas preventivas específicas. Evita los desencadenantes de los dolores de cabeza. Evita cualquier alimento o bebida, como los que contienen cafeína, que parezca desencadenar los dolores de cabeza. Tu diario sobre los dolores de cabeza puede ayudarte a determinar qué es lo que provoca los dolores de cabeza de tu hijo, para que sepas qué debes evitar. Sigue el plan del médico. Es posible que el médico recomiende medicamentos preventivos si los dolores de cabeza son intensos, ocurren diariamente e interfieren en el estilo de vida normal de tu hijo. Ciertos medicamentos que se toman a intervalos regulares (como algunos antidepresivos, anticonvulsivos o betabloqueadores) pueden reducir la frecuencia y la intensidad de los dolores de cabeza.

¿Cuando un dolor de cabeza es peligroso en niños?

Si el dolor comienza de forma repentina y cada vez va a más en intensidad y frecuencia y no responde al tratamiento que normalmente funciona. Si le ha causado fiebre y vómitos inexplicables (en un niño que no se sepa que es migrañoso). Si se producen alteraciones de la visión. Si tiene la tensión alta.

¿Cuándo ir a urgencias por dolor de cabeza niños?

Situaciones en las que se hace imprescindible pedir cita con nuestro pediatra: –

  • Cuando el dolor afecte al sueño del niño: lo despierta, no le deja dormir.
  • Si aparecen vómitos o problemas de visión debido al dolor.
  • Cuando se repite frecuentemente durante días o semanas.
  • Si el dolor lo vuelve irritable, huraño e introvertido. Es decir, si cambia su personalidad de manera brusca.
  • Si el dolor de cabeza va acompañado de cuadros de fiebre y de dolor o rigidez de cuello.
  • Mención especial son los dolores que aparecen tras una lesión o golpe en la cabeza. En este caso, se debe acudir a urgencias rápidamente, sobre todo si el niño presenta vómitos.

¿Qué tan peligroso puede ser un dolor de cabeza?

Cuándo consultar al médico – Los dolores de cabeza ocasionales son frecuentes y, por lo general, no requieren atención médica. Sin embargo, consulta con el médico en los siguientes casos:

Habitualmente tienes dos o más dolores de cabeza por semana Tomas un analgésico para los dolores de cabeza la mayoría de los días Para aliviar los dolores de cabeza, necesitas una dosis mayor de analgésicos de venta libre que la dosis recomendada El patrón del dolor de cabeza cambia o los dolores de cabeza empeoran Los dolores de cabeza son incapacitantes

Busca atención médica si el dolor de cabeza tiene las siguientes características:

Es repentino e intenso Está acompañado de fiebre, rigidez en el cuello, desorientación, convulsiones, visión doble, debilidad, entumecimiento o dificultad para hablar Aparece después de una lesión en la cabeza Empeora a pesar de descansar y tomar analgésicos

¿Cómo saber si un niño tiene migraña?

¿Las migrañas tienen distintas etapas? – Las migrañas suelen desarrollarse en etapas:

  1. Fase premonitoria o de advertencia : cansancio, cuello rígido, cambios de humor (puede durar hasta 24 horas).
  2. Aura : ver puntos y líneas serpenteantes, mareos, debilidad, aturdimiento o confusión. Estos síntomas, que no ocurren en todos los tipos de migraña, podrían durar hasta una hora.
  3. Dolor de cabeza o ataque : dolor fuerte, dolor pulsátil con náuseas, vómitos y sensibilidad a la luz.
  4. Resolución : en algunos niños, el sueño resuelve el dolor de cabeza.
  5. Recuperación : sensación de cansancio (que puede durar de horas a días).

¿Cuánto es lo máximo que puede durar un dolor de cabeza?

Dolores de cabeza tensionales ocasionales – Los dolores de cabeza tensionales ocasionales pueden durar de 30 minutos a una semana. Los dolores de cabeza tensionales ocasionales o frecuentes se producen menos de 15 días por mes, durante al menos tres meses. Los dolores de cabeza tensionales ocasionales o frecuentes pueden convertirse en crónicos.

¿Qué son los signos de alarma en los niños?

¿Cuáles son los signos y síntomas de alarma en la primera infancia? – En EPS Famisanar, te recomendamos prestar atención a los siguientes signos y síntomas en menores de 6 años:

Complicaciones para tomar el pecho o beber. Vómito: si el recién nacido vomita todo lo que toma. Si está muy dormido y es difícil despertarlo o si tiene un llanto muy débil. Movimientos anormales como temblores o sacudidas. Respiración muy rápida, hundimiento de costillas al respirar, o presencia de pausas o ruidos en la respiración. Piel muy pálida o de color azulado. Temperatura inferior a 36ºC, o mayor a 38ºC. Ausencia de deposiciones por más de dos días y/o distención abdominal. Orina escaza y necesidad de menos de 3 pañales al día. Presencia de deposiciones blancas, negras o con sangre. Delgadez, cambios en el color del cabello, inflamación de piernas o brazos. Fontanela abombada, es decir, punto blando y abombado en la parte superior de la cabeza (en menores de un mes). Secreción purulenta en el ombligo, mal olor o enrojecimiento en la piel que está alrededor (en menores de 15 días).

Ante la presencia de alguno de estos signos/síntomas, debes acudir a tu IPS Primaria.

¿Cuándo hay que ir al hospital por un dolor de cabeza?

Cuándo acudir a Emergencia por dolor de cabeza – INCN

  • Si el dolor de cabeza es intenso, repentino y se incrementa al realizar movimiento o esfuerzo y va acompañado de fiebre, vómitos rápidos y trastorno de conciencia, puede ser síntoma de una enfermedad grave, por lo que se aconseja acudir de inmediato al hospital más cercano.
  • Si el dolor de cabeza es intenso, repentino y se incrementa al realizar movimiento o esfuerzo y va acompañado de fiebre, vómitos rápidos y trastorno de conciencia, puede ser síntoma de una enfermedad grave, por lo que se aconseja acudir de inmediato al hospital más cercano.
  • Así, lo aconseja la médico neuróloga del Instituto Nacional de Ciencias Neurológicas, María Elena Novoa Mosquera, quien precisa que el dolor de cabeza o cefalea se ha convertido en uno de las primeras causas de atención en la Emergencia del Instituto Nacional de Ciencias Neurológicas (INCN).
  • Al respecto, indicó que aunque el 90% de estos casos son benignos y pueden tratarse en consulta externa, el otro 10% puede estar relacionado a la aparición de enfermedades cerebrales y debemos prestarle atención.
  • Precisó que las causas del dolor de cabeza son múltiples, la mayoría conocidas como cefaleas primarias: tensional y migraña, ocurren por una mala función del cerebro.

La de tipo tensional aparece por tensión de los músculos de la cara, el cuello y los hombros debido a posturas incorrectas, estrés y/o cansancio. En tanto, la migraña se caracteriza porque el dolor se presenta en la mitad del cráneo, aunque puede ser también bilateral y su origen es por inflamación del vaso sanguíneo o algunos nervios del cerebro.

  1. Cuando el dolor es intenso, repentino y aumenta con el movimiento o esfuerzo y viene seguido de fiebre, vómitos explosivos y trastorno de conciencia, es momento de acudir o llevar a la persona de inmediato al establecimiento de salud más cercano para que reciba atención médica.
  2. Recomendaciones
  3. Debido a que existen más de 300 tipos de cefalea, es necesario consultar con el médico especialista (neurólogo) para hacer un diagnóstico y descartar enfermedades graves.
  4. Los medicamentos para el dolor de cabeza siempre se deben tomar por indicación médica para no generar problemas de resistencia que podrían transformar el dolor leve a severo.
  5. Oficina de Comunicaciones 30 de octubre de 2019.

: Cuándo acudir a Emergencia por dolor de cabeza – INCN

¿Cuándo hay que ir al hospital por dolor de cabeza?

El dolor es súbito y muy intenso. El dolor aparece por primera vez en personas mayores que no lo habían sufrido antes. El dolor despierta por la noche. El dolor impide realizar cualquier actividad habitual como ir a trabajar o al colegio.

¿Cómo saber si tengo algo grave en la cabeza?

Dolor de cabeza. Pérdida del conocimiento durante un lapso bastante corto. Pérdida de la memoria (amnesia) de hechos ocurridos antes de la lesión o inmediatamente después. Náuseas y vómitos.

¿Qué es la cefalea es peligrosa?

Cefalea es el término médico del dolor de cabeza y todos, alguna vez, la hemos padecido. La mayoría de las veces se presenta como un evento aislado o esporádico y no le prestamos atención pues no es intensa ni frecuente y no interfiere con nuestras actividades.

Para una minoría de personas, al contrario, la cefalea es tan seria que se convierte en un factor determinante de bajo desempeño laboral y social. En otras ocasiones – las menos frecuentes – la cefalea es el indicador de una enfermedad grave que puede poner en riesgo la vida. ​ Este amplio abanico de posibilidades hace necesario diferenciar qué pacientes tienen mayor probabilidad de tener una causa peligrosa de su dolor de cabeza, es decir, hay que saber reconocer algunos signos de alarma que nos sugieran que una enfermedad peligrosa está causando el dolor.

Entre los principales signos de alarma de alarma de las cefaleas tenemos a los siguientes. ​ ​ 1. Cefalea de inicio súbito Cuando la cefalea se inicia de forma repentina entonces se debe valorar la posibilidad de una hemorragia intracraneal pues es característico que en las hemorragias cerebrales se produzca una cefalea de inicio súbito, que se produce en el momento del sangrado.

Esto se origina porque la invasión de la sangre en el cráneo aumenta la presión intracraneal, produciendo dolor. Una causa frecuente de hemorragia cerebral es la ruptura de un aneurisma cerebral. ​ 2. Cefalea asociada a fiebre Si el dolor de cabeza se acompaña de fiebre de origen no claro (es decir, no se encuentra una causa evidente para la fiebre), siempre debe tenerse presente que existe la posibilidad de que el paciente esté haciendo una meningitis.

Cuando existe la sospecha de esta peligrosa enfermedad se debe hospitalizar al paciente para monitorizarlo y hacerle una punción lumbar, pues la única manera de confirmar una meningitis es a través de la punción lumbar. ​ 3. Cefalea en pacientes oncológicos o inmunodeprimidos Cuando se atiende a un paciente con cáncer siempre hay que estar atentos a la posibilidad de que el paciente tenga metástasis cerebral.

Por eso, si un paciente oncológico comienza a tener dolores de cabeza debe realizarse un examen de tomografía o resonancia con contraste para estar seguros de que el origen de dicho dolor no sea un tumor intracerebral. Existen algunos cánceres que tienen predilección por hacer metástasis en el cerebro, entre los que tenemos cáncer de pulmón, cáncer de mama, cáncer de tiroides y melanoma.

De la misma manera, cuando un paciente es inmunodeprimido, ya sea porque tiene la infección por el VIH o ya sea porque toma medicamentos inmunosupresores, tiene predisposición a padecer infecciones oportunistas intracerebrales. Dentro de ellas, la toxoplasmosis cerebral es frecuente en pacientes con SIDA.

Por lo anteriormente dicho, está indicado hacer un estudio de imagen cerebral en todo paciente inmunodeprimido que tiene cefalea. ​ 4. Cefalea asociada a focalización neurológica Más evidente resulta la importancia de las cefaleas que se asocian a focalización neurológica. Llamamos focalización neurológica a los síntomas que se producen cuando se altera alguna función neurológica que depende del cerebro.

Así, por ejemplo, si el dolor de cabeza se asocia a debilidad de una mitad del cuerpo, entonces parece claro que debe estar ocasionado por alguna enfermedad cerebral. Así mismo si, por ejemplo, la cefalea se acompaña de trastorno del habla entonces es muy probable que haya una lesión del encéfalo como causa de los síntomas.

Siempre que la cefalea se acompaña de focalización neurológica hay que explorar el encéfalo a través de algún examen de neuroimágenes. ​ 5. Cefalea de inicio en la ancianidad Cuando la cefalea debuta en la ancianidad siempre debe valorarse la posibilidad de que se trate de una situación seria pues varias enfermedades graves que causan dolor de cabeza son más frecuentes en la tercera edad.

Entre ellas tenemos los hematomas durales y los tumores cerebrales. Además, es inusual que la migraña o la cefalea tensional inicie en la edad avanzada, por lo que se hace menos probable que estas enfermedades no peligrosas sean las que estén ocasionando la cefalea.

  • Siempre debe estudiarse con neuroimágenes a un paciente cuya cefalea ha iniciado en la vejez.
  • CITAS Para programar una cita puedes llamar al número telefónico que se muestra abajo.
  • Si requieres alguna orientación, puedes leer mis artículos en la sección Artículos de interés o escribirme a mi correo electrónico Ir a Contacto que gustoso te atenderé.

​ Mi consultorio queda en: Av. General Garzón 2229 Jesús María ​ Tel: 989 675 766 También puedes leer mis artículos respecto otros tópicos de enfermedades neurológicas con dolor en los siguientes enlaces: ​ ¿Existe la cefalea tensional? Ir Me duele la columna ¿debo operarme? Ir ¿Por qué me duele la pierna ? Ir ¿Cómo es la migraña? Ir El Herpes Zoster Ir Y puedes ver mis entrevistas (videos) acerca de estos temas en los siquientes link: ​ Cefaleas y la migraña Ir Migraña (parte 1) Ir Migraña (parte 2) Ir Signos de alarma de las cefaleas Ir ¿Cómo se trata la crisis de migraña? Ir ¿Por qué me duele la cara? Ir El doloroso herpes zoster Ir 6.

You might be interested:  Cuando Sale Fall Guys Gratis

Cefalea persistente (más aún si progresa) La cefalea es, por lo general, un síntoma fluctuante, es decir su intensidad aumenta y disminuye a lo largo del tiempo. Es usual en las migrañas o las cefaleas tensionales que los periodos de crisis de cefalea se intercalen con otros en los que no haya nada de dolor.

Cuando el dolor de cabeza se mantiene en el tiempo, en los días y semanas, o si aumenta progresivamente, entonces debe valorarse la posibilidad de que la causa de la cefalea sea una enfermedad seria, como un tumor cerebral o algún hematoma intracraneal que está creciendo poco a poco.

  1. ​ 7. Cefalea con deterioro de conciencia A pesar de que sea muy intensa, la cefalea no debe hacer que la persona se torne somnolienta o confusa.
  2. Si eso sucede entonces existe la posibilidad de que se esté produciendo una encefalitis o de que algo esté lesionando áreas cerebrales que tengan relación con el estado de conciencia, tales como el tronco cerebral, los tálamos o el hemisferio cerebral derecho.

​ 8. Cefalea con síntomas acompañantes: convulsiones, vómitos, disminución visual Si el dolor de cabeza se presenta en paralelo a convulsiones (en alguien que no sufre de epilepsia) es altamente probable que la cefalea se deba a una lesión estructural del cerebro que, al mismo tiempo, produzca dolor y que irrite a la corteza encefálica.

El abanico de posibilidades se abre mucho en estos casos pues son muy amplias las posibles causas, desde neoplasias cerebrales hasta trombosis de venas encefálicas. Por otro lado, cuando la cefalea se acompaña de vómitos o de disminución de la agudeza visual existe la posibilidad de que haya aumentado la presión adentro del cráneo por algún proceso expansivo.

Sin embargo, hay que considerar que en la migraña también pueden existir vómitos, sin que represente un aumento de la presión intracraneal. Así mismo, la visión puede afectarse por diferentes factores e, incluso, puede tratarse de una impresión solo subjetiva.

​ Los dos tipos más frecuentes de cefalea son la migraña, y la cefalea tensional. Ninguna de ellas representa un riesgo para la vida, pero pueden ser tan intensas como para que limiten seriamente las actividades cotidianas. La migraña se caracteriza por comprometer preferentemente la región anterior de la cabeza, con frecuencia se acompaña de dolor ocular y puede ser unilateral.

No es raro que se acompañe de náuseas, fotofobia o sonofobia. La cefalea tensional, por el contrario, compromete la región posterior y con frecuencia se acompaña de dolor en el cuello y sensación de adormecimiento (parestesias). Se suele presentar en momentos de compromiso emocional.

​ Es raro que la cefalea sea el síntoma de una enfermedad peligrosa. Debido a la gran variabilidad de causas de la cefalea, cuando una persona debuta con dicho síntoma, lo más prudente es acudir al neurólogo para que dicho profesional defina la causa específica. Para tal fin se necesita tomar en cuenta las características semiológicas del dolor de cabeza, ejecutar una exploración física neurológica y realizar un estudio de imagen cerebral que usualmente implica una tomografía o una resonancia magnética, cuando está indicado.

Luego de definir el diagnóstico causal de la cefalea se procede a indicar el tratamiento correspondiente. ​ Escrito por el Dr. Alejandro Calvo (Derechos Reservados).

¿Dónde duele la migraña en niños?

Cefaleas y migrañas infantiles | Farmacia Profesional Atención especial En este artículo se analizan la clínica, el diagnóstico y las opciones de tratamiento de las cefaleas y migrañas en la población infantil. Pese a tratarse de trastornos que deben ser manejados desde el principio por el pediatra, se colige de lo expuesto que la labor del farmacéutico comunitario en todo lo relacionado con la información sanitaria sobre la enfermedad y los medicamentos empleados en su abordaje terapéutico puede ser de gran utilidad.

Las cefaleas constituyen el problema neuropediátrico que más consultas ocasiona en la práctica sanitaria cotidiana. Aunque suelen ser más frecuentes a partir de los 5-6 años de edad, cerca del 30% de los niños ya ha sufrido algún episodio de dolor de cabeza antes de los 7 años y a los 15 ya lo ha padecido el 80% de los niños.

Un 5% de esos episodios de dolor es de origen migrañoso y ocasiona, además, una pérdida media de 7,8 días por curso escolar entre los 5 y los 15 años de edad. MIGRAÑA La migraña es el tipo de cefalea que afecta con mayor frecuencia a la población infantil.

  • Es un dolor en la mitad de la cabeza (hemicraneal), con carácter pulsátil, que se inicia en la frente o la sien y puede abarcar el ojo, para extenderse hasta el otro lado de la cabeza.
  • En los niños a veces se suele asociar con una sensación de náuseas, dolor abdominal e intolerancia al ruido y a la luz.

Suele haber un fuerte componente genético (en un 89% de los afectados).

  • Generalmente, la población infantil no padece migraña con aura previa (síntomas neurológicos corticales que preceden a la cefalea, entre los cuales destacan las alteraciones visuales como destellos luminosos), pero algunos niños mayores describen micropsia (ven las cosas pequeñitas) y después de dormir se despiertan como nuevos.
  • Las crisis pueden durar de 30 minutos a varias horas; en ocasiones hasta tres días.
  • Otros tipos de migraña
  • En este apartado cabe hablar de la migraña abdominal y de la originada por una disfunción neurológica.
  • Migraña abdominal

Específica de la infancia, la migraña abdominal se caracteriza por una crisis de dolor abdominal recurrente o asociado a náuseas y vómitos. En este tipo de migraña suelen aparecer palidez, mareo, fiebre, cefalea migrañosa o dolor en las extremidades. Su prevalencia se estima en un 1,5% en los niños y en un 3,5% en las niñas de 3 a 11 años de edad y comienza a manifestarse a los 4 años.

  • La duración media de cada episodio es de aproximadamente 13 horas.
  • Suele estar asociada a la enfermedad celíaca.
  • Migrañas por disfunción neurológica Hay migrañas relacionadas con una disfunción neurológica, que aparecen en niños aunque con poca frecuencia.
  • Un ejemplo es la migraña oftalmopléjica (dolor retroocular severo, duración variable -desde horas hasta semanas-, diplopía, midriasis y exorofobia).

Se sospecha que la provoca un edema de la carótida interna en el seno cavernoso o de la arteria basilar. Parece tener buena respuesta el tratamiento con esteroides. No se recomienda administrar vasoconstrictores. Otro ejemplo es la migraña basilar, que compromete estructuras como el tallo, el cerebelo, el lóbulo occipital y la parte inferior de los lóbulos temporales.

  1. El diagnóstico diferencial es amplio, e incluye epilepsias del lóbulo occipital, especialmente las benignas de la infancia, que se asocian a los vómitos y las cefaleas, tumores o trastornos psiquiátricos.
  2. ETIOPATOGÉNESIS DE LA MIGRAÑA
  3. En los últimos años se ha ido profundizando en la investigación sobre el mecanismo que subyace en la génesis de los ataques de migraña, pero su etiología no es aún bien conocida.
  4. Las teorías fisiopatológicas son las que están cobrando mayor fuerza en la actualidad:
  5. Teoría vascular
  6. Según esta teoría, la migraña podría deberse a un cambio de calibre de las arterias intra y extracraneales con una primera fase de vasoconstricción y una segunda fase de vasodilatación, causante de la cefalea pulsátil.
  7. Teoría neurógena del sistema trigeminovascular

Esta teoría presta atención a las fibras nerviosas amielínicas que rodean los vasos intra y extracraneales dependientes del nervio trigémino, que son las encargadas de la innervación algésica del cerebro (es el denominado sistema trigeminovascular). Existen estímulos químicos (serotonina, histamina, prostaglandinas, etc.) o físicos (excitación, etc.), que pueden activar el sistema trigeminovascular, liberándose en sus terminaciones nerviosas sustancia P y péptidos relacionados con el gen de la calcitonina (CGRP).

Éstos provocan una desgranulación de mastocitos, liberando histamina y serotonina, que a su vez ocasionan una vasodilatación y exudación de plasma a los tejidos, con lo que aparece una inflamación que provoca la distensión de las arterias intra y extracraneales. Se han descrito múltiples desencadenantes de estos estímulos, como el queso (rico en tiramina), el chocolate (rico en feniletilamina), los tomates, las cebollas, las naranjas y la comida china, por su alto contenido en glutamato monosódico.

También se barajan como estímulos relacionados la exposición a luces intensas y los períodos de tensión o estrés (competiciones, nerviosismo, etc.), así como los cambios de presión atmosférica.

  • Un detalle importante es que durante el sueño (fase REM) se frena la liberación de serotonina, lo que explicaría el hecho de que la migraña se alivie al dormir.
  • DIAGNÓSTICO
  • Un buen diagnóstico permite descartar patologías que pueden repercutir seriamente en la vida del niño y perfilar el tratamiento adecuado, logrando con ello la tranquilidad del niño y de su entorno familiar. El diagnóstico se basará en los siguientes apartados:
  • Anamnesis
  • La anamnesis (fig.1) consiste en un cuestionario mediante el cual el pediatra pregunta por distintos aspectos de la cefalea (en los niños mayores podrá preguntar al niño y a los padres por separado, observando las reacciones de ambos):

Fig.1. Protocolo de actuación previo al diagnóstico de cefalea/migraña ­ Tiempo. Es muy importante reseñar el tiempo que el paciente lleva padeciendo la cefalea y si coincidió con el comienzo de algo. Los dolores de cabeza de más de tres meses de evolución raramente son producidos por una tumoración intracraneal.

Si el comienzo de la cefalea coincide con problemas afectivos, de estrés, etc., puede tratarse de una cefalea de origen tensional. ­ Frecuencia con la que se repite el dolor de cabeza. La migraña cursa con períodos recidivantes de cadencia variable, desde un episodio al año a uno cada varios días, mientras que las cefaleas tensionales y condicionadas por hipertensión intracraneal son diarias.

­ Horario. Es de importancia el ritmo horario de las cefaleas. La cefalea tensional es continua o se incrementa con el transcurso del día, y es más intensa por las noches. Las cefaleas orgánicas pueden ser continuas, pero habitualmente son matutinas (comienzan al despertar y levantarse de la cama).

  • La migraña ocurre a cualquier hora del día.
  • ­ Localización.
  • La localización de la cefalea también reviste importancia.
  • Así, una localización holocraneal y occipital es sugestiva de cefalea tensional, mientras que la migraña típica es hemicraneal y la tumoral suele tener una localización variable.
  • ­ Características,

Las características del dolor de cabeza constituyen el dato más difícil de interpretar, por las limitaciones que suelen tener los niños para expresar sus sensaciones y molestias mediante palabras. Para facilitarles la descripción, se les pueden plantear diversas alternativas: ¿es como un peso, como si te apretaran la cabeza, pulsátil como el corazón, como un pinchazo, como un hormigueo? ­ Síntomas asociados.

  • Los síntomas asociados con el dolor de cabeza deben ser definidos por el niño o los familiares.
  • En la cefalea tensional existen simultáneamente otros síntomas de ansiedad, irritabilidad, trastornos del sueño o mareos.
  • La migraña se suele acompañar de náuseas, fotofobia y fonofobia y la cefalea orgánica puede inducir cambios en el comportamiento, tristeza y vómitos, que son típicamente matutinos y se producen al levantarse de la cama.

­ Antecedentes. En cuanto a los antecedentes familiares, en la anamnesis se reseñarán todos los datos concernientes al embarazo, el parto, el período perinatal con sus posibles complicaciones, la evolución psicomotora de forma detallada, si existe algún retraso en el ámbito madurativo, psicoafectivo o del lenguaje, problemas en el rendimiento escolar y otras incidencias o circunstancias que puedan tener relación con las cefaleas, como los traumatismos craneoencefálicos.

  1. Es importante explorar los antecedentes familiares de cefaleas, su recurrencia y, especialmente, el tipo de respuesta a la terapia que hayan podido seguir los afectados, ya que puede servir de guía para el inicio de una profilaxis o terapia específica.
  2. Cuanto más se prolonga la sintomatología de la crisis migrañosa, más difícil resulta suprimirla
  3. Exploración física

El pediatra realizará una detallada exploración clínica general, descartando posibles infecciones, sobre todo de origen otorrinolaringológico, anomalías físicas que puedan relacionarse con la presencia de tumores cerebrales como manchas anormales en la piel, soplos cardíacos y movilidad cervical.

También realizará una somatometría. La exploración neurológica será detallada, comenzando por el perímetro cefálico, exploración de los pares craneales, así como asimetrías o signos clínicos focales neurológicos, valorando anomalías del tono, de la fuerza muscular, de los reflejos normales y patológicos, de la marcha, así como de la presencia de signos meníngeos.

Se hará énfasis especial en la visualización del fondo del ojo para descartar un edema de papila o la desaparición de la excavación fisiológica que puede preceder al inicio de la borrosidad de los bordes papilares (sin olvidar que dos tercios de los niños menores de tres años con signos de hipertensión intracraneal pueden tener un fondo de ojo normal).

  • También se puede auscultar el cráneo en busca de soplos.
  • El estudio de la esfera cognitiva y del lenguaje puede ser, asimismo, muy útil.
  • La punción lumbar y otros exámenes (hemograma, reactantes de fase aguda, bioquímica sanguínea) están condicionados por la sospecha de una causa infecciosa de la cefalea, como infecciones del sistema nervioso central (SNC).

La punción lumbar se considerará ante la sospecha de una meningitis, previa visualización del fondo del ojo normal. TRATAMIENTO DE LAS CRISIS MIGRAÑOSAS El tratamiento de las crisis migrañosas debe ser instaurado inmediatamente, porque cuanto más se prolonga la sintomatología, más difícil resulta suprimirla.

En las crisis migrañosas leves, los fármacos más utilizados en pediatría son los analgésicos no esteroideos (AINE), entre los cuales los fármacos de elección son paracetamol e ibuprofeno, que pueden asociarse a antieméticos cuando existen náuseas o vómitos (fig.2). Fig.2. Protocolo de tratamiento de la migraña En cefaleas intensas que no han respondido a los medicamentos mencionados se ha utilizado ergotamina, asociada o no a cafeína, pero siempre en niños mayores de 10 años y de un peso superior a 30 kg.

El tratamiento con triptanes (sumatriptan, zolmitriptan, etc.), muy extendido en las migrañas de los adultos, dispone de escasa experiencia de uso y evidencia científica en pediatría, por lo que el médico deberá decidir sobre su utilización, en función de las necesidades concretas del paciente pediátrico.

  • Se han realizado estudios científicos en los que a 510 niños de entre 12 y 17 años se les administró placebo y sumatriptan en spray nasal de 5, 10 y 20 mg.
  • Se registró un alivio de la cefalea en el 56% de los pacientes tratados con sumatriptan, frente a un 40 % de los tratados con placebo.
  • En otro estudio sobre 437 adolescentes que en un año tuvieron 3.000 crisis migrañosas, se administró sumatriptan intranasal en concentraciones de 10 y 20 mg, constatándose una mejoría en el 70% de los casos a las 2 horas de la administración.

También hay estudios que afirman que el fármaco por vía oral no es tan efectivo. En casos de crisis migrañosas intensas y prolongadas se recurrirá a otros tratamientos indicados en la figura 3. Fig.3. Tratamiento en crisis migrañosas intensas Profilaxis El tratamiento profiláctico está indicado cuando las crisis de migraña son muy frecuentes (más de una a la semana o más de 4 veces al mes), cuando los pacientes son muy resistentes al tratamiento de las crisis agudas y cuando las crisis son de tal intensidad o duración que impiden la actividad de la vida diaria del niño.

Es importante eliminar los factores desencadenantes, cuando se han identificado con seguridad. No tiene sentido la supresión de determinados alimentos como el chocolate o las especias de manera rutinaria en todos los niños con migrañas, ni la prohibición de la actividad deportiva; sólo deberá restringirse en los niños en los que es evidente su relación directa con la crisis de migraña.

Los fármacos usados en la profilaxis migrañosa son: propanolol, flunaricina, ciproheptadina, ácido valproico y amitriptilina. Se escogerán según la condición clínica de cada paciente. Existen pocos estudios sobre sus resultados en niños y adolescentes (fig.4).

  1. Fig.4. Tratamiento empleado en casos de necesidad de profilaxis migrañosa CEFALEAS TENSIONALES Las cefaleas tensionales son menos frecuentes en los niños que en los adultos, pero cada vez se diagnostican más en edad infantil, sobre todo en adolescentes.
  2. Como factores condicionantes se identifican los problemas emocionales, escolares, familiares o ambientales que inducen cuadros de ansiedad.

La cefalea es de carácter opresivo, con una intensidad leve; el dolor es bilateral y no suele empeorar con la actividad física ni ir acompañado de náuseas o vómitos. En las cefaleas tensionales esporádicas suelen aparecer 10 o más episodios de cefalea en menos de 15 días al mes.

En las crónicas, estos episodios tienen lugar en un período superior a 15 días al mes. Cada episodio tiene una duración que oscila desde 30 minutos a varios días. Tratamiento de la cefalea tensional La anamnesis previa será imprescindible para diagnosticar este tipo de cefalea, igual que en la migraña, haciendo hincapié en los factores que la condicionan, ya que para el tratamiento es fundamental la supresión de estos factores (fig.5).

Fig.5. Opciones de tratamiento de las cefaleas tensionales

  • Durante los dos o tres primeros meses puede ser necesario asociar un tratamiento farmacológico, cuyas características dependerán del predominio de la ansiedad y la existencia de rasgos neuróticos.
  • CEFALEAS ORGÁNICAS
  • Dentro de este grupo de cefaleas están las inducidas por el aumento o la disminución de la presión del líquido cefalorraquídeo (hipertensión intracraneal benigna, hidrocefalia, fístula del líquido cefalorraquídeo, pospuncion lumbar), por infecciones intracraneales (meningitis, encefalitis, abscesos cerebrales), sarcoides, enfermedades inflamatorias, neoplasias intracraneales, etc.
  • El temor a que la cefalea esté condicionada por un tumor intracraneal es muy frecuente en los padres y aunque esa asociación sólo sucede en un 2% de los niños y de los adolescentes con cefaleas, dicha posibilidad convierte las cefaleas en situaciones clínicas de relativa urgencia.
  • Los síntomas más característicos de una cefalea orgánica en niños son:
  • ­ Dolor de cabeza nada más levantarse o dolor de cabeza que despierta al niño por la noche.
  • ­ Es muy común que el dolor de cabeza empeore al cambiar de postura.
  • ­ Son muy frecuentes los vómitos matutinos sin aparición de náuseas previas.
  • ­ Cuando se produce el vómito, hay una mejoría del dolor de cabeza.
  • ­ Los fármacos analgésicos no mejoran la cefalea.
  • ­ Hay un cambio de carácter en el niños, y es muy frecuente la tristeza, la visión borrosa, la inclinación de la cabeza, la rigidez en la nuca, el cansancio, etc.
  • El tratamiento dependerá del abordaje que los médicos decidan dar al problema que se halla en el origen del dolor, que puede ser muy diverso, por lo que su descripción completa no es viable en este artículo.
  • Las cefaleas tensionales son menos frecuentes en los niños que en los adultos
  • EL PAPEL DEL FARMACÉUTICO
You might be interested:  Hasta Cuando Va La Renta Básica En Bogotá

Los niños suelen referirse a las cefaleas como «algo parecido a un corazón que les late en la cabeza». A juicio del especialista, cuando hay una historia clínica bien relatada y bien escuchada, y un examen neurológico para excluir signos de lesión cerebral, se puede hacer un diagnóstico, sin precisar pruebas de otro tipo.

  1. Sólo si aumenta la intensidad del dolor o éste se acompaña de un déficit neurológico, se realizará un escáner para descartar una causa orgánica, que es, lógicamente, lo que más suele preocupar a los padres.
  2. La tabla I resume las indicaciones para la realización de una tomografía axial computarizada (TAC) o una resonancia magnética (RM) craneal.

El farmacéutico, como profesional de la salud, puede desarrollar una importante labor de información sobre las causas externas susceptibles de desencadenar una cefalea nerviosa o una migraña común, recomendar el uso de algún analgésico o AINE, dar pautas sobre estilos de vida saludables y aconsejar siempre la visita al médico si vuelve a repetirse un episodio.

Es también cometido suyo asesorar sobre el correcto uso de los medicamentos específicamente prescritos por el médico para tratar o prevenir las crisis migrañosas, sus posibles efectos secundarios, interacciones, posología, etc., todos ellos aspectos de vital importancia para la obtención de resultados satisfactorios con el tratamiento.

* BIBLIOGRAFÍA GENERAL Artigas J. Cefaleas en el niño. En: Neurología pediátrica. Madrid: Ediciones Ergón, 2000; p.373-82. Campistol J. Cefaleas en Pediatría. En: Prandi F, editor. Pediatría práctica. Barcelona: Prous Science, 2000; p.103-23. Headache Classification Committee of the International Headache Society.

  1. Classification and diagnostic criteria for headache disorders, cranial neuralgias and facial pain.
  2. Cephalalgia 1988;8(Supl 7):8-96.
  3. Hernández MA, Roig M.
  4. Migraña en la infancia: la cefalea en la edad pediátrica.
  5. En: Titus F, Acarín N, Dexeus S, editores. Cefalea.
  6. Madrid: Harcourt, 1999; p.87-94.
  7. Smeyers P.

Tratamiento profiláctico-preventivo de las cefaleas infantiles. Rev Neurol Clin 2001;2:320-34. : Cefaleas y migrañas infantiles | Farmacia Profesional

¿Qué enfermedades puede causar el dolor de cabeza?

Los dolores de cabeza pueden ocurrir si usted tiene un resfriado, gripe, fiebre o síndrome premenstrual. Dolor de cabeza debido a un trastorno llamado arteritis temporal. Se trata de la inflamación e hinchazón de una arteria que irriga parte de la zona de la cabeza, las sienes y el cuello.

¿Cuánto dura una crisis de migraña en niños?

Las migrañas en niños y adolescentes pueden durar de 2 a 72 horas ; el dolor de cabeza es bilateral con más frecuencia que en los adultos.

¿Qué parte de la cabeza duele con la sinusitis?

Los dolores de cabeza de origen sinusal son dolores de cabeza que se perciben como una infección en los senos paranasales (sinusitis). Puedes sentir presión alrededor de los ojos, las mejillas y la frente. Es posible que sientas un latido en la cabeza.

Dolor, presión e hinchazón en las mejillas, las cejas o la frente Empeoramiento del dolor al inclinarse hacia adelante o al recostarse Congestión nasal Fatiga Sensación de dolor en los dientes superiores

¿Qué causa el estrés en la cabeza?

Dolor de cabeza: disminuye el estrés para prevenir el dolor – El estrés puede provocarte dolor de cabeza, lo que realmente puede estresarte. Para reducir el dolor, controla el estrés. Escrito por el personal de Mayo Clinic En el trajín de una mañana agitada, es posible que sientas que la cabeza te comienza a palpitar fuertemente.

  1. No es coincidencia; es más probable que los dolores de cabeza se presenten cuando estés estresado.
  2. El estrés es un desencadenante común de dolores de cabeza y migraña tensionales.
  3. También puede desencadenar otros tipos de dolores de cabeza o empeorarlos.
  4. El estrés es un desencadenante particularmente común de los dolores de cabeza en niños y adultos jóvenes.

Tomar medidas sencillas para controlar el estrés puede ayudar a prevenir algunos tipos de dolores de cabeza.

¿Cuánto tiempo dura la migraña en niños?

Texto completo EL DOLOR ES UNA experiencia subjetiva, por lo que la evaluación del dolor agudo de la migraña depende, en gran medida, de la información facilitada verbalmente por los propios pacientes. Sin embargo, esto puede ser difícil en niños que a menudo presentan síntomas y signos de migraña antes de los 6 años 1,

  1. Los pacientes que no pueden expresar su dolor verbalmente corren el riesgo de que se subestime este y reciban un tratamiento insuficiente.
  2. Este artículo describe la frecuencia y los factores de riesgo de la migraña en niños, analiza la fisiopatología de la migraña y ofrece un enfoque basado en la evidencia para la evaluación y el tratamiento del dolor por migraña en niños 1,

Los síndromes episódicos que pueden estar asociados con migraña y otras variantes de migraña pediátrica trascienden los límites de este artículo. Migraña en niños La migraña, la cefalea primaria incapacitante más frecuente que se presenta en niños y adolescentes, se caracteriza por ser una cefalea pulsátil, a menudo acompañada por fotofobia, fonofobia, náuseas, vómitos y sensibilidad al movimiento 2,

  1. Es la tercera enfermedad más prevalente a nivel mundial y afecta al 12% de los niños 3,
  2. Se han notificado migrañas incluso en niños de 18 meses.
  3. El 10% de los niños en edad escolar sufren migrañas; la mitad de ellos padece su primera migraña antes de los 12 años.
  4. Antes de la pubertad, los niños se ven más afectados que las niñas.

A medida que se acerca la adolescencia, la incidencia aumenta más rápidamente en las niñas. A los 17 años, el 8% de los niños y el 23% de las niñas ya han sufrido una migraña 3, Factores de riesgo Aunque la etiología exacta de la migraña no está clara, la American Migraine Foundation señala que la genética, los factores ambientales, el estrés y los problemas psicológicos pueden desempeñar un papel en su desarrollo 4,

  1. Si un miembro de la familia sufre migraña, el niño tiene casi dos veces más probabilidades de sufrirla también 2,4–6,
  2. Los niños con problemas de comportamiento y psiquiátricos también corren el riesgo de sufrir migraña 2,6,7,
  3. Los adolescentes con migraña corren mayor riesgo de trastornos afectivos y trastornos de hiperactividad con déficit de atención.

Los adolescentes con dolores de cabeza corren mayor riesgo de trastornos psicopatológicos y pensamientos suicidas 5, Los niños que presentan estrés emocional por la familia y los factores vitales también corren mayor riesgo de migraña. El estrés físico, sexual y emocional aumenta la frecuencia de los dolores de cabeza.

  1. El estrés en la escuela y las elevadas expectativas de los padres aumentan el riesgo 1,2,4,6,8,9,
  2. Entre otros desencadenantes de la migraña pueden citarse cambios climáticos, cambios hormonales en las niñas y sonidos ambientales fuertes y luces brillantes 10,11,
  3. Fisiopatología Se piensa que la migraña es un acontecimiento primario del tronco encefálico que produce proyecciones difusas desde el locus coeruleus hacia otras partes del cerebro, lo que provoca un reflejo trigémino-vascular inestable.

Esto provoca un aumento de la descarga del núcleo medular del nervio trigémino y del núcleo talámico basal. Cuando se produce la migraña, la circulación sanguínea aumenta en el cuerpo calloso de los hemisferios cerebrales, las cortezas auditiva y visual, y el tronco encefálico.

La estimulación del nervio trigémino antidrómico más que el ortodrómico (o normal) produce la liberación de la sustancia P, el péptido relacionado con el gen de la calcitonina, y otros péptidos que provocan vasodilatación y dolor. Estos acontecimientos conducen a la inflamación neurógena 13, Las auras de la migraña representan deficiencias o trastornos neurológicos progresivos con recuperación completa posteriormente.

Pueden comportar síntomas visuales, sensoriales, del habla o del lenguaje, motores, del tronco del encéfalo o retinianos, y pueden producirse en casi el 25% de las personas que sufren migraña 4,8, La migraña con aura típica consta de síntomas visuales o sensoriales, o del habla/lenguaje, pero sin debilidad motora.

Se cree que el aura de la migraña está causada por la depresión que se extiende a nivel cortical, lo que ocasiona la activación de los aferentes del nervio trigémino y afecta a la permeabilidad de la barrera hematoencefálica (BHE) por la activación y regulación positiva de las metaloproteinasas de la matriz (MPM).

Las MPM, también denominadas matrixinas, son un grupo de enzimas dependientes de cinc responsables de la descomposición de proteínas, que es cada vez más activa en individuos con migraña. Esta descomposición provoca hiperalgesia y es importante en la generación del dolor 12,

  • Una vez que la BHE se vuelve más permeable, el potasio, el óxido nítrico, la adenosina y otros factores, como la sustancia P y la calcitonina, sensibilizan el nervio aferente del trigémino 11,
  • Las migrañas repetidas provocan cambios neuroplásticos en la estructura y el tejido del cerebro, lo que provoca cambios funcionales en las células cerebrales 14,

Esta disfunción neuronal primaria aumenta la sensibilidad a una amplia variedad de estímulos. Consideraciones de evaluación pediátrica Aunque el dolor es difícil de evaluar en los niños, las enfermeras deben creer a los niños y adolescentes cuando se quejan de migraña 15,

Con frecuencia, muchos pacientes reciben un tratamiento insuficiente y se los califica de deprimidos o con una conducta de evitación escolar 8–13, La enfermera debe ser consciente de los comportamientos no verbales que sugieren dolor porque los niños más pequeños no pueden verbalizar el dolor. La Escala para evaluar el dolor de Wong-Baker FACES, validada en niños de 3 años y mayores, y la Escala FLACC (Face, Leg, Activity, Cry, Consolability) que valora la cara, el movimiento de las piernas, la actividad, cuándo llora y si se puede consolar para niños entre 2 meses y 7 años también son útiles para la evaluación de pacientes pediátricos (véase el cuadro Instrumentos para la evaluación del dolor ) 7,10,

De acuerdo con las pautas para el tratamiento del dolor agudo, el dolor debe evaluarse cada 15 minutos hasta que el paciente no sienta dolor durante el descanso y el movimiento 16, Después, el dolor debe controlarse cada hora durante 6 horas hasta que el paciente no sienta dolor durante el descanso y el movimiento, y luego debe pasar a evaluarse cada 4 horas 10,17–19,

Aunque las escalas de dolor evalúan el dolor, no miden el miedo, que es un factor importante en los niños. El miedo puede detectarse por el aumento de la frecuencia cardíaca y la tensión arterial. Otros instrumentos validados para la evaluación del dolor son la Evaluación Pediátrica de la Discapacidad por Migraña (PedMIDAS), un cuestionario de 6 elementos que es una medida fiable y objetiva de la discapacidad relacionada con el colegio y la socialización en niños y adolescentes en edad escolar durante los días de colegio 20,

Una puntuación PedMIDAS por encima de 30 indica un dolor de cabeza de moderado a intenso. Otro instrumento para facilitar la evaluación es el Inventario de Calidad de Vida Pediátrica (PedsQL), un instrumento de 23 preguntas que evalúa las respuestas de padres y niños a la salud física, emocional, social y escolar 21,

  1. Las puntuaciones más bajas indican peor calidad de vida relacionada con la salud.
  2. Cuando utilice un instrumento para evaluar el dolor en niños, tenga en cuenta la etnia y cultura del paciente, la lengua materna, el entorno en que se ofrecen los cuidados y su nivel de comodidad con el instrumento.
  3. Las herramientas deben usarse en reposo, durante el movimiento y durante la actividad.

Síntomas y signos en los niños La migraña suele ser bilateral en la infancia y unilateral en la adolescencia y en la edad adulta. El área frontotemporal es la localización del dolor más frecuente en los niños; las cefaleas occipitales son poco frecuentes en los niños y piden precaución en el momento del diagnóstico ante la posibilidad de lesiones estructurales 1,8,

  1. Los bebés pueden presentarse con “golpes en la cabeza” periódicos.
  2. Los niños en edad preescolar se presentan con aspecto enfermizo, vómitos, somnolencia e irritabilidad, y pueden llorar y balancearse de un lado a otro.
  3. Los niños de 5 a 10 años pueden presentar dolor de cabeza bilateral en el área frontal o temporal que dura de 1 a 48 horas, ganas de dormir, náuseas, vómitos, fonofobia, fotofobia, sed, diaforesis excesiva, poliuria, lagrimeo y fosas nasales edematosas, así como dificultad para concentrarse o pensar (véase el cuadro Comportamientos que sugieren dolor en los niños ) 1,2,4,5,15,

Diagnóstico Las causas graves de cefalea, como tumores, hemorragia intracraneal o hipertensión, malformaciones congénitas e infecciones del sistema nervioso central, son infrecuentes 4,6, Deben realizarse pruebas de diagnóstico por imagen si los hallazgos de la evaluación neurológica son anómalos o si el historial del niño indica presión intracraneal (PIC) elevada (diplopía, ataxia o empeoramiento de la cefalea cuando está en posición supina).

  • Los niños con antecedentes (más de 6 meses) de cefaleas intermitentes típicas y una exploración normal, por lo general, no necesitan una neuroimagen 2,
  • Cuando se sospecha de migraña, se necesita una evaluación neurológica completa, incluido un examen oftalmoscópico, para descartar un aumento de la PIC y cualquier otra patología neurológica.

La necesidad de la neuroimagen debe considerarse caso por caso según las pautas de la American Academy of Neurology y el American College of Radiology 2,4,10,20, El niño debe contar con evaluaciones física y neurológica generales normales para descartar otras causas de cefalea 2,

  • El diagnóstico de migraña a menudo es difícil en niños pequeños, que quizá no sean capaces de describir sus síntomas, o en pacientes con variantes de migraña que pueden presentar síntomas poco típicos 2,
  • De acuerdo con las clasificaciones de la International Headache Society (IHS), la migraña episódica dura menos de 15 días por mes, mientras que la migraña crónica es un dolor de cabeza que se produce 15 días o más por mes y dura más de 3 meses.

La migraña de nueva aparición es una migraña nueva con una duración inferior a 3 meses sin otras causas de dolor de cabeza 1,5,9, Las migrañas en niños y adolescentes pueden durar de 2 a 72 horas; el dolor de cabeza es bilateral con más frecuencia que en los adultos.

La Clasificación Internacional de Trastornos del Dolor de Cabeza (ICHD, por sus siglas en inglés) y la IHS también clasifican la migraña por presentar un aura o no (véase el cuadro Criterios de diagnóstico de la migraña ). Tratamiento agudo de la migraña Medidas generales. Si se desarrollan síntomas de migraña, el niño debe descansar o dormir en una habitación oscura y tranquila con un paño húmedo en la frente 19,

Farmacoterapia. El tratamiento farmacológico debe iniciarse lo antes posible para controlar el dolor. Para los ataques de migraña de leve a moderada no asociados con vómitos o náuseas intensos, los analgésicos son los fármacos de primera elección porque son efectivos, económicos y tienen menos probabilidades de provocar reacciones adversas que los medicamentos específicos para la migraña, como los triptanos.

Si los ataques de leves a moderados se asocian con náuseas o vómitos intensos, se puede utilizar un antiemético oral o rectal junto con analgésicos por separado o combinados 19, El ketorolaco i.v. también puede ser beneficioso para la migraña pediátrica. En niños de 2 a 16 años, el ketorolaco está aprobado para uso solo como una dosis única i.m.

o i.v.19, Para la migraña de moderada a intensa, los agonistas de los receptores de serotonina (5-HT)1B/1D (triptanos) indicados para el tratamiento agudo de la migraña con aura o sin ella son rizatriptán (aprobado por la Food and Drug Administration para niños a partir de los 6 años) y almotriptán (aprobado por la FDA para niños a partir de los 12 años) 2,8,

No deben administrarse opioides, barbitúricos ni benzodiacepinas a los niños debido a sus propiedades adictivas y al potencial de provocar reacciones adversas, entre las cuales puede citarse depresión respiratoria 19–22, En los niños, el uso de dihidroergotamina (DHE) i.v., un preparado de ergotamina, generalmente se restringe al tratamiento de la migraña prolongada que no ha respondido a otros tratamientos 19,

Entre las reacciones adversas frecuentes pueden citarse náuseas y ansiedad. La discinesia aparece esporádicamente. Los pacientes deben recibir un tratamiento previo con antieméticos, como proclorperazina o metoclopramida, 30 minutos antes de cada dosis de DHE 19,

You might be interested:  Cuando Se Juega La Copa America

Complicaciones También debe evaluarse a los pacientes para detectar complicaciones de la migraña, como el estado migrañoso (un ataque de migraña debilitante que dura más de 72 horas); aura persistente sin infarto cerebral, donde el paciente sufre síntomas de aura durante 1 semana o más sin signos en la neuroimagen de infarto; infarto migrañoso, en que hay un síntoma o más de aura migrañosa, asociado(s) con una lesión cerebral isquémica observada en la neuroimagen, y convulsiones provocadas por el aura migrañosa, en que el paciente presenta una convulsión provocada por un ataque de migraña con aura 19,

Cuidado enfermero holístico Las enfermeras tienen la responsabilidad de implementar un cuidado holístico de los niños y sus familias 23, El tratamiento del dolor es especialmente importante para los pacientes más jóvenes que corren el riesgo de recibir un tratamiento insuficiente 24,

Colaborar con los departamentos de atención emocional pediátrica, trabajo social, psicología y psiquiatría puede ayudar a las enfermeras a ofrecer cuidados integrales 19,24–26, Docencia centrada en el paciente y su familia Se debe formar a los pacientes y a sus familias respecto a la identificación de los desencadenantes (como cambios climáticos estacionales, la cafeína, luces brillantes o centelleantes, olores y medicamentos) y cómo evitarlos, y en el tratamiento de la migraña 24,27,

Sugiera que el paciente o los padres lleven un diario o un calendario del dolor de cabeza que indique la fecha, la hora, el tipo y la intensidad del dolor de cabeza; síntomas y signos anteriores, y posibles desencadenantes, como alimentos consumidos, falta de sueño, menstruación, deshidratación y otros factores de estrés físico o emocional.

  • También debe tenerse en cuenta cuánto duró el dolor de cabeza y qué lo alivió.
  • La National Headache Foundation tiene un diario de dolor de cabeza que se puede descargar por internet en www.headaches.org/headache-diary-keeping-a-diary-can-help-your-doctor-help-you,
  • Las aplicaciones para dispositivos móviles que hacen un seguimiento de los dolores de cabeza se pueden descargar para fomentar la documentación.

Debe hacerse hincapié en el tratamiento del estrés y en la importancia del sueño cuando se forme a los pacientes y a sus familias. El estrés provoca más del 70% de las migrañas y la falta de sueño causa más del 69% de estas 11,28,29, Las enfermeras desempeñan un papel en la formación de niños y familias respecto a unas expectativas realistas sobre el tratamiento de la migraña.

  1. Aunque la farmacoterapia reduce las repercusiones de la migraña, no elimina la patología subyacente 30,
  2. Equipadas con evaluaciones precisas y cuidadosas, las enfermeras pueden elaborar planes de atención centrados en el paciente dirigidos a reducir el dolor y minimizar el sufrimiento, a la vez que aumenten la calidad de vida.

Estos planes de atención deben registrarse en la historia clínica del paciente para mejorar la continuidad de los cuidados. ■ Bibliografía Headache Classification Committee of the International Headache Society. The International Classification of Headache Disorders, 3rd edition (beta version).

Cephalalgia., 33 (2013), pp.629-808 Gelfand A. Pathophysiology, clinical features, and diagnosis of migraine in children. UpToDate.2017. www.uptodate.com, Migraine Research Foundation. About migraine in kids and teens. www.migraine research foundation.org/about-migraine-in-kids-and-teens.A. Straube, F. Heinen, F.

Ebinger, R. von Kries. Headache in school children: prevalence and risk factors. Dtsch Arztebl Int., 110 (2013), pp.811-818 M.A. Arruda, R. Arruda, V. Guidetti, M.E. Bigal. Psychosocial adjustment of children with migraine and tension-type headache: a nationwide study.

Headache, (2015), pp.39-50 A. Harding, L. Clark. Pediatric migraine: common, yet treatable. Nurse Pract., 39 (2014), pp.22-31 B. Bailey, E.D. Trottier. Managing pediatric pain in the emergency department. Paediatr Drugs., 18 (2016), pp.287-301 Bonthius DJ, Lee AG, Hershey AD. Headache in children: approach to children and general management strategies.

UpToDate.2017. www.uptodate.com,D. Neut, A. Fily, J.C. Cuvellier, L. Vallée. The prevalence of triggers in paediatric migraine: a questionnaire study in 102 children and adolescents. J Headache Pain., 13 (2012), pp.61-65 S.E. Lakhan, M. Avramut. Matrix metalloproteinases in neuropathic pain and migraine: friends, enemies, and therapeutic targets.

  • Pain Res Treat., 2012 (2012), pp.952906 I.R.
  • Patniyot, A.A. Gelfand.
  • Acute treatment therapies for pediatric migraine: a qualitative systematic review.
  • Headache., 56 (2016), pp.49-70 M.
  • Yonker, T. Mangum.
  • Migraine management in children.
  • Curr Neurol Neurosci Rep., 15 (2015), pp.20 Trottier ED, Bailey B, Lucas N, Lortie A.

Diagnosis of migraine in the pediatric emergency department.2013;49(1):40-45.A. Twycross. Guidelines, strategies and tools for pain assessment in children. Nurs Times,, 113 (2017), pp.18-21 S. Malviya, T. Voepel-Lewis, C. Burke, S. Merkel, A.R. Tait. The revised FLACC observational pain tool: improved reliability and validity for pain assessment in children with cognitive impairment.

  • Paediatr Anaesth., 16 (2006), pp.258-265 S.
  • Chetty, E.
  • Frohlich, P. Penfold.
  • Acute pain guidelines.
  • Prof Nurse Today., 21 (2017), pp.29-46 G.L. Heyer, K.
  • Merison, S.C.
  • Rose, S.Q.
  • Perkins, J.M. Lee, W.C. Stewart.
  • PedMIDAS-based scoring underestimates migraine disability on non-school days.
  • Headache., 54 (2014), pp.1048-1053 J.W.

Varni, M. Seid, C.A. Rode. The PedsQL: measurement model for the pediatric quality of life inventory. Med Care., 37 (1999), pp.126-139 L. Craddock, L.D. Ray. Pediatric migraine teaching for families. J Spec Pediatr Nurs., 17 (2012), pp.98-107 S.W. Powers, C.S.

Coffey, A.D. Hershey. Treatment of pediatric migraine. N Engl J Med., 376 (2017), pp.1388-1389 P.G. Mathew, R. Krel, B. Buddhdev, et al, A retrospective analysis of triptan and the use for basilar and hemiplegic migraine. Headache., 56 (2016), pp.841-848 C. Hickman, K.S. Lewis, R. Little, R.G. Rastogi, M. Yonker.

Prevention for pediatric and adolescent migraine. Headache., 55 (2015), pp.1371-1381 R.D. Mauro. Treatment of pediatric migraine. N Engl J Med., 376 (2017), pp.1388 M.M. Ernst, H.L. O’Brien, S.W. Powers. Cognitive-behavioral therapy: how medical providers can increase patient and family opened and access to evidence-based multimodal therapy for pediatric migraine.

Headache, 55 (2015), pp.1382-1396 Kaitlyn E. Sahd-Brown es enfermera en el Penn State Children’s Hospital en Hershey, Pensilvania, y formadora adjunta de enfermería en la Pennsylvania College of Nursing and Health Sciences en Lancaster, Pensilvania. Lisa A. Ruth-Sahd es profesora de enfermería en el York College of Pennsylvania y Penn Medicine/Lancaster General Health en York, Pensilvania.

Las autoras y los editores declaran no tener ningún conflicto de interés potencial, económico o de otro tipo relacionado con este artículo.

¿Cómo quitar el dolor de cabeza en niños de forma natural?

Consejos para aliviar el dolor de cabeza en niños – Cuando el dolor de cabeza es una molestia puntual y poco frecuente, es conveniente tomar medidas para evitar que el malestar del pequeño aumente. Para aliviar el dolor de cabeza en niños puedes seguir una serie de consejos para que se recupere pronto:

Poner frío en la zona : una compresa fría puede calmar el dolor de cabeza infantil. Para hacerlo, basta con envolver cubitos de hielo en una tela y esperar a que el hielo se derrita un poco para ponerlo en la frente y cuello del pequeño. Cuanto más relajado se encuentre el niño, mejor, ya que los nervios empeorarían los síntomas. De este modo, es aconsejable que permanezca tumbado en la cama, en una habitación fresca y no demasiado iluminada. Masajes craneales : los dolores de cabeza suelen aminorar al masajear la zona afectada. La manera de hacerlo es muy sencilla, basta con hacer pequeños masajes con los dedos siguiendo un círculo sin presionar demasiado. Las principales zonas en las que hay que incidir son: el entrecejo, las cejas, la base del cráneo, detrás de las orejas y en las sienes, ya que son las zonas de principal tensión muscular. Dormir o reposar : el reposo, en la mayoría de casos, suele ser muy eficaz para aliviar el dolor de cabeza en niños, por lo que, si es muy tarde o temprano para que se eche una siesta, puede reposar un rato en un lugar silencioso y oscuro. Mantenerlo hidratado : también puede darse el caso de que los dolores de cabeza en el niño se produzcan por deshidratación. Por lo tanto, controla las veces que tu hijo bebe agua, así como la cantidad de líquido ingerido. También puedes darle zumos de frutas naturales para proporcionarle la hidratación necesaria. Ejercicios de respiración : en el caso de que el dolor de cabeza en el niño se produzca por estrés, esta es una manera simple de librarse del malestar. Inhalar profundamente, retener el aire por unos segundos y luego soltarlo, repitiendo varias veces, es una herramienta simple para liberar tensión y desestresar al pequeño. Además, si tu hijo tiene la tendencia a acumular mucho estrés, la práctica de actividad deportiva frecuente será de gran utilidad para mejorar su estilo de vida. Distraer al niño : cuando el dolor es leve y no dificulta la actividad del niño, será suficiente con distraerle para que pueda reposar durante unos minutos. Eso sí, no es aconsejable hacerlo con la televisión, el móvil u otro dispositivo que pueda emitir luz y sonido, ya que podría empeorar su cefalea. Por lo tanto, es mejor distraerle con juguetes o hablándole.

¿Qué provoca dolor de cabeza?

Es un dolor o molestia en la cabeza, el cuero cabelludo o el cuello. Las causas graves de los dolores de cabeza son raras. La mayoría de las personas con dolores de cabeza se pueden sentir mucho mejor haciendo cambios en su estilo de vida, aprendiendo formas de relajarse y, algunas veces, tomando medicamentos.

Puede estar relacionada con el estrés, la depresión, la ansiedad, un traumatismo craneal o sostener la cabeza y el cuello en una posición anormal.Tiende a darse en ambos lados de la cabeza. A menudo comienza en la parte posterior de la cabeza y se propaga hacia delante. El dolor puede ser sordo u opresivo, como una banda apretada o una prensa. Es posible que se sienta dolor y rigidez en los hombros, el cuello y la mandíbula.

Una cefalea migrañosa implica un dolor punzante, palpitante o pulsátil, y se encuentra en un lado de la cabeza. Generalmente ocurre con otros síntomas, como cambios en la visión, sensibilidad al ruido o a la luz o náuseas. Con una migraña:

La cefalea puede asociarse con un “aura”. Este es un grupo de síntomas de advertencia que se inician antes del dolor de cabeza. El dolor generalmente empeora a medida que usted trata de desplazarse de un lugar a otro.Las migrañas se pueden desencadenar por alimentos como el chocolate, ciertos quesos o el glutamato monosódico (GMS). La abstinencia de cafeína, la falta de sueño y el alcohol también pueden desencadenarlos.

Los dolores de cabeza de rebote, dolores de cabeza que continúan reapareciendo. Pueden ocurrir a raíz del consumo excesivo de analgésicos para otros dolores de cabeza como migraña o dolores de cabeza tensionales. Por esta razón, también se pueden llamar dolores de cabeza por el consumo excesivo de medicinas.

Cefalea en brotes es un dolor de cabeza agudo y extremadamente doloroso que ocurre hasta varias veces al día durante meses y luego desaparece por semanas o meses. En algunas personas, los dolores de cabeza no vuelven a aparecer. El dolor de cabeza dura menos de una hora y tiende a ocurrir a las mismas horas todos los días.Cefalea sinusal causa dolor en la parte frontal de la cabeza y la cara. Este tipo de dolor de cabeza se debe a la inflamación en los conductos de los senos paranasales que están detrás de las mejillas, la nariz y los ojos. El dolor es peor cuando usted se inclina hacia adelante y cuando despierta en la mañana.Los dolores de cabeza pueden ocurrir si usted tiene un resfriado, gripe, fiebre o síndrome premenstrual,Dolor de cabeza debido a un trastorno llamado arteritis temporal, Se trata de la inflamación e hinchazón de una arteria que irriga parte de la zona de la cabeza, las sienes y el cuello.

En pocas ocasiones, un dolor de cabeza puede ser un signo de una causa más seria como:

Presión arterial alta (hipertensión)Sangrado en la zona entre el cerebro y el tejido delgado que lo cubre (hemorragia subaracnoidea)Presión arterial muy altaInfección cerebral como meningitis o encefalitis, o absceso Tumor cerebral Acumulación de líquido dentro del cráneo que lleva a hinchazón cerebral ( hidrocefalia )Acumulación de presión dentro del cráneo que parece ser un tumor, aunque no lo es ( pseudotumor cerebri ) Intoxicación con monóxido de carbono Falta de oxígeno durante el sueño ( apnea del sueño )Problemas con los vasos sanguíneos y sangrado en el cerebro, como malformación arteriovenosa (MAV), aneurisma cerebral o accidente cerebrovascular

Hay medidas que usted puede tomar para manejar los dolores de cabeza en casa, especialmente migrañas o dolores de cabeza tensionales, Intente tratar los síntomas de inmediato. Cuando comiencen los síntomas de migraña:

Beba agua para evitar deshidratarse, especialmente si ha vomitado.Descanse en una habitación tranquila y oscura.Coloque un paño frío sobre la cabeza.Utilice cualquier técnica de relajación que haya aprendido.

Un diario de los dolores de cabeza puede ayudarle a identificar los desencadenantes. Cuando se presente un dolor de cabeza, anote lo siguiente:

La fecha y la hora en que comenzó.Lo que comió y bebió en las últimas 24 horas.La cantidad de tiempo que durmió la noche anterior.Lo que estaba haciendo y dónde estaba justo antes de que comenzara el dolor de cabeza.Cuánto tiempo duró el dolor de cabeza y qué lo detuvo.

Revise su diario con su proveedor de atención médica para identificar factores desencadenantes o un patrón de los dolores de cabeza. Esto puede ayudarle a usted y a su proveedor a crear un plan de tratamiento. Conocer los factores desencadenantes puede ayudarle a evitarlos.

Su proveedor ya le puede haber recetado medicamentos para tratar su tipo de dolor de cabeza. Si es así, tome el medicamento de acuerdo con las instrucciones. Para las cefaleas tensionales, trate con paracetamol, ácido acetilsalicílico ( aspirin ) o ibuprofeno. Hable con el médico si está tomando analgésicos 3 o más días a la semana.

Algunos dolores de cabeza pueden ser un signo de una enfermedad más grave. Busque ayuda médica inmediatamente para cualquiera de lo siguiente:

Es el primer dolor de cabeza que alguna vez haya tenido en su vida e interfiere con sus actividades diarias.El dolor de cabeza se presenta súbitamente y es explosivo o violento. Este tipo de dolor de cabeza necesita atención médica de inmediato. Puede deberse a la ruptura de un vaso sanguíneo en el cerebro. Llame al 911 o al número local de emergencia o vaya a la sala de emergencias más cercana.El dolor de cabeza es “el peor alguna vez sentido”, incluso si usted regularmente los padece.También presenta mala pronunciación, cambios en la visión, problemas para mover los brazos o las piernas, pérdida del equilibrio, confusión o pérdida de la memoria con el dolor de cabeza.El dolor de cabeza empeora en un período de 24 horas.También se presenta fiebre, rigidez en el cuello, náuseas y vómitos con su dolor de cabeza.El dolor de cabeza se presenta con un traumatismo craneal.El dolor de cabeza es intenso y solo en un ojo, con presencia de enrojecimiento en dicho ojo.Usted tiene más de 50 años y los dolores de cabeza apenas comenzaron.Sus dolores de cabeza están asociados con problemas de visión, dolor al masticar o pérdida de peso.Tiene antecedentes de cáncer o problemas en el sistema inmunitario (como VIH/sida) y presenta un nuevo dolor de cabeza.

Su proveedor elaborará la historia clínica y llevará a cabo un examen de la cabeza, los ojos, los oídos, la nariz, la garganta, el cuello y el sistema nervioso. También le hará muchas preguntas para conocer acerca de su dolor de cabeza. Por lo regular, el diagnóstico se basa en los antecedentes de los síntomas. Algunos de los exámenes pueden ser:

Exámenes de sangre o una punción lumbar si puede tener una infección. Tomografía computarizada o resonancia magnética de la cabeza si tiene cualquier señal de peligro o ha estado teniendo dolores de cabeza por un tiempo. Radiografía de los senos paranasales. Angiografía por resonancia magnética o tomografía computarizada.

Dolor – cabeza; Cefaleas de rebote; Dolores de cabeza por consumo excesivo de medicamentos; Dolores de cabeza por consumo excesivo de medicinas Digre KB. Headaches and other head pain. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Goldman-Cecil Medicine,26th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2020:chap 370.

Garza I, Robertson CE, Smith JH, Whealy MA. Headache and other craniofacial pain. In: Jankovic J, Mazziotta JC, Pomeroy SL, Newman NJ, eds. Bradley and Daroff’s Neurology in Clinical Practice,8th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2022:chap 102. Hoffman J, May A. Diagnosis, pathophysiology, and management of cluster headache.

Lancet Neurol,2018;17(1):75-83. PMID: 29174963 pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/29174963, Jensen RH. Tension-type headache – the normal and most prevalent headache. Headache,2018;58(2):339-345. PMID: 28295304 pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/28295304, Rozental JM. Tension-type headache, chronic tension-type headache, and other chronic headache types.

In: Benzon HT, Raja SN, Liu SS, Fishman SM, Cohen SP, eds. Essentials of Pain Medicine,4th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2018:chap 20. Versión en inglés revisada por: Joseph V. Campellone, MD, Department of Neurology, Cooper Medical School at Rowan University, Camden, NJ. Review provided by VeriMed Healthcare Network.

Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team. Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

Adblock
detector