Carl Gustav Bernoulli: médico suizo, quien solicitó que se creara la ley de Vagancia y quien saqueó los dinteles de los templos de Tikal

gustavbernoulli
Primeras excavaciones arqueológicas en Tikal.  Fotografía del investigador inglés Alfred Percival Maudslay publicada en 1890.  En el recuadro: parte de los dinteles del Templo IV que fueron enviados a Suiza por Bernoulli y que se encuentra en el Museo de Culturas de Basilea.  Imágenes tomadas de Wikimedia Commons.

Carl Gustav Bernoulli es un ciudadano suizo que ha caído en el olvido en la historia de Guatemala, pero que tuvo una influencia muy profunda en el devenir de los indígenas del país durante el gobierno liberal del general J. Rufino Barrios.

Bernoulli, quie nació el 24 de enero de 1834, era descendiente de una familia prominente de Basilea, Suiza, que emigró a Guatemala en 1858, cuando ésta todavía era gobernada por el gobierno ultra católico del capitán general Rafael Carrera.1  En Guatemala se dedicó a la medicina y farmacia, y luego de la toma del poder por los gobiernos liberales, a plantar café y a explorar los antiguos yacimientos de cultura Maya1 los cuales habían sido descubiertos por Ambrosio Tut y luego documentados por una comisión encabezada por el coronel Modesto Méndez en 1848.2

(Nota de HoyHistoriaGT: en su reporte al gobierno guatemalteco, Méndez escribió: “Yo debo de cumplir con mi deber, pues me sería sensible que otros curiosos extranjeros vengan a dar publicidad a todos los objetos que estoy viendo y palpando. Vengan en hora buena esos viajeros con mayores posibles y facultades intelectuales, hagan excavaciones al pie de las estatuas, rompan los palacios y saquen las curiosidades y tesoros que no podrán llevar jamás sin el debido permiso; pero nunca podrán nulificar ni eclipsar el lugar que me corresponde, al haber sido el primero en descubrir estas ruinas; sin gravar los fondos públicos les abrí camino, y tuve el honor de comunicar al supremo gobierno de la república, cuanto interesante y superior se encuentra en la capital de este imperio; sin miras de interés personal o particular, únicamente satisfecho y persuadido que mi persona y cortos bienes pertenecen a la patria, al gobierno y a mis hijos.”3)

Bernoulli estudió medicina en Würzburg, Berlín y Paris y recibió su doctorado de la Universidad de Basilea en 1857.  Luego de graduarse, visitó al ya anciano explorador alemán Alexander von Humboldt, y decidió viajar a Guatemala para explorar las ruinas mayas.  Durante los primeros diez años de su estancia en el país se dedicó a practicar medicina en la capital y abrió farmacias en Mazatenango y en Retalhuleu, y adquirió unos terrenos en Suchitepéquez.  En 1868 se mudó definitivamente a Retalhuleu ya que le encantaba la botánica y clasificó las diversas variedades de plantas de cacao que pudo encontrar, además de coleccionar numerosas plantas en su viveros y mantener extensa correspondencia con botánicos de Alemania y de los Estados Unidos.1  Durante esta época escribió artículos científicos para revistas alemanes de medicina, geografía y botánica y envió de contrabando varias reliquias mayas y especies de animales a su amigo Fritz Müller en Basilea, quien era el director de las colecciones de los museos de la ciudad.1

En 1877, ya cuando el general J. Rufino Barrios estaba en el poder en Guatemala, Bernoulli viajó a las ruinas de Tikal junto con O.R. Cario, un joven botánico y geógrafo que había sido enviado a Guatemala por el director de las colecciones botánicas de Göttingen.  Los exploradores recabaron una gran cantidad de información, la cual sirvió de base para la tesis de Cario, y descubrieron los dinteles de madera de los templos mayas.  Fue así como gracias a Bernoulli, y a la complicidad del general presidente J. Rufino Barrios, los famosos dinteles del Templo IV fueron robados de Tikal y enviados al Museo de Culturas en Basilea, Suiza, por intermedio de Franz Sarg, un cafetalero alemán que vivía en Alta Verapaz.1

Bernoulli era miembro de la Iglesia Reformista Suiza, la cual criticaba abiertamente el papel de la Iglesia Católica en Centroamérica, aprovechando el ambiente anticlerical que imperaba entre los miembros del gobierno liberal de Barrios.  Y la imagen de los indígenas guatemaltecos que Bernoulli describía en sus artículos era muy negativa, además de ser un reflejo del darwinismo social y el racismo de la época.1  En sus reportes alegaba que los indígenas solamente podían ser gobernados por medio del terror y atribuía la escasez de mano de obra para las fincas cafetaleras a la “haraganería natural” de los indígenas.  En base a esto, y como para entonces ya poseía fincas cafetaleras, hizo varias peticiones al gobierno de Barrios para que se hiciera un cambio en el sistema de registro y vigilancia de los trabajadores indígenas; su idea era que cada jornalero tuviera un pasaporte en el cual se registrara meticulosamente su rendimiento laboral.4  El gobierno de Barrios adoptó la idea y creó la primera Ley de Vagancia el 14 de septiembre de 1878,5 la cual sería luego modificada por el gobierno del general Jorge Ubico.6

Bernoulli ya no vió el efecto de sus peticiones, pues cuando emprendió el regreso a Basilea en 1878, cayó enfermo durante el viaje y murió en San Francisco, el 18 de mayo.4  En cuanto a los dinteles mayas robados, éstos han estado en exhibición en el Museo de Culturas y han recibido reconocimiento mundial ya que los investigadores han descifrado la importante información astronómica que contienen.1


BIBLIOGRAFIA:

  1. Schmölz-Häberlein, Michaela (2005).  Carl Gustav Bernoulli. En: Germany and the Americas: Culture, politics and history. (Adam, Thomas, ed.) I. Santa Barbara, California: ABC CLIO. (en inglés) p. 142.
  2. Fernández Ordóñez, Rodrigo (2008). El descubrimiento de Tikal por Ambrosio Tut y Modesto Méndez. Guatemala: Universidad Francisco Marroquín, Departamento de Educación.
  3. Méndez, Modesto (6 de marzo de 1848). «Informe del Corregidor del Petén Modesto Méndez de 6 de marzo de 1848»La Gaceta de Guatemala (Guatemala).
  4. Schmölz-Häberlein, Carl Gustav Bernoulli. p. 143.
  5. Gobierno de Guatemala (1881). Recopilación: Las Leyes emitidas por el Gobierno democrático de la República de Guatemala, 1877-1881 II. Guatemala: Tipografía El Progreso.
  6. Chacón Córdova, Carolina (2018). La figura del general Jorge Ubico Castañeda: dictador o tirano. En: 200 años en camino, Bicentenario de la Independencia – 2021. Guatemala: Autorictas Prudentium. pp. 5-7.