22 de marzo de 1979: muere asesinado el eminente político izquierdista Manuel Colom Argueta, ex-alcalde de la Ciudad de Guatemala (1970-1974)

Paraninfo de la Universidad de San Carlos, poco después de su inauguración en 1920.  En este lugar se le hicieron honras fúnebres a Manuel Colom Argueta el 23 de marzo de 1979.

El licenciado Manuel Colom Argueta fue uno de los principales intelectuales guatemaltecos de la década de 1970. Su esmerada preparación y fuerte convicción socialista y democrática lo llevaron a ser el líder del movimiento civil guatemalteco que se oponía a las medidas dictatoriales que tomaban los gobiernos militares que gobernaron al países entre 1963 y 1985.

Fue alcalde de la Ciudad de Guatemala de 1970 a 1974, coincidiendo con el período presidencial del general Carlos Arana Osorio con quien tuvo una relación tensa, aunque esto no impidió que su gestión al frente de la municipalidad fuera exitosa. Durante su gestión desarrolló un ambicioso proyecto llamado “Esquema Director del Ordenamiento Metropolitano” (EDOM) que consideraba varios aspectos relacionados con el crecimiento ordenado de la ciudad y que contemplaba la solución anticipada a varios de los problemas más graves que aquejan a la ciudad.

Estaba plenamente convencido de la autonomía municipal, por ello fundó junto con otros la Asociación Nacional de Municipalidades (ANAM), en 1970, la cual sentó las bases para el desarrollo nacional atendiendo las demandas de todos los sectores del país.

La previsión en la planificación urbana planteada por Colom Argueta, permitió la planificación del anillo periférico o de circunvalación a la ciudad.  En 1971 construyó el viaducto de la 24 calle de la Zona 1, el mercado de flores junto al Cementerio General , inició la construcción del anillo periférico, se urbanizaron algunas zonas, se fundó la cooperativa de consumo de los trabajadores municipales, se construyeron colectores gigantes y se hicieron fuertes inversiones en las áreas marginales, en los programas educativos y recreativos, estableciendo escuelas, bibliotecas, parques, canchas deportivas, etc.

También durante su gestión se constituyó la Empresa Municipal de Agua (EMPAGUA), encargada del proyecto de obtención de agua del acueducto Xayá-Pixcayá; esta empresa fue creada para satisfacer la necesidad de dotación de agua a la población, pues dicho servicio tenía una demanda cada vez mayor.

A Colom Argueta le tocó sortear una serie de obstáculos que le fue poniendo el gobiernod e Arana Osorio y el partido de este, el Movimiento de Liberación Nacional (MLN). Logró llevar a cabo sus obras; aunque una de las mayores, el puente “Martín Prado Velez” (conocido popularmente como el puente “El Incienso”) se la adjudicó la gobierno central con gran pompa.

Era notoria la energía en el trabajo y la seriedad en la realización de los cambios que beneficiaban a un vecindario que colaboraba con sus autoridades edilicias, al comprobar la honestidad y responsabilidad en la dirección de la administración.

En 1976 fundó y fue el primer director del Centro de Estudios Urbanos y Regionales (CEUR) de la Universidad de San Carlos de Guatemala.

Tras terminar su perído como alcalde de Guatemala, estableció un pacto con los gobiernos militares y en 1979 el presidente Fernando Romeo Lucas García le prometió su protección, asegurándole que sería garantizada la posibilidad de que su partido político Frente Unido de la Revolución (FUR) participara en la vida política del país y en la campaña que vendría en 1982.

De acuerdo a los documentos desclasificados de la Central de Inteligencia de los Estados Unidos (CIA), habría existido un pacto verbal entre Colom, Lucas y el politico Alejandro Maldonado Aguirre (quien era el único político de derecha que estaba al mismo nivel intelectual que Colom), en el que el gobierno militar se comprometía a:

  • Permitir el registro de partidos adicionales
  • Tolerar las organizaciones de sindicatos
  • Tolerar la negociación colectiva
  • No poner obstáculos a la elección de un gobierno civil.

Con esto en mente, el 15 de marzo de 1979, el FUR fue finalmente registrado como partido politico pero, apenas una semana después, el 22 de marzo, Colom fue asesinado en la Ciudad de Guatemala en un elaborado operativo en que se empleó un helicóptero para coordinar las actividades. Los asesinos no tuvieron piedad y Colom recibió 45 impactos de bala; sus guardaespaldas también murieron abatidos a tiros.

Para su sepelio, se diseñó y aprobó una ruta de diez horas, que partió a las 8:00 de la mañana del día 23 de marzo, de la funeraria ubicada en la Sexta Avenida de la zona 9 de la ciudad, con rumbo a la iglesia del Liceo Guatemala, y de allí hacia el Palacio de la Municipalidad de Guatemala, donde se le hizo un homenaje por parte del sindicato y empleados de la Municipalidad alrededor del medio día. El cortejo fúnebre se encaminó después hacia el Paraninfo de la Universidad de San Carlos en el Centro Histórico, en donde el rector magnífico, licenciado Saúl Osorio Paz, junto con el resto de las autoridades universitarias le rindieron honras fúnebres. Luego el sepelio pasó frente al Instituto Nacional Central para Varones, en donde había estudiado Colom y finalmente llegó al Parque Central en donde se despidió el multitudinario cortejo.

Después de su asesinato muchas paredes de la ciudad de Guatemala amanecieron pintadas con un simple mensaje:: “¡Colom vive entre el pueblo!”


BIBLIOGRAFIA: