Porque Cuando Camino Siento Que Me Voy De Lado

Porque Cuando Camino Siento Que Me Voy De Lado

¿Por qué siento que me voy de lado?

Inestabilidad o pérdida del equilibrio – Perder el equilibrio al caminar o sentirse inestable puede deberse a lo siguiente:

Problemas del sistema vestibular. Las alteraciones en el oído interno pueden causar la sensación de que la cabeza flota o pesa, y provocar inestabilidad en la oscuridad. Daño en los nervios de las piernas (neuropatía periférica). Las lesiones pueden generar dificultades para caminar. Problemas articulares, musculares o visuales. La debilidad muscular y las articulaciones inestables pueden contribuir a la pérdida del equilibrio. Los problemas de la vista también pueden causar inestabilidad. Medicamentos. La pérdida del equilibrio o inestabilidad puede ser un efecto secundario de ciertos medicamentos. Algunas afecciones neurológicas. Incluyen afecciones como la espondilosis cervical y la enfermedad de Parkinson.

¿Qué enfermedad produce desequilibrio al caminar?

¿Cuáles son las causas de los problemas para caminar? – El patrón de cómo usted camina se llama marcha. Una variedad de problemas puede causar una alteración de la marcha y dar lugar a problemas para caminar. Estos incluyen:

Desarrollo anormal de los músculos o huesos de sus piernas o los pies Artritis de cadera, rodillas, tobillos o pies Enfermedades del cerebelo, área del cerebro que controla la coordinación y el equilibrio Problemas de los pies, incluyendo callos y callosidades, llagas y verrugas Infecciones Lesiones como fracturas (huesos rotos), torceduras y distensiones ; y tendinitis Trastornos del movimiento como la enfermedad de Parkinson Enfermedades neurológicas, incluyendo esclerosis múltiple y trastornos de los nervios periféricos Problemas de la visión

¿Por qué se pierde el equilibrio al caminar?

¿Qué causa los trastornos del equilibrio? – Las causas de los problemas de equilibrio incluyen ciertos medicamentos, una infección del oído, una lesión en la cabeza, o cualquier otra cosa que afecta el oído interno o el cerebro. La presión arterial baja puede causar mareos cuando la persona se pone de pie demasiado rápido.

¿Qué médico trata la pérdida de equilibrio?

El especialista neurólogo es el encargado de tratar los problemas de mareos y pérdidas de equilibrio. Es posible que, en función de la causa de la inestabilidad, se requiera la colaboración de un especialista otorrinolaringólogo u oftalmólogo.

¿Qué pasa cuando se pierde la fuerza en las piernas?

Usar el cerebro para mover un músculo –

Mover un músculo por lo general implica la comunicación entre el músculo y el cerebro a través de los nervios. El ímpetu para mover un músculo puede originarse en el cerebro, como cuando una persona decide conscientemente mover un músculo, por ejemplo, para levantar un libro. O el impulso de mover un músculo tiene su origen en los sentidos. Por ejemplo, las terminaciones nerviosas especiales de la piel (receptores sensoriales) permiten sentir el dolor o un cambio de temperatura. Esta información sensorial se envía al cerebro y este envía un mensaje al músculo para saber cómo responder. En este tipo de intercambio intervienen dos vías nerviosas complejas:

La vía nerviosa sensorial hacia el encéfalo La vía nerviosa motora hacia el músculo

Si los receptores sensoriales de la piel detectan dolor o un cambio de temperatura transmiten un impulso (señal) que llega al cerebro. El impulso viaja a lo largo de un nervio sensorial hasta la médula espinal. Cruza la sinapsis (unión entre dos células nerviosas) entre el nervio sensorial y una neurona de la médula espinal. El impulso va desde la neurona de la médula espinal hasta el lado opuesto de la médula espinal. El impulso asciende por la médula espinal y a través del tronco del encéfalo hasta el tálamo, que es un centro de procesamiento de la información sensorial ubicado en las profundidades del encéfalo. El impulso cruza una sinapsis en el tálamo hacia las fibras nerviosas, que llevan el impulso de la corteza sensorial cerebral (el área que recibe e interpreta la información desde los receptores sensoriales). La corteza sensorial percibe el impulso. Entonces se inicia el movimiento, lo que desencadena que la corteza motora (el área que planea, controla y ejecuta los movimientos voluntarios) genere un impulso. El nervio que lleva el impulso cruza hasta el lado opuesto de la base del cerebro. El impulso se envía a la médula espinal. El impulso cruza la sinapsis entre las fibras nerviosas de la médula espinal y un nervio motor que se encuentra en la médula espinal. El impulso se desplaza hacia el exterior de la médula espinal a lo largo del nervio motor. En la unión neuromuscular (el lugar donde los nervios se conectan con los músculos), el impulso cruza desde el nervio motor hasta los receptores situados sobre la placa motora terminal del músculo, donde el impulso estimula al músculo para que se mueva.

Si la sensación se produce de repente y es grave (como sucede al pisar una piedra afilada o al tomar una taza de café muy caliente), el impulso puede viajar a la médula espinal y directamente de vuelta al nervio motor, sin pasar por el cerebro. El resultado es una respuesta rápida de un músculo, al retirarse inmediatamente de lo que sea que esté causando el dolor. Esta respuesta se denomina reflejo vertebral.

Además, la cantidad de tejido muscular debe ser normal, y el tejido debe ser capaz de contraerse en respuesta a la señal nerviosa. Por lo tanto, la verdadera debilidad se produce solo cuando una o más partes de esta vía, cerebro, médula espinal, nervios, músculos, o las conexiones entre ellos, está dañada o enferma.

  1. La debilidad puede aparecer de forma brusca o de manera gradual.
  2. La debilidad puede afectar a todos los músculos del cuerpo (debilidad generalizada) o solo a una parte.
  3. Por ejemplo, dependiendo de donde se localice la lesión de la médula espinal, se puede producir debilidad únicamente en las piernas.
  4. Los síntomas dependen de cuáles son los músculos afectados.

Por ejemplo, cuando la debilidad afecta a los músculos del tórax, la persona afectada puede tener dificultad para respirar. Cuando la debilidad afecta a los músculos que controlan los ojos, el sujeto puede tener visión doble. La debilidad muscular completa causa parálisis. ). Es decir, las causas se agrupan en aquellas que afectan al cerebro, a la médula espinal, a los nervios periféricos, a los músculos o a las conexiones entre los nervios y los músculos. Sin embargo, algunos trastornos afectan a más de una zona. Las causas varían en función de si la debilidad es generalizada o solo afecta a músculos específicos.

Disminución de la aptitud física general (lo que se denomina desacondicionamiento), que puede ser el resultado de una enfermedad y/o una disminución de las reservas físicas (fragilidad), como la masa muscular, la densidad ósea, y la reserva cardíaca y respiratoria, sobre todo en las personas de edad avanzada Pérdida de tejido muscular (atrofia) debida a largos periodos de inactividad o reposo en cama, como ocurre en una Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) Lesión nerviosa debida a una enfermedad o a un traumatismo grave, como quemaduras profundas o extensas Fármacos utilizados para paralizar los músculos, por ejemplo, para que el paciente no se mueva durante la cirugía o mientras está conectado a un respirador

Las causas más frecuentes de la debilidad en los músculos específicos son las siguientes En las personas con un trastorno convulsivo se puede debilitar un lado del cuerpo después de una convulsión (llamada parálisis de Todd). La debilidad suele disminuir al cabo de varias horas.

  1. En muchos casos se manifiesta debilidad cuando el problema es en realidad la fatiga Fatiga La fatiga se produce cuando una persona siente una fuerte necesidad de descansar y tiene tan poca energía que le es difícil iniciar y mantener la actividad.
  2. Es normal después de un esfuerzo.
  3. Obtenga más información,

Las causas comunes de fatiga son: una enfermedad grave, cáncer, infección crónica (como la infección por VIH Infección por el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) La infección por el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) es un trastorno vírico que, progresivamente, destruye ciertos glóbulos blancos (leucocitos) y se trata con medicamentos antirretrovirales., hepatitis Introducción a la hepatitis La hepatitis es una inflamación del hígado. (Véase también Introducción a la hepatitis vírica aguda e Introducción a la hepatitis crónica.) La hepatitis es frecuente en todo el mundo. La hepatitis. obtenga más información o mononucleosis Mononucleosis infecciosa El virus de Epstein-Barr (VEB) es el causante de algunas enfermedades, entre ellas la mononucleosis infecciosa. ), insuficiencia cardíaca Insuficiencia cardíaca La insuficiencia cardíaca es un trastorno en el cual el corazón es incapaz de satisfacer las demandas del organismo, lo que conduce a una reducción del flujo sanguíneo, retroceso (congestión). obtenga más información, insuficiencia renal Introducción a la insuficiencia renal La insuficiencia renal se produce cuando los riñones no son capaces de filtrar adecuadamente los residuos metabólicos presentes en la sangre. La insuficiencia renal tiene muchas posibles causas.

  • Obtenga más información, insuficiencia hepática Insuficiencia hepática La insuficiencia hepática es un deterioro grave de la función hepática.
  • La insuficiencia hepática es causada por un trastorno o una sustancia que daña el hígado.
  • En la mayoría de los casos se.
  • Obtenga más información, anemia Introducción a la anemia La anemia es una enfermedad en la que el número de glóbulos rojos (eritrocitos) es bajo.
You might be interested:  Que Tomar Cuando Estas Intoxicado

Los glóbulos rojos contienen hemoglobina, una proteína que les permite transportar oxígeno desde los. obtenga más información, síndrome de fatiga crónica Síndrome de fatiga crónica El síndrome de fatiga crónica, también denominado encefalomielitis miálgica/síndrome de fatiga crónica (EM/SFC), hace referencia a una fatiga duradera, intensa e incapacitante sin causa física.

obtenga más información, fibromialgia Fibromialgia La fibromialgia se caracteriza por insomnio, fatiga, aturdimiento mental y rigidez y dolor generalizados en los tejidos blandos, incluidos los músculos, los tendones y los ligamentos. La falta. obtenga más información y trastornos del estado de ánimo (como la depresión Depresión Una breve descripción del trastorno de duelo prolongado.

La depresión es un sentimiento de tristeza y/o una disminución del interés o del placer en las actividades que se convierte en un trastorno. obtenga más información ). La esclerosis múltiple puede causar fatiga que aumenta con la exposición al calor y a la humedad.

  1. En primer lugar, el médico trata de determinar si el paciente está débil o simplemente cansado.
  2. Si el paciente está debilitado, el médico determina si la debilidad es lo suficientemente grave o está empeorando con la suficiente rapidez como para poner en riesgo su vida.
  3. Los médicos también intentan identificar la causa.

En los pacientes con debilidad, los siguientes síntomas son motivo de preocupación:

Debilidad que se convierte en intensa al cabo de pocos días o menos Dificultad respiratoria Dificultad para levantar la cabeza mientras el paciente está acostado Dificultad para masticar, hablar o tragar Pérdida de la capacidad de caminar

Las personas que tienen algún signo de alarma deben acudir a un servicio de urgencias de inmediato. Es fundamental la atención médica inmediata porque cuando la debilidad se acompaña de algún signo de alarma puede empeorar rápidamente y causar discapacidad permanente o incluso la muerte.

Aquellos que no tienen signos de alarma deben llamar a su médico. El médico puede decidir la rapidez con que necesitan ser vistos en función de sus síntomas y otros trastornos que tengan. Si la debilidad empeora gradualmente (en meses a años), la persona afectada debe discutir el problema con su médico en su próxima visita.

El médico solicita al paciente que describa con detalle lo que está percibiendo como debilidad. El médico pregunta

Cuándo comenzó la debilidad Si comenzó de forma repentina o de manera gradual Si es constante o está empeorando A qué músculos afecta Si afecta, y en qué grado, a la capacidad para realizar ciertas actividades, como respirar, cepillarse los dientes o peinarse, hablar, tragar, levantarse de una silla, subir escaleras y caminar Si tiene otros síntomas que podrían indicar una disfunción del sistema nervioso, como problemas del habla o de la visión, pérdida de la sensibilidad o de la memoria, o convulsiones Si alguna actividad o condición (como el calor o el uso repetitivo de un músculo) empeora la debilidad

Lo que parece ser una debilidad súbita es a veces debilidad progresiva, aunque la persona afectada no se percata hasta que ya no puede hacer algo, como caminar o anudarse los zapatos. Basándose en la descripción de la debilidad, el médico a menudo puede identificar las causas más probables, como son:

Un trastorno muscular: debilidad que comienza en las caderas y en los muslos o en los hombros (es decir, el sujeto tiene dificultad para ponerse de pie o levantar sus brazos por encima de la cabeza) sin deterioro de la sensibilidad Un trastorno del nervio periférico: la debilidad comienza en los pies y en las manos (es decir, el paciente tiene dificultad para levantar una taza, escribir o para subir un bordillo) y, además, existe pérdida de sensibilidad

El médico también pregunta sobre otros síntomas, lo que puede sugerir una o varias posibles causas. Por ejemplo, si una persona con dolor lumbar y antecedentes de cáncer refiere debilidad en una pierna, la causa puede ser que el tumor se ha extendido y ejerce presión sobre la médula espinal.

Los médicos preguntan sobre las enfermedades que aumentan el riesgo de trastornos que causan debilidad. Por ejemplo, preguntan a la persona afectada si sufre hipertensión arterial o ateroesclerosis (que aumentan el riesgo de accidente cerebrovascular) o si ha viajado a una zona donde la enfermedad de Lyme es frecuente.

También pregunta sobre el uso pasado y actual de fármacos, incluyendo el alcohol y las drogas ilegales. Es útil saber si algún familiar del paciente ha sufrido síntomas similares para determinar si la causa es hereditaria. El médico observa cómo camina la persona.

  • El modo de caminar puede indicar cuál es el trastorno que provoca los síntomas o su ubicación.
  • Por ejemplo, si la persona arrastra una pierna al caminar o no balancea tanto un brazo como el otro cuando camina, o ambos signos a la vez, sus síntomas pueden estar causados por un accidente cerebrovascular.

El médico también busca otros signos que indican que el sistema nervioso no está funcionando bien, como una pérdida de coordinación o de sensibilidad.

El cerebro o la médula espinal: si los reflejos son muy fáciles de obtener y son muy fuertes Los nervios: si los reflejos son difíciles de obtener y son lentos o están ausentes

Se realiza una exploración física general para buscar otros síntomas que puedan sugerir una posible causa, como dificultad respiratoria (posiblemente causada por un trastorno cardíaco o pulmonar). En general, si los antecedentes clínicos y la exploración física no detectan alteraciones concretas que sugieran que la causa se localiza en el cerebro, la médula espinal, los nervios, o que se trate de un trastorno muscular, es probable que la causa sea la fatiga. Se realizan otras pruebas en función de dónde considere el médico que se localiza el problema:

Trastorno del cerebro: resonancia magnética nuclear (RMN) o, si no es posible, tomografía computarizada (TC) Trastorno de la médula espinal: RMN o, si no es posible, una tomografía computarizada con contraste para ver la médula (mielo-TC) y, a veces, una punción lumbar Trastorno de los nervios periféricos (incluyendo polineuropatías) o un trastorno de la unión neuromuscular: electromiografía y, generalmente, estudios de conducción nerviosa Trastorno muscular (miopatía): electromiografía, generalmente estudios de conducción nerviosa y, posiblemente, RMN, determinación de enzimas musculares, biopsia muscular y/o pruebas genéticas.

En ocasiones, la RMN no está disponible o no se puede hacer, por ejemplo, en aquellas personas que tienen un marcapasos, tienen implantado otro dispositivo metálico o restos metálicos (como metralla) en su cuerpo. En estos casos, se sustituye por otra prueba complementaria.

Un hemograma completo Medición de los niveles de electrólitos (como potasio, calcio y magnesio), de azúcar (glucosa), y de la hormona estimulante del tiroides Velocidad de sedimentación globular (VSG), que puede detectar inflamación

A veces se realizan análisis de sangre para evaluar la función renal y hepática y detectar el virus de la hepatitis. La fisioterapia y la terapia ocupacional pueden ayudar a la persona afectada a adaptarse a la debilidad permanente y compensar la pérdida de la función.

You might be interested:  Hasta Cuando Hay Plazo De Pagar Las Cesantias

La fisioterapia puede ayudar a mantenerse y, a veces, a recuperar fuerzas. Conforme se envejece, la cantidad de tejido muscular y la fuerza de los músculos tienden a disminuir. Estos cambios ocurren en parte porque las personas de edad avanzada pueden ser menos activas, pero también porque disminuye la producción de hormonas que estimulan el desarrollo muscular.

Por lo tanto, para las personas de edad avanzada, el reposo en cama durante una enfermedad puede tener un efecto devastador. En comparación con las personas más jóvenes, las personas de edad avanzada parten de un menor tejido muscular y fuerza al comienzo de la enfermedad y pierden tejido muscular más rápidamente durante la enfermedad.

  • Los fármacos son otra causa común de debilidad en las personas de edad avanzada, porque toman más medicamentos y son más susceptibles a los efectos secundarios de los mismos (como daño muscular y problemas neurológicos).
  • Al evaluar a personas de edad avanzada con debilidad, el médico también se centra en los trastornos que no causan debilidad pero interfieren con el equilibrio, la coordinación, la visión o la movilidad, o que ocasionan que la movilidad sea dolorosa (como la artrosis).

Las personas de edad avanzada pueden describir de forma errónea los efectos de estos trastornos como debilidad. Con independencia de cuál sea la causa de la debilidad, la fisioterapia por lo general puede ayudar a las personas mayores a mejorar su funcionalidad.

Muchos pacientes de forma equivocada refieren que se sienten débiles cuando en realidad quieren decir que están cansados o que sus movimientos están limitados debido a dolor y/o rigidez. La verdadera debilidad muscular se produce solo cuando alguna parte de la vía necesaria para que se produzca el movimiento muscular voluntario (desde el cerebro hasta los músculos) no funciona de forma adecuada. A menudo, el médico puede determinar si el problema es una verdadera debilidad muscular y puede identificar la causa basándose en el patrón de síntomas y los resultados de la exploración física. La fisioterapia suele ser útil para conservar la fuerza, independientemente de cuál sea la causa de la debilidad.

¿Cuál es el órgano encargado de mantener el equilibrio?

Los canales en forma de bucle en el oído interno contienen líquido y sensores finos y similares a vellos que te ayudan a mantener el equilibrio. En la base de los canales se encuentran el utrículo y el sáculo, los cuales contienen un parche de células ciliadas sensoriales cada uno.

¿Cómo saber si estoy perdiendo el equilibrio?

Introducción – ¿Se ha sentido mareado, aturdido o como si la habitación estuviera dando vueltas a su alrededor? Si esta sensación le sucede a menudo, puede ser un signo de un problema de equilibrio. Los problemas de equilibrio pueden hacer que usted se sienta inestable.

También puede tener visión borrosa, confusión y desorientación. Es una causa de caídas y lesiones, como fractura de cadera. Algunos problemas de equilibrio se deben a problemas en el oído interno, otros pueden estar relacionados con diferentes partes del cuerpo como el cerebro o el corazón. El envejecimiento, las infecciones, las lesiones en la cabeza, ciertos medicamentos o alteraciones en la circulación de la sangre pueden causar problemas de equilibrio.

Es importante consultar a un médico si tiene problemas de equilibrio. Estos pueden ser señales de otros problemas de salud, como una infección de oído o un derrame cerebral. Su médico puede referirlo a un especialista para el diagnóstico. Es posible que necesite una prueba de audición, análisis de sangre o estudios de imagen de la cabeza y el cerebro.

Otras pruebas posibles observarán sus movimientos oculares, y cómo su cuerpo responde al movimiento. En algunos casos, el tratamiento de la enfermedad que está causando el desorden le ayudará con el problema de equilibrio. Los ejercicios, un cambio en la dieta y algunos medicamentos también pueden ayudar.

NIH: Instituto Nacional de la Sordera y otros Trastornos de la Comunicación

¿Qué puede causar mareos y debilidad?

El mareo también puede ocurrir si usted tiene gripe, hipoglucemia, un resfriado o alergias. Las afecciones más graves que puede conducir a un mareo incluyen: Problemas cardíacos, tales como ritmo cardíaco anormal o ataque cardíaco. Accidente cerebrovascular.

¿Qué emociones causan mareos?

¿Es peligroso? – Sufrir mareos propiciados por la ansiedad y el estrés suele resultar incómodo y produce malestar, pero no hay motivo para alarmarse ; por sí mismo no es un síntoma de una enfermedad peligrosa ni produce un daño significativo en el organismo.

¿Cómo son los mareos de anemia?

Mareo, cansancio, debilidad ¿Es anemia? Sentirse débil, mareado o sin apetito pueden ser señales de numerosas afecciones. Si estos síntomas perduran en el tiempo, pueden indicar la existencia de un bajo nivel de glóbulos rojos o de hemoglobina en la sangre, un trastorno que se conoce como anemia y que puede darse por muchos motivos diferentes.

Cuando la sangre tiene menos glóbulos rojos de lo normal, o si no contienen suficiente hemoglobina –una proteína rica en hierro que le da a la sangre su color escarlata característico–, aparece la anemia.La anemia es una alteración frecuente en mujeres, niños pequeños y adolescentes, y puede ser el resultado de trastornos hereditarios, problemas nutricionales (como la deficiencia de hierro o de vitaminas), infecciones, patologías de la médula ósea o incluso la exposición a fármacos o toxinas, entre otras muchas causas. Los síntomas más frecuentes Las personas que padecen anemia suelen sentirse débiles y fatigadas, y estar mareadas e irritables. Otros síntomas frecuentes son:– debilitamiento del sistema inmunitario– cabello en mal estado– uñas frágiles– sensación de hormigueo en las manos y en los pies– pérdida de apetito– palidez– ritmo cardíaco irregular– insomnio– mayor posibilidad de infección de las heridas Tipos de anemia

La disminución de hematíes se produce por la pérdida de sangre, por una producción defectuosa o porque algo los está destruyendo. Dependiendo del motivo, encontramos diversas clases de anemia, Entre ellas, las más habituales son:

Anemia ferropénica: es la anemia más común y se produce porque los bajos niveles de hierro impiden la fabricación adecuada de los glóbulos rojos necesarios para transmitir oxígeno a las células. Son muchas las causas que la originan, pero la más frecuente es la pérdida de sangre por el tubo digestivo, lo que obliga a estudiar este órgano en la mayoría de los pacientes. No obstante, los niveles de hierro también pueden estar bajos debido a períodos menstruales muy abundantes, embarazo, trastornos hereditarios o una dieta que no proporciona la cantidad necesaria de este mineral.

Anemia megaloblástica: es otra anemia carencial, que, en este caso, se produce cuando hay bajos niveles de ácido fólico y vitamina B12, Este trastorno sanguíneo consiste en el agrandamiento de los glóbulos rojos. La malformación provoca que la médula ósea produzca menos hematíes o que mueran antes de que cumplan sus expectativas de vida, de 120 días.

Anemia perniciosa: es un tipo de anemia megaloblástica que se produce debido a una mala absorción de la vitamina B12 por parte del organismo. Para que la vitamina B12 pueda ser absorbida por el cuerpo, debe unirse al factor intrínseco gástrico una proteína secretada por las células del estómago. La ausencia del factor intrínseco puede deberse a una deficiencia genética o una enfermedad autoinmune.

Anemia falciforme: es una enfermedad de la sangre de origen hereditario que se produce porque los glóbulos rojos son anormales: tienen forma de hoz o media luna, en vez de su característica forma de disco. Esta anomalía dificulta la circulación de los hematíes y puede dar lugar a la obstrucción los vasos sanguíneos, causando síntomas como dolor en las extremidades. Los glóbulos rojos con forma de hoz también tienen una vida más corta, lo que provoca anemia porque no son reemplazados a tiempo.

Anemia hemolítica: tiene lugar cuando la velocidad de destrucción de los hematíes supera la de su producción. Los motivos para que esto ocurra se pueden encontrar en el propio glóbulo rojo, que no sea normal, o en factores extrínsecos (respuestas anormales del sistema inmunitario, infecciones, efectos secundarios de un medicamento, etc.).

Talasemia: conocida como anemia de Cooley, es un trastorno sanguíneo hereditario en el cual el cuerpo produce una forma anormal de hemoglobina, que ocasiona la destrucción excesiva de los glóbulos rojos.

Porque Cuando Camino Siento Que Me Voy De Lado ¿De qué forma se trata una anemia? Puesto que la anemia puede ser producto de muchas y diversas enfermedades, su tratamiento dependerá, fundamentalmente, de la causa que la produzca. Por ello, es imprescindible llegar previamente a un diagnóstico adecuado.

  • En las anemias más comunes, lo habitual es que el médico recete suplementos de hierro, vitamina B12, ácido fólico u otras vitaminas y minerales para restablecer el equilibrio corporal.
  • Pero, en casos más graves, pueden ser necesarias transfusiones de sangre, corticosteroides u otros medicamentos, con el fin de inhibir el sistema inmunitario, o el uso de eritropoyetina, un fármaco que ayuda a que la médula ósea produzca más células sanguíneas.
You might be interested:  Como Ocultar Mi Numero Cuando Llamo

¿Lo sabías? Existen muchos alimentos que aportan hierro al organismo. Entre ellos, la carne de vaca, pollo, pavo o cerdo y el hígado. También lo contienen algunos alimentos que provienen del mar, como las almejas o las sardinas. De entre las legumbres, la soja en grano y las lentejas son las leguminosas con más contenido en hierro.

También los cereales integrales aportan este mineral al organismo. Entre los vegetales, las espinacas y las acelgas contienen entre 3 y 4 miligramos por ciento de hierro de baja absorción. Si se combinan con cítricos ricos en vitamina C o con un poco de carne, su absorción se incrementa y el organismo aprovecha más su hierro.

Si te sientes alicaído, débil o mareado con frecuencia, acude a tu médico de referencia para que valore la posible existencia de algún tipo de anemia, Seguramente, solicitará la realización de una analítica de sangre para ver si algún parámetro asociado sale alterado, y te indicará qué tratamiento seguir para recuperar la normalidad.

¿Por qué siento rara la cabeza?

¿Cuáles son las posibles causas? – Hay diferentes tipos de sensaciones que podemos sentir en la cabeza y éstas pueden tener diferentes causas. Algunas de las posibles causas de las sensaciones raras en la cabeza son:

  • Estrés y ansiedad : el estrés y la ansiedad pueden provocar sensaciones de tensión muscular en la cabeza y el cuello, lo que puede causar el dolor de cabeza. La ansiedad puede manifestarse de muchas formas diferentes, incluyendo dolores de cabeza, mareos, zumbidos en los oídos y sensaciones extrañas en la cabeza. Estos síntomas son consecuencia de la alta activación del sistema nervioso autónomo, que se produce cuando tenemos ansiedad para preparar al cuerpo ante situaciones que valoramos como peligrosas.
  • Migrañas : Las migrañas son un tipo de dolor de cabeza que puede ir acompañadas de otras sensaciones como náuseas, mareos y sensaciones extrañas en la cabeza. Estas sensaciones se producen como consecuencia de cambios en la circulación de la sangre y en la actividad eléctrica del cerebro.
  • Problemas de sueño : si no dormimos lo suficiente el cuerpo está fatigado, el sistema nervioso libera ciertas sustancias químicas y hay un desequilibrio de los neurotransmisores en el cerebro que puede causar una serie de síntomas: mareos, sensación de presión en la cabeza y otros tipos de sensaciones raras en la cabeza.
  • Problemas neurológicos : diferentes trastornos neurológicos pueden generar también dolor de cabeza, que suele ser el resultado de cambios en la actividad eléctrica del cerebro y en la capacidad del cerebro para procesar la información sensorial.
  • Problemas de la vista : las sensaciones raras en la cabeza también pueden estar relacionadas con problemas de visión, como el astigmatismo, la hipermetropía o la presbicia.
  • Infecciones : las infecciones, como la sinusitis o la meningitis, pueden causar sensaciones raras en la cabeza: dolor de cabeza, cosquilleo o presión.
  • Problemas de oído : Los problemas de oído, como la otitis, pueden causar sensaciones extrañas en la cabeza debido a que el oído interno está conectado con el cerebro a través del nervio auditivo.
  • Efectos secundarios de medicamentos: Algunos medicamentos tienen efectos secundarios que pueden causar sensaciones extrañas en la cabeza.

¿Que puedo tener si me siento desorientado?

La confusión o la lucidez mental disminuida pueden ser el primer síntoma de una enfermedad grave, particularmente en adultos mayores. Los problemas de salud que pueden causar confusión o lucidez mental disminuida incluyen: Infecciones, como una infección urinaria, infección respiratoria o septicemia.

¿Cuánto tiempo puede durar el vértigo posicional?

Recursos de temas El vértigo posicional paroxístico benigno es un trastorno frecuente que ocasiona breves episodios de vértigo (falsa sensación de movimiento o de rotación) en respuesta a los cambios de posición de la cabeza que estimulan el canal semicircular posterior del oído interno.

Al mover la cabeza, se experimenta una breve (por lo general de menos de un minuto) sensación de que uno mismo o todo lo que le rodea se está moviendo o girando. También pueden sufrirse náuseas y vómitos, y movimientos oculares anómalos. El médico basa el diagnóstico en los síntomas y las situaciones en que se producen, además de la exploración clínica. La maniobra de Epley, realizada una o dos veces, alivia los síntomas en la mayoría de las personas.

La mayoría de los episodios de vértigo posicional paroxístico benigno se desencadenan por un cambio en la posición de la cabeza, por lo general al girar la cabeza sobre la almohada después de despertar o al inclinar la cabeza hacia atrás para alcanzar un estante alto.

El vértigo posicional paroxístico benigno suele desarrollarse cuando las partículas de calcio (otoconia) que normalmente se encuentran incrustadas en una parte del oído interno (el utrículo y el sáculo) se desplazan hacia otra zona del oído interno (habitualmente el canal semicircular posterior). El oído interno contiene tres canales semicirculares que contribuyen al equilibrio.

De los tres canales, el canal posterior está en la mejor posición para recibir la mayoría de las partículas sueltas a través de la gravedad durante la noche. Con menor frecuencia, las partículas se mueven hacia los otros dos canales. A medida que las partículas se acumulan, se va formando un lodo calcáreo que amplifica el movimiento del líquido en el canal cuando la cabeza cambia de posición.

Otitis Lesión en la cabeza o en el oído Reposo prolongado en cama Cirugía de oído

Los síntomas del vértigo posicional paroxístico benignoson

Episodios breves de vértigo, en los que la persona afectada siente como si ella o su entorno se estuvieran moviendo o girando Náuseas y/o vómitos

El vértigo posicional benigno puede llegar a asustar y a ser desagradable, pero suele ser inofensivo y desaparece por sí solo o mediante maniobras sencillas. Se desencadena al mover la cabeza, como por ejemplo al girarse en la cama o agacharse para recoger algo.

Cada episodio de vértigo dura solo entre unos pocos segundos y unos cuantos minutos. Pueden sufrirse muchos episodios en el transcurso de unos pocos días o semanas, y pasado este tiempo los episodios van desapareciendo por sí solos. El vértigo puede acompañarse de náuseas, vómitos y un tipo específico de movimiento ocular en el que los ojos se mueven rápidamente en una determinada dirección alternando con un lento retorno a su posición original (lo que se denomina nistagmo).

No se produce pérdida de audición ni ruido en los oídos (acúfenos). A pesar de que los síntomas no son peligrosos, pueden darse caídas u otros accidentes si un episodio tiene lugar mientras la persona se halla en una situación potencialmente peligrosa, como conduciendo un coche.

maniobra de Dix-Hallpike A veces, pruebas de diagnóstico por la imagen

El diagnóstico del vértigo posicional paroxístico benigno se basa en la descripción de los síntomas y en las circunstancias en que se producen.

El paciente se sienta en la camilla con la cabeza girada 45º a la derecha. A continuación se le tumba de manera que la cabeza permanece girada 45º colgando de la camilla unos 20º. Existe un retraso de 5 a 10 segundos (denominado latencia) entre la aparición del vértigo y el nistagmo, aunque dicho retraso puede llegar a alcanzar los 30 segundos. Los síntomas duran de 10 a 30 segundos, y posteriormente disminuyen y desaparecen (lo que se denomina fatiga). Mantener la mirada fija en un punto (fijación visual) reduce o incluso anula el nistagmo, por lo que en condiciones idóneas la maniobra debería realizarse llevando puestas unas gafas de Frenzel, que imposibilitan fijar la vista en algo.

Maniobras de cabeza para volver a colocar las partículas en el conducto auditivo

Por lo general, el vértigo posicional paroxístico benigno es fácil de tratar. Por lo general, no se recomiendan medicamentos. Rara vez ayudan y pueden empeorar los síntomas. Las partículas desplazadas a menudo pueden moverse hacia fuera del canal semicircular posterior, hacia una parte del oído donde no causan síntomas.

Adblock
detector