6 de marzo de 1886: Asamblea Legislativa declara electo a Barillas

La Asamblea Legislativa declara popularmente electo Presidente de la República al general Manuel Lisando Barillas, presidente interino, tras obtener el 99.8% del voto popular

El Teatro Colón tras su remodelación en 1892 para la celebración del IV Centenario del Descubrimiento de América ordenada por el presidente Manuel Lisandro Barillas.  Imagen tomada de Wikimedia Commons.

El gobierno dictatorial del general J. Rufino Barrios fue muy similar al de su antecesor, el general Rafael Carrera y al de sus sucesores Manuel Estrada Cabrera y Jorge Ubico, en el sentido de que no había libertad de prensa y sus enemigos politicos eran perseguidos duramente.  Pero en el caso de Barrios, su figura fue idealizada tras su muerte y todos los errores de su gobierno fueron atribuidos al general Juan Martín Barrundia, su Ministro de la Guerra.1

Era tal la animadversion que le tenían a Barrundia, que los mismos liberales se confabularon para evitar que éste se hiciera con el poder y lograron que fuera el general Manuel Lisandro Barillas, segundo designado a la presidencia quien se hiciera cargo del gobierno con la anuencia del presidente interino, Alejandro M. Sinibaldi, tan solo tres días después de la muerte de Barrios.2

Ya en el poder, Barillas convocó a elecciones el 26 de octubre de 1885, después de que la Asamblea había modificado la Constitución de la República para reducirle el poder, pues la Constitución había sido hecha para permitirle a Barrios gobernar dictatorialmente con la apariencia de democracia.3

Reproducimos a continuación el decreto de la Asamblea Legislativa que lo declara ganador, para que el lector se dé cuenta de que los fraudes electorales han estado de la mano de las elecciones generales en Guatemala.

Decreto Número 127:

La Asamblea Legislativa de la República de Guatemala

Considerando:

Que la Secretaría de Estado y del Despacho de Gobernación y Justicia remitió a este asamblea las copias certificadas de las actas de elecciones para president y Vice-Presidente Constitucional, practicadas en todos los Distritos electorales de la República en conformidad al decreto de convocatoria de 26 de octubre de 1885 y al reglamento de la misma fecha;

Que una comisión del seno de la Asamblea procedió a la abertura de los pliegos y al examen de las actas, encontrando que en las elecciones fueron observados los requisites esenciales y de forma que prescribe el reglamento de la material y la parte final del artículo 64 de la Constitución:

Que hecha la regulación respectiva resultó que votaron para Presidente 99424 ciudadanos y que de esos votos obtuvo el general Manuel Lisandro Barillas 99286, o sea mas de la mayoría absoluta que require el inceso 2.° del artículo de reforma al 52 de la ley constitutiva: que para Vice-Presidente sufragaron 99423 personas y que de esos sufragios obtuvo el Coronel D. Vicente Castañeda 79796, o sea más de la mayoría absoluta que exige el artículo citado.

Considerando: que concurren en los ciudadanos favorecidos por el voto popular las condiciones exigidas por los artículos 65 y 69 reformado de la ley fundamental, para ejercer el señor Barillas la Presidencia y el señor Castañeda la Vice-Presidencia de la República; y que en ese virtud y en observancia del ya citado artículo 52 es el caso de hacer la declaratoria respectiva.

Por tanto, DECRETA:

        • Artículo 1. °: Declárase popularmente electos Presidente de la República al General de División Manuel Lisandro Barillas y Vice-Presidente al coronel Vicente Castañeda, para el período constitucional que comenzará el 15 de marzo corriente y terminará en igual fecha del año 1890.
        • Artículo 2.°: Los ciudadanos electos tomarán posesión de sus cargos el mismo día 15 del mes en curso.

Pase al Ejecutivo para su publicación.

Dado en el Salón de Sesiones en Guatemala, a 6 de marzo de 1886.3

Algunas observaciones pertinentes:

  1. El señor Castañeda no es mencionado nuevamente en los libros de historia ya que Barillas dió un autogolpe de 1887 para eliminar las restricciones que le impusieron en 1885 y entre esas se eliminó la figura del vice-presidente.4
  2. Los únicos ciudadanos que podían votar eran los varones mayores de 18 años que supieran leer y escribir y tuvieran un oficio reconocido, y los mayores de 18 años que estuvieran prestando servicio militar. De esta cuenta, la inmensa mayoría de los votos que recibió Barillas fueron los de los soldados analfabetos que fueron acarreados a las urnas por los oficiales del ejército.
  3. Esta misma política se utilizó en varias de las elecciones y reelecciones posteriores de los gobernantes liberales que siguieron a Barillas.

BIBLIOGRAFIA:

  1. Arévalo Martínez, Rafael (1945). ¡Ecce Pericles!. Guatemala: Tipografía Nacional. p. vi.
  2. Hernández de León, Federico (1929). El libro de las efemérides: Capítulos de la Historia de la América Central. Tomo II. Guatemala: Tipografía Sánchez y de Guise. pp. 33-34.
  3. Guerra, Viviano (1886). Recopilación: Las Leyes emitidas por el Gobierno democrático de la República de Guatemala, 1883-85 IV. Guatemala: Tipografía de Pedro Arenales. pp. 721-725.
  4. Caballeros, Adrián F. (1887). Recopilación: Las Leyes de la República de Guatemala, 1887 VI. Guatemala: Tipografía La Unión. pp. 452-458.

30 de enero de 1886: elevan a Jalpatagua a municipio nuevamente

El gobierno del general Manuel Lisandro Barillas eleva nuevamente al poblado de Jalpatagua a la categoría de municipio

30enero1886
Sello postal de Guatemala emitido en 1886. Diseñado con el escudo de la República y en emisiones de 1 a 200 Centavos. Diseñado por Dr. E. Léon. e impreso en American Bank Note Co.   En el recuadro: el presidente Manuel Lisandro Barillas. Imágenes tomadas de Wikimedia Commons.

Los primeros habitantes de Jalpatagua fueron pipiles y pocomames que lucharon por la soberanía ante la conquista española y lograron mantenerse independientes por más tiempo que las otras naciones indígenas.  Eventualmente, fueron conquistados y el pueblo formado por los españoles fue llamada «Xalpatagua» y perteneció al curato de San Pedro Conguaco durante la colonia española.1

Jalpatagua fue uno de los municipios originales del Estado de Guatemala fundado en 1825; estaba en el departamento de Guatemala/Escuintla, cuya cabecera era la Nueva Guatemala de la Asunción, y que además de Jalpatagua tenía a los municipios de Guatemala, Amatitlán, Escuintla, Mixtán, Guazacapán, y Cuajiniquilapa.2

En preparación para el establecimiento de juicios de jurados, el gobierno de Guatemla estableció los circuitos para la administración de justicia en el territorio del Estado en 1836 y menciona que el poblado de Jalpatagua y varias de sus aldeas, como Coco, Azulco, Sapuyuca y Platanar, eran parte del Circuito del mismo nombre en el Distrito N.º 3 (Mita), junto con Sacualpa, Quezada, Tempisque, Conguaco, Comapa, Moyuta, Pasaco, San Vicente, San Diego, Laguna Grande, Don Melchor, San Isidro, Soyate y Coatepeque.3

La República de Guatemala fue fundada por el gobierno del presidente capitán general Rafael Carrera el 21 de marzo de 1847 para que el hasta entonces Estado de Guatemala pudiera realizar intercambios comerciales libremente con naciones extranjeras. El 25 de febrero de 1848 la región de Mita fue segregada de Chiquimula, convertida en departamento y dividida en tres distritos: Jutiapa, Santa Rosa y Jalapa. Específicamente, el distrito de Jutiapa incluyó al municipio del mismo nombre como cabecera, además de Yupiltepeque, Asunción y Santa Catarina Mita y los valles aledaños que eran Suchitán, San Antonio, Achuapa, Atescatempa, Zapotitlán, Contepeque, Chingo, Quequesque, Limones y Tempisque; además, incluyó como municipios a Comapa, Jalpatagua, Asulco, Conguaco y Moyuta.4

Eventualmente, Jalpatagua perdió la categoría de municipio, pero el 30 de enero de 1886 el gobierno del general Manuel Lisandro Barillas lo declaró nuevamente como tal, de acuerdo al siguientes decreto:5

Palacio del Gobierno: Guatemala, enero 30 de 1886.

Examinada la solicitud del Procurador municipal de Jalpatagua, referente a que se restablezca en ese pueblo la municipalidad que siempre había regido y que fue suprimida por acuerdo gubernativo; el general presidente, estimando ser conveniente para el buen servicio público el restablecimiento de aquella corporación, acuerda:  que se de comisión al Jefe Político de Jutiapa para que, conforme a las leyes de la materia, proceda a organizar la municipalidad que debe funcionar en el mencionado pueblo en el presente año de 1886. 

Comuníquese.

Manuel Lisandro Barillas5

El día sábado 8 de marzo de 1913 un terremoto de magnitud 6.4 azotó al territorio de Santa Rosa, destruyendo a la cabecera departamental, Cuilapa. Tanto el terremoto inicial como las réplicas destruyeron muchas casas, escuelas e incluso la catedral y la prisión, con una considerable cantidad de víctimas mortales; similar destrucción sufrieron las localidades de Cerro Redondo, Llano Grande y El Zapote, las cuales también sufrieron daños considerables. También fueron dañados seriamente los poblados de Fraijanes, Pueblo Nuevo Viñas, Coatepeque y Jalpatagua. En el área del epicentro, el terremoto provocó derrumbes y bloqueo de caminos y carreteras, e incluso se reportó una larga grieta que se formó en el Cerro Los Esclavos.6


BIBLIOGRAFIA:

  1. SEGEPLAN (s.f.). «Municipios del departamento de Jutiapa». SEGEPLAN, Gobierno de Guatemala. Guatemala. Archivado desde el original el 7 de julio de 2015.
  2. Pineda de Mont, Manuel (1869). Recopilación de las leyes de Guatemala, 1821-1869 I. Guatemala: Imprenta de la Paz en el Palacio.
  3. Ibid, p. 463-467.
  4. Ibid, p. 73-76.
  5. Guerra, Viviano (1887). Recopilación: Las Leyes emitidas por elSupremo Gobierno de la República de Guatemala, 1886 V. Guatemala: Tipografía de Pedro Arenales.
  6. Ambraseys, Nicholas; Adams, Robin A. (2001). The Seismicity of Central America; a descriptive catalogue 1898-1995 (en inglés). World Scientific. p. 309. ISBN 9781860942440.

17 de mayo de 1886: general Reina Barrios se casa con Algerie Benton

El general José María Reina Barrios contrae nupcias con la vedette estadounidense Algerie Benton en Nueva Orleans, Luisiana

83647D6B-B6B0-4EF1-ABE3-8BA84A923F07
La primera dama Algerie Benton durante la presidencia del general José María Reina Barrios. En el recuadro: la estatua ecuestre del general Reina Barrios en la Avenida La Reforma, muy cerca donde estaba la Villa Argelia. Imágenes tomadas de Wikimedia Commons.

La vida del general José María Reina Barrios y su familia fue una tragedia digna de ser relatada por un poeta de la talla de Homero o Virgilio ya que tiene todos los elementos que un autor de esa categoría podría desear para una magna obra literaria.  Por un lado, tenemos al respetado militar guatemalteco, sobrino del general y expresidente J. Rufino Barrios, masón de grado 33 y con estudios en Europa y Estados Unidos; por otro lado, tenemos a la señora Algerie Benton, quien era una vedette que provenía de una familia respetable de Virginia en los Estados Unidos y que contrajo matrimonio con el militar guatemalteco el 17 de mayo de 1886.1,2

La carrera de Reina Barrios tuvo muchos altibajos durante el gobierno del general presidente Manuel Lisandro Barillas, quien le tenía recelo por su jerarquía dentro del partido liberal guatemalteco, dado su parentesco con el extinto expresidente Barrios.  De esa cuenta, fue enviado a Europa como cónsul, pero al llegar se enteró que su nombramiento había sido revocado y tuvo que regresar a América, quedándose en los Estados Unidos.  Allí conoció a Benton y contrajo matrimonio con la bella dama, solamente para ser llamado a Guatemala y hecho prisionero por el gobierno de Barillas por su supuesta participación en unos levantamientos en Mataquescuintla.  Aunque posteriormente fue dejado en libertad, hubo un momento en que la Sra. Benton de Reina tuvo que rogar al ministro Antonio Batres Jáuregui para que le permitiera llevarle alimentos a su esposo.1,2

Reina Barrios llegó a la presidencia de Guatemala en 1892, tras ganar las elecciones para suceder al presidente Barillas, y aunque los primeros años de gobierno fueron de mucha bonanza y bienestar, el último año fue fatal para el Presidente y perturbador para la Primera Dama.  Al principio, la economía estaba muy pujante y en crecimiento gracias a que Brasil estaba inmerso en una guerra civil y por ello, el cultivo del café (principal producto de exportación de Brasil) estaba siendo muy rentable para Guatemala.3 Gracias a esto, Reina Barrios emprendió una serie de programas educativos, construyó obras faraónicas y se preocupó por embellecer a la Ciudad de Guatemala. Durante los años de prosperidad, la Sra. Benton de Reina era la envidia de la sociedad guatemalteca.  De hecho, el presidente construyó una nueva Casa Presidencial en el patio del antiguo Palacio Colonial y lo inauguró  con gran pompa junto con su esposa, y construyó la Villa Algeria para ella en el Paseo de La Reforma.4

Pero en 1897 todo cambió.  Brasil alcanzó la paz y empezó a producir café en grandes cantidades, haciendo que el precio del grano se desplomara estrepitósamente, dejando todos los proyectos de Reina Barrios a medias.5 El gobierno pasó de la bonanza al endeudamiento interno y externo y las revoluciones no se hicieron esperar.6-8 A pesar de haber aplacado las revueltas, el presidente fue asesinado el 8 de febrero de 1898, y aunque ya vivían prácticamente separados, la Sra. Benton perdió la razón.9 Ambos tuvieron una hija (que algunos historiados aseguran que no era del presidente sino que del general Salvador Toledo), quien fue recogida por el sucesor de Reina Barrios, el licenciado Manuel Estrada Cabrera.10


BIBLIOGRAFIA:

  1. Find a grave (9 de junio de 1919). «Miss Barrios dies». Times Picayune, Nueva Orleans, LA (en inglés). Archivado desde el original el 3 de noviembre de 2014.
  2. — (21 de abril de 1915). «Mrs. Barrios, visitor, passed away last night». Biloxi Daily Herald (en inglés). Archivado desde el original el 3 de noviembre de 2014.
  3. Saravia, José Miguel (1897). «Situación económica». La Ilustración Guatemalteca (Guatemala: Síguere, Guirola y Cía.) I (16).
  4. La Ilustración Guatemalteca (1 de enero de 1897). «Sociedad Elegante»La Ilustración Guatemalteca (Guatemala: Síguere, Guirola y Cía.) I (11). p. 172.
  5. La República (27 de febrero de 1897). «Ecos de la Prensa: Humorismos financieros». La Ilustración Guatemalteca (Guatemala: Síguere, Guirola y Cía.) I (16): 240.
  6. Luján Muñoz, J. (2003). Las Revoluciones de 1897, La Muerte de J. M. Reina Barrios y la Elección de M. Estrada Cabrera. Guatemala: Artemis y Edinter. ISBN 9788489766990.
  7. Nuestro Diario (12 de enero de 1926).  Retazos de nuestra historia: el movimiento revolucionario de Castillo.  Guatemala: Nuestro Diario. p. 1.
  8. — (13 de enero de 1926). Retazos de nuestra historia: el auge de la Revolución.  Guatemala: Nuestro Diario. p. 1.
  9. Fernández Ordóñez, Rodrigo (2008). «Disparos en la Obscuridad. El Asesinato del General José María Reina Barrios». Universidad Francisco Marroquín, Departamento de Educación (Guatemala).
  10. — (2009). «La suerte de los que se quedan… los hechos que siguieron al asesinato de Reina Barrios». Universidad Francisco Marroquín, Departamento de Educación (Guatemala).

Subir