Menú Cerrar

9 de febrero de 1946: Arévalo restablece la Universidad Popular (UP)

Frontispicio de la sede de la Universidad Popular en la Ciudad de Guatemala.  Imagen tomada del sitio oficial de la UP. En el recuadro: el Dr. Juan José Arévalo.

En Guatemala, bajo los principios de desanalfabetización, elevación del nivel educativo y fortalecimiento de la instrucción cívica que se postularon durante el gobierno de Carlos Herrera y Luna tras el derrocamiento del licenciado Manuel Estrada Cabrera en 1920, se realizaron aún a pesar del golpe de estado en su contra en diciembre de 1921.1

En 1922 se creó la Universidad Popular (UP), gracias a una del poeta colombiano Porfirio Barba Jacob, quien era prominente intelectual que residía en Guatemala y era el director de la llamada «generación del 10«.  Aquella idea fue implementada por un grupo de intelectuales de la llamada «generación del 20» —entre ellos Epaminondas Quintana, Carlos Federico Mora, David Vela, Miguel Ángel Asturias y Carlos Fletes Saenz—, quienes fundaron la UP el 20 de agosto de 1922. La idea principal era llevar a los sectores populares un tipo de instrucción que hasta entonces había sido propiedad exclusiva de las élites del país; y tomaron ese nombre porque, por un lado, el término «Universidad» aludía a una institución de carácter elitista, que monopolizaba el derecho al conocimiento y , por el otro, «Popular» significa bajar la educación a un nivel al que todas las personas pudieran tener acceso.2

Los objetivos fundacionales de la Universidad Popular en Guatemala se centraban en los tres aspectos:

    1. Enseñar a leer y escribir.
    2. Enseñar el círculo de conocimientos generales en las clases sociales que no habían podido adquirirlas hasta entonces.
    3. Difundir en el pueblo las nociones más importantes de higiene, de instrucción cívica y moral.2

Debido a las masacres de trabajadores perpetradas por las fuerzas gubernamentales en apoyo a la United Fruit Company y de su subsidiaria la International Railways of Central America en 1924, hubo considerables protestas por parte de los universitarios, quienes acusaban al gobierno de facto del general José María Orellana de entreguismo a los intereses de la frutera transnacional, lo que llevó a un cierre temporal de las Escuelas Facultativas y, por ende, de la Universidad Popular.3

En 1926, murió el general Orellana en circunstancias sospechosas en la Antigua Guatemala y fue sucedido por el también general Lázaro Chacón, quien tuvo un enfoque progresista.4 Ya con Chacón al frente del Gobierno, se reabrieron las Escuelas Facultativas y la Universidad Popular, lo cual fue considerado como una de las acciones más alabadas de su gobierno.2 Sin embargo, una grave crisis económica provocó nuevas protestas por parte de los universitarios, aparte de que la situación degeneró de tal forma que el general Chacón sufrió un derrame cerebral el 12 de diciembre de 19305.  Tras un golpe de estado contra su sucesor, —el licenciado Baudilio Palma— y de fuertes presiones del jefe de la Legación de los Estados Unidos, fue sucedido  por el general Jorge Ubico el 14 de febrero de 1931,6 quien cerró la Universidad Popular en 1932, por considerar que su organización era deficiente7.

Sin embargo, luego de la renuncia del general Ubico el 1 de julio de 1944,8 y de la Revolución de Octubre, llegó a la presidencia el doctor Juan José Arevalo Bermejo, quien había estudiado un doctorado en Pedagogía en la Argentina, razón por la que durante su gobierno el impulso por la educación popular fue considerable.

El gobierno de Arévalo reabrió la Universidad Popular el 9 de febrero de 1946 mediante el siguiente decreto:7

Palacio Nacional, Guatemala, 9 de febrero de 1946.

Vista la solicitud presentada por algunas personas que formaron parte del Consejo directivo de la primitiva Universidad Popular, referente a que se restablezca en su vigor y fuerza legal el acuerdo gubernativo de 30 de noviembre de 1923, que aprobó sus estatutos y reconoció su personalidad jurídica; y,

Considerando: que por estimar el Gobierno que aquella Universidad Popular no llenaba los fines para los que fue instituida y que la causa de su deficiencia era la forma de su organización, dispuso dictar los acuerdos de 6 de julio y 21 de octubre de 1932 que dan a aquella entidad una orientación distinta y nuevos estatutos, con lo que, en vez de mejorar su funcionamoiento se suspendieron sus actividades indefinidamente;

Considerando: que conviene remover las causas que han impedido a tan benemérita institución proseguir su labor cultural en beneficio del pueblo;

Por tanto, el Presidente Constitucional de la República, acuerda:

Primero. Se derogan los acuerdos gubernativos de 6 de julio y 21 de octubre de 1932 que dejan sin efecto los primitivos estatutos de la Universidad Popular y su personalidad jurídica, y aprueban los estatutos que para la misma fueron formulados por el Ministerio de Educación Pública, respectivamente;

Segundo: Se restablece el acuerdo gubernativo de 30 de noviembre de 1923, cuyas disposiciones regirán nuevamente a partir de la presente fecha.

Comuníquese.

        • Arévalo
        • El Ministro de Gobernación, Francisco Valdes Calderón
        • El Ministro de Educación Pública, Manuel Galich7

BIBLIOGRAFIA:

  1. Montúfar, Rafael (1923). Caída de una TiraníaPáginas de la Historia de Centro América. Guatemala: Sánchez y de Guise. pp. 155-156.
  2. Fuentes Oliva, Regina (2012). «1920, una década de cambios educativos para Guatemala». Boletín AFEHC (N°54).
  3. Bucheli, Marcelo (2008). «Multinational Corporations, Totalitarian Regimes, and Economic Nationalism: United Fruit Company in Central America, 1899-1975». Business History (en inglés) 50 (4): 433-454. doi:10.1080/00076790802106315.
  4. Diario de Centro América (26 de septiembre de 1926): “Consejo de Ministros llama al primer designado. El general L. Chacón asume el P. Ejecutivo”. Guatemala: Diario de Centro América
  5. Nuestro Diario (13 de diciembre de 1930). «Presidente Chacón aquejado de enfermedad se retira de la Presidencia de la República». Nuestro Diario (Guatemala).
  6. Department of State(1930) Guatemala. Revolution in Guatemala. (en inglés) En Foreign Relations III. Estados Unidos: Department of State. pp. 172-190.
  7. Méndez, Rosendo P. (1947). Recopilación de las Leyes de la República de Guatemala, 1945-1946. LXIV. Guatemala: Tipografía Nacional. p. 387.
  8. Méndez, Rosendo P. (1945). Recopilación de las Leyes de la República de Guatemala, 1944-1945. p. 310.