9 de abril de 1638: autorizan construir ermita de Nuestra Señora del Carmen

Los Cofrades de Nuestra Senora del Carmen reciben el permiso del presidente del Reino de Guatemala para construir su ermita en la cuidad de Santiago de los Caballeros.

Ruinas de la Ermita de Nuestra Señora del Carmen de Antigua Guatemala en 1910. Fotografía de Alberto G. Valdeavellano.

El 3 de septiembre de 1634 el obispo Agustín de Ugarte y Saravia instituyó la Cofradía del Santo Escapulario de Nuestra Señora del Carmen en la capilla de Santa Teresa en la Iglesia Catedral de Santiago de los Caballeros de Guatemala, y el 20 de noviembre de ese año aprobó los estatutos de la misma.1 Los miembros de esta cofradía eran conocidos como «los encamisados» del Santo Escapulario de Nuestra Señora del Carmen, y eran los encargados de recoger limosnas para costear sus gastos. Estos encamisados gestionaron durante cuatro años el permiso para construir su ermita al obispo doctor de Ugarte y Saravia y al Presidente del Reino de Guatemala, Alvaro Quiñónez Osorio. Los encamisados organizaban paseo a pie y acaballo y vestían trajes multicolores. Adornaban sus caballos con flecos, estrellas y cometas de papel de varios colores y los pobladores los acogían magníficamente ya que junto con ellos iban los «fieros» quienes hacían burla a los funcionarios y personajes del momento.2

Finalmente, el permiso eclesiástico fue concedido el 9 de abril de 1638 y el presidente Quinonez Osorio, en uso de la regalía del vicepatronato real, confiere el permiso civil al día siguiente.3 Los trabajos de la capilla comenzaron tan pronto como se tuvo el permiso delvpresidente, y la misma estuvo concluida en dos meses, ya que trabajaron día y noche en su construcción.2

El 10 de junio se realizó la ceremonia de consagración de la capilla, que era de adove y techo de paja, y que fue destruida por el terremoto de 1651. El templo fue reconstruido y fue inaugurado nuevamente el 12 de abril de 1686 a la que años más tarde se le adjuntó la casa conventual, cuando adquirieron la que casa que había sido del pintor capitán Antonio Montúfar, situada al sur del templo.2

Como ocurrió con todas las estructuras de la ciudad de Santiago de los Caballeros, el terremoto de San Miguel en 1717 destruyó al templo de Nuestra Señora del Carmen casi por completo, y para reconstruirla, la curia eclesiástica nombró prioste al presbítero Manuel de Morgan, quien pidió limosna entre los fieles. De esta forma, se reconstruyó un templo aún mayor que el anterior, a un costo cuarenta mil pesos, el cual fue estrenado en 1725. Y entre 1725 y 1728, se construyó la hermosa fachada característica del templo, la cual tenía varias imágenes de santos, además de un adorno bordado que complementaba lo más destacado del estilo barroco.4


BIBLIOGRAFIA:

    1. Pardo, J. Joaquín (1944). Efemérides de la Antigua Guatemala, 1541-1779. Guatemala: Unión Tipográfica. p. 28.
    2. Bojórquez, Cativo, Lionel Enrique (2014). Proyecto de restauración y reciclaje del Templo de Nuestra Señora del Carmen, Antigua Guatemala.  Guatemala: Univerisdad de San Carlos de Guatemala. p. 14.
    3. Pardo, Efemérides de la Antigua Guatemala, 1541-1779, p. 40.
    4. Bojórquez Cativa, Proyecto de restauración y reciclaje, p. 15.

9 de marzo de 1595: Quirio Cataño entrega el Cristo de Esquipulas

El escultor Quirio Cataño entrega la escultura del Cristo de Esquipulas.

9marzo1595
La Basílica de Esquipulas en 1889, tal y como fue fotografiada por el arqueólogo británico Alfred Percival Maudslay. En el recuadro: vista parcial de la imagen del Cristo Negro de Esquipulas, que se encuentra en un camarín especial dentro de la Basílica. Imágenes tomadas de Wikimedia Commons.

El historiador colonial eclesiástico Domingo Juarros dedica varios párrafos a la imagen del Cristo Negro de Esquipulas en su obra «Compendio de la Historia de la Ciudad de Guatemala«. He aquí lo que relata en su primer tomo, publicado en 1808:

Santiago Esquipulas, el pueblo de más nombre que tiene ésta comarca: es de temperamento húmedo y enfermizo; su vecindario se compone de españoles, indios y mulatos; tiene muy decentes casas, y un mesón, cosa que no se vé en otro pueblo; está plantado en un llano rodeado de cerros, en 14 grados de latitud septentrional, 287 grados 30 minutos de longitud.  A la orilla de este pueblo, está el celebre Santuario del Señor de Esquipulas: templo de los más capaces, hermosos, y bien dispuestos del Reino: es de tres naves, y en sus cuatro ángulos se levantan cuatro vistosas torres, sumamente elevadas: en la cabecera de la nave principal hay un primoroso camarín, donde está colocada la imagen de Cristo Crucificado. Dicha sagrada efigie se esculpió en Guatemala, el año 1595 por el celebre artífice Quirio Cataño, y se puso en la Iglesia Matriz del pueblo de Esquipulas, donde se concilió tal veneración, con los prodigios y maravillas, que se obraron en favor, de los que le tributaban reverentes cultos; que se hizo la peregrinación más famosa de todo el Reino, siendo innumerables las personas, que vienen en romería a visitar esta devota imagen; no solo de las Provincias del Reino de Guatemala, sino aún de las de la Nueva España: especialmente el día 15 de enero, en que se celebra la fiesta principal de la expresada Efigie: en cuyo tiempo es tan grande el concurso de gentes, que se asegura llegaran a 85 mil las personas, que se juntan en el citado pueblo , unas por asistir a la festividad, y otras por hallarse en la gran feria, que se hace en él, por este tiempo. Siendo muy corta la Iglesia Parroquial de Esquipulas, para el inmenso concurso de peregrinos, levantó el suntuoso templo , de que acabamos de hablar, el Illmo, Señor Arzobispo de Guatemala D. Fr. Pedro Pardo de Figueroa: cuyas venerables cenizas descansan en el Camarín de la enunciada Iglesia, a donde se trasladaron el año de 1758, en que se celebró su estreno, con extraordinaria solemnidad.1

Juarros entra en más detalle sobre el Cristo Negro en el segundo tomo de su obra, publicado 1818:

Entre las cosas maravillosas, y que llaman la atención en esta basta Comarca [de Chiquimula], debe ocupar el primer Jugar la portentosa Imagen de Nuestro Señor Jesucristo Crucificado, que se venera en el pueblo de Esquipulas. Ésta es sin disputa, la imagen de mayor aclamación, y su templo la romería mas famosa de todo el Reino: no hay tiempo del año, en que no se vean en dicho Santuario peregrinos, que vienen de partes muy remotas a implorar las misericordias de Dios, ó a cumplir los votos, que han hecho en sus necesidades.

La referida efigie se esculpió en Guatemala por Quirio Cataño; consta de testimonio auténtico, que en 9 de agosto de 1594 el Sr. Provisor D. Cristóbal Morales trató con Quirio Cataño Escultor, que haga un Crucifijo de vara y media para el pueblo de Esquipulas, por el que se le han dar cien tostones: y por el recibo de dicho artífice se ve, que entregó la pieza acabada en [Santiago de los Caballeros de] Guatemala, a 9 de marzo de 1595: cuyos instrumentos originales hallándose muy maltratados, para que no se perdiese la noticia del origen de la referida imagen, el Illmo. Sr. D. Fr. Andrés de las Navas, por auto de 9 de abril de 1685, mandó se saque testimonio de ellos, y se ponga en el libro de Bautismos de la Parroquia del expresado pueblo.

Son sin número los milagros que se refieren obrados por medio de esta Imagen: se asegura, que estando no sé por qué motivo, en una estancia, se vió repetidas veces, que la casilla donde estaba la efigie despedía resplandores, de suerte que creyendo los de las haciendas vecinas, que la casa se quemaba, corrieron aceleradamente a apagar el fuego, pero acercándose hallaron ilesa la choza; más repitiéndose por segunda y tercera vez este prodigio, entraron en la casa, y advirtieron, que el sol que despedía tan Divinas luces era esta sagrada Imagen. Igualmente se afirma, que queriendo los Indios llevar en procesión este devoto simulacro á cierto trapiche, puesto en las andas, no pudieron moverlas por mas esfuerzos que hicieron. También se refiere como cosa cierta, que la citada Imagen ha sudado tres ocasiones. Finalmente es tradición constante, que en su templo reciben vista los ciegos, habla los mudos, movimiento los tullidos, y salud todo género de enfermos.

Tan grande multitud de prodigios obrados en beneficio de los que devotos rinden reverentes cultos á esta milagrosa Imagen, ha sido la causa del extraordinario concurso de gentes, que vienen en tropas á asistir á la fiesta principal de este Santuario el día 15 de enero, que se asegura llegarán á cien mil las personas, que se juntan dicho día en el pueblo de Esquipulas: ésta ha sido el principio de la gran veneración, que se tiene en todo el Reino a este portentoso simulacro: y ésta ha movido a la Silla Apostólica a expedir Bula especial, en que determina el rito, con que se debe descubrir esta sagrada efigie.«2


BIBLIOGRAFIA:

  1. Juarros, Domingo (1808) Compendio de la Historia de la Ciudad de Guatemala. I. Guatemala: Ignacio Beteta. pp. 36-37.
  2. — (1818) Compendio de la Historia de la Ciudad de Guatemala. II. Guatemala: Ignacio Beteta. pp. 156-157.

9 de enero de 1970: se inaugura Jurún Marinalá

El presidente Julio César Méndez Montenegro inaugura la hidroeléctrica Jurún Marinalá, que había sido iniciada durante el gobierno del coronel Jacobo Arbenz Guzmán.

29octubre1824
Vista aérea del embalse de la hidroeléctrica Jurún Marinalá en 2006. En el recuadro: propaganda del gobierno del coronel Jacobo Arbenz pidiendo a la población que coopere con la construcción de la hidroeléctrica. Imágenes tomadas de Wikimedia Commons.

La región de Palín y Amatitlán históricamente estuvo unificadas por la producción de azúcar y la grana o cochinilla desde la época colonial, y posteriormente con la introducción de la producción del café a gran escala después de la Revolución Liberal de 1871.  Por ello, esta región representó el punto de partida para la electrificación en el país.

La hidroeléctrica Jurún Marinalá se inició durante el gobierno del coronel Jacobo Árbenz Guzmán, como uno de los cuatro proyectos gubernamentales dirigidos a combatir los monopolios estadounidenses que existían en el país en ese momento.  Específicamente, la hidroeléctrica nacional iba a competir con el monopolio de la Electric Light Company.1  Entre los otros monopolios que había estaban el de la International Railways of Central America (IRCA) en el transporte ferroviario de bienes y pasajeros (con el que el gobierno arbencista iba a competir con la construcción de la Carretera al Atlántico), el manejo de los puertos de San José y Puerto Barrios por la Great White Fleet (contra lo que Arbenz iba a construir el Puerto de Santo Tomás de Castilla), y la Reforma Agraria contra la acumulación de tierras ociosas2 (principalmente contra las grandes extensiones de tierra ociosa que el gobierno del licenciado Manuel Estrada Cabrera3 y el del general Jorge Ubico habían cedido a la United Fruit Company en Izabal y Escuintla, respectivamente).  (Nota de HoyHIstoriaGT: Otros monopolios estadounidenses en el país incluían los de W. R. Grace and Company y sus subsidiarias, National Aviation Company, Rosenthal bankers, Pacific Bank and Trust Company, Standard Oil Company, Union Oil, Pan American Airways, Retalhuleu Electric Company, Amsinck Sanne and Company, y la British American Tobacco Company4).

El anteproyecto de Jurún Marinalá data de 1952, y especifica una hidroeléctrica de 40,000 KW que dotaría de electricidad a la Ciudad de Guatemala y a los departamentos de la costa del Pacífico.  Este anteproyecto fue realizado por el ingeniero J.A. Bendix en abril de 1953.  Otro informe presentado ante el gobierno de Árbenz en marzo de 1954 por la Westinghouse Electric International Co. fue realizado por Erik Floor and Associates, una firma de Chicago Estados Unidos.5 Pero los proyectos de la hidroeléctica quedaron inconclusos tras el derrocamiento del gobierno arbencista el 27 de junio de 1954 por el Departamento de Estado estadounidense,6 que utilizó la pantalla del Movimiento de Liberación Nacional de la Operación PBSUCCESS de la Central de Inteligencia Americana para hacer ver el golpe de estado como un movimiento anticomunista.7 

Por su importancia para el desarrollo del país, los gobiernos liberacionistas y militares que siguieron estudiaron nuevos informes presentados en los años subsiguientes  que  contemplaban la variante de Jurún – Medio Monte- Marinalá.  Finalmente , en junio de 1964, durante el gobierno de facto del coronel Enrique Peralta Azurdia  se planteo seriamente la construcción de la hidroeléctrica y se hizo un estudio más detallado por el Instituto Nacional de Electrificación (INDE).8  Después de cumplir con los requisitos legales de licitación pública el gobierno eligió a la empresa Electro-Watt Consultores para la construcción del proyecto, el cual incluyó lo siguiente:

    1. Utilizar el lago de Amatitlán como el principal embalse regulador para dar más capacidad de generación de energía eléctrica al INDE para la ciudad de Guatemala.
    2. Los ríos que se utilizaron para alimentar las turbinas fueron Michatoya, y su afluente, el Marinalá, que fue en donde se construyó el embalse de regulación, el túnel de aducción de baja presión y una chimenea de equilibrio.
    3. Presa de regulación del lago de Amatitlán ubicada en el desagüe del mismo la cual permitió obtener una cantidad de almacenaje de 22.3 millones de m3 de agua. Esta presa está construida de concreto para que soporte la presión del agua en todas las épocas del año.
    4. Toma de Jurún, la cual tiene una longitud 70.00 m y de ancho 4.00 m. también construida de concreto. 
    5. Dos desarenadores para limpiar el agua automáticamente.
    6. Túnel de aducción y presión ubicado entre el sur de la finca Jurún llegando al
      punto alto de Medio Monte (en las fincas desmembradas).
    7. Chimenea de equilibrio de la rapidez del agua, también ubicada dentro de Medio Monte.
    8. Tubería reforzada, conectada con el túnel de presión.
    9. Casa de máquinas ubicada sobre el río Marinalá en la aldea Agua Blanca también construida con hormigón y que consta de turbinas, generadores, paneles de control y mando, válvulas esféricas,sistemas de regulación, sistemas de enfriamiento, equipo de protección, y grupo diesel de emergencia.9

Cuando se presentó por primera vez de manera más formal el proyecto en 1964 se estimó que tendría un costo de Q.12, 650,000.00, pero cuando se concluyó en en 1970 el costo final fue de Q.16, 700,000.00.  El financiamiento de la obra se hizo por medio de préstamos del Banco Internacional de Reconstrucción y del
Banco Mundial, además de fondos propios con los que contaba el INDE. Como parte del proyecto también se construyó una línea de trasmisión denominada
Guacalate-Jurún Guatemala en conjunto con la subestación sur de Guatemala, la cual tuvo un costo de Q.3, 487,7000.00. En total el costo de la hidroeléctrica Jurún Marinalá fue de Q.20, 187,700.00. En estos costos se incluyeron la obra civil, de administración ysupervisión general, equipo electromecánico utilizado y los intereses que se generaron durante el tiempo que duró la construcción, lo que se acumularon sobre la deuda externa del país.9

Cuando se inauguró, Jurún Marinalá era la hidroeléctrica con mayor capacidad de generación de energía en el país, surtiendo de esta a una buena parte de la ciudad de Guatemala y al departamento de Escuintla. Posteriormente se construyeron Aguacapa y la hidroeléctrica de Chixoy.10

Inicialmente, la producción eléctrica le representó considerables ingresos para el estado a través del INDE, pero durante el gobierno de Álvaro Arzú Yrigoyén, muchos bienes nacionales fueron privatizados con la justificación de que eso los haría más efectivos (tal y como ocurrió en muchos países de América Latina durante esa época), por lo que la producción eléctrica pasó a manos privadas sin que la población se beneficiara con ello.10


BIBLIOGRAFIA:

  1. Miguel Coronado, Leceny Lorena(2011) Caracterización histórica de la Finca Medio Monte, del Municipio de Palón, Escuintla; 1925-1969. Guatemala: Universidad de San Carlos, Escuela de Historia. p. 140.
  2. Congreso de la República de Guatemala (1952). Decreto 900. Guatemala. Archivado desde el original el 13 de agosto de 2014.
  3. Piel, Jean (1989) San Andrés y el Quiché durante el primer siglo republicano: 1821-1920. Centro de Estudios Mexicanos y Centroamericanos. p.68.
  4. Department of State(1930) Guatemala. Revolution in Guatemala. (en inglés) En Foreign Relations III. Estados Unidos: Department of State. pp. 190-193.
  5. Miguel Coronado, Caracterización histórica de la Finca Medio Monte, p. 141.
  6. Árbenz, Jacobo; Fortuny, José Manuel (1954). «Discurso de renuncia de Árbenz (audio)»YouTube
  7. Cullather, Nicholas (2006). Secret History: The CIA’s Classified Account of its Operations in Guatemala 1952-54 (en inglés) (2ª edición). Stanford University Press. ISBN 9780804754682
  8. Miguel Coronado, Caracterización histórica de la Finca Medio Monte, p. 141.
  9. Ibid., p. 142.
  10. Ibid., p. 143.

9 de diciembre de 1897: corren inicio del ciclo escolar hasta mayo

El general presidente José María Reina Barrios modifica el inicio del ciclo escolar de 1898 moviéndolo hasta mayo como medida de austeridad ante crisis económica

9diciembre1897
La Escuela de Medicina y Farmacia, cuando estaba en el convento confiscado a los monjes Paulinos por J. Rufino Barrios. Allí funcionó hasta los terremotos de 1917-18. En el recuadro: el general presidente José María Reina Barrios. Imágenes tomadas de Wikimedia Commons.

En diciembre de 1897 el gobierno del general presidente José María Reina Barrios estaba en una situación estable, pero muy delicada.  Acababa de terminar con dos violentas revoluciones en su contra que estallaron en septiembre1 luego de que se erigiera en dictador y prolongara su período presidencial hasta 19022, y se enfrentaba con la aguda crisis económica producto del desplome del precio internacional del café, único producto de exportación del país en ese momento.

De hecho, a principios de diciembre había tenido que solicitar un aumento de la deuda pública, había decretado un aumento de la carga impositiva y había establecido medidas de austeridad, porque el costo de repeler las revoluciones de Occidente y de Oriente había aumentado considerablemente los gastos de la Administración Pública, provocando una baja considerable en la recaudación tributaria.3

Continuando con las medidas de austeridad, el 9 de diciembre Reina Barrios emitió el decreto 546, por medio del cual corría el inicio del ciclo escolar de 1898 de enero hasta el 1 de mayo, y despedía a todos los maestros y catedráticos universitarios a partir del 31 de diciembre, a fin de ahorrarse los sueldos de cuatro meses. 

El decreto dice así:4

Decreto N.° 546

José María Reina Barrios

General de División y Presidente de la República de Guatemala

Considerando: que entre los preceptos de la higiene pedagógica está el de escogitar como período de vacaciones aquella época del año que conforme el clima de cada país sea la más adecuada para dar tregua a los trabajos intelectuales y favorecer al mismo tiempo el organismo físico de los educandos, y que los meses de marzo y abril son entre nosotros los más calurosos del año;

Considerando: Que por otra parte ha sido costumbre dar feriado a los empleados en los últimos días de diciembre y primero de enero;

Por tanto, en uso de las facultades que me confiere el Decreto número 4, emitido por la Asamblea Nacional Constituyente el 30 de agosto último, 

Decreto:

      • Artículo 1°. El año escolar en los establecimientos de Instrucción Pública principiará el 1 de mayo y terminará el 14 de marzo del año siguiente, siendo en consecuencia las vacaciones del 15 de marzo al último de abril.
      • Artículo 2°. Serán también días feriados en los mismos establecimientos los comprendidos desde el 22 de diciembre al 6 de enero inclusive.
      • Artículo 3°. Las inscripciones deberán efectuarse en los primeros diez días del año escolar.
      • Artículo 4°. Quedan derogadas todas las disposiciones que se opongan a la presente ley.

Dado en el Palacio del Poder Ejecutivo: en Guatemala, a nueve de diciembre de mil ochocientos noventa y siete.

      • José María Reina Barrios
      • El Secretario de Estado en el Despacho de Instrucción Pública, Mariano Cruz4

Aunado a este decreto, Reina Barrios también emitió la nueva organización de la Instrucción Pública, a fin de ahorrarse los sueltos de enero a abril. Dicha organización quedó así:5

Deseando organizar la instrucción pública de la manera más conveniente en el próximo año escolar, el Presidente de la República acuerda:

    1. Todos los nombramientos del personal de las Juntas Directivas de las Facultades, de profesores y empleados de los establecimientos de enseñanza, sea primera, secundaria, normal o profesional, y de sus dependencias, quedarán sin efecto alguno, el día último del corriente mes.
    2. De conformidad con el decreto número 288 y el que se ha dictado con fecha de hoy, se procederá por quien corresopnda, del 15 al 30 de abril de 1898, a la organización del personal de los establecimientos de enseñanza de la República, nombrándose los empleados para llenar las vacantes provenientes de la disposición anterior.5

Esta última adenda del decreto 546 fue la que en la práctica cerró todas las escuelas e institutos públicos, y las Escuelas Facultativas de Medicina, Farmacia y de Derecho y Notariado

El decreto fue derogado el 11 de febrero de 1898, por el presidente interino, licenciado Manuel Estrada Cabrera,6 tan sólo tres días después del asesinato del general Reina Barrios no tanto porque ya se hubiera resuelto la situación económica, sino porque así empezaba su propaganda para las elecciones presidenciales del 1 de agosto de 1898 que él mismo había convocado un día antes.7


BIBLIOGRAFIA:

  1. Nuestro Diario (12 de enero de 1926).  Retazos de nuestra historia: el movimiento revolucionario de Castillo.  Guatemala: Nuestro Diario. p. 1.
  2. Luján Muñoz, J. (2003). Las Revoluciones de 1897, La Muerte de J. M. Reina Barrios y la Elección de M. Estrada Cabrera. Guatemala: Artemis y Edinter. ISBN 9788489766990.
  3. Estrada Paniagua, Felipe (1908). Recopilación: Las Leyes de la República de Guatemala, 1897-1898 XVI. Guatemala: Tipografía Nacional. p. 609.
  4. Ibid., p. 623.
  5. Ibid., p. 624.
  6. Ibid., p. 705.
  7. Ibid., p. 704.

9 de noviembre de 1878: Barrios convoca a una Asamblea Constituyente

Tras gobernar de facto desde 1873, el general presidente J. Rufino Barrios convoca a una Asamblea Constituyente

9noviembre1878
Monumento al general J. Rufino Barrios en su ubicación original, al final del Paseo de la Reforma, en 1915. En el recuadro, retrato del presidente guatemalteco, con la mano en la Constitución de 1879. Imágenes tomadas de Wikimedia Commons.

Luego de la Revolución Liberal que triunfó el 30 de junio de 1871, el presidente provisorio, general Miguel García-Granados y Zavala, y su sucesor, el general J. Rufino Barrios, gobernaron de facto, ya que no había una constitución vigente en el país.  Para poder justificar sus actos, se ampararon en el Acta de Patzicía, documento en el que ellos mismos y sus correligionarios habían desconocido la autoridad del presidente constitucional, mariscal Vicente Cerna y Cerna.

El hecho de gobernar de facto le confirió a Barrios amplios poderes, pudiendo gobernar a su capricho.  Sin embargo, convencido de que una constitución hecha a su medida le permitiría extenderse en el poder, convocó a una Asamblea Constituyente el 9 de noviembre de 1878, por medio del siguiente decreto:1

Decreto No. 225

Considerando:

      • Que la República está en plena paz, sin que por ninguna parte apa rezca amenazado el orden;
      • Que no obstante que la Asamblea Constituyente, en su decreto de 23 de octubre de 1876 declaró que por las circunstancias difíciles en que entonces se hallaba el país, no convenía emitir la ley fundamental, invistiéndome con facultades omnímodas para ejercer el Poder Ejecutivo, durante el período de cuatro años, también me autorizó para convocar la Legislatura antes, si lo estimaba conveniente;
      • Que la dictadura no está de acuerdo con los principios republicanos, y si la acepté fué por las circunstancias difíciles en que se encontraba el país, pero con la intención de no hacer uso de ella, sino para mantener la paz y tranquilidad publicas, mientras que el Estado pudiera darse por medio de sus legítimos representantes la ley fundamental que asegura los derechos y garantías de los ciudadanos:
      • Que consecuente con los principios democráticos que declaré desde que fui elevado al poder, considero que ha llegado la época feliz de restablecer el orden constitucional, renunciando las facultades omnímodas y el tiempo que me fué concedido para ejercerlas;
      • Que la Asamblea convocada en 21 de octubre de 1876, tuvo en mira el mantenimiento del orden público, confiriéndome los amplios poderes de que se ha hecho mérito, por ser el sentimiento general de los pueblos que representaban entonces; pero las circunstancias de paz y bienestar que ahora se disfrutan, exigen el que se decrete la Constitución de la República, que tanto se desea;
      • Que debiendo esta ley ser la expresión genuina de los pueblos, conviene que éstos estén representados por mayor número de delegados para que las difíciles cuestiones que pueda comprender la ley fundamental, sean mejor debatidas.

DECRETO:

      • Art. 1. Se convoca una Asamblea Nacional Constituyente, compuesta de sesenta y un representantes de los pueblos de la República, que se elegirán cu la proporción que establece la adjunta tabla.
      • Art. 2. Las elecciones se harán de completa conformidad con lo establecido en decreto de 21 de octubre de 75, comenzándose a verificar el 10 de enero del 79.
      • Art. 3. La Asamblea Constituyente se instalará el día l5 de marzo del año próximo de 1879 con la solemnidad que prescribe su reglamento.
      • Art. 4. Este alto cuerpo ocupará esclusivamente de dar á la Nación la ley fundamental y de resolver todos los asuntos que el Gobierno presente á su deliberación.
      • Art. 5. Cualquier ciudadano podrá ser electo diputado, con excepción de los Jefes políticos, Administradores de rentas, Administradores y contadores de aguardientes, Jueces de 1ra. instancia y comandantes de armas, por el departamento ó distrito electoral en que ejercen sus funciones. Tampoco podrán serlo, los párrocos ni coadjutores por el distrito en que estén situadas sus parroquias; entendiéndose modificado en estos términos el artículo respectivo de la ley citada de 21 de octubre de 1875.

Dado en el Palacio Nacional de Guatemala, el nueve de noviembre de mil ochocientos setenta y ocho.

        • J. Rufino Barrios.
        • El Ministro de Gobernación, Justicia y Asuntos Eclesiásticos, J. Barberena.1

TABLA1

De los distritos electorales en que se divide la República para la elección de diputados a la Asamblea Constituyente, convocada por decreto de 9 de noviembre del año de 1878, con expresión de las cabeceras de círculos; en donde deberán ser calificados los electores comprendidos en ellas y en sus anexiones filiales; de las ciudades, villas y pueblos que forman los distritos; del número de diputados señalado a cada uno de ellos, con advertencia de que la primera población de las designadas a cada distrito, es la cabecera del mismo, en donde deben practicarse las elecciones.

Departamento No. de
Diputados
Guatemala 9
Sacatepéquez 5
Chimaltenango 3
Sololá 3
Quiché 2
Totonicapán 3
Huehuetenango 4
San Marcos 3
Quetzaltenango 4
Suchitepéquez 1
Retalhuleu 1
Escuintla 2
Amatitlán 2
Santa Rosa 2
Jutiapa 1
Jalapa 2
Chiquimula 5
Zacapa 3
Izabal 1
Alta Verapaz 3
Baja Verapaz 3
Petén 1
TOTAL 61

BIBLIOGRAFIA:

  1. Gobierno de Guatemala (1881). Recopilación: Las Leyes emitidas por el Gobierno democrático de la República de Guatemala, 1877-1881 II. Guatemala: Tipografía El Progreso. pp. 209-216.

9 de septiembre de 1954: humillan al ex-presidente Árbenz

Luego de 73 días de asilo en la embajada de México, el ex-presidente Jacobo Árbenz es humillado antes de salir hacia ese país

9septiembre1954
El ex-presidente Jacobo Arbenz Guzmán tuvo que desnudarse en las instalaciones del Aeropuerto Internacional La Aurora antes de partir para el exilio a México. Fue la primera de muchas humillaciones que sufrió durante el resto de su vida, todo planificado por la Operación PBHISTORY de la CIA. Imagen tomada de Pueblo e Historia de Guatemala.

Luego de haber sido derrocado el 27 de junio de 1954 por el trabajo efectivo del Departamento de Estado y del Embajador John Peurifoy,,1 -y en mucha menor medida por la Operación «PBSUCCESS» de la CIA patrocinada por la United Fruit Company-,  el coronel Jacobo Árbenz Guzmán pidió asilo político en la embajada de México, en la cual estuvo hacinado con muchos otros miembros de su gobierno y sus familiares durante 73 días, hasta el 9 de septiembre del mismo año.

El 4 de julio se había iniciado la operación PBHISTORY, la cual tenía dos objetivos: encontrar documentos que demostraran que Árbenz tenía nexos con Moscú, y destruir sistemáticamente la reputación del ex-presidente guatemalteco.El equipo de PBHISTORY estaba compuesto por doce oficiales: tres del Departamento de Estado, uno de la Agencia de Información (USIA) y ocho de la CIA. Cuatro de ellos llegaron a ciudad de Guatemala un día después. El agente de la CIA con el seudónimo de Francis T. Mylkes quedó a cargo de la operación.  Ya en Guatemala, el equipo PBHISTORY adoptó el nombre de Social Research Group (Grupo de Estudios Sociales y después de algunas desavenencias con el gobierno del coronel Carlos Castillo Armas empezó a trabajar en la sede del Comité Nacional de Defensa contra el Comunismo (CNDC), definido como una agencia ejecutiva del nuevo gobierno destinada a “combatir el comunismo en el país”.3 Estos agentes de la CIA no encontraron evidencia alguna que la Unión Soviética manejaba al gobierno arbencista, y más bien se dieron cuenta de que los comunistas guatemaltecos habían trabajo por iniciativa propia.2,3 Eso sí, encontraron libros de tendencia marxista en la librería del expresidente, incluyendo tomos sobre la reforma agraria que tuvo lugar en China Comunista y una copia que tenía su esposa, María Vilanova, de la biografía del dictador comunista soviético Joseph Stalin.  Con estos documentos les bastó para elaborar un folleto para el Consejo Nacional de Seguridad de los Estados Unidos, en el que hicieron ver que el ex-presidente tenía tendencias pro-comunistas.2,3

Inicialmente, la operación PBHISTORY intentó que el gobierno de México rechazara el asilo de los «comunistas internacionales«, pero el gobierno de ese país no aceptó esos términos.  Ante esto, la CIA intentó que Castillo Armas los enviara a la Unión Soviética; este plan tenía dos objetivos: uno era que si los aceptaban, se confirmaba que eran comunistas internacionales, y si no los aceptaba, entonces se convertían en una excelente arma propagandística porque los Estados Unidos podían decir que «los agentes soviéticos que fallaban» eran desechados por inútiles.  Pero aquel plan tampoco le salió a la operación PBHISTORY, pues Guatemala no tenía relaciones diplomáticas con la URSS y Moscú no movió un dedo para cooperar.2

Ante esto, el gobierno por-estadounidense del coronel liberacionista Carlos Castillo Armas tenía la incomodidad de la presencia del ex-presidente y sus colaboradores en la Ciudad de Guatemala, y ordenó que dejaran salir a Árbenz del país, pero que lo humillaran públicamente antes de hacerlo.4

He aquí como se produjo la vejación del expresidente:4

Desde las primeras horas de la noche se registró un movimiento inusitado en las cercanías de la embajada mexicana, pero los elementos de tropa impusieron el orden; en el aeropuerto La Aurora se reunió gran cantidad de personas, interesadas en presenciar la salida del ex presidente.

El auto que condujo a Árbenz y señora al aeropuerto, salió de esa misión a las 22.30. Antes arrancó el auto del embajador, que salió hacia el sur, dobló la sexta calle y 4a. avenida, el auto del agregado militar, en el que iban los esposos Árbenz retrocedió hacia la 5a. calle y dobló por la 8a. avenida hacia el sur. De ese modo, las personas que aguardaban en el Parque Central su paso para gritarle no se dieron cuenta de la maniobra.

Extremadamente pálido y con el gesto severo, Árbenz arribó al aeropuerto La Aurora, en compañía de su esposa y de sus hijos, para abordar el avión que los condujo a él y a otros de sus principales colaboradores, a México, bajo la protección de la bandera de ese país.  Horas antes habían llegado al aeropuerto los coroneles Carlos Enrique Díaz, ex-jefe de las fuerzas armadas y ex-presidente; Eduardo Weymann, ex-jefe del estado mayor presidencial; José Manuel Fortuny, secretario general del comunista Partido Guatemalteco del Trabajo; Carlos Bracamonte, Francisco Morazán, Álvaro Hugo Salguero, Waldemar Barrios Klée, Eufemio Fernández, Alfonso Solórzano – algunos de ellos acompañados por sus esposas e hijos -.

Había un propósito deliberado de reunir elementos hostiles para someter al expresidente Árbenz a insultos y vejaciones.  Desde antes de las 21 horas, grandes grupos de hombres y mujeres, entre las que había desde damas de la alta sociedad hasta vendedoras del mercado, llegaron al aeropuerto para expresar su repudio al ex-presidente.  Cuando el derrocado gobernante llegó al aeropuerto, empleados de la aduana y miembros del ejército de liberación procedieron a hacer un registro minucioso de Árbenz, obligándolo a desnudarse, y dejando que los fotógrafos se encargaran de documentar la operación.  Ni el embajador mexicano ni su eposa se escaparon del agresivo ataque de la multitud, saliendo magullados y golpeados.5

La prensa guatemalteca, ya controlada por la operación PBHISTORY describió falazmente que Árbenz se había «marchado sombrío y con soberbia, mientras su esposa, María Vilanova, estaba más entera«.  De acuerdo a «El Imparcial«, Árbenz se había comportado teatralmente y desentonó ante su público cuando se negó a decir una sola palabra.  Además, relataron que el ex-presidente llegó en un «deslucido vehículo al aeropuerto y apenas ingresó al mismo se escucharon gruesas palabras de indignación«, y que estaba «terriblemente pálido y a duras penas lograba ocultar su temor, caminando como un autómata«.  Cuando lo obligaron a desnudarse, daba la impresión de que se estaba quitando sus ropas de mármol una estatua fría.  Además, no dejaron de reportar que Fortuny se había ido con él, diciendo que partía con el «comunista número uno de Guatemala, su amigo inseparable y como siempre, compañero de viaje de Árbenz«.  Tal y como recomendaba la Operación PBHISTORY, había que utilizar la costumbre que tenían de viajar juntos para reforzar la historia de la íntima relación entre los dos.6

Árbenz abordó el avión a las 23 horas en punto. El minucioso registro de su esposa duró 45 minutos. El avión despegó finalmente del aeropuerto a las 23 horas y 50 minutos, y fue recibido fríamente en México, con reportes de prensa ya controlados por la operación PBHISTORY, que indicaban que había llegado sombrío y con una palidez cadavérica a la capital mexicana.6

La operación PBHISTORY continuó durante todo el exilio del ex-gobernante: una buena parte de los artículos, columnas o editoriales publicados en la época no eran concebidos de forma independiente, sino que seguían las sugerencias propagandísticas de la CIA, preocupada en mostrar a Árbenz como un dictador rojo, malversador de fondos, bebedor, drogadicto, depresivo y cobarde.  El mismo Carlos Manuel Pellecer, amigo y correligionario de Árbenz , que lo acompañó en el exilio, era un agente de la CIA, con el criptónimo  «LINLUCK«, algo que se hizo público por Phillip Agee – un ex-agente de esa agencia de servicio secreto – en 1975.7  

En cuanto al resultado de la Operación PBSUCCESS, en agosto de 1954 el presidente estadounidense Eisenhower pidió que la CIA le hiciera un reporte de lo ocurrido. Al final del reporte el presidente estadounidense -quien había sido el general que triunfó para los aliados en el frente occidente tras el Día-D en la Segunda Guerra Mundial- preguntó cuántos hombres había perdido el Movimiento de Liberación Nacional y quedó sorprendido que le dijeron que solamente uno. Y es que la súbita renuncia del presidente Árbenz, resultado de la fuerte presión del Departamento de Estado dirigido por John Foster Dulles, sirvió sobremanera a la CIA, que pudo así ocultar que si el ejército guatemalteco hubiera actuado como le correspondía en Chiquimula, habría acabado fácilmente con los mercenarios que entraron con Castillo Armas, además de todos los problemas que tenía la operación: falta de un plan B en caso de la casi segura derrota del inútil ejército liberacionista, y la falta de entendimiento de las motivaciones del ejército guatemalteco y del Partido Guatemalteco del Trabajo.8


NOTAS:

    • Philip Agee escribió: «Pellecer, Carlos Manuel. Agente de infiltración de la CIA en el partido comunista de Guatemala (PGT) y en los movimientos comunistas y sus relacionados en la Ciudad de México.  Despué de trabajar para la CIA, se supo que había roto con el comunismo. Criptónimo LINLUCK».9

BIBLIOGRAFIA:

  1. Cullater, Nick (1994). The United States and Guatemala. 1952-1954. (en ingles). Washington, D.C.: Central Intelligence Agency. p. 81.
  2. Cal, José (2015) Los libros que la CIA quemó en Guatemala“. El Faro Académico.
  3. Cullater, The United States and Guatemala. p. 82.
  4. Ibid., p. 84
  5. García Ferreira, Roberto (2013). Operaciones en contra: La CIA y el exilio de Jacobo Árbenz.  Guatemala: FLACSO. p. 136.
  6. El Imparcial (10 de septiembre de 1954). Árbenz  se fue sombrío. Guatemala: El Imparcial.
  7. García Ferreira, Roberto (2013). Operaciones en contra: La CIA y el exilio de Jacobo Árbenz.  Guatemala: FLACSO. p. 158.
  8. Cullater, The United States and Guatemala. 1952-1954. p. 85
  9. Agee, Philip (1987). La CIA por dentro. Buenos Aires: Sudamericana. p. 475.

9 de octubre de 1883: Asamblea envía mensaje a Barrios al abrir sesiones extraordinarias

El presidente de la Asamblea Angel María Arroyo envía mensaje al presidente Barrios con motivo de la apertura de sesiones extraordinarias

9octubre1883
El Cerrito del Carmen en 1883. En el recuadro: el padre Angel María Arroyo, quien se convirtió en acérrimo liberal y gran colaborador de J. Rufino Barrios. Imágenes tomadas de Wikimedia Commons.

El 25 de septiembre de 1883, el general presidente J. Rufino Barrios convocó a la Asamblea Legislativa para iniciara sesiones extraordinarias a fin de estudiar el convenico celebrado en Londres entre los tenedores de bonos de la deuda inglesa y el Representante de Guatemala, a lo que contestó el presidente del cuerpo legislativo, Manuel María Arroyo  -un sacerdote convertido en acérrimo liberal -, al presidente Barrios en los términos siguientes:1

«Contestación de la Asamblea Nacional Legislativa al mensaje que el señor general presidente constitucional Don J. Rufino Barrios, le dirigió al instalarse extraordinariamente el 5 de octubre de 1883.

Señor General Presidente:

La Representación Nacional, convocada a sesiones extraordinarias por decreto gubernativo de 25 de septiembre de este año, se ha impuesto con vivo interés en el importante Mensaje que os habers servido dirigirla, exponiendo el asunto que principalmente ha motivado la convocatoria.

El celo que el Poder Ejecutivo, dignamente presidido por Vos, demuestra en todos los negocios que se relacionan con los bien entendidos intereses de nuestra patria, no podía menos que extenderse al arreglo equitativo de la deuda exterior, que nos legaran las administraciones anteriores a la gloriosa revolución de 1871.

No fue ciertamente, la administración que os ha tocado presidir, la que contratara el préstamo británico de 1825; no fue ni pudo ser ella, la que contrajera el empréstito de 1869; tampoco fue vuestro Gobierno el que aprovechara, como lo habría hecho, para obras de pública utilidad, los fondos de esas negociaciones, ya totalmente consumidos al implantarse el régimen liberal y progresista de que habeis dotado a la República.  No obstante, la Asamblea reconoce como Vos, que los fundamentos que dan vida a ese régimen bienhechor, la dignidad y decoro inherentes a sus principios, el crédito de Guatemala y el buen nombre de su Gobierno, imponen el deber de aceptar las deudas contraídas y de esforzarse en la esfera de la legalidad y dentro de los límites que señalan los recursos del país, para cumplir obligaciones que ya pesaban sobre el Tesoro Nacional. Nota_a

A fin de llenar ese deber, vuesta solicitud ha querido, con justicia, procurar una combinación que, de seguro, no lastimaba ajenos derechos y consultaba debidamente los positivos intereses de Guatemala. La negociación celebrada por nuestro Ministro en Londres, y que no fue alterada por las bases enteramente diversas bajo las que se había manifestada al Gobierno que podía realiarse un convenio con los tenedores de bonos, es la forma en que se presenta el arreglo de la deuda exterior y el principal motivo que os determinó a convocar extraodinariamente a la Asamblea, para que lejos de retardarse, se conozca el deseo que abrigáis de que se examine y decida tan interesante negociado.

La Asamblea, Señor, declara solemnemente que inspirada en los consejos del bienestar de la República y secundando los patrióticos sentimientos y elevación de ideas de su ilustre Mandatario, examinará ese proyecto a la luz de los principios de la justicia y de los dictados de la equidad; meditará con detenimiento y madurez cada una de las cláusulas que contiene; y, penetrándose de la importancia y trascendencia del asunto, resolverá todo aquello que, pudiendo obtener debido cumplimiento, no extrañe condiciones de que el país pueda en la actualidad o en el futuro, justamente resentirse.

Señor Presidente: vuestro Mensaje es una prueba más del cariñoso afecto que profesais a esta querida patria, que, con razón os estima como el más preclaro de sus hijos.  El Cuerpo Legislativo en su nombre y en representación del pueblo os saluda cordialmente, y se complace en aseguraros que el derecho y la verdadera conveniencia de la República serán, como siempre, en sus deliberaciones, los únicos móviles a que obedezca la Asamblea Nacional.

9 de octubre de 1883.

Angel M. Arroyo, Presidente.»1

Aquel  préstamo no fue aprobado porque contenía estipulaciones que alteraban las existentes en términos muy desfavorables y onerosos para la Nación. Por esta razón, se autorizó al Ejecutivo para «continuara gestiones hasta lograr un arreglo conveniente y equitativo«.2


NOTAS:

BIBLIOGRAFIA:

  1. Arroyo, Manuel María (1883). Contestación de la Asamblea Nacional legislativa al mensaje que el señor general presidente constitucional don J. Rufino Barrios le dirigió al instalarse extraordinariamente el 5 de octubre de 1883. Guatemala: El Progreso.
  2. Guerra, Viviano (1886). Recopilación: Las Leyes emitidas por el Gobierno democrático de la República de Guatemala, 1883-85 IV. Guatemala: Tipografía de Pedro Arenales. p. 632.

9 de septiembre de 1921: aprueban Constitución Federal de la República de Centro América

Diputados de Honduras, Guatemala y El Salvador aprueban la Constitución Federal de la República de Centro América

9septiembre1921
Palacio del Centenario, ubicado en donde en el siglo XXI está el Parque Centenario en el Centro Histórico de la Ciudad de Guatemala. Construido para celebrar el centenario de la Independencia de Centroamérica, era conocido como «el Palacio de Cartón». En el recuadro: el presidente Carlos Herrera, quien gobernó a Guatemala de 1920 a 1921. Imágenes tomadas de Wikimedia Commons.

La Constitución Federal de la República de Centro América fue promulgada el 9 de septiembre de 1921, en un fallido intento más por restablecer la república en la región.  Esta constitución nunca fue aprobada, pero incluía varios avances laborales, como: jornada de trabajo de ocho horas, descansos laborales, responsabilidad por riesgos profesionales, trabajo regulado de mujeres y de menores de edad, ahorro obligatorio y derecho de huelga.  En el aspecto social, protegía la maternidad y a la niñez y contemplaba la creación de un instituto de reformas sociales.1

Aquella constitución iniciaba así:

Los representantes del Pueblo de los Estados de Guatemala, El Salvador y Honduras, reunidos en Asamblea Nacional Constituyente, en cumplimiento del pacto de unión, firmado en San José de Costa Rica, el día diecinueve de enero de mil novecientos veintiuno, inspirándose en la letra y el espíritu de dicho pacto y en el sentimiento general de los habitantes de esta parte del continente americano, decretan la siguiente: Constitución Política de la República Federal de Centroamérica.

Artículo 1.° Los Estados de Guatemala, El Salvador y Honduras, en unión perpetua e indisoluble, constituyen una Federación Soberana e Independiente que se denomina República de Centroamérica.

Artículo 2.° La Nación reconoce que, por razones étnicas, geográficas e históricas, también deben integrarla los Estados de Nicaragua y Costa Rica.  De consiguiente la Federación seguirá considerándolos como parte integrante de la familia centroamericana.

Artículo 5.° Será Distrito Federal el territorio del actual departamento de Tegucigalpa, según los límites que le señalan las leyes del Estado de Honduras.  La ciudad de Tegucigalpa, cabecera del departamento, será la capital de la República.2

La constitución mantenía las ideas liberales en cuento a la religión.  Véanse por ejemplo estos dos artículos:

Artículo 35.° La Federación garantiza la libertad de enseñanza.  La primera será obligatoria y la que se dé en las escuelas públicas, gratuita, dirigida y costeada por los Estados y Municipios.  Cada Estado reglamentará la sostenida por él.  La Federación, los Estados, los Municipios y particulares, podrán fundar y sostener colegios de segunda enseñanza y escuelas normales; pero todos estarán sujetos al plan de enseñanza y demás condiciones que establezca la ley.  La enseñanza impartida por el Gobierno Federal será laica.

Artículo 37.° Ningún acto religioso servirá para establecer el estado civil de las personas.3

El congreso federal iba a ser una copia del congreso de los Estados Unidos, tal y como se desprende este artículo:

Artículo 70.° El Poder Legislativo residirá en dos Cámaras: una de Senadores y otra de Diputados.  El Senado se compondrá de tres Senadores Propietarios y de tres Suplentes por Estado, elegidos por el respectivo Poder Legislativo y de un Senador Propietario y un Suplente por el Distrito Federal.  Los Senadores deberán estar en el ejercicio de la ciudadanía, ser mayores de cuarenta años y naturales de cualquiera de los Estados.  Su período será de seis años y se renovarán cada dos años por terceras partes.  La Cámara de Diputados se compondrá de Representantes popularmente electos en la proporción de un Diputado Propietario y un suplente por cada cien mil habitantes o fracción de más de cincuenta mil. Para ser diputado se requiere estar en el ejercicio del derecho de ciudadano, ser mayor de veinticinco años y natural de Centro América.

Los Senadores y Diputados podrán ser reelectos indefinidamente. En cada Cámara el quorum lo formarán los tres cuartos del total de sus miembros.  Ninguna ley valdrá sin haberse aprobado en Cámaras separadas, por la mayoría absoluta de votos de los Diputados y por dos tercios de votos de los Senadores, y si no hubiere obtenido la sanción del Ejecutivo, según las disposiciones de esta ley.4

Los artículos novedosos en material laboral eran:

Artículo 163.°  La jornada máxima obligatoria de trabajo asalariado, será de ocho horas diarias.  Por cada seis días de trabajo habrá uno de descanso.

Artículo 164.° Todo porpietario agrícola está obligado a contribuir a la fundación y sostenimiento de Escuela Rurales Primarias.  Una ley reglamentará esta obligación.

Artículo 165.° El trabajo de las mujeres y el de los hombres menores de catorce años, merece protección especial. La ley deberá reglamentarlo.

Artículo 166.° Los trabajadores están facultados, individual y colectivamente, para suspender su trabajo siempre que no empleen coacción ni medios ilícitos o violentos, ni contravengan a lo estiupado legalmente en los contratos.

Artículo 168.° Los Estados deben proveer de enseñanza adecuada a los indios, para que adquieran una amplia instrucción primaria, industrial y agrícola.5

Aquella constitución y sus buenas intenciones quedaron en el tintero, pues el gobierno del ciudadano Carlos Herrera fue derrocado por un golpe de estado el 5 de diciembre de 1921, el cual estuvo dirigido por el general José María Orellana, ex Jefe del Estado Mayor del gobierno del licenciado Manuel Estrada Cabrera, y patrocinado por la frutera estadounidense United Fruit Company.6 Herrera fue derrocado a pesar de haber contado con el 95% del apoyo popular en las elecciones de agosto de 1920, y ya en el exilio en Francia comentó: «el desprestigio a que habían llevado al gobierno los partidos; nadie estaba satisfecho. Los hombres del gobierno se empeñaban en balde, en su trabajo abrumador por el bien del país. Todos estos patrióticos esfuerzos quedaban ahogados ante las críticas de la prensa de los partidos, lo que también se atacaban desmedidamente.  Todo esto llevaba la intranquilidad al pueblo, y se echaba de menos la mano férrea de la tiranía… un gobierno de leyes, sin el apoyo de la opinión pública, no se puede sostener«.7 Se desprende de sus declaraciones que la que patrocinaba los periódicos de los partidos era la transnacional frutera, ya que a ésta le convenía un gobierno como el de Estrada Cabrera, que le era favorable en cuanto a concesiones.

Todas las innovaciones que pretendían hacer en 1920 no se consiguieron sino hasta en 1945, con la llegada de los gobiernos revolucionarios de Juan José Arévalo y de Jacobo Arbenz Guzmán.7


BIBLIOGRAFIA:

  1. Lujan Muñoz, Jorge (1996). Historia General de Guatemala. (Editor) . Guatemala: Asociación de amigos del País, fundación para la cultura y el desarrollo.
  2. Muñoz Paz, María del Carmen; Ovando Hernández, Oscar (2014). Carlos Herrera y el centenario de la Independencia. Política, economía y sociedad en Guatemala. 1920-1921. Guatemala: Universidad de San Carlos, Centro de Estudios Urbanos y Generales. p. 117.
  3. Ibid., p. 123.
  4. Ibid., p.127.
  5. Ibid., p. 147.
  6. Bauer Paiz, Alfonso (1965). Compilación de leyes laborales de Guatemala de 1872 a 1930. Guatemala: Centro de Estudios Económicos y Sociales, Universidad de San Carlos.
  7. Muñoz Paz et al., Carlos Herrera y el centenario de la Independencia. p. 76.

9 de agosto de 1561: solicitan establecer la Compañía de Jesús en Guatemala

Autoridades de Guatemala solicitan al rey Felipe II que establezca la Compañía de Jesús en Santiago de los Caballeros de Guatemala

9agosto1561
Ruinas de la Iglesia de la Compañía de Jesús en la Antigua Guatemala en 1875, luego del terremoto del 3 de septiembre de 1874. En el recuadro: el rey Felipe II. Imágenes de Wikimedia Commons.

En la segunda mitad del siglo XVI la orden de la Compañía de Jesús era muy poderosa en Europa y fueron solicitados por las autoridades del Reino de Guatemala a través de una cédula del 9 de agosto de 1561, pero ésta fue denegada por el rey Felipe II por considerar que los miembros de la orden eran más necesarios para encabezar la Contrarreforma contra los movimientos protetantes que se extendían en Europa. A pesar de esto, cinco años después el propio Felipe II solicitó el envío de veinticuatro jesuitas a América, pero esto no pudo materializar. Luego, en 1580, regresando de visitar colegios de la orden en Perú, pasó por Guatemala el Padre Maestro Juan de la Plaza quien hizo peticiones reiteradas junto con el Ayuntamiento criollo. Finalmente, en 1607 llegaron los primeros jesuitas y se establecieron en la Muy Noble y Leal Ciudad de Santiago de los Caballeros de Guatemala.1

Los jesuitas se hospedaron inicialmente en la casa de Lucas Hurtado y, como era su costumbre, se centraron en la enseñanza como principal misión de la orden.  De esta cuenta, abrieron su primer centro educativo, el Colegio San Lucas, el cual se inauguró el 18 de octubre de 1607.  Los sacerdotes le pusieron este nombre a su establecimiento en honor a Lucas Hurtado por todo su apoyo inicial y porque en esa fecha la Iglesia Católica celebra la fiesta del evangelista San Lucas.2

La primera iglesia que construyeron los jesuitas era pequeña, y construida de adobe y con techo rústico; sin embargo, a pesar de estar alejada del centro era reclamada por los vecinos para muchas celebraciones religiosas. En 1610 la Real Audiencia envió un informe al Rey solicitando que se asignara una renta anual al Colegio de los Jesuitas para ayudarlo en sus gastos. Luego, en 1611 Leonor Celada (viuda del escribano real Juan de Guevara) donó a los jesuitas una casa muy cerca de la plaza central, en la manzana que pertenecía a los descendientes del cronista Bernal Díaz del Castillo,​ a únicamente trescientos metros de la fachada de la Catedral, en el flanco poniente de la Plaza de Armas. Gracias a esto, los se mudaron a una posición privilegiada con respecto a las demás órdenes que tenían edificaciones en la ciudad.2

Para 1615 había en la ciudad una efervescencia por construir edificios con mayor tamaño que los existentes hasta el momento y los jesuitas iniciaron la construcción de su iglesia definitiva. Entre 1610 y 1620 se amplió la actividad docente del Colegio de San Lucas y la economía de la orden mejoró; parte del dinero ingresado se empleaba en construir, la casa y la iglesia, que fueron concluidas el 18 de julio de 1626.3

Los jesuitas prosperaron en Guatemala y tuvieron mucha influencia política y económica hasta que fueron expulsados de todos los territorios del Imperio Español por medio de la Pragmática Sanción del rey Carlos III el 2 abril de 1767.4


BIBLIOGRAFIA:

  1. Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (2008). Apuntes sobre las obras de rehabilitación del Colegio de la Compañía de Jesús. Guatemala. Archivado desde el original el 4 de junio de 2014. p. 5.
  2. Ibid., p. 6.
  3. Johnston Aguilar, Rene (2001). «Proyecto arqueológico en el claustro norponiente de la Compañia de Jesús, Antigua Guatemala»Academia. Archivado desde el original el 10 de febrero de 2015.
  4. Real Gobierno de España (18050 [1775]. Novísima Recopilación de las Leyes de España mandada formar por el señor don Carlos IV. Madrid. pp. 181-183.

9 de julio de 1906: Regalado invade Guatemala

Las fuerzas de El Salvador, al mando del general Tomás Regalado, invaden Guatemala

9julio1906
Celebración en la Plaza de Armas de Guatemala tras el triunfo de las fuerzas guatemaltecas sobre los invasores salvadoreños en 1906.   En el recuadro: efigie del presidente de Guatemala, Manuel Estrada Cabrera, tras la victoria fortuita sobre el general Tomás Regalado.  Fotgrafías de Alberto G. Valdeallano tomadas de «La Locomotora«.

En medio de las tensiones entre el hombre fuerte de El Salvador, general Tomás Regalado, y el presidente Manuel Estrada Cabrera, el 27 de mayo de 1906, fuerzas rebeldes al mando del expresidente, general Manuel Lisandro Barillas, atacaron el puerto de Ocós en San Marcos, pero finalmente fueron rechazados por el ejército guatemalteco.  Luego, el 2 de junio, quinientos revolucionarios intentaron atacar el poblado de Asunción Mita, hasta que, finalmente, las tropas salvadoreñas aparecieron en la frontera, primero comandadas por el general guatematelco Salvador Toledo2 —quien fuera amante de Algerie Benton, esposa del fallecido general José María Reina Barrios3— y luego por el propio general Tomás Regalado.2

El 10 de julio, el presidente Estrada Cabrera suspendió las garantías constitucionales y declaró la guerra a El Salvador. El presidente guatemalteco intentó dirigir las acciones desde la Ciudad de Guatemala, pero por no tener conocimientos militares no logró mayor cosa; sin embargo, para su fortuna, el general Tomás Regalado murió en El Jícaro, en el departamento de Jutiapa, en circunstancias fortuitas el 11 de julio.2

Y es que mientras Estrada Cabrera y su telegrafista llevaban dos noches sin dormir y poniéndose paños de agua fría para soportar el desvelo, las tropas guatemaltecas que estaban en una altura decidieron retirarse, sin avisarle a otras que se encontraban en una hondonada y con uniformes similares a las de los salvadoreños invasores.  Regalado creyó que todas las fuerzas guatemaltecas se habían retirado y dispuso verificar un reconocimiento junto con su Estado Mayor creyendo que las tropas que se habían quedado eran suyas.  Entonces, las tropas guatemaltecas que quedaban en la hondonada, al verlos, hicieron fuego sin saber quienes eran, matando a Regalado en la acción.2

La mula que el general salvadoreño montaba fue confiscada y cuando vieron que tenía estribos de oro y las iniciales del fallecido militar, buscaron el cuerpo y al encontrarlo le mandaron a Estrada Cabrera un telegrama en que le contaban que a Regalado «se lo sonaron los muchachos«.  Esto llenó de alegría al presidente guatemalteco, quien «se puso como loco de gusto» e hizo hacer saber la noticia inmediatamente.2  Algunos biógrafos conservadores de Estrada Cabrera incluso han llegado a decir que el presidente hizo circular la noticia de «¡mataron a Regalado!» incluso antes de enterarse de su muerte.

Los restos de Regalado fueron llevados a las bóvedas del templo de Santo Domingo en la Ciudad de Guatemala, después de ser embalsamados.4  Y entonces circuló en la ciudad un versito que decía:

«Vengo muerto y embalsamado,
por favor les suplico,
que encierren a Emilio Ubico.
Su servidor: Regalado”.5

Este versito era una burla no solamente a Regalado, sino al famoso «Mata Muertos«, Emilio Ubico, temido Jefe de la Policía de Estrada Cabrera y quien el 8 de febrero de 1898 había llegado hasta donde estaba el cuerpo ya muerto de Oscar Zollinger, quien acababa de asesinar al presidente José María Reina Barrios, y le disparó en la cabeza al cadáver.2,5

La madre de Regalado llegó a Guatemala a solicitar los restos de su hijo, y logró que le dieran el permiso para llevárselo a El Salvador.   El cuerpo llegó por tren hasta el Puerto de San José, en Escuintla, el 12 de agosto de 1906 custodiado por la policía, y al día siguiente fue conducido al vapor «City of Sidney«, en donde se levantó un acta de entrega, que fue firmada por las autoridades y los cónsules.4

Finalmente, los restos del General Regalado fueron sepultados en el Cementerio Santa Isabel de la ciudad de Santa Ana, lugar donde se le construyó un impresionante mausoleo hecho de hierro, bronce y mármol, con una altura de 11 metros y en su cúspide un ángel labrado de bronce puro.6

Aquel hecho sentaría las bases para la hegemonía de Guatemala en la región centroamericana, pero también la de los Estados Unidos, poderoso aliado del gobierno guatemalteco.


BIBLIOGRAFIA:

  1. Batres Jáuregui, Antonio (1949). La América Central ante la Historia. Memorias de un siglo 1821-1921. III Guatemala: Tipografía Nacional. p. 660.
  2. Fernández Ordóñez, Rodrigo (2008). «Disparos en la Obscuridad. El Asesinato del General José María Reina Barrios». Guatemala: Universidad Francisco Marroquín, Departamento de Educación.
  3. Batres Jáuregui, La América Central ante la Historia, p. 661.
  4. Ibid., p. 662.
  5. Schlesinger, María Elena (15 de noviembre de 2003). Sobre Zollinger y el magnicidio. Guatemala: Diario elPeriódico.
  6. El País (8 de julio de 2012). Restauran mausuleo del General Tomás Regalado en Cementerio Santa Isabel. El Salvador: El País.