Vitamina D 100.000 Ui Como Tomar - 2024, HoyHistoriaGT Hoy en la Historia de Guatemala

Vitamina D 100.000 Ui Como Tomar

Vitamina D 100.000 Ui Como Tomar
Para el tratamiento del déficit de vitamina D sintomático, la dosis recomendada es de una cápsula de 100.000 UI o dos cápsulas de 50.000 UI en 1 semana. Puede considerarse una dosis de mantenimiento de 25.000 UI al mes.

¿Qué pasa si tomo 100.000 unidades de vitamina D?

Un exceso de vitamina D causa puede causar un nivel anormalmente alto de calcio en la sangre (hipercalciemia). Esto puede dañar seriamente los riñones, los tejidos blandos y los huesos con el tiempo.

¿Cuál es la vitamina D que se toma una vez al mes?

Pulse aquí para ver el documento en formato PDF. Prospecto: Información para el usuario Videsil 25.000 UI solución oral Videsil 50.000 UI solución oral Videsil 100.000 UI solución oral Colecalciferol (vitamina D 3 ) Lea todo el prospecto detenidamente antes de empezar a tomar este medicamento, porque contiene información importante para usted.

Conserve este prospecto, ya que puede tener que volver a leerlo. Si tiene alguna duda, consulte a su médico, farmacéutico o enfermero.

– Este medicamento se le ha recetado solamente a usted, y no debe dárselo a otras personas aunque tengan los mismos síntomas que usted, ya que puede perjudicarles.

Si experimenta efectos adversos, consulte a su médico, farmacéutico o enfermero, incluso si se trata de posibles efectos adversos que no aparecen en este prospecto. Ver sección 4.

Contenido del prospecto 1. Qué es Videsil y para qué se utiliza 2. Qué necesita saber antes de empezar a tomar Videsil 3. Cómo tomar Videsil 4. Posibles efectos adversos 5. Conservación de Videsil 6. Contenido del envase e información adicional Videsil solución oral contiene colecalciferol (vitamina D 3 ).

  • La vitamina D 3 puede encontrarse en determinados alimentos, además de producirla la piel en presencia de luz solar.
  • La vitamina D 3 ayuda a los riñones y al intestino a absorber el calcio y contribuye al desarrollo de los huesos.
  • La falta de vitamina D 3 es la causa principal del raquitismo (una mineralización defectuosa de los huesos en niños) y de la osteomalacia (una mineralización inadecuada de los huesos en adultos).

Videsil solución oral se u sa para: Videsil 25.000 UI Prevenir y tratar la deficiencia de vitamina D 3 en adultos y adolescentes (niños de ≥ 12 años). Su médico puede recetarle este medicamento como complemento a una medicación específica para la pérdida de hueso.

Si es alérgico a la vitamina D 3 o a alguno de los demás componentes de este medicamento (incluidos en la sección 6). Si tiene niveles elevados de calcio en la sangre (hipercalcemia) o en la orina (hipercalciuria). Si tiene piedras en los riñones (cálculos renales). Si tiene niveles elevados de vitamina D3 en la sangre (hipervitaminosis D).

Advertencias y precauciones Consulte a su médico o farmacéutico antes de empezar a tomar Videsil:

Si está tomando determinados medicamentos usados para tratar los trastornos cardíacos (p. ej., glucósidos cardíacos, como la digoxina). Si padece sarcoidosis (un trastorno del sistema inmunitario que puede provocar un aumento de los niveles de vitamina D en el organismo). Si está tomando otros medicamentos que contengan vitamina D, o si toma alimentos o leche enriquecidos con vitamina D. Si es probable que tenga una exposición elevada a la luz solar mientras toma este medicamento. Si toma suplementos adicionales que contienen calcio, ya que podría desarrollar piedras en el riñón. Su médico controlará los niveles sanguíneos de calcio para asegurarse de que no son demasiado elevados mientras toma Videsil. Si está tomando de forma simultánea aportes complementarios de calcio o fosfato, dado que existe un aumento del riesgo de presentar niveles de calcio elevados en sangre (hipercalcemia). Si tiene problemas de riñón o alguna enfermedad renal. Es posible que su médico quiera medir sus niveles de calcio en sangre o en orina.

Su médico deberá controlar su nivel de calcio en la sangre mediante pruebas analíticas si toma una dosis equivalente a una dosis diaria de vitamina D 3 superior a 1.000 UI durante un periodo de tiempo prolongado. Uso de Videsil con otros medicamentos Informe a su médico o farmacéutico si está utilizando, ha utilizado recientemente o pudiera tener que utilizar cualquier otro medicamento.

Medicamentos que actúan en el corazón o en los riñones, como glucósidos cardíacos (p. ej., digoxina) o diuréticos (p. ej., bendroflumetiazida). Cuando se toman al mismo tiempo que la vitamina D 3, estos medicamentos pueden provocar un aumento sustancial del nivel de calcio en la sangre y la orina. Medicamentos que contienen vitamina D o si toma alimentos ricos en vitamina D, como algunos tipos de leche enriquecida con vitamina D. Actinomicina (un medicamento usado para tratar algunas formas de cáncer) y antifúngicos imidazólicos (p. ej., clotrimazol y ketoconazol, medicamentos usados para tratar las enfermedades provocadas por hongos). Estos medicamentos pueden afectar a la forma en la que su organismo procesa la vitamina D 3, Los siguientes medicamentos, dado que pueden interferir en el efecto o la absorción de la vitamina D 3 :

medicamentos antiepilépticos (anticonvulsivos), barbitúricos; glucocorticoides (hormonas esteroideas como la hidrocortisona o la prednisolona). Estos medicamentos pueden reducir el efecto de la vitamina D 3 ; medicamentos que reduzcan el nivel de colesterol en la sangre (como la colestiramina o el colestipol); determinados medicamentos para la pérdida de peso que reducen la cantidad de grasa que absorbe el organismo (p. ej., orlistat); determinados laxantes (como la parafina líquida).

Uso de Videsil con alimentos, bebidas y alcohol Preferiblemente, debe tomar este medicamento con una comida abundante para ayudar a su organismo a absorber la vitamina D 3, También puede mezclar la solución con alimentos fríos o templados para ayudarle a tomar este medicamento.

Para más información, ver la sección 3 «Cómo tomar Videsil». Embarazo, lactancia y fertilidad Si está embarazada o en periodo de lactancia, cree que podría estar embarazada o tiene intención de quedarse embarazada, consulte a su médico antes de utilizar este medicamento. Videsil no está recomendado durante el embarazo o la lactancia debido a la dosis elevada de vitamina D.

Conducción y uso de máquinas No se ha descrito que la vitamina D 3 tenga efectos sobre la capacidad de conducir y utilizar maquinaria. Siga exactamente las instrucciones de administración de este medicamento indicadas por su médico. En caso de duda, pregunte a su médico o farmacéutico.

  1. Su médico deberá definir la dosis necesaria en su caso.
  2. Preferiblemente, debe tomar Videsil con una comida abundante.
  3. Este medicamento tiene un ligero sabor a aceite de oliva.
  4. Videsil puede tomarse solo o también puede mezclar la solución con una pequeña cantidad de alimentos fríos o templados inmediatamente antes de tomarlo.

Asegúrese de tomar la dosis c ompleta. No guarde ningún producto o mezcla de comida que contenga Videsil para utilizarlo más tarde o en la siguiente comida. Uso en adultos y adolescentes (niños de ≥12 años) La dosis recomendada es una ampolla de 25.000 UI/mes.

Para el tratamiento d e la deficiencia de vitamina D, se ajustará la dosis en función del nivel de vitamina D en su sangre (niveles de 25(OH)D). Para el tratamiento de la deficiencia de vitamina D sintomática, la dosis recomendada es una ampolla de 100.000 UI o 2 ampollas de 50.000 UI en una semana. Puede considerarse una dosis de mantenimiento de una ampolla de 25.000 UI/mes.

Uso en niños Videsil no está recomendado en niños menores de 12 años de edad. Uso en pacientes con insuficiencia renal Videsil no debe usarse en pacientes con insuficiencia renal grave, dado que la vitamina D en forma de colecalciferol no se metaboliza de forma normal y deben usarse otras formas de vitamina D.

Uso en pacientes con insuficiencia hepática No se requiere un ajuste de la dosis. Uso en pacientes de edad avanzada Deberá realizarse un control especial de los niveles de calcio en suero y orina y de la función renal en los pacientes de edad avanzada. Consulte con su médico. Si toma más Videsil del que debe Si usted o su hijo toman más medicamento del que se les ha recetado, deje de tomar este medicamento y consulte a su médico o farmacéutico.

Si no puede consultar a su médico, acuda al servicio de urgencias más cercano y lleve el envase consigo. Los síntomas más frecuentes de una sobredosis son: náuseas, vómitos, sed excesiva, producción de grandes cantidades de orina durante 24 horas, estreñimiento y deshidratación, así como niveles elevados de calcio en la sangre y la orina (hipercalcemia e hipercalciuria) observados en las pruebas analíticas.

  • También puede consultar al Servicio de Información Toxicológica, teléfono 915620420, indicando el medicamento y la cantidad tomada.
  • Si olvidó tomar Videsil No tome una dosis doble para compensar las dosis olvidadas.
  • Tome la dosis olvidada lo antes posible y tome las siguientes dosis en el día correcto.

No obstante, si es casi la hora de tomar la siguiente dosis, no tome la dosis olvidada; simplemente tome la siguiente dosis de forma normal. Si interrumpe el tratamiento con Videsil Si interrumpe el tratamiento con Videsil o lo deja de forma prematura, es posible que los síntomas empeoren o reaparezcan.

hinchazón en la cara, los labios, la lengua o la garganta dificultad para tragar urticaria y dificultad para respirar

Los posibles efectos adversos pueden incluir: Poco frecuentes (afectan a menos de 1 de cada 100 personas)

Demasiado calcio en la sangre (hipercalcemia) Demasiado calcio en la orina (hipercalciuria)

Raros (afectan a menos de 1 de cada 1000 personas)

Erupción en la piel Picor Urticaria

Comunicación de efectos adversos Si experimenta cualquier tipo de efecto adverso, consulte a su médico o farmacéutico,incluso si se trata de posibles efectos adversos que no aparecen en este prospecto.También puede comunicarlos directamente a través del Sistema Español de Farmacovigilancia de medicamentos de Uso Humano: https://www.notificaram.es,

Mediante la comunicación de efectos adversos usted puede contribuir a proporcionar más información sobre la seguridad de este medicamento. No conservar a temperatura superior a 30°C. Conservar este medicamento en el embalaje exterior para protegerlo de la luz. Mantener este medicamento fuera de la vista y del alcance de los niños.

No utilice este medicamento después de la fecha de caducidad que aparece en el envase después de CAD. La fecha de caducidad es el último día del mes que se indica. No utilice este medicamento si observa que la solución está turbia. Los medicamentos no se deben tirar por los desagües ni a la basura. Deposite los envases y los medicamentos que no necesita en el Punto SIGRE de la farmacia. En caso de duda pregunte a su farmacéutico cómo deshacerse de los envases y de los medicamentos que no necesita. De esta forma, ayudará a proteger el medio ambiente. Composición de Videsil

El principio activo es colecalciferol. Los demás componentes son acetato de tocoferol, oleato de poliglicerol (E475), aceite de oliva, aceite de piel de naranja dulce refinado.

Aspecto del producto y contenido del envase Ampollas transparentes de PVC/PVDC/PE: Videsil está disponible en envases de 1, 2, 3, 4, 5, 6, 8 y 10 ampollas de PVC/PVDC/PE. Ampollas transparentes de PVC/PVDC/PE en bolsa transparente: Videsil está disponible en envases de 1, 2, 3, 4, 5, 6, 8 y 10 ampollas de PVC/PVDC/PE.

Puede que solamente estén comercializados algunos tamaños de envases. Titular de la autorización de comercialización y responsable de la fabricación Titular de la autorización de comercialización Laboratorios Gebro Pharma, S.A. Avenida Tibidabo, 29 08022 Barcelona España Fabricante SMB Technology S.A.39, rue du parc industriel 6900 Marche en Famenne Bélgica Este medicamento está autorizado en los estados miembros del Espacio Económico Europeo con los siguientes nombres: Videsil: España, Portugal.

Fecha de la última revisión de este prospecto: Agosto 2021 La información detallada y actualizada de este medicamento está disponible en la página Web de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) http://www.aemps.gob.es/

¿Qué significa 100.000 UI en vitaminas?

Unidad usada para medir la actividad de muchas vitaminas, hormonas, enzimas y medicamentos. Una UI es la cantidad de una sustancia que tiene cierto efecto biológico. Para cada sustancia, hay un acuerdo internacional sobre el efecto biológico que se espera de 1 UI. También se llama Unidad Internacional.

¿Cómo se toma Deblax 100.000 UI?

Las cápsulas deben tragarse enteras, con un vaso de agua. Las cápsulas pueden tomarse con o sin comida. El tratamiento de la deficiencia de vitamina D debe hacerse bajo supervisión médica, la dosis de carga recomendada es de 2,5mg (100 000 UI). El médico tratante decidirá si es necesario indicar dosis adicionales.

¿Cuándo es mejor tomar vitamina D por la mañana o por la noche?

Cuándo tomar vitamina D – La respuesta es muy sencilla: no importa a qué hora del día tomes la Vitamina D, siempre y cuando la tomes con alimentos, explica la Dra. Manson. Su consejo: tómalo cuando te acuerdes de tomarlo (mañana, tarde o noche) y tómalo con una comida, dice ella.

¿Cuánto es lo máximo de vitamina D que se puede tomar?

¿Puede ser nociva la vitamina D?

Edad Límite Máximo
Niños de 4 a 8 años 75 mcg (3.000 UI)
Niños de 9 a 18 años 100 mcg (4.000 UI)
Adultos mayores de 19 años 100 mcg (4.000 UI)
Mujeres y adolescentes embarazadas y en período de lactancia 100 mcg (4.000 UI)

¿Cuánto dura el tratamiento con vitamina D?

Recomendaciones sobre cómo administrar la vitamina D. Guías internacionales y nacionales Recommendations for the administration of vitamin D. National and international guides Jódar Gimeno E. Jefe de Servicio de Endocrinología y Nutrición Clínica – Hospital Universitario Quirón – Madrid Profesor de Medicina – Universidad Europea de Madrid Dirección para correspondencia Introducción El sistema hormonal D, a pesar de ser conocido desde hace más de un siglo, ha sido ignorado hasta hace relativamente pocos años.

  1. Prueba de ello es su aún errónea denominación como “vitamina D”.
  2. Desde finales de los años 90 y con el cambio de siglo, el interés y los potenciales efectos benéficos de su suplementación y/o reemplazo han crecido enormemente, pasándose de recomendar unas dosis que empíricamente evitaban el raquitismo infantil, a llegar a recomendar mega-dosis.
You might be interested:  Como Es El Flujo Cuando Estás Embarazada De Pocos Días

El mejor conocimiento de sus efectos beneficiosos y de sus potenciales riesgos llevó a recomendar ingestiones limitadas por el Institute of Medicine en 2010 claramente inferiores a las recomendadas por otras sociedades científicas. Desde entonces persiste la controversia sin una respuesta clara que intentaremos resumir en este artículo.

Declaración española sobre la vitamina D en el manejo de la osteoporosis de 9 de marzo de 2006 El interés sobre los efectos de la vitamina D y la situación de déficit en amplios sectores de la población, tanto osteoporótica como aparentemente sana, comienza en nuestro país con una declaración genérica por parte de varias sociedades científicas implicadas en el manejo de la osteoporosis, consensuada en 2006 y publicada en 2007,

En ésta se proponen medidas para conocer su impacto y corregir sus déficits. Documento de posición de la IOF ( International Osteoporosis Foundation ) sobre recomendaciones de vitamina D en adultos mayores En un documento publicado en 2010, la IOF ( International Osteoporosis Foundation ) recomienda niveles superiores a 30 ng/ml (75 nmol/L) de 25(OH) vitamina D, requiriéndose para alcanzar dicho umbral suplementaciones de entre 800 y 1.000 UI/día (20-25 µg/día) en la mayoría de la población, aunque se contempla que la suplementación con vitamina D podría alcanzar las 2.000 UI/día en determinados individuos; entre otros, obesos, osteoporóticos, con exposición solar limitada (por ejemplo, institucionalizados), con problemas de absorción, etc.

Documento de posición sobre las necesidades y niveles óptimos de vitamina D Varios años después de la declaración previa, y esta vez liderado por la Sociedad Española de Investigación Ósea y del Metabolismo Mineral (SEIOMM) e incluyendo representantes de hasta otras 11 sociedades científicas implicadas en el manejo de esta situación (Asociación Española para el Estudio de la Menopausia; Fundación Hispana de Osteoporosis y Enfermedades Metabólicas Oseas, Sociedad Española de Cirugía Ortopédica y Traumatología, Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición, Sociedad Española de Fracturas Osteoporóticas, Sociedad Española de Geriatría y Gerontología, Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria, Sociedad Española de Medicina Familiar y Comunitaria, Sociedad Española de Medicina Interna, Sociedad Española de Reumatología, Sociedad Española de Rehabilitación y Medicina Física y la Sociedad Iberoamericana de Osteoporosis y Metabolismo Mineral) se elaboró un documento en el que se recomendaban concentraciones óptimas de 25OH vitamina D entre 30 y 75 ng/ml, y se consideraban como claramente patológicos niveles inferiores a 20 ng/ml.

Se reconocía la existencia de niveles insuficientes en amplios sectores de la población (del 30% en jóvenes al 87% en ancianos institucionalizados) ante la ausencia de suplementación en alimentos de consumo común y la limitada exposición solar. En dicho documento se recomendaban suplementos de vitamina D 2 o D 3 de 800-1.000 UI/día para ancianos y personas con osteoporosis (600-800 UI/día para mujeres post-menopáusicas),

Recomendaciones del Institute of Medicine (IOM) En medio de un creciente interés por los efectos beneficiosos de la hormona D en la salud ósea, muscular e incluso extra-esquelética que estaban llevando a proponer dosis progresivamente mayores de suplementos dietéticos -hasta alcanzar una ingestión de 2.000 UI o más al día-, el organismo encargado de sentar las ingestiones dietéticas de referencia en los Estados Unidos, el Institute of Medicine (IOM), publicó unas recomendaciones claramente restrictivas que enfriaron la euforia general sobre la vitamina D.

Se basan en los requerimientos promedios estimados ( EAR; Estimated Average Requeriments ) para conseguir una concentración de 25OH vitamina D de 16 ng/ml, que bastaría para las necesidades del 50% de la población, y los márgenes de ingestión dietética recomendada ( Recommended Dietary Allowances, RDA ) para alcanzar 20 ng/ml de 25OH vitamina D, que bastaría para cubrir las necesidades del 97,5% de la población americana aparentemente sana,

Sus márgenes de ingestión dietética recomendada ( Recommended Dietary Allowances, RDA ) para alcanzar tales cifras fueron sólo de 600 UI/día para la mayoría de la población americana, llegando a 800 UI/día sólo para mayores de 70 años, si bien se reconoce que las ingestiones máximas tolerables se sitúan en las 4.000 UI/día.

Estas recomendaciones se basan en la ausencia de pruebas de beneficios de concentraciones de 25OH vitamina D sérica superiores a 20 ng/ml y por los potenciales riesgos -nefrolitiasis y daños tisulares- que acaban con la teoría “más es mejor” imperante hasta aquel momento,

En cuanto a las ingestiones diarias necesarias para alcanzar esos niveles adecuados en sangre, el IOM señala una curva dosis respuesta entre ingestión y valores plasmáticos asociados que se resume en la siguiente fórmula : 25OH vitamina D en sangre (nmol/l) = 9,9 × ln (ingestión total de vitamina D (IU/día)) 25OH vitamina D en sangre (ng/ml) = 24,75 × ln (ingestión total de vitamina D (IU/día)) Por lo que unas 100 UI/día de vitamina D 2 (ergosterol) o D 3 (colecalciferol) subiría la concentración de 25OH vitamina D aproximadamente 3,25 ng/ml y unas 800 UI/día de vitamina D 2 o D 3 subiría unos 26 ng/ml las concentraciones de 25OH vitamina D.

Recomendaciones y guía de práctica clínica de la Endocrine Society norteamericana Sólo unas pocas semanas antes del informe de la IOM para personas aparentemente sanas, la Sociedad Norteamericana de Endocrinología ( Endocrine Society ) liberaba una guía de práctica clínica mucho más intervencionista y más favorable a la suplementación en busca de beneficios esqueléticos,

  • Recomiendan suplementos de vitamina D 2 (ergosterol) o D 3 (colecalciferol) -tras medida de 25OH vitamina D con un test fiable- en todos los sujetos deficientes.
  • Para adultos de más de 18 años se recomienda una ingestión de al menos 600 UI/día de vitamina D 2 o D 3 para maximizar la función ósea y muscular.

No obstante, se consideran niveles óptimos de 25OH vitamina D aquéllos superiores a 30 ng/ml, para lo que podrían ser necesarios ingestiones de al menos 1.500-2.000 UI/día de vitamina D, A partir de los 70 años, la Endocrine Society recomienda al menos 800 UI/día, reconociendo que para alcanzar su objetivo de 25OH vitamina D superior a 30 ng/ml pueden precisarse 1.500 a 2.000 UI/día de vitamina D 2 o D 3,

En poblaciones especiales como obesos, uso de anti-comiciales, glucocorticoides, antifúngicos o anti-virales para el VIH, pueden ser precisas dosis de 2 a 3 veces superiores. La citada guía recomienda como terapia para parientes deficientes en vitamina D las siguientes dosis: • Bebés y niños de hasta 1 año deficientes en vitamina D: 2.000 UI/día de vitamina D 2 o D 3 o 50.000 UI de vitamina D 2 o D 3 semanales durante 6 semanas para alcanzar las cifras objetivo de 25OH vitamina D seguidas por dosis de mantenimiento de 400-1.000 UI/día.

• Para chicos entre 1 a 18 años deficientes en vitamina D: 2.000 UI/día de vitamina D 2 o D 3 o 50.000 UI de vitamina D 2 o D 3 semanales durante 6 semanas para alcanzar las cifras objetivo de 25OH vitamina D seguidas por dosis de mantenimiento de 600-1.000 UI/día.

Para adultos deficientes en vitamina D: 50.000 UI de vitamina D 2 o D 3 semanales durante 8 semanas para alcanzar las cifras objetivo de 25OH vitamina D seguidas por dosis de mantenimiento de 1.500-2.000 UI/día. • Para obesos, pacientes con malabsorción y pacientes tratados con fármacos que afectan el metabolismo de vitamina D: 6.000 a 10.000 UI/día de vitamina D 2 o D 3 para alcanzar las cifras objetivo de 25OH vitamina D seguidas por dosis de mantenimiento de 3.000-6.000 UI/día.

• La dosis máxima tolerable de mantenimiento de vitamina D 2 o D 3 -que no debería superarse sin supervisión médica- sería 1.000 UI/día para bebés hasta los 6 meses, 1.500 UI/día para niños de 6 a 12 meses, al menos 2.500 UI/día para niños de entre 1 a 3 años, 3.000 UI/día para niños de 4 a 8 años y 4.000 UI/día para mayores de 8 años.

  • No obstante, la propia guía reconoce que pueden ser precisas dosis de 2.000 UI/día en niños hasta un año, 4.000 UI/día para niños entre 1 y 18 años y hasta 10.000 UI/día en mayores de 18 años para corregir la deficiencia de vitamina D.
  • Estas recomendaciones se basan en la asunción de que la relación entre la dosis recibida de vitamina D 2 y/o D 3 y la respuesta de 25OH vitamina D sérica se ajusta a una recta de regresión con una relación constante en la que por cada 100 UI/día de vitamina D ingerida, 25OH vitamina D aumenta 1 ng/ml (2,5 nmol/l),

La controversia entre las recomendaciones de la Endocrine Society y del Institute of Medicine En los meses siguientes a la aparición de las recomendaciones del IOM y la Endocrine Society se inició una polémica que aun se mantiene y que se centra en los valores de 25OH vitamina D recomendados como diana y en el reconocimiento o no de la existencia de beneficios extra-esqueléticos de ingestiones más elevadas de vitamina D,

La diferencia fundamental entre ambas asociaciones se refiere a la población para la que se hacen las recomendaciones, que para el Institute of Medicine son personas aparentemente sanas sin patologías o déficits conocidos en los que no abundan las pruebas de beneficios, especialmente extra-esqueléticos, de ingestas elevadas de vitamina D, mientras que la Guía de Práctica Clínica de la Endocrine Society se enfocan a pacientes con osteoporosis y otras condiciones de riesgo de déficit de vitamina D por lo que parece razonable que los objetivos y dosis sean más elevados.

La Endocrine Society, además, interpreta de forma más favorable las evidencias sobre los beneficios óseos, musculares y extra-esqueléticos, aunque reconoce que las pruebas sobre estos últimos no bastan para recomendar suplementos de vitamina D en la prevención o tratamiento de condiciones tales como la hipertensión arterial, la diabetes, diferentes cánceres o múltiples enfermedades autoinmunes.

Recomendaciones posteriores a la controversia Institute of Medicine-Endocrine Society En 2012, muchos de los firmantes de la guía de práctica clínica de la Endocrine Society publican una nueva revisión de sus recomendaciones en la que se discute el mejor parámetro para definir la concentración óptima de 25OH vitamina D -probablemente mejor las concentraciones en poblaciones que mantienen hábitos de vida ancestrales como los aborígenes o los masai, el menor volumen de osteoide que los valores de PTH muy dependientes de edad, sexo y función renal entre otros-, los beneficios esqueléticos, musculares y para la salud general de concentraciones de 25OH vitamina D superiores a 30 ng/ml y se señalan las diferencias entre recomendaciones para población general sana y para pacientes osteoporóticos.

Posteriormente al cruce de artículos mencionado, se produjo la recomendación relativa al uso de calcio y vitamina D del U.S. Preventive Services Task Force (USPSTF), El USPSTF es el organismo norteamericano encargado de hacer recomendaciones sobre la eficacia de servicios preventivos específicos para pacientes sin signos o síntomas de dichas patologías.

Sus recomendaciones, basadas en la revisión sistemática de las publicaciones disponibles y su meta-análisis para personas sin osteoporosis ni déficit de vitamina D conocido, son: • No hay pruebas de la eficacia de los suplementos de calcio y vitamina D para prevenir fracturas. • Tampoco las hay para recomendar dosis mayores de 400 UI/día de vitamina D 2 o D 3 junto a más de un gramo de calcio en la prevención primaria de fracturas, salvo en ancianos ingresados en residencias de pacientes crónicos.

Reglas para el cálculo de la dosis de reemplazo de vitamina D Como ya se ha comentado, el IOM y la Endocrine Society basan sus recomendaciones de reemplazo de vitamina D en distintas asunciones entre la relación existente entre la dosis de vitamina D recibida y la respuesta de 25OH vitamina D sérica (ver antes).

  • En un estudio con ingestiones bajas de vitamina D (800 UI/día) administradas a ancianos institucionalizados durante 16 meses con hipovitaminosis D severa, la curva dosis respuesta hallada fue de 3,6 ng/ml por cada 100 UI/día, casi 4 veces superior a la predicha por la Endocrine Society,
  • Usando la ecuación de regresión del IOM, el valor predicho fue de 26 ng/ml para la ingesta de 800 UI/día, similar al observado de 31,9 ng/ml y claramente superior al predicho por la regla de la Endocrine Society (un aumento de 8 ng/ml),

A raíz de esta observación y con el objetivo de confirmar la adecuación de las reglas de la relación de dosis-respuesta de ambas asociaciones, se ha estudiado los 41 trabajos disponibles en los que las dosis diarias administradas eran inferiores a 2.000 UI/día, con duración mayor de 3 meses y con medidas basales y finales de 25OH vitamina D.

  • Los cambios en ésta se compararon con los predichos por las fórmulas de la IOM, de la Endocrine Society (ver antes), así como la ecuación de regresión del Vitamin D Supplementation in Older Subjects (ViDOS) (25OHD (nmol/) = 54,5 + 24,6 x dosis/1.000 – 2,5 x dosis 2 /1.000 2 ),
  • La constante de la relación observada fue 2,12 (1,76-2,48) ng/ml (5,3 nmol/l) por cada 100 UI/día de ingestión.

Esto es, en promedio el doble de la predicha por la regla de la Endocrine Society, Las diferencias en porcentaje entre el valor esperado y el observado fueron: IOM – 7%; ViDOS + 2 y ES – 21%, por lo que los autores proponen que la regla de la Endocrine Society debería doblarse (un aumento de 2 ng/ml por cada 100 UI/día),

En cualquier caso, la mayoría de recomendaciones de reemplazo de vitamina D hacen mención al uso de dosis diarias, semanales o mensuales puesto que recientes evidencias han demostrado que la administración de megadosis anuales de vitamina D (500.000 UI/anuales de colecalciferol) se asoció a un aumento del riesgo de caídas del 15% y de fracturas del 26% en mujeres de más de 70 años,

Datos similares se han publicado en varones ancianos aparentemente sanos, La mayoría de los datos disponibles y las recomendaciones de las sociedades científicas se basan en la administración de suplementos orales de vitamina D 3 (colecalciferol) o D 2 (ergocalciferol).

No obstante, las formulaciones disponibles en cada país son diferentes. Un estudio en población general ha evaluado la eficacia y seguridad de la administración de 50.000 UI/mensuales de vitamina D 3 ; en el conjunto de pacientes, la inmensa mayoría alcanzaron concentraciones superiores a 20 ng/ml y más de ¾ valores entre 20-50 ng/ml.

En este estudio no se identificaron efectos adversos significativos, Por otra parte, en sujetos sanos se ha comprobado que calcifediol es entre 4 y 5 veces más efectivo que vitamina D 3 para aumentar las concentraciones séricas de 25OH vitamina D, por lo que en caso de seleccionar calcifediol deben darse dosis entre 4 y 5 veces más bajas.

You might be interested:  Como Cortar La Regla Para Tener Relaciones

Debe recordarse de que para obtener los beneficios para la salud de los suplementos de vitamina D está indicado mantener el tratamiento con vitamina D 2, D 3 o calcifediol mientras persistan los factores predisponentes al desarrollo de este déficit, lo que en la mayoría de los casos supondrá un tratamiento indefinido.

Por otra parte, si se está tratando la deficiencia de vitamina D, debemos conocer la respuesta al tratamiento, con vistas al cambio de régimen o a su intensificación. Es necesario tener en cuenta la variabilidad estacional y el uso de fármacos que pueden alterar la tasa de respuesta (como corticoides o inductores hepáticos).

  1. El control anual está indicado para ajustar la pauta de tratamiento.
  2. También recientemente se ha comunicado la posibilidad de un mayor riesgo de litiasis y de hipercalcemia mayor del esperado,
  3. En resumen, aunque existe un acuerdo general en cuanto a la prevalencia elevada del déficit de vitamina D, especialmente en algunas poblaciones como los osteoporóticos y ancianos, hay diferencias amplias en cuanto a las dosis recomendadas de reemplazo y a su suplementación.

Como norma general razonable, 800-1.000 UI/día de ergocalciferol o colecalciferol diarias o sus equivalentes semanales o mensuales pueden recomendarse. Calcifediol a dosis 4-5 veces inferiores también es una aproximación razonable. Teniendo en cuenta que hay una correlación entre el número de UIs administradas y el nivel sérico de 25OH vitamina D alcanzado, la dosis más alta de ese rango (1.000 UI/día) podría aumentar la probabilidad de que los individuos alcanzaran valores superiores a 30 ng/ml.

Además, se podría considerar administrar a determinados individuos y/o en determinadas circunstancias dosis de suplementación de hasta 2.000 UI/día. Bibliografía 1. Quesada JM, Jodar E, Sánchez C, Pérez-López F, Díaz-Curiel M, Herrera A, et al. Declaración española sobre la Vitamina D en el manejo de la osteoporosis.

Endocrinol Nutr 2007;54:402-3.2. Dawson-Hugues B, Mithal A, Bonjour JP, Boonen S, Burckhardt P, Fuleihan EH, et al. IOF position statement: vitamin D recommendations for older adults. IOF position statement: vitamin D recommendations for older adults. Osteoporos Int 2010 Jul;21:1151-4.3.

Gómez de Tejada Romero MJ, Sosa Henríquez M, Del Pino Montes J, Jodar Gimeno E, Quesada Gó«mez JM, Cancelo Hidalgo MJ, et al. Sociedad Española de Investigación Ósea y del Metabolismo Mineral (SEIOMM) y Sociedades afines. Documento de posición sobre las necesidades y niveles óptimos de vitamina D. Rev Osteoporos Metab Miner 2011;3:53-64.4.

Committee to Review Dietary Reference Intakes for Vitamin D and Calcium & Institute of Medicine. Dietary Reference Intakes for Calcium and Vitamin D. The National Academies Press, 2011.5. Aloia JF. The 2011 report on dietary reference intake for vitamin D: where do we go from here? J Clin Endocrinol Metab 2011;96:2987-96.6.

  1. Taylor CL, Carriquiry AL, Bailey RL, Sempos CT, Yetley EA.
  2. Appropriateness of the probability approach with a nutrient status biomarker to assess population inadequacy: a study using vitamin D.
  3. Am J Clin Nutr 2013;97:72-8.7.
  4. McKenna MJ, Freaney R, Meade A, Muldowney FP.
  5. Hypovitaminosis D and elevated serum alkaline phosphatase in elderly Irish people.

Am J Clin Nutr 1985;41:101-9.8. McKenna MJ, Freaney R, Meade A, Muldowney FP. Prevention of hypovitaminosis D in the elderly. Calcif Tissue Int 1985;37:112-6.9. Holick MF, Binkley NC, Bischoff-Ferrari HA, Gordon CM, Hanley DA, Heaney RP, et al. Endocrine Society.

Evaluation, treatment, and prevention of vitamin D deficiency: an Endocrine Society clinical practice guideline. J Clin Endocrinol Metab 2011;96:1911-30.10. Swiglo BA, Murad MH, Schünemann HJ, Kunz R, Vigersky RA, Guyatt GH, et al. A case for clarity, consistency, and helpfulness: state-of-the-art clinical practice guidelines in endocrinology using the grading of recommendations, assessment, development, and evaluation system.

J Clin Endocrinol Metab 2008;93:666-73.11. Heaney RP, Holick MF. Why the IOM recommendations for vitamin D are deficient. J Bone Miner Res 2011;26:455-7.12. Rosen CJ, Abrams SA, Aloia JFG, Brannon PM, Clinton SK, Durazo-Arvizu RA, et al. IOM Committee Members Respond to Endocrine Society Vitamin D Guideline.

J Clin Endocrinol Metab 2012;97:1146-52.13. Holick MF, Binkley NC, Bischoff-Ferrari HA, Gordon CM, Hanley DA, Heaney RP, et al. Guidelines for preventing and treating vitamin D deficiency and insufficiency revisited. J Clin Endocrinol Metab 2012;97:1153-8.14. Moyer VA, on behalf of the U.S. Preventive Services Task Force Vitamin D and Calcium Supplementation to Prevent Fractures in Adults: U.S.

Preventive Services Task Force Recommendation Statement. Ann Inter Med 2013;158:691-6.15. GallagherJC, Sai A, Templin TII, Smith L. Dose response to vitamin D supplementation in postmenopausal women: a randomized trial. Ann Intern Med 2012;156:425-37.16.

McKenna MJ, Murray BF. Vitamin D dose response is underestimated by Endocrine Society’s Clinical Practice Guideline. Endocr Connect 2013;2:87-95.17. Sanders KM, Stuart AL, Williamson EJ, Simpson JA, Kotowicz MA, Young D, et al. Annual high-dose oral vitamin D and falls and fractures in older women: a randomized controlled trial.

JAMA 2010;303:1815-22.18. Bleicher K, Seibel M, Cumming R, Naganathan V. (Abstract) Older Men With Either High or Low Serum 25-hydroxy Vitamin D levels have Significantly Increased Fracture Risk: Results From the Prospective CHAMP Study Congress of the American Society of Bone and Mineral Research, 2012.19.

Binkley N, Gemar D, Engelke J, Gangnon R, Ramamurthy R, Krueger D, et al. Evaluation of ergocalciferol or cholecalciferol dosing, 1,600 IU daily or 50,000 IU monthly in older adults. J Clin Endocrinol Metab 2011;96:981-8.20. Cashman KD, Seamans KM, Lucey AJ, Stöcklin E, Weber P, Kiely M, et al. Relative effectiveness of oral 25-hydroxyvitamin D3 and vitamin D3 in raising wintertime serum 25-hydroxyvitamin D in older adults.

Am J Clin Nutr 2012;95:1350-6.21. Gallagher JC, Peacock M, Yalamanchili V, Smith LM. Effects of vitamin D supplementation in older African American women. J Clin Endocrinol Metab 2013;981137-46. Dirección para correspondencia: Esteban Jódar Gimeno c/Diego de Velázquez, 2 28223 Pozuelo de Alarcón Madrid (España) Correo electrónico: [email protected]

¿Cómo se toma la vitamina D en ayunas o con las comidas?

La vitamina D es un nutriente necesario para la salud, ya que ayuda al cuerpo a absorber el calcio, una de las principales sustancias necesarias para tener huesos fuertes, según el Instituto Nacional de Salud (NIH, por sus siglas en inglés). “Junto con el calcio, la vitamina D contribuye a prevenir la osteoporosis, una enfermedad que hace que los huesos se vuelvan más delgados y débiles y sean más propensos a fracturas”, explica el instituto.

  • Asimismo, señala que los músculos la necesitan para el movimiento, y los nervios para transmitir mensajes entre el cerebro y otras partes del cuerpo.
  • Esta vitamina es indispensable para que el sistema inmunitario pueda combatir las bacterias y los virus que lo atacan.
  • Sin embargo, el consumo de vitamina D dependerá de la edad, según el Instituto: – Bebés hasta los 12 meses: 10 microgramos (mcg).

– Niños de 1 a 13 años: 15 mcg. – Adolescentes de 14 a 18 años: 15 mcg. – Adultos de 19 a 70 años: 15 mcg. – Adultos mayores de 71 años: 20 mcg. – Mujeres y adolescentes embarazadas o en período de lactancia: 15 mcg. No obstante, son muy pocos los alimentos que contienen esta vitamina en forma natural, está presente en pescados grasos, como la trucha, el salmón, el atún y la caballa, así como los aceites de hígado de pescado.

Por tal razón, la vitamina D se encuentra en suplementos de multivitaminas y multiminerales. También se puede conseguir en forma de suplementos dietéticos que contienen solo vitamina D o vitamina D combinada con algunos otros nutrientes. Las dos formas de vitamina D disponibles en suplementos son D2 (ergocalciferol) y D3 (colecalciferol).

Ambas aumentan la concentración de vitamina D en la sangre, aunque la D3 podría elevarla más y por más tiempo que la D2. Como la vitamina D es liposoluble, se absorbe mejor cuando se toma con una comida o una merienda que contenga algo de grasa. Por ello Neil Levin, nutricionista clínico de NOW Foods, le dijo al diario The Washington Post que lo ideal es consumirla después del desayuno.

¿Qué pasa cuando hay falta de vitamina D?

¿Qué problemas causa la deficiencia de vitamina D? – La carencia de vitamina D puede conducir a una pérdida de densidad ósea, lo que puede llevar a sufrir osteoporosis y fracturas (huesos rotos). La deficiencia grave de vitamina D también puede causar otras enfermedades:

En niños, puede causar raquitismo, El raquitismo es una enfermedad rara que hace que los huesos se ablanden y se doblen. Los bebés y niños afrodescendientes tienen un mayor riesgo de tener raquitismo En adultos, la deficiencia grave de vitamina D provoca osteomalacia. La osteomalacia causa huesos débiles, dolor óseo y debilidad muscular

¿Qué personas no deben de tomar vitamina D3?

Seguridad y efectos secundarios – Tomada en dosis adecuadas, la vitamina D se suele considerar segura. Sin embargo, tomar demasiada vitamina D en forma de suplementos puede ser dañino. Los niños mayores de 9 años, adultos y mujeres embarazadas o que están amamantando que toman más de 4000 UI por día de vitamina D pueden experimentar lo siguiente:

  • Náuseas y vómitos
  • Poco apetito y pérdida de peso
  • Estreñimiento
  • Debilidad
  • Confusión y desorientación
  • Problemas con el ritmo cardíaco
  • Cálculos renales y daño renal

¿Qué alimentos son altos en vitamina D?

Algunos alimentos en los que podemos encontrar vitamina D son: huevos, mantequilla, leche y aceites de pescado. La luz del sol favorece la formación de vitamina D en el organismo.

¿Qué pasa si tomo la vitamina D en ayunas?

¿Cuál es la mejor hora para tomar vitamina D? – Tal y como afirmó Neil Levin, nutricionista clínico de NOW Foods, al diario The Washington Post, la mañana es el mejor momento del día para tomar suplementos multivitamínicos, La explicación se encuentra en que las vitaminas liposolubles como la vitamina D son mejor absorbidas por el cuerpo con la primera comida del día, es decir, durante el desayuno.

¿Cuál es la mejor vitamina para dormir?

5. Conclusión –

  • Las vitaminas son sustancias vitales que juegan un papel clave en innumerables procesos corporales y son esenciales para el funcionamiento saludable del cuerpo y la mente.
  • La deficiencia de vitaminas es perjudicial para la salud y el bienestar y afecta no solo el rendimiento diario sino también el sueño.
  • Muchas vitaminas B (especialmente la vitamina B6 y B12), la vitamina C y la vitamina D pueden tener una influencia decisiva en el sueño y promover la calidad y cantidad del sueño.
  • Por lo general, se puede garantizar un suministro suficiente de vitaminas a través de una dieta equilibrada y se puede respaldar eficazmente con la ayuda de suplementos dietéticos.

¿Qué pasa si tomo 5000 UI de vitamina D?

¿Cómo utilizar la vitamina D y qué dosis de suplementación sería la más idónea para tener el mejor balance eficacia/seguridad? How to use vitamin D, and what supplementary dose would be the optimum to achieve the best balance between efficacy and security? Torres del Pliego E., Nogués Solán X.

Servicio Medicina Interna – Unidad de Investigación en Fisiopatología Osea y Articular (URFOA) – Instituto Hospital del Mar de Investigaciones Médicas (IMIM) – Red de Envejecimiento y Fragilidad (RETICEF) – Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) Dirección para correspondencia La vitamina D es un esteroide que se sintetiza en la piel gracias a la luz solar y/o mediante la ingestión de alimentos que la contienen, y desempeña un papel fundamental en la mineralización del sistema óseo en todas las edades.

La vitamina D no es tan sólo un nutriente, sino que se considera como un verdadera hormona con diversas funciones y una principal, que es mantener el calcio sérico en un nivel fisiológicamente aceptable para que desempeñe sus funciones metabólicas, la transducción de señales y la actividad neuromuscular,

  • El proceso de síntesis y metabolización de la vitamina D es bien conocido desde los años veinte del siglo XX.
  • En forma resumida, el proceso se inicia en la transformación del 7-dihidrocolesterol a provitamina D y posteriormente a vitamina D, inicialmente inerte, que requiere dos hidroxilaciones para ser biológicamente activa ( figura 1 ).

La primera hidroxilación, sea sobre la vitamina D 2 (ergocalciferol) o sobre la vitamina D 3 (colecalciferol), es llevada a cabo en el hígado, donde llega unida a la proteína fijadora de la vitamina D, que da lugar a la 25(OH) vitamina D, principal forma circulante y cuyos niveles sanguíneos son los utilizados para valorar el estado de déficit, normalidad o intoxicación; la segunda hidroxilación se produce principal y fundamentalmente en el riñón -aunque existen otros tejidos donde también se puede producir, como la mama, el colon, la próstata, etc.-, donde se convierte en la forma biológicamente activa, la 1,25(OH) 2 vitamina D o calcitriol, cuyas funciones fundamentales son aumentar la absorción de calcio y fósforo en el intestino, inhibir la formación de osteoclastos para la reabsorción ósea y reducir la producción de hormona paratiroidea (PTH) ; pero además, la 1,25(OH) 2 vitamina D, producida localmente en tejidos no relacionados con el metabolismo del calcio, puede tener la finalidad de regular una amplia variedad de funciones biológicas, incluidas el crecimiento celular, la apoptosis, la angiogénesis, la diferenciación y la regulación del sistema inmunológico, que serían las denominadas como acciones no clásicas de la vitamina D. Niveles óptimos de vitamina D Considerando las muchas e importantes funciones de la vitamina D tanto en el esqueleto como fuera de él, parece lógico asumir que los niveles de dicha vitamina deben ser óptimos para que se puedan cumplir sus funciones, Sin embargo, todavía hay mucha controversia sobre cuáles son los niveles óptimos de 25(OH) vitamina D para mantener la salud ósea y disminuir el riesgo de déficit de la misma. Conocer cuáles son los niveles de 25(OH) vitamina D óptimos supone el punto de partida para saber cuál será el aporte suplementario necesario de vitamina D para llegar a esos niveles, pues está ampliamente reconocido que exite una deficiencia en general de vitamina D en la población, En general, el acuerdo de los expertos y de la mayoría de las sociedades científicas relacionadas con el tema es considerar deficiencia de vitamina D a valores inferiores a 20 ng/ml, insuficiencia entre 21-29 ng/ml y suficiencia a valores >30 ng/ml, siendo el rango entre 40-60 ng/ml el preferido, y se asume intoxicación por vitamina D, en general, a valores superiores a 150 ng/ml ( tabla 1 ), El acuerdo general es que valores por debajo de 20 ng/ml son insufiencientes; sin embargo la polémica se centra en si es necesario llegar a los 30 ng/ml para conseguir los efectos óseos y extraóseos de la vitamina D, Existen datos histomorfométricos que indican que con niveles por debajo de los 30 ng/ml el volumen de osteoide sería mayor, y datos de biopsias en los que el diagnóstico de osteomalacia sería del 25% en los individuos con estos niveles de vitamina D, A nivel óseo, los niveles entre 24 ng/ml y 32 ng/ml parecen ser los adecuados para reducir el riesgo de fracturas e incluso de caídas, ¿Cómo conseguir dichos niveles óptimos de vitamina D? La primera fuente y la más importante es la exposición solar, de la que se obtiene hasta el 90% de la vitamina D, cuya producción depende del ángulo solar incidente; así, por ejemplo, se ha visto que la exposición solar de todo el cuerpo con un mínimo eritema (coloración rosada de la piel a las 24 h de la exposición solar) supone el alcance de unos niveles de vitamina D comparables a la toma de 10.000 a 25.000 UI de vitamina D orales, Sin embargo, la exposición solar en invierno en algunas determinadas latitudes no produce ninguna cantidad de vitamina D 3, De esta forma, en algunos lugares, como en Boston, se recomienda que los hombres y mujeres de raza blanca expongan la cara y los brazos, o los brazos y las piernas, a la luz del sol tres veces por semana aproximadamente durante el 25% del tiempo que produciría una quemadura leve en primavera, verano y otoño, Otros factores que influyen en la disminución de la producción de vitamina D por la exposición solar son las cremas de protección solar, la mayor pigmentación cutánea y mayor edad (fundamentalmente mayores de 65 años), El aporte dietético contribuye a conseguir los niveles óptimos de vitamina D. El número de alimentos que contienen de manera natural una cantidad importante de vitamina D es limitado, lo que determinó que algunos de ellos, por ejemplo, la leche, las sodas, el pan e incluso la cerveza, se enriquecieran con vitamina D en Inglaterra en los años 30. Sin embargo se produjeron presuntos casos de intoxicación por dicha vitamina en niños en la década de los 50, lo que produjo una regulación europea mucho más rígida, permitiendo sólo el enriquecimiento de la margarina, algo que se mantiene en la actualidad. Por otro lado, en Estados Unidos, a partir del año 2003 se enriquecieron los zumos, lo que parece haber dado una similar efectividad que los suplementos orales, El aporte diario recomendado de vitamina D es actualmente objeto de polémica. El Instituto de Medicina de los EE.UU. (IOM) y las sociedades de Endocrinología y la Task Force no están de acuerdo en la cantidad necesaria diaria, aunque coinciden en que existe deficiencia entre la población. La explicación coherente del tema estaría en que la IOM y la Task Force harían recomendaciones para la población sana en general, mientras que las sociedades médicas intentarían dar recomendaciones para pacientes y casos especiales, Esta situación ha creado confusión entre los facultativos no expertos en el tema y polémica editorial entre los propios expertos, El IOM recomienda 600 para la población de entre 1 y 70 años y 800 UI/día para la población de 71 o más años, y con un nivel máximo de ingesta diaria de 4.000 UI para mantener niveles de 25(OH) vitamina D superiores a 20 ng/ml, que sería lo necesario para la salud en general de la población, Por otra parte, la Sociedad de Endocrinología de los EE.UU. recomendaría niveles superiores a 30 ng/ml, y, para ello, una ingesta de 1.500-2.000 UI diarias, En esta misma línea, la IOF ( International Osteoporosis Foundation ) también recomienda niveles superiores a 30 ng/ml (75 nmol/L) de 25(OH) vitamina D, requiriéndose para alcanzar dicho umbral suplementaciones de entre 800 y 1.000 UI/día (20-25 µg/día). Además se establece que hay una correlación entre la cantidad de vitamina D suplementada y el nivel sérico de 25(OH) vitamina D que se alcanza, que sería de aproximadamente de 2,5 nmol/L (rango 1,75-2,75 nmol/L) por cada 100 UI (2,5 µg) de vitamina D adicionales, Por lo anterior, se podría pensar que una suplementación en el rango superior de las recomendaciones de IOF (1.000 UI/día) aumentaría la probabilidad de los pacientes de alcanzar niveles de 30 ng/ml, en comparación con una suplementación con menor dosis. Al igual que la Endocrine Society, la IOF también considera que la suplementación con vitamina D podría alcanzar las 2.000 UI/día en determinados pacientes; entre otros, obesos, osteoporóticos, con exposición solar limitada (por ejemplo, institucionalizados), con problemas de absorción, etc., En relación con lo anterior, a nivel óseo en general, dosis superiores a 800 UI serían las adecuadas para disminuir fracturas de cadera y no vertebrales en pacientes mayores de 65 años, Exceso o intoxicación por vitamina D Administrar una dosis excesiva de vitamina D no aporta más beneficios, y sí tiene mayor riesgo de intoxicación. El riesgo de intoxicación viene determinado por los niveles de 25(OH) vitamina D y la presencia de hipercalcemia. Es cierto que probablemente sean necesarias dosis mucho más altas de 4.000 UI/día para producir intoxicación; así, el aporte excesivo de vitamina D (habitualmente >10.000 UI/día) durante muchos meses puede provocar intoxicación por vitamina D, que se detecta por niveles notablemente elevados de 25(OH) vitamina D, hipercalcemia e hiperfosfatemia. Sin embargo, se han descrito regímenes de dosis elevadas (de 5.500 a 11.000 UI diarias durante más de 20 semanas) en pacientes con niveles basales deficitarios sin producirse hipercalcemia, En pacientes obesos se ha visto que las necesidades de suplementación de vitamina D son más altas, y por ello algunos autores han considerado la siguiente fórmula: Dosis necesaria de vitamina D en UI = -10, Sin embargo, existen diversos estudios donde se sugiere una relación no lineal en la relación existente entre la 25(OH) vitamina D y la mortalidad, con incremento de la misma tanto en niveles sanguíneos bajos de 25(OH) vitamina D como con niveles altos. Así, Melamed y cols. objetivaron un incremento en el riesgo de todas las causas de mortalidad en mujeres con dosis de 25(OH) vitamina D 50 ng/ml. Un fenómeno de curva en U parece evidenciarse con los niveles de mortalidad y vitamina D. Michaëlsson y cols. observaron un 50% de mayor mortalidad total en 1.194 varones de una edad media de 71 años con niveles bajos de 25(OH) vitamina D (en torno a 18,5 ng/ml), pero también en niveles más altos (alrededor de 39 ng/ml). Un reciente meta-análsis ha demostrado datos similares con beneficio en cuanto a mortalidad en valores óptimos entre los 31 y 35 ng/ml, Contrariamente a lo que se podría suponer, no existe una posición unánime sobre el nivel máximo de vitamina D para evitar un supuesto riesgo. Por ello, se necesitan estudios controlados y aleatorizados con administración de diferentes dosis de vitamina D para establecer con seguridad cuáles son las dosis óptimas y cuáles las que podrían llegar a ser perjudiciales, Conclusión En la práctica clínica tomar decisiones sobre tratamiento es siempre difícil, y aún más cuando existe polémica sobre cuándo y cómo. En estos momentos las evidencias y los consensos, las guías de Sociedades Científicas y la opinión de los expertos demuestran la importancia de la vitamina D como hormona que influye en numerosos procesos metabólicos, entre ellos el metabolismo óseo como más importante. Todos están de acuerdo en que existe déficit entre la población general y, sobre todo, en las poblaciones afectadas de osteoporosis. Sin embargo, sobre los niveles óptimos de vitamina D se estaría dudando entre los 20 y los 39 ng/ml, aunque parece que hay bastante consenso en establecer un nivel mínimo en 30 ng/ml. Tampoco existe unanimidad sobre el nivel maximo que se debe alcanzar y si puede ser razonablemente peligroso, no por producir alteraciones metabólicas graves como la hipercalcemia, sino por posibles aumentos sobre la mortalidad cardiovascular. En cuanto a la suplementación, se está de acuerdo en la necesidad de realizarla pero las dosis también son objeto de discusión. Parece claro que para la mayoría de los individuos se necesitarían entre 800 y 1.000 UI al día y que una suplementación en el rango superior de ese intervalo (1.000 UI/día) aumentaría la probabilidad de que los pacientes consiguieran niveles séricos de 25(OH) vitamina D superiores a 30 ng/ml, aunque también es posible que algunos colectivos especiales precisen de dosis incluso más altas (hasta 2.000 UI/día) para alcanzar dichos niveles. Bibliografía 1. Holick MF. Vitamin D: A millenium perspective. J Cell Biochem 2003,88:296-307.2. Girgis CM, Clifton-Bligh RJ, Hamrick MW, Holick MF, Gunton JE. The roles of vitamin D in skeletal muscle: form, function, and metabolism. Endoc Rev 2013;34:33-83.3. Wacker M, Holick MF. Vitamin D – effects on skeletal and extraskeletal health and the need for supplementation. Nutrients 2013;5:111-48.4. Mithal A, Wahl DA, Bonjour JP, Burckhardt P, Dawson-Hughes B, Eisman JA, et al. Global vitamin D status and determinants of hypovitaminosis D. Osteoporos Int 2009;20:1807-20.5. Heaney RP. Vitamin D, nutritional deficiency, and the medical paradigm. J Clin Endocrinol Metab 2003;88:5107-8.6. Holick MF. High prevalence of vitamin D inadequacy and implications for health. Mayo Clin Proc 2006;81:353-73.7. Holick MF, Siris ES, Binkley N, Beard MK, Khan A, Katzer JT, et al. Prevalence of Vitamin D inadequacy among postmenopausal North American women receiving osteoporosis therapy. J Clin Endocrinol Metab 2005;90:3215-24.8. Alshahrani F, Aljohani N. Vitamin D: deficiency, sufficiency and toxicity. Nutrients 2013;5:3605-36.9. Heaney RP. Health is better at serum 25(OH)D above 30 ng/mL. J Steroid Biochem Mol Biol 2013;136:224-8.10. Priemel M, von Domarus C, Klatte TO, Kessler S, Schlie J, Meier S, et al. Bone mineralization defects and vitamin D deficiency: histomorphometric analysis of iliac crest bone biopsies and circulating 25-hydroxyvitamin D in 675 patients. J Bone Miner Res 2010;25:305-12.11. Bischoff-Ferrari HA, Shao A, Dawson-Hughes B, Hathcock J, Giovannucci E, Willett WC. Benefit-risk assessment of vitamin D supplementation. Osteoporos Int 2010;21:1121-32.12. Holick MF, Chen TC, Lu Z, Sauter E. Vitamin D and skin physiology: a D-lightful story. J Bone Miner Res 2007;22:V28-33.13. Webb AR, Kline L, Holick MF. Influence of season and latitude on the cutaneous synthesis of vitamin D3: exposure to winter sunlight in Boston and Edmonton will not promote vitamin D3 synthesis in human skin. J Clin Endocrinol Metab 1988;67:373-8.14. Tangpricha V, Turner A, Spina C, Decastro S, Chen TC, Holick MF. Tanning is associated with optimal vitamin D status (serum 25-hydroxyvitamin D concentration) and higher bone mineral density. Am J Clin Nutr 2004;80:1645-9.15. Matsuoka LY, Ide L, Wortsman J, MacLaughlin JA, Holick MF. Sunscreens suppress cutaneous vitamin D3 synthesis. J Clin Endocrinol Metab 1987;64:1165-8.16. Holick MF, Binkley NC, Bischoff-Ferrari HA, Gordon CM, Hanley DA, Heaney RP, et al. Evaluation, treatment, and prevention of vitamin D deficiency: an Endocrine Society clinical practice guideline. J Clin Endocrinol Metab 2011;96:1911-30.17. Rosen CJ, Abrams SA, Aloia JF, Brannon PM, Clinton SK, Durazo-Arvizu RA, et al. IOM committee members respond to Endocrine Society vitamin D guideline. J Clin Endocrinol Metab 2012;97:1146-52.18. Bouillon R, Van Schoor NM, Gielen E, Boonen S, Mathieu C, Vanderschueren D, et al. Optimal vitamin D status: a critical analysis on the basis of evidence-based medicine. J Clin Endocrinol Metab 2013;98:E1283-304.19. Ross AC, Manson JE, Abrams SA, Aloia JF, Brannon PM, Clinton SK, et al. The 2011 report on dietary reference intakes for calcium and vitamin D from the Institute of Medicine: what clinicians need to know. J Clin Endocrinol Metab 2011;96:53-8.20. Holick MF, Binkley NC, Bischoff-Ferrari HA, Gordon CM, Hanley DA, Heaney RP, et al. Guidelines for preventing and treating vitamin D deficiency and insufficiency revisited. J Clin Endocrinol Metab 2012;97:1153-8.21. Dawson-Hugues B, Mithal A, Bonjour JP, Boonen S, Burckhardt P, Fuleihan EH, Josse RG, Lips P, Morales-Torres J, Yoshimura N. IOF position statement: vitamin D recommendations for older adults. IOF position statement: vitamin D recommendations for older adults. Osteoporos Int 2010 Jul;21:1151-4.22. Bischoff-Ferrari HA, Willett WC, Orav EJ, Lips P, Meunier PJ, Lyons RA, et al. A pooled analysis of vitamin D dose requirements for fracture prevention. N Engl J Med 2012;367:40-9.23. Heaney RP, Davies KM, Chen TC, Holick MF, Barger-Lux MJ. Human serum 25-hydroxycholecalciferol response to extended oral dosing with cholecalciferol. Am J Clin Nutr 2003;77:204-10.24. Drincic A, Fuller E, Heaney RP, Armas LA.25-hydroxyvitamin D Response to Graded Vitamin D3 Supplementation Among Obese Adults. J Clin Endocrinol Metab 2013 Sep 13 (Epub ahead of print).25. Amer M, Qayyum R. Relationship between 25-hydroxyvitamin D and all-cause and cardiovascular disease mortality. Am J Med 2013;126:509-14.26. Melamed ML, Michos ED, Post W, Astor B.25-hydroxyvitamin D levels and the risk of mortality in the general population. Arch Intern Med 2008;168:1629-37.27. Michaelsson K, Baron JA, Snellman G, Gedeborg R, Byberg L, Sundstrom J, et al. Plasma vitamin D and mortality in older men: a community-based prospective cohort study. Am J Clin Nutr 2010;92:841-8.28. Zittermann A, Iodice S, Pilz S, Grant WB, Bagnardi V, Gandini S. Vitamin D deficiency and mortality risk in the general population: a meta-analysis of prospective cohort studies. Am J Clin Nutr 2012;95:91-100. Dirección para correspondencia: Xavier Nogués Passeig Marítim, 25-29 08003 Barcelona (España) Correo electrónico: [email protected]

You might be interested:  Como Instalar Star Plus En Smart Tv Samsung

¿Cómo se llama la enfermedad causada por el exceso de vitaminas?

Subsecretaría de Prevención y Promoción de la Salud Las vitaminas son nutrimentos esenciales para el organismo debido a que son necesarias para que se lleven a cabo diferentes funciones celulares; este grupo de sustancias se dividen en hidrosolubles y liposolubles.

  1. La diferencia entre ambas radica en que las primeras son utilizadas por el organismo inmediatamente y el excedente sale a través de la orina (excepto la vitamina B12) mientras que las liposolubles se almacenan en el tejido graso del cuerpo.
  2. Las vitaminas liposolubles que son la A, D, E y K que al ser consumidas en exceso, se acumulan y pueden provocar efectos adversos en el organismo lo que se conoce como hipervitaminosis; este padecimiento es difícil que ocurra a través de la dieta y es más frecuente que se presente por el consumo indiscriminado de complejos multivitamínicos.

Las hipervitaminosis que ocurren con mayor frecuencia son las de vitamina A y D; cuando se ingieren grandes cantidades de vitamina A (8,000 a 10,000 microgramos/día) pueden presentarse alteraciones de la piel, caída del pelo, debilidad, vómitos y en casos extremos trastornos hepáticos.

Adblock
detector