Como Aliviar El Dolor De Cabeza - [Respuesta a la pregunta] HoyHistoriaGT Hoy en la Historia de Guatemala

Como Aliviar El Dolor De Cabeza

Como Aliviar El Dolor De Cabeza
1. Sal a caminar – Si la causa es el estrés o mirar fijamente una pantalla durante mucho tiempo, salir a caminar y tomar un poco de aire fresco puede hacer maravillas para calmar el dolor de cabeza. Busca una zona tranquila, un parque o un camino rural.

¿Cómo curar el dolor de cabeza con hielo?

Usar una bolsa de frío La terapia con frío disminuye el flujo sanguíneo y reduce los espasmos musculares y la inflamación, aliviando el dolor. Una compresa fría colocada en la frente, la sien o el cuello puede ser útil para tratar el dolor de cuello y el dolor de cabeza.

¿Cómo saber si sufro de migraña?

¿Qué es una migraña? Explicación de un experto de Mayo Clinic – Informarte sobre el trastorno de la migraña puede ser intimidante. La Dra. Amaal Starling, neuróloga de Mayo Clinic, te orienta a través de la información, las preguntas y las respuestas para ayudarte a entender mejor esta afección.

Hola, soy la Dra. Amaal Starling, neuróloga de Mayo Clinic y especialista en trastornos de dolor de cabeza. En este video, hablaremos sobre los conceptos básicos de la migraña. ¿Qué es? Quién puede tenerla, los síntomas, el diagnóstico y, lo más importante, el tratamiento. Ya sea que busques respuestas para ti o para un ser querido, estamos aquí para darte la mejor información disponible.

Existe mucho estigma asociado a la migraña, o que es solo un dolor de cabeza y no es muy grave. Sin embargo, la migraña es una enfermedad neurológica genética. Afecta de formas diferentes a las personas, y la gravedad de la enfermedad puede variar ampliamente.

  1. Algunas sufren ataques poco frecuentes, pero otras pueden padecer ataques frecuentes e incapacitantes.
  2. Sugerirle a alguien que soporte la migraña o que se olvide de ella no es un buen consejo.
  3. ¿Quién puede tenerla? La migraña es muy frecuente: afecta a una de cada cinco mujeres, a uno de cada 16 hombres y a uno de cada 11 niños.

Los ataques de migraña son tres veces más frecuentes en las mujeres, lo que probablemente se deba a las diferencias hormonales. Sin duda, los factores genéticos y ambientales afectan el desarrollo de la migraña. Además, al ser genética, es hereditaria.

Esto significa que, si el padre o la madre tiene migrañas, hay un 50 % de posibilidades de que su hijo también la padezca. Si tienes migrañas, algunos factores pueden desencadenar un ataque. Sin embargo, esto no significa que sea tu culpa si tienes un ataque de migraña, ni que debas sentir culpa o vergüenza por los síntomas.

Los cambios hormonales, en particular las fluctuaciones de estrógeno durante la menstruación, el embarazo y la perimenopausia, pueden desencadenar un ataque de migraña. Otros factores desencadenantes conocidos son algunos medicamentos, el consumo de alcohol, en particular vino tinto, el consumo excesivo de cafeína y el estrés, el estímulo sensorial, como la luz brillante o los olores fuertes, los cambios en el sueño, los cambios climáticos, saltearse comidas o incluso algunos alimentos, como los quesos maduros y los alimentos procesados.

  1. ¿Cuáles son los síntomas? El síntoma más frecuente de la migraña es un dolor de cabeza intenso y palpitante.
  2. El dolor puede ser muy intenso e interferir en tus actividades diarias.
  3. También puedes tener náuseas, vómitos, y sensibilidad a la luz y al ruido.
  4. Sin embargo, la migraña puede variar mucho según la persona.

Algunas personas pueden tener pródromos, que son los síntomas al comienzo de un ataque de migraña. Estos pueden ser pequeñas advertencias, como estreñimiento, cambios en el estado de ánimo, antojos de comida, rigidez en el cuello, aumento de la frecuencia de micción o incluso bostezos frecuentes.

Algunas personas no se dan cuenta de que son señales de advertencia de un ataque de migraña. En aproximadamente un tercio de las personas que tienen migrañas, el aura puede aparecer antes o durante un ataque de migraña. El aura es el término que utilizamos para referirnos a estos síntomas neurológicos temporales reversibles.

Por lo general, son visuales, pero también pueden incluir otros síntomas neurológicos. Normalmente, aparecen durante varios minutos y pueden durar hasta una hora. Algunos ejemplos del aura de la migraña incluyen fenómenos visuales, como ver formas geométricas, manchas brillantes o destellos de luz, o incluso la pérdida de la visión.

Algunas personas pueden sentir entumecimiento o una sensación de hormigueo en un lado de la cara o del cuerpo, o incluso tener dificultad para hablar. Al final de un ataque de migraña, es posible que te sientas agotado, confundido o sin fuerzas hasta por un día. Esto se conoce como la fase del pósdromo.

¿Cómo se diagnostica? La migraña es un diagnóstico clínico. Es decir, el diagnóstico se basa en los síntomas informados por el paciente. No hay pruebas de laboratorio ni estudios por imágenes que puedan confirmar o descartar una migraña. Según los criterios del diagnóstico en los exámenes de detección, si tienes síntomas de dolor de cabeza relacionados con la sensibilidad a la luz, una disminución de la función y náuseas, es probable que tengas migraña.

  • Visita a un profesional de la salud para el posible diagnóstico de la migraña y recibir un tratamiento específico.
  • ¿Cómo se trata? Como la gravedad de la enfermedad de la migraña puede variar ampliamente, también hay muchos tratamientos disponibles para controlarla.
  • Algunas personas necesitan lo que conocemos como un tratamiento urgente o de rescate para los ataques de migraña poco frecuentes.
You might be interested:  Como Renunciar A Un Trabajo En Blanco

Otras personas, sin embargo, necesitan un plan de tratamiento urgente y uno preventivo. El tratamiento preventivo disminuye la frecuencia y la gravedad de los ataques de migraña. Este incluye medicamentos orales diarios, una inyección mensual o incluso inyecciones e infusiones que se administran una vez cada tres meses.

  1. Los medicamentos adecuados, junto con un cambio en el estilo de vida, pueden ser útiles para mejorar la vida de las personas que sufren migrañas.
  2. Hay métodos para controlar y minimizar los factores desencadenantes de la migraña.
  3. Uno es el sueño.
  4. Para mejorar tu rutina de sueño, debes atenerte a un horario específico y reducir el uso de pantallas y las distracciones por la noche.

Haz ejercicio. Comienza con algo simple, incluso cinco minutos por semana, y aumenta de a poco la duración y la frecuencia para crear un hábito. Haz movimientos y actividades que disfrutes. Come sano y de manera equilibrada al menos tres veces por día y mantente hidratado.

Toma notas en un diario. Haz un seguimiento de los días que tienes migrañas y los síntomas en un diario. Usa un calendario, una agenda o una aplicación. Lleva el diario a las citas de seguimiento para que el médico lo revise. Maneja el estrés para disminuir los ataques de migraña desencadenados por el estrés.

Considera la terapia, la atención plena, la biorretroalimentación y otras técnicas de relajación adecuadas para ti. ¿Qué sigue? Los ataques de migraña pueden ser incapacitantes, pero hay maneras de controlar la enfermedad y de empoderarte para obtener la atención médica y el apoyo que necesitas.

Primero, debemos acabar con el estigma asociado a la migraña. No es solo un dolor de cabeza, sino una enfermedad neurológica genética. Luego, debes informarle los síntomas a un profesional de la salud. Evita usar frases como “Estoy bien”, y sé sincero con el profesional de la salud, tu empleador y tus seres queridos sobre cómo te sientes y sobre el tipo de apoyo que necesitas.

Sé tu prioridad cuando tengas un ataque de migraña y reduce las posibilidades de ataques con cambios en el estilo de vida. Mantén un horario consistente, duerme bien y aprende estrategias para lidiar con el estrés de la vida, como la atención plena y la meditación.

  • Empodérate para controlar la migraña con cambios en el estilo de vida y opciones de tratamientos específicos para la migraña.
  • Juntos, tú y el médico pueden controlar la enfermedad de la migraña.
  • Si quieres informarte más sobre la migraña, mira nuestros otros videos relacionados o visita mayoclinic.org.

Te deseamos lo mejor. La migraña es un dolor de cabeza que puede causar un dolor pulsátil intenso o una sensación pulsante generalmente de un solo lado. A menudo suele estar acompañada de náuseas, vómitos y sensibilidad a la luz y al sonido. Los ataques de migraña pueden durar de horas a días, y el dolor puede ser tan intenso que interfiere en tus actividades diarias.

  1. Algunas personas experimentan un síntoma de advertencia conocido como aura que ocurre antes o con el dolor de cabeza.
  2. Un aura puede incluir alteraciones visuales, como destellos de luz o puntos ciegos, u otras alteraciones, como hormigueo en un lado de la cara o en un brazo o pierna y dificultad para hablar.

Los medicamentos pueden ayudar a prevenir algunas migrañas y hacerlas menos dolorosas. Los medicamentos correctos en combinación con medidas de autoayuda y cambios en el estilo de vida pueden ayudarte.

¿Qué hacer cuando te duele la cabeza y no puedes dormir?

Los dolores de cabeza interfieren con la vida diaria. Sin embargo, las opciones de estilo de vida saludable pueden ayudarte a eliminar el dolor. Empieza por la dieta, el ejercicio y la relajación. Escrito por el personal de Mayo Clinic Casi todas las personas tuvieron dolor de cabeza de tipo tensional alguna vez.

Sin embargo, el mundo no se detiene cuando aparece el dolor. Si bien hay medicamentos que pueden aliviar el dolor, el simple hecho de cuidarse bien puede ayudar a prevenir los dolores de cabeza. Un estilo de vida saludable puede favorecer la buena salud general y ayudar a prevenir todos los tipos dolores de cabeza, incluidos los de tipo tensional.

A continuación, explicamos los aspectos básicos:

  • Consume alimentos nutritivos en un horario regular. No te saltes ninguna comida, en especial el desayuno. Bebe abundante agua todos los días.
  • Haz ejercicio con regularidad. El ejercicio libera sustancias químicas en el cuerpo que bloquean las señales de dolor que llegan al cerebro. Habla con el proveedor de atención médica sobre los diferentes tipos de ejercicios y elige actividades que te gusten, como caminar, nadar o andar en bicicleta. Asegúrate de comenzar lentamente. Hacer actividad física de mucha intensidad puede provocar algunos tipos de dolores de cabeza.
  • Duerme lo suficiente. Despiértate y acuéstate a la misma hora todos los días, incluso los fines de semana. Relájate antes de acostarte. Si no te duermes en 15 minutos, levántate y lee o haz algo relajante hasta que tengas sueño. Evita los medicamentos con cafeína u otros estimulantes que puedan afectar el sueño. Entre estos, se incluyen algunos medicamentos para el dolor de cabeza. También ten en cuenta que la apnea del sueño causa dolores de cabeza de tipo tensional, especialmente si te duele la cabeza por la mañana. La apnea del sueño es un trastorno del sueño en el que la respiración se detiene y vuelve a comenzar durante la noche. Consultar a un proveedor de atención médica y recibir tratamiento para la apnea del sueño puede ayudar a aliviar los síntomas.
  • Evita beber grandes cantidades de cafeína. Si bien la cafeína puede ayudar a controlar los dolores de cabeza, el consumo diario de grandes cantidades puede provocarlos. En general, beber más de 400 miligramos de cafeína al día (lo que equivale a más de cuatro tazas de café) puede causar dolores de cabeza e irritabilidad. El consumo regular de cafeína también aumenta el riesgo de sufrir dolores de cabeza, al igual que dejar de consumir cafeína por completo, ya sea que lo hagas de forma repentina o de forma progresiva.
  • Ten cuidado con el uso de analgésicos comunes. Si bien puedes comprar analgésicos en la farmacia, tomar este tipo de medicamentos por más de nueve días al mes puede hacer que los dolores de cabeza sean más difíciles de tratar. Si este es tu caso, consulta a un proveedor de atención médica.
  • Deja de fumar. La nicotina del humo del cigarrillo reduce el flujo sanguíneo al cerebro y desencadena una reacción en los nervios de la parte posterior de la garganta, lo cual puede provocar dolor de cabeza.
You might be interested:  Como Termino La Guerra De Las Malvinas

El estrés y los dolores de cabeza de tipo tensional suelen ir de la mano. Para reducir el estrés, prueba estos consejos sencillos:

  • Simplifica tu vida. No busques maneras de incluir más actividades o tareas en tu día. En su lugar, trata de hacer menos.
  • Descansa. Si te sientes abrumado, hacer estiramientos lentos o dar una caminata rápida pueden ayudarte a reducir el nivel de estrés.
  • Respira. Respira profundo varias veces y cuenta hasta 10 para reducir las sensaciones de estrés.
  • Cambia tu actitud. Piensa en cosas positivas. No pienses que algo es imposible; convéncete de que estás a la altura del desafío.
  • Déjate llevar. No te preocupes por lo que no puedes controlar.

La tensión en los músculos puede desencadenar dolores de cabeza de tipo tensional. Aplica calor para aliviar los músculos tensionados del cuello y los hombros. Para ello, usa una almohadilla térmica a temperatura baja, una botella de agua caliente, una ducha o baño caliente, una compresa o una toalla caliente.

También, puedes aplicarte hielo o un paño frío en la frente. Los masajes también pueden aliviar la tensión muscular y, a veces, incluso el dolor de cabeza. Masajéate suavemente las sienes, el cuero cabelludo, el cuello y los hombros con las yemas de los dedos o estira el cuello con delicadeza. Tómate tiempo para relajarte todos los días.

Prueba este ejercicio de respiración profunda:

  • Acuéstate boca arriba. También puedes sentarte cómodamente con los pies apoyados en el suelo y las manos en el regazo.
  • Imagínate en un lugar tranquilo, como una playa o un bosque silencioso. Mantén esta escena en tu mente.
  • Inhala y exhala lenta y profundamente durante al menos 10 minutos.
  • Cuando termines, siéntate en silencio uno o dos minutos.

Trata de practicar estos ejercicios de respiración u otra forma de relajación todos los días. Un diario puede ayudarte a aprender qué es lo que desencadena tus dolores de cabeza tensionales. Anota cuándo comienza a dolerte la cabeza y tus actividades. Anota también cuánto tiempo duran los dolores de cabeza y lo que sea que te alivie el dolor.

¿Qué hacer cuando te duele la cabeza y no puedes dormir?

Los dolores de cabeza interfieren con la vida diaria. Sin embargo, las opciones de estilo de vida saludable pueden ayudarte a eliminar el dolor. Empieza por la dieta, el ejercicio y la relajación. Escrito por el personal de Mayo Clinic Casi todas las personas tuvieron dolor de cabeza de tipo tensional alguna vez.

  1. Sin embargo, el mundo no se detiene cuando aparece el dolor.
  2. Si bien hay medicamentos que pueden aliviar el dolor, el simple hecho de cuidarse bien puede ayudar a prevenir los dolores de cabeza.
  3. Un estilo de vida saludable puede favorecer la buena salud general y ayudar a prevenir todos los tipos dolores de cabeza, incluidos los de tipo tensional.
You might be interested:  Como Saber Que Tipo De Rostro Tengo

A continuación, explicamos los aspectos básicos:

  • Consume alimentos nutritivos en un horario regular. No te saltes ninguna comida, en especial el desayuno. Bebe abundante agua todos los días.
  • Haz ejercicio con regularidad. El ejercicio libera sustancias químicas en el cuerpo que bloquean las señales de dolor que llegan al cerebro. Habla con el proveedor de atención médica sobre los diferentes tipos de ejercicios y elige actividades que te gusten, como caminar, nadar o andar en bicicleta. Asegúrate de comenzar lentamente. Hacer actividad física de mucha intensidad puede provocar algunos tipos de dolores de cabeza.
  • Duerme lo suficiente. Despiértate y acuéstate a la misma hora todos los días, incluso los fines de semana. Relájate antes de acostarte. Si no te duermes en 15 minutos, levántate y lee o haz algo relajante hasta que tengas sueño. Evita los medicamentos con cafeína u otros estimulantes que puedan afectar el sueño. Entre estos, se incluyen algunos medicamentos para el dolor de cabeza. También ten en cuenta que la apnea del sueño causa dolores de cabeza de tipo tensional, especialmente si te duele la cabeza por la mañana. La apnea del sueño es un trastorno del sueño en el que la respiración se detiene y vuelve a comenzar durante la noche. Consultar a un proveedor de atención médica y recibir tratamiento para la apnea del sueño puede ayudar a aliviar los síntomas.
  • Evita beber grandes cantidades de cafeína. Si bien la cafeína puede ayudar a controlar los dolores de cabeza, el consumo diario de grandes cantidades puede provocarlos. En general, beber más de 400 miligramos de cafeína al día (lo que equivale a más de cuatro tazas de café) puede causar dolores de cabeza e irritabilidad. El consumo regular de cafeína también aumenta el riesgo de sufrir dolores de cabeza, al igual que dejar de consumir cafeína por completo, ya sea que lo hagas de forma repentina o de forma progresiva.
  • Ten cuidado con el uso de analgésicos comunes. Si bien puedes comprar analgésicos en la farmacia, tomar este tipo de medicamentos por más de nueve días al mes puede hacer que los dolores de cabeza sean más difíciles de tratar. Si este es tu caso, consulta a un proveedor de atención médica.
  • Deja de fumar. La nicotina del humo del cigarrillo reduce el flujo sanguíneo al cerebro y desencadena una reacción en los nervios de la parte posterior de la garganta, lo cual puede provocar dolor de cabeza.

El estrés y los dolores de cabeza de tipo tensional suelen ir de la mano. Para reducir el estrés, prueba estos consejos sencillos:

  • Simplifica tu vida. No busques maneras de incluir más actividades o tareas en tu día. En su lugar, trata de hacer menos.
  • Descansa. Si te sientes abrumado, hacer estiramientos lentos o dar una caminata rápida pueden ayudarte a reducir el nivel de estrés.
  • Respira. Respira profundo varias veces y cuenta hasta 10 para reducir las sensaciones de estrés.
  • Cambia tu actitud. Piensa en cosas positivas. No pienses que algo es imposible; convéncete de que estás a la altura del desafío.
  • Déjate llevar. No te preocupes por lo que no puedes controlar.

La tensión en los músculos puede desencadenar dolores de cabeza de tipo tensional. Aplica calor para aliviar los músculos tensionados del cuello y los hombros. Para ello, usa una almohadilla térmica a temperatura baja, una botella de agua caliente, una ducha o baño caliente, una compresa o una toalla caliente.

También, puedes aplicarte hielo o un paño frío en la frente. Los masajes también pueden aliviar la tensión muscular y, a veces, incluso el dolor de cabeza. Masajéate suavemente las sienes, el cuero cabelludo, el cuello y los hombros con las yemas de los dedos o estira el cuello con delicadeza. Tómate tiempo para relajarte todos los días.

Prueba este ejercicio de respiración profunda:

  • Acuéstate boca arriba. También puedes sentarte cómodamente con los pies apoyados en el suelo y las manos en el regazo.
  • Imagínate en un lugar tranquilo, como una playa o un bosque silencioso. Mantén esta escena en tu mente.
  • Inhala y exhala lenta y profundamente durante al menos 10 minutos.
  • Cuando termines, siéntate en silencio uno o dos minutos.

Trata de practicar estos ejercicios de respiración u otra forma de relajación todos los días. Un diario puede ayudarte a aprender qué es lo que desencadena tus dolores de cabeza tensionales. Anota cuándo comienza a dolerte la cabeza y tus actividades. Anota también cuánto tiempo duran los dolores de cabeza y lo que sea que te alivie el dolor.

Adblock
detector