13 de diciembre de 1879: la Ley Orgánica y Reglamentaria de Instrucción Pública

El gobierno del general presidente J. Rufino Barrios emite la ley orgánica y reglamentaria de Instrucción Pública

8AB8FC0B-C019-4128-9201-7E3FD7CCA911
Estudiantes de la Escuela Facultativa de Medicina en una clase de Anatomía en 1896. En el recuadro, estudiantes del Instituto Nacional Central para Varones y del Instituto Nacional Normal para Señoritas (Belén) con sus respectivos uniformes. Imágenes tomadas de Wikimedia Commons.

A los dos días de haber decretado la Constitución de la República, el gobierno de J. Rufino Barrios emitió la Ley Orgánica y Reglamentaria de Instrucción Pública, firmada por el general presidente y el Ministro de Instrucción Pública, Delfino Sánchez, cuyos principales artículos se reproducen a continuación:1

Artículo 1.- Se garantiza la libertad de enseñanza en la República.

Artículo 2.- La enseñanza que se dé a expensas del Estado es pública, laica, dirigida e inspeccionada por el Gobierno, y estará sujeta a las prescripciones de la presente ley. 

Artículo 3.- La enseñanza privada es fomentada por el Gobierno, no ejerciendo sobre ella más que que la vigilancia que demandan la conservación del orden, la moral y las leyes.Nota_a 

Artículo 4.- La Instrucción Pública se divide en primaria, secundaria, normal y profesional.1, Nota_b

Artículo 5.- La Instrucción primaria costeada por el Estado es gratuita y se divive en primaria propiamente dicha o elemental, y complementaria.

Artículo 6.- La Instrucción primaria elemental es obligatoria para los individuos de ambos sexos, desde la edad de seis hasta la de catorce años. 

Artículo 7.- La Instrucción primaria complementaria no es obligatoria; pero las autoridades influirán en lo posible, por los medios persuasivos que estuvieren a su alcance, para que los habitantes de la República no carezcan de ella.Nota_c 

Artículo 10.- El objeto de las escuelas es formar hombres con la suficiente instrucción y moralidad para ser digos de una sociedad republicana y libre.

Artículo 11.- Para conseguir este objeto, cuidarán los maestros de inculcar en sus alumnos ideas de libertad, igualdad, fraternidad, orden, progreso unión Centroamericana, amor a la patria, amor al trabajo y, en general, todas aquellas ideas que elevan el sentimiento moral y son la base de una sociedad bien organizada.2, Nota_d 

Artículo 13.- En las escuelas elementales se enseñarán los ramos siguientes:

      • Lectura
      • Nociones prácticas de la lengua patria
      • Aritmética
      • Lecciones sobre objetos
      • Escritura y dibujo lineal
      • Geografía e HistoriaNota_e 
      • Moral y Urbanidad 
      • Ejercicios calisténicos3

Artículo 17.- La enseñanza de la Lectura se extenderá cuanto sea necesario para que los alumnos puedan leer correctamente prosa y overso, en impresos y manuscritos.  En esta asignatura, queda comprendida la enseñanza y nociones prácticas sobre la lengua patria, la que se dará, corrigiendo escrupulosamente las faltas de lenguaje en que los niños incurran cuando hablen o escriban.  Se ampliará la enseñanza de la Lectura con ejercicios de composición y recitación, y con explicaciones de la materia que se lea.Nota_f 

Artículo 18.- La enseñanza de la Aritmética comprenderá la expresión y cálculo de los números, es decir: numeración, operaciones de enteros, quebrados comunes y decimales, denominados y sistema decimal de pesos y medidas; debiando alternarse ejercicios mentales con los escritos.

Artículo 20.- La Escritura y el Dibujo lineal se enseñarán simultáneamente en una sola asignatura, hasta que los niños adquieran buena forma de letra y puedan dibujar las máquinas e instrumentos más sencillos y otros objetos naturales o de uso frecuente.  Los maestros procurarán que los niños manejen con igual destreza ambas manos.4

Artículo 25.- En las escuelas complementariasNota_g  se ampliará el estudio de los ramos que corresponden a las elementales, y además enseñará:

      • Escritura y Dibujo
      • Gramática castellana
      • Aritmética completa
      • Teneduría de libros
      • Nociones de Historia Natural
      • Constitución de la República

Artículo 29.- La enseñanza de la Lectura se ampliará con ejercicios escogidos de composición y recitación y se completará con lecturas explicadas sobre Fisiología, Higiene, Mecánica, Física, Química y otros ramos de Ciencias Naturales.

Artículo 32.- En Aritmética se ensancharán los conocimientos adquiridos en las escuelas elementales y se completará la enseíanza de la materia con el estudio sobre potencias, raíces, y análisis de los números, es decir: razones y proporciones.

Artículo 33.- La Teneduría de libros, por su especial importancia práctica, se enseñará con toda la extensión posible.

Artículo 36.- Se enseñará y explicará la Constitución de la República para que los niños comiencen a adquirir ideas claras acerca de la organización del poder público y de los derechos y deberes que les corresponden como ciudadanos guatemaltecos.5, Nota_h 

Artículo 44.- El jefe de cada escuela es un director o maestro, de nombramiento del Gobierno, a propuesta de la Dirección general de estudios.5, Nota_i 

Artículo 52.- No habrá otros días festivos durante al año, que los domingos y los de fiestas cívicas.Nota_j 

Artículo 55.- Los únicos castigos que se permiten en las escuelas son: amonestación privada o en presencia de los alumnos, privación de recreo, prolongación de horas de trabajo, notas de mala conducta, aislamiento y otros que, como los anteriores, no sean infamantes ni puedan alterar la salud o el desarrollo de los niños.  En caso de que un niño sea incorregible será expulsado de la escuela por la Junta local, previo informe del director. La misma Junta dictará las providencias convenientes para que el alumno expulsado adquiera la instrucción necesaria donde sea posible.

Artículo 57.- Quedan severamente prohibidas en las escuelas las distinciones entre los alumnos, por razón de calse, nacionalidad, capital, color, posici social, etc. Al aplicarse las penas los maestros procederán con absoluta imparcialidad y justicia.6

Artículo 63.- El primer período escolar comenzará el 1 de enero de cada año, día en que tendrá lugar la apertura de las escuelas, y concluirá el viente de mayo.  En los diez días siguientes al veinte, se verificarán exámenes privados sobre las materias enseñadas, para que los alumnos sean aprobados puedan pasar al grado inmediatamente superior. Los que no lo sean repetirán el curso.

Artículo 64.- El segundo período comenzará el 1.° de junio y concluirá el veinte de octubre.  En los diez días siguientes al veinte se verificarán exámenes públicos y las distribuciones de premios.7

Artículo 70.- No habrá otras calificaciones que las de aprobado y suspenso. Estas calificaciones serán secretas, y los examinadores las darán, depositando en una oruna una bola blanca o una negrada, según que el alumno sea o no aprobado.  Si algun alumno demostrare en el examen un aprovechamiento muy notable, se consignará esta circunstancia en el acta que se levante.

Artículo 74.- Los meses de noviembre y diciembre serán de vacaciones para alumnos y maestros.8

Artículo 83.- Se establecerán también escuelas dominicales, escuelas mixtas o de niños de ambos sexos y escuelas de párvulos, segun el sistema de salas de asilo o kindergarten.  La Dirección general de Instrucción pública dictará las providencias necesarias a fin de organizar estos establecimientos de la manera más conveniente.

Artículo 97.- En las escuelas de niñas se enseñarán los mismo ramos que en las escuelas de niños, agregando las labores de mano, economía doméstica y jardinería. 

Artículo 98.- Las escuelas de niñas se regirán por esta ley, con las variaciones que la Dirección general de Instrucción pública crea conveniente introducir en los programas de enseñanza, atendiendo a las consideraciones especiales que exige la esmerada educación de la mujer.9

Artículo 105.- La instrucción secundaria tiene por objeto hacer que los jóvenes perfecciones y aumenten los conocimientos adquiridos en las escuelas primarias, preparándolos para seguir una carrera profesionales.Nota_k

Artículo 106.- La enseñanza secundaria se dará en los Institutos Nacionales, y comprende los ramos siguientes:

      • Gramática castellana
      • Francés e inglés
      • Aritmética, Algebra, Geometría y Trigonometría rectilínea
      • Teneduría de libros
      • Filosofía elemental
      • Geografía e Historia
      • Retórica
      • Mecánica
      • Física y Química
      • Nociones de Historia Nacional, Fisiología e Higiene11

Artículo 120.- Además de las materias comprendidas en los artículos precedentes de este capítulo, se enseñarán en los Institutos los idiomas Alemán, Italiano y Latino, Caligrafía, Taquigrafía, Dibujo y Pintura, Música Instrumental, Canto, ejercicios calistécnicos y militares, y si fuese posible los de natación y equitación; pero no será obligatorios los exámenes sobre tales enseñanzas por no exigierse éstas para obtener el título de graduado en Ciencias y Letras. La enseñanza del Dibujo es obligatoria para todos los alumnos.11, Nota_l 

Artículo 131.- Habrá en los Institutos alumnos internos, externos y medio internos.  Los primeros serán los que se eduquen por cuenta de la Nación, y todos los que quieran vivir en el establecimiento con el objeto de instruirse, pagando una pensión.  Los medios internos recibirán la enseñanza y alimentación; pero no dormirán en el establecimiento y pagarán también una pensión.  Los externos pobres recibirán la enseñanza gratuitamente.12

Artículo 133.- Son condiciones necesarias para ingresar a un Instituto:

      • Tener buena conducta y moralidad.
      • Presentar un certificado médico en que conste que el solicitante no padece ninguna enfermedad crónica ni está predispuesto a padecerla
      • Presentar el certificado de aptitud en las materias que señala la enseñanza complementaria; y ser aprobado en una examen sobre las mismas materias, que deberá practicarse en el Instituto por un tribunal que nombrará el Director.

Artículo 159.- Las materias de enseñanza en los colegios para niñas serán las mismas que previene el artículo 14, menos la Trigonometría, Mecánica, Taquigrafía y ejercicios militares; pero se sustituirán estos ramos con el estudio de la economía doméstica, trabajos y labores propios del sexo.

Artículo 180.- La enseñanza profesional se da en las correspondientes Facultades.

Artículo 181.- Las Facultades son los cuerpos encargados de promover el adelanto de las ciencia y de las letras en el país.

Artículo 182.- Se establecen por ahora las Facultades siguientes:

      • De Derecho y Notariado
      • De Medicina y Farmacia
      • De Ingeniería
      • De Filosofía y Literatura

Artículo 183.- Cada Facultad se compondrá de los individuos respectivo que hayan obtenido o en lo sucesivo obtuvieren título legal para ejercer su profesión en la República, y de los incorporados con arreglo a la ley.13

Esta ley, con algunas modificaciones, estuvo vigente hasta la caída del gobierno del general Federico Ponce Vaides, y durante todos ese tiempo, fueron los Institutos Nacionales y Normales los que graduaron a los mejores profesionales de nivel medio en el país.  Asimismo, fueron las Escuelas Facultativas las que se encargaron de la educación superior en el país, y no fue sino hasta en 1945 en que fueron reunidas nuevamente en la Universidad de San Carlos de Guatemala.


NOTAS:

    • a: esto permitió que el Colegio de San José de los Infantes – que pertenecía a la Catedral Metropolitana – permaneciera abierto.
    • b: “Normal” corresponde a los estudios de magisterio. Por otra parte, la “educación profesional” es la universitaria, la cual en la época en que se emitió este decreto dependía del Ministerio de Instrucción Pública.
    • c: a pesar de las buenas intenciones de este artículo, en la práctica solamente grupos de menos de diez estudiantes – la gran mayoría de las élites sociales – llegaban a los institutos de educación secundaria cada año.
    • d: es decir, un pensum de estudios que inculcaba ideas liberales a los estudiantes.
    • e: para ensenar historia se utilizaron textos en los que el gobierno conservador de los 30 años era presentando como una época oscura en la historia guatemalteca, mientras que la revolución liberal era presentada como una gesta libertadora.
    • f: este artículo sobre la Lectura estaba muy bien intencionado pero se ha cumplido muy poco en la práctica.  Aún hoy en día, de las personas que saben leer, un alto porcentaje no comprende lo que lee.
    • g: al nivel complementario ya solamente llegaban muy pocos estudiantes.
    • h: debido a que eran muy pocos alumnos los que llegaban a la escuela complementaria, eran muy pocos los ciudadanos que comprendían lo que estaba escrito en la Constitución de la República y todos aquellos decretos que emanaban del Ejecutivo y Legislativo.
    • i: la Constitución de 1879 estaba recién decretada, y en lla se le confería poder prácticamente absoluto al jefe del ejecutivo; por esta razón tenía a su carga hasta el nombramiento de los directores de escuela.
    • j: en contraste con los regímenes conservadores en los cuales había numerosas fiestas católicas de guardar.  Los liberales adujeron que reducían los días de feriado para incrementar la productividad.
    • k: en esa época, los estudiantes que llegaban a los Institutos de Secundaria eran menos de diez por año y eran solamente de las clases más pudientes de la sociedad guatemalteca.
    • l: el muy reducido número de estudiantes permitía que se enseñaran todas estas materias con gran calidad.  En el siglo XXI, ni en los colegios privados de más renombre se enseñan tantas materias opcionales dada la gran cantidad de estudiantes que tienen que atender.

BIBLIOGRAFIA:

  1. Barrios, J. Rufino; Sánchez, Delfino (13 de diciembre de 1879). Ley Orgánica y Reglamentaria de Instrucción Pública. Guatemala: Tipografía Nacional. p. 3.
  2. Ibid., p. 4.
  3. Ibid., p. 5.
  4. Ibid., p. 7.
  5. Ibid., p. 11.
  6. Ibid., p. 13.
  7. Ibid., p. 14.
  8. Ibid., p. 15.
  9. Ibid., p. 18.
  10. Ibid., p. 20.
  11. Ibid., p. 22.
  12. Ibid., p. 25.
  13. Ibid., p. 31.

7 de julio de 1895: Ubico causa baja en la Escuela Politécnica

Tras sólo cursar tres semestres, Jorge Ubico causa baja en la Escuela Politécnica.

7julio1895
Cadetes de la Escuela Politécnica en el patio de prácticas en el antiguo Convento de la Recolección, sede de la academia militar de 1875 a 1908. En el recuadro: el joven cadete Jorge Ubico. Imágenes tomadas de Wikimedia Commons.

Después de haber estudiado en el entonces prestigioso Instituto Nacional Central para Varones, el joven Jorge Ubico ingresó a la Escuela Politécnica el 16 de marzo de 1894, con el número de promoción 692, cuando ésta funcionaba en su sede original en el antiguo convento de La Recolección en el Centro Histórico de la Ciudad de Guatemala. Ubico permaneció en la escuela únicamente durante tres semestres, causando baja el 7 de julio de 1895, tras lo cual regresó a estudiar al Instituto Central, pero no terminó el bachillerato.1

Los historiadores no están de acuerdo sobre los motivos por los que Ubico no terminó sus estudios en la academia militar.  Algunos dicen que fue por su constitución endeble, otros porque tenía un carácter muy violento, y otros aducen que una noche habría escalado los muros de la escuela para visitar a alguien, y cuando fue castigado por la falta se habría negado a aceptar su culpabilidad.1

Lo cierto es que tras salir de la Escuela pasó dos años buscando una nueva ocupación, mientras practicaba boxeo, ciclismo, natación y equitación. Logró ingresar al Banco de Guatemala el 3 de noviembre de 1896, hasta que por fin, gracias a la influencia de su padre, el licenciado Arturo Ubico Urruela, entonces diputado a la Asamblea Legislativa, logró que le dieran el despacho de subteniente de infantería, sirviendo como ayudante del general Francisco A. Villela en la campaña contra la revolución encabezada por Próspero Morales contra Manuel Estrada Cabrera en agosto 1898.  El 3 de noviembre de ese mismo año fue ascendido a teniente y el 10 de agosto de 1900 fue ascendido a capitán.  Su carrera fue en continuo ascenso y pocos meses después fue nombrado instructor de milicias de Boca del Monte, siendo ascendido a comandante el 8 de marzo de 1901. 2

Gracias a su méritos y a las influencias paternas, ya que Arturo Ubico es ahora presidente de la Asamblea Legislativa del gobierno del licenciado Manuel Estrada Cabrera, Ubico es ascendido a teniente coronel en 1903.  Así pues, a los 25 años de edad está en una posición privilegiada: era adinerado, con gran fortaleza física, con una familia influyente y tiene un importante cargo militar.3


BIBLIOGRAFIA:

  1. Samayoa Chinchilla, Carlos (1950) El dictador yo. Guatemala: Imprenta Iberia. p. 43.
  2. Ibid, p. 44.
  3. Ibid, p. 45.

19 de octubre de 1899: nace Miguel Angel Asturias

Nace en la Ciudad de Guatemala el escritor Miguel Angel Asturias

19octubre1899
Miguel Angel Asturias en su época de estudiante.  Imagen tomada de Wikimedia Commons.

Los guatemaltecos conocen a Miguel Angel Asturias como el escritor guatemalteco que ganó el Premio Nóbel de Literatura en 1967 por su novela “El señor Presidente“, en la que que critica al gobierno del licenciado Manuel Estrada Cabrera.1  Y de hecho, desde que ganó ese prestigioso galardón, Asturias es el único referente del arte guatemalteco, ya que hasta al Teatro Nacional le cambiaron de nombre y lo bautizaron como “Centro Cultural Miguel Angel Asturias”.

Pero hay muchas cosas de Asturias que no nos han contado y muchos otros artistas y escritores de alto nivel que han quedado a la sombra del famoso “Moyas“.  He aquí algunos de los datos que no son muy conocidos del escritor guatemalteco:

    1. Estudió en el entonces prestigioso y exclusivo Instituto Nacional Central para Varones, en donde durante el bautizo que se acostumbraba le pusieron el apodo de “Chirimoyas” o “Moyas2
    2. Participó en los movimientos estudiantiles que contribuyeron al derrocamiento del presidente Manuel Estrada Cabrera, cuando era estudiante de la Universidad “Estrada Cabrera”2
    3. Fue miembro del Honorable Comité de Huelga de Dolores y uno de los autores del canto de guerra “La Chalana“, de los estudiantes universitarios.3,4
    4. Era parte del grupo de intelectuales guatemaltecos conocido como “la generación del 20“.  Desafortunadamente, de todos ellos solamente la memoria de Asturias se conserva.2,3
    5. En su tesis de graduación, que versaba sobre los problemas que afrontan los indígenas guatemaltecos, escribió que una forma de mejorar el intelectual de los mismos era la de practicar un mestizaje con “razas más avanzadas“.
    6. Era alcohólico consetudinario, aduciendo que en Guatemala “sólo bolo se podía vivir“.  Su alcoholismo era tan grave que amanecía tirado en las calles.5
    7. Durante el gobierno del general Jorge Ubico dirigió un programa radial llamada “Tribuna del Aire” desde el que adulaba al presidente.6
    8. Tras el derrocamiento de Ubico colaboró con los gobiernos revolucionarios y escribió la llamada Trilogía Bananera, la cual es una obra en tres partes en las que critica tanto al gobierno guatemalteco, como a la sociedad y a la intervención de la compañía transnacional estadounidense “United Fruit Company“.  En el libro llama al general Ubico “La bestia del Guacamolón” en referencia al color del Palacio Nacional que hizo construir el presidente. Los tres volúmenes de la trilogía son:
      • “Viento Fuerte”
      • “El Papa Verde”
      • “Los Ojos de los Enterrados”6
    9. Debido a su identificación con los indígenas guatemaltecos, la cual se manifiesta en mayor grado en su novela de realismo mágico ‘Hombres de Maíz“, sus contemporáneos lo despreciaban por “indio“.  De hecho, la obra es sumamente difícil de leer para el lector común, ya que esté escrita desde la perspectiva de la cultura indígena guatemalteca.6
    10. Por su colaboración con el gobierno del coronel Jacobo Arbenz Guzmán fue despojado de la ciudadanía guatemalteca tras el éxito de la Operación PBSUCCESS que puso al coronel Carlos Castillo Armas al frente del gobierno guatemalteco.  Asturias tuvo que vivir en el exilio en Argentina y Chile durante esa época viajar con un pasaporte de “no-argentino” que le otorgaron.7
    11. De su estadía en Chile comentó que lo más le gustó fue “el vino y las tendaladas de bolos5
    12. Siempre en el exilio se trasladó a Génova, Italia, en donde publicó la novela “Mulata de Tal” en 1963.8
    13. Por la Trilogía Bananera la Unión Soviética le entregó el “Premio Lenín de la Paz” en 1965, ya que en la obra criticaba duramente el intervencionismo de los Estados Unidos en los asuntos internos de Guatemala.6
    14. El Premio Nóbel le fue otorgado por las diez obras que había escrito hasta entonces y no solamente por el “El señor Presidente“.   De hecho, el premio le fue conferido “por sus logros literarios vivos, fuertemente arraigados en los rasgos nacionales y las tradiciones de los pueblos indígenas de América Latina9
    15. Tras ganar el Premio Nóbel, el gobierno del licenciado Julio César Méndez Montenegro se vió obligado a reivindicar su figura en el país y le devolvió la ciudadanía guatemalteca, además de nombrarlo embajador de Guatemala en Francia, por lo que Asturias se mudó a Paris en donde vivió hasta su muerte.10
    16. Su hijo Rodrigo Asturias adoptó el pseudónimo de “Gaspar Ilom” cuando se unió a los grupos guerrilleros guatemaltecos. Este era el nombre del personaje principal de la novela “Hombres de Maíz
    17. Debido a sus problemas económicos no había podido escribir más novelas hasta que recibió el Premio Nóbel.  Gracias a él pudo escribir la obra “Viernes de Dolores” en la que relata su participación en el Comité de Huelga de Dolores de 1922.11
    18. La obra “El señor Presidente” fue convertida en una versión teatral y presentada en Guatemala en 1974, el año en que falleció.  Los agentes de la policía judicial del gobierno del general Carlos Arana Osorio llegaron al teatro en el que se estaba presentando la obra con la intención de apresar a Asturias, sin saber que ya había fallecido.

BIBLIOGRAFIA:

  1. Himelblau, Jack (1973). «El Señor Presidente: Antecedents, Sources and Reality»Hispanic Review (en inglés) 40 (1): 43-78
  2. Quintana, Epaminondas (1971). La Historia de la Generación del 20. Guatemala: Tipografía Nacional.
  3. Asturias, Miguel Ángel (1978). Viernes de Dolores. Buenos Aires: Lozada.
  4. Barnoya, José (1979). Historia de la Huelga. Guatemala: Calabaza.
  5. Carrera, Mario Alberto (1999). ¿Cómo era Miguel Ángel Asturias?. Guatemala: Editorial Cultura.
  6. Cardoza y Aragón, Luis (1991). Miguel Angel Asturias: Premio Lenin de la Paz 1965, Premio Nobel de Literatura 1967. Casi Novela. México: Ediciones Era. p. 92.
  7. Elías, José (2016) Guatemala honra al fin a su Nobel. Espana: El País.
  8. Martin, Gerald (1973). «Mulata de tal: The Novel as Animated Cartoon». Hispanic Review (en inglés) (University of Pennsylvania Press) 41 (2): 397-415. JSTOR 471993doi:10.2307/471993.
  9. Nobel Prize Organization (2021). The Nobel Prize in Literature 1967. Nobel Prize Outreach.
  10. Vela, David (23 de febrero de 1968). Presidente descubrió busto de Miguel Ángel Asturias. Guatemala: El Imparcial. p. 1-4.
  11. Pilón de Pacheco, Marta (1968). Miguel Ángel Asturias: Semblanza para el estudio de su vida y obra. Guatemala: Cultural Centroamericana. OCLC 2779332.

25 de diciembre de 1917: empiezan los terremotos de 1917-18

A las 10:20 pm ocurre el primero de los terremotos conocidos como de “1917-18” que destruyeron a la Ciudad de Guatemala y acabaron con e gobierno de Manuel Estrada Cabrera

25diciembre1917
Ruinas del Instituto Nacional Central para Varones luego del terremoto de diciembre de 1917.  Anteriormente de dos plantas, el edificio fue reducido a una planta después del terremoto.  Imagen tomada de Wikimedia Commons.

La Ciudad de Guatemala de principios del siglo XX era magnífica.  Sus templos y palacios, e incluso su cementerio, eran de un lujo exquisito gracias a las mejoras y obras realizada por el gobierno del fallecido presidente José María Reina Barrios.  Pero todo eso literalmente se vino abajo el 25 de diciembre de 1917, cuando a las 10:20 pm se produjo el primero de los cataclísmicos terremotos que asolaron a la “Tacita de Plata” enre 1917 y 1918.

Aquella trágica noche, la ciudad fue arremetida por un sismo como nunca antes se había sentido: la tierra osciló en ondas como el agua de mar durante aproximadamente un minuto. Todos los habitantes quedaron asombrados no solamente por el movimiento sino por el crujir de los techos y muebles y por la forma en que se movían las paredes, y salieron a las calles a pesar del frío. La energía eléctrica falló durante el sismo, pero los estragos se podían observar a la luz de la luna llena; la gente permaneció en su ropa de cama observando los destrozos en sus casas y conversando con sus vecinos, mientras ocurrían pequeñas réplicas.1,2

Afortunadamente para los habitantes, se encontraban en las calles y parques cuando a las 11:23 pm sobrevino un terremoto que duró lo mismo que el anterior, pero de mayor intensidad. Los habitantes, horrorizados, veían cómo las paredes se mecían de un lado a otro y cómo las que ya estaban dañadas se derrumbaban, seguidas por los techos. El terrible ruido de los derrumbes era acallado por los retumbos de la tierra que temblaba, y solo se distinguían de vez en cuando los gritos y oraciones de la población pidiendo clemencia.1,2

Por la mañana del 26 de diciembre se hizo el recuento de los daños:3

  • La fachada de la iglesia de San Francisco estaba completamente rajada. Por su parte el antiguo convento que funcionaba como la Oficina de Correos desde 1873 quedó arruinado y sus escombros obstaculizaban la 6.ª avenida sur.
  • El techo de la Iglesia de Santa Clara, en la esquina opuesta a la de San Francisco, se desmoronó, rompiendo con escombros la puerta principal del templo.
  • La cúpula de la Iglesia de la Recolección se desmoronó.
  • Casi todas las iglesias tuvieron serios daños en sus torres y cúpulas.
  • Una de las paredes de la estación del Ferrocarril Central se cayó, y la torre de la estación se desplomó.
  • La Aduana Central y la Embajada de Inglaterra eran un montón de escombros.
  • La mayoría de las paredes de las casas se derrumbaron y los techos cayeron sobre las habitaciones, dejando al descubierto muebles destruidos.3

Fue el principio del fin no solamente de la “Tacita de Plata” sino que también del gobierno de veintidós años del licenciado Manuel Estrada Cabrera; sobre esto último dice el historiador Antonio Batres Jáuregui, entonces Presidente del Poder Judicial:4

Pero Estrada Cabrera, cada vez se atrincheraba más en La Palma. Esta circunstancia naturalmente la notaron todas las numerosas comisiones extranjeras que aquí tenían a su cargo, haciendo crecidos gastos, auxiliar a los menesterosos. Todos lo eran, en una catástrofe como aquella. En casos semejantes se ha visto siempre que el rey, o el pordiosero, y sus familias, son los primeros en acudir, con su persona y dinero, a socorrer al pueblo.”

“Esto acabó de desacreditar a Estrada Cabrera, y fué la causa determinante de su caída. Mientras estaban disputándose el poder don Carlos Herrera, con los Unionistas, y el Presidente Cabrera reducido a su guarida, menudeaban las exhibiciones personales, las quejas y las arbitrariedades de una y otra arte.”4


BIBLIOGRAFIA:

  1. Saville, Marshal H. (1 de junio de 1918). «The Guatemala earthquake of December, 1917 and January, 1918». (en inglés) Graphical Review 5: JSTOR 207805. p. 462
  2. Spinden, Herbert J. (1919). «Shattered capitals of Central America». National Geographic Magazine (en inglés) (Estados Unidos) XXXV (3). p.197.
  3. Saville, Marshal H. The Guatemala earthquake of December, 1917, p. 463.
  4. Batres Jáuregui, Antonio (2006). La América Central ante la Historia, 1821-1921. Memorias de un siglo. Guatemala: Tipografía Nacional. pp. 675-676.

28 de julio de 1889: nace Carlos Federico Mora

Nace el eminente médico y catedrático Carlos Federico Mora

28julio1889
Retrato del Dr. Carlos Federico Mora.  Imagen tomada de Wikimedia Commons.

El doctor Carlos Federico Mora Portillo fue hijo de Ángela Portillo y de Enecón Mora y realizó sus estudios de secundaria en la Escuela Politécnica y en el Instituto Nacional Central para Varones.  Tras graduarse hizo sus estudios universitarios en la Escuela Facultativa de Medicina y Farmacia en la Ciudad de Guatemala, graduándose de médico el 24 de abril de 1916 con su trabajo de tesis “Consideraciones médico-legales sobre el Código Penal de Guatemala”, la cual mereció el segundo lugar del Premio “José Felipe Flores” que otorgaba esa facultad en honor a uno de los mejores médicos coloniales de Guatemala.1

Mora estuvo becado en México, donde efectuó investigaciones contra la rabia y luego prestó servicio médico militar en Puerto Barrios y en el Puerto de San José. Posteriormente realizó un posgrado en la Universidad Johns Hopkins, en Estados Unidos, donde empezó su formación en ciencias de la conducta y trabajó con John B. Watson, quien influyó en su enfoque experimental de la psiquiatría. Después continuó sus estudios en el Instituto de Medicina Legal de Psiquiatría de París, Francia, y en Roma, en donde estudió la Psicología de los delincuentes. Entre sus profesores estuvieron renombrados médicos y psicólogos como Sigmund Freud, Carl Gustav Jung, Alfred Adler y Julio von Jauregg.1,Nota_a

Al regresar a Guatemala fue nombrado director del “Asilo de Alienados” -como se le llamaba entonces al hospital psiquiátrico-, donde se desempeñó de 1923 a 1927, período en el que inició la terapéutica psiquiátrica en el país, y empleó métodos como el absceso de fijación, la hidroterapia, la hipnosis y la malarioterapia.Nota_b Asimismo, introdujo en el país el uso de las camisas de fuerza.1  Mientras estaba a cargo de este hospital, en septiembre de 1926 ocurrió la muerte repentina del presidente, general José María Orellana,  en Antigua Guatemala y Mora fue uno de los médicos que fueron llamados para realizar la autopsia del fallecido.2

Durante el gobierno del general Lázaro Chacón, el doctor Mora estuvo activo en la docencia creando la Dirección General de Educación y el Consejo Nacional de Educación y promoviendo la Ley Orgánica y Reglamentaria del Personal Docente de la República, aprobada en 1927, la cual fue el antecedente de lo que sería el escalafón magisterial en Guatemala.  También fundó el servicio de Identificación en la Dirección General de la Policía y en 1927 fue trasladado a Hamburgo, Alemania, como cónsul y embajador de Guatemala.1

Mora regresó al país poco después y fue nombrado Ministro de Educación por el general Chacón.1  Sin embargo, la situación económica del país era crítica debido a los efectos de la Gran Depresión en el precio del café, y el gabinete ministerial sufrió varios cambios en 1930; eventualmente, debido a la presión, el 12 de diciembre de 1930, el general Chacón sufrió un derrame cerebral, que lo obligó a renunciar a la presidencia;3 nuevamente, Mora fue llamado para conformar el grupo de médicos que evaluó la condición del presidente y dictaminó que éste no podía seguir en el poder.4

Tras la anarquía que siguió a la enfermedad de Chacón el gobierno de los Estados Unidos intervino para colocar a un presidente que protegiera los intereses estadounidenses en el país, y de esta cuenta resultó electo el general Jorge Ubico Castaneda, quien tomó posesión el 14 de febrero de 1931.5 El doctor Mora siguió trabjando para el gobierno durante el nuevo régimen, estableciendo la cátedra de Psicología en la Escuela Facultativa de Medicina, así como Medicina Legal en la Facultad de Derecho y Notariado en 1932, todo esto mientras estuvo trabajando en el “Asilo de Alienados“.1

Luego de un cambio en la política de los Estados Unidos para con los regímenes totalitarios en Centroamérica, el gobierno del general Maximiliano Hernández Martínez cayó en mayo de 1944 tras varios movimientos civiles en su contra, los que se extendieron a Guatemala.6 De este forma, hubo levantamientos contra el régimen de Ubico en la Ciudad de Guatemala, lo que obligó al presidente a restringir las garantías constitucionesl; entonces, el 22 de junio de 1944 311 ciudadanos firmaron un memorial solicitando al presidente Jorge Ubico Castañeda la reinstauración de dichas garantías.  El Doctor Mora fue uno de los firmantes de dicho documento.7

Eventualmetne, las protestas condujeron a la renuncia de Ubico Castañeda el 1 de julio de 1944, quien dejó en su lugar a un triunvirato militar encabezado por el general Federico Ponce Vaides, quien debía llamar a elecciones. De esta forma, el 4 de julio el pueblo se presentó a las instalaciones de la Asamblea Legislativa y exigió que se designara al Dr. Mora como el presidente interino, pero su nombramiento no se llegó a dar ya que Ponce Vaides envió un destacamento militar que desalojó la sala con amenazas de disparar, y luego obligó a los miembros de la Asamblea a nombrar al propio Ponce Vaides como Presidente del República.8,Nota_c

El gobierno de Ponce Vaides a su vez fue derrocado por la Revolución Cívico-Militar del 20 de octubre, tras lo cual el doctor Mora fue nombrado Rector de la Universidad Nacional, y estuvo a cargo de palabras de agradecimiento en el acto en el que le fue conferida autonomía a la Universidad de San Carlos el 1 de diciembre de 1944.1,9

Mora continuó con su larga y fructífera carrera como docente universitario hasta 1970, falleciendo el sábado 9 de septiembre de 1972, a los 83 años, víctima de un accidente cerebrovascular. Fue sepultado en el Cementerio General de la Ciudad de Guatemala.1


NOTAS:

    • a: ganador Premio Nobel de Medicina de 1927.
    • b: técnica desarrollada por von Jauregg y que utilizaba la fiebre provocada por la malaria para tratar la parálisis general progresiva.
    • c: el capitán al mando del destacamento de la Escuela Politécnica que ayudó a desalojar el Congreso fue Jacobo Arbenz Guzmán.

BIBLIOGRAFIA:

  1. Villalobos Viato, Roberto (18 de enero de 2015). «Una mente brillante». Prensa Libre (Guatemala).
  2. Mora, Federico (2 de octubre de 1926) “Autopsia al cadáver del general Orellana”. Guatemala: El Imparcial, Unión Tipográfica.
  3. Nuestro Diario (13 de diciembre de 1930). «Comité de médicos evalúa estado de saludo del señor Presidente de la República». Nuestro Diario (Guatemala).
  4. Mora, Carlos F. et. al. (12 de diciembre de 1930) “Acta de los médicos en que se declara la imposibilidad del general Chacón para seguir en la presidencia de la República“. Guatemala: El Imparcial, Unión Tipográfica.
  5. Department of State(1930) Guatemala. Revolution in Guatemala. (en inglés) En Foreign Relations III. Estados Unidos: Department of State. pp. 172-190.
  6. Luna, David. Análisis de una dictadura fascista latinoamericana. Maximiliano Hernández Martínez 1931-1944.  El Salvador: En La Universidad. p. 52.
  7. Brolo, Javier (26 de octubre de 2012). «Carta de los 311». Blog de Javier Brolo. Archivado desde el original el 2 de junio de 2014.
  8. Sabino, Carlos (2007). Guatemala, la historia silenciada (1944-1989) Tomo I: Revolución y Liberación. Guatemala: Fondo de Cultura Económica.
  9. Junta Revolucionaria de Gobierno (1944) Decreto No. 12. Guatemala: Tipografía Nacional.