Que Significa Gozo En La Biblia?

Que Significa Gozo En La Biblia
De Wikipedia, la enciclopedia libre

Este artículo o sección necesita referencias que aparezcan en una publicación acreditada, Este aviso fue puesto el 7 de agosto de 2020.

El gozo es la intensidad de los sentidos, propio de los seres humanos ya que es una inmensa alegría. En el cristianismo, el gozo (del latín gaudium ) hace parte del fruto del Espíritu Santo (Gálatas 5:22), el segundo de los que enumera San Pablo en su carta a los Gálatas.

  • El gozo, y lo mismo debería decirse de la paz, es efecto de la caridad (amor, ágape ); por eso el apóstol lo coloca inmediatamente después de ella y antes de otras virtudes morales.
  • Según algunos estudiosos de San Pablo, gozo es aquella profunda alegría espiritual que el Espíritu Santo infunde en los corazones de quienes deciden seguir a Dios.

Así lo explica Santo Tomás de Aquino diciendo “al acto de la caridad se sigue siempre el gozo; pues todo amante goza en la posesión del amado, y la caridad tiene siempre presente a Dios según lo afirma San Juan” (1 Jn 4, 16). Otros autores, más bien definen el gozo como virtud ; esto es, la alegría y complacencia que siente el cristiano en la extensión del Reino de Dios y su justicia, tal como lo da a entender el mismo apóstol (1 Cor 8, 6).

¿Qué quiere decir la palabra gozo?

Sentimiento de complacencia en la posesión, recuerdo o esperanza de bienes o cosas apetecibles.2.m. Alegría del ánimo.

¿Qué produce el gozo del Señor?

2) Un cristiano gozoso es la mejor «propaganda» al mensaje del evangelio. – Cuando un creyente está satisfecho en Dios, está testificando al mundo que Él es suficiente para nosotros. El gozo de un cristiano es un testimonio poderoso de la satisfacción y la plenitud que solo Cristo puede producir.

: «los cristianos infelices son, para decir lo menos, una pobre recomendación de la fe cristiana». La presencia de Dios es fuente de alegría y deleite. No podemos decir que tenemos comunión con Dios y vivir en amargura o en tristeza inconsolable Cuando estamos frente al mundo y a pesar de la escasez, estamos demostrando que Cristo es nuestro mayor tesoro y que poseerlo es la razón de nuestro gozo.

Al regocijarnos en la aflicción, estamos presentando una evidencia contundente del valor de Cristo. El gozo cristiano genuino hace más creíble el mensaje del evangelio o, por lo menos, no le pone tropiezos. La falta de gozo que muchas veces se expresa en una falta de entusiasmo, en quejas, insatisfacción, en una frecuente tristeza y una constante amargura, puede ser de tropiezo para el mensaje del evangelio que precisamente ofrece el gozo de la salvación.

¿Cuál es la diferencia entre el gozo y la alegría?

En principio, gozo y alegría podrían ser sinónimos, separados en todo caso por un asunto de gradación, es decir, que el gozo constituye un mayor grado de regocijo que la mera alegría. Sin embargo, dichos matices no suelen ser tomados muy en cuenta en el habla cotidiana.

¿Qué es gozo según la Biblia Reina Valera?

Cuando descubres la verdad y recibes la revelación de la Palabra de Dios, produce gozo en tu corazón. Hay algo acerca de cuando Dios abre tus ojos y puedes ver la verdad de las Escrituras que hace que el gozo brote en tu alma.

¿Cómo tener el gozo de Dios?

La forma más segura de hallar gozo en esta vida es unirse a Cristo para ayudar a los demás. El Señor no pide que nuestros jóvenes del Sacerdocio Aarónico hagan todo, pero lo que sí pide es impresionante. Hace unos años, nuestra pequeña familia pasó por lo que muchas familias afrontan en este mundo caído.

  1. Nuestro hijo menor, Tanner Christian Lund, enfermó de cáncer.
  2. Era un pequeño increíble, como suelen serlo los niños de nueve años.
  3. Era graciosamente travieso y, al mismo tiempo, asombrosamente consciente de lo espiritual; un traviesito y un ángel, revoltoso y bueno.
  4. Cuando era pequeño y todos los días nos desconcertaba con sus travesuras, nos preguntábamos si acabaría siendo el profeta o un ladrón de bancos, pero fuera lo que fuera, parecía que iba a dejar una huella en el mundo.

Y entonces cayó gravemente enfermo. Durante los tres años siguientes, la medicina moderna se valió de medidas heroicas, incluso dos trasplantes de médula ósea; tiempo en que le dio neumonía, lo cual le requirió pasar diez semanas inconsciente conectado a un respirador.

  1. De manera milagrosa, se recuperó por un corto tiempo, pero luego volvió a tener cáncer.
  2. Poco tiempo antes de fallecer, la enfermedad de Tanner le había invadido los huesos y, aun con medicamentos fuertes, tenía dolor; apenas podía levantarse de la cama.
  3. Un domingo por la mañana, su madre, Kalleen, entró a su habitación para ver cómo estaba antes de que la familia saliera a la Iglesia.

Ella se sorprendió al ver que, de algún modo, se había vestido y estaba sentado al borde de la cama, batallando con dolor para abotonarse la camisa. Kalleen se sentó a su lado y le dijo: “Tanner, ¿seguro que estás lo suficientemente fuerte como para ir a la Iglesia? Quizás el día de hoy debas quedarte en casa y descansar”.

  1. Él miró fijamente al piso.
  2. Era diácono, pertenecía a un cuórum y tenía una asignación.
  3. Hoy me toca repartir la Santa Cena”.
  4. Bueno, estoy segura que alguien podría hacerlo por ti”.
  5. Sí”, dijo él, “pero veo cómo me miran las personas cuando reparto la Santa Cena.
  6. Creo que les ayuda”.
  7. Así que Kalleen lo ayudó a abotonarse la camisa y a ponerse la corbata, y fueron en auto a la Iglesia.

Era evidente que algo importante estaba sucediendo. Yo llegué a la Iglesia después de haber asistido a una reunión más temprano y me sorprendió ver a Tanner sentado en la fila de los diáconos. Kalleen me contó en voz baja la razón por la que él estaba ahí y lo que había dicho: “Les ayuda a las personas”.

  1. De modo que observé a los diáconos cuando se acercaron a la mesa sacramental.
  2. Él se apoyó ligeramente en otro diácono mientras los presbíteros les pasaban las bandejas del pan.
  3. Entonces, Tanner se dirigió a su lugar asignado, caminando con dificultad, y tomó el extremo del banco para estabilizarse mientras ofrecía la Santa Cena.

Parecía que todas las miradas en el salón sacramental se dirigían hacia él, conmovidos por su lucha mientras llevaba a cabo su sencilla asignación. De alguna manera, Tanner expresó un sermón silencioso al moverse solemnemente y con gran esfuerzo de fila en fila —su cabeza calva humedecida por la transpiración—, representando al Salvador de la manera que lo hacen los diáconos.

  • Su propio cuerpo de diácono, que en otro tiempo había sido indomable, estaba un tanto molido, quebrantado y desgarrado, sufriendo voluntariamente para servir al llevar los emblemas de la expiación del Salvador a nuestra vida.
  • Ver lo que él había llegado a pensar en cuanto a ser diácono también hizo que nosotros pensáramos de otra manera en cuanto a la Santa Cena, el Salvador, y en cuanto a los diáconos, maestros y presbíteros.

Me asombra el silencioso milagro que esa mañana le impulsó a responder con tanta valentía a ese delicado y apacible llamado a servir, y me admira la fortaleza y la capacidad de la generación emergente de jóvenes a medida que se esfuerzan por responder al llamado de un profeta de alistarse en los batallones de Dios y unirse a la obra de salvación y exaltación.

  • Cada vez que un diácono sostiene una bandeja de la Santa Cena, recordamos la historia sagrada de la Última Cena, de Getsemaní, del Calvario y del sepulcro del huerto.
  • Cuando el Salvador dijo a Sus apóstoles: ” haced esto en memoria de mí” 1, Él también estaba hablando a través de los siglos a cada uno de nosotros.

Estaba hablando del milagro infinito que Él proporcionaría cuando los diáconos, maestros y presbíteros del futuro presentarían Sus emblemas e invitarían a Sus hijos a aceptar Su don expiatorio. Todos los símbolos de la Santa Cena nos dirigen hacia ese don.

Contemplamos el pan que una vez Él partió, y el pan que los presbíteros ante nosotros, a su vez, parten ahora. Pensamos en el significado del líquido consagrado, en aquel entonces y ahora, mientras las palabras de esas oraciones de la Santa Cena pasan solemnemente de la boca de jóvenes presbíteros a nuestros corazones y a los cielos, renovando convenios que nos conectan con los poderes mismos de la salvación de Cristo.

Podemos pensar en lo que significa cuando un diácono nos lleva los emblemas sagrados, poniéndose de pie donde estaría Jesús si estuviera ahí, ofreciendo aliviar nuestras cargas y nuestro dolor. Afortunadamente, los jóvenes y las jovencitas no tienen que enfermar para descubrir el gozo y el propósito de servir al Salvador.

  • El élder David A.
  • Bednar ha enseñado que para crecer y llegar a ser como los misioneros son, debemos hacer lo que los misioneros hacen, y luego, “ínea por línea, y precepto por precepto, p gradualmente llegar a ser los misioneros que el Salvador espera” 2,
  • De la misma manera, si deseamos “ser como Cristo” 3, debemos hacer lo que Él hace y, en una frase extraordinaria, el Señor explica qué es lo que hace.

Él dijo: “Porque, he aquí, esta es mi obra y mi gloria: Llevar a cabo la inmortalidad y la vida eterna del hombre” 4, La misión del Salvador ha sido siempre y para siempre servir a Su Padre al salvar a Sus hijos. Y la forma más segura de hallar gozo en esta vida es unirse a Cristo para ayudar a los demás.

Esa es la sencilla verdad que inspiró el programa Niños y Jóvenes. Todas las actividades de Niños y Jóvenes y todas las enseñanzas de Niños y Jóvenes procuran ayudar a la gente joven a llegar a ser más como Jesús al unirse a Él en Su obra de salvación y exaltación. Niños y Jóvenes es una herramienta para ayudar a cada niño de la Primaria y a cada joven a progresar en el discipulado y obtener una visión llena de fe de cómo es el camino a la felicidad.

Pueden aprender a anticipar y anhelar las paradas y señales a lo largo de la senda de los convenios, donde serán bautizados y confirmados con el don del Espíritu Santo y donde pronto pertenecerán a cuórums y a clases de las Mujeres Jóvenes en los que sentirán el gozo de ayudar a otras personas mediante una serie de actos de servicio semejantes a los de Cristo.

You might be interested:  Que Significa Corriente En Contabilidad?

Se fijarán metas, grandes y pequeñas, que darán equilibrio a su vida a medida que lleguen a ser más como el Salvador. Las conferencias y revistas Para la Fortaleza de la Juventud, la revista Amigos y la aplicación Vivir el Evangelio les ayudarán a centrarse en hallar gozo en Cristo. Anticiparán las bendiciones de ser poseedores de una recomendación del templo de uso limitado y sentirán el espíritu de Elías mediante la influencia del Espíritu Santo al buscar las bendiciones del templo y de historia familiar.

Serán guiados por su bendición patriarcal y, con el tiempo, se verán a sí mismos entrar a los templos para ser investidos con poder y hallar gozo allí al ser vinculados eternamente, pase lo que pase, con su familia. Frente a los vientos de pandemia y calamidad, el llevar a cabo la promesa del nuevo programa Niños y Jóvenes en su totalidad es todavía una labor en curso; pero hay urgencia.

  • Nuestros jóvenes no pueden esperar a que el mundo se enderece antes de llegar a conocer al Salvador.
  • Algunos están tomando decisiones incluso ahora que no tomarían si comprendieran su verdadera identidad, y la de Él.
  • Por eso el llamado urgente de los batallones de Dios que están en trascendental entrenamiento es que “todos pongamos manos a la obra”.

Madres y padres, sus hijos varones necesitan que los apoyen ahora tan fervientemente como lo han hecho en el pasado cuando ellos se han ocupado con cosas menos importantes como los emblemas y las insignias. Madres y padres, líderes del sacerdocio y de las Mujeres Jóvenes, si sus jóvenes están teniendo dificultades, el programa Niños y Jóvenes les ayudará a llevarlos al Salvador, y el Salvador les traerá paz 5,

Presidencias de cuórum y de clase, den un paso al frente y tomen el lugar que les corresponde en la obra del Señor. Obispos, unan sus llaves con las de los presidentes de cuórum, y sus cuórums —y barrios— cambiarán para siempre. Y a ustedes, los de la nueva generación, les testifico, como alguien que sabe, que ustedes son amados hijos e hijas de Dios y que Él tiene una obra para que la realicen.

A medida que se eleven a la majestuosidad de sus cargos, con todo su corazón, alma, mente y fuerza, llegarán a amar a Dios, guardarán sus convenios y confiarán en Su sacerdocio al trabajar para bendecir a los demás, comenzando en su propio hogar. Ruego que se esfuercen, con renovada energía digna de esta época, por servir, ejercer la fe, arrepentirse y mejorar cada día a fin de ser merecedores de recibir las bendiciones del templo y el gozo duradero que solo se obtiene por medio del evangelio de Jesucristo.

  1. Ruego que se preparen para ser el misionero diligente, el esposo o la esposa fiel, el amoroso padre o madre que se les ha prometido que algún día pueden llegar a ser como consecuencia de ser verdaderos discípulos de Jesucristo.
  2. Ruego que ayuden a preparar al mundo para el regreso del Salvador al invitar a todos a venir a Cristo y a recibir las bendiciones de Su expiación.

En el nombre de Jesucristo. Amén.

¿Cuál es el gozo del Señor?

¿Qué es el “gozo del Señor” y dónde puedo encontrarlo?” Transcripción de Audio Tenemos una pregunta realmente importante de un oyente llamado Nicholas, que fue a y nos envió un correo electrónico diciendo: “¡Hola, Pastor John! En Hebreos 12:2 y en Nehemías 8:10, ¿qué quiere decir la frase: ‘el gozo del Señor’? ¿Cómo podemos encontrar este gozo? ¿Y cómo podemos aplicar este gozo a nuestras propias vidas?”.

  1. Esta es una de las preguntas más importantes que alguien pudiera hacer, porque todos quieren ser felices y nunca perder su felicidad en los sufrimientos del infierno.
  2. Por lo tanto, cómo encontrar gozo y experimentarlo plenamente es algo que a todos les importa y debería importarles, y si es posible que en realidad podamos participar del gozo del Dios Todopoderoso, nada sería más estupendo y nada sería más estable y duradero.

Así que esto es importante. La referencia al “gozo del Señor” en Nehemías 8:10 se refiere al menos al gozo que el Señor mismo brinda. “Ya pueden irse. Coman bien, tomen bebidas dulces y compartan su comida con quienes no tengan nada, porque este día ha sido consagrado a nuestro Señor.

No estén tristes, pues el gozo del Señor es nuestra fortaleza” (NVI). Y el gozo al que se refiere Hebreos 12:2 es claramente el gozo que el mismo Jesús tiene hoy en el cielo y que lo sostuvo a través del sufrimiento. Dice: “Puestos los ojos en Jesús, el autor y consumador de la fe, quien por el gozo puesto delante de él soportó la cruz, menospreciando la vergüenza, y se ha sentado a la diestra del trono de Dios”.

¡Cuidado pastores! Un mensaje para los líderes cristianos – Itiel Arroyo

Ahora bien, lo que supongo que Nicholas está preguntando es algo así: ¿Cuál es el tipo de gozo más completo, más profundo y más duradero que un ser humano pueda obtener de Dios, y cómo puedo obtenerlo? ¿Cómo puedo encontrarlo? Ese par de textos que mencionó ciertamente son indicadores, pero voy a dirigirme hacia otro texto donde la respuesta es dada de una forma incluso más clara, que es Juan 15:11, donde Jesús dice: “Estas cosas os he hablado, para que mi gozo esté en vosotros, y vuestro gozo sea perfecto”.

La razón por la que este texto es tan importante es que Jesús habla de que su propio gozo esté en nosotros, es decir, no sólo quiere brindarnos un motivo de gozo, sino que quiere darnos su propio gozo en lo que sea que lo haga gozarse en nosotros. No sólo nos regocijamos por lo que sabemos acerca de Jesús, nos regocijamos con el mismísimo gozo de Jesús por todo lo que él sabe acerca de todo, especialmente lo que sabe acerca de su Padre.

Así que asegurémonos de que escuchamos bien eso. Déjenme decirlo de nuevo. Este es Jesús. Él nos dice: les he dado todas estas instrucciones a ustedes sobre lo que significa estar en la vid. De eso se trata Juan 15. “Yo soy la vid; ustedes son las ramas” (Juan 15:5).

  • Les he dado todas estas instrucciones para que puedan disfrutar mi gozo conmigo, para que mi gozo esté en ustedes y sea su propio gozo —y esto es casi increíble—, “para que mi gozo esté en vosotros, y vuestro gozo sea perfecto” (Juan 15:11).
  • En otras palabras: “La razón por la que su gozo puede ser completo tal como lo es ahora y sigue avanzando hasta alcanzar su cumplimiento perfecto cuando toda nuestra batalla con el pecado acabe es que, cuando están en unión conmigo, la rama en la vid, ya no vuelven a disfrutar tan sólo su gozo.

Ahora tienen mi gozo en ustedes y disfrutan lo que yo disfruto como si fuera su gozo, ya que ustedes permanecen en mí”. Si desean ahondar más y más en este misterio, que creo que es una buena idea, podemos preguntarnos: ¿No es la presencia del Espíritu Santo en nuestro interior, la morada de la misma persona de la Trinidad —quien en sí misma es la encarnación del gozo que el Padre tiene en el Hijo y el Hijo tiene en el Padre—, no es este gozo de Jesús en nosotros la presencia del Espíritu Santo, el Espíritu de Cristo, el Espíritu de Dios? Así pues, cuando el Espíritu Santo desciende como una paloma sobre Jesús en su bautismo, ¿cómo expresó eso en palabras el Padre? Él dice: “Este es mi Hijo amado,” —este Jesús— “en quien me he complacido” (Mateo 3:17).

En otras palabras, Dios halla infinito placer en las excelencias de su Hijo y este placer se simboliza en su bautismo mediante la venida del Espíritu Santo en forma de paloma descendiendo sobre él. Escuchen cómo ora Jesús por nosotros al final de Juan 17: “Yo les he dado a conocer tu nombre, y lo daré a conocer, para que el amor con que me amaste esté en ellos y yo en ellos” (Juan 17:26).

En otras palabras, el mismo amor que el Padre tiene por el Hijo, en el que se deleita, se complace, se alegra y atesora al Hijo, ese amor gozoso estará en nosotros para que tengamos la capacidad de amar y disfrutar al Hijo con el mismo amor y gozo del Padre.

¡Cuánto aguardamos ese día! Así que, en respuesta al interrogante de Nicholas, diría: busca experimentar este gozo contemplando con tenacidad todo el despliegue de excelencias de Cristo en la Palabra de Dios, mientras clamas continuamente que el Espíritu venga y abra tus ojos para ver esta gloria y saborear esta gloria tal como el mismo Dios lo hace.

En respuesta a esa plegaria, Dios te brindará medidas significativas del gozo del Señor en esta vida y entonces, al final, lo escucharás decir: “Entra en el gozo de tu señor” (Mateo 25:21, 23). Y será perfecto y puro por siempre. : ¿Qué es el “gozo del Señor” y dónde puedo encontrarlo?”

¿Qué dijo Jesús sobre el gozo?

El Salvador dijo a Sus discípulos: ‘Si guardáis mis mandamientos, permaneceréis en mi amor; así como yo he guardado los mandamientos de mi Padre y permanezco en su amor. ‘Estas cosas os he hablado para que mi gozo esté en vosotros, y vuestro gozo sea completo ‘ (Juan 15:10–11; cursiva agregada).

¿Que nos quita el gozo del Señor?

El gozo de Jesús en ti – Jesús mismo conectó nuestra vida espiritual diaria con el gozo. “Si guardan mis mandamientos, permanecerán en mi amor, así como yo he guardado los mandamientos de mi Padre y permanezco en su amor. Estas cosas les he hablado, para que mi gozo esté en ustedes, y su gozo sea perfecto”.

  • Juan 15:10-11) Si tu alma está satisfecha en Cristo, te gloriarás en Cristo.
  • Quita la mirada de Cristo, y perderás tu gozo.
  • El gozo cristiano es un barómetro de tu vida espiritual.
  • No hay que confundir este gozo único con optimismo.
  • El gozo cristiano auténtico no está en el poder del pensamiento positivo.

El gozo no es tener una personalidad burbujeante y optimista. El gozo no es ser feliz porque la vida va a mi manera. El gozo no se trata de ir por la vida con una actitud ingenua, viendo el vaso medio lleno. Jesús dice que es mi gozo en ti, Y Pablo dice: Alégrense en el Señor,

  1. El gozo es la emoción de la salvación.
  2. Es el gozo de ver, conocer, amar, y confiar en Jesucristo.
  3. No podemos ofrecernos este verdadero gozo a nosotros mismos, es el producto del Espíritu Santo en nosotros (Gálatas 5:22).
  4. El gozo es una alegría gloriosa y un deleite profundo en la persona de Jesucristo.

Tal gozo no puede ser extinguido por las circunstancias de la vida. Es un gozo que Dios da, mayor y más fuerte que cualquier problema que llegue a nuestra vida. Como el profeta Habacuc dice,

You might be interested:  Que Son Las Costumbres Y Tradiciones De Guatemala?

Aunque la higuera no eche brotes, Ni haya fruto en las viñas; Aunque falte el producto del olivo, Y los campos no produzcan alimento; Aunque falten las ovejas del redil, Y no haya vacas en los establos, Con todo yo me alegraré en el Señor, Me regocijaré en el Dios de mi salvación.

(Habacuc 3: 17-18) Como un barómetro espiritual, el gozo no es un esclavo de las circunstancias. La luz del rostro de Jesús brilla en la noche más oscura. Jesús dijo: nadie les quitará su gozo (Juan 16:22).

¿Cuándo sentimos gozo?

El gozo del Cristiano

Que Significa Gozo En La Biblia

En general, todo el mundo quiere ser feliz. Pero estos últimos días son “difíciles de manejar” veamos en 2 Timoteo 3:1-5 1 ESTO también sepas, que en los postreros días vendrán tiempos peligrosos: 2 Que habrá hombres amadores de sí mismos, avaros, vanagloriosos, soberbios, detractores, desobedientes á los padres, ingratos, sin santidad, 3 Sin afecto, desleales, calumniadores, destemplados, crueles, aborrecedores de lo bueno, 4 Traidores, arrebatados, hinchados, amadores de los deleites más que de Dios; 5 Teniendo apariencia de piedad, mas habiendo negado la eficacia de ella: y á éstos evita.

Hay muchas cosas que hacen infeliz a la gente, como las injusticias, la mala salud, el desempleo o la muerte de seres queridos. Hasta los siervos de Dios pueden desanimarse y poco a poco ir perdiendo el gozo. Si este es nuestro caso, ¿cómo podemos recuperarlo? Para responder esta pregunta, primero debemos entender qué es realmente el gozo y cómo algunas personas lo han mantenido a pesar de los problemas.

Luego, veremos qué hacer para conservarlo e incluso aumentarlo. ¿QUÉ ES EL GOZO? Estar gozoso no es lo mismo que estar alegre. Pongamos un ejemplo. Una persona que toma demasiado alcohol tal vez se ría mucho. Pero, cuando se le pasa la borrachera, deja de reírse y recuerda que todavía tiene muchos problemas.

  1. Su alegría era temporal.
  2. No era gozo de verdad (Prov.14:13).
  3. Aun en la risa tendrá dolor el corazón; Y el término de la alegría es congoja.
  4. El gozo es algo muy diferente.
  5. Es un sentimiento profundo de felicidad o placer que se experimenta al poseer o esperar algo bueno.
  6. Sentir gozo significa sentirnos felices sin importar que las circunstancias sean buenas o malas (1 Tes.1:6) Y vosotros fuisteis hechos imitadores de nosotros, y del Señor, recibiendo la palabra con mucha tribulación, con gozo del Espíritu Santo: De hecho, una persona puede sentirse mal por algo y aun así sentir gozo.

Por ejemplo, los apóstoles recibieron azotes por hablar de Cristo, pero la Biblia dice que “se fueron de delante del Sanedrín, regocijándose porque se les había considerado dignos de sufrir deshonra a favor del nombre de él” (Hechos 5:41). Claro, no sintieron gozo por los azotes, sino por haber permanecido fieles a Dios.

Nadie nace con gozo ni lo cultiva de manera automática. ¿Por qué no? Porque el gozo auténtico forma parte del fruto del Espíritu Santo de Dios. Este Espíritu nos ayuda a cultivar “la nueva personalidad”, que incluye el gozo (Efes.4:24; Gál.5:22). Y, cuando tenemos gozo, enfrentamos mejor las preocupaciones de la vida.

EJEMPLOS QUE QUEREMOS COPIAR Cuando Dios hizo la Tierra, quería que todo fuera bueno, no que sucedieran las cosas malas que vemos hoy. Aunque es cierto que la gente actúa mal, él no ha perdido el gozo. La Palabra de Dios dice: “Fuerza y gozo están en su lugar” (1 Crón.16:27).

  1. Además, su corazón se regocija al ver las cosas buenas que hacen sus siervos (Prov.27:11).
  2. ¿Cómo podemos copiar el ejemplo de Dios? No preocupándonos en exceso cuando las cosas no salen como esperábamos.
  3. En vez de perder el gozo, centrémonos en lo bueno que tenemos ahora y esperemos con paciencia a que las cosas mejoren.

En la Biblia, hallamos muchos ejemplos de siervos de Dios que conservaron el gozo en situaciones difíciles. Uno de ellos fue Abrahán. Él tuvo que enfrentar problemas causados por otras personas, así como situaciones que pusieron en peligro su vida (Gén.12:10-20; 14:8-16; 16:4, 5; 20:1-18; 21:8, 9).

  1. Pero nunca perdió el gozo.
  2. ¿Por qué no? Porque siempre tuvo clara en la mente la esperanza de vivir en el nuevo mundo bajo el gobierno del Mesías (Gén.22:15-18; Heb.11:10).
  3. Jesús dijo: ” Abrahán el padre de ustedes se regocijó mucho por la expectativa de ver mi día” (Juan 8:56).
  4. Nosotros podemos seguir el ejemplo de Abrahán si meditamos con gozo en todo lo bueno que disfrutaremos en el futuro.

Tal como Abrahán, el apóstol Pablo y su compañero Silas se centraron en las promesas de Dios. Gracias a que tenían una fe fuerte, mantuvieron el gozo cuando enfrentaron situaciones difíciles. En cierta ocasión, les dieron una terrible paliza con varas y los metieron en la cárcel.

La Biblia dice que, “como a la mitad de la noche, Pablo y Silas estaban orando y alabando a Dios con canción” (Hech.16:23-25). Además de sacar fuerzas de su esperanza, sentían gozo porque estaban sufriendo por el nombre de Cristo. Si queremos copiar su ejemplo, debemos tener siempre presentes los buenos resultados de servir a Dios con fe (Filip.1:12-14).

Hoy también tenemos muchos buenos ejemplos de hermanos que han mantenido el gozo pese a los problemas. Hermanos que pierden todo lo que tienen en huracanes y terremotos y aun asi alaban a Dios porque su esperanza esta centrada en la vida eterna, no en la vida de este mundo pasajero y perecedero.

RAZONES PARA TENER GOZO La mayor razón que tenemos para sentir gozo es nuestra amistad con Dios. Conocemos al Rey del universo. Él es nuestro Padre, Dios y Amigo (Sal.71:17, 18). Otra razón que tenemos para sentir gozo es que estamos vivos y podemos disfrutar de la vida (Ecl.3:12, 13). Además, como Dios nos ha atraído a él, sabemos cuál es su voluntad y qué desea que hagamos (Col.1:9, 10).

Gracias a ello, nuestra vida tiene verdadero propósito y un rumbo definido. En cambio, la mayoría de las personas no tienen claro el sentido de la vida. Pablo destacó este contraste cuando dijo: “‘ Ojo no ha visto, ni oído ha oído, ni se han concebido en el corazón del hombre las cosas que Dios ha preparado para los que lo aman ‘.

  1. Pues es a nosotros a quienes Dios las ha revelado mediante su espíritu” (1 Cor.2:9, 10).
  2. Comprender el propósito y la voluntad de Dios es otra razón que tenemos para sentir gozo.
  3. Veamos otras cosas que Dios ha hecho por su pueblo.
  4. Ha dado lo necesario para que nuestros pecados sean perdonados (1 Juan 2:12).

Y por su misericordia nos ha dado la esperanza de vivir en un nuevo mundo, que está cada dia mas cerca (Rom.12:12). Incluso ahora nos da una hermosa hermandad con la que podemos adorarlo (Sal.133:1). Además, la Biblia nos asegura que Dios protege a su pueblo de Satanás y los demonios (Sal.91:11).

  • Si meditamos en todas estas bendiciones de Dios, cada vez sentiremos más gozo (Filip.4:4).
  • CÓMO AUMENTAR NUESTRO GOZO ¿Es posible aumentar el gozo? Jesús dijo: “Estas cosas les he hablado, para que mi gozo esté en ustedes y su gozo se haga pleno” (Juan 15:11).
  • Estas palabras nos muestran que siempre podemos sentir más gozo.

El gozo es como un fuego. Si queremos que una hoguera arda más, debemos alimentar el fuego echándole más leña. De manera parecida, si queremos que nuestro gozo aumente, tenemos que alimentarlo con el Espíritu de Dios. Por ello, sigamos pidiéndole a Dios de su Espíritu y meditemos en la Biblia, que fue inspirada por Espíritu Santo (Sal.1:1, 2; Luc.11:13).

  • Otra manera de aumentar nuestro gozo es centrándonos en hacer lo que le agrada a Dios (Sal.35:27; 112:1).
  • ¿Por qué decimos esto? Porque él nos creó para que hagamos su voluntad.
  • La Biblia nos dice: “Teme al Dios verdadero y guarda sus mandamientos.
  • Porque este es todo el deber del hombre” (Ecl.12:13).
  • Por eso, lo más natural es que servir a nuestro Señor nos haga felices.* BENEFICIOS DE TENER GOZO Si tenemos gozo, no solo nos sentiremos bien por dentro, sino que experimentaremos otros beneficios.

Por ejemplo, cuando servimos alegres a nuestro Padre celestial a pesar de los problemas, lo agradamos (Deut.16:15; 1 Tes.5:16-18). El gozo verdadero nos lleva a rechazar el materialismo y nos impulsa a hacer más sacrificios por el Reino (Mat.13:44). Los buenos resultados de estos sacrificios harán que tengamos más gozo, que nos sintamos mejor con nosotros mismos y que nos centremos en hacer más felices a otras personas (Hech.20:35; Filip.1:3-5).

Además, si aumentamos nuestro gozo, es muy posible que eso beneficie nuestra salud. La Biblia dice: “Un corazón que está gozoso hace bien al cuerpo” (Prov.17:22, nota). Un investigador médico de la Universidad de Nebraska hizo una afirmación que concuerda con la Biblia. Dijo: “Si en la actualidad usted está feliz y satisfecho con su vida, es muy probable que en el futuro disfrute de una mejor salud”.

Como hemos visto, aunque vivimos en tiempos muy difíciles, podemos sentir verdadero gozo. Para ello tenemos que obtener el Espíritu Santo orando, estudiando la Biblia y meditando en ella. Además, si queremos aumentar nuestro gozo, debemos reflexionar en las bendiciones que disfrutamos, imitar la fe de otros siervos de Dios y esforzarnos por hacer la voluntad de Cristo.

  • “porque el gozo de Jehová es vuestra fuerza” (Nehemías 8:10).
  • OTROS VERSICULOS QUE HABLAN DEL GOZO EN EL CRISTIANO.
  • “Gozaos y alegraos, porque vuestro galardón es grande en los cielos; porque así persiguieron a los profetas que fueron antes de nosotros” (Mateo 5:12).
  • “Pero no os regocijéis de que los espíritus se os sujetan, sino regocijaos de que vuestros nombres están escritos en los cielos” (Lucas 10:20).
  • “Y el que siega recibe salario, y recoge fruto para vida eterna, para que el que siembra goce juntamente con el que siega” (Juan 4:36).
  • “De cierto, de cierto os digo, que vosotros lloraréis y lamentaréis, y el mundo se alegrará; pero aunque vosotros estéis tristes, vuestra tristeza se convertirá en gozo” (Juan 16:20).
  • “También vosotros ahora tenéis tristeza; pero os volveré a ver, y se gozará vuestro corazón, y nadie os quitará vuestro gozo” (Juan 16:22).
  • “Gozaos con los que se gozan; llorad con los que lloran” (Romanos 12:15).
  • “Y otra vez dice: Alegraos, gentiles, con su pueblo” (Romanos 15:10).
  • “De manera que si un miembro padece, todos los miembros se duelen con él, y si un miembro recibe honra, todos los miembros con él se gozan” (1ª Corintios 12:26).
  • “no se goza de la injusticia, mas se goza de la verdad” (1ª Corintios 13:6).
  • “Por lo demás, hermanos, tened gozo, perfeccionaos, consolaos, sed de un mismo sentir, y vivid en paz; y el Dios de paz y de amor estará con vosotros” (2ª Corintios 13:11).
  • “Porque está escrito: Regocíjate, oh estéril, tú que no das a luz; prorrumpe en júbilo y clama, tú que no tienes dolores de parto; porque más son los hijos de la desolada, que de la que tiene marido” (Gálatas 4:27).
You might be interested:  Que Clima Tiene Guatemala?

“¿Qué, pues? Que no obstante, de todas maneras, o por pretexto o por verdad, Cristo es anunciado; y en esto me gozo, y me gozaré aún” (Filipenses 1:18). “Y aunque sea derramado en libación sobre el sacrificio y servicio de vuestra fe, me gozo y regocijo con todos vosotros.

  1. “Ahora me gozo en lo que padezco por vosotros, y cumplo en mi carne lo que falta de las aflicciones de Cristo por su cuerpo, que es la iglesia” (Colosenses 1:24)
  2. “Por lo cual, ¿qué acción de gracias podremos dar a Dios por vosotros, por todo el gozo con que nos gozamos a causa de vosotros delante de nuestro Dios” (1ª Tesalonicenses 3:9).
  3. “Estad siempre gozosos” (1ª Tesalonicenses 5:16).
  4. “En lo cual vosotros os alegráis, aunque ahora por un poco de tiempo, si es necesario, tengáis que ser afligidos en diversas pruebas” (1ª Pedro 1:6).
  5. “a quien amáis sin haberle visto, en quien creyendo, aunque ahora no lo veáis, os alegráis con gozo inefable y glorioso” (1ª Pedro 1:8).
  6. “sino gozaos por cuanto sois participantes de los padecimientos de Cristo, para que también en la revelación de su gloria os gocéis con gran alegría” (1ª Pedro 4:13).
  7. “Gocémonos y alegrémonos y démosle gloria; porque han llegado las bodas del Cordero, y su esposa se ha preparado” (Apocalipsis 19:7).
  8. CONCLUSION

Dios es un Dios de gozo, un ‘Dios feliz’, si pudiéramos decirlo así. Él se goza en Su creación y en forma especial se goza en la salvación de los pecadores perdidos. Si somos hijos de Dios, entonces estamos sintonizados con Su personalidad y con Su corazón y es así que nos caracterizamos también con el gozo.

  • Este gozo viene de Dios y es entregado a través del Espíritu Santo, a cada cristiano.
  • El gozo del Señor” debería caracterizar nuestro servicio y nuestra adoración.
  • Es un gozo que será mucho mayor en el cielo, un gozo en el cual entraremos allá en el cielo.
  • Para los cristianos, el gozo no es una opción, pues se nos ha ordenado a experimentar y a expresar gozo, como cristianos.

Podrán pensar que la falta de gozo es uno de los males menores; pero no es así. Dios habló del pecado de Israel como uno evidente por la falta de gozo. : El gozo del Cristiano

¿Qué tipo de palabra es gozo?

Sustantivo masculino Placer, disfrute. Sinónimos: placer, disfrute, goce.

¿Qué versículo habla del gozo?

▷▷ 30 Versículos de la Biblia sobre la Alegría y Felicidad – Textos Bíblicos Versículos Bíblicos sobre la Alegría y Felicidad – Reina Valera Contemporánea (RVC).

  • Tú pusiste en mi corazón más alegría que la de tener trigo y vino en abundancia (Sal 4:7).
  • Pero que se alegren todos los que en ti confían; que griten siempre de júbilo, porque tú los defiendes; que vivan felices los que aman tu nombre (Sal 5:11).
  • Por ti me alegraré, oh Dios altísimo, y cantaré alabanzas a tu nombre (Sal 9:2).
  • Yo confío en tu misericordia; mi corazón se alegra en tu salvación (Sal 13:5).

Tú me enseñas el camino de la vida; con tu presencia me llenas de alegría; ¡estando a tu lado seré siempre dichoso! (Sal 16:11). Los preceptos del Señor son rectos: alegran el corazón. El mandamiento del Señor es puro: da luz a los ojos (Sal 19:8).

  1. Tú cambias mis lágrimas en danza; me quitas la tristeza y me rodeas de alegría (Sal 30:11).
  2. Cuando me vi abrumado por la angustia, tú me brindaste consuelo y alegría (Sal 94:19).
  3. Tengo tu palabra como herencia eterna, porque ellos me alegran el corazón (Sal 119:111).
  4. La congoja abate el corazón del hombre, pero una buena noticia lo alegra (Pr 12:25).
  5. Un corazón alegre le hace bien al rostro, pero las penas del corazón abaten el ánimo (Pr 15:13).
  6. Si estás triste, todos los días son malos; si estás feliz, todos los días son de fiesta (Pr 15:15).
  7. Un corazón alegre es la mejor medicina; un ánimo triste deprime a todo el cuerpo (Pr 17:22).

Yo me regocijaré grandemente en el Señor; mi alma se alegrará en mi Dios. Porque él me revistió de salvación; me rodeó con un manto de justicia; ¡me atavió como a un novio!, ¡me adornó con joyas, como a una novia! (Is 61:10). Fueron halladas tus palabras, y yo las comí.

  1. Tus palabras fueron para mí el gozo y la alegría de mi corazón; porque yo soy llamado por tu nombre, oh Señor Dios de los Ejércitos (Jr 15:16).
  2. Aunque todavía no florece la higuera, ni hay uvas en los viñedos, ni hay tampoco aceitunas en los olivos, ni los campos han rendido sus cosechas; aunque no hay ovejas en los rediles ni vacas en los corrales, yo me alegro por ti, Señor; ¡me regocijo en ti, Dios de mi salvación! (Hab 3:17-18).

¡Canta, oh hija de Sion; da voces de júbilo, oh Israel! ¡Gózate y regocíjate de todo corazón, oh hija de Jerusalén! El Señor ha quitado el juicio contra ti; ha echado fuera a tu enemigo. ¡El Señor es el Rey de Israel en medio de ti! ¡Nunca más temerás el mal! (Sof 3:14-15).

  • Pero no se alegren de que los espíritus se les sujetan, sino de que los nombres de ustedes ya están escritos en los cielos (Lc 10:20).
  • Yo les digo a ustedes que el mismo gozo hay delante de los ángeles de Dios por un pecador que se arrepiente (Lc 15:10).
  • Hasta ahora nada han pedido en mi nombre; pidan y recibirán, para que su alegría se vea cumplida (Jn 16:24).
  • Todos los días se reunían en el templo, y partían el pan en las casas, y comían juntos con alegría y sencillez de corazón (Hch 2:46)
  • Y no sólo esto, sino que también nos regocijamos en los sufrimientos, porque sabemos que los sufrimientos producen resistencia, la resistencia produce un carácter aprobado, y el carácter aprobado produce esperanza (Romanos 5:3-4).
  • Gocémonos con los que se gozan y lloremos con los que lloran (Rom 12:15).
  • Cada uno debe dar según se lo haya propuesto en su corazón, y no debe dar con tristeza, ni por necesidad, porque Dios ama a quien da con alegría (2 Co 9:7).

Pero el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, mansedumbre, templanza. Contra tales cosas no hay ley (Gál 5:22-23). Regocíjense en el Señor siempre. Y otra vez les digo, ¡regocíjense! (Filp 4:4). Estén siempre gozosos. Oren sin cesar.

Den gracias a Dios en todo, porque ésta es su voluntad para ustedes en Cristo Jesús (1 Tes 5:16-18). ¿Está afligido alguno entre ustedes? ¡Que ore! ¿Está alguno alegre? ¡Que cante salmos! (Stg 5:13). Amados hermanos, no se sorprendan de la prueba de fuego a que se ven sometidos, como si les estuviera sucediendo algo extraño.

Al contrario, alégrense de ser partícipes de los sufrimientos de Cristo, para que también se alegren grandemente cuando la gloria de Cristo se revele (1 Pe 4:12-13). No tengo mayor gozo que oír que mis hijos andan en la verdad (3 Jn 4). : ▷▷ 30 Versículos de la Biblia sobre la Alegría y Felicidad – Textos Bíblicos

¿Qué dice el Salmo 4 7?

7 Tú diste alegría a mi corazón,mayor que la de ellos en el tiempo en que abundan su grano y su mosto.8 En a paz me acostaré y asimismo dormiré,porque solo tú, oh Jehová, me haces vivir confiado.

¿Donde dice en la Biblia el gozo del Señor es mi fortaleza?

Éxodo 15:2. Jehová es mi fortaleza y mi cántico, y ha sido mi salvación; este es mi Dios, y a él alabaré; Dios de mi padre, y a él ensalzaré.

¿Que nos quita el gozo del Señor?

El gozo de Jesús en ti – Jesús mismo conectó nuestra vida espiritual diaria con el gozo. “Si guardan mis mandamientos, permanecerán en mi amor, así como yo he guardado los mandamientos de mi Padre y permanezco en su amor. Estas cosas les he hablado, para que mi gozo esté en ustedes, y su gozo sea perfecto”.

  1. Juan 15:10-11) Si tu alma está satisfecha en Cristo, te gloriarás en Cristo.
  2. Quita la mirada de Cristo, y perderás tu gozo.
  3. El gozo cristiano es un barómetro de tu vida espiritual.
  4. No hay que confundir este gozo único con optimismo.
  5. El gozo cristiano auténtico no está en el poder del pensamiento positivo.

El gozo no es tener una personalidad burbujeante y optimista. El gozo no es ser feliz porque la vida va a mi manera. El gozo no se trata de ir por la vida con una actitud ingenua, viendo el vaso medio lleno. Jesús dice que es mi gozo en ti, Y Pablo dice: Alégrense en el Señor,

El gozo es la emoción de la salvación. Es el gozo de ver, conocer, amar, y confiar en Jesucristo. No podemos ofrecernos este verdadero gozo a nosotros mismos, es el producto del Espíritu Santo en nosotros (Gálatas 5:22). El gozo es una alegría gloriosa y un deleite profundo en la persona de Jesucristo.

Tal gozo no puede ser extinguido por las circunstancias de la vida. Es un gozo que Dios da, mayor y más fuerte que cualquier problema que llegue a nuestra vida. Como el profeta Habacuc dice,

Aunque la higuera no eche brotes, Ni haya fruto en las viñas; Aunque falte el producto del olivo, Y los campos no produzcan alimento; Aunque falten las ovejas del redil, Y no haya vacas en los establos, Con todo yo me alegraré en el Señor, Me regocijaré en el Dios de mi salvación.

(Habacuc 3: 17-18) Como un barómetro espiritual, el gozo no es un esclavo de las circunstancias. La luz del rostro de Jesús brilla en la noche más oscura. Jesús dijo: nadie les quitará su gozo (Juan 16:22).

¿Por qué el gozo del Señor es nuestra fortaleza?

Luego Nehemías añadió: «Ya pueden irse. Coman bien, tomen bebidas dulces y compartan su comida con quienes no tengan nada, porque este día ha sido consagrado a nuestro Señor. No estén tristes, pues el gozo del S eñor es nuestra fortaleza». Luego les dijo: Id, comed grosuras, y bebed vino dulce, y enviad porciones a los que no tienen nada preparado; porque día santo es a nuestro Señor; no os entristezcáis, porque el gozo de Jehová es vuestra fuerza. Luego les dijo: «Id, comed alimentos grasos, bebed vino dulce y enviad porciones a los que no tienen nada preparado; porque éste es día consagrado a nuestro Señor.

¿Cuántas veces se repite la palabra gozo en la Biblia?

Como marco conceptual de la carta: Más de 16 veces encontramos la palabra ―regocijo‖, o alguna de sus formas, en los 104 versículos de la epístola. Pablo amonestaba a la iglesia a gozarse en Cristo a pesar de las circunstancias (cap.

Adblock
detector