Que Son Las Areas Protegidas De Guatemala?

Que Son Las Areas Protegidas De Guatemala
Son áreas protegidas, incluidas sus respectivas zonas de amortiguamiento, las que tienen por objeto la conservación, el manejo racional y la restauración de la flora y fauna silvestre, recursos conexos y sus interacciones naturales y culturales, que tengan alta significación por su función o sus valores gen éticos,

¿Qué son las áreas protegidas y cuáles existen en Guatemala?

Representando el 5% del territorio nacional, nuestro trabajo impacta 4 áreas protegidas en Guatemala : Reserva de Biosfera Sierra las Minas. Refugio de Vida Silvestre Bocas del Polochic. Parque Nacional Sierra del Lacandón.

¿Qué son las áreas naturales protegidas resumen?

El Sistema Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado (SINANPE) tiene como objetivo contribuir al desarrollo sostenible del Perú, a través de la conservación de muestras representativas de la diversidad biológica del país. El SINANPE está conformado por las áreas naturales protegidas (ANP) de administración nacional que son gestionadas y administradas por el Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado (Sernanp).

¿Qué es un área natural protegida? Las áreas naturales protegidas son espacios terrestres o marinos reconocidos, establecidos y protegidos legalmente por el Estado peruano por su importancia para la conservación de la biodiversidad y su contribución al desarrollo sostenible del país. Las ANP de administración nacional tienen dos estatus: las establecidas con estatus definitivo y con estatus transitorio que son las Zonas Reservadas.

En total, las áreas naturales protegidas se clasifican en 10 categorías, que se detallan a continuación: Parques Nacionales Son áreas que constituyen muestras representativas de la diversidad natural del país. En ellos se protege con carácter intangible uno o más ecosistemas, las asociaciones de flora y fauna silvestre, así como otras características paisajísticas y culturales que resulten asociadas.

  1. Son áreas naturales protegidas de uso indirecto en las que se permite la investigación científica y el turismo en zonas apropiadamente designadas Actualmente existen en el Perú 15 Parques Nacionales.
  2. Reservas Nacionales Son áreas destinadas a la conservación de la biodiversidad y el uso sostenible de los recursos de flora y fauna silvestre.

Son áreas naturales protegidas de uso directo en las que, mediante planes de manejo, está permitido el uso tradicional y aprovechamiento sostenible de recursos naturales por las poblaciones locales. Actualmente existen 17 Reservas Nacionales. Santuarios Nacionales Son áreas donde se protege, con carácter intangible, el hábitat de una especie o una comunidad de la flora y fauna, así como las formaciones naturales de interés científico y paisajístico.

Son áreas naturales protegidas de uso indirecto en las que se permite la investigación científica y el turismo en zonas apropiadamente designadas. Actualmente existen en el Perú 9 Santuarios Nacionales. Santuarios Históricos Conservan espacios que contienen valores naturales relevantes y constituyen el entorno de muestras del patrimonio monumental y arqueológico del país, o son lugares donde se desarrollaron hechos sobresalientes de la historia nacional.

Son áreas naturales protegidas de uso indirecto en las que se permite la investigación científica y el turismo en zonas apropiadamente designadas. Actualmente existen en el Perú 4 Santuarios Históricos. Reservas Paisajísticas Conservan ambientes cuya integridad geográfica muestra una relación armoniosa entre el hombre y la naturaleza, albergando por ello importantes valores naturales y culturales.

¿Cuántas son las áreas protegidas en Guatemala?

El Consejo Nacional de Áreas Protegidas –CONAP-, dentro de sus funciones tiene a su cargo la protección y conservación para el uso sostenible del Sistema Guatemalteco de Áreas Protegidas, registrando a nivel nacional un total de 349 áreas protegidas, distribuidas en distintas categorías de manejo contando con una

¿Cuál es la importancia de las áreas protegidas?

¿Cuál es la importancia de las áreas protegidas? – Las áreas protegidas constituyen una estrategia fundamental para la conservación a largo plazo de la diversidad biológica y cultural, proporcionando bienes y servicios ecosistémicos esenciales para la sociedad y la vida en general. Algunos beneficios y valores que brindan son:

Proteger las cuencas hidrográficas y los suelos.Colaborar con la regulación del clima.Proveer recursos y materias primas, alimentos y medicinas.Contribuir al control biológico de plagas y enfermedades.Brindar el marco ideal “in situ” para la investigación científica, la educación y la capacitación ambiental.Permitir el desarrollo de actividades turísticas y recreativas sustentables que habilitan el desarrollo social y económico local y regional.Proporcionar valores culturales, emocionales y espirituales obtenidos de las relaciones del ser humano con los ecosistemas.Constituir escenarios de integración de la conservación de la biodiversidad con su uso sostenible.

Existen en Argentina 533 áreas protegidas registradas que integran el Sistema de Federal de Áreas Protegidas (SiFAP). Las áreas protegidas continentales, que incluyen también áreas costero-marinas, no estrictamente marinas, cubren una superficie de 40.185.345 hectáreas.

  • Representan el 14,45 % del territorio nacional continental.
  • Las áreas protegidas que integran el SiFAP fueron inscriptas voluntariamente por la autoridad competente –nacional o provincial–.
  • Incluyen 57 áreas protegidas de jurisdicción nacional bajo la Administración de Parques Nacionales y 476 áreas protegidas reconocidas por las provincias bajo alguna categoría de gestión provincial, municipal, universitaria, privada o de gestión mixta, con respaldo normativo provincial o municipal.

Entre las 57 áreas protegidas nacionales existen 3 áreas marinas protegidas: Namuncurá-Banco Burwood, Banco Burwood II y Yaganes, creadas en el marco del Sistema Nacional de Áreas Marinas Protegidas (SNAMP) establecido por Ley n.º 27037. También algunas áreas protegidas cuentan con designación internacional: 15 reservas de biósfera (Programa El Hombre y la Biósfera, MaB-UNESCO), 23 sitios Ramsar (humedales de importancia internacional), 5 bienes de patrimonio mundial natural – UNESCO (Parque Nacional Los Glaciares, Parque Nacional Iguazú, Península de Valdés, Parque Nacional Los Alerces y el conjunto Parque Provincial Ischigualasto – Parque Nacional Talampaya) y 3 bienes de patrimonio mundial cultural – UNESCO (Cueva de las Manos -Río Pinturas, Quebrada de Humahuaca y el Sistema Vial Andino –Qhapaq Ñan–).

¿Por qué se crean las áreas protegidas?

Objetivos de las Áreas Naturales Protegidas Preservar ambientes naturales representativos del país y los ecosistemas más frágiles para asegurar el equilibrio y la continuidad de los procesos evolutivos y ecológicos.

¿Cuáles son las características de las áreas protegidas?

Un Área Natural Protegida (ANP), son porciones del territorio nacional, terrestres o acuáticas, representativas de los diferentes ecosistemas en donde el ambiente original no ha sido modificado en su esencia por la actividad del hombre y que están sujetas a regímenes especiales de protección, conservación, restauración

You might be interested:  Qué Ríos Importantes De Guatemala Puedo Localizar?

¿Qué debemos hacer para cuidar las áreas protegidas?

El 26 de enero se celebra el Día Mundial de la Educación Ambiental, una ocasión para reflexionar sobre cómo minimizar el impacto de nuestra visita en las áreas naturales protegidas. Publicado el viernes 24 de enero de 2020 Desde 1972, cada 26 de enero se celebra el Día Mundial de la Educación Ambiental, una fecha impulsada por la Organización de las Naciones Unidas con el objetivo de generar conciencia sobre el cuidado del ambiente. Es importante tener en cuenta que las redes de senderos establecidas en los entornos naturales de los Parques Nacionales de Argentina cuentan con sistemas de señalética, mantenimiento y registro que complementan la inquietud aventurera con estándares de seguridad internacionales para las diferentes categorías de caminantes.

Informate en las portadas y centros de visitantes al ingresar para conocer datos fundamentales del Parque o Reserva y las recomendaciones de seguridad.

Llevá siempre un calentador liviano y evitá hacer fuego. En caso de que tengas que hacerlo, respetá los lugares habilitados y tratá de usar un sitio de fogón ya utilizado en vez de inaugurar uno nuevo. Usá leña seca y caída que pueda cortarse a mano; los grandes troncos son hábitat de muchos organismos.

Se puede fumar únicamente en lugares permitidos. Las colillas de cigarrillo no son biodegradables y concentran un gran número de sustancias tóxicas.

Acampá solo en zonas habilitadas: en áreas muy frecuentadas, hacelo únicamente en lugares ya impactados con anterioridad; y en áreas poco frecuentadas, acampá en sitios libres de vegetación. Usá calzado de suela blanda y evitá el pisoteo. Antes de irte del lugar, asegurate de que no queden rastros de tu visita.

Caminá siempre sin salir del sendero y mantené lo más bajo posible el nivel de ruido: tanto el comportamiento de la fauna como la calidad de la experiencia en la naturaleza pueden ser alterados.

    Las mascotas no están permitidas en los Parques y Reservas Nacionales porque son especies exóticas que alteran el ambiente: su instinto y presencia impactan de modo directo e indirecto en la fauna y flora local, independientemente de si el animal tiene un buen comportamiento y se encuentra con las vacunas al día.

    ¿Cómo se llama la área protegida?

    Tipos de Áreas Naturales Protegidas –

      Parque nacional o parque natural: Se constituyen por ser zonas con uno o más ecosistemas de belleza escénica.

    Monumento natural: la biodiversidad normalmente uno o varios elementos naturales específicos de notable importancia nacional, tales como una formación geológica, un sitio natural único, hábitats con especies animales o vegetales que podrían estar amenazados. En estos sitios la intervención humana, si es que está permitida, es muy leve y está bajo control estricto.

    Paisaje protegido: superficie de territorio, terrestre o marino, en el cual el hombre ha intervenido significativamente en el ambiente pero que, junto con la naturaleza, ha producido una zona de carácter definido, de singular belleza escénica o con valor de testimonio natural, y que podrá contener valores ecológicos o culturales. Un ejemplo de ello es el parque nacional de Santa Teresa, Curiosamente, este lugar se denomina “Parque Nacional”, pero técnicamente no lo es. Sucede que ese nombre se le da desde hace muchos años, cuando este sistema de categorías no estaba todavía implantado.

    Sitios de protección: aquellas áreas relativamente pequeñas que poseen valor crítico, debido a que:

    Tienen especies de flora o fauna relevantes.

    En ellas se cumplen etapas claves del ciclo biológico de algunas especies.

    Son importantes para el ecosistema que contienen manifestaciones geológicas, geomorfológicas o arqueológicas relevantes.

    ¿Cuántas áreas protegidas hay en Guatemala 2022?

    El Consejo Nacional de Áreas Protegidas -CONAP- en el año 2021 inscribió dos nuevas áreas protegidas en los registros del Sistema Guatemalteco de Áreas Protegidas -SIGAP-, ambas en la categoría de manejo “Parque Regional Municipal”, ubicadas en la Región Noroccidente del país.

    1. Contribuyendo al cumplimiento de uno de los objetivos del Proyecto Consolidación del SIGAP -Life Web, el cual consiste en establecer una red de áreas protegidas comunales y/o comunitarias, que conservan la diversidad biológica y los recursos naturales vinculados a ella, en esta región del país.
    2. El Parque Regional Municipal El Rincón es la primera área protegida que se encuentra en la jurisdicción de la aldea El Pinal, del municipio de Uspantán del departamento del Quiché.

    Con una extensión aproximada de 53.1 hectáreas, se convierte en un área estratégica para la conservación, por la cantidad de especies de fauna y flora silvestre que habita en ella y su calidad escénica. El Parque Regional Municipal Puente de Piedra ubicado en el municipio de Nentón, departamento de Huehuetenango tiene una extensión aproximada de 80.77 hectáreas, su objetivo de creación es asegurar la conservación de la diversidad biológica del área a través del manejo sostenible de sus recursos naturales, pues alberga una gran riqueza genética en los tres niveles ecológicos, posee una extensa variedad de especies vegetales (exótica y nativas), así como la presencia de diversas especies de fauna (mamíferos, aves y reptiles).

    El SIGAP alberga una muestra representativa y significativa de la biodiversidad de Guatemala, además de una parte considerable de su patrimonio cultural (histórico y arqueológico), atributos que son conservados bajo normativas vigentes y modalidades de conservación por medio de categorías de manejo previamente establecidas.

    El Sistema Guatemalteco de Áreas Protegidas -SIGAP-, procura el establecimiento de las áreas protegidas necesarias en el territorio nacional, con carácter de utilidad pública e interés social, y su desarrollo dentro de un sistema de áreas protegidas, además, planifica y coordina la aplicación de las disposiciones en materia de la conservación de la Diversidad Biológica contenido en los instrumentos internacionales ratificados por Guatemala.

    Desde su creación, el SIGAP ha ido evolucionando e incorporando cada vez más hectáreas terrestres y marinas, bajo diferentes categorías de manejo de áreas protegidas. Guatemala actualmente cuenta con 349 áreas protegidas declaradas, que abarcan el 32% del territorio nacional, brinda diversos servicios y beneficios, entre ellos: conservar ecosistemas poco representados, conservar recursos naturales de flora y fauna en zonas de alta biodiversidad, proteger hábitats naturales muy amenazados, proteger áreas de recarga hídrica (fuentes de agua: nacimientos, riachuelos, ríos, lagos, estuarios, lagunas costeras y humedales y conformar parte de los corredores biológicos entre áreas protegidas ya establecidas).

    Valoremos las Áreas P rotegidas y otras medidas de conservación efectivas, para el bienestar de las personas y el desarrollo sostenible.

    ¿Cuáles son las áreas protegidas que existen?

    El 6 de noviembre de 1903 Argentina se convirtió en el tercer país de América en impulsar el desarrollo de áreas protegidas cuando el perito Francisco Moreno cedió a la Nación cerca de 7.500 hectáreas ubicadas en cercanías de Laguna Frías y Puerto Blest, al oeste del lago Nahuel Huapi, con el fin de consagrarlas como “parque público natural”.

    En la actualidad existen en nuestro país seis categorías de conservación, estipuladas por el Sistema Nacional de Áreas Protegidas: Parque Nacional, Monumento Natural, Reserva Nacional, Reserva Natural Estricta, Reserva Natural Silvestre y Reserva Natural Educativa. A esto se suman los Parques Interjurisdiccionales Marinos y las Áreas Marinas Protegidas que abarcan cerca de 130 mil km² de superficie destinadas a la conservación de la biodiversidad en las profundidades del mar Argentino.

    Áreas protegidas y especies amenazadas de Guatemala – Save Guatemala

    Estas áreas protegidas se encuentran distribuidas en cinco regiones, con sus propias características ecosistémicas.

    ¿Cuál es la importancia de las áreas protegidas en Guatemala?

    La protección de los recursos naturales y culturales, protección de fuentes de agua, proveer lugares para la recreación, turismo y educación ambiental, propician el desarrollo social y económico del país a través de actividades productivas que no destruyan la naturaleza y contribuyen con la salud y el bienestar de la

    ¿Qué beneficios aportan las áreas protegidas?

    Experiencias en el Paisaje Norte La consultoría sobre “Costos y beneficios económicos e impactos sociales y culturales de las áreas protegidas” se desarrolla en cinco países amazónicos en el marco del proyecto Integración de las Áreas Protegidas al Bioma Amazónico (IAPA).

    • La primera visita incluyó las siguientes áreas protegidas: Reserva de Producción Faunística Cuyabeno (Ecuador), Parque Nacional Natural La Paya (Colombia), y la Reserva Comunal Airo Pai (Perú).
    • En esta salida, fue posible percibir el manejo territorial que se realiza en favor de la conservación y del aprovechamiento sustentable de los recursos.

    En este sentido, la investigación busca visibilizar los impactos de esta gestión para el beneficio económico de las poblaciones locales. Las áreas protegidas han generado iniciativas de cooperación técnica e inversión económica entre Estados y organismos internacionales, lo que ha fortalecido procesos encaminados al autoabastecimiento de la población, el aprovechamiento sustentable de recursos para la comercialización, la conexión con mercados y la consolidación de procesos de revitalización cultural.

    En la visita realizada se pudo constatar la forma en que las comunidades indígenas y campesinas de estas áreas protegidas conservan los bosques y se autoabastecen a través del mantenimiento y recuperación de formas productivas tradicionales, como son los sistemas de chacras y las actividades de caza y pesca.

    Esto fomenta un ambiente de vida saludable, la seguridad alimentaria y evita gastos para la economía del hogar. También las comunidades locales mantienen sus conocimientos de medicina natural vinculada al aprovechamiento de productos del bosque, lo que evita gastos en medicina occidental.

    Las poblaciones de las áreas protegidas del Paisaje Sur del proyecto IAPA también generan ingresos económicos directos a través de la comercialización de excedentes que obtienen por el cultivo de productos tradicionales como yuca, maíz y plátano. Ocurre algo similar con la recolección de frutos del bosque como la canangucha ( Mauritia flexuosa ), el milpesos ( Oenocarpus bataua ), la chonta ( Bactris gasipaes ) y los productos de la pesca que se comercializan en los mercados locales.

    Todos los recursos mencionados se obtienen o producen dentro de las mismas áreas protegidas. En el caso de la Reserva de Producción Faunística Cuyabeno el turismo proporciona un ingreso complementario. Si bien la actividad turística en esta reserva se genera a partir de inversiones privadas externas, el beneficio económico para las comunidades proviene de la prestación de servicios como guías, transporte fluvial y exposiciones culturales.

    ¿Por qué es importante cuidar las áreas protegidas de nuestro país?

    Que Son Las Areas Protegidas De Guatemala Deforestación de la ganadería Una vista aérea que muestra la deforestación de la ganadería en São Félix do Xingu. © Haroldo Palo Jr.

    Los árboles constituyen una tecnología natural increíble. Generalmente llamados los pulmones del planeta, los árboles vivos de los bosques tropicales “inhalan” dióxido de carbono (CO2) del aire. Los bosques sanos limpian el aire y regulan el clima. Los bosques vivos sostienen la vida: benefician a las personas, a las plantas y a los animales por todo el trabajo invisible que realizan como almacén de carbono, También ayudan a controlar el clima del planeta y las precipitaciones. Plantar árboles en bosques dañados o talados crea un cultivo de árboles jóvenes consumidores de carbono. A medida que crecen los árboles –a lo largo de 50 a 100 años– absorben CO2 del aire y, a su vez, recuperan el hogar para pájaros y para la vida silvestre.

    Recurso esencial Cascada de agua en la Provincia Rodríguez de Mendoza, en la Amazonía del Perú. © Michell Leon/TNC Photo Contest 2019 ×

    El consenso científico sostiene que mientras mantengamos gases que atrapan calor, como el CO2, en la biomasa –el tejido vivo de los árboles– podremos reducir los cambios relacionados con el clima como las tormentas poderosas, inundaciones y sequías grandes. Los árboles, por lo tanto, nos protegen. Los científicos de TNC saben cómo funcionan los árboles como máquinas inhaladoras de carbono. Dentro de cualquier bosque, podemos tomar medidas precisas, inclusive el diámetro de los troncos, para determinar la cantidad de carbono almacenado por los árboles. Anualmente, se genera más contaminación por la pérdida de bosques que por el transporte mundial – aviones, trenes, automóviles y barcos en conjunto. La deforestación produce 15% de las emisiones de CO2 anuales en todo el mundo. Los suelos perturbados –junto con las ramas y hojas podridas– hacen que el carbono sea liberado al aire. Reduzcamos las emisiones preservando nuestros bosques,

    Anualmente, se genera más contaminación por la pérdida de bosques que por el transporte mundial – aviones, trenes, automóviles y barcos en conjunto.

      La tala de árboles y bosques, muchas veces, se convierte en parte del problema del cambio climático. Cuando se talan árboles por su madera o para combustible –o cuando se queman los bosques para la agricultura– su CO2 almacenado se libera al aire y, de esta manera, genera que el planeta se caliente. Evitemos la deforestación. Los índices más altos de deforestación se observan en países en vías de desarrollo como Brasil e Indonesia, donde TNC está trabajando con las comunidades y los gobiernos para frenar la tala de bosques.

      ¿Cuáles son las áreas protegidas que existen?

      El 6 de noviembre de 1903 Argentina se convirtió en el tercer país de América en impulsar el desarrollo de áreas protegidas cuando el perito Francisco Moreno cedió a la Nación cerca de 7.500 hectáreas ubicadas en cercanías de Laguna Frías y Puerto Blest, al oeste del lago Nahuel Huapi, con el fin de consagrarlas como “parque público natural”.

      • En la actualidad existen en nuestro país seis categorías de conservación, estipuladas por el Sistema Nacional de Áreas Protegidas: Parque Nacional, Monumento Natural, Reserva Nacional, Reserva Natural Estricta, Reserva Natural Silvestre y Reserva Natural Educativa.
      • A esto se suman los Parques Interjurisdiccionales Marinos y las Áreas Marinas Protegidas que abarcan cerca de 130 mil km² de superficie destinadas a la conservación de la biodiversidad en las profundidades del mar Argentino.

      Estas áreas protegidas se encuentran distribuidas en cinco regiones, con sus propias características ecosistémicas.

      ¿Cuántas áreas protegidas hay en Guatemala 2022?

      El Consejo Nacional de Áreas Protegidas -CONAP- en el año 2021 inscribió dos nuevas áreas protegidas en los registros del Sistema Guatemalteco de Áreas Protegidas -SIGAP-, ambas en la categoría de manejo “Parque Regional Municipal”, ubicadas en la Región Noroccidente del país.

      Contribuyendo al cumplimiento de uno de los objetivos del Proyecto Consolidación del SIGAP -Life Web, el cual consiste en establecer una red de áreas protegidas comunales y/o comunitarias, que conservan la diversidad biológica y los recursos naturales vinculados a ella, en esta región del país. El Parque Regional Municipal El Rincón es la primera área protegida que se encuentra en la jurisdicción de la aldea El Pinal, del municipio de Uspantán del departamento del Quiché.

      Con una extensión aproximada de 53.1 hectáreas, se convierte en un área estratégica para la conservación, por la cantidad de especies de fauna y flora silvestre que habita en ella y su calidad escénica. El Parque Regional Municipal Puente de Piedra ubicado en el municipio de Nentón, departamento de Huehuetenango tiene una extensión aproximada de 80.77 hectáreas, su objetivo de creación es asegurar la conservación de la diversidad biológica del área a través del manejo sostenible de sus recursos naturales, pues alberga una gran riqueza genética en los tres niveles ecológicos, posee una extensa variedad de especies vegetales (exótica y nativas), así como la presencia de diversas especies de fauna (mamíferos, aves y reptiles).

      El SIGAP alberga una muestra representativa y significativa de la biodiversidad de Guatemala, además de una parte considerable de su patrimonio cultural (histórico y arqueológico), atributos que son conservados bajo normativas vigentes y modalidades de conservación por medio de categorías de manejo previamente establecidas.

      El Sistema Guatemalteco de Áreas Protegidas -SIGAP-, procura el establecimiento de las áreas protegidas necesarias en el territorio nacional, con carácter de utilidad pública e interés social, y su desarrollo dentro de un sistema de áreas protegidas, además, planifica y coordina la aplicación de las disposiciones en materia de la conservación de la Diversidad Biológica contenido en los instrumentos internacionales ratificados por Guatemala.

      • Desde su creación, el SIGAP ha ido evolucionando e incorporando cada vez más hectáreas terrestres y marinas, bajo diferentes categorías de manejo de áreas protegidas.
      • Guatemala actualmente cuenta con 349 áreas protegidas declaradas, que abarcan el 32% del territorio nacional, brinda diversos servicios y beneficios, entre ellos: conservar ecosistemas poco representados, conservar recursos naturales de flora y fauna en zonas de alta biodiversidad, proteger hábitats naturales muy amenazados, proteger áreas de recarga hídrica (fuentes de agua: nacimientos, riachuelos, ríos, lagos, estuarios, lagunas costeras y humedales y conformar parte de los corredores biológicos entre áreas protegidas ya establecidas).

      Valoremos las Áreas P rotegidas y otras medidas de conservación efectivas, para el bienestar de las personas y el desarrollo sostenible.

      ¿Cuántas son las áreas protegidas?

      ¿Qué son las áreas protegidas? “Son espacios geográficos claramente definidos, reconocidos y gestionados, mediante medios legales u otros tipos de medios eficaces para conseguir la conservación a largo plazo de la naturaleza y de sus servicios ecosistémicos y sus valores culturales asociados” (Dudley,2008.

      Pag.10). Son superficies de tierra y/o mar especialmente consagradas a la protección y el mantenimiento de la diversidad biológica, así como de los recursos naturales y los recursos culturales asociados, y manejadas a través de medios jurídicos u otros medios eficaces (UICN, 1998). En Ecuador, las áreas protegidas representan aproximadamente el 20% del territorio nacional conservado, se enmarcan en la máxima categoría de protección de acuerdo con la legislación ambiental nacional, por Constitución de la República son parte de uno de los subsistemas del gran Sistema Nacional de Áreas Protegidas (SNAP) conocido como Patrimonio de Áreas Naturales del Estado (PANE), distribuidas en todo el territorio continental e insular, albergan una importante riqueza biológica, servicios ecosistémicos de los cuales se benefician tanto las poblaciones urbanas como rurales, una riqueza paisajísitica que permite el turismo y la recreación en parte de ellas, y por su importancia ecológica trascienden fronteras que son reconocidas a nivel internacional.

      La policía desmantela el mayor laboratorio de anabolizantes esteroides antes y despues ESTEROIDES ANABOLIZANTES, (Foto: The Lancet) LAURA TARDÓN MADRID.- Son conocidos los casos de ‘dopaje’ entre algunos deportistas y El MAE, como instancia competente para establecer la política ambiental nacional y los procesos para la administración, control, regulación de las áreas protegidas del PANE, también trabaja incansablemente en la generación de otras herramientas como lineamientos que estarán a disposición de los Gobiernos Autónomos Descentralizados, Comunidades y Propietarios privados, que también tienen la posibilidad de declarar sus predios como áreas protegidas, de esta manera se estará cumpliendo el mandato constitucional que reconoce además del Subsistema del PANE, los Subsistemas de las áreas protegidas de los Gobiernos Autónomos Descentralizados (GADS), Comunitarios y Privados. Que Son Las Areas Protegidas De Guatemala Subsistema Patrimonio de Áreas Naturales del Estado ( PANE) El PANE es uno de los cuatro subsistemas que la Constitución Política de la República del Ecuador, en su Art.

      ¿Cuántas son las áreas naturales protegidas?

      Comunicado de prensa | 03 Sep, 2016 Cerca del 15% de las tierras del planeta y el 10% de sus aguas territoriales están protegidas mediante parques nacionales y otros tipos de áreas protegidas; La cobertura de las áreas marinas protegidas aumentó en casi el 300% en el último decenio; Ocho de cada diez áreas claves para la biodiversidad, en todas partes del mundo, carecen de una protección completa.

      Con el 14,7% de las tierras del planeta y el 10% de sus aguas territoriales protegidas, estamos bien encaminados para alcanzar uno de los principales objetivos globales de conservación, según un nuevo informe del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) y la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), presentado hoy en el Congreso Mundial de la Naturaleza que se celebra en Hawái.

      Pero el informe Planeta Protegido 2016 pone asimismo de manifiesto que muchas áreas cruciales para la biodiversidad no están protegidas, especies y hábitats de gran importancia están poco representados y que una gestión inadecuada limita la eficacia de las áreas protegidas.

      • El número y la extensión de las áreas protegidas se han incrementado considerablemente en el último decenio, pero ahora deben ir acompañados por un aumento de la calidad,” señala el Director Ejecutivo del PNUMA, Erik Solheim.
      • Debemos hacer más para proteger mejor nuestros espacios de mayor diversidad biológica.

      Las áreas protegidas deben estar mejor conectadas, para permitir que las poblaciones de fauna y flora se mezclen y se propaguen. Es asimismo importante que las comunidades locales participen en las acciones de protección. Su apoyo es fundamental para la conservación a largo plazo.” “Actualmente, el mundo enfrenta problemáticas críticas en el campo ambiental y social, como el cambio climático, la seguridad alimentaria e hídrica”, dice Inger Andersen, Directora General de la UICN.

      • Las áreas protegidas desempeñan un papel importante en la conservación de especies y ecosistemas que nos ayudan a enfrentar estos problemas.
      • Es fundamental que estén cartografiadas correctamente y gestionadas de forma eficaz si queremos seguir prosperando en este planeta.” Según los científicos de la UICN y del Centro de Monitoreo de la Conservación Ambiental del PNUMA, hay actualmente en el mundo 202.467 áreas protegidas, que cubren casi 20 millones de km2 o el 14,7% de las tierras del planeta, con exclusión de la Antártida.

      No estamos lejos del objetivo del 17% fijado para 2020 por el Convenio sobre la Diversidad Biológica en las Metas de Aichi para la Biodiversidad. La cobertura terrestre de las áreas protegidas ha disminuido en un 0,7% desde el último informe Planeta Protegido,