13 de diciembre de 1894: el gobierno del general José María Reina Barrios autoriza los estatutos de “El Porvenir de los Obreros”

13diciembre1894
Los miembros del Partido Unionisto en “La Casa del Pueblo” en 1919.  Los miembros de la Liga Obrero tuvieron un papel importantísimo en los movimientos contra el presidente Manuel Estrada Cabrera.  En el recuadro, el líder sindical Silverio Ortiz. Imágenes tomadas de Wikimedia Commons.

Después de la Independencia de Centroamérica en 1821 fueron abolidos los gremios de obreros que existían en la época colonial junto con la legislación de indias, por lo que los artesanos y obreros quedaron sin protección gremial.  Hasta 1920, solamente florecieron las asociaciones de carácter mutualista, al amparo del derecho general de asociación.

Dichas asociaciones mutualistas de esa época tenían las siguientes características:

  1. Su composición era artesanal. Sus miembros eran eran trabajadores que laboraban por cuenta propia o en pequeños talleres.
  2. Los fines que se propusieron se limitaron al socorro y auxilio mutuo o al estudio.
  3. No perseguían fines reivindicativos, ni se planteaban la lucha de clases.
  4. Un sentimiento elemental de cooperación unió legalmente a gentes a las que el infortunio tenía de hecho unidas.
  5. Un sentimiento elemental de ayudarse mutuamente como gente pobre y nada más.

Entre esas asociaciones, todavía sobrevive una: “El Porvenir de los Obreros”.  Esta asociación fue fundada el 18 de octubre de 1892, y sus estatutos fueron aprobados por el presidente, general José María Reina Barrios el 13 de diciembre de 1894 de acuerdo al siguiente decreto:

Palacio del Poder Ejecutivo, 13 de diciembre de 1894

El Presidente de la República tienen a bien conceder su aprobación a los treinta y tres artículos de que constan los estatutos de la sociedad de artesanos denominada “El Porvenir de los Obreros” fundada en esta capital el 18 de octubre de 1892, los cuales fueron emitidos el 28 de septiembre último.

Comuníquese.

  • Reina Barrios
  • El Secretario en el Despacho de Gobernación y Justicia: Manuel Estrada C.

Esta asociación tuvo un papel muy importante para la posibilidad de acción del movimiento mutualista, ya que sus estatutos sirvieron de modelo para las organizaciones mutuales posteriores. El Porvenir estaba compuesto originalmente por zapateros, carpinteros, herreros, sastres, panaderos y otros trabajadores de talleres artesanales del barrio El Tuerto de la ciudad capital, actualmente Barrio Gerona, en el Centro Histórico de la Ciudad de Guatemala.

En 1903 sus dirigentes firmaron un tratado de reciprocidad con los de la Sociedad de Artesanos Excélsior de San Salvador, con la finalidad de realizar actividades a favor de la unión de la clase obrera de Centroamérica. Y posteriormente, la mayoría de sus líderes, entre los que destaca Silvero Ortiz, formó la Liga Obrera en 1919, la cual tuvo un papel preponderante en la lucha de la población guatemalteca en contra del largo gobierno del licenciado Manuel Estrada Cabrera.

Tras el breve gobierno de Carlos Herrera, el golpe de estado de José María Orellana se encargó de neutralizar los logros obtenidos para las asociaciones mutualistas y las mismas sobrevivieron limitando sus actividades al ahorro, la ayuda mutua y la beneficencia gremial hasta que se reorganizaron nuevamente contra el gobierno del general Jorge Ubico en junio de 1944. Por cierto que el general Ubico mantuvo al líder Silverio Ortiz preso en la Penitenciaría Central para evitar la organización gremial contra su gobierno.


BIBLIOGRAFIA: