21 de mayo de 1844: Malespín ocupa Jutiapa

Como represalia por el apoyo que estaba dando el general Rafael Carrera a la revolución promovida por el general Manuel José Arce en El Salvador, el presidente de dicho país, general Francisco Malespín toma Jutiapa y Quesada.

Iglesia católica colonial de Jutiapa, En el recuadro: el general Francisco Malespín. Imágenes tomadas de Wikimedia Commons.

El general Francisco Malespín fue en El Salvador como los generales Rafael Carrera y J. Rufino Barrios fueron en Guatemala: hombres de espada y de circunstancias con una voluntad de hierro, superiores en el arte de mandar e imponerse y con ambiciones ascendentes.

Malespín inició su carrera político como vicepresidente de Juan José Guzmán en El Salvador, quien era enemigo declarado de los criollos liberales, pero entre ambos no había concordia y finalmente Guzmán tuvo que dejar la jefatura del estado, en favor de Malespín, quien fue popularmente electo presidente de la República en enero de 1844. Aunque rechazó la elección inicialmente, sus allegados lo convencieron de aceptar el cargo, y a los pocos días de haber tomado posesión se produjeron las maniobras revolucionarios del ex-presidente federal, general Manuel José Arce, amparadas por el general Rafael Carrera, quien no quería que un gobernante tan fuerte como él se estableciera en El Salvador.1

El presidente salvadoreño se dirigió altivamente al general guatemalteco, y como no obtuvo respuesta de éste, y Guatemala no dejó de apoyar las intenciones de Arce, Malespín levantó su ejército, depositó el mando en su vice-jefe y con facilidad invadió Jutiapa, tomando la cabecera el 21 de mayo de 1844, y ocupando además la hacienda de Quesada. Ahora bien, aunque Malespín era valiente y decidido, tuvo que retirarse a Chalchuapa, en territorio salvadoreño, aduciendo que el clima de Jutiapa era terrible, ya que se enteró por medio del mercenario francés Isidoro Saget de que los liberales Trinidad Cabañas y el yerno de éste, Gerardo Barrios, —a quienes había dado albergue tras haber huido de El Salvador con Francisco Morazán en 1840— estaban aprovechado su ausencia para complotar en su contra.2

Malespín firmó la paz de Quesada con Carrera y el 16 de junio asumió nuevamente la presidencia, obligando a Cabañas y a Barrios a huir hacia Nicaragua. De allí surgió la guerra entre El Salvador y Honduras contra Nicaragua, que disolvió el Pacto de Chinandega, y en donde Saget combatió contra Cabañas y Barrios, a pesar de que todos ellos habían compartido el exilio junto con Morazán en 1840.3


BIBLIOGRAFIA:

  1. Hernández de León, Federico (19630 [1924]. El libro de las Efemérides: capítulos de la Historia de la América Central. VI. Guatemala: Tipografía Nacional. p. 321.
  2. Ibid., p. 322.
  3. Ibid., p. 323.

Subir