7 de mayo de 1953: Arbenz autoriza ampliar presupuesto de Fincas Nacionales

El coronel Jacobo Arbenz Guzmán durante un mitín realizado en El Chol, Baja Verapaz. Imagen tomada de Wikimedia Commons.

Reproducimos a continuación el decreto 976 del Congreso de la República de Guatemala, por medio del cual se amplió el presupuesto de Fincas Nacionales, dada su relevancia histórica:1

Decreto Número 976

El Congreso de la República de Guatemala, 

Considerando: que compete al Congreso de la República conforme a los artículos 44 y 48 del Decreto número 573, aprobar y transferir o ampliar los presupuestos de Fincas Nacionales;

Considerando: que la aplicación del Decreto número 900 (Ley de Reforma Agraria) al subrogar en parte el Decreto número 573 (Ley Orgánica de Fincas Nacionales), determina de hecho operaciones económicas de orden fiscal;

Considerando: que la liquidación de Fincas Nacionales require la ejecución de operaciones no contempladas en los Decreto números 832, 858 y 890 del Congreso de la República y que afectan la ampliación de sus presupuestos;

Considerando: que es necesario armonizar la situación presupuestal de Fincas Nacionales, creada con motivo del Decreto número 921 del Congreso de la República para cuyo efecto debe ampliarse éste en la suma de Q.404,470.10; y

Considerando: que para lograr la mejor aplicación de la ley de Reforma Agraria, en lo que se refiere a Fincas Nacionales, es conveninete permitir flexibilidad en la ejecución de su presupuesto vigente; por tanto, decreta:

Artículo 1°.— Se aprueba el Presupuesto de Ingresos y Egreso de la finca «Ceylán» que de conformidad con lo que determina el artículo 5° del Decreto del Congreso número 747 fue aprobado provisionalmente por las autoridades de Fincas Nacionales. 

Artículo 2°.— Se amplía el presupuesto vigente de Fincas Nacionales (decretos número 832 y 852 del Congreso de la República) en la cantidad de dos millones doscientos sesenta y tres mil setecientos treinta y dos quetzales ocho centavos (Q2.263,732.08) cuya cantidad proviene de las reservas y la estimación de la venta de productos que, se detallan así:1

        • a: De las reservas determinadas por las utilidades líquidas de los ejercicios 1949-50 y 1950-41, como sigue:
          • Fincas Nacionales: Q233,221.98
          • Fincas Intervenidas: Q560,000.00
        • b: Ingresos provenientes de la venta de azúcar que producirá la compra de caña a particulares, así:
          • Fincas Nacionales:
            • Ingenio «Palo Gordo»: Q600,000.00
          • Fincas Intervenidas:
            • Ingenio «Concepción»: Q495,000.001

Artículo 3°.— La cantidad anterior, que asciende a dos millones trecientos ocho mil setecientos treinta y dos quetzales ocho centavos (Q.2.308,732.08), se destina a los siguiente: [sigue la explicación detallada del uso asignado de los fondos]2

Artículo 4°.— Se cancelan las siguientes partidas del presupuesto vigente de Fincas Nacionales: [sigue la explicación detallada de las partidas que fueron canceladas]2

Artículo 5°.— La cantidad anterior de trece mil trescientos cuarenta y cuatro quetzales a que se refiere el artículo anterior, se destinada para la creación de las siguientes partidas en el presupuesto vigente de Fincas Nacionales: [sigue el detalle de la creación de las nuevas partidas, que incluyen los sueldos del Presidencia de la Comisión Liquidadora, delegado del Ministerio de Hacienda y Crédito público y gerente, de los representantes del Tribunal  Contraloría de Cuentas, representante del Departamento Agrario Nacional, y gatos de representación de las personas que ocupaban estos cargos]3

Artículo 6°.— La amplicación a que el presente decreto se refiere, se resume de la siguiente forma:

        • Nacionales:
          • Ingresos provenientes de las reservas: Q.233,221.98
          • Ingresos provenientes de la venta de productos: Q.616,040.00
          • Egresos, conforme quedan descritos: Q.849,261.98
        • Intervenidas:
          • Ingresos provenientes de las reservas: Q.560,000.00
          • Ingresos provenientes de la venta de productos: Q.495,000.00
          • Egresos conforme quedan descritos: Q. 1.055,000.00
        • Gran total:
          • Propiedades nacionales: Q.849,261.98
          • Propiedades intervenidas: Q.1.055,000.00
          • Prespuesto del Departamento Agrario Nacional conforme Decreto del Congreso N°. 921: Q. 404,470.10
          • Total general: Q.2.308,732.08

Artículo 7°.— Las partidas creadas en el artículo 5°. del presente decreto tienen efecto desde el día primero de enero de 1953 y si las personas que desempeñan los cargos a que se refieren dicha spartidas han gozado de alguna asignación en el Presupuesto General de Gastos de la Nación, quedan obligadas a efectuar el reintegro correspondiente, sin cuyo requisito previo no podrán cobrar las asignaciones que se autorizan en el artículo 5°, debiendo observase lo dispuesto en el capítulo XII del Decreto gubernativo número 1920, siendo el reintegro aludido una economía para los ramos que representan y en manera alguna afectará su condición laboral y en consecuencia no pierden el derecho adquirido en los puestos que han ocupado en los organismos que representan ante la Comisión Liquidadora ya que las funciones de ésta son de carácter transitorio.

Artículo 8°.— Para la aplicación del presente decreto, deben observarse las normas contenidas en los decretos del Congreso número 852 y 901 en vigor, y además, el Tribunal y Contraloría de Cuentas, queda en la obligación inmediata de controlar y aprobar todas las operaciones que se originen de la presente ampliación.3

Artículo 9°.— El presente decreto entrará en vigor el día de su publicación en el Diario Oficial.

Pase al organismo Ejecutivo para su publicación y cumplimiento.

Dado en el Palacio del Organismo Legislativo: en Guatemala a los treinta días del mes de abril de mil novecientos cincuenta y tres, año noveno de la Revolución.

        • Guillermo Ovando Arriola, presidente
        • Carlos García Manzo, secretario
        • J. D. Fuentes G., secretario

Palacio Nacional: Guatemala, siete de mayo de mil novecientos cincuenta y tres.

Publíquese y cúmplase.

        • J. Arbenz
        • El Ministro de Hacienda y Crédito Público, J. Gregorio Prem4

BIBLIOGRAFIA:

  1. Azurdia Alfaro, Roberto (1960). Recopilación de Leyes de la República de Guatemala, 1953-1954. LXXII. Guatemala: Tipografía Nacional. p. 9.
  2. Ibid., p. 10-11.
  3. Ibid., p. 12.
  4. Ibid., p. 13.

Subir

18 de noviembre de 1948: embajador estadounidense presenta credenciales a Arévalo

El embajador estadounidense Richard Patterson presenta sus credenciales al presidente Juan José Arévalo

18noviembre1948
Vitrales del Palacio Nacional de Guatemala, que muestran escenas de la vida en la destruida ciudad de Santiago de los Caballeros. En el recuadro: el presidente Juan José Arévalo en el despacho presidencial en 1945. Imágenes tomadas de Wikimedia Commons.

El 17 de noviembre de 1948, arribó a Guatemala el nuevo embajador de Estados Unidos, Richard Patterson, en quien tenían puestas sus esperanzas los enemigos políticos del gobierno del presidente revolucionario, Dr. Juan José Arévalo ya que confiaban en que el nuevo embajador salvaría a la nación, que según ellos estaba amenazada por los comunistas que el gobierno arevalista toleraba y hasta protegía. Patterson, era co-propietario de una prestigiosa fábrica de plumas fuente en los Estados Unidos y su designación como embajador había sido solicitada por la United Fruit Company, principal terrateniente y complejo industrial en Guatemala, para que influyera en el gobierno guatemalteco para que se modificara el Código de Trabajo —que había entrado en vigor en 1947— ya que éste afectaba los intereses de la poderosa frutera estadounidense.​1

Un embajador de un país de América del Sur le comunicó al presidente Arévalo que tenía información confiable según la cual Patterson intentaba derrocarlo, por lo que el presidente guatemalteco le instruyó a su Ministro de Relaciones Exteriores, Enrique Muñoz Meany, que no atendería al nuevo embajador en la oficina presidencial porque quería evitar expulsarlo de esa oficina y causar un conflicto diplomático. Arévalo prefirió atender a Patterson la primera vez para que presentara sus cartas credenciales en el Salón de Recepciones y las veces siguientes en el Salón de Banquetes, ambos en el Palacio Nacional en la Ciudad de Guatemala. El primer encuentro entre ambos ocurrió el 18 de noviembre, para la presentación de cartas credenciales; Patterson no hablaba español, y Arévalo, quien tenía un doctorado en Pedagogía y una vasta cultura, no quiso hablarle en inglés.​1

Luego de una semana, Patterson solicitó la primera entrevista, en la cual le informó al presidente que la United Fruit Company se oponía a que el Código de Trabajo se aplicara a los ciudadanos de Estados Unidos que trabajaban en la empresa y que dicha ley debía reformarse, para excluir a esos ciudadanos. Patterson le dijo por intermedio de un traductor puertorriqueño, contratado por él: «yo soy hombre de negocios y que hablo poco«, a lo que Arévalo respondió, siempre por medio de traductor: «yo soy político y hablo mucho«.​​ Luego, en una entrevista posterior, el embajador le dijo al traductor: «dígale al Señor Presidente que estoy estudiando español. Así pronto hablaremos sin intermediario«, a lo que Arévalo respondió irónicamente: «Dígale al Señor Embajador que no se tome esas fatigas. Yo tengo cuarenta años de estar estudiando el idioma, y todavía no lo domino.»​1

Para la séptima entrevista, el presidente Arévalo optó por atender al embajador en la oficina presidencial, pero con Miguel Ángel Sandoval, un pianista guatemalteco que había vivido en Estados Unidos durante veinticinco años, como traductor. En esa entrevista, el embajador le dijo: «vengo a ofrecerle un viaje a Estados Unidos, con el recorrido que desee y durante el tiempo que le parezca; que mi gobierno no otorga condecoraciones pero que el Presidente Arévalo será condecorado en Washington; que será recibido espléndidamente y que, además, le daremos lo que él pida; pero que cambie de política«. Ante esto, Arévalo respondió: «mi esposa y yo hemos estado muy preocupados, en días pasados, por la noticia de que la señora de Patterson padecía un ataque de gripe, y que nos gustaría saber que ya está fuera de peligro«. La respuesta ya no era irónica; era un rechazo directo a la propuesta del embajador, quien se quedó atónito y sólo pudo preguntar: «¿Usted le comunicó al presidente mi mensaje?«, quien respondió: «Sí, Señor Embajador«. Arévalo comentó en sus memorias: «La batalla estaba ganada. Guatemala se había salvado de un vil negocio, de esos viles negocios que suelen producirse en el escritorio presidencial«.​1 Es importante haber ver aquí que Arévalo se refería a todas las concesiones lesivas para Guatemala que se habían entregado a la United Fruit Company y sus subsidiarias por sus predecesores, en especial el licenciado Manuel Estrada Cabrera, y los generales José María Orellana y Jorge Ubico​; y al hecho de que Guatemala se había ganado el apodo de «República Bananera» gracias a dichas concesiones​2.

Patterson siguió insistiendo, y en una nueva audiencia, que se produjo sin previo aviso, le dijo por intermedio de Raúl Osegueda, Secretario Privado de la Presidencia: «Infórmele al Señor Presidente que estaré ocho días en Washington. Dígale que me han dicho que a él le gustan las mujeres; que quiero traerle una pero deseo saber si la prefiere rubia o de pelo negro«. Arévalo menciona en sus memorias: «Yo nunca había escuchado de un diplomático semejante ofrecimiento de servicios celestinos que solamente se justifican en un plano de íntima amistad. Me dio una profunda pena pensar que este hombre representaba a la nación que acababa de ganar una guerra mundial.​ Con no poco desprecio brindé la respuesta, ya sin ironía«. La respuesta de Arévalo, por intermedio de Osegueda fue: «Efectivamente, me gustan las mujeres; pero suelo buscármelas yo mismo«.​1

El embajador estadounidense se convenció de que era demasiado difícil someter a Arévalo, y optó, entonces, por conspirar para derrocarlo. Si bien el plan no fructificó debido a la habilidad diplomática y política de Arévalo, los Estados Unidos no se dieron por vencidos y continuaron conspirando contra su sucesor, el coronel Jacobo Arbenz Guzmán, quien tenía objetivos claros y anti-imperialistas, pero quien carecía de la habilidad de Arévalo y terminó siendo derrocado el 27 de junio de 1954 gracias al trabajo del embajador estadounidesne John Puerifoy y del Departamento de Estado dirigido por John Foster Dulles, accionista de la United Fruit Company, y —en mucha menor medida— a la Operación PBSUCCESS de la CIA y su pantalla, el Movimiento de Liberación Nacional.​3


BIBLIOGRAFIA:

  1. Arévalo Bermejo, Juan José (1998): Despacho presidencial. Obra Póstuma. Guatemala: Oscar de León Palacios.
  2. Bucheli, Marcelo; Jones, Geoffrey (2005). «The Octopus and the Generals: the United Fruit Company in Guatemala»Harvard Business School Case (en inglés) (9–805–146). Archivado desde el original el 10 de diciembre de 2012.
  3. Cullater, Nicholas (1992). Operation PBSUCCESS. The United States and Guatemala. 1952-1954. CIA. United States. Nota: documento desclasificado por la CIA en 1997.

Subir

16 de junio de 1922: fundan el periódico «El Imparcial»

El periodista Alejandro Córdova y otros colaboradores funda el periódico «El Imparcial»

16junio1922
Una colección del famoso «Muñequito del Imparcial» publicados entre 1926 y 1977. Imágenes tomadas de diferentes publicaciones del periódico que se conservan en la Hemeroteca Nacional de Guatemala.

El 16 de junio de 1922, Alejandro Córdova, junto con César Brañas, Rafael Arévalo Martínez, Carlos Wyld Ospina, Luz Valle y el poeta colombiano Porfirio Barba Jacob fundaron el periódico «El Imparcial«; poco después, se unieron como colaboradores del periódico los jóvenes estudiantes de Derecho Miguel Ángel Asturias y David Vela, también miembros de la Generación del 20.1 El logo del periódico fue un quetzal estilizado, creado por el artista Carlos Mérida2 y su ideario originalmente contemplaba no servir como órgano de partido político alguno, no recibir subvenciones ni ayuda oficial, mantener y defender la libertad de expresión del pensamiento,1 aunque al pasar los años fue cayendo en los mismos vicios de que adolecían otros medios de la prensa escrita en el país.

El periódico surgió seis meses después del golpe de estado que había perpetrado el general José María Orellana, Jefe del Estado Mayor del presidente Carlos Herrera, y quien tuviera el mismo puesto durante muchos años durante el gobierno del licenciado Manuel Estrada Cabrera.​3 El periódico prácticamente nació exigiendo que se restableciera el régimen constitucional y denunciando que el gobierno del general Orellana hubiera celebrado el Pacto de Tacoma debido a los fuertes vínculos que tenía con la empresa transnacional estadounidense United Fruit Company,4 que fue de hecho quien patrocinó su golpe de estado.5 Además, el periódico alegaba que el tratado era inconstitucional y lesivo para Centroamérica pues cedía una isla a Nicaragua que era realmente de El Salvador y además, establecía que la bahía podría ser utilizada por la Armada estadounidense.4

«El Imparcial» sufrió el acoso de la prensa oficialista inmediatamente, principalmente del «Diario de Centro América«;​ y es que apenas unos cuantos días después de su primera publicación, dedicó su editorial a reflexionar sobre las restricciones impuestas por el gobierno de facto de Orellana, quien pretendía controlar a la prensa para que sus nexos con la frutera estadounidense no fueran denunciados.6

Uno de las principales características del nuevo periódico fue el «Muñequito del Imparcial«, el cual fue obra de Alfonso Campins Raymundo, ingeniero dibujante de la Imprenta La Unión Tipográfica, donde se imprimía el periódico y que apareció por primera vez el 6 de noviembre de 1922.7​ Era un hombrecito fornido, con el pelo erizado y la cara oculta tras un ejemplar de El Imparcial, que representaba a un individuo cualquiera poniéndose al día con las noticias.8​ Alejandro Córdova y David Vela Salvatierra le pidieron a Campins Raymundo que creara este personaje para exaltar el ingenio humorístico chapín y darle voz al hombre de la calle.​


BIBLIOGRAFIA:

  1. Mérida González, Aracelly Krisanda (2003). El periodismo escrito en la Ciudad de Guatemala durante los años 1900-1925. Guatemala: Facultad de Humanidades, Universidad de San Carlos de Guatemala. p. 105.
  2. De la Mora Valencia, Rogelio (junio de 2012) Intelectuales guatemaltecos en México: del movimiento Claridad al antifascismo, 1921-1939. Signos Históricos, (27). pp. 104-137.
  3. Colón Gómez, Julio (1980). «Mi tío José». Revista Ingeniería (Guatemala: Colegio de Ingenieros de Guatemala).
  4. Mérida González, El periodismo escrito en la Ciudad de Guatemala, p. 39.
  5. Bauer Paiz, Alfonso (1965). Compilación de leyes laborales de Guatemala de 1872 a 1930. Guatemala: Centro de Estudios Económicos y Sociales, Universidad de San Carlos de Guatemala.
  6. Mérida González, El periodismo escrito en la Ciudad de Guatemala, p. 40.
  7. Ibid., p. 41.
  8. Ibid., p. 42.

Subir