6 de junio de 1993: congreso elige a Ramiro de León Carpio como presidente

Tras el fracaso del autogolpe de estado del ingeniero Jorge Carpio Nicolle, el congreso de la república elige al licenciado Ramiro de León Carpio como presidente de la República.

Salón de sesiones del Palacio Legislativo en la Ciudad de Guatemala. En el recuadro: el licenciado Ramiro de León Carpio. Imágenes tomadas de Wikimedia Commons.

Tras el autogolpe de Estado del Ingeniero Jorge Serrano Elías, se formaron la «Comisión Multisectorial» y la «Instancia Nacional de Consenso» con elementos de los grupos empresariales más opuestos a las políticas económicas de Serrano y miembros de la llamada «Sociedad Civil«, las cuales organizaron el rechazo hacia el autogolpe,1 mientras grupos militares exigían la renuncia al presidente.2 Cuando éste renunció, el vicepresidente Gustavo Espina Salguero fue inhabilitado para ejercer la presidencia por el Congreso el 4 de junio, por lo que las agrupaciones mencionadas llegaron al Congreso de la República para entregar un documento que proponía al entonces Procurador de los Derechos Humanos, Lic. Ramiro de León Carpio, al presidente del Tribunal Supremo Electoral, Lic. Arturo Herbruger y Mario Quinóñez Amézquita, como candidatos presidenciales. Aquella propuesta fue tomada en cuenta por los diputados, quienes presentaron a De León Carpio y Herbruger Asturias como los dos candidatos más idóneos para ocupar la presidencia de la República para el período que faltaba para terminar el gobierno de Serrano.3,Nota a

Como se acostumbra en Guatemala, antes de la sesión los diputados sostuvieron reuniones secretas para definir al candidato al que iban a apoyar y cabildearon por obtener un consenso para apoyar a su favorito, a pesar de las directrices dadas por las autoridades de los respectivos partidos. En ese momento, los principales partidos eran:3

  • Movimiento de Acción Solidaria (MAS): era el partido oficial y, por lo tanto, estaba en una posición muy comprometida. La bancada no quiso decir a qué candiato apoyaría y fue objeto de abucheos e insultos de los presentes, aún más cuando trascendió quisieron presentar un proyecto de ley donde se estableciera una amnistía a favor del ex presidente Serrano Elías.
  • Partido de Avanzada Nacional (PAN): dirigido en ese momento por Alvaro Arzú, y que había gobernado en la alcaldía de Guatemala desde 1985. Este partido se manifestó a favor del ex procurador de los derechos humanos, al igual que las bancadas del Cambio, Guatemala
  • Unión del Centro Nacional (UCN): dirigido por el licenciado Jorge Carpio Nicolle, primo hermano de De León Carpio.Nota b Carpio Nicolle para entonces ya había perdido dos elecciones presidenciales en segunda vuelta: la primera en contra de Vinicio Cerezo en 1985 y la segunda en 1990 en contra Serrano Elías. Sabiendo que la elección de De León Carpio inhabilitaba a Carpio Nicolle para ser candidato presidencial por mandato constitucional, la bancada centrista dispuso apoyar al licenciado Herbruger Asturias, y por eso fue el diputado Jorge Skinner-Klée quien tomó la palabra para presentarlo y hacer honor a sus méritos académicos y a su trayectoria profesional.3,Nota c
  • Frente Republicano Guatemalteco (FRG): entonces un pequeño partido dirigido por el ex-presidente golpista, general Efraín Ríos Mont y cuya principal meta era lograr que dicho general fuera candidato presidencial, a pesar de la prohibición constitucional que existe para los gobernantes de facto. Para esta elección consideraba que ambas propuestas eran dignas y dejó en libertad a sus escasos diputados de votar como quisieran.
  • Democracia Cristiana Guatemalteca (DCG): antiguo partido oficial durante el gobierno del licenciado Vinicio Cerezo. Para entonces ya estaba muy desprestigiada debido a los errores del gobierno de Cerezo y por ello no importó mucho cuando no quiso decir por qué candidato iban a votar sus diputados.3

Había también bancadas independientes, como la de Libertad y Dignidad, la cual estaba integrada por los diputados disidentes de la Unión del Centro Nacional. Aquellos diputados se habían desligado de la UCN porque pensaban que Carpio Nicolle ya no tenía opciones de llegar a la presidencia y se habían apegado a las directrices del MAS. Sin embargo, en esta ocasión rompieron con el partido oficial y votaron por De León Carpio, para lograr perjudicar la candidatura presidencial de Carpio Nicolle.3

La sesión plenaria se inició hasta las 17.50 horas y finalizó pasada la medianoche, habiendo sido convocados los congresistas desde la mañana. A pesar de la premura del tiempo y la desesperación del público, durante el desarrollo de la sesión hubo discursos de algunos diputados que buscaban perder tiempo, a pesar de los abucheos de los presentes; el diputado Skinner Kleé fue uno de los que aprovechó la ocasión para hacer entrar en razón a los diputados respecto a ciertos aspectos legales que no hay que perder de vista a fin de evitar cualquier tropiezo que provoque un amparo en contra de lo decidido.3

Durante la plenaria se presentó la renuncia del presidente del Tribunal Supremo Electoral, licenciado Arturo Herbruger Asturias, a fin de habilitarlo como candidato a la presidencia. Esto provocó que algunos diputados se enfrascaran en una discusión, ya que algunos creían que no aceptar la dimisión de Herbruger Asturias podría significar eliminarlo de la contienda. Finalmente, acordaron aceptar la renuncia y aprobaron el decreto legislativo 15-93, el cual establece la garantía legal del proceso de elección que realizó el Congreso, pues declara vacante el cargo de presidente de la República, y estableció el proceso de elección y juramentación del presidente de la República.3

Al resultar electo, De León Carpio fue vitoreado y fue llevado en hombros por los pasillos del congreso. Sin embargo, su gobierno desilusionó completamente a los guatemaltecos, ya que se llegó al colmo de hasta no poder investigar quiénes fueron los responsables del asesinato de su primo Jorge Carpio Nicolle, perpetrado en la curva Molino del Tesoro en la ruta hacia Chichicastenango, Quiché, el 3 de julio de ese mismo año, menos de un mes después de que tomó posesión como presidente.4


BIBLIOGRAFIA:

    • a: el licenciado Arturo Herbruger Asturias, presidente del Tribunal Supremo Electoral (TSE) desde 1985 fué también Ministro del gobierno del Dr. Juan José Arévalo y presidente de la Corte Suprema de Justicia durante el gobierno del teniente coronel Jacobo Arbenz Guzmán. De hecho, Arbenz ordenó que fuera destituido junto con sus magistrados en 1953 cuando amparó una caso en contra de la Reforma Agraria.5
    • b: de hecho, ambos fueron candidatos a presidente y vicepresidente para las elecciones en que fueron derrotados por el ingeniero Serrano Elías. Además, De León Carpio también era primo de Roberto Carpio Nicolle, quien fue vicepresidente de la República durante el gobierno demócrata-cristiano del licenciado Vinicio Cerezo Arévalo.
    • c: por supuesto, para no hacer evidente la verdadera razón para no votar por De León Carpio, el diputado ucenista Jaime Archila dijo que la UCN sí quería votar por De León Carpio, pero para un periodo completo, y no sólo para unos pocos meses.

BIBLIOGRAFIA:

    1. Mérida Barrios, Iliana Mirella (2004). La Censura impuesta a la prensa escrita durante el gobierno del Ing. Jorge Serrano Elías Guatemala: Tesis de la Escuela de Ciencias de la Comunicación; Universidad de San Carlos. pp. 68-71.
    2. Serrano Elías, Jorge (2012). La guayaba tiene dueño. El secuestro del Estado de Guatemala. Panamá: Editorial Exedra, 2012, ISBN: 978-9962-689-17-1.
    3. Hemeroteca PL (2018). 1993: Ramiro de León Carpio es el nuevo presidente del país. Guatemala: Prensa Libre.
    4. — (2018). 1993: asesinan a Jorge Carpio Nicolle. Guatemala: Prensa Libre.
    5. Azurdia Alfaro, Roberto (1959) Recopilación de las leyes de la Republica de Guatemala, 1952-1953, LXXI Guatemala, Tipografía Nacional, pp. 384-650.

6 de junio de 1857: premian a militares que combatieron contra Walker

El gobierno de la República de Guatemala premia a los militares que participaron en la campaña de Nicaragua contra William Walker.

6junio1857
La iglesia de La Merced y el Volcán «El Viejo» en la ciudad de León, Nicaragua, escenario de varios combates durante la campaña contra William Walker. En el recuadro, el mariscal José Víctor Zavala, general en jefe de las fuerzas guatemaltecas en Nicaragua. Imágenes tomadas de la Revista Conservadora del Pensamiento Centroamericano.

El 1 de mayo de 1857 se logró la victoria de las fuerzas aliadas centroamericanas contra los filibusteros estadounidenses de William Walker y doce días después llegó la noticia a la Ciudad de Guatemala1, en donde el gobierno del capitán general Rafael Carrera emitió el siguiente decreto para premiar a los militares que participaron en la contienda:2

1°.— El general, jefes y oficiales que se hallaron en la campaña de Nicaragua, serán condecorados con una cruz de honor, que llevará la inscripción siguiente:

Defensa de Nicaragua
Guatemala al mérito distinguido
1856-1857

2°.— El general llevará esta cruz al cuello, pendiente de una cinta de seda encarnada.  Los jefes y oficiales la llevará en el pecho, al lado izquierdo, pendiente de una cinta de seda del mismo color.

3°.— Los individuos de la clasa de tropa serán condecorados con una medalla de plata con la misma inscripción, que llevarán también en el pecho y en el lado izquierdo, pendiente de una cinta encarnada.  Al entregarse a éstos las medallas, recibirán, como gratificación, la cantidad correspondiente a un mes del sueldo que disfruten.

4°.— Estos distintivos serán distribuidos por el presidente, en un acto solemne al general, jefes y soldados que regresen de Nicaragua: y podrán concederse, oído el informe de los respectivos jefes, a los que habiendo concurrido a la campaña, hubieren vuelto anteriormente y no hayan desmerecido esta honorífica condecoración.2

El general guatemalteco que llevó a las fuerzas aliadas a la victoria fue José Víctor Zavala, amigo personal del general presidente Carrera y primo del líder liberal Miguel García-Granados y Zavala y de la esposas de los líderes conservadores Luis Batres Juarros, José Nájera y Manuel José Pavón, todas ellas hermanas de García-Granados.1


BIBLIOGRAFIA:

  1. Zavala Urtecho, Joaquín (1970). Huellas de una familia vasca-centroamericana en cinco siglos de historia 2 (112). Managua, Nicaragua.
  2. Pineda de Mont, Manuel (1871). Recopilación de las leyes de Guatemala, 1870 II. Guatemala: Imprenta de la Paz en el Palacio. pp. 745-746.

Subir

6 de junio de 1906: Gómez Carrillo contrae matrimonio con Aurora Cáceres

El cronista guatemalteco Enrique Gómez Carrillo contrae matrimonio con la escritora peruana Aurora Cáceres en París

6junio1906
Una escena de la ciudad francesa de Paris en 1906, cuando contrajeron matrimonio Enrique Gómez Carrillo y Aurora Cáceres.  En el recuadro: la familia de Aurora cuando su padre, el general Andrés Avelino Cáceres, era presidente del Perú.  Imágenes tomadas de Wikimedia Commons.

La escritora y periodista peruana Zoila Aurora Cáceres conoció al cronista guatemalteco Enrique Gómez Carrillo en 1902, cuando éste ya era el escritor latinoamericano de mayor visibilidad en París y una de las figuras centrales del Modernismo, ya que sus ensayos, novelas, cuentos y crónicas eran ampliamente difundidos en América Latina, España y Francia, inclusive en traducciones al francés. Asimismo, Gómez Carrillo se destacaba en la escena internacional como agente cultural, bajo sus funciones de cónsul en Europa para Argentina y el gobierno del licenciado Manuel Estrada Cabrera, de Guatemala, y como colaborador de numerosos periódicos como «La Nación» de Buenos Aires y «El Liberal» de Madrid.1

Aurora Cáceres, por su parte era hija del general Andrés Avelino Cáceres, quien había sido un líder del ejército peruano durante la Guerra del Pacífico y llegó a ser presidente en dos períodos. Pero tras el segundo, fue derrocaro en 1895, y la familia se exilia en Buenos Aires. Allí, Aurora Cáceres comenzó a participar de la escena intelectual escribiendo artículos para diversos periódicos fundados por damas peruanas también exiladas. Tras cinco años en Buenos Aires, se fue a Europa, donde ya había pasado algún tiempo mientras su padre era embajador del Perú. Estudió alemán en Berlín y en 1902, se graduó de la Escuela de Altos Estudios de la Sorbona en París con la tesis «Feminismo en Berlín.» Llevando su interés teórico por el feminismo a la práctica, en 1905 fundó el Centro Social de Señoras en Lima con el fin de promover la educación femenina y la asistencia social para niños. Para el inicio de su relación con Gómez Carrillo, ya era, además, colaboradora de varios medios europeos como los españoles «ABC» o «Blanco y Negro» y su perfil literario crecía promisoriamente.1

Gómez Carrillo y Aurora Cáceres se conocieron en 1902 por medio de intercambio de alguna cartas por el trabajo que ambos tenían en diferentes ciudades europeas para el periódico «El Liberal«. Pero inicialmente no congeniaron, porque mientras Aurora era una joven de buena posición, educada y católica, que se debía preocupar por “el qué dirán,” Gómez Carrillo era un clásico representante de la bohemia latinoamericana en Europa, que desdeñaba la opinión de terceros y hasta se regodea en los rumores de la prensa sobre su conducta. Cuatro años después finalmente se conocieron en persona, y ambos se declaran admiradores del trabajo literario del otro. Cáceres ve entonces a Gómez Carillo como un compañero capaz de reconocer y apoyar su labor intelectual, ya que como bohemio y sin prejuicios, no advertiría sobre los peligros de la lectura entre las mujeres ni la juzgaría por su supuesta falta de talento y creatividad.1

Se casaron el 6 de junio de 1906, en París, tres meses después de haberse conocido personalmente. El poeta nicaragüense Rubén Darío y el novelista francés Víctor Margueritte son dos de los testigos de la boda. Darío, quien había sido director de Gómez Carrillo cuando ambos trabajaron en «El Correo de la Tarde« en Guatemala en 1891,2 describió el matrimonio en una crónica titulada «Carrillo, casado«, la cual gira completamente sobre el cronista guatemalteco y apenas menciona a la esposa. De hecho, solo se refiere a Cáceres como la hija del ex-presidente peruano y que es «graciosa y voluptuosa» y «es también literata”.1

Durante los primeros meses de casados, y a pesar de los frecuentes desaires de su marido, Cáceres se convirtió en una colaboradora constante de éste, corrigiendo y repasando las crónicas que éste envíaba a diferentes periódicos, lo que le quitaba tiempo para su escritura personal. Para entonces, ella ya había advertido el “alma envenenada” de su marido por los efectos de la combinación «París-café-boulevard» en la vida bohemia y sin prejuicios que éste llevaba. Y además, advirtió que Gómez Carrillo quería acaparar la actividad literaria de su esposa pidiéndole que se volviera una especie de «escriba» de su obra. Cáceres, pues, se dió cuenta de que la «hermandad literaria» que le propuso el escritor guatemalteco durante su noviazgo había sido un ardid para luego dejarla en segundo plano. Cáceres entonces, quiere salir de París para alejar a Gómez Carrillo del ambiente nocivo de la capital francesa, y en el que ella se siente solamente como un accesorio y no como una colaboradora de su esposo.1

La situación del matrimino emperoró cuando Gómez Carrillo se empecinó en que ella su esposa no saliera de la casa. Esto enfureció a Cáceres, quien le dijo: “Si no quieres que salga, tú tampoco debes salir”; y como Gómez Carrillo continuó con su vida bohemia, un día Aurora le pidió a su hermana que la acompañara al teatro, lo que significó el final del matrimonio, en abril de 1907.1

En 1926, Gómez Carrillo y Aurora se reencontraron en Niza. Para entonces, el escritor guatemalteco ya se había casado por tercera vez, esta vez con la salvadoreña Consuelo Suncín, y estaba ya muy mal de salud, como resultado de su vida despreocupada.3 Pero a pesar de que habían pasado ya casi veinte años, él todavía le recriminó su ex-esposa aquella salida al teatro con su hermana, recordándole que éste fue el detonante de la ruptura de su matrimonio.1

Tras la muerte del escritor en 1927, Aurora publicó su diario del breve matrimonio en su obra «Mi vida con Enrique Gómez Carrillo«.1,3


BIBLIOGRAFIA

  1. Miseres, Vanesa (marzo de 2016). Modernismo puertas adentro: Género, escritura y experiencia urbana en «Mi vida con Enrique Gómez Carrillo» de Aurora Cáceres. 131 (2) En Hispanic Issue. Estados Unidos: Johns Hopkins University Press.
  2. Hemeróteca PL (18 de enero de 2017).  El paso de Rubén Darío por Guatemala.  Guatemala: Prensa Libre.
  3. Mendoza, Juan Manuel (1946). Enrique Gómez Carrillo; estudio crítico-biográfico: su vida, su obra y su época (2a. edición). Guatemala: Tipografía Nacional.

Subir

6 de junio de 1955: Castillo Armas unilateralmente cesa relaciones con países soviéticos

El presidente de facto Carlos Castillo Armas emite el decreto 305, por medio del cual unilateralmente cesa relaciones con los países del bloque soviético

6junio1955
Los esposos Arbenz en el exilio en 1955.   Imagen tomada de Wikimedia Commons.

Tras la Segunda Guerra Mundial se establecieron dos grandes potencias en el mundo: los Estados Unidos, los cuales tomaron el lugar de Inglaterra y de Francia, y la Unión Soviética, la cual tomó el lugar de los antiguos imperios Austro-Húngaro, Ruso y Japonés.  Por cuestiones geográficas, los países de América Latina quedaron dentro de la órbita de los Estados Unidos, y por lo tanto, tuvieron que plegarse a los requerimientos del gobierno estadounidense.

Cuando se produjo la Revolución de Octubre de 1944, la cual derrocó al presidente interino, general Federico Ponce Vaides, los avances sociales que impuso la Junta Revolucionaria de Gobierno y el gobierno del doctor Juan José Arevalo fueron tolerados por el gobierno de Harry Truman proque estaban basados en el «New Deal» que había establecido el fallecido presidente Franklin D. Roosevelt en los Estados Unidos y que se estaban generalizando por todo el mundo.  De hecho, estos fueron unos avances sociales que las naciones triunfadoras de la Segunda Guerra  Mundial tuvieron que aceptar, pues pregonaban que habían peleado para combatir la dictadura fascista de las naciones del Eje en nombre de la democracia, aun y cuando los miembros del grupo Aliado eran, además de los Estados Unidos, los poderosos imperios coloniales de Inglaterra y Francia, y la totalitaria Unión Soviética de Joseph Stalin.1

Aun estando en la órbita estadounidense, los gobiernos revolucionarios no tuvieron problemas en establecer relaciones internacionales con las naciones del bloque soviético, ya que los Estados Unidos las tenían. Pero cuando el gobierno del coronel Jacobo Arbenz Guzmán, asesorado por los miembros del Partido Comunista de Guatemala (el Partido Guatemalteco del Trabajo) atacó frontalmente los intereses de la poderosa transnacional estadounidense United Fruit Company, la situación tomó un cariz diferente.  La UFCO movió su enorme influencia dentro del gobierno de Dwight Eisenhower y obtuvo el apoyo de la Central de Inteligencia Americana y del Secretario de Estado (entidades dirigidas por los hermanos Dulles, ambos con fuertes nexos con la frutera) y empezaron a mover sus piezas para derrocar al gobierno guatemalteco.2

Por su parte, el gobierno arbencista no se quedó de brazos cruzados y empezó a solicitar ayuda y cooperación a los países de la Cortina de Hierro, específicamente a Checoslovaquia, la cual le envió un cargamento de armas que resultaron ser inoperantes cuando las recibió el gobierno guatemalteco. Para entonces, la situación de Árbenz se había hecho insostenible por el efectivo trabajo de la operación PBSUCCESS de la CIA y terminó renunciando a la presidencia en junio de 1954. Luego de unos meses de estar asilado en la embajada mexicana junto con sus familiares y colaboradores cercanos, se le permitió salir del país no sin antes obligarlo a desvertirse en el Aeropuerto para demostrar que no llevaba unas joyas que supuestamente había adquirido en Tiffany’s con recursos del Estado.2

El 6 de junio de 1955, su sucesor, el teniente coronel Carlos Castillo Armas, emitió el decreto 305, por medio del cual unilateralmente cesó relaciones comerciales con los países del bloque soviético, aduciendo cuestiones ideológicas  y el hecho de que había un balance negativo en el comercio con los países comunitas.3

He aquí el decreto en mención:

Decreto Número 305

El Presidente de la República,Nota a

Considerando: que la estructura jurídica de la República de Guatemala se ha basado siempre, desde sus inicios de vida independiente, en un espíritu genuinamente democrático que está en abierta pugna con los sistemas totalitarios de toda índole;Nota b

Considerando: que el actual gobierno, en acatamiento a esa trayectora jurídica ancestral e íntimamente identificado con el sentimiento pouplar, no sostiene relaciones diplomáticas con los países de sistemas o tendencias abiertamente comunistas; y estima conveniente cortar toda relación de carácter comercial con aquellos países, tomando como base de tal medida, no sólo la profunda antítesis ideológica antes mencionada, sino tambien la defensa de la economía nacional, que solamente ha sufrido perjuicios con estas relaciones, ya que la balanza comercial con dichos países ha sido notoriamente desfavorable para Guatemala durante los últimos años;

Por tanto, en Consejo de Ministros, decreta:

Artículo 1°. Se prohibe la importación de toda clase de mercaderías originarias o procedentes de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas, Polonia, Checoslovaquia, Alemania Oriental, Hungría, Bulgaria, Rumania, Albania, China Continental, Corea del Norte, Mongolia Exterior y Viet Minh.Nota c

Artículo 2°. Se prohibe igualmente la exportación hacia estos países, de toda clase de artículos producidos en Guatemala.

Artículo 3°. Unicamente queda exceptuada de la prohibición contenida en el artículo primero aquella mercadería que ya hubiere sido embarcada a la fecha de emisión del presente decreto, extremo que debe comprobarse por medio de los conocimientos de embarque aéreos, marítimos y terrestres.

Artículo 4°. El presente decreto entrará en vigor al día siguiente de su publicación en el Diario Oficial.

Dado en el Palacio Nacional: en Guatemala, a los seis días del mes de junio de mil novecientos cincuenta y cinco.

Publíquese y cúmplase.

        • Carlos Castillo Armas
        • Siguen las firmas de los Ministros de Estado4

NOTAS:

    • a: Castillo Armas fue ratificado como presidente de la República por medio de un plestibicito en el que obtuvo el 99.9% de los votos. Sin embargo, seguía siendo presidente de facto porque todavía no estaba vigente la Constitución de 1956 y la de 1945 había sido derogada.
    • b: los gobiernos de Guatemala desde que se creó la república en 1847 tuvieron excelentes relaciones con sistemas totalitarios, como, por ejemplo: el Imperio Británico, la España de Franco, la Italia de Benito Mussolini y la Alemania del Kaiser y de Adolf Hitler.
    • c: varios de los países aquí mencionados ya no existen:
      • La Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas se desmembraron en 1989.  De ellas, las más importantes actualmente son Rusia y Ucrania.
      • Checoslovaquia se separó en dos: la República Checa y Eslovaquia.
      • Alemania Oriental se reunificó con Alemania Occidental en 1989.
      • Viet Mihn: tras la guerra de Viet Nam, que siguió al fracasado intento del gobierno los Estados Unidos de separar a Viet Mihn en dos, el país pasó a llamarse Viet Nam.

BIBLIOGRAFIA:

  1. Bucheli, Marcelo; Jones, Geoffrey (2005). «The Octopus and the Generals: the United Fruit Company in Guatemala». Harvard Business School Case (en inglés) (9–805–146). Archivado desde el original el 10 de diciembre de 2012.
  2. García Ferreira, Roberto (2008). «The CIA and Jacobo Arbenz: The story of a disinformation campaign». Journal of Third World Studies (en inglés) (Estados Unidos) XXV (2): 59.
  3. Opatrný, Josef, Zourek, Michal, Majlátová, Lucia , Pelant, Matyáš (2015). Las relaciones entre Checoslovaquia y América Latina 1945-1989. En los archivos de la República Checa. Universidad Carolina de Praga. Editorial Karolinum.
  4. Azurdia Alfaro, Roberto (1960). Recopilación de las Leyes de Guatemala, 1955-56. LXXIV. Guatemala: Tipografía Nacional. pp. 94-95.

Subir