Como Muere Una Persona Con Diabetes - [Actualizada]

Como Muere Una Persona Con Diabetes

Como Muere Una Persona Con Diabetes
¿Cómo comienzan los problemas de salud a causa de la diabetes? – Cuando la diabetes no está bien controlada, el nivel de azúcar en sangre aumenta. Esto se llama “hiperglucemia”. El nivel alto de azúcar en sangre puede dañar vasos sanguíneos del cuerpo muy pequeños.

  • Piense en lo que le ocurre al azúcar cuando se la deja en un recipiente destapado toda la noche.
  • Se pone pegajosa.
  • Ahora piense en cómo el azúcar “se pega” a los pequeños vasos sanguíneos y dificulta que la sangre llegue a los órganos.
  • El daño en los vasos sanguíneos suele ocurrir con más frecuencia en los ojos, corazón, nervios, pies y riñones.

Veamos cómo ocurre este daño:

Ojos

Los ojos tienen diminutos vasos sanguíneos. Tener niveles altos de azúcar en sangre durante mucho tiempo puede dañarlos. Algunos vasos sanguíneos pueden inflamarse y debilitarse. Algunos pueden taparse e impedir que pase suficiente sangre. Esto puede causar problemas en la visión o ceguera.

Corazón

Los niveles altos de azúcar en sangre también pueden dañar vasos sanguíneos más grandes que aportan oxígeno al corazón y el cerebro. La grasa también se puede acumular en los vasos sanguíneos. Estos depósitos de grasa pueden romperse, y eso genera coágulos sanguíneos y obstrucción de los vasos sanguíneos.

Nervios

Los nervios transmiten mensajes entre el cerebro y otras partes del cuerpo. Le dicen al cuerpo lo que usted ve o siente. Por ejemplo, si usted pisa algo afilado, un nervio del pie enviará una señal de dolor al cerebro. Tener niveles altos de azúcar en sangre durante muchos años puede dañar los vasos sanguíneos que llevan oxígeno a algunos nervios.

Pies

La diabetes puede dañar los pies de dos maneras. En primer lugar, puede dañar los nervios de los pies. El daño a los nervios impide que sienta dolor u otros problemas en los pies. Otra forma en la que la diabetes puede dañar los pies es debido a una mala circulación sanguínea.

Riñones

Piense en los riñones como si fueran un filtro de café. Cuando prepara café, el filtro evita el paso de los granos de café, pero permite el paso del agua. Los riñones hacen algo similar. Mantienen las cosas que usted necesita dentro del cuerpo, pero filtran los desechos y el líquido adicional.

  1. Los riñones están llenos de diminutos vasos sanguíneos.
  2. Con el tiempo, los niveles altos de azúcar en sangre pueden hacer que estos vasos sanguíneos se estrechen y se tapen.
  3. A medida que los riñones reciben menos sangre, salen menos desechos y líquido adicional del cuerpo.
  4. La enfermedad renal provocada por la diabetes se llama “enfermedad renal diabética”.

Es la causa principal de insuficiencia renal en los Estados Unidos.

¿Cómo termina una persona con diabetes?

Manejo – A diferencia de la forma en que se manejan muchas otras afecciones, será principalmente usted quien maneja la diabetes con la ayuda de su equipo de atención médica (que incluye a su médico de atención primaria, médico de los pies, dentista, médico de los ojos, nutricionista dietista certificado, educadora sobre la diabetes y farmacéutico), su familia y otras personas importantes de su vida.

El manejo de la diabetes puede ser un desafío, pero todo lo que haga para mejorar la salud ¡vale la pena! Es posible que pueda manejar la diabetes tipo 2 con una alimentación saludable y con actividad física o que su médico le recete insulina, otro medicamento inyectable o medicamentos orales para la diabetes para ayudarlo a controlar los niveles de azúcar en la sangre y evitar las complicaciones,

Si se inyecta insulina o toma otros medicamentos, aún necesitará alimentarse de manera saludable y hacer actividad física. También es importante que mantenga la presión arterial y el colesterol bajo control y que se haga las pruebas necesarias de detección.

Deberá revisarse el nivel de azúcar en la sangre regularmente. Pregúntele al médico con qué frecuencia se los debe revisar y cuáles son los valores en los que deben estar. Mantener los niveles de azúcar en la sangre lo más cercanos posible a los valores objetivo lo ayudará a prevenir o retrasar las complicaciones relacionadas con la diabetes.

El estrés es parte de la vida, pero puede hacer que sea más difícil manejar la diabetes, por ejemplo, controlar los niveles de azúcar en la sangre y ocuparse de los cuidados diarios que requiere la diabetes. Hacer actividad física regularmente, dormir lo suficiente y hacer ejercicios de relajación puede ayudar.

Cómo crear un plan de alimentación saludable y de actividad física. Cómo revisarse los niveles de azúcar en la sangre y llevar un registro de los resultados. Cómo reconocer los signos de que sus niveles de azúcar en la sangre están altos o bajos y qué hacer al respecto. Si necesita insulina, cómo administrársela con una jeringa, pluma o bomba. Cómo revisarse los pies, la piel y los ojos a fin de detectar los problemas temprano. Cómo comprar suministros para la diabetes y guardarlos adecuadamente. Cómo manejar el estrés y ocuparse de los cuidados diarios que requiere la diabetes.

Pregúntele al médico acerca de la educación sobre el automanejo de la diabetes y pídale que le recomiende un educador sobre la diabetes, o busque en el directorio nacional de la Asociación Estadounidense de Educadores sobre la Diabetes para ver una lista de los educadores en su comunidad.

¿Cuántos años vive una persona con diabetes bien cuidada?

Menor esperanza de vida – En el primero de los estudios, investigadores del Instituto Baker IDI para el Corazón y la Diabetes en Melbourne (Australia) analizaron la esperanza de vida asociada a la diabetes tipo 1 en la población australiana entre los años 1997 y 2010 y la compararon con la de la población general.

Los resultados mostraron que la esperanza de vida de los pacientes durante este período fue de 68,8 años, lo que supone 12,2 años menos que en el caso de la población general – 11,6 años menos en el caso de que el paciente sea varón y 12,5 años menos en el caso de que sea mujer, En este contexto, y comparado frente al período 1997-2003, el estudio muestra la mayor esperanza de vida de los pacientes con diabetes tipo 1 en el período 2004-2010.

Pero como indican los autores, «dado que este incremento en la esperanza de vida es muy similar al observado en la población general, no se ha logrado que la brecha existente entre los pacientes con diabetes tipo 1 y la población sin la enfermedad se haya cerrado durante este período».

Es más; el 60% de los años de vida perdidos por la enfermedad en los varones –y el 45% en las mujeres– se explica por los fallecimientos acontecidos antes de alcanza la edad de 60 años, fundamentalmente por enfermedades endocrinas y metabólicas entre los 10 y los 39 años de edad y las enfermedades cardiovasculares una vez superados los 40.

Como indica Dianna Magliano, directora del estudio, «la presentación temprana de la diabetes tipo 1 actúa como un predictor de la mortalidad prematura. Los fallecimientos por las enfermedades cardiovasculares, metabólicas y endocrinas son la principal causa de la mortalidad prematura en la diabetes tipo 1.

Así, y con objeto de mejorar su esperanza de vida, debe prestarse una mayor atención a las complicaciones cardiovasculares crónicas y a las complicaciones metabólicas agudas en la diabetes tipo 1. Y es que el fracaso a la hora de manejar cualquiera de estas complicaciones supondrá que las personas con diabetes tipo 1 sigan teniendo un notable riesgo de muerte prematura».

La brecha en la esperanza de vida entre las personas con diabetes tipo 1 y la población general ha permanecido invariable desde el inicio del milenio Y estas evidencias que constatan una brecha en la esperanza de vida entre los pacientes y la población general, ¿son también aplicables a nuestro país? Pues sí, dado que como concluye Dianna Magliano, «nuestros resultados son aplicables al resto de países occidentales».

You might be interested:  Como Redactar Una Carta Formal Para Solicitar Algo

¿Cuántos años de vida puede vivir un diabético?

La esperanza de vida de los pacientes con diabetes y enfermedad cardiovascular es 12 años menor que la esperanza de vida de las personas sin diabetes. Todos estos millones de diabéticos tipo 2 tienen el doble de riesgo de morir y una menor esperanza de vida que las personas sin diabetes: 6 años menos 2, 3.

¿Cuál es la diabetes más mortal?

La diabetes tipo 1 es una enfermedad de por vida para la cual aún no existe cura. El estricto control del azúcar en la sangre puede prevenir o demorar las complicaciones de esta enfermedad. Sin embargo, se pueden presentar estos problemas, incluso en personas con un buen control de la enfermedad.

¿Cuál es la última etapa de la diabetes?

El nivel alto de azúcar en la sangre y otros problemas pueden llevar a daño en los riñones. Sus riñones podrían no trabajar tan bien y pueden incluso detener su funcionamiento. En consecuencia, usted podría necesitar diálisis o un trasplante de riñón. La diabetes puede debilitar su sistema inmunitario.

¿Qué es un infarto diabético?

Diabetes y corazón – Fuente: Asociación Americana de Diabetes Existe una estrecha relación entre diabetes, enfermedades del corazón y eventos cardiovasculares. La acumulación de glucosa en la sangre daña progresivamente los vasos sanguíneos (arterias y venas) y acelera el proceso de arteriosclerosis.

Esto aumenta el riesgo de padecer una enfermedad cardiovascular: angina, infarto agudo de miocardio y la muerte cardiaca súbita. Dos de cada tres personas con diabetes mueren de enfermedades del corazón o derrame cerebral, también llamado enfermedad cardiovascular. El cuidado de la diabetes y el seguimiento del tratamiento puede ayudar a reducir estas complicaciones vasculares o del corazón.

Para disminuir este riesgo se deben tomar medidas dirigidas a mantener los marcadores básicos de salud dentro de los límites deseados:

Nivel de hemoglobina glucosilada que indica el promedio de glucosa en sangre de los últimos tres meses. Presión arterial, La presión arterial alta obliga al corazón a realizar un sobreesfuerzo. Colesterol, El nivel de colesterol indica la cantidad de grasa en la sangre. Un nivel alto de triglicéridos aumenta el riesgo de un ataque al corazón o derrame.

¿Que no pueden hacer las personas con diabetes?

¿Qué alimentos y bebidas debo limitar si tengo diabetes? – Los alimentos y bebidas que hay que limitar incluyen:

alimentos fritos y otros ricos en grasas saturadas y grasas trans alimentos con alto contenido de sal, también llamado sodio dulces, como productos horneados, dulces y helados bebidas con azúcares agregados, como jugos, gaseosas y bebidas regulares para deporte o energéticas

Tome agua en vez de bebidas azucaradas. Considere la posibilidad de usar un sustituto del azúcar en su café o té. Si toma alcohol, hágalo con moderación. Esto quiere decir, no más de un trago al día si es mujer o dos tragos al día si es hombre. Si usa insulina o medicinas para la diabetes que aumentan la cantidad de insulina que el cuerpo produce, el alcohol puede hacer que su nivel de glucosa en la sangre baje demasiado.

¿Cuánto vive una persona con diabetes no controlada?

DIABETES: ES POSIBLE UNA VIDA NORMAL En torno de la diabetes, se han hecho grandes progresos. El primero y más fundamental, tal vez, es precisamente la certeza que se tiene hoy de que un buen tratamiento, una excelente control y una disciplina estricta en el acatamiento de las instrucciones permiten que el diabético viva indefinidamente, con una longevidad similar a la de cualquier otra persona sana.

  • Pero hablar de diabetes en general es incurrir en un error ya que es fundamental saber que son dos los tipos fundamentales en que se divide la enfermedad: diabetes tipo I, insulinodependiente o juvenil, y diabetes tipo II, de adultos.
  • Cada una con origen, consecuencias y tratamiento muy propios.
  • Jóvenes pero no desahuciados En algunos planteles educativos, las puertas se cierran cuando se trata de niños o jóvenes diabéticos.

No es extraño escuchar a un rector, o a los mismos profesores, aconsejar a los padres que les encuentren mejor un instituto para niños especiales. Tremenda injusticia. Con la facilidad actual de conseguir la insulina, con los métodos para medirse los niveles de glicemia cuantas veces sea necesario al día, y con los conceptos modernos para manejar la enfermedad, un niño puede vivir sano, normal, estudiar como cualquier otro y practicar casi todos los deportes.

Es cierto que la diabetes no se cura. La tipo I puede presentarse desde el momento del nacimiento pero las observaciones mundiales ubican en la edad de la pubertad (11 a 14 años) la mayor incidencia de apariciones. En Colombia, sin saberse por qué, se nota un segundo pico entre los 20 y los 30 años. Sin saberse tampoco por qué, es una enfermedad más frecuente en personas de raza blanca, de allí que se encuentren muchos más diabéticos juveniles en los países occidentales.

El mayor número de casos se encuentra en Finlandia. Aunque en Colombia la incidencia no es muy alta (se calculan cerca de nueve mil casos), sí tiene repercusiones sociales graves. Los niños son dependientes de la insulina y muchos de ellos carecen de los medios económicos para costear los gastos que acarrean tanto el medicamento como las barras indispensables para las automediciones de glicemia.

  • De no controlarse estos niveles, el promedio de vida del diabético, a partir del diagnóstico, no pasa de los 15 o 20 años.
  • Por el contrario, un control efectivo, que permita mantener niveles adecuados de glicemia, abre las puertas a una vida larga y normal.
  • La diabetes tipo I es una enfermedad autoinmune, determinada por una predisposición genética.

Consiste en la autodestrucción de las células del páncreas que producen la insulina. En sus comienzos, esta destrucción es silenciosa, y solo se manifiesta cuando apenas queda un diez por ciento de las células productoras de insulina. Los especialista cuentan hoy con una serie de análisis que permiten predecir con certeza que una persona atraviesa esa época silenciosa.

Estos estudios suelen recomendarse a los familiares principalmente hermanos de niños en quienes se les ha detectado ya la diabetes insulinodependiente. En aquellos niños que tienen altísimas probabilidades de desarrollar la enfermedad, se están ensayando medicamentos que eviten el desarrollo de la enfermedad.

Sin embargo, ninguna droga hasta el momento ha dado resultados satisfactorios y, por lo tanto, el estudio se hace únicamente en centros mundiales de investigación, a nivel experimental. En etapa también de investigación se encuentran tratamientos previstos para cuando se presenta la diabetes.

  • Con ellos, se han logrado algunos resultados y la enfermedad ha regresado a la etapa silenciosa.
  • Pero las drogas todavía no se se aplican a nivel general ya que son altamente tóxicas.
  • En consecuencia, lo que sigue primando, como el tratamiento de mejor resultado, es la iniciación temprana de un control muy estricto de la glicemia.

Esto sí permite que los niños entren en una fase de remisión llamada luna de miel. Para ello, se le enseña al niño a ser autosuficiente, y la Asociación Colombiana de Diabetes realiza desde hace más de treinta años una gran labor al respecto, tanto con los enfermos como con sus familiares.

Ha organizado sesiones de juego y aprendizaje para sus pequeños y jóvenes afiliados, mediante las cuales les enseña las formas adecuadas de alimentarse, las técnicas de medirse los niveles de glicemia, la aplicación de la insulina y, fundamentalmente, les muestra la forma de llevar la misma vida que sus compañeros y amigos.

Así, la luna de miel les puede durar toda la vida. Hasta llegar a viejos. Los adultos no se salvan Esta, la diabetes de los adultos, sí es muy frecuente. No existen cifras globales para Colombia pero un estudio hecho en un sector de Bogotá arrojó cifras impresionantes: siete de cada adulto mayor de 30 años tienen diabetes.

Más sorprendente: la mitad de ellos no lo sabían. Aunque también se deriva de una predisposición genética, tres factores importantes facilitan la aparición de la diabetes tipo II: la obesidad, la alimentación excesiva e inadecuada, el sedentarismo. También la edad influye: a medida que avanza, la enfermedad se hace más frecuente.

You might be interested:  Como Saber Cuantos Dispositivos Estan Conectados A Mi Wifi

Contrariamente a lo que sucede con la enfermedad juvenil, esta diabetes es mucho más frecuente en los países en donde la población tiene un alto porcentaje indígena, especialmente cuando estas poblaciones llegan a un nivel de vida desarrollado. En la diabetes II tampoco los síntomas son muy claros: comienza a menudo como una intolerancia a las harinas y los azúcares (carbohidratos) y solo se descubre cuando se hacen las pruebas en laboratorio para medir la glicemia.

  • La única prueba realmente delatoria no es la aconsejada posprandial sino la que se hace después de una carga de glucosa.
  • Quienes tengan casos de diabetes en la familia, o sufran de obesidad, deberían someterse a esta prueba.
  • Para los demás adultos, bastaría hacerla cada tres o cuatro años, como medida de precaución.

Antes de manifestarse la enfermedad, no existen síntomas. Cuando realmente se pasa a la fase de la diabetes, la persona puede sentir sed, cansancio. Pero estos síntomas son generalmente atribuidos a cualquier otra causa. Y así pueden pasar muchos años. También las mujeres embarazadas deben examinar sus niveles de glicemia: no es rara la aparición de la llamada diabetes estacional, más frecuente cuando el bebé nace con más de ocho libras de peso.

Esta diabetes suele desaparecer después del alumbramiento, sin embargo, la mujer queda con la predisposición de volverla a sufrir. En cuanto a los hijos de madres diabéticas, muchos de ellos pueden presentar problemas de bajas de azúcar al nacer, exceso de peso y malformaciones congénitas. Para los diabéticos adultos, tampoco existe la esperanza de curar.

Sin embargo, sí son muy altas también las oportunidades de llevar una vida normal. Por lo menos, si se les detecta en la fase de la intolerancia a los carbohidratos, se puede evitar que avance. Y ellos también, con precaución, pueden llevar una vida normal.

La diabetes produce mucha sed, mucha hambre, muchas ganas de orinar, pérdida de peso. Con una buena dosis de insulina, el diabético tipo I puede alimentarse casi como cualquier otro niño. La mayoría de los diabetólogos todavía considera que sus pacientes no deben comer azúcares simples (azúcar, miel, panela). Un diabético debe ser deportista, esto ayuda a manejar mejor su enfermedad. La diabetes tipo II está muy relacionada con la arterosclerosis y las enfermedades coronarias, con lípidos altos. Se considera que cuatro de cada diez personas adultas pueden tener predisposición a ser diabéticas. Aunque no está comprobado, se ha planteado la posibilidad de que la enfermedad tenga un origen genético, conocido como el síndrome X.

La mujer diabética tiene tres veces más posibilidades de infarto que la mujer no diabética. En los hombres, la posibilidad es de dos veces más. Entre los conceptos erróneos más frecuentes frente a la diabetes I están el considerar al niño como a un enfermo desahuciado.

  • La hipoglicemia no es diabetes.
  • Es una disminución de la cantidad normal de azúcar en la sangre.
  • No existe ningún producto natural, ninguna hierba y ningún medicamento natural que cure la diabetes ni remplace la insulina.
  • Todos estos medicamentos y curas naturales están completamente contraindicados en los diabéticos tipo I.

Para los de tipo II, la situación no es tan clara. Los diabetólogos autorizan su uso siempre y cuando los enfermos no abandonen la dieta, el control médico ni los medicamentos que se les ordenen. Existe mucha equivocación en torno a los productos dietéticos y para diabéticos.

  • Muchos de estos productos tienen más fibra pero es una fibra insoluble que no ayuda a controlar la diabetes.
  • Su única ventaja es la de facilitar la digestión.
  • La fibra que más conviene al diabético es la soluble, contenida en las leguminosas: garbanzos, fríjoles.
  • Muchos alimentos llamados dietéticos tienen la misma cantidad de calorías que los corrientes.

No se les puede consumir libremente. Los productos edulcorantes y las sustancias que se venden como golosinas tampoco son completamente garantizados. Algunos están endulzados con sustancias como fructosa o sorbitol que no son muy recomendables. Definitivamente, no pueden ser consumidos libremente.

¿Cuáles son las etapas de la diabetes?

Fase 1: enfermedad preclínica, aparición de autoinmunidad sin insulitis. Fase 2: enfermedad preclínica, autoinmunidad e insulitis, disglucemia, pero sin manifestaciones clínicas de hiperglucemia. Fase 3: progresión clínica a diabetes con síntomas de hiperglucemia.

¿Qué tipo de diabetes te hace bajar de peso?

El peso y la Diabetes tipo 1 Si no se diagnostica ni se trata la diabetes tipo 1 puede provocar una pérdida de peso en la persona. Con la diabetes tipo 1, el cuerpo deja de producir la hormona insulina, necesaria para utilizar glucosa, la forma principal de azúcar en la sangre.

¿Cómo afecta la diabetes en el cerebro?

Introducción – Si tiene diabetes, el nivel de azúcar en su sangre es muy elevado. Con el tiempo, esto puede dañar la capa que cubre los nervios o los vasos sanguíneos que transportan el oxígeno a los nervios. Los nervios dañados pueden dejar de enviar mensajes o enviar las señales nerviosas más lentamente o en momentos equivocados.

Entumecimiento en las manos, las piernas o los pies Dolores punzantes, ardor u hormigueo Náusea, vómitos, estreñimiento o diarrea Disfunción sexual Problemas urinarios Mareos al cambiar de posición rápidamente

Su doctor diagnosticará la neuropatía diabética con un examen físico y estudios de conducción nerviosa (que verifican la transmisión de señales eléctricas a través de un nervio). El control de la azúcar en la sangre puede ayudar a prevenir los problemas en los nervios o evitar que los que ya existen empeoren.

¿Cómo se manifiesta la diabetes en la boca?

Síntomas – Si tiene diabetes, asegúrese de tomarse el tiempo de revisar su boca con regularidad para detectar cualquier problema. A veces las personas notan que las encías están hinchadas y sangran cuando se cepillan y usan la seda dental. Otras personas notan sequedad, dolor, parches blancos o un mal sabor en la boca. Todos estos son motivos para visitar a un dentista. Back to top

¿Cómo afecta la diabetes a los ojos?

Otras enfermedades de los ojos – Las ocurren cuando se opaca el cristalino del ojo, que normalmente es transparente. Aunque el cristalino del ojo de todos tiende a nublarse con la edad, las personas con diabetes tienen más probabilidades de presentar cataratas, y a menor edad.

Una de las razones es que los niveles altos de azúcar en la sangre pueden hacer que se acumulen depósitos en el cristalino del ojo y nublarlos. Otros de los factores de riesgo incluyen presión arterial alta, obesidad, exceso de exposición al sol a lo largo del tiempo y tabaquismo. La única forma de tratar las cataratas es a través de una operación, pero, por lo general, no es necesario operarse inmediatamente.

Usar luces más fuertes en su casa y anteojos antirreflejantes afuera puede ayudar al principio. Si sus cataratas interfieren en sus actividades diarias, quizás sea tiempo de operarse. La buena noticia es que la operación es muy segura, ¡y la mayoría de las personas tienen mejor visión después! es un grupo de enfermedades de los ojos que dañan el nervio óptico debido, generalmente, a demasiada presión en el ojo.

Muchos tipos de glaucoma no provocan síntomas, y la pérdida de la visión puede suceder tan lentamente que no se nota. Las personas con diabetes tienen probabilidades dos veces mayores de tener glaucoma de ángulo abierto que del tipo más común. Otros factores de riesgo incluyen tener antecedentes familiares de glaucoma, tener más de 60 años de edad y ser afroamericano, asiático, o hispano o latino.

La diabetes también puede causar glaucoma neovascular. Esto ocurre a veces con la retinopatía diabética, cuando crecen vasos sanguíneos nuevos y anormales en el iris (la parte del ojo con color). Estos vasos sanguíneos nuevos pueden bloquear el flujo de líquido que sale del ojo, lo cual eleva la presión en el ojo.

  1. No hay forma de prevenir el glaucoma, pero el tratamiento puede ayudar a evitar que empeore.
  2. Por eso es tan importante detectar el glaucoma temprano.
  3. Las opciones de tratamiento incluyen medicamentos, tratamiento con láser y una operación.
  4. Hable con su médico de los ojos sobre qué opciones son mejores para usted.
You might be interested:  Como Se Saca El Porcentaje En Una Calculadora

Usted puede proteger su visión y reducir las probabilidades de pérdida de visión tomando estas medidas:

Hágase un examen de los ojos con dilatación al menos una vez al año para que su médico de los ojos pueda detectar los problemas temprano cuando son más tratables. Mantenga sus niveles de azúcar en la sangre dentro de su rango objetivo lo más posible. Con el tiempo, los niveles altos de azúcar en la sangre no solo dañan los vasos sanguíneos de los ojos, sino que también pueden afectar la forma del cristalino y hacer borrosa la visión. Mantenga sus niveles de presión arterial y colesterol dentro de sus rangos objetivo para reducir el riesgo de tener enfermedades de los ojos y pérdida de visión. ¡Todas estas son buenas medidas para su salud en general! Deje de fumar, Dejar de fumar reduce el riesgo de tener enfermedades de los ojos relacionadas con la diabetes y también mejora la salud de muchas formas. Haga actividad física, La actividad física le protege los ojos y lo ayuda a manejar la diabetes.

¿Qué les pasa a los pies de los diabeticos?

La diabetes y los pies Como Muere Una Persona Con Diabetes Hágase revisar los pies en cada visita de atención médica. Si usted tiene diabetes, esta es una manera de seguir en buen pie: revísese los pies todos los días—aunque sienta que estén bien—y vea a su médico si tienen algún corte o ampolla que no cicatrice.

  • Hay muchas cosas para manejar cuando se tiene diabetes, como revisarse el nivel de, preparar alimentos saludables, encontrar tiempo para hacer actividad física, tomar medicamentos, ir a citas médicas Con todo esto, el cuidado de los pies podría ser lo último en su lista.
  • Pero el cuidado diario es una de las mejores maneras de prevenir las complicaciones relacionadas con los pies.

Aproximadamente la mitad de las personas con diabetes tienen algún tipo de neuropatía diabética (). El daño a los nervios puede ocurrir en cualquier parte del cuerpo, pero los nervios de los pies y las piernas son los que más frecuentemente se ven afectados.

  1. El daño a los nervios puede causar la pérdida de sensación en los pies.
  2. Algunas personas con daño a los nervios tienen adormecimiento, hormigueo o dolor en la parte del cuerpo afectada, pero otras no tienen ningún síntoma.
  3. El daño a los nervios también puede reducir la capacidad de sentir dolor, calor o frío.

Vivir sin dolor parece bastante bueno, pero tiene un costo alto. El dolor es la forma en que el cuerpo le dice que algo anda mal, para que usted pueda cuidarse. Si no siente dolor en los pies, puede que no se dé cuenta de si tiene cortes, ampollas, llagas u otro problema.

, El tabaquismo reduce la circulación de la sangre a los pies. Siga un, que incluya comer más frutas y verduras y menos azúcar y sal. : hacer entre 10 y 20 minutos al día es mejor que una hora una vez a la semana. Tome los medicamentos según las indicaciones del médico.

Cualquier persona con diabetes puede presentar daños a los nervios, pero los siguientes factores aumentan su riesgo:

Niveles de azúcar en la sangre difíciles de manejar Haber tenido diabetes por mucho tiempo, particularmente si sus niveles de azúcar en la sangre son a menudo más altos que sus niveles objetivo Tener sobrepeso Tener más de 40 años de edad Tener Tener alto

El daño a los nervios, junto con la mala circulación de la sangre —otra complicación de la diabetes— lo pone en riesgo de que se le hagan úlceras (llagas o heridas) en los pies que pueden infectarse o no cicatrizar bien. Si una infección no mejora con tratamiento, es posible que se le deba amputar (quitar mediante una operación) ese pie, dedo del pie o parte de la pierna para evitar que la infección se extienda y salvarle la vida. Como Muere Una Persona Con Diabetes Llegue a la raíz de los problemas en los pies usando un espejo o pidiendo ayuda. Revísese los pies todos los días en busca de cortes, enrojecimiento, hinchazón, llagas, ampollas, callos, durezas o algún otro cambio en la piel o las uñas. Use un espejo si no se puede ver la planta de los pies o pídale a un familiar que lo ayude.

Lávese los pies todos los días con agua tibia (no caliente). No los deje remojar. Séqueselos completamente y aplíquese loción en la parte de arriba y abajo de los pies, pero no entre los dedos porque esto puede llevar a infecciones. No camine nunca descalzo. Póngase siempre zapatos y medias o zapatillas, incluso cuando esté adentro, para evitar las lesiones.

Revise que no haya piedritas u otros objetos dentro de los zapatos y que la parte de adentro esté lisa y suave. Utilice zapatos que le queden bien. Cuando vaya a comprar zapatos nuevos, la mejor forma de ver si le quedan bien es probándoselos al final del día cuando los pies tienden a estar más grandes.

  • Acostúmbrese a los zapatos nuevos de a poco, usándolos inicialmente una o dos horas al día hasta que sean del todo cómodos.
  • Siempre use medias con los zapatos.
  • Córtese las uñas de los pies en línea recta y luego límese suavemente las asperezas.
  • Pídale a su especialista de los pies (podólogo) que le corte las uñas si usted no puede verse o llegar a sus pies.

No se quite usted mismo los callos o durezas y, especialmente, no use productos de venta sin receta para quitárselos porque podrían quemarle la piel. Hágase revisar los pies en cada visita de atención médica. También visite al especialista de los pies cada año (más seguido si tiene daño a los nervios) para que le haga un examen completo, lo cual incluirá revisar la sensación y la circulación de sangre en los pies.

  • Mantenga la sangre circulando.
  • Levante los pies cuando esté sentado y mueva los dedos de los pies durante unos minutos varias veces a lo largo del día.
  • Elija actividades no riesgosas para los pies, como caminar, andar en bicicleta o nadar.
  • Pregúntele al médico cuáles actividades son mejores para usted y cuáles debe evitar.

Asegúrese de preguntarle también qué otras cosas puede hacer para mantener los pies sanos. Si tiene alguno de los siguientes síntomas, no espere hasta la próxima cita y vea a su médico o especialista de los pies habitual de inmediato:

Dolor en las piernas o calambres en las nalgas, los muslos o las pantorrillas durante la actividad física. Hormigueo, ardor o dolor en los pies. Pérdida de la sensación del tacto o de capacidad para sentir bien el frío o el calor. Cambio en la forma de los pies a lo largo del tiempo. Caída del vello de los pies, los dedos de los pies y la parte inferior de las piernas. Piel de los pies seca y resquebrajada. Cambio en el color y la temperatura de los pies. Engrosamiento o amarilleamiento de las uñas de los pies. Infecciones por hongos, como pie de atleta entre los dedos de los pies. Ampolla, llaga, úlcera, callo infectado o uña encarnada.

La mayoría de las personas con diabetes pueden prevenir las complicaciones graves en los pies. Cuidarse regularmente los pies e ir a todas las citas médicas son lo mejor que puede hacer para prevenir los problemas en los pies (y prevenir que los problemas pequeños se conviertan en problemas graves). : La diabetes y los pies

¿Cómo afecta la diabetes en el cerebro?

Introducción – Si tiene diabetes, el nivel de azúcar en su sangre es muy elevado. Con el tiempo, esto puede dañar la capa que cubre los nervios o los vasos sanguíneos que transportan el oxígeno a los nervios. Los nervios dañados pueden dejar de enviar mensajes o enviar las señales nerviosas más lentamente o en momentos equivocados.

Entumecimiento en las manos, las piernas o los pies Dolores punzantes, ardor u hormigueo Náusea, vómitos, estreñimiento o diarrea Disfunción sexual Problemas urinarios Mareos al cambiar de posición rápidamente

Su doctor diagnosticará la neuropatía diabética con un examen físico y estudios de conducción nerviosa (que verifican la transmisión de señales eléctricas a través de un nervio). El control de la azúcar en la sangre puede ayudar a prevenir los problemas en los nervios o evitar que los que ya existen empeoren.

Adblock
detector