Como Ayudar A Una Persona Con Ataques De Panico - HoyHistoriaGT Hoy en la Historia de Guatemala

Como Ayudar A Una Persona Con Ataques De Panico

Como Ayudar A Una Persona Con Ataques De Panico
Generalidades – Si alguna persona que usted conoce tiene un ataque de pánico, es posible que se vuelva muy ansiosa y no pueda pensar con claridad. Usted puede ayudar a la persona haciendo lo siguiente:

Permanezca con la persona y mantenga la calma. Ofrézcale medicamentos si la persona suele tomarlos durante un ataque. Traslade a la persona a un lugar tranquilo. No haga suposiciones respecto de lo que la persona necesita. Pregúntele. Háblele a la persona con frases cortas y simples. Sea predecible. Evite las sorpresas. Ayude a la persona a concentrarse pidiéndole que repita una tarea simple pero físicamente cansadora, como levantar los brazos por encima de la cabeza. Ayude a desacelerar la respiración de la persona respirando con ella o contando lentamente hasta 10.

Cuando una persona está teniendo un ataque de pánico, es útil decirle cosas como las siguientes:

“Puedes superarlo”. “Estoy orgulloso de ti. Buen trabajo”. “Dime qué necesitas ahora”. “Concéntrate en tu respiración. Mantente en el presente”. “No es el lugar lo que te está causando las molestias; son tus pensamientos”. “Lo que sientes es atemorizante, pero no es peligroso”.

Siguiendo estas simples pautas, usted puede:

Reducir la cantidad de estrés en este tipo de situación muy estresante. Evitar que la situación empeore. Ayudar a poner un poco de control en una situación confusa.

Usted puede ofrecer ayuda continua cuando la persona trata de recuperarse de un trastorno de pánico:

Permítale a la persona seguir con la terapia a su propio ritmo. Tenga paciencia y elogie todos los esfuerzos hacia su recuperación, incluso si la persona no cumple con todas las metas. No acepte ayudar a la persona a evitar cosas o situaciones que causan ansiedad. No entre en pánico cuando la persona entra en pánico. Recuerde que está bien que usted se preocupe y se sienta ansioso. Acepte la situación actual, pero sea consciente de que esta no durará para siempre. Recuerde cuidar de sí mismo.

Revisado: 20 octubre, 2022 Autor: El personal de Healthwise Evaluación médica: Anne C. Poinier MD – Medicina interna & Kathleen Romito MD – Medicina familiar & Christine R. Maldonado PhD – Salud de la Conducta Esta información no reemplaza el consejo de un médico.

Healthwise, Incorporated, niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta los Términos de Uso, Aprenda cómo desarrollamos nuestro contenido, Para aprender más sobre Healthwise, visite Healthwise.org, © 1995-2023 Healthwise, Incorporated.

Healthwise, Healthwise para toda decisión de salud y el logotipo de Healthwise son marcas registradas de Healthwise, Incorporated.

¿Qué provoca un ataque de pánico?

Factores de riesgo – Los síntomas del trastorno de pánico suelen comenzar al final de la adolescencia o a principios de la adultez y afectan a las mujeres más que a los hombres. Los factores que aumentan el riesgo de padecer ataques o trastorno de pánico comprenden los siguientes:

Antecedentes familiares de ataques de pánico o trastorno de pánico Factores de estrés importante en la vida, como la muerte o una enfermedad grave de un ser querido Un suceso traumático, como una agresión sexual o un accidente grave Cambios importantes en la vida, como un divorcio o la incorporación de un bebé a la familia El consumo de tabaco o cafeína en exceso Antecedentes de maltrato físico o abuso sexual en la niñez

¿Qué hacer en el momento de un ataque de ansiedad?

Fortalece tu resiliencia natural – Acepta tus sentimientos. No intentes ignorarlos o negarlos. Puedes sentir dolor, enojo, ansiedad, agotamiento o algo más, o puedes sentirte simplemente insensibilizado. Son todas reacciones normales. Hablarlo con personas que se preocupan por ti puede ayudarte a procesar los efectos emocionales tras un acontecimiento difícil.

  • Llora si lo necesitas.
  • A algunas personas les ayuda expresar sus sentimientos por escrito o de forma creativa, como pintando o con música.
  • Mantén un equilibrio mental.
  • Si te sientes abrumado por eventos trágicos, es fácil olvidar el lado positivo de las cosas.
  • Intenta compensar los sentimientos de pesimismo recordando los actos de bondad y amabilidad que las personas realizan cada día.

Compensar tu punto de vista puede ayudar cuando sientas que el mundo es un lugar oscuro. Reduce tu exposición a los medios de comunicación. Cuando ya conozcas los datos, se recomienda no ver tantas repeticiones de lo ocurrido. Es importante estar informado, pero la exposición constante puede aumentar los sentimientos de angustia.

Intenta tomar un descanso de la tragedia y los sentimientos y pensamientos que generan las noticias emotivas. Concéntrate en lo que sí puedes controlar. Las imágenes que vemos, las historias que escuchamos y nuestros propios pensamientos sobre lo que sucedió, pueden aumentar nuestro nivel de ansiedad.

Puede hacerte sentir abrumado y desesperanzado. Intenta enfocarte en lo que puedes controlar, como aprender a reaccionar ante el peligro, o a responder de una manera significativa, como convertirte en voluntario o hacer una donación. Acude a otros en busca de apoyo.

  • Estar solo con tus pensamientos y emociones quiere decir que no hay otra voz en la conversación.
  • Otras personas pueden ofrecer perspectivas diferentes y te dan la opción de hablar sobre lo que te pasa.
  • Esto puede consolarte y ayudarte a seguir adelante.
  • Puede ser especialmente útil hablar con otras personas que hayan tenido la misma experiencia.

Recurre a la compasión. Interactuar con otros y ayudarlos puede cambiar tu enfoque mental y emocional. Hacer cosas útiles y ser amable con otras personas puede abrir tu corazón y renovar tu espíritu. Puede ser un antídoto poderoso contra la inhumanidad de los ataques violentos.

  • Entérate de lo que se está haciendo para proteger a tu comunidad.
  • Cuanto más sepas sobre lo que sucedió, más medidas eficaces puedes tomar para minimizar el riesgo y aumentar la sensación de seguridad.
  • Asegúrate de recibir información de una fuente confiable, como el Department of Homeland Security.
  • Asegúrate de seguir las instrucciones de las autoridades estatales y locales, incluida la policía.
You might be interested:  Como Limpiar El Hígado Graso En 3 Días

Cambia el miedo por la concientización. Tener miedo todo el tiempo no ayuda. De hecho, puede limitar nuestra atención. Estar conciente de lo que pasa alrededor para notar si ocurre algo inusual en las personas o sus comportamientos puede ser útil. El miedo se enfoca en lo que podría pasar y pierde de vista lo que realmente está ocurriendo.

  1. Una sensación de miedo repentina puede ser una señal importante de que, tal vez, algo anda mal.
  2. Si tienes miedo todo el tiempo, no habrá lugar para ese sentimiento momentáneo, que sirve como pista.
  3. Sigue una rutina y un estilo de vida normales tanto como sea posible.
  4. Cuando hay un ataque, la vida puede parecer caótica en varios sentidos.

La estructura y lo predecible de hacer tareas rutinarias nos ayuda a sentirnos normales, ya que actuamos con normalidad. Para muchos, puede ser emocionalmente liberador enfrentar el miedo en esta forma sencilla pero poderosa. Sentirte fuerte físicamente puede ayudarte a sentirte fuerte emocionalmente.

  • Recuerda descansar bien para sentirte con energías.
  • Lleva una dieta saludable.
  • La actividad física y el ejercicio pueden reducir el estrés.
  • Evita el uso excesivo de alcohol y/o sustancias.
  • Date un descanso.
  • A veces puede ser difícil enfocarse y concentrarse después de un evento traumático.
  • Tu nivel de energía puede ser bajo.

Ten paciencia contigo mismo. No sobrecargues tu rutina. Date un poco más de tiempo para llevar a cabo tareas. Practica técnicas de relajación, como la respiración profunda o la meditación, cuando las emociones sean intensas. Incluso, hacer una pausa para enfocar tus pensamientos en el presente puede ayudar.

¿Cuál es la diferencia entre un ataque de ansiedad y un ataque de pánico?

Clarificando las 4 diferencias esenciales entre un ataque de ansiedad y ataque de pánico –

Los ataques de pánico suelen ocurrir sin desencadenante alguno. La ansiedad responde a factores estresantes o amenazas percibidas por el sujeto. La sintomatología de un ataque de pánico es intensa y perturbadora. Por su parte, los síntomas de la ansiedad pueden ser variables en cuanto a su intensidad. Los ataques de pánico aparecen de forma repentina. Sin embargo, los síntomas de ansiedad presentan otra evolución, suelen ir de menos a más, intensificarse de manera gradual, en cuestión de horas o días. Los ataques de pánico desaparecen en unos minutos, mientras que los síntomas de ansiedad pueden prolongarse en el tiempo.

, : ¿Cuál es la diferencia entre un ataque de ansiedad y un ataque de pánico? – Psicólogos a tu alcance en Madrid Capital

¿Cuánto tiempo puede durar un ataque de pánico?

Es un tipo de trastorno de ansiedad en el cual usted tiene ataques repetitivos de intenso miedo de que algo malo va a ocurrir. La causa se desconoce, aunque los genes pueden jugar un papel. Otros miembros de la familia pueden tener el trastorno. Sin embargo, el trastorno de pánico a menudo ocurre cuando no hay ningún antecedente familiar.

El trastorno de pánico es dos veces más común en las mujeres que en los hombres. Los síntomas por lo general comienzan antes de los 25 años de edad, pero pueden ocurrir hacia los 35 años. El trastorno de pánico también se puede presentar en niños, pero no suele diagnosticarse hasta que son mayores. Una crisis o ataque de pánico comienza de repente y con mucha frecuencia alcanza su punto máximo al cabo de 10 a 20 minutos.

Algunos síntomas pueden continuar durante una hora o más. Un ataque de pánico se puede confundir con un ataque cardíaco. Una persona con trastorno de pánico a menudo vive con miedo de otro ataque y puede sentir temor de estar sola o lejos de la ayuda médica.

Molestia o dolor torácico Mareo o sensación de desmayoMiedo a morirMiedo a perder el control o de muerte inminenteSensación de asfixiaSentimientos de separaciónSentimientos de irrealidadNáuseas y malestar estomacalEntumecimiento u hormigueo en manos, pies o cara Palpitaciones, frecuencia cardíaca rápida o latidos cardíacos fuertesSensación de dificultad para respirar o sofocaciónSudoración, escalofrío o sofocosTemblor o estremecimiento

Los ataques de pánico pueden cambiar el comportamiento y desempeño en el hogar, el trabajo o la escuela. Las personas con este trastorno a menudo sienten preocupación acerca de los efectos de sus ataques de pánico. Las personas con trastorno de pánico pueden abusar del alcohol u otras drogas y se pueden sentir tristes o deprimidos.

Los ataques de pánico no se pueden predecir. Al menos en las primeras etapas del trastorno, no hay ningún desencadenante que comience el ataque. El recuerdo de un ataque pasado puede provocar ataques de pánico. Muchas personas con trastorno de pánico acuden primero a buscar tratamiento en la sala de urgencias, porque el ataque de pánico a menudo se siente como un ataque cardíaco.

El médico llevará a cabo un examen físico y una evaluación psiquiátrica. Se harán exámenes de sangre. Se deben descartar otros trastornos médicos antes de poder diagnosticar un trastorno de pánico. También se deben considerar los trastornos relacionados con el abuso de sustancias, dado que los síntomas pueden parecerse a ataques de pánico.

Entender y controlar puntos de vista distorsionados de estresantes en la vida, como el comportamiento de otras personas o los hechos de la vida.Reconocer y reemplazar los pensamientos que causan pánico y disminuir la sensación de indefensión.Manejar el estrés y relajarse cuando se presenten los síntomas.Imaginar las cosas que causan la ansiedad, comenzando con la menos temida. Practicar en una situación de la vida real para ayudarle a superar sus miedos.

Ciertos medicamentos, con frecuencia también utilizados para tratar la depresión, pueden ser útiles para este trastorno. Trabajan previniendo los síntomas o haciéndolos menos intensos. Debe tomar estos medicamentos todos los días. NO deje de tomarlos sin hablar con su proveedor.

Los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS) suelen ser la primera opción de antidepresivoLos inhibidores de la recaptación de serotonina y norepinefrina (IRSN) son otra opción

También se pueden probar otros medicamentos utilizados para tratar la depresión o medicamentos utilizados para tratar las convulsiones. Los medicamentos llamados sedantes o hipnóticos también se pueden recetar.

Estos medicamentos solo se deben tomar bajo la dirección de un médico.Su médico le recetará una cantidad limitada de estos fármacos. No se deben usar todos los días.Se pueden tomar cuando los síntomas se vuelvan muy graves o cuando esté a punto de exponerse a algo que siempre detona los síntomas.Si le recetan sedantes, no beba alcohol mientras toma este tipo de medicamentos.

You might be interested:  Como Quitar Los Calambres En Los Dedos Delas Manos

Lo siguiente también puede ayudar a reducir la cantidad o la gravedad de los ataques de pánico:

No beber alcohol.Comer a horas regulares.Hacer ejercicio regularmente.Dormir lo suficiente.Disminuir o evitar la cafeína, ciertos medicamentos para los resfriados y los estimulantes.

Puede aliviar el estrés causado por el trastorno de pánico al unirse a un grupo de apoyo. Compartir con otros que tienen experiencias y problemas comunes puede ayudarlo a no sentirse solo. Los grupos de apoyo generalmente no son un buen sustituto para la psicoterapia o tomar medicamentos, pero pueden ser un buen complemento.

Anxiety and Depression Association of America – adaa.org/supportgroups National Institute of Mental Health – www.nimh.nih.gov/health/find-help/index.shtml

Los trastornos de pánico pueden ser duraderos y difíciles de tratar. Es posible que algunas personas con este trastorno no se curen, pero la mayoría mejora cuando se realiza un tratamiento correcto. Las personas con trastorno de pánico son más propensas a:

Consumir alcohol o drogas ilícitasEstar desempleadas o ser menos productivas en el trabajoTener relaciones personales difíciles, incluso problemas matrimonialesResultar aislado al limitarse a dónde van o con quién están

Comuníquese con su proveedor para solicitar una cita si los ataques de pánico están interfiriendo con su trabajo, las relaciones interpersonales o la autoestima. Si usted o alguien que conoce está pensando en el suicidio, llame o envíe un mensaje de texto al 988 o chatee en 988lifeline.org,

También puede llamar al 1-800-273-8255 (1-800-273-TALK). La Línea de vida para crisis y suicidio 988 proporciona apoyo gratuito y confidencial las 24 horas del día, los 7 días de la semana, en cualquier momento del día o de la noche. También puede llamar al 911 o al número local de emergencias o vaya a la sala de emergencias del hospital.

NO se demore. Si conoce a alguien que haya intentado suicidarse, llame al 911 o al número local de emergencias de inmediato. NO deje sola a la persona, incluso después de haber llamado para pedir ayuda. Si usted tiene ataques de pánico, evite lo siguiente:

El alcoholEstimulantes como la cafeína y la cocaína

Estas sustancias pueden desencadenar o empeorar los síntomas. Ataques de pánico; Ataques de ansiedad; Ataques de miedo; Trastorno de ansiedad – ataques de pánico American Psychiatric Association. Anxiety disorders. In: American Psychiatric Association, ed.

Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders.5th ed. Arlington, VA: American Psychiatric Publishing; 2013:189-234. Gehl C, Paulsen JS. Behavior and personality disturbances, In: Jankovic J, Mazziotta JC, Pomeroy SL, Newman NJ, eds. Bradley and Daroff’s Neurology in Clinical Practice,8th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2022:chap 9.

Lyness JM. Psychiatric disorders in medical practice. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Goldman-Cecil Medicine.26th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2020:chap 369. National Institute of Mental Health website. Anxiety disorders. www.nimh.nih.gov/health/topics/anxiety-disorders,

¿Qué tan peligroso es un ataque de pánico?

Cuándo debes consultar con un médico – Si tienes síntomas de ataque de pánico, busca ayuda médica lo más rápido posible. Si bien los ataques de pánico son sumamente incómodos, no son peligrosos. Sin embargo, son difíciles de controlar por cuenta propia y pueden empeorar si no se tratan.

¿Qué le pasa al cerebro en un ataque de pánico?

¿Qué son los ataques de pánico? – Generalmente muchas personas no suelen darle la importancia que se merece un trastorno de ansiedad o de depresión hasta que se dan cuenta de que los paraliza en diversas esferas de sus vidas y observan lo grave que esto puede llegar a ser por la falta de control a la sintomatología.

Entre más dejamos que avance un trastorno de ansiedad, es más probable que comencemos a padecer síntomas de un trastorno de pánico, “Cuando comencé a notar que mis ataques eran muy constantes, pedí ayuda a mi psicóloga. No tenía el control de nada en mi vida, cada día era más difícil para mí, podía sentir que estaba a punto de morirme, literalmente” me relata Cynthia.

Un ataque de pánico se manifiesta debido a que un conjunto de neuronas conocidas como la amígdala cerebral, reaccionan a un estímulo que puede ser positivo o negativo, y manda a otras áreas del cerebro señales de posibles amenazas y peligros. Es por ello que este responde actuando con miedo y ansiedad. Cuando el paciente comienza a sentir el miedo en el cuerpo y la aceleración de los latidos de su corazón, la pérdida de control voluntario y la sensación de debilidad se hacen presentes. Sensaciones que pueden llevar a la persona a quebrarse en muchos aspectos, sintiéndose confundidas y sin ser conscientes de lo que sienten y de lo que se encuentra a su alrededor, es como “sentirse atrapados en un vidrio sin poder entender su entorno”, como lo describen algunas personas que los han padecido y que incluso llegan a creer que están experimentando su muerte.

En las personas que presentan ataques de pánico, una parte del cerebro conocida como “el mesencéfalo” que se ubica en la parte superior del tallo cerebral, activa una zona denominada “sustancia gris central” y esta puede generar dos acciones para protegernos ante un estímulo que perciba como “amenazante”: huir o quedarnos inmóviles.

Este proceso se activa cuando existen en nuestro organismo niveles altos de ansiedad y pensamientos catastróficos.

¿Dónde presionar para calmar la ansiedad?

Cómo encontrar el punto de presión Extra-1 – Figura 2. Colocación del pulgar entre las cejas Para encontrar el punto de presión Extra-1:

  1. Colóquese en una posición cómoda. Puede sentarse, pararse o acostarse.
  2. Con cualquier mano, coloque el pulgar en el punto medio (el centro) entre las cejas (véase la figura 2). Este es el punto de presión Extra-1. Si tiene problemas para encontrarlo, asegúrese de poner el pulgar sobre la frente. No coloque el pulgar en el puente de la nariz.
  3. Oprima este punto con el pulgar. Mueva el pulgar en un círculo mientras aplica presión. Puede moverlo haciendo círculos en sentido horario (hacia la derecha) o antihorario (hacia la izquierda). Haga esto durante 2 a 3 minutos.
  • A algunas personas les puede resultar difícil usar el pulgar. En su lugar, puede usar el dedo índice.
  • Aplique presión con firmeza, pero no presione lo suficientemente fuerte para que le duela. Es posible que sienta algo de dolor o sensibilidad, pero no debería ser doloroso. Si siente dolor, significa que está presionando con demasiada fuerza.
You might be interested:  Como Comprar Dolares En El Banco

Puede hacer acupresión sobre este punto varias veces al día hasta que sus síntomas mejoren. La acupresión es una terapia complementaria. Las terapias complementarias son tratamientos que puede usar para complementar los otros tratamientos contra el cáncer.

¿Qué siente una persona con ansiedad y ataques de pánico?

Síntomas – Los signos y síntomas de la ansiedad más comunes incluyen los siguientes:

Sensación de nerviosismo, agitación o tensión Sensación de peligro inminente, pánico o catástrofe Aumento del ritmo cardíaco Respiración acelerada (hiperventilación) Sudoración Temblores Sensación de debilidad o cansancio Problemas para concentrarse o para pensar en otra cosa que no sea la preocupación actual Tener problemas para conciliar el sueño Padecer problemas gastrointestinales (GI) Tener dificultades para controlar las preocupaciones Tener la necesidad de evitar las situaciones que generan ansiedad

Existen varios tipos de trastornos de ansiedad:

La agorafobia es un tipo de trastorno de ansiedad en el que temes a lugares y situaciones que pueden causarte pánico o hacerte sentir atrapado, indefenso o avergonzado y a menudo intentas evitarlos. El trastorno de ansiedad debido a una enfermedad incluye síntomas de ansiedad o pánico intensos que son directamente causados por un problema de salud físico. El trastorno de ansiedad generalizada se caracteriza por una ansiedad y una preocupación persistentes y excesivas por actividades o eventos, incluso asuntos comunes de rutina. La preocupación es desproporcionada con respecto a la situación actual, es difícil de controlar y afecta la forma en que te sientes físicamente. A menudo sucede junto con otros trastornos de ansiedad o con la depresión. El trastorno de pánico implica episodios repetidos de sensaciones repentinas de ansiedad y miedo o terror intensos que alcanzan un nivel máximo en minutos (ataques de pánico). Puedes tener sensaciones de una catástrofe inminente, dificultad para respirar, dolor en el pecho o latidos rápidos, fuertes o como aleteos (palpitaciones cardíacas). Estos ataques de pánico pueden provocar que a la persona le preocupe que sucedan de nuevo o que evite situaciones en las que han sucedido. El mutismo selectivo es una incapacidad constante que tienen los niños para hablar en ciertas situaciones, como en la escuela, incluso cuando pueden hablar en otras situaciones, como en el hogar con miembros cercanos de la familia. Esto puede afectar el desempeño en la escuela, el trabajo o en la sociedad. El trastorno de ansiedad por separación es un trastorno de la niñez que se caracteriza por una ansiedad que es excesiva para el nivel de desarrollo del niño y que se relaciona con la separación de los padres u otras personas que cumplen una función paternal. El trastorno de ansiedad social (fobia social) implica altos niveles de ansiedad, miedo o rechazo a situaciones sociales debido a sentimientos de vergüenza, inseguridad y preocupación por ser juzgado o percibido de manera negativa por otras personas. Las fobias específicas se caracterizan por una notable ansiedad cuando la persona se ve expuesta a un objeto o situación específicos, y un deseo por evitarlos. En algunas personas, las fobias provocan ataques de pánico. El trastorno de ansiedad inducido por sustancias se caracteriza por síntomas de ansiedad o pánico intensos que son el resultado directo del uso indebido de drogas, como tomar medicamentos, estar expuesto a una sustancia tóxica o tener abstinencia a causa de las drogas. Otro trastorno de ansiedad específico y no específico es un término para la ansiedad y las fobias que no cumplen con los criterios exactos para algún otro trastorno de ansiedad pero que son lo suficientemente relevantes para ser alarmantes y perturbadores.

¿Cómo desaparecen los ataques de pánico?

Psicoterapia – La psicoterapia, también llamada terapia de conversación, se considera una primera opción de tratamiento efectivo para los ataques de pánico y los trastornos de pánico. La psicoterapia puede ayudarte a comprender los ataques de pánico y trastornos de pánico, y puede servir para que aprendas a controlarlos.

  • La terapia cognitiva conductual es una forma de psicoterapia que puede ayudarte a comprender, a través de tu propia experiencia, que los síntomas de pánico no son peligrosos.
  • Tu terapeuta te ayudará a recrear poco a poco los síntomas de un ataque de pánico de una manera repetitiva y segura.
  • Una vez que las sensaciones físicas de pánico ya no se perciben como amenazantes, los ataques comienzan a resolverse.

Un tratamiento exitoso también puede ayudarte a superar los miedos a situaciones que has evitado debido a los ataques de pánico. Notar los resultados del tratamiento puede llevar tiempo y esfuerzo. Puede que empieces a ver que los síntomas de los ataques de pánico disminuyen al cabo de algunas semanas, y los síntomas en general se reducen de manera notable o desaparecen tras varios meses.

¿Quién trata los ataques de pánico?

¿Debo saber algo más sobre la prueba del trastorno de pánico? – Si se le diagnostica un trastorno de pánico, su profesional de la salud lo puede referir a un profesional de salud mental para que reciba tratamiento. Muchos tipos de profesionales tratan las enfermedades mentales. Los más comunes son:

  • Psiquiatra: Médico especialista en salud mental. Los psiquiatras diagnostican y tratan las enfermedades mentales. También pueden recetar medicamentos
  • Psicólogo: Profesional que ha recibido capacitación en psicología. En general, los psicólogos tienen títulos de doctorado, no de médicos. Los psicólogos diagnostican y tratan las enfermedades mentales. Ofrecen asesoramiento individual y sesiones de terapia grupal. No pueden recetar medicamentos a menos que tengan una licencia especial. Algunos psicólogos trabajan con profesionales que pueden recetar medicamentos
  • Trabajador social clínico (L.C.S.W., por sus siglas en inglés): Profesional con una maestría en trabajo social y se ha especializado en salud mental. Algunos tienen otros títulos y han recibido capacitación adicional. Los trabajadores sociales clínicos diagnostican y ofrecen asesoría para una serie de problemas de salud mental. No recetan medicamentos pero pueden colaborar con profesionales de la salud que pueden recetarlos
  • Consejero profesional autorizado (L.P.C., por sus siglas en inglés): La mayoría de estos profesionales han obtenido una maestría. Los requisitos de capacitación varían en cada estado de los Estados Unidos. Diagnostican y ofrecen asesoría para una serie de problemas de salud mental. No recetan medicamentos pero pueden colaborar con profesionales de la salud que pueden recetarlos

A los trabajadores sociales clínicos y los consejeros profesionales autorizados también se les llama con otros nombres, como terapeuta o consejero. Si no está seguro de qué tipo de profesional de salud mental debe ver, consulte a su médico de atención primaria.

Adblock
detector