27 de julio de 1912: luego de que clausurara y demoliera la Escuela Politécnica en 1908, el gobierno de Estrada Cabrera abre la Academia Militar

27julio1912
Cuartel de Artillería, construido en 1896 por el gobierno del general José María Reina Barrios y convetirdo en la Academia Militar en 1912.  En el recuadro: el licenciado Manuel Estrada Cabrera en la época en que se creó la Academia Militar.  Imágenes tomadas de Wikimedia Commons.

Luego del atentado de “Los Cadetes” del 20 de abril de 1908, en que el cadete Víctor Vega estuvo a punto de matar al presidente, licenciado Manuel Estrada Cabrera,1,2 éste se convirtió en un verdadero déspota y en represalia al ataque ordenó que fusilaran a varios de los miembros de la promoción de Vega, que encarcelaran al resto y que demolieran la Escuela Politécnica hasta sus cimientos.3  Así terminó la primera época de la escuela militar guatemalteca, que para entonces había graduado a 391 suboficiales de los 1281 que ingresaron a sus aulas.4

En su primera época, que se inició en 1872 cuando la fundó el teniente general J. Rufino Barrios,5 la Escuela Politécnica fue una institución de educación media para estudiantes varones comprendidos entre los 13 y los 16 años y tenían un pensum de estudios orientado al arte de la guerra y la ingeniería militar que duraba tres años.  Pero luego del atentado de 1908 fue cerrada indefinidamente.4

A Estrada Cabrera le gustaba utilizar a los cadetes en todos sus actos oficiales, y por ello decidió fundar una nueva Academia Militar.  El 27 de julio de 1912 se emitió el acuerdo de creación de la Academia Militar de Guatemala, la cual se inauguró el 30 de julio del mismo año.  La nueva academia estaba ahora en el Cuartel de Artillería del Boulevard 30 de junio, que actualmente se conoce como Avenida la Reforma zona 10,4 el cual había sido construido en 1896 por el gobierno del general José María Reina Barrios.6

La nueva academia inició sus actividades bajo la Dirección del Coronel del Estado Mayor Español Antonio Díaz Benzo, jefe de la misión militar española, quien fue contratado para el efecto.  Pero esta nueva academia militar no duró mucho, pues tuvo que suspender sus actividades cuando el edificio que ocupaba fue destruido por los terremotos de 1917-18.  En ese corto período solamente hubo ocho promociones de suboficiales, todos varones, registrados del número 1 al 405 y solamente se graduaron 104 de ellos.4

Luego del derrocamiento del gobierno del licenciado Estrada Cabrera el 14 de abril de 1920, el presidente interino Carlos Herrera fundó nuevamente la Escuela Politécnica, la cual funcionó en el reconstruido edificio del Cuarte de Artillería.  El requisito de ingreso siguió siendo tener la primera completa, hasta que en 1956 fue cambiado a tener bachillerato o perito contador y en 1957 a tener tercero básico.  La institución funcionó en ese lugar hasta 1976, cuando el edificio fue dañado por el terremoto del 4 de febrero.4

Finalmente, el presidente general Kjell Eugenio Laugerud García, ex-alumno de la Escuela Politécnica, trasladó la institución a San Juan Sacapéquez, en donde se permitió el ingreso a mujeres en 1997, y en donde ha funcionado desde entonces.4


BIBLIOGRAFIA:

  1. Estrada Paniagua, Felipe (29 de abril de 1908). «El crimen del 20»La Locomotora: revista de política, ciencia, literatura y bellas artes (Guatemala).
  2. Somoza Vives, Fernando (1908). El crimen del 20 y el pueblo guatemalteco. Guatemala: La Mañana.
  3. Hernández de León, Federico (1929). El libro de las efemérides: Capítulos de la Historia de la América Central. Tomo II. Guatemala: Tipografía Sánchez y de Guise.
  4. Ejército de Guatemala (2017). Historia; Escuela Politécnica.  Guatemala: Ministerio de la Defensa Nacional.
  5. García Aguilar, Adolfo (1 de septiembre de 1899). «Don Bernardo Garrido y Agustino»Revista Militar: órgano de los intereses del Ejército (Guatemala) I (19): 329.
  6. Bascome, J.; Scoullar, William T.; Soto Hall, Máximo (1915). El Libro azul de Guatemala. Searcy & Pfaff.

16 de mayo de 1891: la Asamblea Legislativa aprueba una nueva Ley Constitutiva del Ejército

16mayo1891
Los cadetes de la Escuela Politéctica haciendo prácticas militares en los campos del antiguo convento de La Recolección, en el Centro Histórico de la Ciudad de Guatemala, primera sede de la Escuela. En el recuadro: el general presidente Manuel Lisandro Barillas. Imágenes tomadas de Wikimedia Commons.

El ejército de Guatemala durante el gobierno del general Manuel Lisandro Barillas tuvo una gris actuación en la Guerra del Totoposte que se había declarado contra el régimen de los Ezetas en El Salvador, por lo que el presidente decidió que se reformara la Ley Constitutiva de la institución para mejorar su operación.  De esta cuenta, la Asamblea Legislativa decretó la Ley Constitutiva el 16 de mayo de 1891, el cual fue aprobado por el presidente Barillas el 22 de ese mismo mes.1

Reproducimos a continuación algunos de los artículos más relevantes de aquella Ley:

Artículo 2: su primera y más importante misión, es sostener la independencia de la Patria, y defenderla de los enemigos exteriores e interiores.

Artículo 3: el mando supremo del Ejército, así como la facultad de disponer de la fuerza, corresponde única y exclusivamente al Presidente de la República.

Artículo 4: El Ministerio de la Guerra es el órgano de comunicación del Centro General, directivo, orgánico y administrativo del ramo de Guerra.

Artículo 5: El territorio de la República se divide militarmente en Zonas, Comandancias de Armas y Comandancias Locales, cuyo número y residencia dependerán de la importancia y condiciones especiales que el Jefe Supremo del Ejército determine.

Artículo 7: el Preisdente de la República tiene la inspección general del Ejército, y cada dos años nombrará cinco inspectores militares que en su representación, vean de cerca el Ejército, su estado y su organización, en la región que a cada uno se designe.

Artículo 8: el Presidente de la República como Jefe Supremo del Ejército, nombrará los Generales en Jefe, quienes organizarán sus fuerzas con arreglo a lo que disponga aquel funcionario.

Artículo 9: a ningún oficial ha de darse posesión del empelo a que fuere promovido, sino en virtud de despacho que presente firmado por el Presidente de la República y refrendado por el Ministro de la Guerra, y sin estos requisitos tampoco serán válidos los grados y demás recompensas militares que conceda el Jefe del Estado.2

Artículo 11: el organimos del Ejército lo constituyen:

    1. El Ministerio de la Guerra
    2. El Estado Mayor General
    3. El Estado Mayor del Presidente
    4. El Cuerpo de Estado Mayor
    5. El Cuerpo de Ingenieros Militares
    6. Las Oficinas Militares
    7. La Escuela Militar (Escuela Politécnica)
    8. La Infantería
    9. La Caballería
    10. La Artillería
    11. El Cuerpo Jurídico Militar
    12. El Cuerpo de Administración Militar
    13. El Cuerpo de Sanidad Militar3

Artículo 12: los empleados y clases del Ejército son:

    1. General de División
    2. General de Brigada
    3. Coronel
    4. Teniente Coronel
    5. Comandante 1.
    6. Comandante 2.
    7. Capitán
    8. Teniente
    9. Subteniente
    10. Sargento 1.
    11. Sargento 2.
    12. Cabo
    13. Soldado3

Artículo 14: los Jefes y Oficiales del Ejército, sólo pueden tener las situaciones siguientes:

    1. La de actividad, que comprende los colocados en los Cuadros orgánicos y comisiones, y los que se hallen con licencia por voluntad propia, sin percibir sueldo y por dos años como máximum.
    2. La de Reservistas, que comprende a las pertenecientes al Ejército de Reserva.
    3. La de Retiro.

Artículo 16: el retiro se obtiene del Ejército:

      1. Por edad
      2. Por impedimiento físico
      3. Por tener veinte años de servicio
      4. Por haber sido postergados para el ascenso durante dos años consecutivos, como resultado de la calificación y examen reglamentarios.

Artículo 17: Los Jefes y Oficiales del Ejército perderán el empleo por causa de delito declarado en sentencia firme, cuando así lo determine el Código Militar.3

Artículo 20: el servicio militar es obligatorio para todos los guatemaltecos desde el llamamiento correspondiente al año en que cumplan veintuno de edad, con las excepciones, exclusiones, exenciones y aplazamientos que la ley establece. (Nota de HoyHistoriaGT: en la práctica, los únicos obligados a prestar el servicio militar eran los indígenas y mestizos pobres).4

Artículo 22: el servicio militar dura veinte años, a contar desde el día en que los llamados son declarados reclutas disponibles.  El tiempo de servicio se divide en activo y pasivo: el activo se cuenta desde el ingreso en el cuerpo y el total obligatorio desde su inscripción en la “Comisión de reclutamiento”.4

Artículo 42: pueden eximirse del servicio los que a continuación se expresan:

  1. Los imposibilitados físicamente
  2. Los hijos únicos de viudas o ancianos pobres, que acrediten mantener a éstos con el personal trabajo.
  3. El que compruebe mantener con su trabajo personal a sus hermanos huérfanos menores de edad.
  4. Los que se hallen desempeñando empleos públicos, cargos concejiles o estén empleados en establecimientos nacionales de enseñanza.
  5. Cuando una viuda o ancianos pobres tengan dos o más hijos, o los huérfanos menores dos o más hermanos obligados al servicio, uno de éstos queda exceptuado.
  6. Los pueblos de indígenas que el Gobierno designe. (Nota de HoyHistoriaGT: en especial los asignados a determinadas fincas cafetaleras por lo dispuesto en el Reglamento de Jornaleros).
  7. Los alumnos de las Escuelas superiores y demás establecimientos nacionales de enseñanza durante el tiempo en que, según la ley, deban hacer sus estudios, terminados los cuales pasarán a cumplir con el servicio a que los haya llamado la suerte. (Nota de HoyHistoriaGT: en esa época había solamente cien estudiantes universitarios en total, y este inciso y el inciso 1. los eximían del servicio militar, pues al graduarse pasaban a ser empleados públicos).4
  8. Los padres de familia que tengan seis o más hijos a quienes mantener con su trabajo personal.
  9. Los artesanos que acrediten asistir con rigurosa puntualida a las Escuelas Nocturnas.4

Artículo 47: la entrada en la Escuela Militar, como aluno, se verificará con sujeción al Reglamento de dicho plantel; y los que terminen con aprovechamiento sus estudios tendrán entrada en los cuerpos en la forma y clases fijadas.5

Artículo 52: en todas las armas e institutos del Ejército, desde sub-teniente a coronel inclusive y sus asimilados, se ascenderá por rigurosa antigüedad sin defectos: a General de Brigada, por elección entre los coroneles más aptos, para el efecto de hacer a la Asamblea Nacional la correspondiente iniciativa, dándose siempre un turno a la antigüedad sin defectos por cada dos vacantes; y en esta misma forma, se efectuará el ascenso de éstos a General de División.6

Artículo 87: la jurisdicción de guerra y los delitos que son de su competencia están consignados en el Código Militar, no pudiendo aplicarse disposición alguna que estén en desacuerdo con las leyes.7

Los sueltos del Estado Mayor General, son los siguientes:

    • General de División: $300.00/mes
    • General de Brigada: $200.00/mes

Los sueldos mensuales en Infantería, son los siguientes:

    • Coronel: $150.00/mes
    • Teniente coronel: $120.00/mes
    • Comandante 1.: $100.00/mes
    • Comandante 2.: $80.00/mes
    • Capitán: $65.00/mes
    • Teniente: $50.00/mes
    • Alférez: $45.00/mes
    • Sargento 1.: $1.00 diario
    • Sargento 2.: $0.75 diario
    • Cabo: $0.625 diario
    • Soldado o corneta: $0.50 diario7

Para que el lector se de una idea de lo que ganaban los miembros del Ejército con respecto a los gobernantes, el general J.Rufino Barrios dejó al morir una herencia de treinta y tres millones quinientos mil pesos de la época.


BIBLIOGRAFIA:

  1. Museo del Ejército (s.f.). «Manuel Lisandro Barillas»Museo Militar de Guatemala. Guatemala: Ejército de Guatemala.
  2. Gómez Carrillo, Agustín (1892). Recopilación: Las Leyes de la República de Guatemala, 1891-1892 X. Guatemala: Tipografía Nacional. p. 283.
  3. Ibid, p. 284.
  4. Ibid, p.285.
  5. Ibid, p. 288.
  6. Ibid, p. 289.
  7. Ibid, p. 290.
  8. Ibid, pp. 300-301.
  9. Tipografía El Renacimiento (3 de agosto de 1885). Memoria de las riquezas de la mortual del Señor General expresidente Don Justo Rufino Barrios, en su relación con los intereses de la Hacienda pública (2.ª edición). Guatemala: Tipografía de “El Renacimiento”. p. 26.

7 de julio de 1895: tras sólo cursar tres semestres, Jorge Ubico causa baja en la Escuela Politécnica

7julio1895
Cadetes de la Escuela Politécnica en el patio de prácticas en el antiguo Convento de la Recolección, sede de la academia militar de 1875 a 1908. En el recuadro: el joven cadete Jorge Ubico. Imágenes tomadas de Wikimedia Commons.

Después de haber estudiado en el entonces prestigioso Instituto Nacional Central para Varones, el joven Jorge Ubico ingresó a la Escuela Politécnica el 16 de marzo de 1894, con el número de promoción 692, cuando ésta funcionaba en su sede original en el antiguo convento de La Recolección en el Centro Histórico de la Ciudad de Guatemala. Ubico permaneció en la escuela únicamente durante tres semestres, causando baja el 7 de julio de 1895, tras lo cual regresó a estudiar al Instituto Central, pero no terminó el bachillerato.1

Los historiadores no están de acuerdo sobre los motivos por los que Ubico no terminó sus estudios en la academia militar.  Algunos dicen que fue por su constitución endeble, otros porque tenía un carácter muy violento, y otros aducen que una noche habría escalado los muros de la escuela para visitar a alguien, y cuando fue castigado por la falta se habría negado a aceptar su culpabilidad.1

Lo cierto es que tras salir de la Escuela pasó dos años buscando una nueva ocupación, mientras practicaba boxeo, ciclismo, natación y equitación. Logró ingresar al Banco de Guatemala el 3 de noviembre de 1896, hasta que por fin, gracias a la influencia de su padre, el licenciado Arturo Ubico Urruela, entonces diputado a la Asamblea Legislativa, logró que le dieran el despacho de subteniente de infantería, sirviendo como ayudante del general Francisco A. Villela en la campaña contra la revolución encabezada por Próspero Morales contra Manuel Estrada Cabrera en agosto 1898.  El 3 de noviembre de ese mismo año fue ascendido a teniente y el 10 de agosto de 1900 fue ascendido a capitán.  Su carrera fue en continuo ascenso y pocos meses después fue nombrado instructor de milicias de Boca del Monte, siendo ascendido a comandante el 8 de marzo de 1901. 2

Gracias a su méritos y a las influencias paternas, ya que Arturo Ubico es ahora presidente de la Asamblea Legislativa del gobierno del licenciado Manuel Estrada Cabrera, Ubico es ascendido a teniente coronel en 1903.  Así pues, a los 25 años de edad está en una posición privilegiada: era adinerado, con gran fortaleza física, con una familia influyente y tiene un importante cargo militar.3


BIBLIOGRAFIA:

  1. Samayoa Chinchilla, Carlos (1950) El dictador yo. Guatemala: Imprenta Iberia. p. 43.
  2. Ibid, p. 44.
  3. Ibid, p. 45.

2 de agosto de 1954: los cadetes de la Escuela Politécnica, muchos de ellos adolescentes, y oficiales de la base militar “La Aurora” se alzan contra el “Ejército de la Liberación” y lo derrotan en el recién construido Hospital Roosevelt

2agosto1954
Instalaciones de la Escuela Politécnica cuando ésta se encontraba al principio de la Avenida de La Reforma.  Desde aquí se alzaron los cadetes contra el ejército liberacionista en 1954.  Imagen tomada de Wikimedia Commons.

El primer problema político sorteado por los liberacionistas tras el derrocamiento del coronel Jacobo Arbenz Guzmán, fue la sublevación de los cadetes de la Escuela Politécnica el 2 de agosto de 1954.

De acuerdo al historiador de la CIA, Nicholas Cullather en su obra desclasificada en 1997 “Secret History: The CIA’s Classified Account of its Operations in Guatemala 1952-54 “, el llamado “ejército de liberación” fue organizado y entrenado en Honduras para dar la apariencia de que el derrocamiento de Arbenz había sido obra de una levantamiento interno, pero en realidad la caída del presidente se debió a la presión que el gobierno de Dwight Eisenhower hizo sobre el régimen guatemalteco mediante la Operación PBSUCCESS financiada por la United Fruit Company. Las tropas comandadas por el coronel Carlos Castillo Armas estaban constituidas principalmente exiliados guatemaltecos y por soldados mercenarios de la CIA que se hacían pasar por campesinos y agricultores del oriente de Guatemala.

La rebelión de los cadetes tuvo varias razones:

  1. Antes de la llegada de Castillo Armas a Guatemala, se nombró al coronel Jorge Medina Coronado como director de la Escuela Politécnica, quien era un oficial intransigente y muy severo con sus cadetes.
  2. Los cadetes fueron obligados a rendir honores militares a Castillo Armas cuando éste llegó al Aeropuerto proveniente de El Salvador, por órdenes de los jefes militares que habían pactado con los liberacionistas.  En esta acción los liberacionistas que venían con el líder y sus admiradores en tierra se avalanzaron sobre la bandera, haciendo que los cadetes rompieran su formación y la perdieran por unos minutos.  Entre los guardaespaldas de Castillo Armas había numerosos jóvenes y personas de las élites económicas anticomunistas del país, que se unieron a últma hora al movimiento liberacionista y que no combatieron pero que sí mostraban sus armas y uniformes verde olivo con aire triunfal.
  3. El Director de la Escuela Politécnica dió un castigo ejemplar a sus cadetes por perder la bandera, primero reprendiéndolos frente al alto mando del ejército de Guatemala y a los miembros del ejército liberacionista y luego obligándolos a regresar a paso ligero desde el aeropuerto hasta la primera calle de la Avenida Reforma.  Posteriormente, los hizo correr hasta la medianoche en las instalaciones de la escuela con el uniforme de gala y el fusil al hombro.
  4. El 31 de julio, varios cadetes son humillados en el prostíbulo “El Hoyito” que estaba cerca de la Escuela en la Colonia Lima y que en la actualidad es el Instituto Guatemalteco Americano (IGA).  Los cadetes, quienes ya estaban en los últimos años de carrera, son desarmados y humillados por liberacionistas armados con subametralladoras que hicieron varios disparos al aire y a las casas del vecindario.  Tras el incidente, el director castigó con severidad a sus cadetes y degradó a los que eran galonistas.
  5. Los cadetes y otros oficiales fueron obligados a desfilar junto con las tropas liberacionistas para celebrar el Día de la Unidad Nacional del Ejército. En esta instancia se condecoró a los supuestamente valerosos miembros del ejército liberacionista, se rindieron honores a la bandera del MLN, y se reconoció al ejército “triunfador” en el territorio nacional, lo que fue humillante para los miembros del ejército que no habían pactado con los liberacionistas.

Después de haber marchado triunfalmente por las principales calles de la Ciudad de Guatemala,  los liberacionistas entregaron las armas y fueron a dormir al recién construido hospital Roosevelt, en donde quedaron acantonados.   Lo que no sabían los liberacionistas era que en una residencia de Santa Clara se estaba fraguando un complot en contra de la Liberación por parte de los oficiales de la Base Militar “La Aurora” y que los cadetes de la Escuela Politécnica estaban planeando un alzamiento por su parte para vengar todas las afrentas recibidas.

Amparados por la oscuridad, los cadetes atacaron a los invasores a  las 3:30 AM, aunque aquellos que estaban en su último año de carrera no quisieron combatir  Al enterarse, la Base Militar “La Aurora”, la Brigada Guardia de Honor y la Fuerza Aérea Guatemalteca (FAG) los apoyaron.  La FAG envió dos aviones P-51 y expulsó del país al P-47 que estaba ametrallando y bombardeando las posiciones defendidas por los cadetes.  El futuro presidente y entonces oficial en la Escuela Politécnica, Kjell Eugenio Laugerud García, les proporcionó el armamento y las municiones del Almacén de Guerra.

A las 6:30 PM los cadetes lograron que los liberacionistas se rindieran, y acto seguido les hicieron marchar con las manos en alto y haciéndoles abordar un tren, les remitieron de regreso hacia el Oriente del país, rumbo a Zacapa; de esta forma demostraron lo verdaderamente débil que era el “ejército de liberación” y pusieron en evidencia la pasividad del Ejército durante la invasión.

El oficial de la Base Militar “La Aurora”, mayor Manuel Francisco Sosa Avila, quien había proporcionado un batallón de tanques y había estado con los cadetes hasta que el último liberacionista había abordado el tren para Zacapa, relató en 1960 que él tuvo la oportunidad de quedarse con el poder ya que hubo un momento en que el país se quedó sin autoridades, debido a que Castillo Armas estaba celebrando su triunfo en Antigua Guatemala con el embajador estadounidense John Puerifoy y algunos oficiales de alto rango del ejército guatemalteco que habían traicionado al presidente Arbenz. Sin embargo, avisado de la situación, regresó a la ciudad de Guatemala a pie primero por Mixco, luego por la Finca El Naranjo para finalmente atravesar el barranco de El Incienso y llegar al Palacio Nacional junto con Peurifoy y su comitiva.

Los cadetes habían quedado al mando de la situación, pero la habilidad del arzobispo de Guatemala Mariano Rossell y Arellano (quien era el capellán del ejército de liberación) y del embajador de los Estados Unidos John Peurifoy, nuevamente salió a la defensa de los intereses de la United Fruit Company: en una reunión en la que los cadetes se entrevistaron con el embajador y el arzobispo para hacerles saber que este no era un movimiento comunista, Puerifoy les dejó claro que no iba a tolerar ningún alzamiento, y que si ellos persistían en sus intenciones, ordenaría a los Marines de los Estados Unidos (que estaban muy cerca del país para paliar una huelga general que se estaba dando en contra de las compañías fruteras estadounidenses establecidas en Honduras) realizar una invasión a Guatemala. Los muchachos, alarmados por esta amenaza, depusieron las armas.

Al final,  algunos de los jóvenes cadetes fueron enviados a prisión junto al oficial Sosa Avila y la acción dejó un saldo de numerosos muertos y heridos de ambos bandos, el cierre temporal de la Escuela Politécnica y el envío de cuantos cadetes se pudo a estudiar al exterior gozando de becas para que pudieran proseguir sus estudios, en áreas distintas a la milicia. Posteriormente se abrió nuevamente el plantel de estudios militares, bajo la dirección del coronel Carlos Arana Osorio, en 1955.

Las consecuencias del alzamiento fueron las siguientes:

  • Los líderes del movimiento murieron en combate;  ellos fueron los cadetes José Luis Araneda, Luis Antonio Bosh Castro, Carlos Enrique Hurtarte Coronado.  También murió el soldado Lázaro Yucut.
  • Castillo Armas, luego de un juicio, expulsó de la Escuela Politécnica  a los cadetes más comprometidos, que eran los del penúltimo año, incluyendo a los galonistas y al abanderado, que quedaron marginados de la carrera militar.
  • El gobierno de Miguel Ydígoras Fuentes empezó a reincorporar a los cadetes y oficiales graduados que retornaban a Guatemala, entre ellos el mayor Sosa Avila que fue nombrado Comandante de la Marina de la Defensa Nacional, y los oficiales Alejandro de León y Francisco Franco Armendáriz, quienes el 13 de noviembre de 1960 se levantaron en armas contra el gobierno en protesta por la invasión que se planeaba contra Cuba en Retalhuleu y por las malas condiciones de la tropa, y quienes fueron de los primeros en caer en combate.
  • El gobierno de facto del coronel Enrique Peralta Azurdia vigiló a los ex-cadetes a quienes no se les permitió continuar en la carrera militar, mientras que los que sí se reincorporaron fueron asignados a puestos administrativos alejados de cualquier comando.
  • Durante el gobierno de Carlos Arana Osorio, el presidente trató de ayudar a algunos de los ex-cadetes que sobrevivían sin trabajo y sin esperanzas de terminar su carrera militar.
  • Algunos cadetes que participaron en el movimiento del 2 de agosto tuvieron suerte.  El general Benedicto Lucas García, por ejemplo, llegó a ser general de brigada tras estudiar en Francia y gracias a que su hermano Romeo era presidente, llegó a ser el Jefe del Estado Mayor de la Defensa.  Otro ejemplo es el general Jaime Hernández, quien fue nombrado Ministro de la Defensa durante el gobierno del presidente Vinicio Cerezo.
  • La acción de los cadetes fue finalmente reconocida como una gesta por el gobierno guatemalteco en 1995.

BIBLIOGRAFIA:


22 de mayo de 1872: el presidente interino J. Rufino Barrios funda la Escuela Politécnica mientras el presidente provisiorio Miguel García Granados estaba al frente de tropas en la guerra contra Honduras

22mayo1872
Ejercicio militares en el antiguo Convento de la Recolección. Imagen tomada de “Revista Militar“.

La educación fue una de las principales reformas que impusieron los criollos liberales cuando alcanzaron el poder en Guatemala en 1871, ya que hasta entonces había estado bajo el control de la Iglesia Católica, de acuerdo al Concordato establecido por el gobierno de Rafael Carrera en 1852.  A los liberales les interasaba eliminar todo lo relacionado con la religión de los programas educativos e instituir una educación laica; además, instituyeron un colegio militar en donde no solamente se enseñara el arte de la Guerra, sino también ingeniería y agrimensura.

Acababa de iniciar un conflicto bélico contra Honduras, y el presidente de facto provisorio Miguel García Granados se puso al frente de las tropas guatemaltecas y se fue hacia la frontera dejando entonces al teniente general J. Rufino Barrios como presidente interino.  Fue en este período que Barrios dictó el siguiente acuerdo:

“Palacio de Gobierno: Guatemala, mayo 22 de 1872.

Siendo necesario el establecimiento de un colegio militar donde se eduquen jóvenes que sirvan de base para la organización de las milicias de la Repúbica, y habiéndose pedido con tal objeto el correspondiente cuerpo de oficiales, el señor Teniente General, encargado de la presidencia del Gobierno, ha tenido a bien acordar la creación de aquel establecimiento, designado para local el edificio del Campamento y encargándose los Ministros de los respectivos ramos, de su repación y demás obras que su destino exija.  Comuníquese y publíquese. “

Barrios

bernardogarridoagustino1873

La Escuela no se fundó en el Campamento indicado en el decreto (y que se encontraba en los campos que conlindaban con lo que luego sería la Penitenciaría Central), sino que cuando regresó García Granados, éste redactó el reglamento definitivo que estableció el colegio militar en los extensos campos y anexos del extinguido convento de La Recolección, en lo que ahora es el Centro Histórico de la Ciudad de Guatemala.

Los primeros profesores y directores de la Escuela Politécnica fueron militares españoles y la institución era para estudiantes de nivel medio y no universitario como lo es ahora.  Tras el atentado de los cadetes en 1908 en contra de Manuel Estrada Cabrera las instalaciones fueron demolidas hasta sus cimientos, los campos divididos en parcelas y las autoridades pasadas por las armas, acusadas de traición (cargo del que eran completamente inocentes).

La Escuela Politécnica fue restablecida hasta el 4 de mayo de 1920 por el licenciado José A. Betera, ministro de la Guerra del presidente Carlos Herrera, en sustitución de la Academia Militar que Estrada Cabrera creó en lugar de la original, ubicada en las instalaciones del Cuartel de Artillería situado en la Avenida de La Reforma.


BIBLIOGRAFIA: