Que Significa T3 T4 Y Tsh? - HoyHistoriaGT Hoy en la Historia de Guatemala

Que Significa T3 T4 Y Tsh?

Que Significa T3 T4 Y Tsh
¿Para qué se usa? – La prueba de T3 se suele usar para diagnosticar hipertiroidismo, una enfermedad en la que el cuerpo produce demasiada hormona tiroidea. Las pruebas de T3 se suelen pedir junto con pruebas de T4 y de hormona estimulante de la tiroides (TSH, por sus siglas en inglés). La prueba de T3 también se puede usar para vigilar el tratamiento de una enfermedad de la tiroides.

¿Cuáles son los niveles normales de TSH T3 y T4?

“Las hormonas tiroideas son fundamentales para el metabolismo normal del individuo”. DR. ÁLVARO GONZÁLEZ HERNÁNDEZ DIRECTOR. SERVICIO DE BIOQUÍMICA Las pruebas de función tiroidea son unos análisis sanguíneos para analizar el funcionamiento de la glándula tiroides. Se analiza el TSH en plasma, y la T4 libre y T3 total. Los niveles normales de la TSH se sitúan entre 0,37 y 4,7 mUI/L, variando éstos según los laboratorios. ¿Necesita que le ayudemos? Contacte con nosotros

¿Qué nivel de TSH es preocupante?

¿Cuáles son los valores normales de TSH? – Existe gran controversia sobre este tema, ya que los valores de TSH varían entre distintas poblaciones y dependiendo de la edad, Idealmente, cada laboratorio debería tener sus propios valores de referencia por edad para su población específica. Lo valores típicos de TSH y la indicación de tratamiento “clásica” es la siguiente:

TSH 0,5 – 5 mU/l NORMAL No hace falta tratamiento
TSH 4,5 – 10 mU/l HIPOTIROIDISMO SUBCLÍNICO Tratamiento sólo en ciertas situaciones
TSH > 10 mU/l HIPOTIROIDISMO FRANCO Sí hace falta tratamiento hormonal sustitutivo

Sin embargo, hay que tener en cuenta que la TSH aumenta conforme a la edad, de manera que para una persona mayor, puede considerarse normal una TSH de 7 y por tanto no necesitar tratamiento. Del mismo modo, para una persona joven puede considerarse alta una TSH de 3 o 4 y ser necesario el tratamiento.

¿Qué significa tener TSH alta y T3 y T4 normal?

La glándula tiroides se localiza en la parte anterior del cuello. Está encargada de la liberación a la sangre de las hormonas tiroideas (hormona T3 y hormona T4), las cuales desempeñan acciones muy importantes en el metabolismo, como el control del peso, de la temperatura, del movimiento del aparato digestivo, etc.

  • La liberación de estas hormonas es regulada por la hormona estimulante del tiroides (TSH en ingles), una hormona que se secreta en la hipófisis (glándula localizada en el cerebro).
  • El hipotiroidismo subclínico es un diagnóstico basado en los análisis y no produce ningún síntoma.
  • Consiste en el hallazgo de una TSH alta, con unas hormonas tiroideas (T3 y T4) normales en unos análisis de sangre.

Esta anomalía indica que el tiroides sufre algún tipo de alteración por la que trabaja poco y precisa de una mayor cantidad de TSH (TSH alta) para conseguir funcionar adecuadamente (T3 y T4 normales). El hipotiroidismo subclínico es un hallazgo muy frecuente.

¿Qué es la T3 y para qué sirve?

La triyodotironina, también conocida como T3, es una hormona producida por la glándula tiroides. Es esencial para el correcto funcionamiento del organismo, ya que modula múltiples procesos fisiológicos: metabolismo, desarrollo, crecimiento, ritmo cardíaco, temperatura corporal y más.

  1. T3 ligada: está unida a proteínas, lo cual facilita su transporte por el torrente sanguíneo al resto del organismo. Es la forma más abundante.
  2. T3 libre: no se une a ninguna sustancia y circula de manera libre por el torrente sanguíneo. Es menos abundante que la variante ligada.

La glándula tiroidea usa el yodo presente en los alimentos para producir triyodotironina (T3) y tiroxina (T4, su prohormona). Estos compuestos viajan por el cuerpo y se unen a sus “dianas”, los receptores tiroideos, para inducir respuestas. Entre sus funciones más importantes, hay que destacar la regulación del metabolismo y de la frecuencia cardíaca.

¿Qué nivel de T4 es preocupante?

¿Qué significan los resultados de la prueba? – Los resultados de la prueba pueden variar según la edad, el género y la historia clínica, entre otros factores. Los resultados pueden ser diferentes según el laboratorio donde se haga la prueba. Es posible que no signifiquen que tiene un problema.

Para saber qué significan, hable con el proveedor de atención médica. El rango normal para la T4 libre en adultos es de 0.8 a 1.8 nanogramos por decilitro (ng/dl). Un nivel de T4 libre más alto de lo normal podría significar que tiene una tiroides hiperactiva. Las afecciones asociadas con el hipertiroidismo incluyen la enfermedad de Graves, un trastorno autoinmunitario.

Los niveles anormalmente bajos de T4 libre pueden indicar hipotiroidismo. Esto significa que la tiroides no está produciendo una cantidad suficiente de hormonas. Una afección subyacente, como la enfermedad de Hashimoto (otro trastorno autoinmunitario), podría ser la causa de una tiroides con baja actividad.

¿Qué es más importante T3 o T4?

La concentración de T4, en sangre, es mayor que la de T3. Sin embargo la más activa en el organismo es la T3.

¿Cómo saber si mi examen de tiroides está bien?

Los valores normales pueden fluctuar de 0.5 a 5 microunidades por mililitro (µU/mL). Los rangos de los valores normales pueden variar ligeramente entre laboratorios. Algunos laboratorios usan diferentes medidas o pueden evaluar distintas muestras.

¿Qué pasa si la T3 es alta?

¿Qué significan los resultados? – Si sus resultados indican que sus niveles de T3 totales o de T3 libre están altos, puede significar que tiene hipertiroidismo, Los niveles de T3 bajos pueden significar que tiene hipotiroidismo, es decir, que su cuerpo no está produciendo suficientes hormonas tiroideas.

¿Qué pasa si tengo la T3 y T4 altas?

¿Cómo se diagnostica el hipertiroidismo? – En el hipertiroidismo, la aparición de los síntomas clásicos, junto a la aparición de bocio, crea la sospecha diagnóstica que se confirma con la determinación de hormonas tiroideas (T4 y T3) en sangre que deben estar elevadas. Cuando existe sospecha de enfermedad de Graves Basedow se observan anticuerpos (antitiroglobulina, antimicrosomales, TSI) positivos.

¿Qué le pasa a una persona con hipotiroidismo?

Es una afección en la cual la glándula tiroides no produce suficiente hormona tiroidea. Esta afección a menudo se llama tiroides hipoactiva. La glándula tiroides es un órgano importante del sistema endocrino, Está ubicada en la parte anterior del cuello, justo por encima de las clavículas. Que Significa T3 T4 Y Tsh El hipotiroidismo es más común en las mujeres y personas mayores de 50 años. La causa más común de hipotiroidismo es la tiroiditis. En las personas con tiroiditis, la hinchazón y la inflamación dañan las células de la glándula tiroides. Las causas de este problema incluyen:

El sistema inmunitario ataca la glándula tiroidesInfecciones virales (resfriado común) u otras infecciones respiratoriasEmbarazo (a menudo llamado tiroiditis posparto)

Otras causas de hipotiroidismo incluyen:

Determinados medicamentos, como litio o amiodarona y algunos tipos de quimioterapia Anomalías congénitas (de nacimiento)Terapias de radiación al cuello o al cerebro para tratar diversos cánceresYodo radiactivo usado para tratar una tiroides hiperactivaExtirpación quirúrgica de parte o de toda la glándula tiroidea Síndrome de Sheehan, una afección que puede ocurrir en una mujer que sangra profusamente durante el embarazo o el parto y causa destrucción de la hipófisis o glándula pituitaria (la cual regula a la glándula tiroides) Tumor hipofisario o cirugía de la glándula pituitaria

El proveedor de atención médica hará un examen físico y podría encontrar que la tiroides está agrandada. Algunas veces, la glándula es de tamaño normal o más pequeña de lo normal. El examen también puede revelar:

Presión arterial diastólica alta (segundo número)Cabello delgado y quebradizoRasgos faciales toscosPiel pálida o reseca, que puede ser fría al tactoReflejos que tienen una fase de relajación retardadaHinchazón en brazos y piernas

Igualmente se ordenan exámenes de sangre para medir las hormonas tiroideas TSH y T4.

Se pueden necesitar pruebas especializadas de la tiroides como anticuerpos antiperoxidasa tiroidea.

También le pueden hacer exámenes para verificar:

Niveles de colesterol Conteo sanguíneo completo ( CSC ) Enzimas hepáticas Prolactina Sodio Cortisol

Que Significa T3 T4 Y Tsh El propósito del tratamiento es reponer la hormona tiroidea que está faltando. La levotiroxina es el medicamento que se emplea con mayor frecuencia.

A usted le recetarán la dosis más baja posible que alivie los síntomas y que lleve los niveles de la hormona tiroidea en la sangre de nuevo a la normalidad.Si usted tiene una enfermedad cardíaca o es una persona mayor, su proveedor puede hacer que comience con una dosis muy pequeña.La mayoría de las personas con una tiroides hipoactiva necesitarán tomar este medicamento de por vida. Normalmente se toma una pastilla de levotiroxina, pero en casos de hipotiroidismo severo, primero se necesita tratamiento en el hospital con levotiroxina intravenosa (suministrada a través de una vena).

Cuando comienza a tomar el medicamento, su proveedor puede revisar los niveles hormonales cada 2 o 3 meses. Después de eso, los niveles de la hormona tiroidea se deben vigilar al menos anualmente. Cuando esté tomando hormona tiroidea, tenga en cuenta lo siguiente:

NO deje de tomar el medicamento incluso cuando se sienta mejor. Continúe tomándolo al pie de la letra como se lo indicó su proveedor.Si cambia la marca del medicamento tiroideo, hágaselo saber a su proveedor. Posiblemente necesite hacerse un control de los niveles.Lo que come puede cambiar la manera como el cuerpo absorbe el medicamento para la tiroides. Hable con su proveedor si está consumiendo muchos productos de soja (soya) o una dieta rica en fibra.El medicamento para la tiroides funciona mejor con el estómago vacío y cuando se toma una hora antes de cualquier otro medicamento. Pregúntele a su proveedor si debe tomar el medicamento a la hora de acostarse. Tomarlo a la hora de ir a la cama puede permitir que el cuerpo absorba este medicamento mejor que si lo toma durante el día.Espere al menos 4 horas después de tomar hormona tiroidea antes de tomar suplementos de fibra, calcio, hierro, multivitaminas, antiácidos de hidróxido de aluminio, colestipol o medicamentos que se unen a los ácidos biliares.

You might be interested:  Que Estaciones Climáticas Conoces De Guatemala?

Mientras esté tomando la terapia sustitutiva para la tiroides, coméntele a su proveedor si tiene cualquier síntoma que sugiera que su dosis está demasiado alta, como:

Ansiedad Palpitaciones Pérdida de peso súbitaInquietud o nerviosismo (temblores)Sudoración

En la mayoría de los casos, los niveles de hormonas tiroideas vuelven a la normalidad con el tratamiento apropiado. Usted probablemente tomará un medicamento de hormona tiroidea por el resto de la vida. La crisis mixedematosa (también llamada coma mixedematoso), la forma más grave de hipotiroidismo es poco frecuente.

  • Ocurre cuando los niveles de hormona tiroidea están muy bajos.
  • La crisis hipotiroidea grave entonces se inicia con frecuencia por una infección, enfermedad, exposición al frío o a ciertos medicamentos (los opiáceos son la causa común) en personas con hipotiroidismo grave.
  • También es comúnmente causada por no tomar de manera consiste o correcta la hormona tiroidea recetada.

La crisis mixedematosa es una emergencia médica que se debe tratar en el hospital. Algunos pacientes pueden necesitar oxígeno, respirador (ventilador), reposición de líquidos y atención en una unidad de cuidados intensivos. Los síntomas y signos del coma mixedematoso incluyen:

Temperatura por debajo de la temperatura corporal normalDisminución de la respiración Presión arterial sistólica baja Glucemia baja Falta de reacción o respuestaEstados de ánimo inapropiados o inusuales

Las personas con hipotiroidismo sin tratamiento están en mayor riesgo de:

Infección Infertilidad, aborto espontáneo, dar a luz a un bebé con anomalías congénitas Enfermedad cardíaca (cardiopatía) debido a niveles más altos de colesterol LDL (malo)Insuficiencia cardíaca

Comuníquese con su proveedor si tiene síntomas de hipotiroidismo. Si está recibiendo tratamiento para el hipotiroidismo, llame a su proveedor si:

Presenta dolor torácico o latidos cardíacos aceleradosLos síntomas empeoran o no mejoran con el tratamientoPresenta síntomas nuevos

Mixedema; Hipotiroidismo en adultos; Glándula tiroides hipoactiva; Bocio – hipotiroidismo; Tiroiditis- hipotiroidismo; Hormona tiroidea – hipotiroidismo Brent GA, Weetman AP. Hypothyroidism and thyroiditis. In: Melmed S, Auchus RJ, Goldfine AB, Koenig RJ, Rosen CJ, eds.

Williams Textbook of Endocrinology,14th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2020:chap 13. Garber JR, Cobin RH, Gharib H, et al. Clinical practice guidelines for hypothyroidism in adults: cosponsored by the American Association of Clinical Endocrinologists and the American Thyroid Association. Endocr Pract,2012;18(6):988-1028.

PMID: 23246686 pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/23246686/, Jonklaas J, Bianco AC, Bauer AJ, et al; American Thyroid Association Task Force on Thyroid Hormone Replacement. Guidelines for the treatment of hypothyroidism: prepared by the American Thyroid Association task force on thyroid hormone replacement.

Thyroid,2014;24(12):1670-1751. PMID: 25266247 pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/25266247/, Versión en inglés revisada por: Sandeep K. Dhaliwal, MD, board-certified in Diabetes, Endocrinology, and Metabolism, Springfield, VA. Also reviewed by David C. Dugdale, MD, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M.

Editorial team. Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

¿Qué quiere decir T4?

Hormona elaborada por la glándula tiroidea que contiene yodo. La La T4 aumenta la tasa de reacciones químicas en las células y ayuda a controlar crecimiento y desarrollo. La también se puede producir en el laboratorio y se usa como tratamiento en los casos de trastornos tiroideos.

¿Cuál es la función de la T4?

El análisis de T4 mide el nivel de la hormona T4, también denominada ‘tiroxina’, en la sangre. Esta hormona es producida por la glándula tiroides y ayuda a controlar el metabolismo y el crecimiento.

¿Qué es la T4 en la tiroides?

La T4 (tiroxina) es la principal hormona producida por la glándula tiroides. Se puede hacer un examen de laboratorio para medir la cantidad de T4 libre en su sangre. La T4 libre es la tiroxina que no está adherida a una proteína en la sangre.

¿Cuál es el valor normal de T3?

Resultados normales T3 libre: de 130 a 450 picogramos por decilitros (pg/dL) o de 2.0 a 7.0 picomoles por litro (pmol/L)

¿Qué valor de TSH es hipotiroidismo?

Conclusión final – En el primer estudio que se evalúa el hipotiroidismo sin autoinmunidad, algunos sugieren que los niveles de TSH de más de 2.5 miliunidades por litro (mU / L) son anormales, mientras que otros consideran que los niveles de TSH son demasiado altos solo después de haber alcanzado 4 a 5 mU / L.

  1. Entonces que hacemos con la TSH, podría seguir con más estudios que al final si hubiera que marcar un rango de referencia de TSH sería de 1 a 2 mU / L
  2. Y añadiría que toda persona tiene su propio SET POINT, es decir si comparas tu TSH y tus síntomas con los de tu amiga así por querer llegar a conclusiones que desde el respeto, no tenéis el conocimiento para ello, es tontería.
  3. Cada uno tiene su propio SET POINT y eso no significa que vayáis a tener o deberías tener por tener el mismo TSH los mismos síntomas.

: Tiroiditis de Hashimoto e Hipotiroidismo: valores de TSH » María Sánchez » Personal Trainer » Power Experience

¿Qué pasa si tengo la TSH alta y la T4 normal?

Cuando la TSH se muestra repetidamente alta con T4L normal, suele ser debido a una insuficiencia tiroidea incipiente (hipotiroidismo subclínico).

¿Quién regula la T3 y T4?

¿Cómo funcionan las hormonas tiroideas? – Las hormonas tiroideas afectan todas las células y órganos del cuerpo. Demasiada hormona tiroidea acelera los procesos y demasiado poca hormona desacelera los procesos. Estas hormonas:

Controlan la velocidad a la que el cuerpo quema calorías (su metabolismo). Esto afecta la manera en la que usted engorda o adelgaza. Pueden desacelerar o acelerar los latidos cardíacos. Pueden elevar o bajar la temperatura corporal. Varían la velocidad a la que los alimentos se mueven por el tubo digestivo. Afectan la fuerza muscular. Controlan la velocidad a la que el cuerpo reemplaza las células que mueren.

La glándula tiroidea produce hormonas tiroideas. La glándula tiroidea produce y segrega dos hormonas tiroideas: tiroxina (T4) y triyodotironina (T3). La glándula tiroidea y la hipófisis (glándula pituitaria) funcionan juntas. La hipófisis (que se encuentra cerca de la base del cerebro) produce, almacena y segrega tirotropina (TSH, por sus siglas en inglés).

  1. Cuando la hipófisis segrega TSH, hace que la glándula tiroidea segregue más T3 y T4.
  2. Un nivel alto de TSH significa que no hay suficiente hormona tiroidea y un nivel bajo de TSH indica que hay demasiada cantidad de ella.
  3. Revisado: 13 abril, 2022 Autor: El personal de Healthwise Evaluación médica: Kathleen Romito MD – Medicina familiar & Adam Husney MD – Medicina familiar Esta información no reemplaza el consejo de un médico.

Healthwise, Incorporated, niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta los Términos de Uso, Aprenda cómo desarrollamos nuestro contenido, Para aprender más sobre Healthwise, visite Healthwise.org,

¿Qué nivel de T4 es normal?

Un rango normal y típico va de 0.9 a 2.3 nanogramos por decilitro (ng/dL), o 12 a 30 picomoles por litro (pmol/L). Los rangos de los resultados normales pueden variar ligeramente entre diferentes laboratorios. Algunos laboratorios usan diferentes medidas o pueden analizar diferentes muestras.

¿Cuál es el valor normal de TSH en una mujer?

Resultados normales Los valores normales pueden fluctuar de 0.5 a 5 microunidades por mililitro (µU/mL).

¿Qué valor de T3 se considera alto?

El rango para los valores normales son: T3: de 60 a 180 nanogramos por decilitro (ng/dL) o de 0.9 a 2.8 nanomoles por litro (nmol/L) T3 libre: de 130 a 450 picogramos por decilitros (pg/dL) o de 2.0 a 7.0 picomoles por litro (pmol/L)

¿Qué valor de TSH se considera bajo?

Resumen La enfermedad tiroidea subclínica (ETS) es una condición asintomática de alta prevalencia que incluye el hipertiroidismo subclínico (HiperSC) y el hipotiroidismo subclínico (HipoSC). Ambas formas no tienen síntomas ni signos específicos y solamente pueden ser detectados mediante exámenes hormonales. Las causas más frecuentes de HiperSC son la enfermedad de Graves y el bocio multinodular. De HipoSC la causa más frecuente es la tiroiditis crónica autoinmune (enfermedad de Hashimoto). El criterio diagnóstico para HiperSC es TSH sérica de ≤0.4 mU/L y valores normales deT4 total o libre. El criterio diagnóstico para HipoSC es TSH sérica de 4.5-10mU/L junto con valores normales de T4 total o libre. Ambas se consideran más severas cuando los valores de TSH se alejan del valor normal: <0.1 mU/L HiperSC y >10mU/L en HipoSC. En la ETS las alteraciones cardiovasculares son frecuentes, pero de distinta índole, así en el HiperSC hay mayor riesgo de arritmias supraventriculares mientras en el HipoSC hay un riesgo aumentado de dislipidemia y ateroesclerosis. En este artículo se analizan los aspectos diagnósticos de la ETS, sus complicaciones y se propone un plan de manejo desde una perspectiva clínica. Palabras clave: Enfermedad tiroidea subclínica hipertiroidismo subcliínico hipotiroidismo subclínico nivel TSH complicaciones cardiovasculares terapia clínica Summary Subclinical thyroid disease is a highly prevalent asymptomatic entity that includes subclinical hyperthyroidism and subclinical hypothyroidism. Both forms lack of specific signs and symptoms and only can be detected by hormonal tests. The most frequent etiologies for subclinical hyperthyroidism are Graves’ disease and multinodular goiter, and for subclinical hypothyroidism is Chronic autoimmune thyroiditis. Accepted diagnostic criteria for subclinical hyper and hypothyroidism are a TSH ≤ 0.4 mU/L with normal T3, T4 or FT4 and a TSH ≥ 4.5 mU/L with a normal T4 or FT4 respectively. Both conditions have frequent cardiovascular and metabolic complications such as supraventricular arrhythmia (subclinical hyperthyroidism) and hyperlipidemia with atherogenesis (subclinical hypothyroidism). Diagnostic criteria and abnormalities associated with this conditions are reviewed. In addition, a clinical treatment approach is proposed. Key words: Subclinical thyroid disease subclinical hyperthyroidism subclinical hypothyroidism TSH levels cardiovascular complications clinical approach Texto completo Enfermedad tiroidea subclinica (ETS) Introducción La ETS es un trastorno funcional de la glándula tiroidea de alta prevalencia, asintomática y solo detectable mediante exámenes hormonales de laboratorio. Puede corresponder a una enfermedad tiroidea en su etapa inicial, manifestándose por concentraciones levemente alteradas de TSH y normales de T3 y T4 o T4 libre. El rango normal de TSH está situado entre 0.5-4.5 mU/L. Estos valores corresponden a los encontrados en el 95% de la población general, sin que ello signifique que el 5% restante tenga un trastorno o anormalidad tiroidea. Aún hay muchas controversias en el diagnóstico y manejo de estas condiciones. Sin embargo, se han planteado algunas recomendaciones diagnósticas y terapéuticas válidas para ciertos grupos poblacionales. Los pacientes con hipertiroidismo subclínico (HiperSC) tienen niveles de TSH menores de 0.5mU/L. En el hipotiroidismo subclínico (HipoSC) los niveles de TSH están entre 4.5-10 mU/L. A diferencia de las enfermedades clínicas o definitivas, en la ETS los niveles de hormonas tiroideas (T3, T4, T4 libre) son normales ( 1 ). Lo anterior surge del hecho que los niveles séricos de TSH son más sensibles que los niveles de hormonas tiroideas para evaluar el grado de función de la glándula tiroidea. Ambas formas subclínicas pueden acompañarse de diversas complicaciones cardiovasculares, esqueléticas y cognitivas, y/o pueden evolucionar en un período variable (meses o años) y llegar a constituirse en una enfermedad tiroidea definitiva. Prevalencia La prevalencia de la enfermedad tiroidea subclínica en nuestro país no ha sido estudiada. En el laboratorio del Hospital Clínico de la Universidad se analizaron 7.627 muestras de exámenes de personas sin antecedentes previos de enfermedad tiroidea, encontrándose 1.6% de TSH ≤0.5 mU/L y 3.4% entre 5-10 mU/L. Estas cifras son comparables a las reportadas en estudios internacionales. En el Estudio de Salud Nacional y Encuesta de Salud Nutricional de Estados Unidos (NHANES III) ( 2 ) se reportó una TSH <0.4 mU/L en el 1.8 % de los casos. De este grupo solo el 0.7% presentaba niveles <0.1mU/L (TSH suprimida); esto permite concluir que aproximadamente el 75% de los HiperSC tienen niveles de TSH entre 0.1-0.4 mU/L ( 2, 3 ). El HipoSC tiene mayor prevalencia en países con ingesta elevada de yodo alcanzando a afectar al 4-9.5% de la población adulta ( 4 ). Esta cifra aumenta en la población de adultos mayores (>65 años) reportándose cifras de 8.2% en hombres y 16.9% en mujeres ( 5 ). Hipertiroidismo subclinico (hipersc) Habitualmente estos pacientes no presentan síntomas ni signos de hipertiroidismo, aunque en algunos pueden detectarse aumentos de frecuencia cardíaca promedio en mediciones de 24 horas. Según la causa se distinguen dos tipos:

You might be interested:  Cuántos Ministerios Tiene Guatemala?

• Exógeno : causado por administración excesiva de levotiroxina sódica (L-T4) en casos de tratamiento para bocio, supresión de TSH en el post operado de cáncer tiroideo o dosis de sustitución mayores a las requeridas en casos de hipotiroidismo. • Endógeno : causado por las mismas condiciones que originan el hipertiroidismo clínico, es decir: la enfermedad de Graves y el bocio multinodular tóxico.

El HiperSC puede causar arritmias y/o insuficiencia cardíaca. En mayores de 60 años con TSH < 0.1 mU/L (suprimida) se reporta 28% de incidencia de fibrilación auricular en comparación con 11% en pacientes con TSH entre 0.1-0.4 mU/L. Estos resultados demuestran que a menores concentraciones TSH mayores son los riesgos de arritmia ( 5 ). Diagnóstico El HiperSC debe sospecharse cuando TSH está bajo el rango inferior de normalidad (< 0.4 mU/L) junto con niveles normales de hormonas tiroideas. Cuando los niveles de TSH están entre 0.1-0.4 mU/L se considera leve, si está bajo 0.1 mU/L se considera severo. Sin embargo, no todos los casos de TSH bajo el límite normal corresponden a HiperSC. Existen otras condiciones (no tiroideas) que pueden causar disminución de los niveles de TSH. En Tabla 1 se muestran algunas de estas condiciones. Entre ellas, la enfermedad no tiroidea del paciente enfermo en que ocurre una disminución en el estímulo de TRH hipotalámico destinado a reducir los niveles de hormona tiroidea, y por ende del gasto energético, como forma de respuesta metabólica a la enfermedad grave sistémica. Una vez que el paciente supera la condición de gravedad, la TSH se normaliza e incluso puede sobrepasar el rango de normalidad dentro de las 2-4 semanas posteriores a la recuperación. Algunos fármacos como los corticoides y la dopamina pueden bajar los niveles de TSH y hacer sospechar erróneamente un hipertiroidismo. Como se ha mencionado, las causas de HiperSC son las mismas del hipertiroidismo clínico o definitivo. En jóvenes la etiología más frecuente es la enfermedad de Graves. En pacientes mayores de 65 años predomina como etiología el bocio multinodular. El HiperSC también puede ser inducido por fármacos. Entre estos, la amiodarona, fármaco muy usado en el tratamiento de arritmias supraventriculares que tiene un alto contenido de yodo (6 mg de yodo por comprimido de 200 mg). Considerando que la recomendación de ingesta diaria de yodo en el adulto normal es aproximadamente 150-300 ug/día, cada comprimido de amiodarona aporta unas 20-40 veces la dosis diaria total de yodo. La tirotoxicosis secundaria a este fármaco ocurre en 1-23% de los pacientes que la utilizan, siendo muy frecuente el HiperSC ( 6 ). En algunos casos se debe a mayor secreción de hormona tiroidea en áreas autónomas de la glándula que son gatilladas por el aporte de yodo. En otros casos el fármaco induce una tiroiditis destructiva en pacientes sin patología tiroidea previa ( 7 ). Efectos sistemicos Es importante considerar que tanto el HiperSC exógeno como endógeno, pueden provocar efectos cardiovasculares ( 8 ). Por otra parte, el riesgo de conversión a hipertiroidismo definitivo, aumenta significativamente cuando la TSH está suprimida (< 0.1 mU/L). En la Tabla 2 se muestran los riesgos de estas complicaciones de acuerdo a la edad del paciente y el nivel de TSH basal. Sistema cardiovascular Se sabe que las hormonas tiroideas aumentan la frecuencia cardíaca, la fuerza de eyección y la relajación ventricular diastólica. Estos efectos suelen estar presentes en el HiperSC, aunque en menor grado que en el hipertiroidismo definitivo. También se ha reportado aumento de la morbilidad y mortalidad por enfermedad cardiovascular ( 9 ). Los estudios demuestran mayor frecuencia de taquicardia, extrasístoles auriculares y ventriculares. En general las arritmias tienden a controlarse cuando se logra llevar al paciente al eutiroidismo ( 9 ). En general los cambios observados son similares al hipertiroidismo definitivo, pero son más frecuentes en adultos mayores. Algunos trabajos han mostrado algunas alteraciones eco-cardiográficas en pacientes jóvenes con HiperSC que tienden a ser más frecuentes en enfermedades de Graves de larga duración y con alto grado de supresión de TSH ( 10 ). Tanto en el hipertiroidismo clínico como subclínico tienen mayor frecuencia de enfermedad ateroesclerótica. En ambos se ha reportado hipercoagulabilidad, mayor tendencia a la trombosis y aumento del grosor de la capa íntima-media de la carótida ( 11, 12 ). Un estudio reciente reportó aumento de la mortalidad en pacientes con HiperSC reportándose mayor riesgo relativo de mortalidad por cualquier causa o por enfermedad cardiovascular en 1.3 (95% IC; 1.02-1.66) y 1.68 (1.02-2.76) respectivamente ( 13 ). Los adultos mayores (>65 años) además de mayor arritmia tienen mayor riesgo de sufrir un evento cardiovascular o de morir por esta causa. Es probable que la presencia de una cardiopatía asociada, aumente aún más el riesgo de morbilidad y mortalidad en esta población. Por tal motivo se recomienda en este grupo un tratamiento precoz y efectivo del HiperSC. Hueso y esqueleto Las hormonas tiroideas aumentan la acción resortiva del osteoclasto. En el hipertiroidismo definitivo el riesgo de osteoporosis y de fractura está aumentado. En mujeres postmenopáusicas con HiperSC endógeno se ha reportado una disminución de la densidad mineral ósea, especialmente a nivel del hueso cortical (región distal del radio). Sin embargo, esto no se ha objetivado en el hombre ni en mujeres premenopáusicas. Al parecer, el efecto resortivo de las hormonas tiroideas se hace más evidente después de los 65 años. En una cohorte seguida por cuatro años, se observó un riesgo de fractura de cadera tres veces mayor y de fractura vertebral cuatro veces mayor cuando TSH estaba en rango <0.1 mU/L( 14 ). Tratamiento El manejo del HiperSC debe ser indicado por un equipo multidisciplinario. Este debe incluir un endocrinólogo, un médico de medicina nuclear (si se va a usar yodo 131) y otros especialistas que correspondan a las complicaciones del paciente. En general se usa el yodo 131 para producir una ablación radioactiva de la glándula tiroidea. Los pacientes que tienen un bocio de gran tamaño (> 50 gr) o sospecha de neoplasia tiroidea deben ser tratados con cirugía. Las drogas antitiroideas pueden ser usadas, pero habitualmente sus efectos solo duran mientras se les utilice. Estas opciones deben ser evaluadas cuidadosamente de acuerdo a los riesgos y beneficios involucrados en cada caso. Hipotiroidismo subclinico (hiposc) Esta condición es considerada asintomática por la mayor parte de los autores, algunos estudios le han atribuido alteraciones clínicas como astenia, hipoacusia, dislipidemia y/o depresión. Sin embargo, no hay certeza de que estas asociaciones sean reales. La historia natural del HipoSC en el adulto mayor ha sido recientemente analizada en el Estudio de Salud Cardiovascular de Estados Unidos ( 15 ). Los autores evaluaron 459 adultos mayores de 65 años con HipoSC, y los siguieron durante cuatro años ( 15 ). La función tiroidea fue evaluada a los 2 y 4 años, observándose que solo un 56% de los pacientes seguían con valores altos de TSH después de cuatro años de seguimiento. La normalización del examen ocurrió en el 46% de los pacientes con TSH basal entre 4.5 y 6.9 mU/L, en el 10% con valores entre 7 y 9.9 mU/L y 7% cuando éstos eran >10 mU/L ( 15 ). Efectos cardiovasculares El hipotiroidismo definitivo afecta la función y el metabolismo cardiovascular. En la actualidad se considera que estos efectos son producidos por la falta de hormona tiroidea a nivel de la célula miocárdica y pared vascular. Sin embargo, todavía hay controversias respecto a los efectos cardiovasculares del HipoSC. En cuanto a los lípidos, se han reportado cambios en los niveles de LDL, los que tienden a ser mayores que en sujetos eutiroideos ( 16 ). Por otra parte, se ha destacado el rol de las hormonas tiroideas en la fase diastólica de la contracción miocárdica, es decir aquella relacionada con la activación de la ATPasa dependiente de calcio ( 17 ). Las hormonas tiroideas activan sitios específicos del DNA nuclear estimulando la síntesis de RNA particular y de proteínas específicas del músculo cardíaco. La disminución de las concentraciones de hormonas tiroideas puede alterar la función cardíaca normal ( 18 ). Las hormonas tiroideas también estimulan el sistema adrenérgico vascular a través de vías alternativas a las génicas ( 19, 20 ). Junto con lo anterior se han reportado efectos de estas hormonas en la adaptación a la isquemia cardíaca y en el proceso de remodelación post infarto. Esto puede explicar la mayor mortalidad que presentan los pacientes infartados cuando tienen niveles bajos de T3 ( 21 ). El hipotiroidismo subclínico se asocia a trastornos cardíacos e incremento de la ateroesclerosis. Una gran cantidad de estudios epidemiológicos muestran mayor riesgo de mortalidad cardiovascular tanto en hipotiroidismo clínico como subclínico ( 22, 23 ), pero no todos los estudios lo demuestran ( 25, 26 ). Efectos en los lípidos Varios trabajos han reportado niveles consistentemente elevados de colesterol total, LDL-C, apolipoproteína B, lipoproteína (a) y triglicéridos en pacientes con hipotiroidismo definitivo ( 27 ). En general estos cambios tienden a revertirse con la corrección del hipotiroidismo. Algunos pacientes siguen teniendo valores alterados y en ellos se debe sospechar una dislipidemia primaria concomitante. Por otra parte, la influencia del HipoSC en los niveles séricos de lípidos es menos evidente, pero los niveles de apoliproteína B suelen estar aumentados ( 27 ) y algunos estudios también han demostrado elevación de los niveles de LDL-C ( 28 ). En la actualidad se acepta que el evento determinante en la elevación de LDL es una disminución de la síntesis proteica intracelular lo que lleva a una menor expresión del receptor de LDL ( 29 ). Con el tratamiento del HipoSC (L-T4) se revierte este proceso y bajan los niveles del LDL sérico. En estudios experimentales se ha demostrado que la administración de T3 aumenta la expresión de genes relacionados con los canales de calcio, eleva la captación de O 2 y disminuye la resistencia vascular ( 30 ). Una revisión actualizada concluye que no hay suficientes evidencias para apoyar o negar el rol patogénico del HipoSC en la dislipidemia asociada a esta condición ( 16 ). Manejo del HipoSC La decisión de indicar un tratamiento con L-T4 es difícil y se recomienda que sea efectuada por un endocrinólogo. Estudios recientes han demostrado normalización espontánea de la TSH a los 2 a 4 años de observación en aproximadamente un tercio de los casos de TSH elevada. Cuando los valores iniciales de TSH son >6.9 mU/L, la probabilidad de normalización baja del 32% al 10%; si el paciente tiene anticuerpos anti TPO(+) la normalización de TSH es mucho menos frecuente ( 15 ). Aún no hay consenso respecto a la conducta terapéutica en pacientes con HipoSC. Considerando las últimas publicaciones se propone un esquema de manejo que considera el valor inicial de TSH ( Figura 2 ). Si este valor está entre 4.5 y 10 mU/L se considera que el HipoSC es leve y más frecuentemente transitorio; si está entre 10 y 20 se considera más severo y debe ser corregido con mayor frecuencia. De acuerdo a las últimas evidencias se recomienda iniciar L-T4 en pacientes embarazadas (primer trimestre) y en pacientes con anticuerpos anti TPO positivos. Hay controversia respecto a indicar esta terapia en pacientes con depresión: Al respecto hay una extensa literatura que apoya el uso de hormonas tiroideas para potenciar o acelerar el efecto de los fármacos antidepresivos. En cuanto a síntomas neuropsicológicos inespecíficos que han sido asociados al HipoSC (Ej. alteraciones de memoria, concentración, ánimo) el tratamiento con levotiroxina no ha demostrado ser superior al placebo. Se sugiere iniciar terapia con levotiroxina en dosis bajas (12.5-25 ug/día) para luego ajustarla. Screening Las recomendaciones actuales en general son contrarias al screening universal para HipoSC ( 31 ). Sin embargo, se recomienda un screening selectivo para ciertos grupos específicos como por ejemplo mujeres en edad reproductiva, sujetos con antecedentes familiares de hipotiroidismo, portadores de enfermedades autoinmunes (DM tipo 1, vitiligo, enfermedad celíaca), pacientes con depresión y adultos mayores ( 32, 33 ). Recientemente se publicó un estudio de screening en población adulta normal demostrándose que el 95% de las personas tenían valores normales de TSH (0.35-5.5 mU/L). El 3.0% tenía valores levemente elevados (5.5-10 mU/L), el 0.7% valores >10 mU/L y el 1.2% tenía valores < 0.35 mU/L). Posteriormente se hizo un segundo examen de TSH a los cinco años observándose que el 62% de los pacientes con TSH inicial elevada se normalizaban y el 2.9% mantenía los niveles elevados o la elevaban aún más. Por otra parte el 50% de las TSH disminuidas (<0.35 mU/L) también normalizaban los niveles ( 34 ). El autor declara no tener conflictos de interés, relacionados a este artículo. Referencias bibliográficas Cooper D.S., Biondi B. Subclinical thyroid disease. Lancet, 379 (2012), pp.1142-1154 Hollowell J.G., Staehling N.W., Flanders W.D., et al, Serum TSH, T4 and thyroidantibodies in the United States population (1988 to 1994): National Health and Nutrition Examination Survey (NHANES III). J Clin Endocrinol Metab, 87 (2010), pp.489-499 Vadiveloo T., Donnan P.T., Cochrane L., Lee G.P. The thyroid Epidemiology, Audit, and Research Study (TEARS): the natural history of endogenous subclinical hyperthyroidism. J Clin Endocrinol, 96 (2011), pp.59-61 Canaris G.J., Manowitz N.R., Mayor G., Ridgway E.C. The Colorado thyroid disease prevalence study. Arch Intern Med, 160 (2000), pp.526-534 Cappola A.R., Fried L.P., Arnold A.M., et al, Thyroid status, cardiovascular risk, and mortality in older adults. JAMA, 295 (2006), pp.1033-1041 Panatalone K.M., et al, Approach to a low TSH level: patience is a virtue. Cleveland Clinic Journal of Medicine, 77 (2010), pp.803-811 Martino E., Bartalena L., Bogazzi F., Braverman L.E., et al, The effects of amiodarona on the thyroid. Endocrine Reviews, 22 (2001), pp.240-254 Flynn R.W., Bonelle S.R., Jung R.T., Mac Donald T.M., Morris A.D., Leese G.P. Serum thyroid-stimulating hormone concentration and morbility from cardiovascular disease and fractures in patients on long-term thyroxine therapy. J Clin Endocrinol Metab, 95 (2010), pp.186-193 Sgarbi JA, Villaca F, Garbelini B, Villar HE, Romaldini JH. The effects of early antithyroid therapy for endogenous subclinical hyperthyroidism on clinical and heart abnormalities. J Clin Endocrinol Metab 2003; 1672-77. Bondi B., Palmieri E.A., Fazio S., et al, Endogenous subclinical hyperthyroidism affects quality of life and cardiac morphology and function in young and midled-aged patients. J Clin Endocrinol Metab, 85 (2000), pp.4701-4705 Völzke H., Robinson D.M., Schminke U., et al, Thyroid function and carotid wall thickness. J Clin Endocrinol Metab, 89 (2004), pp.2145-2149 Dörr M., Empen K., Robinson D.M., Wallaschofski H., Felix S.B., Völzke H. The association of thyroid function with carotid plaque burden and strokes in a population-based simple from a previous iodine-deficient área. Eur J Endocrinol, 159 (2008), pp.145-152 Tseng F.Y., Lin C.C., Lee L.T., Li T.C., Sung P.K., Huang K.C. Subclinical hypothyroidism is associated with increased risks for all-cause and cardiovascular mortality in adults. J Am Coll Cardiol, 60 (2012), pp.730-737 Bauer D.C., Ettinger B., Nevitt M.C., Stone K.L., et al, Study of Osteoporotic Fractures Research Group. Risk for fracture in women with low serum levels of thyroid-stimulating hormone. Ann InternMed, 134 (2001), pp.561-568 Somwaru L.L., Rariy C.M., Arnold A.M., Cappola A.R. The natural history of subclinical hypothyroidism in the elderly : the cardiovascular health study. JCEM, 97 (2012), pp.1962-1969 Pearce E.N. Update in lipid alterations in subclinical hypothyroidism. Endocrinol Metab, 97 (2012), pp.326-333 Kiss E.G., Jakab E.G., Edes I.L. Thyroid hormone induced alteration in phospholambam protein expression: Regulatory effects on sarcoplasmic reticulum Ca2+ trasport and myocardial relaxation. Circ. Res., 75 (1994), pp.245-251 Mansourian A.R. Metabolic pathways of tetraiodothyronine (T4) and triidothyronine (T3) production by thyroid gland: A review of articles. Pak.J. Biol. Sci., 14 (2010), pp.1-12 Ojamaa K., Klein I., Sabet A., Steinberg S.F. Metabolism, 49 (2000), pp.275-279 o en el sistema vascular (Park KW, Dai HB, Ojamaa K, Lowenstein E, Klein I and Sellke FW. Anesthesia Analgesia 1997; 85: 734-738. Park K.W., Dai H.B., Ojamaa K., Lowenstein E., Klein I., Sellke F.W. Anesthesia Analgesia, 85 (1997), pp.734-738 Lervasi G., Pingitore A., Landi P., Raciti M., Ripoli A. Low-T3 syndrome: A strong prognostic predictor of death in patients with heart disease. Circulation, 107 (2003), pp.708-713 Hak A.E., Pols H.A.P., Visser T.J., Drexhage H.A., Hofman A., Witteman J.C.M. Subclinical hypothyroidism is an independent risk factor for aterosclerosis and myocardial infarction in elderly women. The Rotterdam study. Ann Intern. Med., 132 (2000), pp.270-278 Imaizumi M., Akahoshi M., Ichimaru S., Nakashima E., Hida A. Risk for ischemic heart disease and all-cause mortality in subclinical hypothyroidism. J Clin Endocrinol Metab, 89 (2004), pp.3365-3370 Kventny J., Heldgaard P.E., Bladbjerg E.M., Gram J. Subclinical hypothyroidism is associated with a lowgrade inflamation, increased triglyceride levels and predicts cardiovascular disease in males below 50 years. Clin Endocrinol, 61 (2004), pp.232-238 Volzke H.C., Schwahn C., Wallaschfski H., Dorr M. The association of thyroid dysfunction with all cause and circulatory mortality: Is there a causal relationship?. J Clin Endocrinol Metab, 92 (2007), pp.2421-2429 Dorr M., Voolzke H. Minerva Cardiovascular morbidity and mortality in thyroid dysfunction. Minerva Endocrinol, 30 (2005), pp.199-216 Wartofsky L. Cardiovascular risk and subclinical hypothyroidism: Focus on lipids and new emerging risk factors. What is the evidence?. Thyroid, 17 (2007), pp.1075-1084 Biondi B., Cooper D.S. The clinical significance of subclinical thyroid dysfunction. EndocrRev, 29 (2008), pp.76-131 Duntas L.H., Mantzou E., Koutras D.A. Circulating levels of oxidized lowdensity lipoprotein in overt and mild hypothyroidism. Thyroid, 12 (2002), pp.1003-1007 Bengel F.M., Nekolla S.G., Ibrahim T., Weniger C., Ziegler S.L., Schwaiger M. Effect of thyroid hormones on cardiac function, geometry and oxidative metabolism assessed noninvasivaly by positrón emission tomography and magnetic resonance imaging. J Clin Endocrinol Metab, 85 (2000), pp.1822-1827 Surks M.I., Ortiz E., Daniels G.H., et al, Subclinical thyroid disease: scientific review and guideliness for diagnosis and management. JAMA, 291 (2004), pp.228-238 Medicare coverage of routine screening for thyroid dysfuntion. Washington, DC: Institute of Medicine. National Academies Press; April 14, 2003. http://www.iom.edu/CMS/3809/4669/5921.aspx, Accessed February 1, 2007. Ladenson P.W., Singer P.A., Ain K.B., et al, American thyroid association guidelines for detection of thyroid dysfuntion (published correction appears in Arch Intern Med 2001; 161 (2): 284. Arch Intern Med, 160 (2000), pp.1573-1575 Helfand M. US Preventive Services Task Force. Ann Intern Med, 140 (2004), pp.128-141 Meyerovitch J., Rotman-Pikielny P., Sherf M., Battat E., Levy Y., Surks M.I. Serum thyrotropin measurements in the community. Arch Intern Med, 167 (2007), pp.1533-1538 Diez J.J., et al, Analysis of the natural course of subclinical hyperthyroidism. Am J Med Sci, 337 (2009), pp.225-232 Vanderpump M.P., et al, The incidence of thyroid disorders in the community: a twenty-year follow-up of the Wickham survey. Clin Endocrinol, 43 (1995), pp.55-68 Díez J.J., et al, Spontaneous subclinical hypothyroidism in patients older than 55 years: analysis of natural course and risk factors for the development of overt thyroid failure. J Clin Endocinol Metab, 89 (2004), pp.4890-4897 Parle J.V., et al, Prevalence and follow-up of abnormal thyrotropin (TSH) concentrations in the elderly in the United Kingdom. Clin Endocrin (Oxf), 34 (1991), pp.77-83 Copyright © 2013. Clínica Las Condes

You might be interested:  Que Idiomas Se Habla En Guatemala?
Adblock
detector