5 de octubre de 1920: Herrera convoca a una Asamblea Constituyente

El gobierno de Carlos Herrera disuelve la Asamblea Legislativa y convoca a una Asamblea Constituyente

5octubre1920
La Plaza de Armas de la ciudad de Guatemala en 1920. Se observa antiguo Mercado Central, la Iglesia Catedral en ruinas, el parque Central con la estatua de Colón, el Portal del Comercio, el Arco Chino y el Palacio de Cartón. En el recuadro: el presidente Carlos Herrera. Imágenes tomadas de Wikimedia Commons y del libro «Caída de una tiranía«.

El 5 de octubre de 1920 el gobierno de Carlos Herrera emitió el Decreto 1082, por medio del cual se dispuso que se reuniera una Asamblea Constituyente en la Ciudad de Guatemala el 15 de noviembre de ese año, para modificar la constitución de 1879 y así evitar que se produjeran en el futuro los abusos que permitieron al general J. Rufino Barrios y al licenciado Manuel Estrada Cabrera perpetuarse en el poder.1

Los nuevos diputados, entre los que se incluía a miembros del partido conservador por primera vez desde 1871, estuvieron de acuerdo en que solamente había necesidad de modificar algunos artículos, ya que otros contenían principios inmejorables.  Estos artículos, relacionados principalmente con la centralización del poder en la figura del presidente de la República fueron modificados después del trabajo de varios meses.1 Y es que debe recordarse aquí que la constitución de 1879 había sido elaborada expresamente para permitir al general J. Rufino Barrios gobernar como mejor le pareciera2.

Entre las modificaciones que hizo aquella asamblea se incluyeron:1

    • Artículo 8: que trata del voto.
    • Artículo 36: consignación de la proscripción de las penas infamantes.
    • Artículo 39: limitando la facultad que concede al Presidente para suspender las garantías con el voto del Consejo de Ministros y que la Asamblea constituyente modificó extendiendo esa facultad para usarla en el tiempo que se encontrara reunida la Asamblea Legislativa, lo que contribuía a restringir las facultades del jefe del Ejecutivo.
    • Artículo 66: se redujo el período presidencial de 6 a 4 años.  Esto ya se había hecho cuando la constitución se restringió en 1885 luego de la muerte de J. Rufino Barrios,3 para evitar que sus sucesores gozaran de los mismos privilegios que el caudillo liberal; sin embargo, el general presidente Manuel Lisandro Barillas dió un autogolpe de estado en 1887 y logró que las modificaciones de 1885 fueran descartadas4.

Pero estas modificaciones no tardaron.  Tras el golpe de estado en contra del presidente Carlos Herrera perpetrado el 5 de diciembre de 1921 por los generales José María Orellana, José María Lima y Miguel Larrave, y patrocinado por la United Fruit Company – verdadero poder tras el trono en Guatemala en esa época – , este Consejo Militar convocó nuevamente a la Asamblea Legislativa – ampliamente liberal y cabrerista – que había sido disuelta el 5 de octubre de 1920 y ésta emitió varios decretos, aceptando la renuncia del presidente Herrera e indicando que el decreto 1082 del 5 de octubre de 1920 era inconstitucional y, por lo mismo, que la constitución de 1879 regresaba a lo establecido antes de las modificaciones de 1921.  Así pues, el país retornó al cabrerismo, pero sin Estrada Estrada Cabrera.5


BIBLIOGRAFIA:

  1. Montúfar, Rafael. (1923) Caída de una tiranía. Guatemala: Sánchez y de Guise. pp. 113-130.
  2. Asamblea Nacional Constituyente (1899). Ley constitutiva de la República de Guatemala decretada por la Asamblea Nacional Constituyente el 11 de diciembre de 1879 y reformada por el mismo Alto Cuerpo en 5 de noviembre de 1887 y 30 de agosto de 1897; para uso de las escuelas. Guatemala: Tipografía Nacional.
  3. Guerra, Viviano (1886). Recopilación: Las Leyes emitidas por el Gobierno democrático de la República de Guatemala, 1883-85 IV. Guatemala: Tipografía de Pedro Arenales.
  4. Caballeros, Adrián F. (1887). Recopilación: Las Leyes de la República de Guatemala, 1887 VI. Guatemala: Tipografía La Unión.
  5. Montúfar, Caída de una tiranía, pp. 142-152.

20 de octubre de 1885: Asamblea modifica la Constitución de 1879

Se modifica la Constitución de 1879 para restringir el poder ejecutivo al presidente interino Manuel Lisandro Barillas

20octubre1885
El general Manuel L. Barillas con uno de sus hijos en la década de 1890.  Imagen tomada de Wikimedia Commons.

Los presidentes de los regímenes liberales se caracterizaron por modificar la Constitución de la República cuando ésta no les permitía gobernar de la forma que les conviniera.  Por ejemplo, J. Rufino Barrios le dió largas a la redacción de la Constitución y gobernó de facto amparándose en el Acta de Patzicía hasta que finalmente se emitió la Constitución de 1879 con la que empezó su primer período constitucional el 15 de marzo de 1880, cuando ya llevaba casi siete años en la presidencia.1 Su sobrino, el general José María Reina Barrios, modificó la constitución en 1897 y extendió su mandato presidencial de seis a diez años, aunque no vivió para verlo.2 Y, finalmente, tanto el licenciado Manuel Estrada Cabrera3 y como el general Jorge Ubico modificaron la constitución para eliminar el requisito de la no-reelección4 y se perpetuaron en el poder hasta que fueron derrocados.

En el caso del presidente menos conocido de la época liberal, el general Manuel Lisandro Barillas, la constitución se modificó en dos oportunidades durante su gobierno.  La primera, el 20 de octubre de 1885 y la segunda el 5 de noviembre de 1887; en la primera ocasión, la constitución fue modificada por la Asamblea para restringir el poder ejecutivo y evitar que el presidente gobernara con las liberatades que se habían diseñado para J. Rufino Barrios,5 y la segunda, tras un autogolpe de estado que dió Barillas y así poder eliminar las restricciones al ejecutivo y facilitar su labor al frente del gobierno.6

Presentamos a continuación el Acta por la que se modificó la constitución en 1885, con algunas observaciones sobre los principales puntos:

Nosotros los Representantes del pueblo Soberano de Guatemala: convocados legítimamente para examinar los artículos de la ley Constitutiva de la República  denunciados como reformables; reunidos en suficiente número, decretamos y sancionamos las siguientes reformas a la Constitución:

El artículo 5. ° queda así: Son naturales:

        1. Todas las personas nacidas ó que nazcan en territorio de la República, cualquiera que sea la nacionalidad del padre, con escepción de los hijos de los ajentes diplomáticos.
        2. Los hijos de padre guatemalteco ó hijos ilegítimos de madre guatemalteca nacidos en país extranjero, cuando conforme á las leyes del lugar del nacimiento les corresponda la nacionalidad de Guatemala ó cuando les diere derecho de elejir y optaren por la guatemalteca.
        3. Sin embargo de los principios generales establecidos en los incisos anteriores, el Gobierno de la República podrá estipular tratados con las naciones amigas consultando los intereses del país al fijar las cláusulas que afecten á la nacionalidad, siempre que al mismo tiempo haya reciprocidad.

El artículo 6. ° queda así: Se consideran también como guatemaltecos naturales a los originarios de las otras Repúblicas de Centro-América que manifiesten ante la autoridad competente el deseo de ser guatemaltecos.

El artículo 8. ° queda como sigue: Son ciudadanos los guatemaltecos mayores de veintiún años que sepan leer y escribir; o que tengan renta, industria, oficio ó profesión que les proporcione medios de subsistencia.Nota_a

El artículo 11 se reforma en los siguientes términos: Todo poder reside originariamente en la nación: los funcionarios no son dueños sino depositarios de la autoridad, sujetos y jamás superiores a la ley y siempre responsables, civil ó criminalmente, por su conducta oficial. Cualquier ciudadano puede acusarlos por los actos con que inflinjan la Constitución ó las leyes, ó comprometan el honor, la seguridad ó los intereses del país; y por los delitos que cometan de carácter oficial ó comunes que no sean de naturaleza privada.Nota_b

El artículo 20 queda reformado así: La industria es libre. El autor ó inventor goza de la propiedad de su obra ó invento por un tiempo que no exceda de quince años; mas la propiedad literaria es perpetua. También podrá el Ejecutivo, de acuerdo con el Consejo de Estado, otorgar concesiones por un término que no pase de diez años a los que introduzcan ó establezcan industrias nuevas en la República, cuando sea conveniente a los intereses de ésta por la naturaleza y circunstancias de aquellas, debiendo dar cuenta á la Asamblea en la próxima Legislatura para su aprobación ó desaprobación.Nota_c

El artículo 42 queda como sigue: La Asamblea no puede tener sesión sin la concurrencia de la mayoría absoluta de los miembros de que se compone, salvo para la calificación de credenciales – para lo cual basta el número de quince Diputados y para dictar a su vez las medidas conducentes a que no deje de haber mayoría en la Asamblea.Nota_d

El artículo 52 se reforma así: Corresponde al Poder Legislativo:Nota_e

        1. Abrir y cerrar las sesiones ordinarias y extraordinarias.
        2. Hacer el escrutinio de votos para Presidente y Vice-presidente de la República y proclamar popularmente electos á los ciudadanos que respectivamente hubieren obtenido mayoría absoluta de votos.
        3. Elegir Presidente y Vice-Presidente entre los tres candidatos que respectivamente hayan obtenido el mayor número de sufragios en el caso en que no hubiere elección popular por falta de mayoría absoluta de votos.
        4. Nombrar la persona que se haga cargo del Poder Ejecutivo cuando sea convocada para ello, por falta absoluta dol Presidente y Vice-presidente.
        5. Dar posesión al Presidente y Vice-Presidente de la República y recibirles las protestas de ley.
        6. Nombrar al Presidente del Poder judicial y á los Magistrados y Fiscales de los Tribunales de Justicia.

El artículo 54 se modifica de la manera siguíente: Son también atribuciones del Poder Legislativo:Nota_e

        • 1.°— Decretar, interpretar, reformar y derogar las leyes que deben regir en todos los ramos de la Administración.
        • 2.°— Fijar cada año los gastos de la Administración pública, aprobando ó reprobando el presupuesto que debe presentar el Poder Ejecutivo.
        • 3.°— Decretar las contribuciones ó impuestos ordinarios que se necesiten para cubrir el presupuesto de los gastos de la Administración y los créditos reconocidos.
        • 5.°— Decretar impuestos extraordinarios cuando la necesidad lo exija.
        • 10.— Decretar pensiones y honores públicos por grandes servicios prestados á la nación.
        • 11.— Aprobar ó reprobar los actos que hubiere practicado el Poder Ejecutivo en ejercicio de la autorización que se le haya concedido por la Asamblea conforme al inciso 6.°
        • 12.— Conferir los grados de Brigadier y General de División cuando el Ejecutivo lo proponga y acompañe para el efecto la hoja de servicios del agraciado.
        • 13.— Declarar la guerra y aprobar los tratados de paz.
        • 14.— Decretar los indultos jenerales cuando lo exigiere la conveniencia pública.
        • 15.— Admitir ó no, según lo estime conveniente, la renuncia que haga el Presidente ó Vice-presidente de la República,
        • 16.— Conceder ó no permiso al Presidente de la República para ausentarse del territorio de Centro- América.

El artículo 66 se modifica así: El período de la Presidencia es de cuatro años. El Presidente ó la persona que haya ejercido la Presidencia de la República, no podrán ser reelectos para ésta, sin que intermedie un período constitucional. Tampoco el presidente podrá ser electo Vice-Presidente para el período inmediato.Nota_f

El artículo 69 queda reformado así:

Habrá un Vice-Presidente elegido popularmente en la misma forma y al propio tiempo que el Presidente, y en quien se requieren las mismas cualidades que en éste. En caso de falta absoluta del Presidente de la República, entrará desde luego el Vice-Presidente a ejercer la Presidencia por todo el tiempo que falte para completar el período constitucional. Por falta absoluta del Vice-Presidente antes de entrar en el ejercicio de la Presidencia, se procederá a nuevas elecciones para ese cargo por aquel período.

Por falta absoluta del Vice-Presidente que estuviere ejerciendo la Presidencia, el Presidente del Poder Judicial entrará a ejercer las funciones de Presidente de la República, y el mismo día convocará a la Asamblea para que, a más tardar dentro de un mes, se reúna y designe la persona que ha de llenar la vacante por el tiempo que falte del período. En las faltas accidentales se sustituyen en el mismo orden.Nota_g

El artículo 72 queda como sigue: Para ser Secretario de Estado se requiere ser mayor de veintiún años y del estado seglar: hallarse en ejercicio de los derechos de ciudadano y no ser contratista de obras ó servicios públicos, ni tener pendientes de resultas de esas contratas, reclamaciones de interés propio.

Artículo transitorio.

Las presentes reformas no alteran en nada el uso de las facultades de que actualmente se halla investido el General M. Lisandro Barillas, para ejercerla hasta que tome posesión el Presidente constitucional que resultare electo y para convocar á elecciones de Diputados á la próxima Asamblea Legislativa. La prohibición de reelección comenzará á tenor efecto en las elecciones para el periodo de 1890 á 1894.Nota_h

Pasa al Ejecutivo para su publicación y cumplimiento.

Dado en el Salón de Sesiones, en Guatemala. a veinte de octubre de mil ochocientos ochenta y cinco y sexagésimo cuarto de la Independencia de Centro-América.

Entre los firmantes de aquel decreto estaban:


NOTAS:

    • a: esto dejaba fuera a las mujeres, y a los indígenas que trabajaban como colonos jornaleros. Años después este artículo fue ampliado para introducir a los soldados analfabetos y así facilitar la elección de militares.
    • b: este es un artículo modificado para que Barillas no fuera beneficiado de la misma forma que el difunto generla Barrios.
    • c: otro artículo modificado para restringir el poder del jefe del Ejecutivo.  En el caso de las concesiones, Barrios había otorgado contratos altamente generosos a las empresas extranjeras que construyeron los ferrocarriles, lo que le representó personalmente grandes ganancias.8 La Asamblea no quería que Barillas tuviera las mismas prerrogativas.
    • d: para no tener que cumplir este requisito, el presidente José María Reina Barrios disolvió la Asamblea en 1897 y reunió otra de forma precipitada entre sus allegados.
    • e: la Asamblea Legislativa retiró numerosas atribuciones al ejecutivo por medio de esta modificación.
    • f: Barillas volvió a modificar la Constitución en 1887, para extender el mandato presidencial a seis años y eliminar las restricciones que esta constitución le imponía.
    • g:  esta fue la primera modificación constitucional en que se introdujo la figura del Vice-presidente. La misma fue retirada en las subsecuentes modificaciones y se regresó al sistema de nombrar designados a la presidencia.
    • h: el general Barillas resultó electo presidente constitucional en 1886 y luego dió un autogolpe de estado para modificar la constitución nuevamente para extender el período presidencial a 6 años y recuperar todas las atribuciones que le había retirado la modificación constitucional de 1885.

BIBLIOGRAFIA:

  1. Gobierno de Guatemala (1881). Recopilación: Las Leyes emitidas por el Gobierno democrático de la República de Guatemala, 1877-1881 II. Guatemala: Tipografía El Progreso. p. 345
  2. El Progreso Nacional (1897). Telegrama del General Presidente y contestaciones de las autoridades de la República. En: Documentos importantes, Biblioteca de “El Progreso Nacional. Guatemala: Tipografía Nacional. p. i-ii.
  3. Estrada Paniagua, Federico (1909). Recopilación de Leyes de la República de Guatemala.  XXIII Guatemala: Arturo Siguere y Cía.  pp. xv-xxviii.
  4. Valladares de Ruiz, Mayra (Agosto de 1995). Los gobiernos liberales y sus fuerzas políticas 1871-1944. En Estudios del IIHAA, 2 (95). Guatemala: Instituto de Investigaciones Históricas, Antropológicas y Arqueológicas, Universidad de San Carlos. pp. 106-107.
  5. Guerra, Viviano (1886). Recopilación: Las Leyes emitidas por el Gobierno democrático de la República de Guatemala, 1883-85 IV. Guatemala: Tipografía de Pedro Arenales. pp. 721-725.
  6. Caballeros, Adrián F. (1887). Recopilación: Las Leyes de la República de Guatemala, 1887 VI. Guatemala: Tipografía La Unión. pp. 452-458.
  7. Guerra, Recopilación, p. 725.
  8. Tipografía El Renacimiento (3 de agosto de 1885). Memoria de las riquezas de la mortual del Señor General expresidente Don Justo Rufino Barrios, en su relación con los intereses de la Hacienda pública (2.ª edición aumentada). Guatemala: Tipografía de “El Renacimiento”. p. 14.

3 de junio de 1871: el Acta de Patzicía

Los rebeldes liberales desconocen al gobierno constitucional del Mariscal Vicente Cerna y nombran presidente provisorio a Miguel García Granados en Patzicía

3junio1871
Campesinos guatemaltecos durante la cosecha del café en una fotografía de Eadweard Muybridge de 1875. El cultivo a gran escala de este grano fue introducido en Guatemala por los criollos liberales tras el triunfo de la Revolución de 1871.  En el recuadro: el general Miguel García-Granados y Zavala, quien fue nombrado presidente provisorio en el Acta de Patzicía. Imágenes tomadas de Wikimedia Commons.

El gobierno del Mariscal Vicente Cerna se había mantenido en el poder gracias a la fuerte presencia de carácter de su antecesor, el general Rafael Carrera, pero tras seis años de la muerte del «Caudillo adorado de los pueblos«, el estaba completamente supeditado a la élite conservadora del Clan Aycinena y había perdido el apoyo de la mayoritaria población indígena, que había sido incondicional a Carrera.1  Y no ayudaba en nada la actitud pasiva y piadosa del gobernante, que asistía con frecuencia a todos los actos religiosos que podía y por lo que se ganó el apodo de «Huevo Santo«.2

Para 1868, se empezaron a producir levantamientos contra Cerna, y el gobierno conservador tomó fuertes medidas represivas en la región montañosa, mudando poblados completos a nuevas ubicaciones y evacuando a la población de las regiones en conflicto para debilitar a los rebeldes.3​ Francisco Cruz se alzó en armas desde la hacienda de J. Rufino Barrios Malacatán, San Marcos, pero fue derrotado y pasado por las armas; Barrios huyó a Chiapas y se convirtió en el líder de los liberales guatermalteco, con la ayuda del presidente mexicano Benito Juárez. Mientras tanto, el padre de Barrios fue capturado y torturado en la Ciudad de Guatemala.3

Cerna, intentado legitimar su presidencia, anunció que su período presidencial terminaría el 23 de mayo de 1869 y convocó a una reunión de la asamblea el 17 de enero para elegir nuevo presidente, cuya presidencia terminaría en 1872. Los liberales apoyaron al mariscal José Víctor Zavala como su candidato, a pesar de que era conservador y amigo personal de Carrera, pues consideran que era el único que podría guiar la transición entre los radicales conservadores y los liberales positivistas.​ Pero cuando el mariscal Cerna fue reelecto en la asamblea, los liberales decidieron tomar el control al país por las armas.3

Tras iniciar la invasion por el occidente de Guatemala en abril de 1871, el ejército liberal rebelde fue obteniendo fáciles victorias, y engrosando sus filas con numerosas deserciones,4 en especial porque esa región era en la que los criollos liberales habían intentado formar el Estado de Los Altos en 1838.3 Cuando llegaron a Chimaltenango, los liberales confiaban en una victoria segura, por lo que emitieron la siguientes Acta el 3 de junio:5

En la Villa de Patzicía a tres de Junio de mil ochocientos setenta y uno, los Jefes y Oficiales del Ejército Libertador reunidos en Consejo, motu propio, y considerando:

  1. Que el gobierno oligárquico y tiránico del Presidente Cerna se ha hecho intolerable a la Nación por sus repetidos actos arbitrarios y de crueldad y por la violación diaria de las leyes fundamentales de la República y en especial de la de garantías individuales.
  2. Que el Presidente Cerna es también usurpador, por cuanto se ha arrogado facultades que la ley de ninguna manera le concede, atacando la representación nacional y persiguiendo a sus miembros.
  3. Que ha arruinado la Hacienda pública y comprometido en lo futuro la independencia del país, contratando un empréstito extranjero bajo bases ruinosas y sin facultades para ello,
  4. Que en tales casos los ciudadanos tienen no solamente el derecho sino también el deber de resistir la tiranía. Considerando además, que desde el mes de Abril hemos empuñado las armas con el loable objeto de libertar a la Nación de la tiranía que la oprime; todo bien considerado, hemos convenido en lo siguiente:

Artículo 1°. Desconocemos al gobierno del tirano y usurpador D. Vicente Cerna

Artículo 2°. Nombramos Presidente Provisorio de la República al General Sr. D. Miguel García Granados, ampliamente facultado para organizar el pais bajo las bases que el mismo general ha proclamado en su manifiesto de ocho de mayo próximo pasado.

Artículo 3°. Queda igualmente facultado para cuando las circunstancias lo permitan, reunir una Asamblea Constituyente, que decrete la Carta fundamental que deba rejir definitivamente a la Nación.

Artículo 4°. Todos los Jefes y Oficiales nos comprometemos bajo juramento a no dejar las armas de la mano hasta no haber llevado a debido efecto todos los puntos contenidos en esta acta.

  • General de Brigada, Rufino Barrios
  • (Siguen las firmas de otros oficiales rebeldes)5

Este documento es conocido como el «Acta de Patzicía» y, dado que la Constitución de 1851 había sido derogada, fue la base del gobierno del presidente provisorio de facto de Miguel García Granados de 1871 a 1873, y luego del presidente J. Rufino Barrios de 1873 a 1879, quien le dió largas a la redacción de una nueva constitución aduciendo que no tenían tiempo para reunir a la Asamblea Nacional Legislativa que la misma acta sugería. De esta cuenta, cuando por fin se emitió la Constitución de 1879, Barrios llevaba seis años en el poder, y apenas inició su primer período constitucional en 1880.6,Nota_a

Los cambios que introdujeron los liberales cuando llegaron al gobierno incluyeron:

  • la expulsión y expropiación de bienes de las órdenes regulares de la Iglesia Católica, por entonces los principales terratenientes del país y miembros del partido consevador
  • derogación de los pactos que el gobierno de Carrera había establecido con los campesinos indígenas de la República
  • introducción de la producción de café a gran escala y construcción de infraestructura ferroviaria para facilitar el transporte del mismo
  • subasta de tierras ejidales de las comunidades indígenas para favorecer la formación de grandes fincas cafetaleras
  • subasta de propiedades de las comunidades religiosas, de las cuales se aprovecharon los principales allegados al gobierno, en especial al de J. Rufino Barrios.2

Es conveniente indicar que la “crueldad y tiranía” de Cerna mencionadas en el Acta, estaban dirigidas hacia los criollos liberales —como el caso del Mariscal Serapio Cruz, «Tata Lapo» quien murió en batalla y cuya cabeza fue exhibida como trofeo por las tropas gubernamentales—, pero que luego palidecerían comparadas con lo ocurrido con los perseguidos políticos durante los gobiernos liberales de Barrios,7 Manuel Estrada Cabrera8 y Jorge Ubico.9 Asimismo, la deuda incurrida con la casa extranjera mencionada, sería una pequeña fracción de la enorme deuda que dejó el general José María Reina Barrios con los bancos ingleses al morir en 1898 tras el colapso del precio internacional del café y que obligaron a su sucesor, el licenciado Manuel Estrada Cabrera, a establecer una fuerte alianza con los Estados Unidos y evitar así una invasión inglesa para cobrar la deuda.10, Nota b


NOTAS:

BIBLIGRAFIA:

  1. Woodward, Ralph Lee Jr. (2012). Rafael Carrera and the Emergence of the Republic of Guatemala 1821-1871 (en inglés). University of Georgia Press.ISBN 9780820343600. p. 347.
  2. Lainfiesta, Francisco (1975). Apuntamientos para la Historia de Guatemala, período de 20 años corridos del 14 de abril de 1865 al 5 de abril de 1885.  Guatemala: José de Pineda e Ibarra.
  3. Woodward, Rafael Carrera and the Emergence of the Republic of Guatemala, p. 337.
  4. Aceña, Ramón (1899). Efemérides militares. Guatemala. pp. 20-286.
  5. Gobierno de Guatemala (1881). Recopilación: Las Leyes emitidas por el Gobierno democrático de la República de Guatemala, 1871-1876 I. Guatemala: Tipografía El Progreso. pp. 3-4.
  6. Asamblea Nacional Constituyente (1899). Ley constitutiva de la República de Guatemala decretada por la Asamblea Nacional Constituyente el 11 de diciembre de 1879 y reformada por el mismo Alto Cuerpo en 5 de noviembre de 1887 y 30 de agosto de 1897; para uso de las escuelas. Guatemala: Tipografía Nacional.
  7. Rodríguez, Guillermo (Mayo de 1886) Exposición y documentos presentados a la Asamblea Nacional Legislativa por Guillermo Rodríguez, acusado y sentenciado con pretexto de la bomba del 13 de abril de 1884.  Guatemala: Tipografía de Arenales.
  8. Arévalo Martínez, Rafael (1945). ¡Ecce Pericles!. Guatemala: Tipografía Nacional.
  9. De los Ríos, Efraín (1948). Ombres contra Hombres. México: Fondo de la Cultura de la Universidad de México.
  10. Buchenau, J. (1986). In the Shadow of the Giant, the Making of Mexico’s Central America Policy (1876-1930) (en inglés). Univ of Alabama Pr; Edición: Vintage Intl. ISBN 0-8173-0829-6.

16 de agosto de 1897: se reune la Asamblea Constituyente convocada por Reina Barrios

Inicia sus sesiones la Asamblea Constituyente convocada por el presidente José María Reina Barrios para extender su mandato presidencial hasta 1902

16agosto1897
Palacio del Ejecutivo visto desde la Plaza de Armas a finales del siglo XIX. En el recuadro: el general presidente, José María Reina Barrios. Imágenes tomadas de Wikimedia Commons.

A mediados de 1897 Guatemala había pasado prácticamente del paraíso al infierno por el colapso internacional del precio del café, que dejó al gobierno en bancarrota y con una enorme deuda con bancos ingleses. El hecho de haber intentado hacer una Exposición Centroamericana que promoviera el Ferrocarril Interoceánico que el régimen había estado construyendo antes del derrumbe de la economía solamente exacerbó la crisis, pues el gobierno ya nadie quería los bonos que se habían emitido para financiar los trabajos.1

Ante el descontento popular, el general presidente José María Reina Barrios ordenó a los diputados a la Asamblea Nacional Legislativa que modificaran la Constitución que había mandado a hacer el general J. Rufino Barrios en 1879 a fin de que el mandato presidencial se extendiera por cuatro años.  Cuando los diputados se opusieron, el presidente impidió que se reunieran y por ello el 31 de mayo de 1897 la Asamblea fue declarada cerrada por consunción y el presidente asumió poderes dictatoriales.2

El 18 de junio, el general presidente emitió el siguiente decreto, convocando a una Asamblea Constituyente:3

Decreto No. 529

José María Reina Barrios

Presidente de la República de Guatemala

Considerando: Que fue aprobado por el Ejecutivo en Decreto de anteayer el Tratado de Unión Centroamericana firmado en esta ciudad el 15 del mes en curso, procede someterlo a la aprobación de una Asamblea Constituyente, conforme al artículo 42 de dicho Tratado;

Por tanto: en uso de las facultades que ejerzo y en virtud de lo dispuesto en el Artículo 2°. de la Constitución, de acuerdo con el Consejo de Ministros;

Decreto:

Artículo 1°. Se convoca con el fin indicado una Asamblea Nacional Constituyente que a la vez haga a la Ley Fundamental de la República, las reformas necesarias consiguientes, y resuelva todos los asuntos que ella misma acuerde oq ue el Ejecutivo someta a su deliberación.

Artículo 2°. La Constituyente se compondrá de setenta y nueve diputados en la proporción que señala la tabla anexa al Reglamento y se instalará en esta capital el 16 de agosto próximo, comenzando las juntas preparatorias siete días antes, esto es, el 9 del propio mes.

Artículo 3°. Las elecciones de diputados principarán el 8 de julio y terminarán el 14 del mismo mes inclusive, conforme al Reglamento que se emite en esta fecha.

Artículo 4°. El Secretario de Estado en el Departamento de Gobernación y Justicia queda encargado de la ejecución del presente decreto.

Dado en el Palacio del Poder Ejecutivo en Guatemala a diez y ocho de junio de mil ochocientos noventa y siete.

        • José María Reina Barrios
        • Secretario de Relaciones Exteriores, Jorge Muñoz
        • Secretario de Fomento e Instrucción Pública, Manuel Morales T.
        • Secretario de Hacienda y Crédito Público, J. M González
        • Secretario de Gobernación y Justicia, Manuel Estrada Cabrera3

El reglamento que seguía indicaba que podían votar: (1) los guatemaltecos varones mayores de veintiún años que sepan leer y escribir o que tengan renta, oficio, industria o profesión que les proporcione medios de subsistencia; (2) todos los varones que pertenecen al ejército, siendo mayores de diez y ocho años y, (3) los varones mayores de diez y ocho años que tengan un grado o título liberario, obteneido en los establecimientos nacionales.3  Claro está, los votos que necesitaba Reina Barrios salieron de los soldados analfabetos en las filas del ejército.

En las elecciones resultaron triunfadores numerosos amigos y allegados del presidente, entre quienes estaban Antonio Batres Jáuregui, Emilio Ubico, Rafael Spínola, y Carlos Herrera, quienes tomaron posesión de sus cargos el 16 de agosto, mediante el siguiente decreto:4

Decreto Número 1

Nosotros los Representantes de la República de Guatemala, convocados por el Decreto Gubernativo número 529, emitido el 18 de junio del corriente año reunidos en bastante número, después de haber examinado nuestros poderes y encontrándonos en debida forma,

Declaramos:

Que en nombre de la Nación queda solemne y legítimamente instalada la Asamblea Constituyente de 1897.

Pase al Ejecutivo para su publicación.

Dado en el Salón de Sesiones, en Guatemala, a los diez y seis días del mes de agosto de mil ochocientos noventa y siete, firmado por todos los representantes asistentes.4

Fue cuando esta Asamblea constituyente extendió el mandato del presidente hasta 1902 el 30 de agosto de 1897 cuando ardió Troya:  el candidato Próspero Morales, hasta ex-ministro de la Guerra del gobierno de Reina Barrios, se levantó en armas en San Marcos iniciando la llamada Revolución Quetzalteca en septiembre, mientras que otro candidato, José León Castillo, alborotó los ánimos en el Oriente del país a finales de ese mismo mes.  Reina Barrios sofocó ambas revoluciones a sangre y fuego más por la incapacidad de los alzados, pero los ánimos no se calmaron.5-9 De hecho, toda esta situación desembocó el 8 de febrero de 1898, cuando Edgar Zollinger asesinó a Reina Barrios en la ciudad de Guatemala.10-11


BIBLIOGRAFIA:

  1. Luján Muñoz, J. (2003). Las Revoluciones de 1897, La Muerte de J. M. Reina Barrios y la Elección de M. Estrada Cabrera. Guatemala: Artemis y Edinter. ISBN 9788489766990.
  2. Estrada Paniagua, Felipe (1908). Recopilación de Leyes de la República de Guatemala, 1897-1898.. XVI. Guatemala: A. Siguere y Cía. pp. 113-114.
  3. Ibid., p. 747.
  4. El Progreso Nacional (1897). Telegrama del General Presidente y contestaciones de las autoridades de la República. En: Documentos importantes, Biblioteca de “El Progreso Nacional. Guatemala: Tipografía Nacional. p. i-ii.
  5. Nuestro Diario (12 de enero de 1926).  Retazos de nuestra historia: el movimiento revolucionario de Castillo.  Guatemala: Nuestro Diario. p. 1.
  6. — (13 de enero de 1926).  Retazos de nuestra historia: el auge de la Revolución.  Guatemala: Nuestro Diario. p. 1.
  7. — (14 de enero de 1926).  Retazos de nuestra historia: la Revolución recibe nuevos elementos.  Guatemala: Nuestro Diario. p. 1.
  8. — (15 de enero de 1926).  Retazos de nuestra historia: el desastre de la Revolución.  Guatemala: Nuestro Diario. p. 1.
  9. — (16 de enero de 1926).  Retazos de nuestra historia: la huída de los castillistas.  Guatemala: Nuestro Diario.
  10. Arévalo Martínez, Rafael (1945). ¡Ecce Pericles!. Guatemala: Tipografía Nacional.
  11. Fernández Ordóñez, Rodrigo (2008). «Disparos en la Obscuridad. El Asesinato del General José María Reina Barrios». Universidad Francisco Marroquín, Departamento de Educación (Guatemala).