Menú Cerrar

31 de octubre de 1933: Ubico modifica la ley de vialidad

Para 1933, la aplicación de la Ley de Vialidad de Barrios estaba completamente controlada por los cafetaleros y otros grandes productos agrícolas. Por lo tanto, para trasladar ese poder al Estado, el presidente de Guatemala Jorge Ubico decretó una nueva ley de vialidad poniendo a los trabajadores forzados bajo el control de la Dirección General de Caminos.

Decreto 1474 de la Ley de Vialidad. En el recuadro: busto en mármol del presidente Ubico. Imágenes tomadas de Wikimedia Commons.
Decreto 1474 de la Ley de Vialidad. En el recuadro: busto en mármol del presidente Ubico. Imágenes tomadas de Wikimedia Commons.

La Ley de Vialidad de Barrios:

Véase también: Ley de Vialidad de 1874, J. Rufino Barrios

Desde que llegó al poder 1873, el gobierno de J. Rufino Barrios enfocó sus esfuerzos en crear una infraestructura eficiente para poder comunicar las principales zonas agrícolas en que empezó a cultivar el café a gran escala con los centros urbanos y los puertos y fronteras.1

Para conseguir los trabajadores necesarios para la construcción y conservación de caminos, el gobierno liberal estableció la modalidad del trabajo forzoso, aunque los pobladores con mayores recursos tenían la opción de pagar en efectivo a cambio de no realizar el trabajo. En la práctica, fueron los indígenas más empobrecidos los que realizaron el trabajo, no solamente porque no tenían dinero alguno para pagar para no hacerlo, sino porque las autoridades departamentales tendían a obligarlos a prestar trabajos pesados.2

Ahora bien, como Barrios era el principal cafetalero del país, el que la aplicación de la ley de vialidad haya pasado a manos de los cafetaleros no le preocupó y, de esta forma, la aplicación de la ley quedó más como costumbre como como ley aplicada por el Estado.

El decreto de la ley de vialidad:

Véase también: Gran Depresión, Jorge Ubico

Para 1933 la situación económica del país era deplorable, debido a los nefastos efectos de la Gran Depresión.  Por esta razón, el general Jorge Ubico modificó la Ley de Vialidad de Barrios para pasar el control de la misma de los cafetaleros al Estado, mediante el decreto 1474 del gobierno de la República. Este decreto gubernativo se reproduce a continuación:

DECRETO NÚMERO 1474

Jorge Ubico, presidente de la República

Considerando: que el servicio llamado de vialidad, establecido por la costumbre en todas las regiones del país, ha producido satisfactorios resultados, lográndose conservar, mejorar y extender la red de caminos nacionales, bajo la vigilancia de las autoridades y de las respectivas juntas y comités de agricultura y caminos.

Considerando: que para sacar el mejor provecho posible del indicado servicio, conviene determinar la época y condiciones en que debe prestarse,

Por tanto, decreta:

Articulo 1°.— Todos los individuos aptos, están obligados a presentar el servicio de vialidad, consistente en el trabajo personal durante dos semanas en los caminos públicos que se designen.

Articulo 2°.— Las semanas de vialidad tendrán lugar en el tiempo comprendido de 1°. de julio al 30 de junio de cada año, debiendo levantar las jefaturas políticas, cada seis meses, el censo de las personas obligadas, dando  cuenta al ministerio de agricultura, con dichos censos, semestralmente, el primero de julio y el primero de enero.

Articulo 3°.— La dirección general de caminos, con vista de los datos contenidos en el censo de que se ha hablado, procederá, por medio de sus respectivas dependencias, a formular el plan de trabajo, indicando las vías que deben atenderse de preferencia; la clase de obra que haya  de ejecutarse y los puntos en que las reparaciones sean más urgentes. Dicho plan se someterá a la Secretaría de Agricultura, la que, previa consulta al jefe del Ejecutivo, autorizará el desarrollo que convenga darle por conducto de las Jefaturas Políticas, con la cooperación de las Juntas y Comités de Agricultura y Caminos y bajo la supervigilancia de la Dirección General de Caminos.

Articulo 4°.— Los individuos que lo deseen podrán conmutar el servicio a razón de un quetzal por cada semana, entendiéndose por el primer pago, el boleto de vialidad y por el segundo, el ordinario de caminos. De igual modo se extenderán los boletos a los que prestan servicio personal.

Articulo 5°.— Los fondos que provengan de la conmuta antes dicha, los recaudarán y administrarán las Juntas y los Comités de Agricultura y Caminos, en sus respectivas jurisdicciones debiendo investirse precisamente en el objeto en que están destinados. La recaudación e inversión de esos fondos se harán con las formalidades legales, debiendo rendir sus cuentas las entidades nombradas a la Dirección General y Tribunales del ramo, y a la Secretaría de Agricultura.

Articulo 6°.— Las diligencias sobre establecimientos de peajes y otros impuestos destinados a obras de vialidad, se tramitaran y resolverán en lo sucesivo por la Secretaría de Agricultura

Dado en la Casa de Gobierno: en Guatemala, a los treinta y un días del mes de octubre de mil novecientos treinta y tres.

(f.) Jorge Ubico

(f.) El Secretario de Estado en el Despacho de Agricultura, Guillermo Cruz3

Leyes laborales adicionales:

Véase también: decreto 1995, Ley de Vagancia de 1934

Ubico le retiró aún más el poder a los cafetaleros al suavizar la aplicación del Reglamento de Jornaleros mediante el decreto de 1995 que eliminaba el endeudamiento sistemático en que los cafetaleros obligaban a incurrir a sus colonos jornaleros. Además, el 10 de mayo de ese mismo año decretó una actualizada ley de vagancia que era mucho más estricta que la que había establecido Barrios en 1878, y con la que consiguió que el Estado controlara una mayor parte de la población que la estipulada en la ley de vagancia de 1878.

Gracias a estos decretos, Ubico fue capaz de recuperar la economía nacional de los estragos de la Gran Depresión, aunque haya sido a costa del trabajo forzado de los indígenas y mestizos pobres.


Bibliografía:

  1. Cazalia Avila, Augusto (1976) El desarrolo del cultivo del café y su influencia en el régimen de trabajo agrícola; época de la Reforma Liberal (1871-1885). p. 49.
  2. Ibid., p. 50.
  3. Méndez, Rosendo P. (1936). Recopilación de las Leyes de la República de Guatemala, 1933-1934. LII. Guatemala: Tipografía Nacional. pp. 363-364.

Subir