Como Dejar De Sudar De Las Axilas Para Siempre - [Respuesta(2023)]

Como Dejar De Sudar De Las Axilas Para Siempre

Como Dejar De Sudar De Las Axilas Para Siempre
Cómo reducir la sudoración de las axilas

  1. Elige un desodorante que cuide tus axilas.
  2. Intente evitar sabores fuertes.
  3. Seca bien tus axilas.
  4. Llévalo siempre encima.
  5. Aplícate el desodorante antes de ir a dormir.

¿Cómo quitar el sudor de las axilas naturalmente?

CONSEJOS PARA COMBATIR EL MAL OLOR EN LAS AXILAS – 1. Baño diario Lo más sencillo es ducharse bien y usar un jabón antibacterial medicado en las axilas el cual prevenga el regreso de las bacterias por varias horas.2. Bicarbonato de sodio Usar un poco de bicarbonato de sodio mezclado con agua es uno de los mejores remedios caseros ya que neutraliza el mal olor y además tiene un efecto antibacterial, sin embargo hay que tener en cuenta que el pH del bicarbonato está un poco por encima del de la piel por lo que puede causar irritación en ciertas personas.3.

Leche de magnesia Este es un producto muy popular para tratar la acidez estomacal, pero que también es utilizado como desodorante ya que absorbe el mal olor si es aplicado en las axilas. Sus principales inconvenientes son que se demora en secar y puede generar manchas en nuestra piel.4. Vinagre y limón Aplicar vinagre o limón tienen como objetivo reducir la población bacteriana de las axilas, pero se debe tener cuidado al usarlos porque pueden irritar la piel y manchar la ropa.5.

Talco o fécula de maíz Estos son elementos muy absorbentes, son astringentes por naturaleza por lo cual crean una superficie seca en nuestra piel, su problema es que su efecto es de corta duración y son difíciles de aplicar.

¿Por qué me sudan mucho las axilas?

Me suda mucho la axila ¿qué puedo hacer? » Dra. Sandra Mateo Como Dejar De Sudar De Las Axilas Para Siempre Es frecuente que el exceso de sudoración en las axilas se convierta en un problema social para algunas personas y aunque es más acusado en los meses de calor, puede darse durante todo el año. Quien lo padece puede llegar a estar muy incómodo y tendente a evitar situaciones en las que se comparte espacio con otras personas, rehuyendo de fiestas, reuniones de amigos, así como condicionar su modo de vestir, alterando el curso normal de su vida.

  • Cuando la sudoración es exagerada y se convierte en un problema, hablamos de hiperhidrosis axilar,
  • En este artículo comentaremos cuales son los pasos a seguir si tienes este problema o lo sospechas y quieres buscarle una solución.
  • ¿Por qué ocurre? La sudoración axilar es muy frecuente y es, hasta cierto punto, algo natural.

En esta parte del cuerpo hay más glándulas sudoríparas que en otras zonas y mayor reactividad en los nervios que activan estas glándulas ante estímulos como el calor o el estrés. Deberíamos considerar la posibilidad de un problema interno si esta sudoración se agrava de forma brusca (es decir, que nunca sudamos y de repente empezamos a sudar mucho) y sobretodo si se acompaña de otros síntomas como sudoración generalizada, palpitaciones, diarrea o enrojecimiento facial.

  • ¿Cómo puedo tratar el exceso de sudoración? La primera opción para tratar una hiperhidrosis axilar es con antitranspirantes.
  • Se usan clásicamente los que contienen cloruro de aluminio, que aunque tienen mala prensa (se puede leer en Internet sobre su sospecha en el desarrollo de cáncer de mama) los estudios científicos en humanos que se han realizado no son concluyentes y no se ha podido demostrar que sean perjudicales para nuestro cuerpo.

Funcionan taponando la glándula sudorípara y haciendo que se empequeñezca. Es muy importante aplicarlos correctamente ya que los más potentes, si se aplican sobre la piel húmeda o justo antes de hacer ejercicio, pueden dar lugar a una sustancia ácida que irrita la piel.

Es fundamental colocarlos sobre la piel muy seca y mantener la zona seca y aireada hasta su correcta absorción. Se aplica de forma diaria durante los primeros días y luego, cuando hay mejoría, se puede aplicar 2 o 3 veces a la semana, en una rutina de mantenimiento. Existen varios productos comercializados y formulas magistrales que se pueden encontrar en farmacia bajo prescripción médica.

Si con estos métodos no se tiene éxito, actualmente la segunda línea de tratamiento recomendada es la toxina botulínica a través de microinyecciones en la zona. Es un tratamiento muy seguro, con mínimos efectos adversos y muy bien tolerado (las agujas que usamos son muy pequeñas y casi imperceptibles).

Los resultados suelen ser de buenos a muy buenos en el 90% de los pacientes tratados, pero su mayor desventaja es que dura unos 6 meses. En ocasiones, para que resulte más llevadero y económico, programamos el tratamiento para la primavera y así se disfruta de mayor confort durante los meses más calurosos del año.

Los pacientes con más sudoración a menudo prefiere realizar 2 tratamientos anuales. Como Dejar De Sudar De Las Axilas Para Siempre Como tratamiento de tercera línea (cuando los anteriores fallan o no se pueden administrar) está recomendado actualmente el tratamiento oral con anticolinérgicos. Suelen funcionar bastante bien pero tienen efectos secundarios molestos que muchas veces obligan a suspender el fármaco.

En ocasiones también ha resultado exitoso el tratamiento con cremas formuladas con anticolinérgicos pero de momento se usa menos. En cuarta línea está el tratamiento con microondas. Actualmente hay 2 dispositivos con aprobación para realizarlo. Son tratamientos caros y poco extendidos, siendo necesario normalmente desplazarse a una gran ciudad para poder llevarlo a cabo.

Se suelen necesitar 2 o 3 sesiones en las que se experimenta dolor moderado en la zona e inflamación durante unos días. Su objetivo es disminuir las glándulas sudoríparas pero no desaparecen por completo, persistiendo una ligera sudoración en la mayoría de los casos.

La gran ventaja es que esa muerte de la glándula es, en principio, definitiva. Por último en casos donde todo falla se puede recurrir a la cirugía, interviniendo el nervio que produce la sudoración (simpatectomía). Tiene que realizarse en quirófano y tiene más riesgos, los propios de cualquier cirugía y el posible daño nervioso.

Es importante aclarar que sudar un poco es normal y natural y no tenemos por qué sentir vergüenza. Si la sudoración es exagerada y constituye un problema personal que limita nuestras vidas y aunque usemos desodorante las axilas siguen sudando, os animamos a buscar cuál es la mejor solución en vuestro caso.

¿Qué vitamina es buena para dejar de sudar?

Hiperhidrosis o sudoración excesiva: descubra cómo controlarla El sudor produce una sensación molesta y desagradable, tanto en la persona que transpira como en quien está a su alrededor; entonces, imagine estar empapado con las toxinas que su cuerpo exuda durante todo el día, aun en un día fresco, lluvioso o estando en un ambiente frío, con aire acondicionado.

  1. Pero el sudor es necesario; es un regulador de la temperatura y por medio de él se desechan sustancias tóxicas para el cuerpo.
  2. La hiperhidrosis es una condición en la que existe un aumento de sudoración.
  3. Llega a manifestarse en la adolescencia y puede desaparecer con el tiempo o bien continuar durante toda la adultez, señaló la Dra.

Verónica Wharton, médica general en la Unidad Local de Atención Primaria de Salud ULAPS Lastenia Canto Solís, de la Caja de Seguro Social (CSS), ubicada en el distrito de Capira.

  • Prevalece en todas las razas y en ambos sexos.
  • Se desconocen las causas, pero posiblemente una de ellas tenga que ver con la angustia, depresión y el nerviosismo con el que, a veces, viven algunas personas, pues este estado de ansiedad constante implica obtener respuestas físicas del organismo y una de estas reacciones es la sudación excesiva.
  • Indica la doctora que muchos casos de hiperhidrosis se relacionan con una situación estresante, angustiosa, de alarma o peligro, y esto induce a la hiperactividad de la glándula sudorípara.
  • Tipos de hiperhidrosis
  • “En la consulta general, regularmente referimos a estos pacientes a dermatología, este especialista recomendará el tratamiento a seguir, dependiendo del tipo de hiperhidrosis que se le diagnostique a la persona”, que pueden ser:

La hiperhidrosis primaria : Se da cuando existe una alteración en la glándula sudorípara que los hace sudar. En ocasiones aparece en la niñez, con la pubertad se agudiza y puede disminuir una vez que la persona es adulta.

  1. O bien, puede presentar hiperhidrosis secundaria : que aflora a cualquier edad, como resultado de un trastorno hormonal, por padecimientos crónicos, por ejemplo, obesidad, menopausia, depresión, por ingerir medicamentos que alteran el sistema nervioso, etc.
  2. ¿Dónde hay más sudor?
  3. La humedad excesiva se refleja mayormente en la cara, palmas de las manos, los pies, axilas, región maxilar, en la zona urogenital y en el cuero cabelludo.
  4. De igual forma, esta sudoración puede producir irritaciones e infecciones cutáneas o mal olor, este último viene a consecuencia de la alimentación.
  5. Recomendaciones necesarias para sobrellevar la hiperhidrosis o el exceso de sudor:
  • Subraya Wharton que tener una buena alimentación se vuelve fundamental para controlar este exagerado incremento de la sudoración.
  • Consumir alimentos ricos en vitamina B, como el arroz y los granos, que ayudan a disminuir la aceleración de las glándulas sudoríparas. Las frutas y vegetales no deben faltar en la dieta. Asimismo, debe complementar su régimen alimentario con los minerales calcio y magnesio.
  • Mantener la ingesta de agua, la hidratación juega siempre un papel importante cuando se tiene hiperhidrosis pues con el sudor el organismo pierde sodio y el agua equilibra esa pérdida de sales.
  • Evitar en lo posible comer productos picantes: ají, chile pimienta, cayena, mostaza Dijon, tabasco; todos ellos tienen un compuesto químico que los hace más picantes llamado capsaicina. El picante excita los receptores del calor eso provoca activación de las glándulas sudoríparas.
  • Evite ingerir cebolla, ajo, pues si bien el sudor no tiene olor, lo que comemos en ocasiones sale a través de la transpiración.
You might be interested:  Como Sacar El Aire Del Cuello Con Un Vaso

Consejos que debe seguir La Dra. Wharton concluye aconsejando a las personas a:

  • Lavarse las manos constantemente.
  • Mantenerse en áreas frescas y bien ventiladas.
  • Usar antitranspirantes.
  • Practicar una buena higiene personal.
  • Relajarse, bailar, practicar deportes, leer, sonreír y compartir momentos agradables, esto contribuirá en gran medida a controlar la hiperhidrosis.

Nota de prensa: Edda Nereira Foto: Pixabay : Hiperhidrosis o sudoración excesiva: descubra cómo controlarla

¿Qué medicamento puedo tomar para no sudar tanto?

Dirección de esta página: https://medlineplus.gov/spanish/druginfo/meds/a618046-es.html El glicopirronio tópico se usa para tratar la sudoración excesiva de las axilas en adultos y niños mayores de 9 años. El glicopirronio tópico pertenece a una clase de medicamentos llamados anticolinérgicos.

Su acción consiste en bloquear la actividad de una determinada sustancia natural que desencadena la producción de sudor por las glándulas sudoríparas. La presentación del glicopirronio tópico es en un paño medicado humedecido previamente para aplicar en la piel de la axila. Por lo general se aplica una vez al día.

Use el glicopirronio tópico aproximadamente a la misma hora todos los días. Siga atentamente las instrucciones que se encuentran en la etiqueta de su receta médica, y pida a su médico o farmacéutico que le explique cualquier parte que no comprenda. Use el glicopirronio tópico exactamente como se lo indicaron.

No use una cantidad mayor ni menor, ni la use con más frecuencia de lo que indica la receta de su médico. Aplique el glicopirronio solo en la zona de la axila. No lo aplique en otras zonas del cuerpo. No deje que el medicamento entre en contacto con los ojos. Aplique este medicamento únicamente sobre la piel limpia, seca e intacta.

No lo aplique sobre piel agrietada. No cubra la zona tratada con un vendaje plástico. El glicopirronio tópico es inflamable. No use este medicamento cerca de una fuente de calor o una llama abierta.

¿Que recomiendan los dermatologos para el mal olor en las axilas?

Para diagnosticar un problema con la sudoración y el olor corporal, tu médico probablemente te preguntará acerca de tu historial médico y te realizará un examen. El médico puede examinar tu sangre u orina. Los exámenes pueden mostrar si el problema es causado por una afección médica, como una infección, diabetes o una tiroides hiperactiva (hipertiroidismo).

Antisudoral. Los antitranspirantes contienen compuestos a base de aluminio que bloquean temporalmente los poros sudoríparos, lo que reduce la cantidad de sudor que llega a la piel. Desodorante. Los desodorantes pueden eliminar el olor, pero no el sudor. Por lo general, son a base de alcohol y vuelven la piel ácida, lo que la hace menos atractiva para las bacterias. Los desodorantes a menudo contienen fragancias perfumadas destinadas a enmascarar los olores.

Si los productos de venta sin receta médica no te ayudan a controlar la sudoración, el médico puede prescribirte un producto más fuerte. Estas son soluciones fuertes que a algunas personas pueden causarles sarpullido, inflamación y picazón en la piel. Puedes hacer una serie de cosas por tu cuenta para reducir la sudoración y el olor corporal. Las siguientes sugerencias podrían ser de ayuda:

Báñate a diario. Bañarse regularmente, en particular, con un jabón antibacteriano, reduce el crecimiento de bacterias en la piel. Elige prendas que se adecuen a tus actividades. Para usar a diario, elige telas de origen natural, como algodón, lana y seda. Estas permiten que la piel respire. Para hacer actividad física, podrías optar por telas sintéticas desarrolladas para absorber la humedad de la piel. Prueba técnicas de relajación. Ten en cuenta las técnicas de relajación, como el yoga, la meditación o la biorretroalimentación. Estas prácticas pueden enseñarte a controlar el estrés que provoca la sudoración. Haz cambios en tu dieta. Las bebidas con cafeína y los alimentos picantes o con olor fuerte podrían hacerte sudar más o tener un olor corporal más fuerte que el habitual. Eliminar esos alimentos podría ser de ayuda.

¿Cómo se elimina el sudor?

¿Qué es el sudor? () Estás andando en bicicleta cuesta arriba, pedaleando con la mayor fuerza posible. Ya casi estás llegando, pero. ¿qué es esto? Tienes la espalda mojada y lo mismo ocurre con tu rostro. No te preocupes; ¡simplemente es tu sudor! El cuerpo logra su mejor funcionamiento cuando se encuentra a una temperatura de aproximadamente 98.6ºF (37ºC).

Cuando el cuerpo aumenta su temperatura, al cerebro no le gusta. El cerebro prefiere que tu cuerpo se mantenga a una temperatura menor y agradable. Por lo tanto, la parte de tu cerebro que controla la temperatura, llamada hipotálamo, envía un mensaje a tu cuerpo, indicándole que sude. Después, unas glándulas especiales que se encuentran en la piel denominada “glándulas sudoríparas” comienzan a producir el sudor.

El sudor también se conoce con el nombre de “transpiración” y está formado principalmente de agua, con pequeñas cantidades de otras sustancias químicas como el amoníaco, urea, sales y azúcar. (Tanto el amoníaco como la urea son desechos que el cuerpo produce al procesar las proteínas).

  • El sudor sale de la piel a través de unos agujeritos pequeños llamados “poros”.
  • Cuando el sudor se pone en contacto con el aire, el aire lo evapora (convierte el agua en vapor).
  • A medida que el sudor se evapora de tu piel, tú te enfrías.
  • El sudor es un gran sistema de enfriamiento, pero si estás sudando demasiado en un día de mucho calor, o después de jugar de una manera muy activa, es posible que estés perdiendo mucha agua a través de la piel.

Entonces, es necesario que repongas esta agua en el cuerpo bebiendo mucho líquido para no deshidratarte.

¿Qué jabón usar para la hiperhidrosis?

No importa que la actividad que hagamos no requiera tanto esfuerzo físico, nosotros comenzamos a sudar hasta mojar la playera o blusa, sin duda es algo muy incómodo. Sudar es bueno para nuestro cuerpo pero debemos poner mucha atención a todo. La hiperhidrosis axilar es un padecimiento donde el sudor es excesivo no importa la temporada del año que sea.

Hay dos tipos, de la primera no se tienen claras las causas, la segunda puede ser causada por enfermedades como cáncer, hipertiroidismo o ansiedad y por el consumo de ciertos medicamentos o cafeína. Por fortuna tratar el sudor excesivo es muy fácil, en caso de no verse resultados lo mejor es consultar con un médico.

Lo primero que debes hacer es tener buena higiene, usa jabón antibacterial Escudo® todos los días para bañarte, usa ropa de algodón y antitranspirante. Relájate más, haz actividades que te mantengan ocupado para que te deshagas del estrés y reduzca el sudor.

¿Cómo eliminar la bromhidrosis axilar?

Resumen La hiperhidrosis axilar (HA) y la bromhidrosis son un motivo de consulta frecuente en dermatología. Hoy en día el tratamiento más indicado es la inyección de toxina botulínica, una opción muy eficaz pero con el inconveniente de su temporalidad, y en el caso de la bromhidrosis su nula eficacia. Por otra parte, la indicación de la simpatectomía cada vez se recomienda menos por la alta incidencia de hiperhidrosis compensatoria. En este artículo se expone el tratamiento de la HA y la bromhidrosis con un dispositivo novedoso de microondas, capaz de reemplazar las glándulas ecrinas y apocrinas por fibrosis, consiguiendo unos resultados posiblemente permanentes. El procedimiento debe realizarse preferiblemente con anestesia local tumescente. Los efectos secundarios son temporales, principalmente inflamación local. Su eficacia clínica y seguridad sitúan a esta técnica, avalada por estudios recientes publicados, como una alternativa de primera elección tanto para la HA como para la bromhidrosis. Palabras clave: Hiperhidrosis axilar Bromhidrosis Microondas Abstract Axillary hyperhidrosis (AH) and bromhidrosis are common causes of consultation in dermatology. Currently, the most widely prescribed treatment for AH is botulinum toxin, a very effective but temporary option; it is totally ineffective in bromhidrosis. Sympathectomy is an increasingly infrequent choice of treatment due to the high incidence of compensatory hyperhidrosis. We describe the treatment of AH and bromhidrosis with a novel microwave device that can fibrose eccrine and apocrine glands, achieving possibly permanent results. The procedure should preferably be performed under tumescent anesthesia. Side effects, principally local inflammation, are transient. Clinical effectiveness and safety, supported by recently published studies, position this technique as a first-choice option both for hyperhidrosis and for bromhidrosis. Keywords: Axillary hyperhidrosis Bromhidrosis Microwave Texto completo Introducción La hiperhidrosis axilar (HA) es un problema frecuente en la población general que ocasiona repercusiones psicológicas en los individuos que la padecen. Se define como la producción de sudor por encima o más allá de los requerimientos fisiológicos, independientemente de la temperatura ambiental. Se estima una prevalencia del 1,4% en EE. UU.1, si bien entre un 20% y 33% de personas les condiciona la sudoración en esta localización, afectándoles en sus actividades de la vida diaria 2,3 El tratamiento ha evolucionado mucho en los últimos años, mejorándose la eficacia y la duración de su efecto. Este artículo, tras revisar sucintamente los tratamientos clásicos hoy en día disponibles, se centra en la aplicación de las ondas microondas, un sistema novedoso de reciente incorporación al mercado, que formará parte, sin lugar a dudas, de las alternativas terapéuticas que debemos ofrecer. Este tratamiento también se ha demostrado eficaz para la bromhidrosis, afección caracterizada por la secreción de un sudor de olor desagradable. Tratamientos clásicos A lo largo de la historia se han empleado diferentes fármacos con efecto inhibidor de la hiperhidrosis, con resultados variables, limitándose su uso por sus efectos secundarios. Uno de los más indicados es la oxibutinina (5-15 mg al día), gracias al perfil de seguridad y a la eficacia clínica que tiene a largo plazo 4, En estudios prospectivos aleatorizados, placebo-control, se ha demostrado su eficacia, limitándose muchas veces su indicación por la aparición frecuente, de hasta un 43% de los casos, de xerostomía 5, Otros fármacos con los que hay experiencia son el glicopirrolato, oral o tópico, y la clonidina 6, En una revisión reciente se desarrolla de una manera extensa todas estas opciones farmacológicas 7, Otro tratamiento clásico y actual es la toxina botulínica A, indicada para la hiperhidrosis desde el año 1996 8, Su eficacia es muy alta, lográndose una anhidrosis prácticamente completa. El principal problema que tiene es la temporalidad del efecto, así como su elevado precio. En algunas publicaciones se ha demostrado que su aplicación repetida a lo largo del tiempo logra ampliar la duración del efecto. Concretamente, en un estudio se ha estimado que su duración tras el primer tratamiento es de 4 meses, de 4 meses y medio con el segundo tratamiento y de 5 meses tras la tercera sesión 9 ; otro estudio observa que la duración media del primer tratamiento es de 5,5 meses frente a 8,5 meses en la última sesión realizada 10, También se han utilizado diferentes técnicas quirúrgicas dirigidas a eliminar las glándulas ecrinas: el procedimiento de Shelley 11, la técnica de Breach y la liposucción con curetaje. Todas ellas tienen resultados satisfactorios pero temporales; además se han descrito numerosas complicaciones asociadas. En términos de eficacia, por ejemplo, el tratamiento mediante succión seguida de curetaje logra una disminución de la sudoración del 85% tras un mes del tratamiento, porcentaje que va disminuyendo hasta situarse en un 61% 2 años después 12, Finalmente, la simpatectomía es probablemente la última alternativa terapéutica que se ofrece, indicándose cuando han fracasado el resto de opciones. Aunque es eficaz y con resultados permanentes para la HA, hasta en un 91%, tiene el inconveniente de la hiperhidrosis compensatoria y otras complicaciones potencialmente graves 13, Tratamiento con microondas Fundamentos y mecanismo de acción Las radiofrecuencias son radiaciones electromagnéticas que pertenecen a la categoría de las radiaciones no ionizantes. Las microondas están dentro de esta categoría, entre los rayos infrarrojos y las ondas de radio, y tienen la capacidad de calentar sustancias a través de un proceso conocido como diatermia, utilizado en cirugía desde hace décadas para coagular tejidos. Las microondas tienen una relativa selectividad por calentar los tejidos ricos en agua, como las glándulas, debido al mayor momento dipolar del agua, preservándose el tejido graso cuyo momento dipolar es menor. En el caso de la HA, aprovechando esta propiedad de las microondas, se ha diseñado un dispositivo que, con una frecuencia de 5,8 GHz, es capaz de penetrar hasta la dermis profunda-tejido celular subcutáneo ocasionando a este nivel una destrucción mediante termólisis de las glándulas ecrinas y apocrinas (situadas entre 2 y 5 mm de profundidad), observándose en estudios histológicos su reemplazamiento por fibrosis 14, Para proteger tanto la epidermis como la dermis, este aparato, comercializado con el nombre de miraDry ® (Miramar Labs, Sunnyvale, CA, EE. UU.), dispone de un sistema de succión y enfriamiento de la piel. Al succionarla conseguimos no solo tratarla de manera uniforme, sino que también evitamos un posible daño a tejidos circundantes como las terminaciones nerviosas del plexo braquial. Para entender con mayor profundidad los mecanismos de acción y los fundamentos de esta técnica recomendamos la lectura de 2 revisiones publicadas por Jacob y Johnson 2,15, Procedimiento de aplicación Se puede resumir en 3 pasos. En el primero de ellos se coloca una plantilla, de un tamaño variable en función de la superficie axilar, la cual se calca en la piel, de tal forma que quedan marcados los puntos que sirven de referencia para la aplicación posterior de la pieza de mano ( fig.1 a). Posteriormente se procede al segundo paso que consiste en la colocación de anestesia tumescente ( fig.1 b). El último paso es administrar el tratamiento propiamente dicho, aplicando el manípulo que libera, en los diferentes puntos marcados, la energía de las microondas ( fig.1 c). Hay diferentes niveles de tratamiento. En la zona axilar superior está programado de forma automática el nivel más bajo de energía (nivel 1), evitando de esta forma dañar accidentalmente el plexo braquial localizado más superficialmente en esa zona. El resto de la axila se puede tratar a un nivel máximo de energía (nivel 5), especialmente si se utiliza anestesia tumescente. Cada vez que aplicamos la pieza de mano actuamos sobre una superficie de 10 × 30 mm por lo que, según el tamaño de cada axila, podemos aplicar entre 12 y 39 impactos. Así, dependiendo también del nivel de tratamiento aplicado —a mayor nivel, mayor duración—, el procedimiento dura entre 25 y 40 minutos por axila. El tratamiento con microondas es doloroso, por lo que debe realizarse con anestesia local. En las plantillas calcadas aparecen los puntos de inyección de anestesia que, dependiendo del tamaño axilar, pueden variar entre 26 y 60 en cada lado. El elevado número de inyecciones, a pesar de aplicarlas con aguja de insulina o de mesoterapia, resulta doloroso para el paciente. Por este motivo se prefiere aplicar hoy en día la anestesia tumescente, técnica segura ya utilizada previamente, entre otras indicaciones, en el tratamiento de la HA mediante curetaje 12, Con este tipo de anestesia introducimos, a través de 4 puntos de entrada, un volumen elevado de una mezcla de suero fisiológico con lidocaína al 1% y epinefrina (entre 80 y 120 ml en cada axila dependiendo de la superficie a tratar). La anestesia tumescente, además de resultar su aplicación prácticamente indolora, nos permite aplicar energías más altas y por tanto mejorar la eficacia clínica. Por otra parte, minimiza el riesgo de lesionar el plexo braquial gracias a la separación de tejidos que logra el volumen introducido de suero con anestesia y, finalmente, permite reducir la cantidad de anestesia utilizada respecto al protocolo original. Efectos secundarios Prácticamente todos los pacientes experimentan inflamación local con dolor y presencia de nódulos subcutáneos que, de forma progresiva, desaparecen a lo largo de la primera semana ( fig.2 ). Debido al proceso de succión sobre la piel es frecuente también observar hematomas locales. Por todo ello se indica de forma rutinaria la toma de un antiinflamatorio oral las primeras 72 horas, así como la aplicación de frío local. Ocasionalmente, las molestias pueden prolongarse varias semanas y en casos muy aislados hasta 3-4 meses, sin que lleguen a interferir con las actividades diarias. La única complicación importante descrita en la literatura ha sido la presencia de neuropatía en 2 pacientes. En uno de ellos hubo afectación del nervio mediano y cubital, resolviéndose completamente con rehabilitación en 12 meses 16, Paradójicamente, el paciente se trató con el nivel más bajo de energía y con anestesia tumescente, condiciones óptimas para evitar la afectación de estructuras nerviosas. En el otro paciente la neuropatía se asoció a debilidad muscular, con resolución completa del cuadro en 6 meses 17, La hiperhidrosis compensatoria parece ser un efecto secundario excepcional. En un estudio describen 2 pacientes con esta complicación, uno de ellos con afectación facial persistente en el momento de finalizarlo 3, Finalmente, otra complicación posible es la pérdida permanente de pelo, efecto secundario descrito hasta en un 26% de los pacientes 17, Este efecto secundario está actualmente en estudio como nueva alternativa terapéutica para la depilación, especialmente para el pelo canoso. Estudios clínicos Hay pocas publicaciones de estudios realizados con esta técnica, debido en parte a su reciente comercialización 3,14,17,18, Destacamos la serie de Glaser 3, un estudio aleatorizado, multicéntrico, tratamiento simulado-control, en la que se incluyeron a 120 pacientes con un seguimiento de 12 meses en el grupo de tratamiento (81 pacientes). Todos los pacientes tenían como criterio de inclusión una puntuación de 3 o 4 en la escala de gravedad de hiperhidrosis ( tabla 1 ). La mejoría clínica fue estadísticamente significativa (p < 0,001), mostrándose en un 89% de los pacientes del grupo activo una reducción de la puntuación de la escala a 1 o 2 al mes del tratamiento, en comparación con el 54% del grupo tratamiento simulado. Esta diferencia significativa se mantuvo durante los 6 meses de seguimiento. Usando como criterio de eficacia una disminución de 2 puntos o más en la escala mencionada, se observó que esta reducción se producía en un 67% de los pacientes del grupo activo frente a un 13% del grupo tratamiento simulado. El grupo activo, con un seguimiento de 12 meses, mantuvo durante este tiempo resultados similares en cuanto a eficacia. En la serie de Hong et al., en la que incluyen a 31 pacientes con un seguimiento de 12 meses, observan en un 90% de ellos una reducción de la escala de hiperhidrosis de un nivel basal pretratamiento de 3 o 4 a un nivel 1 o 2 17, Así mismo, el grado de satisfacción del paciente respecto al tratamiento fue alto en un 90% de los casos. Finalmente, en la serie de Lee et al., con 11 pacientes con hiperhidrosis y bromhidrosis y un seguimiento de 7 meses, observan una reducción de 2 puntos en la escala de hiperhidrosis en un 83% de los pacientes 14, Tratamiento de la bromhidrosis Otra indicación novedosa y prometedora es el tratamiento de la bromhidrosis, alteración que puede aparecer sola o asociada a la HA. El tratamiento con las microondas, gracias a la capacidad de eliminar también las glándulas apocrinas, puede solucionar esta afección. En la serie de Hong 17 mencionan un incremento sustancial de pacientes que refieren tras el tratamiento «no percibir mal olor» y en la serie de Lee 14 el 93,8% de los pacientes clasifican la respuesta del tratamiento a este problema como buena o excelente. Hasta ahora solo determinadas técnicas quirúrgicas 19, o la aplicación de ciertos láseres, como el Nd:YAG 1444 nm intersticial 20, podían ofrecer cierta mejoría. Consideraciones económicas Deben considerarse también los aspectos económicos, ya que uno de los principales inconvenientes de este tratamiento podría ser su coste, condicionado sobre todo por el precio de los consumibles del aparato y el tiempo invertido en su aplicación. Aunque no hay todavía estudios comparativos realizados con esta técnica se puede calcular que 2 sesiones de microondas equivaldrían económicamente a 6 tratamientos con toxina botulínica (estimándose un precio orientativo de 500 euros/sesión). Con estos cálculos, considerándose que la duración media de la toxina fuese de 8 meses, en un plazo de 4 años aproximadamente se habría igualado la inversión. Nuestra experiencia clínica Nuestra experiencia en el tratamiento con microondas en la HA es muy positiva. Desde su comercialización en España, en mayo de 2015, se han tratado en nuestro centro 102 pacientes. Generalmente se indican 2 sesiones de tratamiento, separadas entre sí un mínimo de 3 meses, salvo en los pacientes con HA moderada o bromhidrosis aislada que podrían necesitar para solucionar su problema una sola sesión. Un 20% de los primeros 50 pacientes, tras 2 sesiones con un nivel medio de energía y anestesia no tumescente (protocolo inicial recomendado), han seguido notando una sudoración excesiva; el 80% restante han visto reducido el porcentaje de sudoración más de un 50%. Estos porcentajes son aún mejores en la actualidad, desde que se modificó el protocolo, tratando con anestesia tumescente a todos los pacientes con el máximo nivel de energía. Desde entonces solo un 5% no ha respondido al tratamiento o la respuesta ha sido insuficiente tras 2 sesiones. Estos datos son similares a los publicados en otras series, como en la de Hong 17, donde es necesario aplicar hasta 3 sesiones a 15 de 31 pacientes (48%), o en la de Glaser 3, en la que también aplican 3 tratamientos a 7 de 81 pacientes (8%). Un aspecto muy importante es demostrar a más largo plazo el efecto permanente que tiene este dispositivo en la reducción de la HA. El mayor seguimiento descrito está publicado en la serie de Lupin 18, con 2 años, observándose que los efectos se mantienen durante este tiempo. Conociendo la naturaleza de las glándulas en esta localización, cuyo origen es embrionario y una vez eliminadas no vuelven a regenerarse, cabe pensar que dicha mejoría no disminuya con el tiempo, y que en el futuro podamos hablar realmente de un resultado permanente. Este aspecto se está estudiando en la actualidad en nuestros pacientes mediante cuestionarios periódicos anuales que incluyen la escala de medición del grado de severidad de la hiperhidrosis. Ninguno de los 102 pacientes tratados ha tenido efectos secundarios graves o permanentes, con un seguimiento hasta la fecha de 16 meses. En relación con la hiperhidrosis compensatoria no está demostrado que pueda aparecer con esta técnica. En nuestra casuística, 5 de los 102 pacientes tratados han observado este problema de una forma leve, tras ser preguntados específicamente en los cuestionarios de seguimiento, en áreas distantes como la espalda, la cara y el escote. Finalmente queremos hacer hincapié en la alta eficacia de este tratamiento en los casos de bromhidrosis aislada (2 pacientes) o asociada a hiperhidrosis (13), en los que se ha constatado una resolución prácticamente completa de este problema. Conclusiones En las guías terapéuticas sobre la HA se indica que la cirugía, en sus diferentes variantes, es la alternativa que queda cuando las opciones médicas no han sido resolutivas. Hoy podemos decir que esta afirmación ha quedado obsoleta: la aparición de nuevas técnicas no invasivas, como la aplicación de las microondas, debe considerarse siempre antes que cualquier cirugía, y en muchos casos podría plantearse como alternativa a la toxina botulínica. El grado de satisfacción de la HA con la aplicación de las microondas es muy alto, superior a otros tratamientos, gracias principalmente a la obtención de un resultado positivo a largo plazo. Aunque los resultados publicados son muy alentadores son necesarios más estudios con periodos de seguimiento más largos antes de poder afirmar que este tratamiento tiene un efecto permanente. Conflicto de intereses Los autores declaran no tener ningún conflicto de intereses. Bibliografía D.R. Strutton, J.W. Kowalski, D.A. Glaser, P.E. Stang. US prevalence of hyperhidrosis and impact on individuals with axillary hyperhidrosis: Results from a national survey. J Am Acad Dermatol, 51 (2004), pp.241-248 C. Jacob. Treatment of hyperhidrosis with microwave technology. Semin Cutan Med Surg, 32 (2013), pp.2-8 D.A. Glaser, W.P. Coleman 3rd, L.K. Fan, M.S. Kaminer, S.L. Kilmer, R. Nossa, et al, A randomized, blinded clinical evaluation of a novel microwave device for treating axillary hyperhidrosis: The dermatologic reduction in underarm perspiration study. Dermatol Surg, 38 (2012), pp.185-191 N. Wolosker, M.P. Teivelis, M. Krutman, R.P. de Paula, P. Kauffman, J.R. de Campos, et al, Long-term results of the use of oxybutynin for the treatment of axillary hyperhidrosis. Ann Vasc Surg, 28 (2014), pp.1106-1112 M. Schollhammer, E. Brenaut, N. Menard-Andivot, M. Pillette-Delarue, A. Zagnoli, M. Chassain-Le Lay, et al, Oxybutynin as a treatment for generalized hyperhidrosis: A randomized, placebo-controlled trial. Br J Dermatol, 173 (2015), pp.1163-1168 H.W. Walling. Systemic therapy for primary hyperhidrosis: A retrospective study of 59 patients treated with glycopyrrolate or clonidine. J Am Acad Dermatol, 66 (2012), pp.387-392 J. Del Boz. Systemic treatment of hyperhidrosis. Actas Dermosifiliogr, 106 (2015), pp.271-277 K.O. Bushara, D.M. Park, J.C. Jones, H.S. Schutta. Botulinum toxin-a possible new treatment for axillary hyperhidrosis. Clin Exp Dermatol, 21 (1996), pp.276-278 F. Brehmer, A. Lockmann, L.L. Grönemeyer, L. Kretschmer, M.P. Schön, K.M. Thoms. Repetitive injections of botulinum toxin A continuously increase the duration of efficacy in primary axillary hyperhidrosis: A retrospective analysis in 101 patients. J Dtsch Dermatol Ges, 3 (2015), pp.799-805 M. Lecouflet, C. Leux, M. Fenot, P. Célerier, H. Maillard. Duration of efficacy increases with the repetition of botulinum toxin A injections in primary axillary hyperhidrosis: A study in 83 patients. J Am Acad Dermatol, 69 (2013), pp.960-964 A.B. Hussain, S.A. Holme, G.M. Kavanagh. Shelley procedure in axillary hyperhidrosis. Clin Exp Dermatol, 41 (2016), pp.229-231 L. Feldmeyer, I. Bogdan, A. Moser, R. Specker, J. Kamarashev, L.E. French, et al, Short- and long-term efficacy and mechanism of action of tumescent suction curettage for axillary hyperhidrosis. J Eur Acad Dermatol Venereol, 29 (2015), pp.1933-1937 L.O. De Andrade Filho, S. Kuzniec, N. Wolosker, G. Yazbek, P. Kauffman, J.R. Milanez de Campos. Technical difficulties and complications of sympathectomy in the treatment of hyperhidrosis: An analysis of 1,731 cases. Ann Vasc Surg, 27 (2013), pp.447-453 S.J. Lee, K.Y. Chang, D.H. Suh, K.Y. Song, H.J. Ryu. The efficacy of a microwave device for treating axillary hyperhidrosis and osmidrosis in Asians: A preliminary study. J Cosmet Laser Ther, 15 (2013), pp.255-259 J.E. Johnson, K.F. O'Shaughnessy, S. Kim. Microwave thermolysis of sweat glands. Lasers Surg Med, 44 (2012), pp.20-25 D.H. Suh, S.J. Lee, K. Kim, H.J. Ryu. Transient median and ulnar neuropathy associated with a microwave device for treating axillary hyperhidrosis. Dermatol Surg, 40 (2014), pp.482-485 H.C. Hong, M. Lupin, K.F. O'Shaughnessy. Clinical evaluation of a microwave device for treating axillary hyperhidrosis. Dermatol Surg, 38 (2012), pp.728-735 M. Lupin, H.C. Hong, K.F. O'Shaughnessy. Long-term efficacy and quality of life assessment for treatment of axillary hyperhidrosis with a microwave device. Dermatol Surg, 40 (2014), pp.805-807 Z.R. Li, C.W. Sun, J.Y. Zhang, Y.Q. Qi, J.Z. Hu. Excision of apocrine glands with preservation of axillary superficial fascia for the treatment of axillary bromhidrosis. Dermatol Surg, 41 (2015), pp.640-644 S.K. Jung, H.W. Jang, H.J. Kim, S.G. Lee, K.G. Lee, S.Y. Kim, et al, A prospective, long-term follow-up study of 1,444 nm Nd:YAG Laser: A new modality for treating axillary bromhidrosis. Ann Dermatol, 26 (2014), pp.184-188 Copyright © 2017. AEDV

You might be interested:  Como Poner Musica A Una Foto

¿Por qué no me da mal olor en las axilas?

MADRID, 18 Ene. (EUROPA PRESS) – Cerca del 2 por ciento de la población presenta una alteración genética que hace que sus axilas no produzcan mal olor cuando transpiran pero, pese a ello, hasta el 78 por ciento utiliza desodorante, según los resultados de un estudio de la Universidad de Bristol (Reino Unido) que publica el ‘Journal of Investigative Dermatology’.

Después de que estudios previos demostraran que una alteración poco común del gen ABCC11 estaba relacionada con el mal olor de las axilas al sudar, este grupo de expertos estaba interesado en saber si las personas que tenían presentaban esta peculiaridad era conscientes de ello y, sobre todo, podían evitar el uso de desodorantes.

Para ello, analizaron una muestra de más de 6.495 mujeres con sus parejas e hijos y constataron la baja incidencia de esta alteración genética, presente en apenas un 2 por ciento de los participantes en el estudio. Esto varía dependiendo del origen étnico de cada uno, ha reconocido el principal autor de la investigación, Ian Day, que recuerda que en el Noreste de Asia la alteración del gen ABCC11 es mucho más común y “la mayoría de gente no usa desodorante porque no lo necesita”.

  1. Sin embargo, el estudio demostró que había un 78 por ciento de quienes presentaban esta mutación que, pese a no tener mal olor en sus axilas, usaban estos productos “todos o casi todos los días”.
  2. Solo una cuarta parte parecen ser conscientes de que no producen olor alguno y no usan desodorante.
  3. Sin embargo, el resto si lo hacen, creemos que por seguir las normas socioculturales”, ha defendido.
You might be interested:  Como Desbloquear El Nervio Ciático En 30 Segundos

No obstante, ha añadido otro de los autores del trabajo, el profesor. Santiago Rodríguez, estos resultados también tienen “cierto potencial para el uso de la genética en la elección de productos de higiene personal”. “Un simple test genético nos permitiría reforzar el autoestima y ahorrar un poco, evitando compras innecesarias y la exposición a estos productos”, ha explicado.

Adblock
detector